www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2663667
Para todos los públicos Verano Azul - Capítulo 11: "Las botellas" - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE

(Griterío de los chicos jugando)

¡Mirad!

¿Qué es?

No veo nada.

Sí. Mirad. Una cosa verde.

Sí, ya lo veo. -Es una botella.

A lo mejor es de un náufrago que manda un mensaje.

-Seguro. Voy a por ella.

¡Vamos!

¡Es una botella! ¡Es verdad! ¡Y tiene algo dentro!

¡Joé, macho, es verdad! ¡Eh, tiene un mensaje!

¡De verdad! ¡Mirad!

No puedes abrirla... -¡Sacad ya el papel!

(Griterio de los chicos)

¿Quién ha sacado la botella? Bueno, déjanosla ver.

¿Qué pasa, chicos?

Nos hemos encontrado una botella con un mensaje.

-Es de un náufrago que está en una isla solitaria.

Seguro.

Sí, hombre, claro.

Tiririrí.

Anda, venga, déjanosla ver.

¡Que se va a romper!

Nosotros también tenemos derecho a verlo, ¿no?

La he sacado yo. ¡Y yo!

¡Venga! ¡Ábrelo de una vez!

Sí, venga.

-¿Qué pone? -¿Qué dice?

¡Venga!

Beatriz, te amo.

(No se lo creen)

Venga. -Anda, tío.

-¡Andá, es verdad! Pone "Beatriz, te amo".

-¡Jo! ¡Demasié! ¡Liga hasta con los náufragos!

Hala, exagerada. Pareces... no sé.

-Pues algunas tienen más.

-Pues a mi me daría vergüenza salir a la calle así.

Se te quedaría mirando todo el mundo.

Yo prefiero tener poco que tener tanto.

-Bueno, la verdad es que yo ya tengo suficiente.

¿No crees? -Sí, porque como sigas así...

-Pues sin nada no se liga, porque los chicos ni se fijan en ti.

En lo primero que se fijan es en esto.

-Hombre, no sé.

-Hola, macizo, tío bueno.

Pues tú, aunque tienes menos que yo, tienes más éxito con los chicos.

No digas, que Javi y Pancho están detrás de ti.

-Esos sólo son amigos.

Además, son unos críos. A mi me gustan más mayores.

-Pues Javi está muy bien.

Y Pancho... no digamos. ¡Tiene unos ojos...!

-Sí. Están bastante bien.

Oye, ¿quién crees tú que habrá mandado el mensaje?

-No lo sé.

Alguno que te conoce y le gustas y no se atreve a decírtelo.

-A lo mejor es ese que se queda mirando tanto en la playa.

Como sea ese... Es un idiota.

No me digas... que tiene una cara de tonto...

Se queda mirando así, con unos ojos...

-O, si no, el de la cafetería, el del otro día.

-¡Ojalá! Ese está buenísimo. ¿Tú crees que habrá sido él?

No lo sé, pero es un poco mayor.

(Madre) ¿Pero todavía estáis despiertas?

¿Queréis apagar la luz y meteros en la cama, de una vez?

Ya, que está ahí Pancho.

-¿Qué tienes ahí? Un pez.

-¡A ver!

Lo he cogido yo.

¿Qué ese eso? Un pez que ha cogido Pancho.

Ten, te lo doy. -Gracias, es muy bonito.

-A ver, ¿me lo dejas ver? -Quieto, que me lo ha dado para mi.

Se muere enseguida, ya lo verás.

Bueno, yo me voy. ¿Vais a ir a la cala esta tarde?

-Sí. A las siete, allí.

Bueno, adiós. Adiós.

-Mira... -¡Qué lindo!

-¡Pancho! ¿Qué?

Si coges otro pez como ese, ¿me traes uno a mi?

Bueno.

Pues dice mi madre que, a lo mejor,

el año que viene nos vamos a otro sitio.

Que no venimos aquí de veraneo.

A mi me gustaría ir a un albergue. Pero fuera de España.

Una amiga mía se ha ido este año con su hermana y otras amigas.

-¿Cuántos años tiene? -Ella va a hacer 16.

Pero su hermana tiene 18 y ya ha ido otras veces.

-A mi me gustaría hacer intercambio con una chica extranjera,

que ella viniera a mi casa y yo a la suya.

Algunas chicas de mi colegio ya lo han hecho.

-Sí, eso está bien, pero nosotros no podemos.

Como nuestros tíos viven con nosotros...

y la casa es tan pequeña...

Mi padre dice que, si quiero, se sale de casa para que entre la extranjera.

-Pues yo no me voy. Y os dejo dormir en mi habitación,

que siempre que viene alguien a casa, me toca dormir en el sofá.

Y tiene unos hierros...

-Pues yo, cuando sea más mayor, me voy a ir al extranjero

a aprender idiomas y a especializarme.

¿En qué?

En algo que aquí no sepa nadie.

Me haré un sabio para participar en la fuga de cerebros.

Un poco pirado sí que estás, Piraña.

Pues a mi me gustaría ir alguna vez a la montaña.

¿Y a ti, Javi?

A mi me gustaría venir aquí todos los años.

Y que viniésemos todos.

-¿Cuando seamos mayores? También.

-Y venir cada uno con nuestros respectivos ligues.

Yo no necesito traer ningún ligue. -Ya sé por qué, ya sé por qué.

¡A que te la ganas! Je, je, je, je.

(Cuchichean)

¡Quietos!

¿Qué pasa?

Hay otra botella.

-¡Andá, es verdad! ¡Ahí está!

-¡Quietos! ¡Dejadla!

Es para mi.

¿Y cómo lo sabes?

Porque sí. Estoy segura.

¡Hala, macho, te comes el polo en dos chupadas!

Mira, allí viene Pancho.

Hola. Hola.

Hola. ¿Te esperas?

¿Quieres? Bueno.

Por turnos.

Jo, te estás pasando, tío.

¿Y las chicas? Yo qué sé. Por ahí andan.

¿Hoy también ha habido botella? Todos los días.

Y ya van cinco.

¿Qué decía el mensaje? ¿Qué va a decir?

Lo de siempre: "Beatriz, te amo".

¿Qué ha dicho Bea?

No ha dicho nada. Está atontada desde que recibe los papelitos.

Estoy del náufrago hasta los mismísimos.

Y no es que a mi me importe, claro.

Oye, ¿quién crees tú que manda las botellas?

Yo qué sé. Alguno al que le gusta Beatriz.

Jo, macho, lo tuyo es demasié, tío.

Se acabó.

¿Compramos otro?

No, tío, que se acabó el misterio de las botellas.

De hoy en adelante, vamos a investigar

hasta que sepamos quién es.

Y vamos a ver en las chupadas...

Según mis cálculos, por aquí tiene que ser.

Tirando aquí la botella, alrededor del mediodía,

llega a Cala Chica a la hora que decís.

¿Estás seguro que es por aquí?

A ver, por aquí la arrastra con ese rumbo.

Y según está el mar en estos días, sobre las doce es cuando la tira.

A mi no se me hubiera ocurrido. ¿El qué?

Que había que tirarla por aquí para que llegara a Cala Chica?

Eso. Pues sí, tienes razón,

porque algo de mar ya hay que saber.

A lo mejor es un marinero. O un pescador.

O un bromista. Eso. No habrás sido tú,

¡que tú eres muy bromista! ¡Qué ocurrencia!

Pero, hombre, ¿cómo voy a ir yo rondando ahora a Beatriz?

Eso, a lo mejor, alguno de vosotros.

¿Y por qué ese empeño en saber quién es?

Porque nos está tomando el pelo. Ah, ¿sí?

Claro. Desde que manda las botellas, Beatriz está insoportable.

Nada más que quiere ir a la cala.

Y cuando coge la botella, ni quiere jugar ni nada.

Sólo ir con Desita.

Y de nosotros pasa. Bueno, pasa de ti, pero de mi, no.

Claro, le llevas pececitos... Bueno, yo le mando lo que quiero.

Calma, calma, calma...

No es mala idea la de Pancho.

Porque a una chica hay que conquistarla todos los días.

Sobre todo, cuando hay alguien por medio.

¿Eh, Javi? Y tú, ¿por qué no haces también alguna otra cosa...?

Yo lo que quiero es saber es quién manda las botellas.

Y ya tengo una pista.

Quien manda las botellas es alguien que conoce el mar.

Y, lo más seguro, que del pueblo.

Desde hoy, vamos a montar una guardia.

(Pájaros piando)

Por aquí no vienen ni las ranas.

-¿Cuánto falta, Pi? ¡Yo me estoy asando!

-Dentro de 20 minutos y 50 segundos tiene que venir Pancho a relevarnos.

-Pues yo me bajo. Aquí no viene nadie.

-Tú te quedas aquí. ¿No estamos nosotros de guardia?

Pues entonces. No podemos abandonar la guardia.

Hemos dado nuestra palabra.

-Jo, pues parecemos dos búhos. Pero dos búhos a la parrilla.

-¡Mira!

-A ver, Pi.

Idiota, Pi.

-Se ha parado. Es él.

-Yo casi no le veo.

-Cállate. Está bajando por las rocas.

-¿Qué hace?

-Ese no es. Ese es un marrano.

-A ver.

-Jo. Está cagando.

Apuesto a que hoy no llega ninguna botella.

De todos modos, es muy raro, ¿no crees?

-Sí. ¿El qué?

¿No te das cuenta?

El que tira las botellas sabía que estábamos vigilando.

Por eso no ha ido.

Es verdad. No habréis visto a nadie, ¿no?

No, sólo al de "sus necesidades".

¿No llevaba ninguna botella? Porque podían ser las dos cosas.

No, Javi. Sólo "las necesidades".

Ni tú, ni yo, ni Pancho hemos visto a nadie.

Sin embargo, el que sea lo sabía.

Es como aquella novela que me dejaste.

¿La de Agatha Christie? Sí.

Y tú eres como aquel detective. ¿Poirot?

Ese.

Ha habido algún chivatazo. ¿Habrá algún espía entre nosotros?

Puede. Tú, Piraña, no se lo habrás dicho a nadie.

¿Yooo? ¿Te crees que soy de la CIA o qué?

Y tú, Tito, tampoco habrás dicho nada a nadie.

¡Eh! ¿No le has dicho nada a nadie?

Este se lo ha dicho a alguien.

Es mejor para ti que confieses.

¿Seguro? Mira que, como sea mentira, va a ser peor para ti.

Canta de una vez.

-Sólo se lo he dicho un poco a la Bea.

-Te la has ganado. Idiota.-Chivato.

Ven aquí, que no te voy a hacer nada.

¡Que como te coja es peor!

¡Sólo le he dicho un poquito! ¿Qué le has dicho?

¡¡Que el Piraña y yo íbamos a hacer la guardia

para ver quién tiraba las botellas!!

Será chorizo... Y dice que sólo ha dicho un poco...

¡Tú ya no vuelves a hacer nada con nosotros!

¡Pues mejor!

Y Bea se lo habrá dicho al que las tira.

No sé. Igual las tira ella. ¡Venga ya!

Es una hipótesis.

Pero hay que sospechar de todos. ¿De mi también?

También.

¡¡Javi!! ¡¡Javi!!

¿Qué pasa?

¡¡Ahí!!

¿Quéee?

¡¡Ahí!!

¡Maldita sea!

¡Mírala! ¡Ahí está!

-¡Dámela!

Ya sé quién es.

¿Qué dices, hijo?

No, nada. Cosas mías.

¿Tú también hablas solo, como tu madre?

No. Es una cosa de la novela esta.

¡Ah!

Estoy seguro. Me las va a pagar.

Pececillos... caracolas... ¿Te das cuenta? Perfecto.

Es el que tira las botellas.

¿Cuándo lo has sabido? Esta noche, cavilando.

En cuanto acabé la novela.

¿Qué dijo Chanquete? A ver, ¿qué dijo?

¿De qué? ¿De qué va a ser? De las botellas.

Dijo que era alguien del pueblo y que conocía bien el mar.

Todo concuerda.

Pero si, cuando hicimos la guardia, no vimos a nadie.

A ver, ¿quién hizo la última guardia?

Aaah, Pancho. Claro, Pancho.

Pancho es quien tira las botellas. Jo, Javi, eres como Sherlock Holmes.

Hay que cavilar, darle a esto. Podías ser detective de mayor.

Cabe la posibilidad. Mira, ¡qué amiguitos!

Ese se quiere quedar con Beatriz.

Y apuesto a que ella sabe que él tira las botellas.

Por eso están así. Y tú, ¿qué vas a hacer?

Déjame a mi. Ahora voy a atacar yo.

Pancho se va a dar cuenta de quién soy yo.

Tito, vamos. -Javi, dame la toalla y vámonos.

-¡Venga! ¡Venga! ¡Venga! -¡Uuuy!

-Beatriz, vámonos. -Sí, ahora voy.

Quería hablar un momento contigo. Bueno, ¿qué quieres?

Es privado. Si quieres, te acompaño y te lo digo.

Vale. ¿Qué es lo que me quieres decir?

Es un favor que te quiero pedir. Si no quieres hacérmelo, no importa.

Si puedo, claro que sí.

Verás, es que en el cole nos han mandado hacer un trabajo

sobre las vacaciones de este verano. Jo, hijo.

A mi, eso de escribir se me da muy mal.

En lenguaje me han dado un "sufi".

No es eso. Yo redacto bien.

Es que dan premios al mejor trabajo del verano.

¿Es sobre periodismo? No.

Es que yo quiero hacer ese trabajo como si fuera un reportaje.

Fenómeno, chico, es una idea molona.

Quería hacer un reportaje con fotos.

¿Como en una revista? Eso.

Y eso, ¿qué tiene que ver conmigo? Quería hacerte unas fotos.

¿A mi? Sí.

¿No ves, en las revistas, que salen las chicas así?

¡Oye! No habrás pensado que me ponga como las de las revistas.

No, hombre, no. Con biquini o con vestido.

¡Ah, bueno! Si es así...

¿Cuándo quieres hacer las fotos? Esta tarde, a eso de las siete.

Hay muy buena luz para lo que yo quiero hacer.

Las sacaremos en el Parador.

Habíamos quedado en la cala con Pancho.

No importa. Quique y yo podemos avisarle.

Bueno... pero es que...

Quique puede coger la botella y llevártela.

¿Puede venir Desita? Claro. Y Tito, si quieres.

Sacarán el reportaje en la revista del colegio.

Vale.

¿Así está bien? Levanta un poco la cabeza.

Vale.

¡Pajarito! Pío, pío, pío.

Asíiii... asíiii... asíii...

-Vale. No. Levanta un poco la pierna derecha.

-A que cobráis, idiotas; que me distraéis.

Vosotros, dejad de hacer el canelo, que os la ganáis.

Tú has dicho que podíamos venir.

-Pero para ver, no para hacer tonterías.

-El jardín es de todos.

Ya estáis avisados.

Échate el pelo para un lado.

¿Así?

Vale.

A que está muy guapa con ese vestido. Sí.

Pues no se lo quería poner.

-Te sienta de miedo ese vestido. -¿Verdad que sí?

¿Levanto el muslamen? -¡Ay, no, no! Me pones nervioso...

Ya te lo advertí. ¡Ay!

-¡Imbécil! ¡Chuleta! ¡Que te quieres ligar a mi hermana!

¡No creas que no lo sé!

¡Se lo voy a decir a mamá!

-Díselo. Como ya lo sabe...

-Pues se lo voy a decir a Pancho.

-¿A mi qué me importa?

¿Le habéis avisado que venga? ¿A quién?

A Pancho. A Pancho... Ah, sí, sí...

Hemos ido a avisarle, ¿verdad, Quique?

-Síiii...

Para mi, el de vainilla. ¿Y tú, Bea?

-A mi, de avellana.

Lo siento, Quique, no tengo más pasta.

Os damos del nuestro.

-A mi me va el de avellana. ¿De avellana?

A ti siempre te ha ido el de vainilla.

Ah, claro, sí, es verdad. No me había...

Ya verás qué bien quedan las fotos.

En cuanto te las den, me las dejas ver, ¿eh?

Claro.

Ten, una chupada.

Está caliente.¿El helado? No, tu mano.

(Transistor)El balón, controlado por Hansen.

Ante él, el defensa lateral izquierdo.

Centra. Es controlado...

-Defensa de Pirri, que pasa a Juanito,

Juanito a Santillana, Santillana tira y ... ¡fuera!

La coge Popo, señores.

-La coge el portero Reina. La coge Pirilla.

-Ha cortado Del Bosque, que tira a Jensen,

Jensen tira y... ¡¡¡gooool!!! ¡Qué golazo, señores!

¡Jenny! ¡Jenny, vente! ¡Jenny!

-¡Fuera de juego! ¡Fuera de juego como una catedral!

-¡Hola, Jenny! -¡Hola!

-¡No me muerdas la cara!

¡Ay, que me tiras!

¡No me chupes!

-Hola Jenny.

-¡Que me muerde...! ¡Ay! ¡No te vayas!

-¡Aaay! ¿Qué quieres? ¿Dónde habéis estado?

¿Por qué no habéis venido a la cala?

-Al campo.

El Javi le ha estado sacando unas fotos a Beatriz.

-Asíii... Y, ¿para qué le ha hecho las fotos?

Para una revista del colegio.

Me podíais haber ido a buscar.

He estado dos horas solo en la cala.

Ya te ha avisado Quique.

¿A mi? ¿Quién lo ha dicho?

Lo han dicho Javi y Quique, que tú ya lo sabías,

que te habían ido a avisar a la cala.

¿Dónde están esos? -Con las chicas.

Les han invitado a un helado

y a nosotros no nos han querido invitar.

Venid, yo os invito, pero tenéis que contármelo todo.

-Vale. -Vale.

¿Vosotros no conocéis al hipopótamo Popito?

Pues le gusta mucho el sol y la lluvia muy poquito.

Y ¿qué más? -Cuenta otro.

Venga, otro chiste.

-¡Pancho!

Hola, no os había visto.

Hemos estado haciendo unas fotos en el Parador.

Ya me ha dicho Quique.

¿Yo?

Claro, ¿no te acuerdas? Cuando me has ido a buscar...

que no ibais a ir a la cala...

¿Por qué no has ido al Parador a buscarnos?

Es que... no he podido. ¿No te ha dicho Quique?

Tenía mucho trabajo.

Bueno, quédate aquí, con nosotros.

No puedo. Tengo mucha prisa.

-¿A dónde vas?

Unas cosas mías. Bueno, adiós.

Oye, Javi,...

tenemos que hablar tú y yo.

Cuando quieras.

Está un poco raro, ¿no? Psché, déjale.

Lo sabe. ¿Y qué? Yo sé lo de las botellas.

Estamos en paz.

Hola. ¿Cuándo te van a dar las fotos?

No sé. Dentro de dos o tres días.

Muy bien. En cuanto te las den, vas a hacer una cosa:

romperlas todas. ¿Por qué? ¿Qué te ha pasado?

Que a mi tus juegos no me gustan, para que lo sepas.

Así que habíais ido a avisar a Pancho, ¿no?

Ya se ha chivado tu hermanito. Es acusica como las mujeres.

Pues no ha sido él, para que lo sepas.

Ha sido el propio Pancho.

Entonces también te habrá dicho lo de las botellas, ¿no?

¿Qué de las botellas? Que es el que las tiraba.

¿O es que no lo sabías?

¿Pancho? Sí. No te hagas la tonta.

Si te quieres ir con él, a mi me da lo mismo.

Para que lo sepas. Ni contigo, ni con él.

No quiero saber nada de vosotros. ¡Ni del lío de botellas!

Tito, vas a ir a decirle a Pancho...

¡Estoy hablando con Tito! Fuera!

¡Venga! ¡Fuera! Voy.

¿Qué quieres?

De parte de Javi que eres un...

Es de parte de Javi, Pancho. ¿Qué te ha dicho?

Que eres un chivato y un cobarde.

Pues dile que él es un mentiroso y un traicionero.

En cuanto a ti... Sí, Pancho, ahora mismo se lo digo.

Mira, por ahí viene Tito. ¿Qué querrá este?

Javi, dice Pancho... Es de parte de Pancho, ¡eh, Javi!

Yo no tengo la culpa. ¿Qué te ha dicho?

Que eres un mentiroso y un traicionero.

Pues vas a ir a Pancho y le vas a decir de mi parte

que lo que me tenga que decir, que me lo diga a la cara,

si se atreve. ¿Has entendido?

Pues venga. ¡Cortando el aire!

Sí. Lo que tú digas, Javi.

¡Pancho!

Dice Javi,... es de parte de Javi, ¡eh, Pancho!

Dice que lo que le quieras decir, que se lo digas cara a cara,

si te atreves.

Pues dile que donde quiera y cuando quiera.

Y que a ver si no usa trucos, como acostumbra.

Vale.

¡Venga! ¡Vamos!

¡Tito! Y dile también que "mierda para el correo que va y viene".

Eso se lo va a decir tu padre.

Sinceramente, no me gusta.

Este asunto es feo. Tonto...

No entiendo estas cosas de vosotros.

Nosotras no tenemos la culpa.

Mira, Beatriz, todos tenéis la culpa.

Unos más y otros menos,

pero todos estáis jugando a este juego absurdo.

Nosotros no sabíamos lo de la botella.

Ni que Javi hacía lo de las fotos para fastidiar a Pancho

y separarle de nosotras.

Entre todos la mataron y ella sola se murió, ¿no es eso?

Bueno, lo pasado pasado está.

Pero no se puede tener una actitud de rencor o de obcecación.

Lo que tenéis que hacer, pienso yo, es hablar y olvidarlo.

Y que todo vuelva a su cauce normal.

Si tampoco tiene tanta importancia...

Ya sabéis a lo que tenéis que jugar y ya está.

Es que no te hemos contado lo peor. Cuando veáis a Pancho...

¿Qué es lo que no me habéis contado?

¿Qué pasa?

Es que Javi y Pancho se han retado.

¿Que se han qué?

Que se han quedado citados para pegarse.

Ahora, en la cala.

Pero, ¿quién os ha dicho eso? Mi hermano.

Pero, ¿es que se han vuelto todos locos? ¿Qué pasa?

¡Allí están!

¡Pancho!

¡Javi!

¡Basta, hombre! ¡Basta!

¡Basta he dicho!

Tú, siéntate ahí. Y tú, ahí.

La verdad...

nunca lo hubiera creído de unos chicos como vosotros.

Toma, Desi, moja eso, por favor.

¿Qué le parece a usted, Julia? ¿Eh?

¿Qué le parece?

Podíamos haberles dejado que siguieran la pelea

hasta que se rompieran la cabeza.

Así, a lo mejor, se sentían más satisfechos...

y habrían demostrado lo que querían demostrar.

A ver, Javi, ¿qué querías demostrar?

¡Vamos, habla!

Era el que mandaba las botellas.

¡Ah, ya! Era eso.

Y a ti te molestaba, ¿no es así?

Lo hacía para conquistar a Beatriz, para hacerla su novia.

Y tú, ¿qué? Engañarme, mentirme... dejarme a un lado.

¡Chivato, pelota! ¡Eso tú!

¡Quieto, Pancho, tranquilízate! Tranquilo.

¿Lo ves, Julia? Todavía no están satisfechos.

En realidad,...

no hay por qué sorprenderse.

Si es lo mismo de siempre.

Lo que ha ocurrido siempre en este país.

Y no sé si en el mundo entero.

Mira, Quique, cuando alguien quiere algo,

siempre recurre a lo mismo para conseguirlo: a la trampa.

Y la trampa desata violencias.

Piensan que el más fuerte es el que gana.

Y, a veces, parece que tienen razón, pero nunca la tienen.

Se la quitan ellos mismos.

¡Ay, dios! ¡Qué mundo de asco!

¡Y aquí están estos para continuarlo!

¡A que sí! ¡A que es eso lo que queréis!

Pues tampoco vosotros vais a echar el odio al fondo del mar.

Tampoco vosotros.

¿Por qué no habláis?

¿Qué pasa? ¿Que no sabéis hablar?

Sólo sabéis pelear, ¿no?

A ver, Julia, por lo que veo, no...

no hay ninguna esperanza de que puedan decir "perdón".

Usted se equivoca, Chanquete.

No sea pesimista, hombre.

Entonces, cree usted que todavía se puede...

¿esperar un juego limpio? Estoy segura.

Vamos a ver. ¿Un mundo sin trampas, sin violencia,

donde se pueda hablar, dialogar, discutir limpiamente,

respetar al otro...

y pedir perdón cuando uno se equivoca?

Vamos, un país sin revanchismos.

Espero que sí.

Pues no lo sé, no sé.

Hay que confiar, Chanquete.

Lo siento.

Sí. Yo también lo siento.

No, no. Eso os lo tenéis que decir el uno al otro.

Lo siento, Pancho.

Yo también lo siento, Javi.

Bueno, pero habrá que rubricarlo, ¿no?

Hombre... ¡la mano!

Todavía mejor: un abrazo.

Tenía usted razón, Julia.

(Los chicos jugando)

¡Mirad! ¡Otra botella!

¡Es como la de la otra vez!

Ten, Pi.

¡Ya la tengo! ¡Ya la tengo!

¡Tiene un mensaje!

-¿Qué pone, Tito?

-¿Qué dice, Piraña?

Subtitulado por José Carlos Álvarez. TVE. 45583

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 11: "Las botellas"

Verano Azul - Capítulo 11: "Las botellas"

20 dic 1981

Un día empiezan a aparecer en la playa misteriosas botellas con mensajes de amor para Beatriz. Esto crea desazón en la pandilla, especialmente en Javi. Todos se ponen a investigar el asunto para descubrir quién arroja las botellas.

Histórico de emisiones:

20/12/1981

ver más sobre "Verano Azul - Capítulo 11: "Las botellas"" ver menos sobre "Verano Azul - Capítulo 11: "Las botellas""

Los últimos 43 programas de Verano azul

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios