UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4951868
Para todos los públicos UNED - 25/01/19 - ver ahora
Transcripción completa

Dentro de la serie que estamos llevando a cabo,

especialmente sobre los teatros públicos,

hemos ya grabado y emitido programas sobre...

la Compañía Nacional de Teatro Clásico,

el Centro Dramático Nacional,

el Teatro Real, el Teatro de la Zarzuela,

por lo que respecta a espacios públicos.

Vamos a tratar hoy de otro aspecto muy interesante,

los espacios escénicos

que son los correspondientes a las Comunidades Autónomas,

y dejaremos para una tercera etapa, los municipales.

Para tratar de los espacios escénicos en una comunidad,

en este caso, la Comunidad de Madrid,

vamos a hablar con su directora de los teatros conocidos del Canal,

que son de arte contemporáneo,

y es sobre lo que nos vamos a fijar concretamente.

Natalia Álvarez Simó,

que lleva dirigiendo los teatros desde no hace mucho,

¿desde el 2016 fue? -Efectivamente.

-Fue una etapa inicial, después de esa trayectoria

que Albert Boadella tuvo en la fundación de estos teatros.

Después vino esa conjunción que fue interesante de Álex Rigola y... ella,

para la programación conjunta y ahora desde el año...

-Sí, en la primera temporada, en 2017, empecé yo sola.

-Ella es licenciada en Historia del Arte,

es gestora cultural...

y, por lo tanto, también, muy importante,

que la gestión se introduzca en el desarrollo de los teatros.

Hablaremos sobre ello.

Ella es una persona muy dinámica, muy joven, muy inteligente

y, por lo tanto, muy en consonancia con lo que es el teatro.

¿Cuándo se inició esta aventura teatral en estos espacios escénicos?

-La aventura comenzó en el 2008,

que fue cuando se inauguraron los Teatros del Canal,

bajo la dirección de Albert Boadella,

y, desde esa etapa, desde 2008 hasta 2016,

que además Albert lo que hizo fue colocar, de una forma muy rápida,

en el panorama de la Comunidad de Madrid,

la posición de los Teatros del Canal,

que enseguida ya todo el mundo lo conocía,

y el cambio de... cuando entramos Álex Rigola y yo,

hacia una programación contemporánea, ese ha sido el recorrido.

-Es decir, que el antiguo Teatro Albéniz,

que pertenecía a la Comunidad de Madrid,

y que, por cierto, nosotros tuvimos allí un premio de teatro

que duró tres convocatorias, de escenografía teatral,

y que, por diversas razones, sobre todo económicas, decayó.

Estos teatros fueron la sustitución de lo que fue el Teatro Albéniz,

que fue un teatro también muy significativo

y aunque se inauguró en el año cuarenta y algo,

pero se tuvo que cerrar por diversas causas.

Lo que me interesaría, en primer lugar,

para que nuestros espectadores tuviesen conocimiento,

¿cuál es la estructura de estos Teatros del Canal?

-Sí, frente a lo que comentabas del Teatro Albéniz,

los Teatros de Canal fueron una construcción de obra nueva,

ya solo la arquitectura, pues...

lo que da pie es que son tres salas, no solo una.

-¿Y qué nombre llevan las salas?

-Los nombres de las salas son el color de cada una de ellas.

Está la sala roja que son 850 butacas,

que es donde estamos, que es la más grande.

Una intermedia que, además, permite flexibilidad

a la hora de hacer los montajes,

que se puede poner a tres bandas, a cuatro bandas,

bueno, es una sala de uso múltiple, que son unas 400 butacas.

Y la sala negra, que es la pequeña,

que son para propuestas mucho más íntimas y que son 150 butacas.

Y, aparte de esas tres salas que tienen los Teatros del Canal,

está el Centro de Danza.

-Eso es muy importante también,

hasta no hace mucho la danza no tenía un espacio donde asentarse.

-No, cuando comenzamos en el teatro,

después de ver cuál era el panorama en la ciudad,

que justo es lo que acabas de nombrar,

que convivimos con los teatros nacionales,

con otros teatros municipales...

era intentar ver qué lugar podríamos ocupar

que nos hiciese distintos, dentro de este panorama.

Por un lado, eran las artes escénicas contemporáneas

y, sobre todo, y con un foco muy importante, en la danza.

No había un espacio estable de programación de danza.

Heredar también ese espíritu del Álbeniz,

donde se veía mucha danza, pero establecerlo y desarrollarlo,

y esto, junto con los 9 estudios que tenemos en el Centro de Danza,

ha sido un despegue fundamental en la ciudad.

-Y, además, que cuando hoy en día el teatro y la danza

tan unidos pueden ir, ¿no?

-Efectivamente. -Y tan importante son.

La extensión de este complejo es enorme.

Son casi 35.000 metros cuadrados. -Sí, sí, es enorme.

-Y lo importante también, que es digno de destacar, es...

el aspecto técnico.

-Sí, porque tenemos montajes en las tres salas a la vez.

Todo el año.

Y eso es un reto técnico complicado.

-Que hace que sea unos de los teatros más importantes del panorama,

no solamente español, sino también europeo.

-También europeo, efectivamente.

Es verdad que el complejo, entre las tres salas funcionando a la vez,

más lo que te comentaba de un Centro de Danza, con 9 estudios,

es complicado encontrar un centro así, también a nivel europeo.

-Y hacen que sea una de las actividades más importantes

que tiene la ciudad de Madrid, no solamente para los madrileños,

es que a Madrid... se calcula que casi, diariamente,

hay casi un millón de personas de fuera que transitan

y que la ocupación de estos teatros parece que es muy alta.

-Es muy alta.

La ocupación es de un 80%, que eso es altísimo en un teatro,

también, justo con el cambio que habíamos hecho hacia...

artes escénicas contemporáneas y hacia la danza,

que parecía que se podía bajar en número de asistentes,

y no ha sido así, hemos mantenido un 80%,

hemos sacado abonos para la programación

y el año pasado habíamos vendido 400, este año vamos por 500.

-El término medio de la entrada, más o menos...

-Son como entre 12-13 euros. -Es decir, baratísimo.

-Hombre, somos teatro público y si programamos escénicas contemporáneas,

si quieres hacer una ampliación de público, un desarrollo de público,

hay que trabajar también en ese sentido.

-¿Qué presupuesto, más o menos, tiene el conjunto?

-Pues tenemos en torno a 3,5 millones para la programación,

para las tres salas y el Centro de Danza.

-Eso, ¿patrocinado exclusivamente por la Comunidad?

-Sí, sí, eso es Comunidad de Madrid,

que la Comunidad quería hacer una apuesta, por lo que te comentaba,

por dar un cambio y apostar por la creación actual,

por los lenguajes de riesgo, por la danza...

Una institución pública es la que tenía que hacerlo.

-Claro, porque no se trata de competir con los privados,

que ellos ya tienen sus musicales y su...

-Efectivamente.

...programación más específica,

pero los teatros públicos necesitan eso, apoyar...

-Necesitan apoyar, por un lado...

o sea, las líneas que tenemos de actuación son...

que el público pueda conocer

qué está pasando en la actualidad con los lenguajes más contemporáneos,

que nuestros artistas nacionales

estén apoyados por una institución pública

y que puedan desarrollar sus carreras, porque de otra forma...

o se tienen que ir fuera o se quedan a medio camino.

Y, por otro, hacer una difusión grande,

atender a lo que es el desarrollo del público a través de actividades,

que es lo que hacemos.

Este año tenemos 102 actividades paralelas programadas,

para que todo el público pueda acercarse,

que puedas venir a una charla; a conferencias más especializadas;

a talleres, tenemos talleres para mayores de 65,

para bebés, para adolescentes.

-Eso es muy importante,

porque no es solamente la actividad de los espectáculos,

de las puestas en escena en las tres salas, aparte de la de la danza,

sino también toda esa serie de actividades complementarias,

de conferencias, de talleres,

para jóvenes, para mayores de 65 años, que también está muy bien.

-Sí, somos un teatro público

que tiene que estar abierto para todos y todas,

da igual la edad, el gusto...

y entonces tenemos que tener actividades para todo el mundo

para poder hacerlo accesible, porque es de todos los madrileños.

-Claro, de los madrileños y de los que vienen de fuera.

-Y de los que vienen de fuera, sí.

-Madrid, el núcleo central y es una actividad que se ofrece...

-Sí, sí, viene mucha gente de fuera también, porque...

tenemos una parte de la programación que es internacional,

y vienen desde muchas partes a ver los espectáculos.

-Es significativo que sea una mujer la directora,

en estos momentos, de estos teatros, puesto que...

también es significativo,

que varias mujeres estéis dirigiendo centros teatrales.

Helena Pimenta en la Compañía Nacional de Teatro Clásico,

Portaceli en el Español, en el teatro circo también...

-El Price, Ana, sí.

-Y tú, eso es muy significativo,

puesto que también la presencia de la mujer,

que siempre ha estado en el teatro, fundamentalmente, como actrices,

también tenga su parte de labor en lo que es la actividad teatral.

-Bueno, sí, ya era hora, ¿no?

Sí, bueno, es que es un reflejo de la sociedad actual.

Siempre han existido profesiones marcadas por un patriarcado,

como puede ser... ¿qué es una mujer en el teatro?

Estamos acostumbradas a que pueda ser la que hace el vestuario,

lo que son las actrices, pero no en las direcciones.

Ya eso está cambiando, tenemos mujeres técnicos,

hay mujeres directoras...

bueno, se trata de conseguir una igualdad.

-Y ya, entrando en la programación,

¿cómo se ve, eso, la presencia de una mujer

en la organización de la programación?

-Yo creo que sí que influye.

Mis compañeras, creo que todas tenemos unas lógicas,

que son lógicas femeninas, no masculinas,

y que atraviesan la programación.

Para mí, creo que... el estar en la dirección siendo mujer,

me gusta tener una actitud más dialogante con mis artistas.

Tenemos artistas asociados a los que apoyamos a varios años

y, ese trabajo con ellos, es de una forma dialogada,

en la que los dos llegamos a puntos de encuentro.

No es esa dirección jerárquica, de imposición,

y, por supuesto, también creo que en una programación...

donde la diversidad, para mí, es fundamental.

Una diversidad donde tiene que haber de todo.

Donde tenemos propuestas para mayores, para familias,

está también la parte más vanguardista...

pero que esa diversidad geográfica, de género,

atraviese toda la programación.

-Por ejemplo, para fijarnos en lo que es esta temporada teatral.

Podríamos distinguir tres niveles o cuatro, pero...

primero, qué dramaturgos o dramaturgas

van a tener presencia en esta programación, digo, más jóvenes,

o ya no tan jóvenes, porque si hablamos de Angélica Liddell,

o Rodrigo García, pues ya tampoco son tan jóvenes.

-Hay varios niveles, efectivamente, por una parte,

están esas compañías que son reconocidas internacionalmente

y que tenían poca presencia en nuestros escenarios,

que es, como comentas, Angélica Liddell, Rodrigo García,

La Veronal, el Señor Serrano, Rocío Molina, Israel Galván...

son nombres que, internacionalmente,

son muy reconocidos y que tenían poca presencia aquí,

o no de una forma más... estable.

Por otra parte, hay unas segundas generaciones,

como puede ser Olga Pericet, La Tristura, este año Manuel Liñán,

que, además, era Premio Nacional de Danza...

sí, pero tenía poca presencia, además...

hay una cosa que sí que me gustaría marcar

que es que el flamenco, ese flamenco contemporáneo que...

tenía que encontrar su hueco en una programación estable,

no solo dentro de los festivales, que ya habían hecho una labor grande,

sino dentro de una programación.

-Y, ¿en el aspecto internacional?

-En el aspecto internacional, este año, por ejemplo, tenemos...

los dos premios que otorga la Bienal de Danza de Venecia.

Ha sido casualidad.

Meg Stuart, que se presenta por primera vez en Madrid,

con "Built to Last",

y Marlene Monteiro Freitas, que fue el León de Plata de la Bienal,

pero también grandes nombres como el Ballet de la Ópera de Lyon,

o, en teatro, Tiago Rodrigues,

uno de los directores, ahora, actuales, más importantes del mundo.

-Que hay bastante conexión con lo que se está haciendo en Europa

o fuera de Europa con estos teatros,

¿y Latinoamérica?

-Latinoamérica también está presente.

Traemos, por primera vez, a Lola Arias,

que es una dramaturga y directora,

fundamental ya de la historia del teatro

y que tampoco había presentado nunca en Madrid.

Ella, además, va a hablar sobre...

el conflicto de la Guerra de las Malvinas,

a través de "Campo minado".

Tenemos "Arde brillante" también,

bueno, hay varias propuestas latinoamericanas.

-Es decir, que cubre ese área que tan importante es,

el teatro de argentino, por ejemplo,

es de los teatros más significativos en todos los órdenes.

Y los festivales, ¿el Festival de Otoño, por ejemplo?

-El Festival de Otoño ha vuelto este año a su ser, ha vuelto a otoño,

ya no es de otoño-primavera, sino que...

bueno, está intentando recuperar el espíritu del principio,

el que tenía cuando comenzó.

También ver cuál es ese... paisaje de la creación internacional.

-Las producciones, ¿son propias?, o vienen también marcadas por...

-Pues, por un lado, traemos producciones internacionales,

que están hechas para eso, para que...

el público pueda saber qué está pasando,

pero también los profesionales, ¿qué ocurre ahora?,

es como tomar el pulso a la actualidad.

Y, en cuanto a la creación nacional, los coproducimos,

los apoyamos para que puedan crecer más,

desarrollarse y dar un espacio a nuestros creadores.

-Pues... creo que con estas breves pinceladas,

ni que decir tiene que no podíamos tratar todos los aspectos,

pero sí que me parece que hemos hecho,

para que nuestros receptores puedan ver cómo...

se lleva a cabo una labor,

que ya, yo puedo calificar de sobresaliente, estupendísima,

ya que este conjunto, a través de estos tres teatros,

y gracias a la labor de los que estáis coordinando y dirigiendo,

y el equipo que tenéis, estupendo,

pues estáis llevando a cabo una labor estupendísima

para que el teatro sea... pues eso, más amado, más conocido,

y que también nos sirva el teatro para ver, lo que decía Aristóteles,

a través de esa catarsis, volvernos y servirnos y hacernos otros.

Pues, muchas gracias, Natalia, por esta exposición,

por este trabajo que estáis llevando a cabo, enhorabuena y...

estamos muy felices de seguir asistiendo a vuestra producción.

-Muchísimas gracias.

En mi caso, yo creo que la elección de Derecho

estuvo muy vinculada a ideales de justicia,

de tratar de luchar contra desigualdades,

contra discriminaciones, con la idea de tratar de trabajar

para promover el ejercicio efectivo de derechos.

Quizás, una perspectiva un poco idealista del potencial

y del rol transformador que puede tener el derecho, en ese sentido.

Muchas veces, cuando un estudiante se plantea

la posibilidad de estudiar derecho,

sólo vemos, así, a priori, como posible salida profesional,

el ejercicio del derecho como abogado,

pero en realidad, las salidas son mucho más amplias

y, además, es que el derecho, en realidad, lo impregna todo...

el ámbito privado, el ámbito público...

En una organización cualquiera,

el derecho también regula todas las relaciones contractuales

que se tienen en el ámbito de la propia organización, del equipo,

pero también todas las relaciones con colaboradores externos.

Estudié Derecho en la Universidad de Deusto, en Bilbao,

e hice un Erasmus en la Universidad de Glamorgan, en Reino Unido.

Fueron cinco años de carrera

y, la verdad, es que fue una etapa estupenda,

yo la recuerdo con mucho cariño, aprendí muchísimo,

y la recuerdo, además, como una etapa muy estimulante,

porque no sólo era aprender derecho,

sino que también te exponían a otro tipo de disciplinas

que igual, a priori, no estabas familiarizada

o no pensabas que la carrera de derecho

fuera también a incorporarlas,

como filosofía, sociología, ciencias políticas,

entonces, me pareció muy interesante.

Soy directora general de la Fundación Mujeres por África.

Es una entidad de desarrollo, que lo que trata es de promover

el desarrollo, en África, a través de las mujeres.

Entonces, nosotras trabajamos con la convicción de que la igualdad,

entre hombres y mujeres,

tiene un potencial transformador muy, muy importante,

y trabajamos para acompañar las iniciativas de mujeres en África

y de visibilizar la contribución que ellas tienen

en impulsar el progreso de sus sociedades.

Y como directora general

me competen una serie de tareas y de responsabilidades,

desde la planificación estratégica

hasta todo lo que es la organización de recursos

y, luego, la coordinación y dirección del equipo

para conseguir lograr los objetivos y los resultados que tenemos.

Me llena de satisfacción y de orgullo

trabajar por una causa en la que creo,

como es la promoción de la igualdad.

Es cierto que nosotras trabajamos en África,

pero yo creo que la discriminación a la que,

desgraciadamente, están sometidas las mujeres,

no sólo en África, sino en Europa y en cualquier región del mundo,

es un reto que, hoy en día, tenemos que afrontar.

Entonces, poder trabajar con mujeres,

además, que son absolutamente inspiradoras,

en ámbitos tan diferentes como el ámbito de liderazgo político,

de la ciencia, de la educación, de la cultura...

pero todavía queda camino por recorrer

en el sentido de acortar esas brechas y esas desigualdades

que todavía existen entre hombres y mujeres.

Hoy es un día festivo para la universidad, para el deporte.

Estamos en la XXXI edición de este acto,

que comenzó hay 31 años

y que sigue como un acto absolutamente consolidado,

es parte del circuito universitario.

Y como rector de la universidad es...

el primer cross que tengo el honor de participar,

y para mí, sinceramente, es un acto muy grato,

por lo mucho que significa esa unión entre universidad y deporte.

Las dos comparten muchos valores,

y creo que debemos seguir estimulando y fomentando

este tipo de actividades, no solo en este cross,

sino a través de nuestros centros asociados.

No me he preparado específicamente este cross pero,

en general, prepararse una competición

requiere muchísima constancia, muchísimo trabajo,

fuerza de voluntad y confiar en uno mismo,

casi como estudiar una carrera, que no dejamos de ser estudiantes,

y yo aplico lo mismo al deporte que a los estudios,

y disfruto las dos cosas un montón.

Vengo desde Italia, y no sabía si viniendo aquí

tenía la posibilidad de hacer carreras y seguir entrenando,

pero encontré este recorrido de carreras universitarias

y, la verdad, que me gusta un montón.

Este fue uno de los más duros que hice,

también porque es uno de los más largos,

y estas cuestas del comienzo y del final son bastantes duras,

así que tuve que correr fuerte para ganar hoy.

-"Escena 4. Plano 1. Toma 1."

-"Acción".

Yo creo que el proceso que ha vivido el mundo

sobre la participación de la mujer ha sido bastante interesante,

pues las mujeres hemos tenido que transitar por unos espacios

que han sido delimitados por hombres,

y que, de alguna manera, en esos espacios no necesariamente

hemos sido valoradas ni respetadas, como personas, como mujeres,

y, menos aún, nuestro aporte a la construcción de una nueva sociedad,

de deconstruir estas estructuras que rigen nuestros estados.

-No queremos crecer con esos modelos.

-Más énfasis.

¡No queremos crecer con esos modelos!,

acuérdate que estás denunciando algo que no te gusta.

-Dos, tres... ¡Va!

-¡No queremos crecer con esos modelos!

A pesar de ello, esta voluntad nuestra...

de seguir fortaleciendo y seguir aportando a la vida,

ha permitido construir y deconstruirnos como personas,

fortalecernos como mujeres...

y las mujeres indígenas también estamos asumiendo estos procesos...

Y hace eso que podamos ahora ir asumiendo nuevos roles, nuevos retos,

tanto en nuestra política, social, cultural, económica,

que da cuenta de que las mujeres podemos también aportar,

y mucho, a esta sociedad.

"No vamos a permitir nosotros

que sigan los atropellos de algunos que tienen el poder.

En ese caso nosotros estamos aquí, formándonos como líderes,

es la primera promoción y ya,

nosotros salimos en el mes de diciembre."

La comunicación indígena para nosotros,

es una herramienta fundamental para la liberación de los pueblos;

y, especialmente, nos han dado voz a nosotras,

las mujeres, donde no teníamos...

Ha sido muy difícil durante todo este tiempo ver posibilidad.

No teníamos un medio donde hablar, donde difundir...

-"En esta marcha en contra de la violencia de género.

Tomamos a las mujeres de Bolivia, a las mujeres de nuestro país,

que no se callen..."

-"De esta forma estamos acá, en la gran marcha, justamente,

con las hermanas "Bartolina Sisa" de este departamento."

Creo que la comunicación indígena y desde acá, desde la Radio Nativa,

es fundamental para todas las mujeres,

porque hoy en día nos sentimos con voz

y sentimos que nos están escuchando varios de nuestros oyentes...

Y eso nos llena de mucha alegría.

Nosotras, como mujeres,

ver esa posibilidad que todos estamos trabajando

para liberar y descolonizar la comunicación indígena.

"Queremos dejar sembrado

para que cosechen otras compañeras que vienen."

La CORPANP, Corporación de Productores Audiovisuales

de las Nacionalidades y Pueblos,

y este proceso, a pesar de que hay hombres y mujeres,

ha sido presidido por mujeres.

Creo que le ha dotado de un carácter... diferente

a cómo llevar estos procesos.

"No pienses que te estoy abandonando cuando voy a la organización.

Porque lo que hago en la organización,

de alguna manera, en algún momento de la vida,

va a permitir... ayudarnos a todos, no solo a vos, o a mí..."

Entonces, los temas que busco tratar en mis obras son...

temas relacionados con la maternidad y con la sexualidad.

Con la maternidad porque soy mamá y...

siempre estoy como indagando sobre eso;

porque para mí ha sido difícil poder articular...

mi rol de ser madre con mi rol de ser mujer,

que abarca esto de ser profesional, ser militante,

ser... todo lo que podamos ser o lo que queramos ser las mujeres,

ahora, en la actualidad.

Hay mujeres, comunicadoras destacadas,

en las diferentes experiencias de medios indígenas

que tienen claro lo que significa ser indígena,

ser comunicadora y ser mujer.

Comunicadoras de La Red de Comunicadoras Wayúu,

que han sido muy destacadas en la fundación de su periódico,

en la fundación de su escuela, de su radio,

y luego hay una agencia de comunicación

que también está trabajando con mujeres afrodescendientes

de toda América Latina, que se llama Notimia,

y está liderada por mujeres indígenas.

Entonces, de esta manera,

se pone en evidencia el avance que están haciendo,

en el reconocimiento y en la organización,

las mujeres indígenas comunicadoras que, insisto,

ya estaban haciendo un trabajo en la sombra.

-¿Por qué no abandonar el territorio, buscar nuevas salidas...

y alejarse de ese complejo carbonífero como lo es el Cerrejón?.

¿Cuáles serían las salidas para usted?

-Yo decidí no salir de mi territorio.

Una, porque yo decidí luchar,

no solamente por la salud de los niños, sino por el territorio.

La mujer wayúu es el eje vertebral de la comunidad wayúu,

políticamente, a veces muy invisibilizada...

Y siento que la comunicación indígena

ha servido para visibilizar a la mujer.

O sea, le hemos dado la oportunidad a muchas jóvenes

de formarse en el tema de comunicación

y de ejercer su liderazgo.

De tener opinión crítica

frente a diversas cosas que pasan en la comunidad,

y que este ejercicio de liderazgo pueda ser aceptado por la comunidad.

Nosotras decimos que la Red es un tejido.

Un tejido que entrelaza diferentes procesos de la sociedad wayúu.

Y para la mujer wayúu el tejido es muy importante.

El tejer en forma circular es simbolizar la vida,

es simbolizar tu proyecto de vida,

y nosotros vemos la comunicación así también.

Es un tejido que va entrelazando diferentes procesos,

el de la educación, el de la construcción de la ciudadanía,

el del fortalecimiento de la cultura, la defensa del territorio...

El medio es el territorio.

El medio, si no piensa el territorio,

si no debate el territorio, no existe.

Desde qué mensaje,

pues el mensaje del territorio es el mensaje de quienes lo habitan,

es el mensaje del común...

Cuando una mujer que nunca había hablado en público toma la palabra

y usa un micrófono de radio, ahí se produce una transformación,

y sin quererlo y sin proponérselo está construyendo una narrativa,

que es la de su día a día.

Y está defendiendo su fuerza de trabajar en la chacra,

de trabajar con sus ovejas, de trabajar con su ganado,

de atender una casa, pero, además, ser comunicadora popular.

Desde su idiosincrasia, y desde la defensa de un territorio.

Ahí, sin darnos cuenta, hay una construcción política,

hay una construcción social y hay un cambio de paradigma,

que afecta a una sociedad masculinizada.

"En esta mañana queremos saludar a todas las personas

que siempre están pendientes del dial 98.1"

Los grandes medios de información de masas,

no pueden debatir con la ciudadanía.

Necesitamos que exista otro escalón, en el que haya medios de proximidad,

donde la ciudadanía sí se pueda manifestar y apropie de esto

y entienda cómo construir ese territorio.

"Tatiana, mi hija... vamos muévase, muévase,

que ya nos va a dejar la chiva."

El medio comunitario, en su proximidad,

sí es capaz de decir cuáles son sus problemas

y qué soluciones se les pueden dar a sus problemas.

Yo creo que ahí es donde está el elemento clave

que hace que una radio comunitaria sea...

un elemento de democratización de los ecosistemas fundamentales.

"Yo, soy líder de la comunidad Pom La Primavera,

y estamos en este espacio para poder hacerles llegar nuestra inquietud."

En Argentina, desde el inicio de la democracia,

se fue dando un proceso de concentración de medios

que no se detuvo y, a pesar,

de que hubo una nueva ley de medios audiovisuales

que se impulsó desde el mismo inicio de la democracia,

recién pudo concretarse en Argentina hace tres o cuatro años,

una ley, que entró en vigencia parcialmente.

Ahí se inició, se realizó una especie de apertura mediática,

donde comenzaron a surgir FM's locales,

sobre todo, los medios radiales empezaron a andar.

Ahí podemos empezar a hablar de la experiencia de personas que vimos...

tocar la temática indígena en un contexto urbano,

también en un país donde se ha dicho,

inclusive en los mismos textos escolares,

que los indígenas no existen prácticamente.

RENACER, por ejemplo, fue dirigido en principio

a la colectividad boliviana en Argentina que era...

una comunidad migrante muy grande,

pero a sabiendas de que la mayoría de estos migrantes

son en realidad indígenas, son quechuas y aymaras.

"Pa, ma, yo soy quechua.

Y me dicen: "Pero no, por qué vos naciste acá, cómo que sos quéchua".

Pero sí, pa, mirá, o sea...

ustedes, aunque indirectamente me transmitieron eso,

aunque no quisieron, por la imposición,

por la vergüenza de venir de Bolivia,

me transmitieron el quechua para hablar, el idioma quechua."

Lo que nosotros tratábamos de hacer por ahí era...

tener nuestra propia mirada,

ese gran desafío, yo creo que va poniendo en duda una mirada única

o un tratamiento único de ciertas temáticas.

En el momento en que nosotros

podemos empoderarnos de las herramientas comunicacionales

y darle espacio a otras experiencias,

creo que estamos, de alguna manera, sí, poniendo...

en tela de juicio cómo que la voz autorizada

únicamente es de los grandes medios de comunicación.

Cómo llevar esto a lo político y a la construcción de la narrativa.

Ese es el gran desafío.

Y hasta hace muy poco esto no se estaba consiguiendo.

Sin embargo, en algunas redes como ALER,

la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica,

que funciona en todo el continente,

están empezando a incluir esta necesidad

de enfocar los problemas sociales, políticos, económicos, culturales,

indígenas, originarios, desde lógicas no capitalistas.

Y ahí es donde se produce una ruptura,

y esto es un gran desafío,

porque esto requiere generar un nuevo libro de estilo,

un nuevo código, y entender, además,

que no solamente es una nueva narrativa,

sino que son narrativas diversas,

porque estamos hablando de pueblos originarios.

Hay algo muy interesante

que solían decir los abuelos del Amazonas y es que...

el territorio es un reflejo

del estado interno de la comunidad y de cada uno.

Y, en esta medida,

la parte metafórica o muy espiritual de su forma de vida,

tiene una concreción alucinante...

Hay una conexión holística,

hasta el punto en que no hay una diferencia entre el territorio y yo.

Y al no haber esa diferencia,

nos es más fácil comprender por qué a las comunidades indígenas

les hace tantísimo daño todos los procesos de desplazamiento

o incluso de explotación, dentro de sus mismos territorios,

porque para ellos es... hacerse daño a sí mismos.

"Todo hacia abajo, todo hacia abajo,

nosotros ya estamos en el tercer objetivo".

"Esto es mercurio, es residuo de mercurio todavía...

sin diluirse en el agua.

Contamina todas las fuentes de agua,

entonces, claro, esto es perjudicial."

Desde la comunicación indígena creemos que...

hay diferentes formas de concebir el mundo, la vida,

diferentes miradas, somos una diversidad de culturas,

incluso dentro de nuestra misma comunidad...

Cuando tú vas a la universidad lo que te dicen:

"hay que ser objetivo, veraz"

Entonces, en nuestro propio debate decir:

"bueno, y ¿cómo es ser objetivo?,

¿es ser imparcial?"

Porque si tú ves, entonces, las transnacionales,

¿cómo las venden los medios de comunicación masiva?

"Una oportunidad de empleo, es desarrollo para el país,

le van a poner carreteras, van a tener vías de comunicación...

¿Es realmente lo que queremos con nuestra comunicación?

Y no es así, hemos cuestionado el tema de la objetividad,

porque cuando decimos comunicamos para la vida,

ya le estamos poniendo un sentido a esa comunicación.

Entonces, nuestro enfoque es que las transnacionales

atentan contra la vida, porque están destruyendo el territorio,

están destruyendo la naturaleza,

están dañando nuestra propia forma de concebir el mundo.

Nos están quitando la oportunidad de construir nuestra propia economía,

de consolidarnos como sociedad.

"Tenemos que mandar un mensaje más político y más fuerte hacia afuera,

que no se vea solamente como una lucha de indios para indios,

sino que ahí hay una lucha más que enamore a la gente.

Tenemos, bueno, hagamos la liberación de la madre tierra,

o vamos a desalambrar, porque la tierra está privatizada,

está exclavizada y está siendo envenenada... y está muriendo.

Entonces, vamos a liberarla, vamos a desalambrar."

Eso somos los comunicadores,

estamos diseminados a nivel nacional, estamos en nuestras comunidades,

estamos en las cuencas más altas de los ríos amazónicos,

en las comunidades... más adentro, en el bosque,

también estamos en aquellas comunidades tan lejanas

donde los carros solamente llegan los martes o los domingos...

Muchos hermanos...

no cuentan con recursos suficientes para trasladarse,

ni siquiera desde su comunidad

hasta la capital de su distrito o su provincia,

para poder entregar su información y procesar su información...

Y ahí surge la red de comunicadores indígenas,

como una necesidad para tener que levantar esta agenda,

desde el Perú profundo, desde las comunidades, desde la Amazonía,

y dar a conocer qué es lo que está ocurriendo.

Los pueblos indígenas están haciendo comunicación desde las uñas.

Es decir, están haciéndola

con unos problemas grandes de sostenibilidad financiera,

con unos problemas grandes de sostenibilidad técnica,

en algunos casos se les proporciona los medios técnicos,

una cámara, una grabadora, un micrófono,

pero falta la capacitación, faltan los cursos de formación,

falta el seguimiento, falta el mantenimiento técnico

cuando esas herramientas se estropean...

y están en situación compleja para poder hacer esta labor.

En esa inequidad es en la que están intentando sobrevivir

los medios de comunicación indígena, cuando no es amparada por la ley,

por la legislación nacional, se convierte en una pesadilla,

para poder ejercer un derecho que, en muchos casos,

implica un servicio social a las comunidades.

En Alta Verapaz, donde...

yo voy a hacer un poco la coordinación de allí,

allá las luchas no es solo de manifestaciones,

no es solo de ir a los juzgados,

sino también hay otra manera de defender territorio,

es la diversidad de cultivos...

Porque allá en Guatemala,

la expansión de la palma africana ha sido devastadora

y mucha gente vende su tierra porque ve su tierra que no...

es su territorio y no hay nada, y... "mejor lo vendo, no me sirve".

Entonces un poco el trabajo que hacemos nosotros allá es...

como enamorar a la gente de su territorio

y ver el valor de su territorio.

Entonces, empezamos allá como a recuperar las semillas nativas

y diversificar el lugar, el territorio...

Y no al monocultivo, porque si tú siembras solo una cosa, fracasas.

"Yo fui personalmente a grabar vídeo con otro compañero

y me daba lástima ver los peces tratando de...

sacando las trompas del agua,

tratando de decirnos "ayúdenos, por favor"

Entonces, queremos dar un poco... esa mirada,

compartir experiencias de lo que sucede en las comunidades

y ver cómo la gente lucha pacíficamente allá

con cultivar su tierra.

Porque muchas veces nos dicen "terroristas, violentadores",

y no es así, nosotros estamos luchando pacíficamente,

no es necesaria la violencia.

Bueno, este río tiene una importancia ancestral, espiritual,

porque en ello vive el espíritu femenino

desde la cosmovisión del pueblo Lenka,

y siempre se nos ha enseñado

que son las niñas las que custodian los ríos.

¡No es un crimen defender nuestros propios derechos

como pueblos indígenas!

En América Latina, en distintos procesos,

Guatemala, Honduras, Colombia,

la entrada de las empresas transnacionales,

ya estemos hablando de capitales europeos,

o capitales norteamericanos,

en esta última década es avasalladora.

Y estamos hablando de entrada de transnacionales,

principalmente en territorios indígenas,

que son los territorios más ricos en biodiversidad hoy en día.

Evidentemente, el sistema transnacional

no ve la biodiversidad como un bien común para toda la humanidad,

sino que lo ve, evidentemente, como una posibilidad de riqueza

para aumentar sus cuentas de resultados.

En todo este sistema de criminalización,

uno de los sectores golpeados muy duramente por la criminalización

son los comunicadores y las comunicadoras indígenas.

Que viven en sus comunidades,

que no son profesionales que viven en las capitales,

sino que ejercen como comunicadores y comunicadoras

desde la realidad de sus comunidades,

conociendo perfectamente estas problemáticas

y extendiendo la denuncia sobre...

estas violaciones de los derechos humanos.

"De esta manera vemos cómo están siendo amenazados

los defensores y defensoras

de comunidades indígenas, afrodescendientes,

que por desempeñar esta labor están siendo amenazadas

y esto hace difícil y dura la tarea que hacen nuestras comunidades

de mantener el territorio en armonía."

Los medios de comunicación comunitarios

no únicamente contamos las malas experiencias,

las malas vivencias o lo que vivió un pueblo, sino que también,

en este caso, a través de los materiales audiovisuales,

contamos la vida tan única de todo un pueblo,

su cultura, sus creencias, sus tradiciones...

la convivencia que tiene con la naturaleza.

Eso no lo hacen los medios de comunicación comerciales,

o, si lo hacen, lo hacen con ciertos intereses,

que pierde el sentido de hacer comunicación.

-¿De qué manera cultivan sus productos?

-Cultivamos, pero así con abono químico.

-¿Ha escuchado usted hablar de la ley Monsanto?

-Estas semillas...

ya son creadas de una forma diferente, ya son alteradas"

La lógica de un medio de comunicación existe

cuando es construido por la propia sociedad,

cuando es apoderado por la sociedad,

y cuando son ellos quienes construyen una rejilla,

una parrilla de programación,

cuando defienden qué van a hablar y debaten sobre ello.

Ahí empezamos a construir verdadera comunicación.

Por tanto, la diferencia que existe a nivel comunicativo en un país,

es que tenemos unos medios de masas

que transmiten una realidad con unos intereses y una lógica,

netamente capitalista,

cada uno que le ponga el apellido que crea conveniente,

y otros que transmiten la realidad del común día a día.

Esto es una confrontación.

-"Ellos nos van a hablar

desde el punto de vista de lo que se vive acá en el territorio."

-"Nos empezamos a olvidar del Ngenechen

que nos daba el alimento de abundancia,

y que cuando nosotros íbamos a rebuscar,

el mar se abría, se iba dentro para después...

hacer la recolección de los mariscos, de los peces..."

Desde mi experiencia en los 90 hasta el día de hoy,

yo diría que hay una diversidad de formatos y de géneros

en los cuales los mapuche estamos explorando...

para dar cuenta de nuestras realidades,

ya, yo diría con...

una extensa experiencia de más de 20 años de trabajo,

que es un trabajo muy comunitario, muy participativo,

y, sobre todo, autogestionado.

"Hemos venido a plantear...

de que las demandas... ya son demandas territoriales."

Pese a todas estas diferencias y a estar en una región donde...

el financiamiento siempre está condicionado,

que forma parte también de un mecanismo de manipulación,

yo diría que los medios han sobrevivido.

Ahora deberíamos decir sí, que sentimos desde el proyecto actual

que estamos impulsando en la región,

sentimos que si bien hay muchas experiencias, hay mucho compromiso,

y hay una nueva generación que está encabezando muchos de estos trabajos,

también falta una mayor articulación...

Y el FICWALLMAPU apunta un poco a hacer eso,

apunta a generar espacios de conversación,

de diálogo, de intercambio, de formación...

que no solamente quede a nivel interno,

sino que también puede tener la posibilidad

de hacer ese intercambio, esa experiencia,

con la iniciativa de otros países de Latinoamérica y del continente.

"Nosotros somos un festival que tenemos una apuesta,

visibilizar la temática de los pueblos indígenas,

pero también apostamos a que es muy importante...

que las películas de esta calidad puedan llegar a otros sectores

y no siempre, solamente, estén en los centros urbanos."

Desde la iniciativa que hace la Coordinadora Latinoamericana

de Cine y Comunicación de los pueblos indígenas,

hemos coincidido con compañeros y compañeras que hacen cine...

de Nueva Zelanda, Australia, Escandinavia,

y otras experiencias indígenas del Círculo Polar Ártico.

Entonces, un poco eso, ha sido como la primera ganancia

que hay que reconocerse de que hay un indigenismo,

hay una etnicidad más allá de lo que racialmente se ve.

Y, de hecho, muchos de estos espacios,

no solamente el de cinematografía,

sino también en los espacios de creación de políticas públicas

para el acceso de comunicación y para pueblos indígenas,

también nos vemos ahí...

Espacios como la ONU, o la OEA, para empezar a ganar espacios

con respecto a marcos legales, si se quiere,

o jurisprudencias en favor de la comunicación indígena.

Una de las lecturas que se tiene

sobre el cine indígena que viene de Latinoamérica,

siempre ha sido ese carácter reivindicativo de denuncia,

y mientras las condiciones sociales o la realidad indígena

esté expuesta a las injusticias, siempre...

se va a privilegiar el tema documental y la denuncia.

Sin embargo, nosotros también celebramos la vida, o sea...

esa posibilidad también de empezar a contar historias

donde la gente pueda sentirse tomada en cuenta, dignificada,

eso hace que como sociedad indígena también nosotros tengamos...

otra lectura de vida.

Evidentemente, reconocemos que no tenemos la suficiente capacidad

para poder llegar a competir con un...

sistema capitalista donde manejan de todo,

con el nivel de recursos... tan elevado, nosotros no contamos.

Por lo tanto, no pretendemos competir

con ninguno de estos formatos que ya existen,

sino más bien nosotros ofrecerla.

Y en varios casos...

podemos mencionar que hay canales de televisión cultural

que ya están absorbiendo, de poco en poco,

de grano en grano, de producción en producción,

todos estos contenidos que nosotros los realizamos,

con mucho esfuerzo,

para ponerlo a un público mucho más amplio.

Yo siento que debemos...

que necesitamos tener más medios de comunicación,

tener acceso a más medios de comunicación.

Por ejemplo, una apuesta de ver una televisora,

y que estos medios de comunicación estén en las ciudades,

es nuestra forma de poder decir a la sociedad,

demostrar esa convivencia.

Que sea ese vínculo, así como nos comunicamos

a través de los sueños con el pasado o con el futuro,

y los sueños nos dicen a nosotros

cómo comprender el significado de las cosas,

creo que también así debe ser nuestra comunicación...

No queremos un medio de comunicación

solo para los comunicadores indígenas,

o solamente para la sociedad indígena, no.

Queremos una apuesta de una mirada,

una comunicación más global, integradora,

sentida desde... la percepción indígena.

"Montaña soy... sol y trueno, lluvia, viento y primavera,

si no aprendes a quererme, cómo puedo yo quererte...

En contra del viento, de los bosques, de los sueños,

de los ríos, del amor, la guerra...

Ya no hay equilibrio, no hay respeto por la vida,

por la casa, que todos deben cuidar...

Qué hay en tu corazón...

no hay amor..."

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 25/01/19

UNED - 25/01/19

25 ene 2019

- Los teatros del Canal: diálogo entre Natalia Álvarez, directora, y José Romera Castillo.
- Derecho en primera persona. Marta Villa Hidalgo.
- Noticias. XXXI Cross del Rector.
- La comunicación de los pueblos indígenas: un derecho en construcción Cap. 3: VOCES DEL ABYA YALA.

ver más sobre "UNED - 25/01/19 " ver menos sobre "UNED - 25/01/19 "
Programas completos (668)
Clips

Los últimos 2.310 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios