UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5237036
Para todos los públicos UNED - 24/05/19 - ver ahora
Transcripción completa

La historia de las artes plásticas,

del arte general, ha sido explicada...

o por lo menos se ha intentado, recurriendo a numerosos relatos,

relatos que han puesto el foco...

en cuestiones de la más diversa naturaleza.

Los críticos, en su afán interpretativo,

han recurrido a la sociología, a la política, a la antropología,

al género o a la economía, entre otros factores,

para entender y catalogar el complejo devenir

de las corrientes artísticas que han ido fluyendo,

ajenas casi siempre a los intentos de los teóricos por etiquetarlas,

y así tal vez poder comprenderlas un poco mejor.

En el año 2007 se publicaba "La infancia de las vanguardias:

Sus profesores desde Rousseau a la Bauhaus".

En este ensayo, su autor, el escultor Juan Bordes,

proponía indagar en la niñez de los artistas,

concretamente en los movimientos educativos

a los que se vieron expuestos,

en un intento de establecer nuevos criterios

con los que poder desarrollar

una mejor comprensión del arte del siglo XX.

Inspirados por esta idea, la Fundación Juan March ha organizado

"El juego del arte. Pedagogías, arte y diseño",

más que una exposición,

un viaje alucinante al instante maravilloso

en que las vanguardias comenzaron a gatear.

La exposición... tiene debajo la idea de que, quizás,

el arte del siglo XX se pueda explicar también conociendo,

de primera mano... que es lo que ocurre en una exposición,

donde uno todo lo ve, en realidad, a través de imágenes,

los materiales pedagógicos que se pusieron en juego...

en las nuevas pedagogías de finales del XIX.

La idea es, si se puede encontrar algo en la infancia...

de los protagonistas de las vanguardias históricas,

o ampliando todavía más la mirada,

en la infancia de los protagonistas del arte del siglo XX,

del arte de la creatura y el diseño,

que explique algo tan peculiar como que...

realmente el arte del siglo XX,

en buena parte se parece muy poco al del XIX,

al del XVIII, al del XVII...

se parece mucho menos a los de los siglos anteriores,

que lo que se parece en cualquiera de esos siglos entre sí,

y que quizás eso que se ha explicado de muchas maneras,

se pueda explicar también yendo...

a indagar si ocurrió algo en la infancia de sus protagonistas.

La publicación de "La infancia de las vanguardias"

no ha sido la única aportación de Juan Bordes a esta muestra,

que además se ha nutrido de la ingente cantidad de material

que durante años el académico ha ido recopilando

y coleccionando minuciosamente a lo largo de décadas.

Una suerte de obsesión,

que comenzó con el temprano interés por el fenómeno...

de los conocidos como métodos de enseñanza del dibujo.

Yo ya había empezado a recoger del mercado una cosa...

que apenas le interesaba a la gente,

que era precisamente esa docencia del dibujo

donde habían estudiado los grandes maestros.

Y eso lo fui haciendo...

desde el siglo XVI, al XVII, al XVIII, al XIX...

al llegar al siglo XIX veía que había ocurrido otra cosa muy rara,

había libros que también enseñaban a dibujar, pero...

obviaban el modelo humano.

Yo todo aquello lo fui dejando aparte,

hasta que eso tomó un cuerpo importante,

digo: "vamos a ver lo que ha pasado aquí".

Y, efectivamente, descubría personajes geniales.

No le tengo especial cariño a este material

porque considero que no es mío,

ha sido mío la aventura de conseguirlo,

y yo siempre digo...

que esto tiene que empezar con la música de John Williams,

porque yo siempre me he encontrado como Indiana Jones,

que ha encontrado historias perdidas.

En este thriller histórico,

todas las pistas señalan a un principal sospechoso

como responsable de poner en marcha los mecanismos

que desembocarían en la eclosión creativa del siglo XX:

Jean-Jacques Rousseau.

El filósofo suizo vertería en su obra "Emilio, o de la educación"

una serie de conceptos con los que, en el siglo XVIII,

revolucionaría no sólo la pedagogía de su tiempo,

sino el devenir político de una Europa

ya de por sí sacudida por las ideas de la Ilustración.

En este tratado filosófico, Rousseau...

se ha popularizado la idea de que descubre la infancia,

en el sentido de que hasta ese momento

la infancia no era muy tenida en cuenta,

no se prestaba atención a las diferencias que tienen los niños

a medida que van creciendo, de forma que él, en este tratado,

menciona cuales son las características,

unas características que él describe,

en cada una de las etapas de la vida de los niños.

Porque, efectivamente, Rousseau, en su "Emilio" habla de que...

Rousseau es mediados del XVIII,

pero ya anuncia una consigna muy importante,

él dice: "yo quiero que mi Emilio aprenda a dibujar...

no para ser artista, sino para ser persona".

Otro elemento muy destacado de esta obra es que para Rousseau,

Rousseau rompe con la doctrina del pecado original,

que era la que venía dominando también hasta la época,

es una doctrina en la que se pensaba que los niños...

traían y encarnaban el mal,

y la educación lo que tenía que hacer era gobernar a los niños,

para intentar llevarles hacia el bien, por el buen camino.

Entonces, es un punto de partida del niño como...

un ser que trae algo negativo.

En cambio, Rousseau, va a romper con esta doctrina

y para él, más bien, el niño es un ser bueno por naturaleza,

y más bien, a lo que se asemeja es al mundo natural.

Pestalozzi será el responsable de concretar las ideas de Rousseau,

y materializarlas en forma de instituciones educativas

en las que poner en práctica...

los principios esbozados por su predecesor.

En esas instituciones educativas, lo que va a hacer Pestalozzi,

es no atender exclusivamente al intelecto,

que era a lo que atendía la educación hasta ese momento,

sino que uno de sus lemas es: "Cabeza, corazón y manos",

en el sentido de que, para educar a los niños,

hay que tener en cuenta las capacidades intelectuales,

pero también una capacidad que tienen los niños de sentir,

del sentimiento, que lo ejemplifica el corazón,

y tampoco hay que descuidar la actividad manual,

por eso presta atención a las manos.

Pestalozzi, en sus instituciones,

va a incorporar asignaturas que hoy nos pueden parecer muy comunes...

como el dibujo, el canto o el ejercicio físico,

pero que hasta entonces no habían sido tenidas en cuenta.

La disciplina del dibujo

la considera fundamental para formar la percepción del hombre,

y la percepción es el camino más directo al conocimiento,

eso ya lo decía Leonardo.

Y, por lo tanto, interesa que todos aprendamos a dibujar,

es una disciplina que era fundamental en el siglo XIX.

Y ahí, en Pestalozzi...

comienzan un sinfín de programas, sobrecogedores...

a mí aquello me empieza a alertar y empiezo a ver...

que todo estaba anunciando la vanguardia.

A las contribuciones de Rousseau y Pestalozzi,

se suman las de Frederich Fröbel,

que con la creación de los Kindergarten,

o jardines de infancia, dará un paso definitivo...

hacia la renovación irreversible de la pedagogía.

Fröbel muere en 1852, en mitad del siglo XIX,

y, por lo tanto, integra montones de métodos de dibujo.

El programa que hace Fröbel va a ser una buena síntesis

de lo que ocurre en la primera mitad del siglo XIX.

Por lo tanto, tiene un gran valor esa síntesis,

porque además se va a difundir de una forma extraordinaria.

Fröbel, el pobre muere en la indigencia, podríamos decir,

es un personaje con una responsabilidad tremenda,

tuvo formación como arquitecto, como biólogo...

fue un gran experto en la Cristalografía,

incluso se le ofreció una Cátedra de Cristalografía,

una ciencia que comenzaba...

a principios del siglo XIX en Estocolmo,

y él renunció a esa cátedra...

porque decía que lo más importante era la infancia.

Para Fröbel la infancia, al igual que un jardín,

es algo que necesita un cuidado exquisito.

Entonces, él desarrolla los dones y las ocupaciones,

son un conjunto de actividades...

que se puede encontrar una muestra magnifica en esta exposición,

que son unas actividades que ya vinculan, de una forma muy directa,

el juego y el trabajo.

Para Fröbel, el juego es el trabajo de la infancia

y a través de estos 20 dones,

que son 20 actividades que tienen como objetivo

dar a conocer el mundo de una forma clara a los niños,

que están muy secuenciados,

pues él diseña una didáctica del juego

que va a estar integrada en el proceso de aprendizaje.

Es como su gran aportación.

Él integra un material docente,

un material de unos juguetes que ya existían en el mercado,

él les da un diseño más austero,

pero los empieza a sistematizar en las maneras que podían trabajarse.

Por ejemplo, hace cuatro cajas de arquitectura

con unos bloquecitos muy sencillos...

ya existían cajas de arquitectura, pero eran muy aburridas,

servían nada más que para construir una fachada

y variantes de una fachada,

pero él empieza a explicar que se podían construir figuras de belleza,

figuras matemáticas y figuras de vida, con esos mismos bloques.

Empieza a explotar las posibilidades que tenían aquellos bloques.

Los constructores de juguetes se dan cuenta de que estos juguetes

tenían más posibilidades de las que se le habían dado

y, por eso, la gran influencia de Fröbel,

a pesar de que tuvo mucha influencia dentro de las aulas,

es mayor en el mercado del juguete educativo.

La pedagogía va adquiriendo poco a poco un carácter más científico.

Entorno a lo que se conoce como el movimiento de la Escuela Nueva,

se multiplican las iniciativas y los programas educativos

que contemplan al juego, ya no como un mero recurso didáctico,

sino como un motor pedagógico de valor intrínseco.

Paralelamente comienza a surgir...

un incipiente mercado del juguete educativo,

que expande más allá de las aulas...

la posibilidad de experimentar y crear...

a través de materiales novedosos

y sumamente atractivos para el público.

Por ejemplo, el dibujo óptico.

El dibujo óptico es todo un hallazgo...

primero de Brewster, con el caleidoscopio,

pero todo eso se adapta...

a espectáculos como son los cromatógrafos.

Los cromatógrafos se patentan en los años 60 del XIX

y se montan espectáculos como hoy el cine.

Todo eso influye en la ciudad una barbaridad

y, por lo tanto, todos estos dibujos no nacen sólo de las aulas.

El dibujo musical.

El dibujo musical eran aparatitos que,

con vibraciones musicales, hacen unos dibujos fascinantes,

y eso se comercializa fuera de las aulas,

pero ahí hay un arranque importante de una fuente...

Naum Gabo, Antoine Pevsner...

están realmente fascinados por esos dibujos

y, de hecho, toda su iconografía,

en toda su escultura, aparecen esos dibujos... ahí están,

con unos dibujitos muy fascinantes, pequeñitos,

pero que los hacía un vibrador que se vendía...

lo mismo que el dibujo cicloide,

el dibujo cicloide es un juguete que no se da en las aulas.

Hay un matemático... finales del XVIII, Suardi, que está...

las curvas cicloides eran unas curvas abstractas

que se podían formular,

tenían imaginación, pero no se podían dibujar,

muy pocas curvas cicloides se podían dibujar,

hasta que Suardi inventa un aparatito,

que se convierte en juguete a principios del siglo XIX

y, además, incluso se anuncian...

lo sorprendente es que se anuncian como el dibujo moderno.

Los lemas de las cajas de esos juguetes,

ahí tenéis un ejemplar del Wondergraph, hay varias marcas...

que están resolviendo esas curvas cicloides de una forma fascinante.

El tangram llega... en 1816 llega un marinero, un capitán de fragata,

se trae un ejemplar de Oriente,

lo comercializa en 1817 en Filadelfia...

pues en 1818 ya está haciendo furor en Europa,

hoy hablamos de globalización, pero es que se extiende...

en Europa se habla de la "tangranomanía",

Napoleón era un tangranomano.

Y empiezan a multiplicarse los manuales de figuras

que se podían conseguir con aquellas figuras mágicas.

Y eso implanta una geometría nueva tan importante,

que hasta uno de los rectores de Harvard lo propone...

estamos hablando siempre de principios del XIX,

lo propone como un método fundamental para estudiar geometría.

El espíritu audaz del siglo XIX se contagia

y se extiende a todos los estamentos de la sociedad.

Es entonces cuando comienza a cobrar sentido la tesis

que plantea el factor educativo como determinante en el surgimiento

de toda una nueva hornada de artistas,

que pronto formarían parte de las conocidas

como vanguardias históricas.

Charles Le Corbusier, Frank Lloyd Wright...

alguno de los neoplasticistas...

Braque, pasaron por establecimientos cuya enseñanza...

se trabajaba con el esquema de la escuela de los Kindergarten,

de los dones y las agrupaciones de Fröbel,

o, en cualquier caso, se trabajaba con pedagogías

que iban más allá de la mera instrucción memorística y teórica.

Digamos que lo que la exposición plantea es...

no sustituir los modos en los que el arte del siglo XX se ha explicado,

sean esos modos o esas causas las puramente formales, o sea...

la evolución de las formas artísticas

dentro de la historia del arte o extra-artísticas como, por ejemplo,

la influencia del descubrimiento de la escultura negra,

para el cubismo,

o el descubrimiento y la tematización del subconsciente,

para el surrealismo, que son causas obvias,

se trata simplemente de sumar a esas causas una más, que es...

¿qué ocurrió en la infancia de esos artistas?,

y lo que ocurrió fue algo que tiene demasiadas coincidencias

con el producto de los artistas del siglo XX,

como para que sea una casualidad.

Esta relación entre el juego y el arte...

fue, sin lugar a dudas, bidireccional.

Si en un primer momento...

el juego influyó en la formación de los nuevos artistas,

más adelante los artistas optaron por convertir el arte en un juego.

Hay todo un capitulo...

alguna de cuyas muestras están también en esta exposición,

que es, digamos, la deuda que las vanguardias históricas...

que el arte del siglo XX ha pagado a la infancia.

Todo ese mundo maravilloso de los juguetes de las vanguardias,

del arte hecho para los niños,

ese fijarse y coleccionar el arte hecho por los niños,

esa especie de deseo por parte de Picasso, por parte de Klee,

por parte de tantos artistas de...

dibujar, pintar... como lo hacen los niños

o incluso como lo hacen los alienados, los enfermos mentales,

o los primitivos, como pensamos que dibujaban los primitivos.

Efectivamente, ese juego del arte,

por eso el título de la exposición, es bidireccional,

o sea, por una parte, hay una influencia del modo

en el que los artistas fueron educados cuando eran niños

y, después, hay una especie de devolución por parte de los artistas,

de los diseñadores y de los arquitectos a la sociedad

de esa ganancia, en forma de juguetes,

juegos educativos, objetos de diseño,

piezas arquitectónicas y arte en las que uno, a veces,

no sabe si está en el terreno del arte o está en el terreno del juego,

o está en el terreno de la educación.

Realmente, esa ha sido una de las grandes...

marcas diferenciales del arte del siglo XX.

Hicieron juguetes, porque habían aprendido mucho de los juguetes,

era una actitud casi de agradecimiento.

Efectivamente, ese camino de vaivén existe.

Picasso me contaba una anécdota muy curiosa y divertida...

su nieto, Bernard, que le había hecho un cochecito,

y que él no se lo quería llevar a la escuela

porque le daba vergüenza enseñárselo a sus amigos,

porque el genio le había hecho un suelo... de cocina,

decía él, con cuadritos y tal.

Claro, el pobre niño escondía el juguete que le hacía el abuelo,

porque el abuelo, de genio, no pensaba como pensaba...

pero, bueno, realmente es toda una anécdota, pero,

efectivamente, este movimiento de vaivén... existió después.

El resultado de esta relación es la desaparición de facto

de los límites que separan la obra de arte del juguete,

un descubrimiento gozoso con el que finaliza el itinerario

por esta fascinante historia que se nos narra a través de la exposición.

De hecho, esa es una de las apuestas de la exposición.

Uno tiene que creerse sus propios planteamientos, entonces...

cuando trabajábamos con Juan pensábamos:

"¿sí lo que se plantea aquí es verdad?".

Es decir, si es verdad que las pedagogías del XIX

han influido en el arte del XX, entonces tiene que haber pasado...

seguramente, con gran claridad,

a partir de la segunda mitad del siglo XX, pero ocurre ya antes,

que el resultado es perfiles de artistas en los que, a veces,

no se puede distinguir muy bien...

donde acaba el artista y donde empieza el pedagogo,

donde empieza el pedagogo y acaba el diseñador,

donde alguien está diseñando juguetes, pero...

más que juguetes lo que está diseñando son juegos educativos,

donde un arquitecto está dejando de ser arquitecto

porque ya no construye casas, sino lo que hace es, digamos,

convertir zonas depauperadas de la ciudad en campos de juego...

todo eso, que es tan obvio...

en el arte de la segunda mitad del siglo XX,

incluso en la parte más... lo que siga, más de juego, de ironía total...

está también en la exposición.

Hay unas revistas francesas, que hemos traído a la exposición,

básicamente... son unas revistas surrealistas

que se llaman "Le grand jeu", "El gran juego",

porque son como una especie de definición

de aquello en lo que se ha convertido, digámoslo así,

"para lo bueno y para lo malo",

porque obviamente hay muchas maneras de jugar que son...

que casi rozan lo que sería ser un aguafiestas,

o sea, romper ciertas reglas que tiene todo juego,

pero para lo bueno y para lo malo,

es claro que el arte del siglo XX es un gran juego.

En la actualidad vivimos...

en la resaca confusa del frenético siglo XX.

Sin embargo, podemos afirmar que el espíritu educativo,

inaugurado por aquellos visionarios de los siglos XVIII y XIX,

así como sus consecuencias,

sigue teniendo todavía plena vigencia.

Contenido el espíritu explosivo de las vanguardias

y cuestionada la panacea de la Escuela Nueva,

queda pendiente definir el papel...

que queremos que desempeñe el juego en la formación,

ya no de los artistas, sino de los ciudadanos del futuro.

Podemos observar... esto es una cuestión muy evidente para todos,

que el debate educativo está muy polarizado

y está muy permeado de ideologías.

Con lo cual, se puede observar como las distintas leyes educativas,

en función de la ideología que las sustente,

apuesta por unos valores o apuesta, más bien, por otros.

En el caso de la LOGSE, del año 90, del gobierno socialista,

sí que recogía parte de la tradición

de los movimientos de renovación pedagógica y de la Escuela Nueva

y, por tanto, el juego era un elemento importante

en la educación infantil y, como tal, quedó plasmado.

En cambio, por ejemplo, si tomamos como referencia la LOMCE,

como una de las leyes promulgadas por la derecha,

no se termina de articular una teoría del juego clara,

sino que, más bien, se hace énfasis en otro tipo de capacidades

o de actitudes y valores como, por ejemplo,

se hace énfasis en el mérito, en la disciplina, en la eficiencia,

en la calidad de la enseñanza.

La docencia, y eso es la grandeza de la educación,

es la que posibilita una atmosfera...

para que aparezcan los grandes científicos

y los grandes genios que van a trasformar el mundo.

Pero, todos estos docentes,

que para mí es uno de los mensajes más importantes

que quisiera dar a los docentes actuales,

no perder la esperanza de cambiar el mundo,

porque la responsabilidad está en la docencia,

y en la docencia más pequeña.

Yo empecé a trabajar cuando era muy joven,

con 12 o 13 años ya estaba trabajando,

luego, acabé trabajando y estudiando todo el tiempo,

trabajaba de camarero y, un día determinado,

me encontré una mujer, como todo el mundo,

y me convenció para que estudiara una carrera,

decidí estudiar, me fui a la Universidad a Distancia,

me matriculé en Económicas, porque ella estudiaba economía,

estuve tres años estudiando Económicas

y la tercera vez que me examiné, el tercer año,

conseguí aprobar Introducción al Derecho.

Dije "lo mío es el derecho".

Entonces, al año siguiente, me matriculé en Derecho en la UNED.

Yo recuerdo, cuando estaba en cuarto de carrera,

fui delegado de alumnos de la UNED, en Madrid, por Derecho,

y la verdad es que fue una época muy bonita, muy dura,

y hay una parte que yo eché mucho de menos,

y es que la parte de ser alumno presencial,

en la universidad presencial,

es una de las carencias que yo tengo en mi vida,

por eso, cuando acabé de estudiar en la UNED,

luego, me matriculé en la Complutense, en Criminología,

con lo cual allí viví la época de alumno presencial en la universidad.

Yo tengo un despacho, que es este en el que estamos,

que es un despacho generalista de abogados,

en el cual tenemos cuatro abogados, un economista y un ingeniero,

y, nosotros lo que intentamos es, simplemente,

estar dentro del mundo civil, penal, mercantil y administrativo,

y es al mundo al que nos dirigimos.

¿Nuestro reto?

Lo que nos interesa, realmente, es seguir, día a día, manteniéndonos

y nos interesa que nuestros clientes estén

contentos, orgullosos y satisfechos con nosotros.

De hecho, un colaborador y amigo me dijo hace mucho tiempo,

y es una de las frases que yo tengo recogidas en mi despacho,

que "los juzgados son la consecuencia directa

de la ineficacia de los abogados".

¿Por qué la ineficacia de los abogados?

Porque los abogados, en el fondo,

lo mejor que podemos hacer con nuestros clientes

es intentar hacerles entender

que es mejor un mal acuerdo que un buen pleito.

Yo creo que la justicia es que...

hay una justicia que sí que es...

que es la que deberíamos de intentar mantener nosotros

que es el propio derecho natural, la justicia de la propia vida,

y, para mí, la parte más básica y más importante de ella es que...

"yo quiero hacer a los demás

lo que me gustaría que los demás me hicieran a mí,

yo no quiero hacer a los demás

lo que no me gustaría que me hicieran a mí",

y yo creo que eso sería básico.

El tránsito de seres humanos entre territorios

ha sido un continuo a lo largo de su historia.

Personas que se desplazan en busca...

de nuevas oportunidades, económicas o sociales.

Mientras algunas lo escogen voluntariamente,

muchas otras se ven forzadas a migrar escapando de conflictos,

persecuciones, terrorismo, inestabilidad política...

o vulneración de los derechos humanos.

En el mundo, casi cada dos segundos,

una persona se ve obligada a desplazarse

como resultado de los conflictos y la persecución.

Vivimos en un mundo que es cada vez más inestable,

se han ido desestabilizando diferentes regiones...

y esto va generando desplazamientos masivos de personas

y, quizás, lo que sí hemos experimentado en los últimos años,

un cierto cambio en los flujos migratorios.

Lo que vemos es que hay menos gente

que se desplaza como emigrantes económicos,

por causa de un proyecto de vida y de una migración económica,

y se desplazan porque se ven forzados a ello,

por causa de las diferentes formas de violencia:

conflictos armados, por supuesto, como vemos en Siria, en Yemen,

pero también violencia estructural generalizada,

falta de democracia, miseria o pobreza extrema,

extrema desigualdad...

y, también, nuevos fenómenos que van emergiendo

relacionados con los desastres ambientales,

la explotación de recursos naturales...

que van generando que la gente se desplace forzosamente.

Realmente, cuando vemos a una persona en la calle,

no sabemos si es emigrante económico o político,

si es un colombiano o un venezolano el que está en España,

que ha solicitado asilo, es alguien como nosotros,

es una persona que decidió tener una mejor vida por motivos de...

que las maras les perseguían,

por razones de... persecución de la guerrilla,

por motivos de inestabilidad económica, política...

Cualquiera de esas condiciones hacen inviable la vida humana

y todos buscamos un futuro mejor para nosotros y para nuestros hijos.

Por tanto, las poblaciones se desplazan, esto ha ocurrido siempre.

Existen 68 millones de personas desplazadas por la fuerza,

entre los que se incluyen 25 millones de refugiados,

3 millones de solicitantes de asilo

y más de 40 millones de desplazados internos.

En los últimos años,

el aumento de los conflictos sucedidos en Oriente Medio,

que ha devastado los hogares de millones de personas,

ha provocado el desplazamiento de las mismas...

para salvar su vida y buscar un lugar en paz para establecerse.

En las últimas décadas, después de la Segunda Guerra Mundial,

la Unión Europea... cuando todavía no lo era, era Europa sólo,

fueron gestionando las crisis de los refugiados,

desplazados de Europa del Este hacia...

Europa del Oeste y hacia América Latina,

y hacia Estados Unidos y Canadá...

Después tuvieron que aprender a convivir

con las poblaciones que se habían descolonizado,

las poblaciones que vinieron de Argelia a Francia,

los indios pakistaníes en Inglaterra,

y todas estas poblaciones se han ido asentando...

los turcos en Alemania,

esas poblaciones se han ido asentando y hay una cierta...

comunidad, diríamos, hay una cierta cultura común,

en la medida en que son poblaciones colonizadas,

igual que los latinoamericanos en España.

Son poblaciones de cierta proximidad cultural.

Aunque se habla mucho de la distancia cultural,

digamos que esas poblaciones tienen cierta proximidad cultural.

La cuestión es que estas poblaciones desplazadas... como sirios,

que no pueden asentarse en países próximos,

son rechazados y tienen que seguir viajando,

quieren llegar a Grecia, a países mucho más seguros...

no tenían intención de llegar a estos países,

no tenían una proximidad cultural,

no había un conocimiento mutuo entre las comunidades,

con lo cual su asentamiento es mucho más...

el desarraigo es mayor para ellos,

el asentamiento es mucho más complicado

a la hora de alojarlos, esas poblaciones tan grandes,

en las cifras tan grandes que manejamos de...

sirios desplazados, kurdos...

Tenemos que preguntarnos qué estaba pasando en Siria, efectivamente.

Siria es un conflicto muy complejo,

tampoco me atrevería a dar una respuesta,

lo que sí es que podemos ver que... bueno, desde el 2010,

en el entorno de las primaveras árabes que empezaron en Túnez,

se empezó a generar todo un movimiento en el mundo árabe...

de mayor apertura, de reclamación de derechos,

de procesos de macrolización... que fueron, de alguna manera,

violetamente reprimidos, y ahí llegamos a los inviernos árabes.

En este contexto, que afectó a casi todo el Magreb...

Libia, Túnez, Argelia, Marruecos, en alguna medida también,

con la cuestión del norte...

y, bueno, pues en Siria también,

se generó un proceso que acabo resultando en un conflicto...

entre la oposición y el gobierno de al-Ásad,

que se fue complejizando por diferentes elementos,

estaba la cuestión del Estado Islámico y el salafismo,

estaban las cuestiones internas, y también está la cuestión...

de las tensiones entre la comunidad sunita

y la comunidad chiíta en Oriente Próximo,

cada uno apoyado por... Irán, el chiismo, y Arabia Saudí el sunismo.

Esto, fue complejizando mucho el conflicto,

un conflicto que ya se alarga cuatro años.

Y yo creo que también esto tiene que ver con... bueno,

con el mundo después... del 2001, después del 11-S,

y un aumento de la secularización, un aumento del miedo

y, también, un aumento de la inestabilidad en la región,

recordamos la guerra de Irak, la guerra de Afganistán,

incluso antes... la desestabilización en el entorno de Sudán,

que fue desestabilizando toda la región...

de Oriente Próximo, pero también del Magreb.

Y, claro, bueno, estas son las causas visibles o las últimas,

pero yo creo que también tenemos que profundizar un poco,

en cómo hemos llegado a esta situación,

y aquí podemos hablar de que, efectivamente,

y lo estamos viendo en otras situaciones,

en cuestiones identitarias,

lo vemos en Europa con el auge de la extrema derecha,

con los discursos xenófobos y populistas, lo vemos en Brasil...

el mundo tiene una cuestión identitaria no resuelta,

que en el mundo árabe se ha manifestado con unos procesos,

a veces, de radicalización, no siempre, y de aumento del salafismo.

Detrás de los intereses geopolíticos...

estaba, sobre todo, la cuestión del petróleo,

y Oriente Próximo es una cuestión estratégica,

geopolíticamente hablando.

Las potencias occidentales han estado presentes, históricamente,

en todo el levante, en todo Oriente Próximo,

incluso después de la caída del Imperio Otomano,

todos los protectorados,

y, bueno, pues siempre ha habido un alto intervencionismo occidental

por los intereses, sobre todo, energéticos en la región.

Luego, en el entorno de la guerra fría,

Occidente apoyó... y, Estados Unidos en concreto,

un gobierno talibán en Afganistán, frente...

se vio, en un momento dado, que estos movimientos más identitarios,

desde el Islam, en proceso de radicalización,

podían ser un freno al socialismo,

y ahí se fueron mezclando ya las cuestiones económicas

con las cuestiones de quién controla esos recursos

y quién era más cercano a los intereses occidentales,

han estado apoyando y derribando gobiernos, Occidente,

pero también los propios intereses geoestratégicos en la región,

Arabia Saudí e Irán como potencias principales.

El Centro Escuelas Pías de la UNED,

acoge, hasta el 31 de mayo, la exposición fotográfica "Hégira,

una mirada desde el frente de guerra hasta la fortaleza Europa",

exposición sobre los caminos que siguen los refugiados.

El fotoperiodista y antropólogo Joakim Vila

nos muestra, a través de imágenes en blanco y negro,

el retrato de una huida, el retrato de la pobreza,

el retrato de una esperanza por una vida mejor.

Creo que la fotografía podría llegar a mover el mundo,

y que una imagen concreta, en un corte totalmente diacronizado,

tomar una foto de momentos concretos...

luego buscando una sincronicidad, puedes acabar contando una historia.

Y sí que hay anécdotas, porque el tema de la fotografía,

cuando pretendes tomar una fotografía,

entrar en un lugar donde las personas acaban de salir...

del peligro de la muerte, porque estas migraciones forzosas,

cuando decimos forzosas es porque...

porque estas personas han estado arriesgando su vida

para llegar a un campo de refugiados,

pero incluso ya, en el campo de refugiados,

también se juegan la vida, porque...

incluso, a veces, los propios enemigos están...

en el propio campo de refugiados.

Entonces, tomar una fotografía es muy delicado.

Tú haces las fotos primero,

y luego haces una selección para contar la historia,

pero, bajo mi propia perspectiva,

yo creo que el "portrait" en una situación de acción,

una mirada, un momento relacionado con lo que quieres acabar explicando...

explicar lo que hay detrás de esa persona

y lo que acaba de vivir, con una imagen,

yo creo que ahí está la idea de la fotografía, bajo mi perspectiva.

La recopilación de estas fotografías

es el fruto de un viaje.

Un viaje que abarca desde el frente de guerra de Mosul, en Irak,

hasta los asentamientos de refugiados

en las fronteras y en el interior de Europa.

Hace tres, cuatro años, cuando hubo el concepto de abrir fronteras,

por parte de Merkel y la Unión Europea,

de dar la bienvenida a los refugiados...

se hizo un acto, digamos, quizá... poco calculado,

que un año y poco después...

cambiaron de parecer de una manera súbita y, de repente,

todos los refugiados se quedaron varados en la ruta de los Balcanes,

en Grecia y en otros lugares.

En ese mismo momento, cuando ya había pasado este macroflujo,

donde cientos de fotoperiodistas y periodistas habían ido a hacer fotos,

interesados en esta cuestión que era el momento cumbre,

de un fenómeno migratorio respecto a la guerra de Siria, básicamente,

decidí tomar las riendas de este proyecto

y me dirigí hacia el norte de Irak, a la zona del Kurdistán,

y me acerqué para visualizar el origen de la causa,

para tener una visualización directa del conflicto.

Y ahí tuve la oportunidad de hablar con ellos,

y el tema es que muchos de ellos llegaban heridos,

con balazos en las piernas, porque el 95% de ellos...

se habían escapado durante la noche de sus poblados

y habían sido perseguidos por el Estado Islámico que los tenía...

los tenía encerrados... cruzando campos de minas...

o sea que tuvieron que huir de una manera absolutamente despavorida,

corriendo por campos de minas, siendo ametrallados,

y los que llegaban... llegaban totalmente tocados psicológicamente.

Estos eran los sunitas, que los dejaban en el lado iraquí.

Opté para irme a El Líbano, un lugar que ya conocía,

que había estado unos años anteriormente,

sabía moverme por el terreno.

De ahí me fui casi a la frontera con Siria, en el valle de Bekaa,

donde había, en ese momento, 360.000 refugiados,

puestos en campamentos informales,

porque, precisamente, Naciones Unidas,

siempre, no solamente en El Líbano,

pero también en Birmania, con los refugiados birmanos,

incluso en África... no tiene nunca la potestad sobre los refugiados,

es algo curioso.

Los gobiernos que están en estos países,

a veces, de dudosa democracia, controlan lo que es Naciones Unidas.

Entonces, en El Líbano, ninguno de estos refugiados

era oficialmente reconocido como "refugiado",

y a pesar que solicitaban el asilo,

pues tampoco se les facilitaban los papeles.

De manera que, el hecho de estar en el valle de Bekaa,

que es una zona desierta, todo eran campamentos informales.

Muchos de ellos ya tenían previsto y pensado,

la juventud, sobre todo,

de pillar una patera y llegar a Europa vía Turquía,

costase lo que costase,

y costase lo que costase quiere decir que las familias,

tanto sirias, en El Líbano, como sirias, en Turquía,

han dejado sus casas atrás, han vendido todas sus propiedades,

con el objetivo único de poder llegar a Europa Occidental.

Muchos de ellos, evidentemente, fallecen en el intento.

Entonces, me desplazo a Grecia y llegué hasta la isla de Lesbos,

una isla que, un año atrás,

estaba recibiendo, en el momento cumbre, unos 5.000 refugiados al día,

y que se ve de factor freno,

a través de estas políticas de cerrar Europa

y crear esta fortaleza, que es lo que está pasando en este momento,

por las políticas europeas...

entonces, el flujo era mucho más minoritario,

pero las mafias ganaban mucho más dinero.

El hecho de que...

se redujera la población refugiada que entraba desde Turquía a Europa...

vía las islas de Quíos, de Lemnos, de Lesbos y un par más,

favoreció que estas mafias se siguiesen enriqueciendo,

abusando de estas personas que, evidentemente,

de promedio se dejan entre 5 y 10 mil euros, para llegar a Europa.

En Grecia, los campos de refugiados están controlados por el ejército,

parecen campamentos militares.

La policía helénica está a la puerta controlando quién entra y quién sale.

He encontrado muchas más dificultades de hacer una fotografía,

en Grecia que en Irak.

De allí, decidí emprender la ruta de los Balcanes,

y a pesar de que estuve bastante tiempo en Bulgaria,

no hubo manera de poder ni tan siquiera acercarme,

a los campos de refugiados que había ahí, que eran centros cerrados,

no hubo manera de ninguna de las índoles, vía contactos,

no hubo ninguna de las maneras.

Una vez entras en la frontera de Schengen,

que ya es la austriaca con Hungría, seguían su camino,

pero ¿qué ha pasado?,

que después Austria puso sus murallas a la entrada,

en Alemania, para llegar a Múnich también,

desde Salzburgo también pusieron...

en el puente de Salzburgo estaba toda la policía alemana,

con furgonetas habilitadas, especiales, con cristales ahumados,

para retener y pillar a los refugiados,

y los que entraban en Alemania, en ese momento,

los deportaban a miles.

Y, luego, en Alemania, dije, vamos a seguir un poco la ruta,

y llegué hasta el paso de Calais,

y en paso de Calais era un mes antes de que el gobierno francés...

desmantelase todos los campos de refugiados a palos,

que fue como fue la cosa, mandaron...

cientos de autobuses y se llevaron a los siete mil...

que tenían seudoinscritos en los campos de Calais.

Y visto esto, dije, ya que estoy en la frontera norte,

la última, que es la de Inglaterra, que es el destino final, dije,

me voy a la de África, a la de Ceuta y Melilla,

porque el tema de Ceuta y Melilla,

es un tema también de controversia absoluta.

Cuando la gente hace... años atrás, muchos años atrás,

seguía entrando la misma gente que entra ahora,

y decidieron hacer de Ceuta y Melilla un par de cárceles,

cerrarlo con concertinas y con vallas

y, luego, año tras año, han ido incrementando lo que son las vallas...

Esta gente no va a parar la máquina,

porque si tienen que llegar a Europa van a llegar,

sean muertos o sean vivos,

sean enterrados en un cementerio en Castillejos,

sean enterrados en el cementerio del Mediterráneo

o sean enterrados en un cementerio en Málaga.

Y ese cementerio es nuestro cementerio.

Y sus flores son nuestras flores. Y sus muertos son nuestros muertos.

Según las Naciones Unidas, el 85% de las personas desplazadas

se encuentran en países en vías de desarrollo.

Sólo un pequeño porcentaje se acerca...

a una Europa cada vez más blindada.

Nuestra respuesta a quienes vienen huyendo de conflictos,

muchos de ellos invisibles,

silenciados y olvidados como el del Congo, es insuficiente,

dejando al margen del amparo...

las obligaciones de solidaridad internacional.

Estamos viendo cómo Occidente,

Estados Unidos, Europa, los países enriquecidos...

viven esto como una situación casi de crisis, de invasión...

y si vemos los datos constatamos que, al final,

quien está soportando el gran peso de las migraciones

y los desplazamientos forzosos,

son los países empobrecidos en torno a los lugares de conflicto,

la gente sale huyendo de situaciones de violencia

y llega donde llega.

Quien está soportando más del 80% del peso de estos desplazamientos

son países del entorno, Líbano, Turquía, en el caso Siria,

o muchos países africanos, Kenia,

que reciben y acogen a la mayoría de las personas refugiadas,

y sólo unos pocos son los que acaban llegando a Europa.

Estas poblaciones no llegan a Europa.

Estas poblaciones se quedan en los campos de refugiados griegos,

se quedan en los campos de refugiados de Turquía,

en algunos campos de refugiados de otros países limítrofes.

De tal manera que Europa llega a acuerdos con estos países vecinos,

para que ellos reciban a estos refugiados,

frenen su acceso a Europa

y, de esta manera, a cambio, mejoren sus condiciones,

económicamente les den beneficios,

o facilitar que los inmigrantes de estos países limítrofes

puedan entrar en la Unión Europea.

Es una manera de...

poner en marcha las fronteras de una manera mucho más activas,

no sólo físicamente, sino políticamente,

y, en estos casos, de crisis humanitarias.

Yo creo que, por primera vez,

toda la desestabilización de la región del norte de África

y, también, de Oriente Próximo,

generaba que el primer espacio seguro,

no había países de contención, seguros, estables y en paz.

Y así, los conflictos olvidados del África subsahariana,

seguían mirando hacia el norte, pero no había espacios seguros,

véase Libia y, también,

la crisis Siria va acercando la presión sobre el Mediterráneo,

Turquía ya no es capaz de contener la inmigración,

Líbano tampoco, con millones de personas refugiadas,

que hay en cada uno de ellos,

muchos más que en toda Europa en su conjunto.

Entonces esto hace que llegue más gente a Europa, efectivamente,

porque no hay otro lugar donde quedarse,

y es muy difícil que estos países sigan conteniendo...

y ofrezcan proyectos migratorios viables.

Esto cambia un poco el paradigma

en el que Europa tiene que mirar la migración,

los flujos de movilidad humana forzosa.

Ante esto, también Europa en crisis,

una Europa donde van creciendo los discursos de odio,

donde va creciendo la extrema derecha,

donde hay algunas particularidades en la Europa del Este,

todavía en proceso de incorporación,

que hacen que crezcan discursos de rechazo al otro,

de cierre de fronteras, de rechazo a la inmigración,

de miedo, de una defensa un poco confusa de la identidad europea

que, precisamente, renuncia a los valores...

de solidaridad y de construcción común,

que habían marcado el proyecto europeo hasta ese momento.

Y ante esto va emergiendo una agenda europea de migraciones,

una agenda europea que tiene muchos puntos,

pero que quizá en lo operativo

o en lo que estamos viendo y en sus peores efectos,

se construye sobre tres ejes.

Que las personas no lleguen,

con toda la política de externalización de fronteras.

Que no entren,

todo el cierre de fronteras, el acuerdo con Turquía, los muros...

Y que los que entren, se vayan.

Ceuta y Melilla son puerta de Europa en el continente africano.

La ruta del Mediterráneo occidental,

que recorre un importante flujo de personas subsaharianas y sirias,

acaba en una valla.

Un muro de concertinas, muchas veces infranqueable,

que deja a cientos de personas en el más absoluto desamparo.

Las personas que estaban esperando en Marruecos

para cruzar a España tienen dos vías, al no haber vías legales de acceso.

Una es saltar las vallas,

y llegar a territorio español en Ceuta y Melilla,

y otra es cruzar en patera hacia la península.

Lo que se observa en Melilla,

es una ciudad muy pequeñita, 12 kilómetros cuadrados, en África,

muy cerrada, una ciudad pequeña que, de alguna manera,

es un eje clave en la contención del flujo migratorio

y en mandar mensajes a África,

y un eje clave, Melilla y el entorno de las islas también,

para la aplicación de políticas de devolución.

Entonces, bueno, lo que se identifica cuando llegas a Melilla...

profundas contradicciones.

Una ciudad relativamente rica, que vive del flujo migratorio,

y que vive completamente de espaldas a la migración,

o ignorando todo lo que genera.

También, una enorme arbitrariedad

y una enorme opacidad en los procesos.

Melilla es un espacio de no derecho,

donde se encuentran mil maneras para que no se aplique la ley,

desde... si es territorio Schengen, si no lo es,

si los refugiados en Melilla

tienen los mismos derechos que los refugiados en España...

bueno, esto es un poco lo que se identifica.

Por lo tanto, la gente está en territorio español

y, sin embargo, la vulnerabilidad continua siendo extrema.

No es la misma situación, efectivamente, que en Marruecos,

en los campos del Gurugú... bueno, cuando había,

o en los campamentos donde está la gente esperando a cruzar.

Y lo que hace falta en España y en Europa es mucha más solidaridad...

pero no a nivel civil,

porque ahora entramos en la segunda temática, no a nivel civil,

sino a nivel político.

Cómo puede ser que las políticas en la Unión Europea

estén enfocadas sencillamente en cubrirse las espaldas,

en planear cuál va a ser la decisión política más correcta

para que mis votantes y la sociedad siga dándome el apoyo.

Entonces, salen ramas... extremistas,

que deciden, un poquito, la política en Europa.

Es curioso que un refugiado de Sudán del Sur, que me decía:

"hay dos problemas aquí, uno es la avaricia por el poder,

y el segundo, liderazgos muy pobres.

Y en Europa, yo creo que estamos entrando en esa fase...

de lo importante es... la careta más que el contenido.

En España, las restricciones,

cada vez mayores, sobre los flujos migratorios

y la indefinición política de los sistemas...

de atención y protección internacional a refugiados

hace que, cada vez más,

la ciudadanía participe activamente en la acogida

y acompañamiento de aquellos que llegaron

y aún sueñan con una vida mejor.

Creo que la ciudadanía tiene una responsabilidad importante.

Tenemos que buscar maneras para articular la solidaridad ciudadana

en la acogida y la integración

de las personas migrantes forzosas y refugiadas...

generando espacios de encuentro,

aumentando la capacidad de acogida del Estado,

que es la que es,

y la ciudadanía organizada puede aumentar esa capacidad.

Y en este sentido, nosotros, parte de lo que proponemos es...

las iniciativas de acogida o patrocinio comunitario,

que se basan en organizar grupos de personas, dispuestos...

a acoger a personas migrantes que han agotado...

todas las ayudas que el Estado era capaz de ofrecer

y, sin embargo, por la debilidad del propio sistema,

no han podido recorrer todo el camino para la integración,

y necesitan más apoyo.

Esto, son diferentes modelos en función de...

de quien pone en marcha las iniciativas, pero...

que están siendo muy exitosas,

y aquí, bueno, desde luego, sí estamos abiertos, invitamos...

a seguir extendiendo las redes de hospitalidad,

las redes de acogida, por varias cuestiones.

Por un lado, por garantizar la integración de las personas

y, también, porque es una manera de cambiar la cultura...

la cultura del miedo, la cultura del rechazo al otro,

ir generando pequeñas iniciativas en los entornos locales,

que generan encuentro,

que generan otras dinámicas de relación,

y que van también cambiando la percepción de las personas migrantes,

van combatiendo estereotipos, van generando preguntas,

en los entornos en los que estas iniciativas...

se van poniendo en marcha.

Yo creo que es una herramienta potente

para construir contranarrativas a los discursos predominantes

de criminalización y rechazo a la inmigración.

Desde el punto de vista de la antropología,

o desde la diversidad cultural,

uno puede ver que las poblaciones siempre se han desplazado,

y han estado en movimiento creando nuevas realidades culturales,

creando nuevas dinámicas, de manera que todo se integre,

se incorpora en nuevo sentimiento de lo que es español

o de lo que uno entiende por su propia cultura,

o la gente, que somos nosotros y ellos.

Esto va cambiando también en la práctica.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 24/05/19

UNED - 24/05/19

24 may 2019

1.- El juego del arte. Pedagogías, arte y diseño.
2.- Derecho en primera persona. Miguel García Ramos. 3.- Europa no quiere mirar. Refugiados.

ver más sobre "UNED - 24/05/19" ver menos sobre "UNED - 24/05/19"
Programas completos (677)
Clips

Los últimos 2.347 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios