UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5450886
Para todos los públicos UNED - 22/11/19 - ver ahora
Transcripción completa

Señor embajador, muchísimas gracias...

por haber aceptado la invitación a nuestro programa.

-No, al revés, le agradezco que me invite a este programa,

que ya es muy importante y muy conocido,

y ya muchos embajadores participaron en estas entrevistas.

Gracias.

-Bueno, el agradecimiento es doble, porque...

tengo entendido que hoy cumple 42 años que se casó con su esposa.

-¿Y cómo lo sabe?

¿Entonces, todo el mundo ya sabe que estoy...

viviendo con la misma mujer durante 42 años?

Sí, gracias.

-La embajada abrió en el año 2010,

pero usted lleva aquí muy poquitos meses.

¿Qué impresión le causa España?

-Yo, entregué mis cartas credenciales a su Majestad,

el Rey Felipe VI, el día 5 de septiembre.

Entonces, sólo hace dos meses, pero vine a España en julio.

Estoy aquí desde finales de julio

y, bueno, es un país que siempre me ha gustado, pero...

a España sólo vine como turista,

y es la primera vez que puedo disfrutar, no sólo como turista,

sino también como un hombre que vive aquí

y que puede presentar a su país en este país maravilloso.

-Pero ha tenido destinos en América Latina, anteriormente.

-Sí, entre los años 2006 y 2012,

trabajé como embajador de Armenia en la Argentina,

cubriendo también Uruguay y Chile,

por eso tengo un poco acento porteño, puede ser.

-Nosotros no tenemos embajada en Armenia.

Yo creo que por eso,

desde el Ministerio de Asuntos Exteriores nuestro,

se comenta que, aunque las relaciones bilaterales

entre Armenia y España son formidables,

pero también son modestas, ¿no?

-Como usted dijo, nosotros...

establecimos nuestra embajada en el año 2010,

a propósito, en el mismo edificio donde ahora estamos.

Y lamentablemente sí, hasta hoy,

España no tiene su propia embajada en nuestra capital, Ereván,

y está cubriendo desde Moscú,

pero quiero decir que en mayo hemos tenido consultas políticas

entre el Ministerio de Asuntos Exteriores de Armenia y de España,

y ya tenemos un acuerdo que el año que viene, en 2020,

España va a abrir su embajada en la capital.

Es sólo un problema de presupuesto, nada más,

porque tenemos la voluntad política

para desarrollar las relaciones que tenemos,

unas relaciones muy buenas entre nuestros países,

y, por eso, hay un acuerdo...

que el año que viene van a abrir una embajada española

en nuestra capital, Ereván.

-Es una buena noticia, ustedes son aproximadamente...

hay una colonia de unos 35 mil armenios aquí en España.

-Sí, se dice, viven en Madrid, en Barcelona, en Alicante, en Málaga...

hace pocos días regresé de Alicante, donde participaba...

en un evento organizado por la comunidad armenia en Alicante,

a propósito, tuve una reunión con el alcalde de Alicante,

y estuvimos hablando sobre...

cómo se puede desarrollar las relaciones entre España y Armenia,

a nivel de provincias,

y qué participación puede tener la comunidad armenia en este proceso.

Ellos han organizado un evento dedicado al 150 aniversario...

del fundador de la música clásica en Armenia, el padre Komitas,

y, después, yo visité la escuela que ellos tienen en Alicante,

y hemos tenido otras actividades vinculadas con la comunidad armenia.

Entonces, ya visité también Málaga,

conozco Málaga y los armenios que viven allá,

estoy planeando visitar Sevilla, y Barcelona, por supuesto.

Entonces, tenemos muchas actividades que hacer.

-Como se dice en español, mejorando lo presente,

creo que el embajador extraordinario,

por esa herencia que ha tenido Armenia,

ha sido el cantante Charles Aznavour que...

falleció recientemente...

-Sí, lamentablemente ya falleció.

Siempre fue un gran embajador...

oficialmente, los últimos años, fue embajador de Armenia en Suiza,

pero durante toda su vida fue embajador de la cultura armenia,

de la historia armenia, porque es un personaje que nació...

en una familia que escapó del genocidio de Armenia

y se colocó en Francia.

Y él fue un representante tanto de Francia como de Armenia.

Y estaba orgulloso de ser tanto francés como armenio,

y, por eso, sí, la verdad, él fue un embajador del pueblo armenio,

no del Estado armenio,

como fue oficialmente los últimos años, como digo,

pero él siempre fue representante del pueblo armenio en todo el mundo.

Cuando me preguntaban ¿quién eres?, yo contestaba armenio.

¡Ah! Charles Aznavour.

¿Y sabe que me dicen aquí? -No.

¡Ah!, es armenio, Ara Malikian.

Entonces, ustedes también tienen un representante...

de la música, del arte, aquí.

-Le estoy mirando, señor embajador, señor Vladimir,

y veo en el fondo esa maravillosa imagen del monte Ararat.

Ustedes tienen una historia verdaderamente extraordinaria.

De hecho, es una de las civilizaciones más antiguas,

y han tenido la gran aportación de ser el primer país,

la primera nación que instauró... -El cristianismo como una religión.

-¿Qué más a aportado Armenia?

-Nuestro pueblo tiene una historia de cuatro mil años.

A propósito, quiero decir que este año nuestra capital, Ereván,

celebró 2.801 años de establecimiento de esa ciudad.

Fue creada en el año 782 a. C., por Argishti, el hijo de Menua,

para que todos sepan que hay una capital...

que pertenece a los armenios y va a estar aquí toda la vida.

Entonces, sí, nosotros tenemos una historia

y nosotros fuimos el primer pueblo

que adoptó el cristianismo como religión... estatal, en el año 301.

Pero quiero decir que, aunque...

la religión armenia, la iglesia apostólica armenia,

tiene un lugar muy importante en la vida de nuestro pueblo,

y en la Constitución, en el artículo, si no me equivoco, 701,

dice que la iglesia está separada del Estado,

pero teniendo en cuenta el papel que siempre desempeñaba la iglesia

y la importancia histórica que siempre tenía...

para el desarrollo de la cultura armenia,

para el mantenimiento de la identidad armenia,

nosotros damos mucha importancia a la iglesia apostólica armenia,

pero eso no significa que otras organizaciones religiosas

no puedan actuar libremente en este país,

sus actividades están garantizadas por la Constitución,

si no contradicen las leyes de los armenios.

-Estar con usted... es absolutamente necesario...

plantearle una pregunta a propósito de la historia,

que sé que le produce, a todos los armenios,

a todo el pueblo de Armenia, mucho dolor.

Aquellos años difíciles de la Primera Guerra Mundial,

y la pérdida de... según los historiadores,

de un millón y medio de vidas,

incluso dos millones de armenios que perecieron durante aquella etapa.

-Es la parte más triste en la historia de nuestro pueblo,

y no existe casi ninguna familia que no sufrió del genocidio.

Mis abuelos se escaparon de Ereván...

y mi apellido, Karmirshalya, viene de Ereván.

Mi abuelo tenía una fábrica donde producía un manto de color rojo,

entonces, Karmirshalya significa "manto rojo".

Y a propósito, mis colegas y mis amigos en la Argentina me llamaron

"Señor Vladimir Manto Rojo".

Sí, todo el pueblo sufrió del genocidio perpetrado...

por el gobierno turco, y la población armenia,

que pertenecía al mismo Imperio Otomano, eran dos millones.

Un millón y medio fueron eliminados,

y otros deportados a los desiertos de Siria.

Entonces, nosotros perdimos casi toda la población armenia

que vivía en el Imperio Otomano,

porque los turcos... el gobierno de Turquía,

solía decir que no hay armenios, no hay problemas,

porque Armenia fue la última isla en el mundo musulmán,

pero los panturquistas querían sacar todo este territorio

y los armenios no les pidieron hacer,

y, por eso, algunos de los organizadores de esa gran matanza,

el genocidio, organizaron, en una noche,

juntaron a todos los representantes de la inteligencia de Armenia,

a los escritores, artistas, compositores, músicos...

y en unos días los mataron,

o los mandaron a los desiertos de Siria.

Juntaron a todos los soldados que servían en el ejército turco,

del Imperio Otomano, y les mataron también, casi en una noche.

Pero, lamentablemente...

ese genocidio no lo reconoció todo el mundo,

sólo 25 o 28 países y algunas organizaciones internacionales,

reconocieron el genocidio armenio, perpetrado por el gobierno turco.

-Pero sigue siendo una herida abierta, todavía...

-Sí, sí, claro, hay mucho...

hace unos días la Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos,

por 405 votos contra 11 votos, reconoció el genocidio armenio.

Y 46 estados de los Estados Unidos, reconocieron ya el genocidio armenio.

En España, también,

ya 36 ciudades y provincias reconocieron el genocidio armenio...

y el proceso sigue, no sólo en los Estados Unidos y aquí,

sino también en todo el mundo.

-Y no tiene la sensación de que este proceso que usted me comenta,

de esos acontecimientos terribles,

entre los años 15 y los años 20 del siglo pasado, no va muy lento,

quiero decir, no tienen ustedes una sensación de soledad,

por parte de la Comunidad Internacional.

-El genocidio armenio no fue reconocido como...

el primer genocidio del siglo XX.

¿Y qué tenemos después?

Tenemos Sudán, otros ejemplos de genocidios.

Y tenemos que reconocer y decir "nunca más", ya.

Pero, no podemos seguir adelante, si no reconocemos que sucedió hace...

el año que viene conmemoramos los 105 años del genocidio armenio.

-Ustedes, me imagino que,

por su historia y por la localización geográfica,

tienen unas relaciones estrechas, particulares, con Rusia.

Son, de hecho, su primer cliente a nivel comercial.

-No tenemos que olvidar que durante muchos años, más de 70 años,

Armenia formaba parte de la ex Unión Soviética, entonces...

fuimos ciudadanos del mismo país,

como los rusos, ucranianos, georgianos... y otros.

En la Unión Soviética...

había 15 repúblicas soviéticas socialistas distintas y que,

después de los años 90, cuando la Unión Soviética desapareció,

formaron sus países independientes, como lo hizo la República de Armenia.

Por eso, sí, claro que...

nosotros ahora mantenemos relaciones muy estrechas con Rusia...

-Y con China, también.

-Sí, no sólo con Rusia, que es un socio estratégico para Armenia,

sino también con los Estados Unidos, por supuesto, con la Unión Europea,

con China, con India... con todos los países tenemos muy buenas relaciones,

tanto políticas como económicas.

Y ese proceso sigue, porque los armenios somos una familia

que pertenece no sólo a Europa o a Asía, a todo el mundo,

entonces, estamos dispuestos...

a fortalecer nuestras relaciones con todo el mundo.

Y a propósito, con la misma Turquía, porque somos vecinos

y, lamentablemente, las fronteras con Turquía,

son las últimas fronteras cerradas en Europa.

-Así es, así es.

Y quisiera nuevamente agradecerle...

este extraordinario gesto que ha tenido con nuestra casa,

con nuestro país y con nuestra universidad, también.

Y le desearía, sinceramente,

que tengan la oportunidad de cerrar esas heridas que, me consta,

que el pueblo armenio lo sigue sufriendo,

y me gustaría terminar, concluyendo, con una pregunta,

¿si desde su gobierno hay alguna política estratégica para...

resolver el problema de la diáspora de los armenios en todo el mundo?

-Mira, nosotros, los armenios,

la población de todos los armenios en el mundo es...

de algo más de 10 millones

y, sólo una tercera parte, tres y pico millones viven en Armenia.

Entonces, para el gobierno de Armenia el programa es...

aumentar la cantidad de los años que viven en Armenia...

hasta los cinco millones, para el año 2050, más o menos,

pero lo más importante es que las puertas de nuestro país

están abiertas para todos los armenios que viven...

en cualquier país del mundo.

Y ¿sabe qué es muy importante?

Muchos armenios tienen casas,

tanto, por ejemplo, en California como en Armenia,

tanto en Francia como en Armenia, tanto en España como en Armenia

y tienen un business... -Es como una doble residencia.

-Sí, según nuestra Constitución

el ciudadano de Armenia puede tener doble ciudadanía

y pasaportes de dos, tres... no sé cuántos países.

Y, por eso, para los armenios...

que posean pasaportes armenios, o no los posean,

es muy fácil pasar dos o tres meses en Armenia,

regresar a su país, donde viven permanentemente

y, después, venir otra vez a Armenia...

tener un negocio en Armenia no es ningún problema.

Pero, ahora, muchos armenios que dejaron su país en los años 90,

cuando teníamos muchos problemas económicos,

cuando no teníamos ni electricidad, ni agua, ni nada...

y, ahora, Armenia, especialmente Ereván es...

uno de los países más modernos en el mundo.

Hace poco leí en un diario:

"cuando te vas a la cama en San Francisco,

si duermes en San Francisco, despiertas en el mismo San Francisco,

si duermes en Ereván, despiertas en el nuevo Ereván",

porque todo está cambiando, todo se está desarrollando.

Y, ahora, si antes decíamos...

que nosotros producíamos algo de agricultura o producíamos coñac,

ahora Armenia es una capital de nuevas tecnologías.

Quiero decir que... hace poco, a principios de octubre,

entre los días 6 y 9 de octubre,

organizamos en Armenia un Congreso de Tecnologías Informativas,

y participaron más de dos mil representantes de casi 75 países,

y nosotros pretendemos ser...

el centro de las tecnologías informativas en nuestra región.

Por ejemplo, nosotros tenemos...

organizaciones donde los chicos pueden estudiar nuevas tecnologías,

y nosotros queremos... no solamente usarlas nosotros,

sino también exportar estas ideas a otros países...

en Francia... bueno, a otros países extranjeros,

queremos compartir nuestra experiencia

en las nuevas tecnologías.

Se ocupan de lo que nos venimos ocupando los filósofos y filósofas

en la ontología del presente,

pensar el espacio y el tiempo de la percepción de la obra de arte,

de la telemática en la que habitamos

y, sobre todo, pensar algo tan sencillo como dónde estamos,

en qué contextos geopolíticos y de percepción, y de inscripción,

se establece nuestra obra de transformar el mundo.

A mí sí que me gustaría dedicar unas palabras para...

destacar algunas de sus múltiples virtudes,

por ejemplo, la gran erudición,

la elegancia en el estilo en que está escrito

y, sobre todo, la gran solvencia en que se está abordando

y se desarrollan temas tan importantes

como la cuestión de igualdad de género,

el cambio climático, el drama de los refugiados.

Temas que son indispensables

y que hacen que esta colección hoy sea una lectura imprescindible

y un verdadero placer leerla.

Vivimos en tiempos de tiniebla, de confusión,

ciertamente tenemos resistencias de todo tipo

y yo creo que, además, están incluso todos aquellos

a los que les interesa mantener, de una manera o de otra,

un cierto desorden establecido, precisamente porque saben...

que nada se puede hacer sin la voluntad organizada

de una comunidad consciente y bien informada.

La verdad es que... estos empeños que hay hoy en día

de separar a los ciudadanos,

favorece una suerte de irredentismo,

que en realidad, yo creo que no aporta bien a nadie,

no sólo a los españoles sino a los europeos o al mundo,

porque parece que, a veces, se nos olvida...

que de lo que se trata aquí no es de agrupar Estados,

sino de unir a personas.

Los fenómenos migratorios, los éxodos,

inciden en realidades políticas como la estadounidense o la europea,

profundamente fragmentadas y polarizadas y, por ello,

incapaces de dar respuestas a estos dramas migratorios.

La tesis de este libro es que estas parálisis,

institucionales y políticas, esos fracasos,

tienen en su base fracasos de carácter conceptual

o de carácter filosófico,

desde el punto de vista, por lo tanto, del discurso.

La aptitud identitaria, securitaria, que levanta muros, por un lado,

y, por el otro, el rescate voluntarista e inmediato,

por ejemplo, en aguas del Mediterráneo,

sin embargo, ambas comparten el mismo paradigma técnico

de dar una solución inmediata a un problema

del que no se ahondan las profundas raíces históricas,

los grandes problemas conceptuales

y, sobre todo, las decisivas causas socioeconómicas.

Nosotros creemos que...

si no se sale de la actual terminología política clásica,

de las dicotomías que impregnan el pensamiento identitario,

difícilmente se podrá dar una solución conceptual

y, por lo tanto, política, novedosa al drama migratorio

y, sobre todo, una solución de amplio espectro.

Este libro tiene la esperanza...

de ofrecer una voz alternativa, una voz filosófica,

frente a esos discursos hegemónicos sobre las migraciones,

que no sólo no han sabido frenar los rebrotes identitarios

que desgraciadamente asolan todo el mundo,

sino que, en muchas ocasiones, los han generado.

La gran virtud y el gran interés que tiene esta colección,

a mi modo de ver, es que aquí se está dando un movimiento...

de personas involucradas a favor de ideas,

involucradas con una serie de aspiraciones

y de teorías muy interesantes,

que tratan de decirnos, cada una desde su diferencia, algo en común,

y por eso digo que los grandes temas que aquí se abordan, en este libro,

son para mí y para muchos de nosotros

como esos vientos propicios para esa pequeña barca

que permite avanzar nuestra idea,

para que no naufrague en los mares procelosos del escepticismo

y de las dudas que a veces nos atacan y que nos rodean.

En el programa de hoy contamos con la participación

de Jordi Claramonte,

profesor de Estética y Teoría del Arte en la UNED.

Y con Jesús Ramé, otra persona apasionada por la estética fílmica

y la comunicación audiovisual.

Ambos han participado en la edición de un libro

que va precisamente de estética, cine y filosofía.

Parece complicado, pero ellos lo explican muy bien.

Vamos a intentar entender por qué... "No lo saben pero lo hacen.

Textos sobre cine y estética de Geörgy Lukács".

Lo primero es preguntarte...

cómo se te ha ocurrido meterte en un libro de estas características,

que toca dos mimbres tan raramente juntos...

como el del marxismo y el cine, nada menos.

-Claro, precisamente es por el marxismo y el cine.

Por un lado, Lukács ha sido muy maltratado intelectualmente,

y nos apetecía recuperar sus textos.

Y, por otro lado, la teoría cinematográfica de Lukács

era absolutamente desconocida y, al entrar a investigarla,

nos dábamos cuenta de que era tan interesante

que podíamos aplicarla incluso al cine para la vida de las personas.

Entonces, en ese sentido, nos parecía imprescindible...

volver a recuperar, volver a releer los textos de Lukács,

pero por qué este libro se llama "No lo saben pero lo hacen".

-Pues esa es una buena pregunta para que te la haga el entrevistado.

No, vamos a ver, el libro se llama "No lo saben pero lo hacen",

porque es la frase con la que Lukács empieza su gran obra,

que es una estética en cuatro tomos,

donde resume todo su pensamiento estético de modo brillante,

y es una frase de Marx.

Que da a indicar que, de alguna manera, quizás,

al menos en el ámbito de la estética, de la belleza, de la sensibilidad,

aquello que sabemos y tan orgullosos estamos de saber,

pues no es tan importante.

Y que, en cambio, es muy importante aquello que hacemos,

aquello que hacemos con nuestras vidas todos los días

y aquello que hacemos con nuestras vidas a final de cuentas.

Y yo creo que de eso va este libro,

porque tú le ves que este libro pueda tener una aplicación práctica,

así, a la vida de las personas.

-Claro, porque... fíjate, se cumplen 100 años...

de la nacionalización del cine en la Unión Soviética,

que fue un camino que tomó el cine en el lado marxista del muro,

donde pensaban que el cine tenía que servir para la vida.

Había experiencias, por ejemplo, como "El tren de Medvedkin",

que lo que hacían es llevar...

todos los elementos que podían facilitar hacer una película,

para que en las fábricas y en pueblos hicieran películas

y, luego, ellos mismos las vieran,

y pudieran hacer una especie de evaluación

de cómo estaba llevándose a cabo la colectivización.

Cuando llega Stalin eso desaparece, todo desaparece

y, entonces, en el lado capitalista

y en el lado comunista se hace el mismo tipo de cine,

que es el cine narrativo convencional, clásico,

y esa línea se pierde.

Entonces, leyendo a Lukács podemos recuperar...

esa línea de una idea del cine que sirva para la vida,

que sirva para las personas,

no que simplemente sea un objeto de consumo, una mercancía.

Entonces, en esa idea podíamos pensar que, ahora mismo,

hay películas que se hacen con muy bajo presupuesto,

o incluso en colectivos, que no son películas de autor,

que podrían tomar ese camino,

y que la mayoría del cine, evidentemente, está en otro camino.

Y, yo te pregunto a ti...

¿qué hace de especial la teoría cinematográfica de Lukács

para el cine?

-Creo que aporta algunas claves de interpretación, de vivencia,

en las cuales ya no nos limitamos a un mero repaso técnico...

o formal de lo que ha hecho,

sino que vamos a una cosa que Lukács llama

"la unidad tonal-emocional", o sea, cómo nos impresiona,

cómo nos emociona, cómo nos sobrecoge una película, y cómo...

influye tanto sobre nuestra vida,

incluso en ese formato relativamente...

pues eso, echado a perder, que es el del cine meramente narrativo,

donde no hay una experiencia comunitaria de producción,

no hay una catarsis colectiva que se genera a través del cine,

incluso en el cine más meramente narrativo, en las películas de amor,

en las películas de acción, en las de guerra y tal,

incluso en esas, aparece esa unidad tonal-emocional

y aparece como una aportación...

a una mayor inteligencia de nuestra propia situación,

de cómo estamos hechos, a qué reaccionamos.

En ese sentido, quizás yo te preguntaría a ti...

algún ejemplo que se te ocurre, así cercano, porque, por ejemplo,

¿por qué habéis recurrido a esta portada?,

donde parece que se dejan adivinar personajes de Tarantino,

que no es un cineasta precisamente de... Unión Soviética, años 20.

-Claro, Lukács...

al mismo tiempo que pretendía que el cine sirviera para la vida,

también pensaba que el cine era una herramienta...

con una potencia grandísima, por el lado popular,

o sea, Chaplin, que era uno de sus cineastas más admirado,

componía sus obras desde un lado político,

desde un lado humorístico y desde un lado artístico,

es lo que podríamos llamar un repertorio lúcido.

Entonces, Lukács nunca pensaba que el cine pudiera ser solo... o popular,

sino que tenía que ser popular, al mismo tiempo que...

a ver cómo puedo explicar esto,

Lukács no sólo pensaba que el cine tenía que ser popular,

sino que también tenía que cumplir una función política.

Entonces, en ese sentido, podemos ver que en muchos casos,

la mayoría del cine está alejado... en el sentido del consumo,

pero, por ejemplo, Tarantino nos da una solución en su película...

nosotros hemos comparado a Lukács con el señor Lobo de "Pulp Fiction",

donde el señor Lobo llega y arregla lo evidente,

aunque esté delante de todos nosotros,

al final, si no llega alguien y cuenta lo evidente,

no nos damos cuenta de ello.

-Usted es Jimmy, ¿verdad?. Esta es su casa.

-Exacto.

-Soy el señor Lobo, soluciono problemas.

-Bien, tenemos uno.

-Es lo que he oído, ¿puedo pasar? -Sí, por favor.

-Señor Lobo, escuche, no es por falta de respeto, ¿vale?, le respeto,

es sólo que no admito que nadie me grite ordenes, eso es todo.

-Mi brusquedad se debe a que tenemos poco tiempo.

Yo pienso deprisa, hablo deprisa,

y necesito que actúen deprisa, si quieren salir de esta.

Y ahora pórtense bien, les daré un caramelito cuando limpien el coche.

-En ese sentido, podríamos considerar que...

el cine nos revela, a veces,

realidades que están delante de nosotros

y que no nos hemos dado cuenta hasta ese momento

en el que hemos visto esa película.

-Esa es otra interpretación de la frase del título

"No lo saben pero lo hacen",

y es que los directores y directoras, los realizadores y tal,

muchas veces tampoco saben exactamente lo que están haciendo.

-Claro, y que luego el cine responde...

a un proceso dinámico y dialectico, continuamente.

Entonces, él, por ejemplo, ve que el cine...

tiene una capacidad de manipulación grandísima

por su carácter de autenticidad,

todo lo que aparece en el cine es auténtico de por sí,

pero, al mismo tiempo, se da cuenta de que el cine...

tiene una capacidad de la habilidad,

que quiere decir que es como una especie de espejo

en el que tú te miras y puedes llegar a reflejarte.

De hecho, hay películas...

que no significan lo mismo para todo el mundo.

-Yo creo que una de las cosas grandiosas, también,

que ofrece el pensamiento estético de Lukács, es que da pábulo,

da fuerzas a proyectos de alfabetización audiovisual,

que yo creo que son de la mayor importancia

en estos tiempos tan atribulados.

-Además, él introduce el término de "pedagogía de la sensibilidad".

La idea de generar un gusto por la obra estética,

en este caso, la obra cinematográfica.

-De hecho, Lukács, una de las cosas más chulas que tiene...

es el concepto de objetivación,

que tiene mucho que ver con esto que dices.

Lo que cualquiera de nosotros hacemos...

especialmente, como un colectivo,

lo que cualquiera de nosotros tenemos que hacer es,

de alguna manera, en algún momento, objetivar.

Yo no quiero pasar por este dialogo sin insistir...

en que la estética de Lukács, como cualquier buena estética,

es siempre una práctica o una teoría de la auto-organización.

Es decir, de encontrar en nosotros mismos,

la inteligencia, la sensibilidad y los recursos

para convertir nuestras vidas...

en algo mucho más potente de lo que hasta ahora ha sido.

-Y de ahí parte la idea de "el hacer",

de la cristalización de la imaginación en una obra concreta,

si este caso es colectiva, pensaba... cuando hemos trabajado con niños

y hemos tenido que explicar un concepto teórico del cine,

y un apartado histórico, se me viene a la memoria...

un momento en el que explicamos los planos "Lumière",

los primeros planos del cine,

las primeras películas del origen cinematográfico,

donde la forma más interesante de captar

lo que suponía esa creación nueva, era ponerte a hacer planos "Lumière",

y poníamos a los niños y a las niñas a hacer planos de 45 segundos...

en blanco y negro, mudos y fijos.

De tal forma, que se colocaba a los niños y a las niñas,

en los presupuestos artísticos o no, que tenían los hermanos Lumière,

y entendían perfectamente cuál era el significado de esas películas.

De hecho, algunos, que les parecían absolutamente ridículas

las ideas como filmar a personas que salen de una fábrica,

filmar un tren que llega,

cuando se ponían a rodar sus propias películas,

a lo mejor filmaban la salida del colegio,

por eso era lo que le parecía interesante.

Y se generaba un debate.

Y eso es muy importante desde el lado colectivo.

Porque, en este caso, lo que se hizo es una película,

con todos los planos "Lumière",

que era la película del propio colectivo que,

al mismo tiempo, observaba como espectador esa película.

Entonces, se convertía en el arte popular por excelencia.

Bueno, este libro se inició con las unidades tonales-emocionales,

que podría ser el título de una canción de Vetusta Morla.

-Sin ir más lejos.

-Y, ese camino que hemos recorrido,

yo nunca pensaba que iba a acabar en un libro.

Sin embargo, es un libro que recoge todos los textos de Lukács

y, al mismo tiempo, recoge algunos textos de estética, en general.

-Además, el libro ha servido como ejemplo...

de lo que estamos diciendo también, a su vez, como una objetivación,

como un poner ahí fuera ideas, discusiones y tal,

y nos ha permitido llevarlo a sitios tan maravillosos como...

la librería de Leganés, de donde es Jesús,

y donde hemos tenido el público más maravilloso imaginable,

gente de Leganés, gente trabajadora,

que sacaba tiempo de donde no lo tenía,

para venir a escuchar a dos señores... enrevesados,

hablando sobre cine y sobre Lukács, con verdadera pasión.

Para mí ha sido una de las presentaciones de libro

más bonitas en las que he estado nunca,

y yo creo que es parte de la magia que transmite este buen hombre.

-De hecho, hemos intentado que se entienda,

y tiene un glosario, el libro,

que intenta explicar los conceptos y las categorías,

antes de que te adentres en él,

y también hemos hecho un ensayo fotográfico,

que intenta, también, explicar de forma gráfica

lo que se explica de forma verbal.

-Es un libro filosófico, con alto voltaje filosófico,

pero que está escrito para las masas.

Y dispuesto a que sea apropiado por ellas.

Así que nada, a asaltar el Palacio de Invierno cuanto antes,

porque luego hace mucho frio.

Yo me llamo Luisa González Saavedra,

tengo 42 años,

soy natural de un pueblo de Extremadura,

de Los Santos de Maimona,

y, actualmente, trabajo en un centro de protección de menores,

de la Comunidad de Madrid, que se llama Residencia La Berzosa.

Yo soy la directora del centro, de la residencia,

pero es verdad que a mí me contrataron como antropóloga,

fui contratada como adjunta a la dirección,

para hacer un informe...

sobre el modelo de intervención que se hace en la residencia,

así que yo empecé a trabajar de antropóloga,

hice trabajo de campo durante seis-siete meses, aproximadamente,

y, luego, elaboré un informe,

que se convirtió en el modelo teórico de intervención que se hace,

en la residencia, actualmente.

Yo, en realidad, soy licenciada en Filosofía.

Estudié Filosofía

y, luego, hice un máster en Antropología Americana,

conocí a Manuel Gutiérrez Estévez,

que es catedrático de Antropología de la Universidad Complutense,

y a través de él empecé a meterme un poco

en el mundo de la Antropología Americana.

Me especialicé en un grupo indígena-amazónico del Perú,

hice mi tesis doctoral

y entré de lleno en el mundo de la Antropología.

La antropología, lo que te ofrece es una perspectiva,

una apertura de división de percepciones sobre el mundo,

lleno de seres humanos,

es una ampliación de conocimientos de la diferencia

y que te da herramientas para moverte en un mundo de diferentes,

al ser diferentes todos y cada uno,

la Antropología es, yo creo, ahora mismo, la única...

disciplina que realmente te permite tener...

una visión global, pero al mismo tiempo local,

de lo que es el ser humano,

sus costumbres, su política, su estética, sus valores.

El equipo con el que yo trabajo es,

efectivamente, muy inter y multi disciplinar,

tenemos desde psicomotricistas,

hasta terapeutas ecuestres, educadores sociales...

y trabajamos con menores, quiere decir que trabajamos con personas,

con lo cual, todo es como muy multi.

Creo que la visión que yo aporto, aunque es verdad que como directora

tengo que hacer mucha actividad administrativa,

soy representante legal de 19 menores,

y eso me exige tener unas responsabilidades...

administrativas y legales con respecto a ello,

pero es verdad que mi posición y mi formación como antropóloga,

me permite tener una visión diferente de lo que es la residencia,

de lo que son los diferentes grupos de intervención,

de trabajo, con los menores.

Yo creo que mi formación como antropóloga,

el haber estado ocho años

haciendo una tesis doctoral con un grupo indígena,

lo que me permite es poder ver, desde fuera,

cuáles son los lazos que se dan entre las diferentes áreas,

creo que eso fue lo que yo aporté de diferente y de particular

a la empresa en la que trabajo,

y eso fue el valor y sigue siendo, yo creo, uno de mis valores.

El trabajo de campo es imprescindible para un antropólogo,

sin trabajo de campo no hay Antropología,

y creo que es muy necesario que se ahonden las experiencias,

en cómo afrontar la diferencia que se encuentra en el trabajo de campo,

cómo mantener las relaciones sociales en ese trabajo de campo,

quién eres tú, cómo descubrirte tú mismo, en ese trabajo de campo.

Antropología no es simplemente lo que hizo Lévi Strauss,

o lo que hace Feliz Escola, o hizo hace unos años,

Antropología es salir a la calle

y reflexionar sobre lo que estás viendo

y lo que están viviendo otras personas

y tú, incluida, en ese conjunto.

Uno, cuando empieza la carrera Antropología

y se va a hacer trabajo de campo,

siempre va buscando el chamán, el mito o el ritual,

y esto lo tienes en cada segundo, cada minuto,

simplemente tienes que saber descubrirlo,

con lo cual es una manera estupenda de descubrirte a ti mismo,

a través de los otros,

y es el principio fundamental de la vida,

o sea que, al final, la Antropología,

lo que te está haciendo es formando y ayudarte a madurar,

y a mí me ha servido,

aunque yo no me formé en la carrera de Antropología,

soy antropóloga y me considero antropóloga,

y voy por la vida de antropóloga.

Es tarea del pensamiento desactivar de raíz, dislocar

y debilitar las armas de la violencia multiforme,

alterándola desde la piedad de aquellas racionalidades ya dadas

que se constituyen y reúnen en la pluralidad sincrónica,

comprendiendo la inocencia de la vida

que sólo puede ser con los otros y por la diferencia que nos enlaza.

Pues lo no-dicho y lo no-pensado por la luz de la razón,

nos interpelan ahora como nuestra única oportunidad.

Tan sólo es preciso escuchar. También el silencio.

Los mundos de la vida ecológica nos llaman, entonces,

desde el fondo de la voz de lo posible,

para volver a evitar la Tierra Celeste.

Estos libros recogen mi escritura secundaria, porque...

había, mientras tanto, otros libros que estaban recogiéndola,

y, sin embargo, quizás más íntima,

más en relación con el propio pensamiento libre,

y tienen el interés de recoger, como digo,

los últimos ocho años de producción creativa.

Son tres volúmenes que, en realidad, están bien articulados,

con un hilo conductor en el sentido,

de que unas partes se miran a otras, de que...

los textos de unos están dialogando con los textos de los otros

y, como digo, tiene que ver con ese modo específico de trabajar

de la profesora Teresa Oñate, por distintos motivos.

En primer lugar porque se recupera muchos de los topoi, de los mimbres,

con los que la profesora Teresa Oñate trabaja habitualmente,

aparecen autores... como Heidegger, como Aristóteles,

se hace cierta reconstrucción de algunas genealogías inmanentes,

donde se recupera la recepción, por ejemplo,

de Nietzsche, del pensamiento griego.

Estas obras son, por tanto, una conmemoración de virtud y amor,

y de la virtud y el amor que todos los protagonistas,

que a través de la voz de Teresa, van apareciendo,

tienen en su entrega por una comunidad universal,

una comunidad universal de las diferencias

que la hermenéutica sí está en condiciones de hacer posible,

una comunidad en la que todas las diferencias se saben constituyentes

y se reconocen a sí mismas,

en el espíritu de dar lugar a lo mejor de lo posible.

Es decir, de aquello que ya Nietzsche mentaba...

mediante el término de reminiscencia griega "aristocracia".

Es decir de virtud para todos,

merced a una educación cultivada superior,

lo cual no quiere decir otra cosa sino "paideia".

Reconocimiento de los grandes maestros,

y apoyo y reconocimiento, en ocasiones incluso más merecido,

de los discípulos, y el lema que preside todo esto,

yo lo repito a menudo, no es ninguna sorpresa,

es aquella expresión de Aristóteles

"porque el fin de la filosofía y de la "paidea"

es ver al alumno enseñando".

La cuestión del nihilismo es esencial

para comprender nuestra epocalidad.

No ente y no sujeto, no objeto de consumo,

no reducir la realidad a meras mercancías instrumentales

que ni siquiera, además, se necesitan,

pero que, además, estarán colgando de los anaqueles

de las grandes superficies en las que se han convertido las realidades,

esperando quizás a que alguien las necesite

y, seguramente, yendo ya al cubo de basura

de los detritus que inundan el planeta.

Este tenía que ser el tercer volumen porque repliega,

aunque recorre los anteriores,

la cuestión esencial de dónde estamos.

La ecología...

no tenemos más remedio afortunadamente que hacerla,

pero no como una mera tarea ahorrativa,

sino como una investigación de qué es la geopolítica,

qué es la Tierra Celeste,

por qué no podemos convertirla en un depósito de mercancías,

sino en algo que florece y que, además,

es el ámbito donde habitar en lo sagrado de la cotidianidad.

El magisterio que Teresa Oñate despliega

a través de todos estos textos,

no se limita a explicar meramente a las muchas voces,

a los muchos autores que aparecen en estas obras,

sino que más bien estos son puesta en obra y acción, precisamente,

de lo que podríamos denominar el pensamiento

y la filosofía de Teresa Oñate,

una filosofía que se sabe ya hermenéutica.

Teresa Oñate hace algo que es realmente difícil e infrecuente

que es pensar homenajeando a otros, homenajeando a figuras y amigos...

con los que ella dialoga, habla, piensa,

sobre algunos conceptos claves de la tradición filosófica.

Es una voz enérgica, vital, creadora,

una voz singular que abre caminos,

que sugiere más de lo que se dice, en muchas ocasiones,

y que se hace querer no sólo por esta facilidad

o esta posibilidad de pensar con otros y de pensar en amistad,

sino también por los propios enemigos de la filosofía

que genera esta pensadora y que están muy presentes en este libro.

La Tierra Sagrada que necesita descansar...

en el misterio que se nos envía como una bendición.

El arte necesita y al arte compete interpretarlo.

A la poesía y el pensamiento decir su palabra

a una nueva asamblea de los hombres y las mujeres venideros:

más libres, sí, capaces de asumir la medida del ser.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 22/11/19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

UNED - 22/11/19

22 nov 2019

1.- 25 Minutos de conversación con el Excmo. Sr. Embajador de Armenia en España. 2.- Colección "Pensar nuestro tiempo". 3.- "No lo saben pero lo hacen". 4.- Antropología en Primera Persona. Luisa González Saavedra. 5.- "Hermenéuticas contra la violencia" con Teresa Oñate.

ver más sobre "UNED - 22/11/19" ver menos sobre "UNED - 22/11/19"
Programas completos (696)
Clips

Los últimos 2.422 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios