UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5347961
Para todos los públicos UNED - 19/07/19 - ver ahora
Transcripción completa

La Amazonía a lo largo de estos últimos 500 años

ha ocupado en el imaginario occidental

una imagen que se vincula con la lejanía absoluta.

La lejanía absoluta en sus dos dimensiones posibles que son,

la lejanía del otro como no contaminado

y por tanto como representante de una especie de edad de oro

que sigue persistiendo en el tiempo,

los indígenas y sobre todo los indígenas de la Amazonía

son como niños, y por otro lado, la otra forma de otredad,

de exotización de la diferencia

que consiste en ver al otro como el salvaje más radical.

Esas dos versiones han condicionado, creo, el imaginario occidental

y han condicionado la acción política.

Como niños, se los puede utilizar, se los puede manejar,

se los puede engañar y por otro lado,

el temor, la idea del temor al acceso,

la idea del temor al contacto,

y en esa doble tesitura se han canalizado, creo,

buena parte de la acción, no solamente política,

sino de la acción cultural con la Amazonía

y sigue condicionando las actitudes de Europa Occidental, del Occidente,

pero también de los estados naciones

que comparten territorio amazónico en la actualidad.

Por un lado está la construcción que se hace de la Amazonía

que se hace desde el mundo occidental;

es una construcción que se hace desde dos lugares,

los dos lugares son estereotipos y se construyen como tales.

Es decir, un estereotipo se construye,

y aquí estoy siguiendo a Homi Bhabha,

se construye siempre desde una insistencia casi neurótica

en que el estereotipo responda a tu idea de lo que es.

Por explicarlo mejor, si el mundo occidental quiere ver en el Amazonas

el último reducto del edén, del jardín del edén, del paraíso,

va a construir a partir de cuadros,

pero también de fotografía o de cine, va a construir esa idea del paraíso.

La segunda es una construcción

que es una tradición occidental desde el romanticismo,

que es la idea de construir una naturaleza

que es muy amable con el hombre,

en la que el hombre puede convivir amablemente,

puede construir en ella, sacar partido de ella,

tener una convivencia casi de comunión espiritual.

Es una idea que en Occidente, viene de pintores como Constable,

de una serie de economistas rurales o de grandes tories rurales ingleses

que buscaban esta relación con la naturaleza.

Y en el caso de la Amazonía,

se construye a partir también de una idea occidental,

que es la idea del buen salvaje.

No hay nada o casi nada más radicalmente opuesto

a nuestra ideología religiosa monoteísta,

cuando llegan los europeos, desde hacía centenares de años,

que la presencia de religiones diversas.

Se calificaron por parte del imperio español y portugués como politeístas,

para identificarlas, para ponerlas en convergencia

con el tipo de religión pagana previa al cristianismo en Occidente.

La idea de que una de las formas de expresión de la inhumanidad,

del salvajismo, era el politeísmo, pues la traslación a América Latina,

a los indígenas, fue fácil y sencilla.

La idea de no creer en un solo dios,

en una trinidad, sino expresado en múltiples formas

de vinculación del yo con lo sobrenatural,

la vinculación con el río, con los árboles, con los distintos animales,

con el cielo, y no solamente con fuerzas de la naturaleza,

sino a veces, con cosas concretas que se cargaban de sacralidad.

Ese contraste tan fuerte entre un tipo de creencia y otro,

reforzó la idea de la diferencia y reforzó la exotización.

Tenemos instalada una imagen del otro, una imagen de la Amazonía,

y por extensión de lo amazónico, de sus habitantes, de su escenario;

es una imagen fabricada, impostada,

que nos dificulta poder buscar la traducción,

las analogías que nos harían comprender mejor

las semejanzas estrechísimas que hay en los modos de vida,

en el sentir como seres humanos y en los conflictos muy semejantes.

Y precisamos desmontar un poco esa categoría que les hemos asignado

a territorios o a personas que viven en otros contextos y, sobre todo,

no podemos desvincularnos de toda la herencia recibida.

Es muy potente el término Amazonía,

nos lleva a ideas muy preconcebidas de exuberancia, de aventura,

de mitos, de caos, de conflicto de recursos...

También nos fascina el desorden porque vivimos en un mundo ordenado,

muy normalizado y entonces, los ámbitos que tienen desorden,

los lugares abandonados que los artistas han frecuentado,

lugares no entendidos que están fuera de las normas administrativas,

nos seducen irremediablemente y fantaseamos sobre ellos.

Entonces a la Amazonía como tal,

la metemos en ese contexto de lugar sin ley...

El buen salvaje es ese ser no contaminado por ideas occidentales,

lo que es francamente complicado,

que es capaz de convivir con la naturaleza

como uno más de esa naturaleza.

Entonces claro al buen salvaje le provoca dos problemas,

por un lado, si convive en la naturaleza como uno más

está más animalizado que humanizado en su convivencia con ella.

Por otro lado, su convivencia con la naturaleza,

no puede ser ni remotamente lo idílica que, en teoría,

tendría el buen salvaje al uso,

porque la naturaleza es una naturaleza muy jupiterina.

El hombre construye ciudades para protegerse de la naturaleza,

no porque de repente quiera vivir entre hormigón.

Y lo interesantes es cómo se maneja la construcción del Amazonas

incluso por parte de artistas que viven allí,

intentando salir de la construcción de la mirada occidental del Amazonas,

sin embargo dentro incluso de los artistas que trabajan,

que son del Amazonas, pueden mantener algunos de estos estereotipos.

Lo que no sabemos es si lo hacen conscientemente

y con algún tipo de actitud crítica

o lo hacen porque realmente es su modo de ver un Amazonas

que lleva siglos construido de esta manera.

Actualmente, el territorio amazónico

lo comparten ocho estados de América Latina y Francia,

que sigue teniendo un territorio amazónico, la Guayana francesa,

que todavía no está descolonizado, no es independiente.

Por tanto las ideas en torno a lo que es la frontera,

depende de la evolución histórica, depende de las políticas coloniales

y depende también de cómo después de la descolonización,

cada uno de los estados ha entendido

que debe hacer funcionar la diferencia entre un lado y otro

de un territorio, que era indiferenciado hasta el siglo XV.

Las fronteras como invención cultural y política

lo que ha hecho es separar mundos

mundos que no tienen por qué ser separados de manera artificial.

Estas separaciones nunca han sido del todo naturales, pero son,desde luego,

muy artificiales en las situaciones de colonización.

Sabemos que hay muchos grupos indígenas que comparten fronteras

porque la idea de frontera no es patrimonio suyo

sino que es una invención política, cultural nuestra,

por lo menos la idea de frontera absolutamente cerrada,

de frontera con muro.

En otras situaciones la idea de frontera ha podico existir

pero es una idea de frontera mucho más voluble,

mucho más porosa, digamos,

de tal modo, que no se entiende como una línea

sino como un espacio mucho más abierto,

mucho más amplio que permite que grupos indígenas amazónicos,

tradicionalmente, muchos de ellos nómadas,

se moviesen sin problema por amplísimos territorios.

La Amazonía como un lugar fronterizo es un lugar especialmente fronterizo,

porque es una enorme frontera entre tres países.

Y no solo es una enorme frontera entre tres países

sino que es increíblemente rica,

es decir, es una frontera muy codiciada,

no solo por los tres países que la forman

sino por agentes incluso exteriores a esa frontera.

Lo interesante de una frontera no es que te de paso a otro lugar,

es que te da paso a otro lugar de pensamiento.

La frontera como un lugar del nacimiento de un pensamiento otro,

que no es el pensamiento de ninguno de los países que conforman

o que están en los lados de la frontera,

sino que es el nacimiento de un pensamiento nuevo.

Hay un pensamiento que no es el pensamiento occidental,

que no es el pensamiento totalmente indígena,

sino que es un pensamiento híbrido,

que tiene su propia manera de articular su memoria.

Qué ha ido pasando a lo largo del tiempo,

de contacto, de convergencia, entre modelos radicalmente distintos

en torno a las creencias.

Normalmente los imperios se imponen sobre territorios de súbditos

marcando una triple diferencia en el terreno de lo étnico:

entre los imperialistas puros no híbridos, no modificados,

que van a ocupar las posiciones de élite y los grupos digamos,

en una posición social más desfavorecida de esos imperios que,

comienzan a mezclarse con los pueblos indígenas y generan territorios,

culturas y sociedades mezcladas, híbridas;

y por otro lado, los que permanecen alejados

y que no contactan con esos dominantes.

El hibridismo es un marcador de cómo están las relaciones sociales.

Se supone que, cuanto mayor hibridismo,

se ha producido una mayor integración

y la tensión entre los puros de un lado y los puros de otro lado

es mucho menor porque el cuerpo social del mestizaje

se amplía cada vez más.

Yo creo que si el arte tiene una virtud es la permeabilidad,

así como las células tienen las membranas,

y las membranas son el interfaz,

la periferia donde suceden muchísimas cosas

y permiten el paso de sustancias intercelulares

al interior de la célula, nutrientes,

el arte o el artista es esa persona

que está en esas periferias de las disciplinas

donde son capaces los fenómenos de mestizaje, de mezcla, de intercambio,

y el artista es más una persona que vive permanentemente

en un cruce de caminos.

Ese cruce de caminos mefistofélico,

es un lugar muy cómodo pero también muy expuesto.

Muy privilegiado porque te permite estar en esas intersecciones.

Qué ocurre cuando ese territorio se ve sometido

a una idea de frontera delgada, completamente adelgazada,

como la que imprime los criterios coloniales.

Porque la forma tradicional de entender la frontera

se ve sometida a la tensión que impone el dominio político,

en muchos casos, militar, haciendo que se separen

lo que antes era armónico y un conjunto más o menos integrado.

De tal modo que lo incompresible, para la lógica cultural y humana

que es que los iguales se mueven en territorios entre iguales,

eso se ve roto,

y la interacción social se ve condicionada radicalmente.

Una de las consecuencias más nefastas de la fronterización,

especialmente en la Amazonía,

es que rompe homogeneidades culturales

y crea diferencias artificiales donde antes no las había,

de manera que se generan nuevos pactos sociales

que van en contra de lenguas comunes,

de sistemas de parentesco completamente integrados,

de rituales armónicos,

todo eso se ve roto por una idea de frontera adelgazada,

impuesta y trasladada desde el Occidente Europeo.

Somos herederos de la razón y necesitamos explicarlo todo.

Nos sentimos muy mal en cuanto hay algo que no tiene explicación,

entonces tenemos que buscarle un lugar, una casilla,

y necesitamos meterlo en algún paquete,

sea el paquete de la sombra o de la fantasía, de la naturaleza salvaje,

cualquiera de estas categorías nos sirve

y a partir de ahí, vamos a filtrar toda esa lectura,

sin percatarnos de las profundas similitudes que puede haber

en el conflicto de un recurso forestal en una lugar de la Amazonía,

o de un recurso minero en Salamanca o en Galicia,

con las resistencias lógicas que puede haber.

Es decir, estas cosas que afectarían y que hermanarían perfectamente

a un habitante de Huelva con un habitante de la Amazonía

desde luego, jamás se nos ocurren,

porque rápidamente les hemos encasillado

en unas categorías que están por encima, que están fuera.

Y eso dificulta muchísimo el acercamiento

y ver los nexos comunes que harían que pudiéramos abordar,

a nivel global problemas que son realmente comunes y globales.

Claro, la historia es muy larga,

el colonizador ya no es el colonizador,

ya se ha ido.

Lo que tienen en su lugar son gobiernos,

estados híbridos de un colonialismo interno más que complejo,

porque recuperan muchas de las formas de actuar

del antiguo colonizador, esto es muy evidente en el Amazonas.

Ni Brasil ni ninguno de los países que son responsables del Amazonas

han tenido un trato con los indígenas del Amazonas mínimamente democrático,

nunca se les ha considerado ciudadanos

en un estado de derecho democrático,

por lo cual ha estado funcionando constantemente

una idea de colonialidad interna heredera del antiguo colonialismo.

Frente a eso hay muchas estrategias de resistencia.

Estas estrategias se han dado después de conflictos.

No es tampoco de extrañar que en áreas como la Amazonía,

donde los valores ambientales son ya, no para uno de los Estados

que contienen el bosque tropical o ecuatorial amazónico,

sino ya para todo el planeta son lugares de importancia capital

en cuanto a biodiversidad, en cuanto a riqueza natural

y también en cuanto a patrimonio cultural.

Las lenguas explican los mundos, y que necesitan ser preservadas,

pero sobre todo de la codicia.

No hay mayor peligro sobre el territorio amazónico actual;

hay acuerdo generalizado en torno a que el peligro fundamental

al entorno natural y también al entorno social,

proviene de las nuevas formas de depredación de Occidente

que tiene sus fórmulas fundamentales en la tala,

que es quizá la más grave de todas,

el extractivismo petrolífero y mineral,

y la invasión de la ganadería.

Cada vez más hay presencia y penetración de hidroeléctricas

que mayoritariamente no están bien planteadas y, desde luego,

no se hacen pensado en las consecuencias negativas

para las poblaciones indígenas;

las carreteras que pueden ser muy positivas en algunos aspectos

para la vida social de algunas comunidades indígenas de la amazonía,

pero en otros casos son completamente destructivas.

Este tipo de desajustes es importantísimo observarlos

para primero saber qué rangos son los que hay que conservar

de una manera radical y qué otros son los que hay que permitir

que se desarrollen de un modo sostenible

permitiendo que sus habitantes sean, además,

los que asumen la condición de conservadores,

de preservadores de su propio territorio...

No obstante, los espacios protegidos

que reclamamos muchas veces para preservar valores,

crean problemas, primero, un problema de percepción.

Es decir, esta área hay que conservarla, luego,

lo que está fuera podemos hacer con ello lo que queramos.

Segundo, esta área hay que protegerla

y entonces los que viven dentro de esa área

están limitando su evolución como sociedades dentro de ese espacio.

Estoy pensando concretamente en algunos pueblos, los ñukak,

de la amazonía colombiana, algunos grupos guaraníes de Brasil,

que han sido especialmente afectados por la guerra en Colombia

han sido desplazados y como consecuencia

del desplazamiento de sus entornos reciben 500 años después

el mismo efecto de enfermedades epidémicas occidentales,

y en poco más de 40 años la población ñukak se ha reducido en un 50%.

Cuando nosotros usamos la palabra estetizada

referida a una propuesta artística, de alguna manera estamos remitiendo

a aquella no tan vieja prohibición de Adorno,

cuando decía que después del holocausto,

después de la Shoa,

ya no se podía hacer arte, no se debía hacer arte.

A lo que se refería Adorno, era una enorme crítica

sobre la capacidad que tiene el arte de tapar la violencia.

De taparla en el sentido de que la violencia, reflejada,

representada en el arte, deja de ser violencia para ser arte,

para ser otra cosa, para ser algo bonito,

para valer dinero, para ser una mercancía,

para exponerse en los museos, deja de ser violencia...

Y a Adorno le preocupaba mucho

que la violencia pudiera desaparecer gracias al arte.

Que el arte tuviera esa capacidad consolatoria,

esa capacidad de ser un velo sobre la realidad brutal de lo violento.

Desde el momento en el que el arte forma parte de los media,

forma parte de algún modo de los canales culturales poderosos,

y de nuestra cultura occidental,

pues no deja de ser un medio de transmisión

para vehicular cualquier aspecto que se ponga en la mirada del artista,

en el entorno de la cultura o del colectivo en el que ese artista esté.

Cualquier ciencia explica el mundo desde una parcela,

que tiene vínculos con otras disciplinas e, incluso,

con aspectos metafísicos.

En el caso de la geología con aspectos metafísicos

como puede ser el tiempo, el pasado remoto, el futuro remoto,

los procesos no visibles, la velocidad de los procesos,

todo esto tiene una reverberación emocional muy intensa

y que para un artista, si está en ese cruce de caminos

y tiene ese manejo de lenguaje en el campo simbólico,

no pasa inadvertido.

Lo mira, lo atiende, aprende de ese lenguaje

y lo explora a veces con resultados muy positivos para la propia ciencia,

es decir, el científico a veces tiene que ajustarse a unos códigos

y a unas convenciones muy rígidas, mientras que el artista puede,

de alguna manera, jugar a traspasarlos,

y en ese juego amplía conocimiento.

Una exposición, una instalación, una propuesta, un artista,

es simplemente un lugar de enunciación.

Un lugar desde el que los artistas enuncian,

ponen sobre la mesa un asunto, para que sea discutido.

Por eso el arte es profundamente democrático...

y por eso es muy difícil entender cuando alguien quiere censurar

o pretende inmiscuirse en las cosas que los artistas proponen.

Los artistas cuando proponen algo

no están diciendo esto es lo que tenéis que pensar,

lo que están diciendo es mirad, esto está ahí, pensemos sobre ello.

Tiene que ver seguramente con lo que significa el arte

como un tipo de valor difícilmente descriptible

pero que está ligado a un alma, a un tipo de sensibilidad.

Del mismo modo que yo he visto a veces a artistas indígenas

dialogando con artistas occidentales

y que están hablando de lo mismo aunque sean tan diferentes,

las presencias de obras amazónicas fuera del contexto amazónico,

y la integración en el contexto amazónico

de otras formas artísticas culturales,

genera un diálogo muy fructífero y ayuda no solo a entender mejor

formas de lucha, de resistencia indígena en la Amazonía,

nos ayuda a entender mucho mejor sobre todo la diferencia.

Si somos capaces de entender y de sentir algo, emocionarnos,

ante un arte tan radicalmente distinto,

estamos en condiciones de entender que, esos otros tan diferentes,

son también algo de nosotros mismos.

Lo que he querido hacer en el museo es...

hacer un dialogo entre el arte contemporáneo y el arte clásico.

Yo lo que hago es de la descomposición de pintura,

utilizo materiales bidimensionales como el lienzo

y creo escultura con lienzo.

Y en esta exposición,

se nota mucho como yo me inspiro en los clásicos,

especialmente en este museo, para trabajar con obra contemporánea.

Ya, antes de pensar en exponer aquí, venía muchas tardes al museo

y me inspiraba en los colores de los clásicos,

los ropajes, los pliegues...

La virgen del manto que está aquí,

la hice antes de pensar que iba a trabajar para esta exposición

y me inspiré en el manto de Claudio Coello.

Luego, utilizando pigmentos puros, para crear unas luces...

quizá un poco más fuertes y más contemporáneas,

pero siempre inspirada en los clásicos.

Cuando presenté esta exposición... he ido jugando con todas las salas,

al alimón con la comisaria, que es María Fátima Lambert,

decidimos hacer como el recorrido de la vida de una persona.

Entonces, entramos y se ve el dialogo entre Lázaro Galdiano

y el fantasma que todos llevamos dentro,

es una pieza muy fuerte, es descomposición de pintura,

porque cojo el lienzo y...

ya no tiene que estar como enmarcado, como un lienzo clásico, sino...

rompe el espacio y se convierte en arquitectura-objeto-pintura.

Y quiero hablar un poco de todos los miedos u obsesiones

que tienen los artistas y que sacan en sus obras.

Lo mismo, los coleccionistas, cuando coleccionan... hay su carácter,

sus vanidades, se representan en la colección.

Entonces hay un dialogo entre el fantasma que tenemos dentro y Lázaro,

se miran uno al otro...

es bonito porque, si lo ves por un lado, ves la figura de la mujer,

hablo de la pintura más figurativa,

y en cambio, si lo miras por detrás, es una pieza completamente abstracta.

Es un juego de por qué el arte...

tiene que ser o abstracto o figurativo,

en este caso, son los dos.

En este caso, es un lienzo pero...

juega en el espacio, está en el medio de la nada,

rompe con lo clásico, rompe con estar a pared,

rompe con las dimensiones... yo ya había trabajado en esto,

en exposiciones que se llaman "al límite",

que el lienzo se iba por arriba y se iba por abajo,

y rompía los cánones clásicos de un cuadro,

que tiene que ir contra pared, con un marco,

pero en esta exposición he ido un paso más

y he roto que el cuadro esté en el medio de la nada.

La pieza dorada habla del esplendor que hubo en el siglo XVI en España,

es una pieza que está hecha con pan de oro de 22 quilates,

que se expuso para el Ministerio de Cultura para Tabacalera,

y es una pieza que creo que juega muy bien con...

cómo el pan de oro y los clásicos... cómo trabajaban los pigmentos,

cómo trabajaban el oro, el pan de oro...

porque yo, en mi obra,

como pertenezco al movimiento de descomposición de pintura,

como Ángela de la Cruz, para alejarme de Ángela...

intenté inspirarme en los orígenes de la pintura,

y me fui al Prado, al Lázaro Galdiano,

para inspirarme en cómo, también, los clásicos trabajaban.

Trabajo con hilos puros, con el dorado clásico,

he hecho el tratamiento que hacían en el siglo XVI de dorar.

Entonces, es un trabajo muy artesanal,

en el que voy poniendo poco a poco pan de oro sobre la pieza,

y creo que es bonito que se vea un cuadro del siglo XVI

con el pan de oro clásico y cómo yo he trabajado en su mismo lenguaje.

En la pieza del Cristo,

he trabajado con un cristo de aquí del Lázaro,

y he puesto un cristo que es la ausencia del cristo.

Entonces, la gente que tiene fe lo verá como la fe,

la gente que no tiene fe lo verá como la ausencia de fe.

Y es un lenguaje entre el arte abstracto, otra vez,

y el arte figurativo y clásico del Lázaro.

Y voy recorriendo todas las salas,

recorriendo un poco la vida de una persona,

la belleza, el dinero, la fe o la falta de fe...

las vanidades, los miedos y obsesiones que tiene cada uno...

y entramos en la segunda planta,

donde sólo se habla del infierno y del cielo,

y se habla de la muerte, que es bastante habitual en mi obra,

pero esta vez se habla basándome en el cielo de Pérez Villamil

que hizo para el Lázaro Galdiano,

y trabajando con los grabados que Gustavo Doré

hizo para la Divina Comedia de Dante.

Trabajo con 113 retratos que están en el propio museo.

La videoproyección va a tener las caras de esos 113 personajes

que están aquí representados en el museo,

diciendo una moraleja todos,

como "todos podemos acabar en el infierno".

En la sala... cerca de la de Goya,

hay una pieza que habla sobre el infierno en vida,

y habla de una mujer encarcelada, con una jaula, y quiero hablar...

no solamente del infierno como nosotros vemos el infierno,

que es después de la muerte,

sino que el infierno también puede ser en vida.

Y ahí me gustaría hablar de otra instalación que he hecho,

que se llama "Mujeres en silencio", que es un manifiesto mudo...

para todas las mujeres que no pudieron escribir con sus nombres,

no pudieron firmar,

no pudieron ser artistas ni escritoras, ni poder votar...

y que su palabra no tenía valor en el siglo pasado,

y muchas mujeres a día de hoy.

Y entonces es un manifiesto mudo, son todo cariátides, como imitando...

basándome en las cariátides griegas, pero yo diciendo...

"esto es una crítica hacia la mujer que se le ve sólo estética

y, en cambio, hay que pensar en la mujer como su intelecto,

y hay que pensar en ella como una mujer que vale en su profesión

y por su parte intelectual,

no solamente por su parte física y estética."

La última planta del museo donde intervengo,

voy jugando con todas las salas y voy recorriendo...

la escuela italiana, la escuela holandesa,

la escuela flamenca... y voy descomponiendo,

haciendo arte contemporáneo de cuadros clásicos del propio museo.

Y la moraleja es que, verdaderamente,

lo único que perdura en el mundo es el arte.

El arte es la respuesta para mí, porque todo ser humano se muere,

en cambio, el arte... lo mismo clásico que contemporáneo,

se queda para siempre.

La UNED tiene, desde sus comienzos,

como uno de sus objetivos principales

la divulgación del conocimiento.

La Facultad de Ciencias de la UNED,

junto con el Instituto de Catálisis y Petroquímica del CSIC,

han llevado a cabo unas jornadas científicas

con estudiantes de diferentes centros escolares de Madrid.

La realización de estas actividades divulgativas,

ha sido posible gracias al premio obtenido

en la II Convocatoria de la Fundación General CSIC

"Cuenta la Ciencia"

con el proyecto ¡Qué invento, la Ciencia!

Yo creo que es muy importante, fundamental,

el despertar las vocaciones científicas en nuestros alumnos

y, sobre todo, en las chicas,

pues hemos visto que desde hace un tiempo

cada vez eligen menos estas carreras,

y también hemos comprobado que...

universidades que trabajan con institutos y colegios,

a la par, con talleres,

sí que promueven y resucitan un poco...

el interés por la ciencia en los chicos.

Es importante que los científicos vengamos a los colegios

y que hagamos estas iniciativas de divulgación, porque la ciencia...

sin ciencia no hay futuro, está claro,

y los jóvenes son nuestro futuro.

Tristemente, la mayoría de los alumnos elijen otro tipo de salidas...

más de humanidades, de artes, y pocos bachilleratos son de ciencias.

Entonces es importante que les motivemos,

que les despertemos la curiosidad por lo que se puede hacer,

en qué consiste la investigación,

y que tengan ese gusanillo que es la semilla...

de que les estimule a estudiar asignaturas de ciencias,

y luego más adelante, elegir también carreras de investigación.

Está muy bien que vengan aquí científicos

y te digan su trabajo, lo que hacen... y que también te apoyen,

como diciendo "mira, tampoco es tan difícil",

y que siempre que viene un científico tú dices:

"ese tiene una mente magistral, todo lo hace perfecto"

y a lo mejor no,

a lo mejor de pequeño le costaban las matemáticas o la física.

Yo creo que también es bueno que digan los científicos...

y también profesores, que digan:

"mira, también se me daban mal las matemáticas,

y al final se me da muy bien todo esto".

Con este proyecto, los alumnos y alumnas de entre 10 y 17 años,

han realizado distintas actividades que los han familiarizado...

con la práctica de la investigación científica.

En los talleres han podido elaborar perfumes,

cilindros comestibles o chucherías.

Todos los sentidos a disposición de la ciencia,

un proyecto en el que podemos ver, oír, tocar, oler y comer.

Intentar también asociar...

lo que es el conocimiento científico a todos los sentidos,

también es muy importante.

Y desde nuestra perspectiva,

desde el Centro de Atención a Universitarios con Discapacidad,

también es muy importante, porque, como sabemos,

hay muchos estudiantes que tienen que aprender...

a través de otros sentidos que no son los convencionales.

Yo creo que todo el mundo tendrá en mente...

lo que pasa con una persona con discapacidad auditiva

o con una persona con discapacidad visual,

pues tiene que desarrollar el aprendizaje,

que está constituido fundamentalmente en base al texto,

cuando estudiamos en la universidad, tiene que aprender a hacerlo...

a través de otros sentidos que no son los habituales,

y por eso es muy importante

y nos preocupa mucho, y nos interesa mucho...

contribuir al desarrollo de todas estas experiencias

y comprender cómo influyen los sentidos en el aprendizaje.

Traemos tres actividades distintas, una para cada nivel escolar.

"Cómete la ciencia, ñam, ñam", que es para los alumnos de 4 de la ESO.

"Que dulce es la química", para los alumnos de 3 de la ESO.

Y "Esto me huele a ciencia", para los alumnos de 2.

En cada curso se tratan temas distintos, en unos son más química,

en otros un poco más química aplicada, quizás, a la cocina,

como es "Cómete la ciencia, ñam, ñam",

que hacen unas esferas que luego se las comen,

en "Que dulce es la química" hacemos gominolas,

y en "Esto me huele a ciencia" realizamos un perfume.

Estos talleres guiados por los científicos de la UNED y del CSIC,

y coordinados por ColArte, en Madrid,

han sido diseñados para fomentar el interés por la ciencia

a través de la experimentación directa,

y con el objetivo de despertar, en los estudiantes,

nuevas vocaciones científicas.

La violencia... viene siendo entendida en el derecho penal,

como el empleo de fuerza... suficiente para...

compeler, para coartar la voluntad de la víctima.

Y entendemos que esto es...

lo que realizaron los acusados desde un primer momento.

Yo creo que se convierte en un hito para la judicatura,

se convierte en un hito para todos los profesionales

que siguen el proceso de violencia,

y se convierte en un hito también para las mujeres,

en el sentido de no sentirse "responsables de haber provocado"

algo tan terrible como la violación.

El "sí es sí", es lo único que tenemos que tener presente,

y me parece muy valiente que el Tribunal Supremo haya...

distinguido entre legalidad e interpretación.

El feminismo es un enfoque, es una perspectiva,

es una forma de ver la vida, es trabajar por la igualdad,

trabajar por los derechos humanos, trabajar por la justicia,

trabajar... como decía Marcela Lagarde, también por las humanas,

que los derechos humanos se nos apliquen también a las humanas.

Hemos tenido 1.001 víctimas, mucho más que otras víctimas...

de otro tipo de terrorismo que no sea el machista,

y ahí hemos estado todos y todas.

En cambio, ahora, se sigue considerando

que es un asunto de mujeres, que a mí no me concierne.

Cuando yo, si fuera chico, querría tener a mi lado una compañera,

y no alguien que me colocara el rol...

de principal proveedor, de principal sustentador de todo...

Entonces, si nos dejáramos de roles y de géneros

y habláramos de individuos,

quizá eso sería un gran paso para chicos y para chicas.

La idea de montar unas jornadas sobre proyectos de género...

viene para unir, para crear unas sinergias,

porque... las mujeres, el movimiento feminista,

sabemos que siempre hay que trabajar en colaboración,

hay que saber qué se está haciendo en otras partes,

hay que apoyar, es una apuesta en común del conocimiento.

Muchas veces estamos trabajando distintos grupos sobre un mismo tema,

y creo que unir fuerzas, buscar nuevas conexiones,

nos puede hacer llegar mucho más lejos.

La ciencia no es un lugar privativo para los hombres,

yo creo que ya desde hace algunas décadas.

Es verdad que hemos ido prosperando y progresando con el paso del tiempo

y han sido cada vez más las mujeres

que se van incorporando al mundo de la investigación.

Yo creo que soy de las afortunadas que llegamos en un momento,

a principios de los años 90,

en los que habiendo aún pocas mujeres en lo que es ciencia,

la ciencia dura: matemáticas, física, química...

nos fuimos adentrando gracias a un programa de becas

muy interesante que hubo en aquella época,

y pudimos acceder a grupos de investigación

que eran muy potentes en ese momento.

Yo desde pequeña creía que quería ser científica,

quería ser química, y lo logré.

Y ese interés que tienes desde que eres pequeña,

yo creo que la sociedad a lo largo de estos últimos años,

de estas últimas décadas, nos ha permitido cumplir ese sueño,

y de ahí es un poco el título...

que le he dado a la charla de inauguración de hoy, es lo de...

"La nanotecnología. Un sueño compartido para hombres y mujeres."

Eso afecta a todos los campos de la vida,

es totalmente multidisciplinar.

El poner esa mirada afecta a la salud, a la psicología,

a la arquitectura, al derecho, a todo.

Se trata de tener en cuenta, a hombres y a mujeres,

en todos los aspectos de la vida.

Desde luego, no cabe duda,

que en siglos pasados la ciencia era algo vetado para las mujeres,

pero creo que somos afortunadas...

la generación de las que hemos nacido ya

en esta segunda mitad del siglo pasado

y hemos podido acceder, irrumpir y prosperar muchísimo,

y aportar muchísimo también dentro de la ciencia.

Yo creo que está en la educación, en la educación de verdad,

¿dónde los chicos aprenden a cuidar?

Yo no lo conozco.

Mis alumnos cuando llegan a mis clases

no han oído hablar de cuidados

y, por supuesto, menos de sexualidad, placer y consentimiento, entonces...

¿qué pasa con el profesorado?

Cuando tú llegas a un aula, es tú responsabilidad...

el tener muy en cuenta que tienes a chicos y chicas ahí,

qué chicos van a estar obligados a estar...

en una posición de rol mucho más predominante,

que eso tiene que pesar muchísimo,

y las chicas pueden estar permanentemente con el agrado.

Belén Barreiro ha hecho un estudio para el Instituto de la Mujer,

hace tres semanas...

que el 40% de las chicas de menos de 25 años

se enrollen con un chico sin ganas, ¿no son alertas?,

¿no tenemos que hablar de educación?,

pero en serio, no esto de "todo es la educación", no, no...

¿dónde se da esto?,

¿se da en los colegios?, ¿se da en primaria?,

¿se da en el bachiller?, ¿dónde se da esto?

¿dónde se aprende a cuidar, a cuidarse, a respetarse?

"Madrid. Ciudad educadora. Memoria de la escuela pública",

es el título de una exposición que recorre...

40 años de la historia de la educación en España,

de 1898 a 1938.

Esta iniciativa de mostrar esta etapa,

surge del Ayuntamiento de Madrid,

dentro del área de Recuperación de Memoria Histórica

y junto a los expertos en este tema de la Fundación Ángel LLorca,

han creado esta magnífica exposición.

Hace ya dos años... cuando yo tuve un conocimiento detallado...

desde mi responsabilidad...

en la Oficina de Derechos Humanos y Memoria

del movimiento asociativo que había aquí en Madrid,

conocía a personas que trabajaban en el ámbito de la educación

y de la memoria de la educación.

Y entonces descubrí la pasión con la que esta gente trabajaba

en la recuperación de la memoria de lo que fue la educación en España

en el primer tercio del siglo XX,

y para mí fue un descubrimiento, y también me enamoré de ese periodo,

del impulso que la instrucción pública y la educación tuvo...

fundamentalmente durante la Segunda República,

convirtiéndose en uno de los ejes programáticos de este régimen,

y me pareció que era imprescindible

recuperar del olvido toda esta experiencia de impulso educativo

que se dio en España en aquellos años.

Hemos podido contar con la colaboración

de una de las grandes especialistas en el tema

y comisaria de esta exposición, María del Mar del Pozo.

Acompañada de otro gran experto en el tema,

que fue además rector de la UNED, Alejandro Tiana.

Este es uno de mis temas favoritos, porque...

siempre es curioso saber...

que de algo tan negativo como fue el desastre de 1898,

donde España perdió sus últimas colonias

y se quedó desintegrada como nación,

surgió algo positivo que fue la preocupación por la escuela,

por la educación y, sobre todo, por la escuela pública.

-Es curioso, porque...

yo creo que mucha gente no es consciente que, por ejemplo, fue...

lo que impulsó la creación del Ministerio de Instrucción Pública,

que llevaban tiempo y tiempo algunos políticos

y la gente de la Institución promoviendo que se crease,

y hasta 1900 no se creó y fue fruto de esto.

-Porque desapareció el Ministerio de Ultramar,

ya no se necesitaba el ministerio de colonias,

y entonces se crea el Ministerio de Instrucción Pública,

que es fundamental.

Uno de los aspectos fundamentales, con la escuela graduada,

es que cambian totalmente los tiempos escolares,

fue cambiando la edad de escolaridad obligatoria

porque, claro, la Ley Moyano...

la famosa Ley Moyano de 1857 tenía tres años de escolaridad obligatoria,

de los seis a los nueve, que se cumplían poco, pero que no había más.

El niño pasa mucho más tiempo en la escuela, eso es un cambio... brutal.

La escuela antes, en su vida, tenía muy poca importancia

y ahora se convierte en el momento fundamental de su infancia.

-Claro, que las primeras leyes sociales que se crean en España,

que se aprueban en 1900,

la primera es la del trabajo de las mujeres y los niños,

y establecía que los niños podían... niños y niñas, obviamente,

podían trabajar desde los 10 años,

pero, sin embargo, la escolaridad era obligatoria,

desde 1901, hasta los 12 años, y entonces decía:

"pueden asistir a los 10 años, si ya saben leer y escribir...",

o sea, no era obligatorio...

que estuviera en la escuela hasta los 12 años.

-En la escuela graduada...

empiezan una serie de aspectos como, por ejemplo,

lo que contó nuestro amigo Viñao de toda la documentación,

y una de la documentación que trajo la escuela graduada es, por ejemplo,

los libros de matrícula y asistencia,

donde el maestro, cada día,

calculaba qué niños habían ido a la escuela, cuáles no,

y cuando tenían faltas...

iba a casa del niño a ver por qué no iba a la escuela.

Esto es una forma de control rudimentario,

que obliga a los padres a que ya envíen a sus hijos

todos los días a la escuela.

Y luego, lo siguiente,

que es uno de los grandes descubrimientos pedagógicos,

aunque no lo parezca,

es el que todos los niños empiecen el curso al mismo tiempo...

Tradicionalmente, pues uno iba en octubre,

otro en enero, otro en febrero...

y no, poco a poco, y esto se consigue mucho en Madrid,

muy despacio, el que vayan a la escuela,

todos empiecen el 15 de septiembre y acaben en junio.

-¿Cuántos profesionales actuales

seriamos capaces de gestionar una clase como algunas que estos tenían?...

de 40, 50 niños, de todas las edades,

que unos hacían lectura, otros escritura,

unos estaban en un nivel de avance, otros en otro...

unos llegaban en octubre, otros...

estaban trabajando con la familia y empezaban un mes después...

y la gestión de todo eso era muy complicada...

y muy diferente a lo que estamos acostumbrados

y, sin embargo, el modelo de escuela graduada ya se asemeja...

a lo que todos estamos acostumbrados a hacer.

Se centra especialmente en la ciudad de Madrid,

pionera en un proyecto de renovación pedagógica

que sorprende por lo avanzado e innovador que fue,

tanto en las temáticas, en las dinámicas de las clases,

los patios, la propia arquitectura de los colegios,

diseñadas para crear espacios abiertos.

Clases mixtas de niños y niñas,

patios inmensos, piscinas, áreas de juego,

salas de experimentación científica.

Desde luego un nuevo concepto de escuela pública

y unas nuevas propuestas educativas más libres y abiertas.

Como dice la propia exposición con esa frase de...

"y vino el diablo y se lo llevó todo",

supuso truncar un momento de esplendor...

de la educación, del impulso de la educación

y de la enseñanza pública en nuestro país que...

en la exposición se ve claramente, qué es lo que pudo haber sido España,

cómo pudo haber cambiado España

en el supuesto de que no hubiera habido confrontación bélica.

Es decir, estaba en un momento de auténtico esplendor,

donde la enseñanza, en general, la educación,

estaba teniendo un impulso y un desarrollo realmente espectacular.

Los 40 años de oscuridad en la que nos sumió el franquismo,

especialmente en el ámbito de la educación,

supusieron, sin lugar a dudas, un atraso importante,

del cual, yo creo que nos está costando recuperar.

Las políticas de memoria son muy necesarias,

prácticamente siempre y en todos los lugares,

especialmente en aquellas sociedades

que han vivido periodos de violencia política

y que han generado un trauma colectivo en la sociedad.

Yo creo que esto es un fenómeno a nivel internacional,

en todos los países donde se han producido este tipo de experiencias,

se están desarrollando políticas de memoria,

porque se considera imprescindible,

y, en ese sentido, España no es diferente,

y lo que hace falta es que se desarrollen

esas políticas de memoria como un derecho de la ciudadanía

y como una obligación correlativa,

por parte de los poderes públicos y las administraciones públicas,

con el objetivo de preservar el legado,

el patrimonio inmaterial en que consiste la memoria.

La exposición, que está teniendo muy buena acogida,

podrá verse hasta el próximo día 6 de octubre

en el Museo de Historia de Madrid.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 19/07/19

UNED - 19/07/19

19 jul 2019

1.- Amazonía: una mirada decolonial.
2.- Noticias. Lucía Vallejo. Eternidad ¿Imágenes para siempre?
3.- Noticias. ¡Qué invento, la Ciencia!
4.- Noticias. Jornadas científicas I+D+i FEM 2019.
5.- Madrid, ciudad educadora 1898/1938. Memoria de la escuela pública.

ver más sobre "UNED - 19/07/19" ver menos sobre "UNED - 19/07/19"
Programas completos (683)
Clips

Los últimos 2.374 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios