UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5280419
Para todos los públicos UNED- 14/06/19 - ver ahora
Transcripción completa

Tantas veces repetida,

parece que es Donald Trump el responsable de este término.

Pero esta afirmación está muy lejos de la realidad.

Engañar con informaciones supuestamente verídicas

es una estrategia que ya usó la antigua Roma

para acusar a los cristianos de caníbales.

O Napoleón, quien ordenó el cierre de varios periódicos

para controlar y manipular el mensaje.

Sin duda, Internet y las redes sociales

han revolucionado el panorama mediático.

El mensaje se lanza a una velocidad casi incontrolable

y el periodismo, el arma que desenmascara

las informaciones malintencionadas y falsas,

no vive su mejor momento.

Desde situaciones de calado internacional como el Brexit

o la supuesta injerencia rusa en procesos electorales,

hasta otras más locales,

como la crispación vivida en el madrileño barrio de Lavapiés

tras la muerte, fortuita, de un mantero,

destapan un escenario en el que las noticias falsas

pueden ser realmente peligrosas

para el sano desarrollo democrático y cívico.

Con este panorama, acudimos a diferentes perfiles

para conocer, en su totalidad, a los bulos en el siglo XXI.

Desde el periodismo, el derecho y la investigación académica,

radiografiamos el concepto.

Primero, buscamos una definición.

El término, como tal, es relativamente nuevo,

sí se ha puesto de moda últimamente.

Los conceptos, en realidad, funcionan por modas.

Si uno lee cualquier libro de hace 50, 100, 200 años,

pues encuentra términos que ya no se usan

y, entonces, sí estaba de moda usarse.

Posiblemente, con el término de "fake news" pase lo mismo,

a lo mejor dentro de 50 años, lo consideran una antigualla,

pero eso no quiere decir que el concepto,

que el hecho de las noticias falsas sea algo nuevo.

Noticias falsas las ha habido siempre

y tenemos una palabra en castellano...

bien sonora, para designarla que es "bulo".

Cuando nosotros decimos que algo es una fake news

no es lo mismo que cuando lo dice Donald Trump,

es como un concepto que se ha vaciado de significado.

Preferimos hablar siempre de desinformación y de bulos,

y, al final, son cosas que tienen apariencia de real,

que van disfrazadas de algo que puede parecer una noticia,

pero que no tienen ninguna intención de serlo,

que lo único que pretende es desinformar.

A veces, porque es totalmente falso

o, a veces, porque el contexto tiene una parte falsa.

Ya no sólo los emisores son los medios tradicionales,

sino cualquiera podemos ser emisor.

Con lo cual no sólo cualquier usuario,

cualquier persona de la audiencia,

sino incluso empresas que se dedican a hacer noticias falsas

por determinados motivos, desde ideológicos hasta económicos.

Y, luego, también, por otra cosa, porque el modelo económico digital

prima el click frente a la información veraz.

Normalmente son aquel tipo de noticias que nos hacen clickar.

Es un hecho que Internet y las redes sociales

ofrecen la vía para difundir esas malas informaciones,

y lo hacen con una velocidad asombrosa.

Tanto es así que la red Twitter

encargó un estudio con datos reveladores:

los bulos recorren el mismo camino que las informaciones veraces,

pero seis veces más rápido.

En cuanto a temáticas, la política es todavía más rápida que el resto.

Cuanta más trascendencia social, mayor es la velocidad.

Las fake news son tan antiguas como la propaganda,

lo que sí es nuevo es la difusión que tienen ahora

gracias a las redes sociales.

Lo que pasa con las redes sociales es que...

nos han dado una herramienta con un poder gigantesco

que yo tengo la impresión de que no estábamos preparados para manejar.

Y no es la primera vez que pasa, que una revolución científica,

pone en manos de las personas

una herramienta de la que, al final, se acaba haciendo un mal uso.

Ya sabéis que la dinamita iba a servir para abrir minas

y acabó sirviendo para matar gente también.

Las redes sociales han tenido un efecto bastante devastador sobre...

la información periodística, porque...

se preocuparon tanto de si podían o no podían construirlas

que no se pararon a pensar si debían construirlas,

si la sociedad estaba preparada para utilizarlas

de una manera responsable.

Hemos visto que no.

Hemos visto que las redes sociales

son capaces de lo peor y de lo mejor, pero que no se discrimina.

Las redes sociales no son una entidad que se mueve por sí misma.

Las redes sociales son gente escribiendo tuits,

dando likes en el Facebook, pasándose whatsapp, etc., etc.

No puede hacerse esta dicotomía.

Lo que pasa en las redes sociales

es culpa de la gente que maneja las redes sociales,

que somos la mayoría de nosotros.

Uno de los grandes problemas de las redes sociales

es que existe un fenómeno que es el fenómeno de la homofilia.

Y es que los grupos se polarizan muchísimo.

Y ahora lo que tenemos son...

sociedades que están cada vez más polarizadas

por ese tipo de noticias falsas,

porque acentúan los perfiles de cada grupo social.

Los progresistas se concentran con grupos progresistas,

los conservadores con grupos conservadores,

y eso está fragmentando mucho...

la idea de un concepto de opinión pública abierto, integrador...

y que permita un tipo de democracia social y participativa.

El origen, como vemos, es incierto.

Se ha creado una imagen colectiva

de una persona escondida en el anonimato de la red

creando contenidos malintencionados.

Los expertos coinciden

en que existen esas granjas de contenidos digitales oscuros,

pero no queda ahí.

Cualquier gabinete político, agencia o persona individual

puede difundir un bulo

y conseguir que llegue a un número elevado de receptores.

Las intenciones son dos,

uno quien las hace y otro quien las difunde.

Quien las difunde yo pienso que, muchas veces,

lo hace es simplemente difundir algo que le apetece,

que va a ser divertido,

que va a ser interesante para su audiencia mínima de whatsapp.

Y luego también están, desde mi punto de vista,

los que las hacen, los que las diseñan,

y, entre los que las diseñan, hay un espectro muy variado.

Desde "community manager" de gabinetes políticos,

de políticos que hacen noticias para un poco,

de alguna manera, desacreditar a sus contrincantes,

empresas que también las hacen para desacreditar a sus competidores,

a lo mejor de la misma marca,

pasando por gente que le interesa unos determinados sesgos sociales

o que la sociedad esté, de alguna manera,

no sé cómo explicarlo... polarizada.

Yo creo que hay una parte de desinformación,

de bulos creados en Internet,

que sirven, por ejemplo, para ganar dinero,

que lo que pretenden es que tú hagas click con un titular muy sexy,

por decirlo de alguna manera, aunque sea falso después.

Algunos de esos tienen que ver con páginas satíricas

que, en realidad, están intentando hacer una broma,

pero que la gente, que no pilla la broma, termina desinformándose,

y, luego, hay una serie de desinformaciones

que tienen que ver con la ideología.

Estas que tienen que ver con la ideología son las más peligrosas,

porque lo que están pretendiendo hacer es...

transformar tu percepción de la realidad,

creando una realidad distorsionada.

Y eso, al final, afecta a cómo el ciudadano toma decisiones.

Son noticias ideológicas que pueden tener que ver con partidos políticos,

con medidas que está tomando el gobierno, con la inmigración,

hemos visto muchos bulos relacionados con los migrantes

en los últimos tiempos.

Hay que estar muy atento a todo esto,

porque estas son las que determinan las decisiones

que luego toman los ciudadanos.

Entre todas las aristas que componen el concepto de bulo,

ahora nos detenemos en la posible regulación

que algunos expertos se plantean, incluso a nivel internacional.

En Francia, Emmanuel Macron ganó las elecciones.

Sin embargo, la administración del Eliseo

registró un alto flujo de bulos

en favor de la opción liderada por Marine Le Pen,

abiertamente preferida por Rusia.

Esto ha provocado que desde París se comience a regular la situación

para evitar un total descontrol sobre la información.

Alemania también ha dado los primeros pasos en ese sentido,

y en España se empiezan a escuchar las primeras opiniones al respecto.

La libertad de expresión no lo resiste todo, como bien sabemos,

y como han dejado claro en numerosas sentencias nuestros altos tribunales.

Y si no lo acoge todo,

tendremos que empezar a mirar en que tipo de regulación conjunta,

en el marco de la Unión Europea,

habríamos de empezar a tomar decisiones sobre este asunto.

La preocupación por este fenómeno ha llegado a la Unión Europea,

donde los estados miembros buscan estrategias interdisciplinares

para frenar la desinformación malintencionada

y los mensajes de odio, dos conceptos comúnmente unidos.

En Europa se están llevando a cabo, por parte de la Comisión Europea,

informes y estudios de grupos de expertos

en los cuales consideran que más que una regulación,

lo importante sería una autorregulación.

Que empiecen a autorregularse.

Que existan equipos de comprobación de noticias falsas,

los sistemas check de análisis de si los hechos son reales...

o si, simplemente, son construcciones

de narrativas falsas con intencionalidad política.

Hace unos meses, la Comisión Europea hizo un llamamiento

y eligió a una serie de expertos de diferentes ámbitos,

no solamente periodísticos o verificadores,

sino también académicos,

personas relacionadas con el mundo de las plataformas,

con el mundo de la televisión...

un montón de expertos para que analizasen el problema

y dieran una serie de ideas para combatir contra ellas.

Después de eso hubo una comunicación de la Comisión Europea

en la que se llega a ciertas conclusiones.

Por un lado, que no estamos preparados...

para legislar contra el fenómeno,

que no tenemos suficientes datos y no podemos legislar en caliente.

Por otro lado, que hay que invertir un montón en educación,

en alfabetización mediática

y en formar una sociedad un poco más crítica,

para que puedan combatir directamente ellos

cuando reciben esas desinformaciones.

Y, en tercer lugar, se le ha dicho a las plataformas,

a Facebook, a Twitter, a WhatsApp,

que tienen que crear su código de conducta y cumplirlo

para, más o menos, regir un poco mejor ese ecosistema.

Ese código de conducta ya está aprobado, se ha puesto en marcha.

A nosotros nos parece que no es el mejor código de conducta del mundo,

pero, por lo menos, compromete a las plataformas

a hacer una serie de cosas que tienen que ver con transparencia,

con liberar información, ese tipo de cosas.

La situación actual se debe a la falta de control que existe

en la circulación de esta información en Internet,

y, entonces, la única forma un poco efectiva

de que esto detuviera el ritmo imparable al que está creciendo es...

que hubiese un control político mucho más estricto

sobre la información que circula por las redes sociales

y esto, posiblemente, sería peor el remedio que la enfermedad.

Posiblemente, sólo una dictadura podría hacer esto.

Yo tengo la impresión de que cuando la educación sale

como solución a uno de estos grandes problemas:

las noticias falsas, el machismo, lo que sea.

Cuando sacan la educación es que estamos sin soluciones,

porque la educación siempre es como el mirlo blanco.

"No, ya la educación salvará el mundo dentro de dos generaciones".

Yo creo que no.

Yo creo que los medios tienen la responsabilidad última

sobre las noticias falsas, aunque buena parte de la causa sea

que la gente quiere creerse lo que ideológicamente le conviene

y lo comparte en las redes sociales.

Quien tiene que ser responsable son los medios de comunicación,

porque tenemos esa responsabilidad social.

Así que yo no contaría con el lector,

intentaría darle al lector el menor número de noticias falsas posibles

y eso se consigue de puertas para adentro de los periódicos.

Ante tal panorama,

las iniciativas, en este caso privadas, saltan a escena.

Más de un centenar de medios estadounidenses se han unido

para crear un frente común contra los ataques del presidente Trump.

Sus continuos desplantes y acusaciones

han agrupado a rotativos tan importantes como el New York Times

o The Boston Globe, y así hasta llegar a unos 300 periódicos.

En Estados Unidos las fake news no han actuado solas.

En Estados Unidos las fake news han actuado...

además, existen estudios de big data

y de funcionamiento real de trazado de redes, que han hecho ya estudios,

en los cuales, las redes falsas, circundan a las redes reales.

Es decir, los motores de búsqueda, por ejemplo, de Google,

explotan los algoritmos de noticias

gracias a la existencia de robots automatizados

que crean y generan noticias falsas de origen soviético,

que tienen impacto sobre el sistema electoral.

Pero es que, además, ese sistema electoral se basa

en que, actualmente, unos 206 millones de norteamericanos

están catalogados por empresas como Cambridge Analytica,

que ya no es Cambridge Analytica,

desde que sucedió aquel escándalo público de Cambridge Analytica,

ahora se ha transformado en la compañía Emerdata.

Hace lo mismo, está situada físicamente en el mismo lugar

donde trabajaba Cambridge Analytica,

pero han creado un nuevo tipo de publicidad electoral y de propaganda,

que es la cognitiva.

Se analiza las tendencias de cada persona

a través de sus conductas de navegación

y cuando se tiene un análisis psicológico de cómo son,

se les bombardea con información que puede ser falsa, en muchos casos,

con objeto de obligarles o llevarles...

explotar sus sesgos psicológicos.

Esa sería la idea del nuevo tipo de propaganda cognitiva virtual

que trabaja, conjuntamente, con las redes de noticias falsas.

A mí me ha creado un estupor impresionante

ver ruedas de prensa de Trump

en donde hay mucha gente atacando e insultando a los periodistas.

He visto mítines de Trump

en donde insultan a los periodistas del New York Times,

de forma muy agresiva.

Y también me da miedo que los políticos españoles

empiecen a utilizar esa estrategia,

porque ya la utilizó también Hugo Chávez,

la han utilizado muchos,

la ha utilizado, por ejemplo, Pablo Iglesias,

y el otro día, cuando la Portavoz del Gobierno dijo...

que los medios eran... los acusó de propagar fakes news...

"Estamos sufriendo mucha moda, extranjera, desde Estados Unidos,

de fakes news, ahora de dyke fakes,

que estorba muchísimo lo que es la verdad periodística,

que debe ser una verdad basada en datos y contrastada.

Y hacer una reflexión con los medios de comunicación es importante.

La libertad de prensa es fundamental para sostener una democracia.

A través de digitales,

estamos sufriendo una ola de fakes news importante."

La relación entre los políticos y los medios siempre es conflictiva

y, básicamente, lo que nunca había pasado hasta ahora

es que los políticos atacaran a los medios de esa manera tan brutal.

Y lo están haciendo en casi todos los países.

En España asistimos a un caldo de cultivo idóneo

para la propagación masiva de bulos malintencionados.

La tensión que se vive en Cataluña y la crispación política añadida

dan frutos a los encargados de envenenar la parrilla informativa.

Les pedimos a los entrevistados que,

tras echar un vistazo a un par de noticias,

nos digan qué les ha hecho pensar

en que una es verdadera, a pesar de lo extravagante,

y, la otra, totalmente falsa.

Es verdad que es una noticia de estas de hacer click, no es...

científicamente muy profunda,

pero una de las cosas que a mí me parece interesante

es que aparecen puentes.

Es decir, habla en este caso...

uno que es el responsable del zoológico donde está el gorila.

Estas noticias como que un gorila atraiga muchas mujeres en Japón

parecen tanto mentira que, frecuentemente, son verdad.

Son historias raras que pasan por ahí.

En cambio, en la otra, se ve muy bien lo que hemos dicho antes,

es una noticia que apela a una postura ideológica.

Este tipo de noticias hay que cogerlas con pinzas

y es conveniente siempre ver qué medio las ha publicado

e ir a buscar las declaraciones que realmente han hecho,

si es que han deformado unas o... o sino, si se las han inventado,

si no aparecen en ningún otro sitio, se las han inventado.

Pone, "El Gobierno de Uxue Barkos

quiere que todos los niños de Navarra tengan vivencias sexuales

a través de juegos eróticos infantiles",

pero no pone cuándo lo ha dicho, quién lo ha dicho,

y no identifica el lugar, ni nada.

Y, por otra parte, el medio es...

Mediterráneo Digital. Políticamente Incorrecto.

Todo lo que tenga ese nombre de políticamente incorrecto,

de "true sike", el buscador de la verdad,

esto, a mí, me crea total desconfianza.

Desde el equipo de Maldita

nos dan unos pequeños, pero sabios consejos para que,

como dicen ellos, no nos la cuelen.

Cuando abrimos una noticia que nos puede parecer un poco rara,

que nos huele un poco rara,

lo primero que tenemos que hacer es fijarnos cuál es la fuente,

es un medio de comunicación que ya conocemos

o es una página web que no conocemos de nada.

Lo segundo que tenemos que hacer es ver qué tiene a su alrededor

porque, a veces, estamos en webs que si nos fijamos,

tienen cosas... que son un poco extrañas alrededor

y que ya nos deberían hacer desconfiar.

Luego, muchas veces la desinformación nos hace llamadas,

del tipo "compártelo", "indígnate",

ese tipo de cosas lo único que están haciendo

es intentar que lo viralicemos, pero no tienen nada de real,

y, luego, hay una cosa que para mí es básica,

si no tienes claro que algo es real, no lo compartas.

La actualidad sobre los bulos en Internet

se actualiza constantemente,

y parece que persigue los procesos electorales alrededor del mundo.

El periodismo de calidad y la defensa por una información veraz

se alzan como soluciones a un problema con cada vez más presencia.

Mi trabajo consiste en optimizar el rendimiento...

tanto de los deportistas como de los entrenadores,

como de los padres con los que trabajo.

El día a día... empiezo,

por ejemplo, la sesión con el deportista,

donde vemos cosas que ya hemos entrenado,

habilidades psicológicas que ya hemos entrenado,

me cuenta cómo le ha ido durante la semana en el entrenamiento

y si ha tenido alguna competición, hacemos una evaluación...

del rendimiento que ha tenido aplicando esas habilidades

y vamos modificando cositas...

vemos lo que le ha salido bien y le ha funcionado

y, a lo mejor, cosas que, en principio,

no han salido como preveíamos o no le funcionan a él de forma adecuada.

Nos referimos, por ejemplo,

a la autorregulación del nivel de activación,

porque todos sabemos que el deportista

para que tenga un funcionamiento óptimo,

es necesario que aprenda a regular su nivel de activación,

es decir, que no esté ni muy nervioso, ni muy relajado...

a la hora de entrenar y a la hora de competir,

sino que se encuentre en su nivel óptimo.

Y para ello le enseñamos...

determinadas estrategias de autorregulación,

que luego él emplea en los entrenamientos y en la competición.

Hoy en día se está dando mucha relevancia

a lo que es el entrenamiento psicológico porque, precisamente,

cada vez hay más profesionales dentro del ámbito del deporte

que tienen conocimientos de psicología.

Los mismos entrenadores se han dado cuenta que si quieren...

que sus deportistas rindan al máximo de sus posibilidades,

les deben de ayudar con el psicólogo

a que desarrollen este tipo de habilidades.

Lo que diferencia a la Psicología del Deporte de otras áreas...

es que es un área muy aplicada,

tienes que estar en el día a día del deportista,

como veis, aquí venimos a los entrenamientos,

pero también vamos a las competiciones.

Esto no se da en otro tipo de áreas de la Psicología.

El psicólogo tiene que estar muy motivado

y está muy implicado en todo el trabajo,

y no sólo trabaja con el deportista, sino que también trabaja...

con las personas que hay alrededor del deportista

y que son muy importantes para que él funcione de forma óptima,

de forma adecuada.

Es muy importante que una vez que terminan la carrera de Psicología,

hagan un tipo de formación específica

en Psicología del Deporte porque, como habéis visto,

es un ámbito donde es muy importante que el psicólogo

aprenda a funcionar de una determinada manera, entonces,

es importante que una vez que se termine la carrera de Psicología,

el formarte, como en mi caso,

en el Máster de Psicología Deportiva de la UNED,

que es uno de los mejores máster que existen.

Y hace que podamos desarrollar los psicólogos nuestro trabajo

de forma adecuada,

o con el conocimiento adaptado a este ámbito tan especial

que es la Psicología del Deporte, y poder trabajar de forma adecuada...

con padres, con entrenadores, con deportistas de cualquier nivel,

desde el nivel de la base hasta el alto rendimiento.

Este máster de la UNED te prepara, precisamente, para eso,

para que una vez que lo termines puedas intervenir y puedas trabajar

en cualquiera de estas áreas que hemos dicho,

desde el deporte de base hasta con deportistas de alto rendimiento.

Me gusta todo de mi trabajo,

pero lo que me gusta es el contacto con los deportistas,

con los entrenadores...

y el ver que todo aquello que tú les enseñas

y todo el entrenamiento que haces, da sus frutos.

Hay que animar a los psicólogos

a que se dediquen al ámbito de la Psicología del Deporte,

porque en la Psicología del Deporte

la intervención está basada en el alto rendimiento

y estamos viendo que hay mucha salida profesional

y mucha demanda que requiere de profesionales

de la Psicología bien preparados.

Es un área muy bonita, pero que para trabajar en condiciones óptimas,

tienes que prepararte bien.

Soy antropólogo,

soy doctor en Antropología y, además, soy fotógrafo y cineasta.

Los campos de actividad en donde suelo ejercer mi profesión,

son, actualmente, como controlador investigador,

en el departamento de Antropología,

vinculado a un proyecto que se llama" Mapas de Memoria",

un proyecto sobre la violencia de posguerra, en Ciudad Real,

financiado por la Diputación de Ciudad Real.

Organizo también, dirijo un festival de cine en México,

un festival de cine sobre migración y exilio,

que es financiado por el Santander,

a través del Centro de Estudios de Migraciones y Exilios.

Un festival que se realiza una vez al año, en la ciudad de México,

suele ser por el mes de noviembre.

Lo primero que yo estudié fue imagen,

la fotografía, iluminación y video.

Estuve de fotógrafo en "Diario 16", recién llegado a Madrid,

pero me cansé un poco de eso...

y quería indagar más intelectualmente en otros campos.

Estudié Humanidades y, después, estudié Antropología,

me había enterado que la Antropología tenía...

una disciplina, una corriente que trabajaba con fotografía

y trabajaba con cine, tanto pensándolo como practicándolo.

Entonces, a raíz de un premio que me dan de fotografía,

de un reportaje sobre la matanza del cerdo,

que el premio era hacer un máster en la Autónoma de Barcelona,

pues empiezo a simultanear...

la carrera de Antropología en la Universidad de Barcelona,

con este máster en fotoperiodismo.

Yo creo que la Antropología... una de sus principales formas metodológicas,

la forma de hacer de la Antropología es la Etnografía,

es ir a los lugares, es describir, es observar.

Muchas veces, en las etnografías,

el antropólogo describe una situación, describe un contexto,

bueno pues, el cine, para describir esos contextos,

muchas veces es más poderoso que la literatura, que lo escrito.

Incluso las mismas entrevistas, las entrevistas climadas,

no son lo mismo que las entrevistas escritas,

un pequeño gesto da mucha información,

que es, muchas veces, difícil describirlo textualmente,

o, por lo menos, se aprecia de manera muy directa con el cine.

Yo hago muchas entrevistas...

por ejemplo, entrevistas relacionadas con memoria histórica,

pues para mí los silencios son fundamentales, pequeños gestos,

que complementan lo que ya está diciendo en el discurso hablado.

La Antropología visual,

en el contexto de la investigación sobre memoria histórica,

que estamos desarrollando en el proyecto" Mapas de Memoria",

en mi caso me ha servido...

para hacer un análisis sobre fotografía familiar,

a mí me ha interesado mucho... saber cómo se trasmite el trauma

en contextos de violencia política, en contextos de violencia.

Esa trasmisión del trauma, a través del uso de la fotografía,

es algo que viene de la corriente de la Antropología visual,

es decir, dar sentido a... gestos,

dar sentido a... lo que es enmarcar una foto,

amputarla, cortarla, coserla...

¿Qué significa eso?

¿Qué significa que una persona lleve la foto de su ser querido,

desaparecido, en una cartera, durante 40 años?

He hecho, por ejemplo, genealogías fotográficas

de quién tiene las imágenes,

y eso da cuenta o, por lo menos, te permite hacer una pesquisa sobre...

quién recuerda y por qué recuerda, y quién olvida y por qué olvida.

La Antropología visual me ha permitido...

hacer análisis de este estilo.

Además, he participado en proyectos...

por ejemplo, recopilación de testimonios

con la Universidad de Goldsmiths, en Londres.

He trabajado para una empresa canadiense de Antropología visual,

para un proyecto de Google,

un proyecto, por ejemplo, que consistía en ver y observar,

filmar a la gente, cómo utiliza los dispositivos móviles...

para cocinar y para comprar.

Otro proyecto que hemos hecho para Telefónica,

en el que yo he estado haciendo fotografías sobre...

cómo la gente lee en un contexto urbano,

y haciendo también pequeños documentales sobre...

cómo la gente lee en un contexto rural,

tanto en un caso como en otro, el audiovisual o la fotografía,

nos permite otro tipo de acercamientos,

en este caso, al lector, entonces...

intento utilizar siempre la fotografía o el audiovisual,

tanto practicándolo, como en el caso de mi tesis doctoral,

analizándolo, en la línea que llevo de investigación,

académica y profesional.

Me considero una mujer privilegiada

y vais a saber muy bien porqué.

Estamos en un lugar maravilloso,

el Palacio Bauer, hoy Escuela Superior de Canto.

Pero todavía hay mayor privilegio, y es que estoy con Silvia Sanz.

Estoy con Silvia Sanz Torre, por acordarnos de tu madre,

que es una mujer extraordinaria, finalmente te tengo aquí, Silvia,

tenía tantas ganas de hacer un programa contigo, lo he conseguido.

-Un placer. -Verás, yo quiero hablar...

de Silvia persona,

de Silvia directora del grupo Talía,

de Silvia docente, de Silvia generosa,

quiero hablar de ti, quiero hablar de tu trabajo.

Y lo voy a hacer haciéndote la primera pregunta.

¿Cómo crees que está, hoy, a día de hoy, la música en...

la educación, en la sociedad toda

y en el punto que yo creo que te importa mucho de la familia?

-Pues la verdad es que... estamos avanzando,

no al ritmo que a mí me gustaría,

ni al ritmo que se supone que tiene que tener...

el mundo de la cultura y el mundo de la música,

pero, bueno, creo que... actualmente, hay...

un interés mucho mayor por el mundo de la música a nivel familiar,

a nivel de la sociedad,

pero que no se corresponde a nivel institucional, a la hora de ayudas,

a la hora de hacer más actividades a nivel pedagógico en las escuelas

y desde muy temprana edad,

porque creo que tenemos que hacer una labor y un trabajo a largo plazo

y en tiempo largo, no podemos pretender que,

de repente, el pollito nazca directamente desde el cascarón,

sino que hay que hacer,

hay que macerar todo ese ambiente musical desde la infancia,

desde los niños y, sobre todo, desde la escuela.

-Verás, tu grupo, tu grupo Talía, tienes niveles...

trabajas con niños, el futuro,

los futuros oyentes, los futuros asistentes

y, además, participantes de la música...

¿cómo preparas a estos niños?,

¿cómo preparas a los jóvenes?,

algunos de ellos, hoy, en la actualidad, tan desorientados,

¿cómo preparas a los adultos?,

porque el tratamiento es distinto.

-Dentro del grupo Talía tenemos, como bien dices tú,

yo no lo llamaría niveles, sino etapas, más que niveles,

porque para mí los niveles...

todo el mundo tiene que llegar al máximo nivel de lo que puede dar,

que creo que es lo importante cuando...

hablamos de la formación musical de las personas.

Tenemos niños...

que no van a llegar a tocar como la Filarmónica de Berlín, evidentemente,

pero que tienen que llegar a su 100%, incluso a su 110%,

para hacer lo mejor, para sacarles lo mejor de lo que tienen.

De esa forma... se van a construir, se van a llenar,

va a llegar un momento en el que se sientan...

mucho más orgullosos de su trabajo

y de todo lo que han ido haciendo durante...

todo un largo periodo de estudio y de trabajo, en conjunto,

en el tema de orquestas, por ejemplo.

La verdad es que es difícil trabajar con niños,

difícil trabajarlo con adultos,

difícil trabajar con orquestas profesionales,

con orquestas que son amateurs, con coros amateurs...

es un trabajo complicado, pero muy gratificante y, a la hora de enseñar,

yo creo que hablamos de la enseñanza musical

solo a niveles de aprender a tocar un instrumento...

a nivel de aprender a hacer música,

como un fin de salir a un escenario y tocar,

pero creo que nos falta esa pedagogía musical...

también para la gente que se sienta en un patio de butacas,

para los oyentes, para los niños,

los jóvenes que puedan disfrutar de la música no solo interpretando,

sino también escuchando,

que es maravilloso y que nos llega al corazón.

La música es el arte que antes te llega al corazón.

Entonces, tenemos que enseñar también a escuchar.

Y eso nos va a venir bien no solamente en el mundo musical

y para los que nos dedicamos profesionalmente a la música y que...

enganchamos nuestra vida alrededor de un escenario,

sino también en el sentido de... escucha en la vida diaria,

mantener una conversación con un chico joven, con un adolescente,

si está bien preparado,

si desde pequeño se ha metido en el mundo de la música,

ha escuchado música,

seguramente también va a ser capaz de mantener una conversación...

de adultos y de poder seguir adelante

y de respetar lo que dice el otro, de escuchar y de hablar,

y de dejar ese momento de pausa o ese momento de protagonismo.

-Completamente de acuerdo contigo.

En este sentido, ¿cómo programas, tú, estas tareas?,

como muy bien has dicho no en niveles, sino en etapas,

¿cómo las programas?

-Nosotros tenemos una orquesta infantil,

después, esos niños evolucionan, tenemos una orquesta juvenil,

después tenemos una orquesta profesional,

tenemos un coro, también, que es amateur,

en el sentido de que no se dedican profesionalmente a cantar,

pero si es un coro profesional,

en el sentido de que dan el 100% de lo que tienen cada uno,

no son cantantes profesionales todos, pero...

creo que disfrutan la música también desde otro punto de vista.

Y a la hora de programar, sobre todo...

programar conciertos que sean adaptados,

tanto para la agrupación...

a la que está dirigida ese programa y ese concierto,

como al público al que vaya dirigido.

En nuestra programación del Auditorio Nacional,

donde tenemos temporada estable,

hacemos tanto conciertos muy, muy clásicos,

donde recuperamos incluso obras

que hace muchísimo tiempo que no se han interpretado,

como también nos lanzamos a la piscina

y hacemos un concierto con juguetes,

o hacemos Popi Rock en una gran sala de conciertos

como el Auditorio Nacional.

Hay que tocar, yo creo, que todos los palos.

-Silvia, en este sentido,

¿les preparáis... a cualquiera de ellos,

a los niños, a los adultos, a los jóvenes,

para eso que en algunos casos es terrible, el miedo escénico?

-Por supuesto, por supuesto.

Necesitamos que estén preparados para salir a un escenario,

tirar adelante con el momento del concierto,

expresar todo lo que se ha ensayado

durante todos los días que ha habido ensayos

y, sobre todo, que estén preparados, psicológicamente,

para cualquier problema que pueda surgir en el directo,

que yo creo que es lo más complicado de los conciertos en directo,

el salir a un escenario y... que se caiga una sordina,

que alguien del público se ponga enfermo y tenga que salir,

que a un trompa, por ejemplo, se le olvide que tiene que entrar,

o que la trompa le falle y que otro le tenga que suplir.

Eso nos da una dinámica de trabajo y de...

de rapidez a la hora de solucionar problemas,

que no solo van a influir en tu vida musical,

sino también en tu vida diaria,

la resolución de problemas y de conflictos en la milésima de segundo,

creo que es importante.

-Muy importante, tienes toda la razón.

Verás, hay un tema que...

no te diré que me preocupa ni que me hace perder el sueño, pero...

creo que es muy de actualidad, y debería de dejar de serlo.

Verás, ¿paridad o diversidad?

-Bueno, sé que no hay mucha gente

y, sobre todo, muchas mujeres que estén de acuerdo conmigo,

pero para mí la diversidad, antes que la paridad.

Sobre todo porque... yo, en la Orquesta Metropolitana,

en la Orquesta Infantil,

hay casi más mujeres que hombres los que tenemos,

en las escuelas de música, en los conservatorios...

hay más mujeres estudiando, más niñas que niños...

que se introducen en el mundo de la música,

pero después no llegan a tener ese 50% de igualdad.

Yo nunca me he planteado el coger a una mujer o a un hombre antes,

solamente fijándome en si era mujer u hombre,

pero ese 50% que yo tengo dentro de mis orquestas,

es porque solamente me fijo en el talento

y, curiosamente, cuando nos fijamos en el talento,

hay mucha mujer talentosa.

Entonces, yo no voy mirando...

si quiero que toque una mujer o un hombre conmigo,

sino voy mirando que toque un gran músico o una gran música,

no sé ahora mismo como nombrarlo,

pero yo quiero músicos de calidad, músicos talentosos

y, normalmente, sale... el talento de la mujer rápidamente,

porque nos esforzamos mucho,

porque desde muy chiquititas tenemos eso delante...

que tenemos que esforzarnos más, sacrificarnos más,

que te van a exigir mucho en esta vida, entonces,

al final, llegamos a estar muy, muy preparadas

y, luego, además, somos muy autoexigentes con nosotras mismas...

-Yo creo que, algunas veces, hasta demasiado.

-Sí, quizá enfermizo.

-Bueno, en este sentido,

algo has comentado, pero quisiera que profundizaras un poco más.

He tenido la enorme fortuna de asistir a tus conciertos,

con lo cual sé perfectamente cuál es tu respuesta, pero me gustaría...

que los que tienen la amabilidad de acompañarnos en este programa,

también lo supieran.

¿Qué es para ti, exactamente, un concierto didáctico?

-Un concierto donde... enseñamos la música.

No tengo que explicar...

y no me gusta explicar cosas que cualquiera pueda encontrar, ahora,

con toda la información que tenemos en las manos en Internet,

en cualquier enciclopedia que podamos coger,

no me gusta explicar las cosas que ya se pueden encontrar en otro sitio.

Me gusta explicar lo que se puede sentir,

me gusta explicar cosas que no las escriba nadie en un libro,

sino que se vivan, directamente, en el momento del concierto,

me gusta que se sienta lo que se puede aprender,

no aprender cosas, sino sentir que se está aprendiendo...

no sé si me explico bien, pero... -Perfectamente, Silvia.

-Es algo que... no me gustan las disertaciones alrededor de una obra,

no quiero explicar por qué Beethoven compuso la Quinta Sinfonía

y todo lo que ya sabemos todos

o lo que se puede encontrar en cualquier libro, sino...

qué es lo que van a sentir...

cuando escuchen determinado instrumento

o cómo se complementa un instrumento con otro.

-Bueno, antes lo dijiste, la música es el lenguaje del corazón.

Yo añadiría... de la emoción, de los sentimientos,

yo, además... el otro día alguien me decía

"tú lloras, Pilar, cuando escuchas música"...

-Claro. -Pero, claro, y cómo no.

Si es que hay momentos en los que...

se me está rompiendo el corazón de dolor, muchas veces,

pero de alegría, otras.

En este sentido,

¿cómo elijes las piezas?, ¿cómo elijes las obras?,

porque es verdad que algo comentaste hace un momento,

pero yo no creo que sea baladí que, de repente, tú pongas...

a Beethoven, por citar ese compositor que tanto amamos,

o... pues yo que sé, a cualquier otro.

Por ejemplo, ¿dónde están, en tus conciertos,

yo sé que están, pero... cómo los elijes a estos compositores de hoy,

que también podrían ser considerados músicos clásicos?

-Son músicos clásicos, porque componen música para ser tocada,

en directo, en un escenario, por qué no.

Yo creo que al público hay que darle

y a la orquesta hay que enseñarla, también,

que no se acostumbren solo a tocar compositores del XIX,

del XVIII o de principios del XX.

Estamos en el siglo XXI,

tenemos que... enseñar, como decíamos antes,

pedagógicamente, no solo al público,

entonces, intentamos siempre... compaginar programas

en los que haya algo que el público, evidentemente,

cuando ve un programa de un concierto

y tiene que comprar una entrada, quiere saber qué es lo que va a ver

y quiere escuchar algo conocido, algo que tenga en su repertorio,

pero, normalmente, siempre ponemos un poquito...

un postre o un entrante, un primer plato,

que no se ha escuchado normalmente.

Obras, que no tienen por qué ser de música actual,

sino también compositores del XIX, compositores del XVII,

que no se han... programado normalmente.

Obras, que tampoco se han programado...

normalmente en ningún concierto,

pero que tienen una calidad musical maravillosa

y, muchas veces, nos hemos encontrado

con que cuando termina el concierto, dice

"yo venía a escuchar la obra de Tchaikovsky,

pero me voy con un regalo que me habéis hecho en la primera parte,

de un compositor que no sabía que existía,

y en cuanto llegue a casa

me lo pondré para seguir escuchando su música".

-Para seguir aprendiendo. -Exacto.

-De lo conocido a lo desconocido. -Sí.

-Y esta es una idea muy pedagógica y muy didáctica, Silvia.

Es ahí donde yo les quería decir,

a los oyentes de este programa, a los televidentes,

que... lo piensas todo.

El tiempo de la televisión, en la UNED, se pasa volando

y casi estamos terminando.

Silvia, he dejado para el final un aspecto de tu vida muy importante,

que es el aspecto familiar,

¿cómo compaginas el que seas una extraordinaria gestora,

el que seas una magnifica directora de orquesta,

mujer, pues claro, y por qué no, cómo lo compaginas todo?

-Pues, porque tengo la fortuna y la gran suerte

de tener a mi lado una familia que me apoya,

que vive la música con la misma pasión que la vivo yo

y, entonces, en ningún momento falta música en casa,

en ningún momento falta la música en nuestra vida

y lo compartimos todos.

Todo, al final, es compartir...

con la gente con la que estás viviendo

desde por la mañana hasta por la noche.

Entonces, tengo la inmensa suerte de que en mi familia...

primero mis padres, cuando decidí lanzarme a este mundo

y decidí irme por la dirección de orquesta,

y, luego, mi marido y mi hija,

que lo viven igual que yo, están los dos metidos en este mundo,

y yo creo que si no, no aguantarían esta presión.

-No podrías, es verdad.

Querida Silvia, hemos terminado, pero no hemos hecho más que comenzar...

porque tenemos un largo camino, sobre todo, tú,

eres una mujer joven, llena de entusiasmo,

así que te quiero dar... especialmente las gracias

por lo que estás haciendo, por la música y para la música.

Es decir, para todos ustedes.

Muchas gracias.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED- 14/06/19

UNED- 14/06/19

14 jun 2019

1.- Bulos, mentiras y desinformaciones

2.- Psicología en primera persona. Montserrat Vallejo Riado.

3.- Antropología en primera persona. Jorge Moreno Andrés.

4.- Silvia Sanz, directora de orquesta.

ver más sobre "UNED- 14/06/19" ver menos sobre "UNED- 14/06/19"
Programas completos (680)
Clips

Los últimos 2.357 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios