UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4256180
Para todos los públicos UNED - 13/10/17 - ver ahora
Transcripción completa

La Comunidad de Madrid, en su lado más occidental,

está vertebrada por uno de sus ríos más importantes.

El río Guadarrama.

Acudimos a las Rutas geomonumentales

que cuentan con financiación de la Comunidad de Madrid.

Surgen como consecuencia de los resultados de las investigaciones

del grupo de Geomateriales del Instituto de Geociencias

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

y la Universidad Complutense de Madrid,

y que cuentan siempre con el apoyo de la Fundación Madri+d

a través de iniciativas como la Semana de la Ciencia de Madrid

y la web madri+d.

Una de estas rutas nos guía hasta

el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su entorno,

protegido por su interés medioambiental y, en este caso,

por rodear a cinco puentes herederos de la ciencia que construye Madrid.

Cinco puentes que constituyen el valor histórico

de una época en la que las comunicaciones

contribuyeron a crear la capitalidad madrileña.

Las rutas geomonumentales es un proyecto o una idea

que surge dentro del grupo de Petrología Aplicada

a la Conservacion del Patrimonio del Instituto de Geociencias.

Este grupo está integrado, fundamentalmente, por geólogos,

y nosotros lo que hacemos es estudiar el deterioro

o los materiales que configuran el Patrimonio Arquitectónico,

sobre todo, de la Comunidad de Madrid,

porque estamos ubicados en la Comunidad de Madrid.

Desde el conocimiento geológico

hacer ver que los edificios son materiales

y son personas que lo construyen,

no solamente es el Estado o la Iglesia que, con el dinero,

mandan construir un edificio en una determinada época

y bajo el patrocinio arquitectónico de la época.

También es dar a conocer

que los materiales de construcción tradicionales

jugaron un papel muy importante.

Este viaje a través del río Guadarrama,

al noroeste de la Comunidad de Madrid,

tiene varias paradas, en concreto... cinco,

donde conoceremos los puentes representativos de una época

en la cual los métodos constructivos se ciñeron

a facilitar el paso de personas.

Son el puente de Retamar...

el de Herrera...

Alcanzorla...

Herreño y Rosario,

que ya forman parte del patrimonio de la Comunidad de Madrid.

Hay quien dice que son los más olvidados,

de tan usados, por todos los ciudadanos.

Precisamente el puente suele ser un indicador de civilización.

Cuando más grado de civilización hay, más puentes se hacen.

Las vías de comunicación, tenemos el ejemplo paradigmático de Roma,

o en la Edad Media también, a partir del Románico,

son un fiel del grado de desarrollo de una sociedad.

Entonces, no es casual que sea, por un lado, el siglo XVI,

la época del Renacimiento, una época de esplendor,

y luego el siglo XVIII, que es la época de recuperación,

a partir de los Borbones cuando...

se desarrolla más esta construcción de puentes ligada,

por supuesto, al trazado de caminos

y al mundo de las comunicaciones en general.

La corriente del río Guadarrama nos lleva,

después de sortear la zona más agreste,

a la primera parada, en la localidad de Las Rozas,

donde se ha acotado una zona recreativa

alrededor del puente de Retamar.

Este es el puente más emblemático del recorrido,

y que nos puede servir para analizar y admirar

el proceso constructivo de estas obras de ingeniería.

Y si hay algo que identifica a todos ellos,

es el material con el que se han construido, el granito.

Siguiendo el planteamiento que asegura que se construye

con el material disponible en la zona,

la región de Madrid debe parte de su idiosincrasia

a esta roca ígnea plutónica.

Muchas de sus construcciones emblemáticas

están configuradas con granito.

En especial una, responsable en gran medida

de la construcción de nuestros puentes protagonistas,

hablamos del monasterio de San Lorenzo de El Escorial,

testimonio de otra época y de quienes vivieron en ella

y lo utilizaron, como los puentes que lo rodean.

Madrid es un lugar donde abundan los manantiales,

es un hontanar.

Entonces, el disponer de ese recurso primordial como es el agua,

sin duda alguna, fue esencial.

De todas formas hay que decir siempre un aspecto

que nunca se destaca o que muy pocas veces se destaca

para la elección de Madrid,

que era que se alejaban del Arzobispo de Toledo,

que eso sí que era una roca bien dura de roer.

Entonces, el poder de la Catedral de Toledo era tan fuerte,

que el venirse a una ciudad que no era un poblacho manchego,

sino que era una villa cómoda, bien dispuesta,

con un Alcázar Real cómodo, grande y lujoso,

y, a la vez, a un lugar en el que no había Obispado

y no había competencia de poderes,

fue para Felipe II una ventaja enorme.

Luego ya, además, tenemos enseguida la ventaja

de tener cerca las canteras de granito

que van a surtir a la arquitectura monumental madrileña.

Se habla de todos los condicionantes que influyeron

en la designación de Madrid como capital del reino,

a parte de todos los factores religiosos, económicos, históricos,

o estratégicos, que pudieran interesar,

también la existencia de todas esas canteras

y toda esa actividad extractiva que había,

todo ese conocimiento del tratamiento de la piedra,

fue un factor esencial para poder levantar una nueva ciudad,

como iba a ser la capital del reino.

Se construyen varios puentes para facilitar los accesos al monasterio.

Sin duda, el granito permitió la tarea.

Por sencillos que sean, requieren un trabajo de ingeniería,

máxime en zonas de cursos fluviales

con grandes cambios en el volumen de su caudal,

como es el caso del río Guadarrama.

El granito es una roca magnífica

para la sustentación de cualquier tipo de estructura,

pues tiene una elevada resistencia a la compresión.

Además es impermeable, lo que la convierte en idónea

para construcciones en contacto con agua por periodos prolongados.

Los granitos que aparecen en estos puentes,

a pesar de que tienen una mineralogía muy sencilla

que es cuarzo, feldespato y la biotita, que es la mica,

sí es verdad que se pueden diferenciar

dos tipos claramente de granitos,

de acuerdo a la concentración de estos tres minerales.

Cuando aparecen el cuarzo y el feldespato,

que son minerales claros, que llamamos leucocráticos,

vamos a ver un granito claro,

ligeramente, en ocasiones, teñido amarillo,

por el proceso de oxidación natural que sufre...

o bien el feldespato o bien la poca biotita que aparece,

por eso les llamamos leucogranitos.

En cambio, si hay un dominio importante

de la mica oscura, la biotita, el mineral melanocrático que decimos,

sí es verdad que tiene una tonalidad más grisácea, más oscura,

por eso les llamamos monzogranitos.

Estas dos tipologías van a encontrarse...

en este puente, principalmente, leucocrático,

lo que es el leucogranito, el granito claro,

procedente de unos cuatro kilómetros aguas arriba.

Por el contrario, en el resto de puentes,

según nos vayamos acercando hasta el Sistema Central,

a la sierra de Guadarrama, cada vez van siendo más grises,

porque domina, principalmente,

el granito que es el monzogranito, el oscuro.

Uno a uno, descubrimos cinco puentes históricos

que, salvo el de Alcanzorla, aún mantienen su uso original.

Primera parada, puente de Retamar.

Como ya se ha mencionado, su construcción en granito

es fundamental para soportar todo su tamaño.

De ahí, los potentes tajamares.

De fácil acceso, aun soporta tráfico rodado que, aunque escaso,

es continuo y apenas sin restricciones.

Se aprovechó la infraestructura de un puente anterior

y formó parte de la carretera de Galapagar a El Escorial.

En él se distinguen tres tipos de granitos,

dos originales y otro posterior,

y la coloración dorada que sufre esta piedra

principalmente debida a la oxidación de sus minerales.

Como se puede observar, mantiene un buen estado de conservación

a pesar de la acción antrópica, ya eliminada,

y la colonización biológica,

presente en todos los puentes, en mayor o menor medida.

Se observan eflorescencias salinas, descamados, grietas y fisuras.

Además, sigilosos vecinos cazadores

que han hecho del puente de Retamar, su pequeña o gran casa.

De este de aquí, aparte del entorno tan bonito,

lo bien que se pueden ver los distintos elementos constructivos

típicos de un puente, eso por un lado.

Y en este puente de aquí, concretamente, debajo, en los arcos,

se ve muy bien la alteración típica de los granitos,

esa misma alteración que podemos ver en la naturaleza,

la podemos ver aquí, en gran parte,

por intervenciones que ha habido en el puente.

El puente del Retamar es, quizá, el más bonito de todos

por sus dimensiones y su arquitectura.

Es el más grande, con siete ojos,

y el más cuidado a la hora de trabajar sobre él,

y el que más volumen de piedra mueve,

a pesar de que estamos lejos de los afloramientos graníticos,

que están cuatro kilómetros más arriba.

Pero la arquitectura, la fisonomía, el cuidado de la cantería,

en la cual como se puede ver en muchos de los tajamares,

la forma de los tajamares y de los sombreretes gallonados.

El hecho de esculpir, que no es tan fácil trabajar el granito,

con esa delicadeza para realizar una obra de construcción civil,

quizá sea un punto a favor para esta arquitectura del siglo XVIII.

Aquí en el puente de Retamar, paseando por estos lugares,

viene a la cabeza una serie de ideas,

y una de ellas, para mí que yo trabajo la piedra,

es ver cómo está trabajado este puente,

cómo están hechas las superficies, con diferentes herramientas,

también el desgaste, la erosión...

como decía Goya, el tiempo también pinta,

el tiempo también esculpe.

Toda esa textura natural,

el contraste que hace tan tremendo con los bancos que tenemos por aquí,

las mesas de merendero, que están hechas también de granito,

de un granito igual que el del puente, o muy similar,

pero al estar trabajadas con medios mecánicos,

pulidas con pulidoras y cortadas con sierras,

al final tienen un aspecto completamente diferente,

parece un material diferente, y no, es la forma de trabajarlo.

Entonces, esto también que sirva como reflexión sobre...

que no se trata solamente de usar determinados materiales,

sino también de cómo los usamos, cómo los elaboramos

y cómo los transformamos para poderlos incorporar a nuestras vidas.

Seguimos la corriente del río Guadarrama,

nos despedimos de los habitantes de Retamar,

y saludamos a quienes conviven cerca del Puente de Herrera.

Pegado a la urbanización los Jarales y del siglo XVI,

fue mandado construir por Felipe II,

de nuevo, para llegar con cierta facilidad a El Escorial,

y como prueba, esta parrilla grabada

sobre la clave del único arco del puente,

en referencia, clara y directa,

a la forma que la tradición asegura tiene el monasterio.

Es de estilo renacentista

y con trazas del arquitecto Juan de Herrera, de ahí su nombre.

Sobre su sufrido tablero, se pueden reconocer algunas huellas de cantero

y las marcas dejadas por las grapas que unían los sillares del pretil.

También vemos a la entrada dos mojones posteriores

que señalizaban la zona de caza del monarca.

Varias reformas posteriores

relacionadas con la carretera Torrelodones-Galapagar,

provocaron la pérdida de los desagües originales

y el compactado con cemento de mortero.

El crecimiento de vegetación

es el mayor problema al que se enfrenta el puente,

ya que dificulta en exceso su contemplación.

Incluso por encima del tablero emergen hierbas entrometidas.

El de Herrera es muy interesante,

hay marcas de canteros que se pueden ver.

El pavimento original del puente, con losas de granito muy grandes,

también es interesante ver,

y cómo las grapas originales, que ahora ya no están,

pero sí que queda la marca perfectamente,

esas grapas que unían las piezas que configuran el pretil del puente,

eso es interesante de verlo.

En el puente de Alcanzorla

destacar, sobre todo, el precioso entorno que hay

y que podemos ver cómo a partir de las propias fisuras del granito

que está justo al lado del puente,

se extrajeron sillares para construir el puente.

El de Alcanzorla es el siguiente, y quizá el más particular.

Se cree que pertenece a la época árabe

y que servía para unir atalayas de vigilancia.

Con un poco de imaginación,

podemos visualizar cómo fue en su época útil

gracias a la hilera de bloques de granito que aún se conserva.

El puente de Alcanzorla,

también en la urbanización los Jarales, en Galapagar,

está situado en el entorno más espectacular de toda la ruta.

En este caso, es sencillo distinguir

la cantera de donde se extrajeron los granitos usados,

porque está justo ahí.

De hecho, si el visitante se fija bien,

puede apreciar los cortes de cantero que en su día se dieron,

abundan por todo el entorno del puente.

Una vista aérea nos descubre el cañón formado a través del granito

gracias a la acción del río, y del paso del tiempo...

Lo poco que queda de este puente es suficiente

para adivinar un zócalo construido

con mampuestos graníticos rejuntados con mortero de cal,

en el que conviven hasta tres tipos de granito.

El estado de conservación es especialmente precario.

Sólo queda el ojo,

eso sí, en muy buen estado gracias a óptimas intervenciones.

La colonización biológica es evidente,

especialmente en las zonas de mortero.

Y si la naturaleza sigue su curso sin intervención humana,

será muy difícil incluso observarlo a simple vista.

Solamente queda un arco, lo que es la parte del intradós,

que está consolidado en la actualidad,

pero es el conjunto del entorno en el que se encuentra

el que hace que este resticio tenga una gran belleza

a nivel de todo el entorno.

Acompañamos al río Guadarrama

hasta que llegamos a la siguiente parada en nuestra ruta.

Es el puente del Herreño.

Forma parte del "Camino Real de Madrid a Castilla la Vieja".

Construido por Carlos III en 1784,

soporta diariamente un intenso tráfico rodado,

quizá, lo más llamativo de este veterano puente.

nos acercamos al pueblo de Guadarrama desde Galapagar.

Destaca su robustez

y sus potentes tajamares apuntados, de "pico de pato",

y de sección triangular de lado curvo,

rematados con sendos sombreretes gallonados.

La albardilla, que también presenta plazoletas de entrada y salida,

soporta una gran cantidad de tráfico,

lo que ha producido desperfectos

y movimientos estructurales con caídas de bloques completos.

La acción vandálica, muy presente aquí,

y la colonización biológica,

se unen a los principales problemas

a los que se enfrenta el puente de Herreño.

De nuevo, los descamados,

con variaciones de color del granito son evidentes.

El entorno, de una vegetación intensa aguas abajo,

compone un estupendo ambiente por un lado,

pero, por el otro, un problema para la visualización del puente.

Quizá el menos visible de todos sea el puente Herreño.

El puente Herreño se encuentra directamente en la carretera,

en la 510 de El Escorial.

Entonces, queda ahí como cubierto

por el tránsito, por encima, de una circulación muy intensa

y es el gran desconocido.

Tiene la misma arquitectura

que el puente Retamar y el puente del Rosario,

porque son del siglo XVIII

y son las conexiones que hizo en su día Carlos III

para conectar lo que es la península con Madrid,

en una intención de hacer una red circular,

una red de comunicaciones radial, tal como la conocemos ahora.

Y es el gran desconocido, pero también tiene su encanto

en cuanto a que es un puente que ha llegado a nuestros días

y que todavía se sigue utilizando, como el del Rosario.

El puente del Rosario

es un puente que está integrado dentro de la localidad de Guadarrama,

con lo cual está integrado dentro de una urbe.

Tiene su cuidado, efectivamente, está en uso,

porque es una vía de comunicación hacia la zona de la sierra,

y es muy transitado.

Pequeñito, pero está cuidado

y tiene una fisonomía muy característica.

Y así llegamos a la meta

de la ruta geomonumental por los puentes del río Guadarrama.

Y no podía ser de otra manera

que en el pueblo que toma el mismo nombre.

Aquí está el puente del Rosario,

plenamente integrado en el día a día de los vecinos del pueblo:

personas y animales...

Hoy, facilita las comunicaciones rodadas por el pueblo,

antaño hacía las veces de paso entre la Granja de San Ildefonso

y el monasterio de El Escorial.

el puente se encuentra en un más que óptimo estado de conservación,

gracias a recientes intervenciones.

Aquí solo encontramos un tipo de granito,

mezclado entre tanta colonización biológica y eflorescencias salinas,

provocadas por el mal uso del mortero en tiempos pasados.

El vandalismo, esta vez unido a los grafitis,

presentes en la parte inferior,

ha provocado la pérdida de importantes piezas

como los desagües, como ya ocurrió en anteriores puentes.

Los tajamares, expectantes ante posibles subidas del cauce,

son pequeños, apuntados y triangulares de lado curvo,

con sombreretes gallonados.

¿Sabrán los vecinos de Guadarrama

que bajo las ruedas de sus coches hay un puente del siglo XVIII?

Esa labor, la de la conservación y difusión del patrimonio,

se vuelve fundamental para continuar presumiendo

de ingeniería civil de la Comunidad de Madrid.

del que mucho tienen que comentar los expertos en el tema.

Nosotros, cuando estudiamos un edificio,

estudiamos los materiales que configuran ese edificio,

tenemos una cosa muy en cuenta siempre...

el edificio funciona como un todo

y el material en ese edificio funciona como un todo,

entonces no se puede individualizar de forma separada...

claro que se puede individualizar pero...

son un montón de factores tanto propios de los materiales

como extrínsecos al propio material o al propio edificio

los que favorecen o aceleran ese deterioro.

Entonces, no podemos asignar una forma de deterioro

o una patología que vemos en un edificio a una sola causa,

hay que atender al conjunto.

Simplemente en un edificio

la roca está sometida a unos esfuerzos de compresión y de soporte,

estructurales digamos, que ya, de alguna manera,

aunque sea un material bueno y resistente, le debilita.

Y luego, encima, si tú configuras...

los materiales pétreos se alteran,

en la naturaleza podemos ver la meteorización de las rocas tal cual,

por efecto de los agentes atmosféricos.

Bueno, pues eso mismo, lo podemos trasladar a un edificio,

y ¿qué pasa?, que en un edificio, como os decía,

hay muchos más factores aparte de la meteorización,

el agua sigue actuando sobre la piedra en el edificio.

Entonces, pues... lo que os comentaba,

tender a un montón de causas que son las que favorecen el deterioro,

y si estamos en edificios que están en ambientes urbanos,

el tema de la contaminación es un factor aparte, digamos,

que aquí, gracias a Dios, en estos puentes no tenemos.

Es inevitable las intervenciones en ciertos puntos

para paliar ciertos problemas.

En consecuencia, sobre todo,

el hecho de que las juntas se vayan abriendo entre los sillares.

Eso puede provocar, como he dicho anteriormente,

la desestabilización de toda la estructura, es necesario rellanarla.

La intervención en la última década del siglo XX,

con el empleo del cemento, quizá no ha sido el método más adecuado,

porque el empleo del cemento,

al ser un material excesivamente rígido cuando fragua, lo que provoca,

no solamente es un aporte de sales que deterioran,

visual y estructuralmente, toda la superficie del sillar,

sino que pueden abrir más las juntas de estos sillares,

separándolos consecutiva y estructuralmente,

poniéndolos en peligro, en ese momento.

Recorrer estos testigos del pasado nos transporta siglos atrás,

cuando los ingenieros comenzaron a trazar la red de caminos de Madrid,

y los monarcas se empeñaron en embellecer

las rutas que ellos mismos cruzaban.

Son monumentos que se han mimetizado con el paisaje,

hasta hacerlo más humano, más transitable.

la expansión de las urbanizaciones provoca que, en algunos casos,

apenas haya unos metros de separación

entre estas pruebas del pasado y construcciones mucho más recientes.

Incluso cubriendo aquello

que fue la cantera de donde se extrajo el granito necesario

para ver crecer a estos puentes.

El puente significa muchas cosas, pero antes que ninguna otra,

significa esta vocación que tenemos los humanos

de prescindir de la naturaleza.

En realidad estamos aprovechando los recursos de la naturaleza,

estamos asentándonos inevitablemente en ella,

pero también estamos intentando

abolir todas las incomodidades que la naturaleza nos proporciona.

Entonces, a través de puentes, de túneles,

de caminos, de explanamientos... lo que estamos haciendo es intentar,

al fin y al cabo, humanizar el territorio,

que era pre-humano,

convertirlo en algo que podamos transitar, que podamos habitar,

siempre y cuando se haga, como se hacía en este momento,

de forma equilibrada, con los propios materiales naturales,

de forma, también, contenida...

al final, la aportación humana forma parte de ese territorio.

Lo malo es lo que estamos haciendo hoy en día,

que es hacer tabla rasa,

para que ya la naturaleza no nos incomode en nada,

aunque la reservemos en algunos puntos aislados,

para prescindir de ella, para tener una vida hecha a sus espaldas.

Esta ruta geomonumental

de cinco puentes históricos de la Comunidad de Madrid,

nos lleva a conocer el ímpetu humano

por comunicarse de la manera más accesible,

las complicaciones que ofrece la naturaleza,

en este caso, el río Guadarrama,

y, por qué no, ser testigos del resultado

de aquellos que levantaron algunos de los más bellos ejemplos

de la ingeniería civil en la Comunidad de Madrid.

Hay un principio bueno que ha creado el orden, la luz y el hombre,

y un principio malo que ha creado el caos...

...podemos considerar el carácter de las mujeres

como adoleciente de una imperfección...

...en lo que se refiere a la naturaleza del individuo

la mujer es defectuosa...

...un animal inepto y estúpido...

...le importa poco no poseer ciertas elevadas visiones, es bella...

...hacer que las amemos y las estimemos...

...vas con una mujer, no olvides tu látigo...

...estas han sido siempre las tareas de la mujer...

...y a la nación y a la mujer se les perdona la hora de descuido

en la que cualquier aventurero

ha podido abusar de ellas por la fuerza.

Las mujeres se han representado en todas las sociedades la continuidad,

lo que no puede variar,

por lo tanto tienen que estar dedicadas siempre a lo mismo

y no ocurrírseles tratar con ideas que puedan propiciar cambios.

La idea corriente era que las mujeres harían muy bien

en alejarse del mundo del pensamiento porque no les estaba consagrado,

no era uno de los lugares donde ellas tuvieran que estar.

Yo recuerdo una cosa que tiene gracia y no sé si...,

pero como tiene gracia, la contaré.

Amorós tenía un padre que era un señor serio, notario y esas cosas,

al cual compadecieron mucho en el Círculo de Labradores,

que era como se llamaba la sociedad más prestigiosa

de la ciudad de Valencia, diciendo:

“Ay, lo que le ha pasado al pobre fulanito,

que le ha salido una de esas hijas que leen a Nietzsche”

Celia Amorós leía, en efecto, a Nietzsche, maestro de la sospecha.

Pero también leía a los presocráticos,

padres fundadores de la filosofía y a los escolásticos,

valedores de un cristianismo filosófico inaprensible.

Leía a los ilustrados,

a los románticos y a los existencialistas.

Los leía a todos, o tal vez los devoraba,

impelida por un hambre de conocimiento del pasado,

que le iba a permitir dibujar,

un mapa de la historia del pensamiento radicalmente distinto.

Amorós es la primera mujer en España que logra ser titular de filosofía,

porque no había ninguna.

Fue fantástico, hizo un ejercicio de oposición

―las oposiciones eran feroces-

donde le salió, nada menos, la cuarta vía de Santo Tomás,

esto es, cómo probar la existencia de Dios

por la perfección gradual de las cosas, que eso entonces,

en pleno siglo XX, se podía hacer en España,

pedirte que, por favor, reprodujeras aggiornándola.

Una prueba de la existencia de Dios del siglo XIII,

pero es que vivíamos todos en el siglo XIII, mentalmente.

Había un cierto siglo XIII rodeándolo todo.

Pero el mundo había cambiado ya lo suficiente

como para empezar a hacerse otro tipo de preguntas.

Eran tiempos en que empujaban con fuerza

el marxismo y el existencialismo,

que compartían una concepción del mundo

ligada esencialmente a la libertad.

Y Celia Amorós ya se había atrevido

“a poner el mundo como la tesis de otro”.

A hacer de la filosofía polémica,

sembrando en la oscuridad de la caverna,

algunos de los más acertados fundamentos epistemológicos,

de una nueva teoría filosófica, la teoría feminista.

Para mí, haber tenido una madre feminista es,

primero, un orgullo y una fuente de claves para entender el mundo,

no para entender el feminismo, sino para entender el mundo,

porque es una clave para entenderlo.

Y también es tener información de primera mano

sobre qué significa la palabra feminista,

que luego ves a tu alrededor que mucha gente lo entiende

como lo contrario de machista, o lo contrario de femenina, o...

y que para ti desde muy pequeña

significa querer que la mujer tenga igualdad de derechos.

La década de los 70 en España,

vio nacer un movimiento feminista variado, activo y plural,

provisto ya, de un fuerte equipamiento teórico,

en el que apoyar sus reivindicaciones.

La gran Simone de Beauvoir

había radicalizado las consignas sufragistas al escribir:

“La mujer no nace, se hace”, poniendo una viga maestra

en la conceptualización de la teoría feminista.

En el empeño de dar forma política a esta tradición emancipatoria,

todavía imprecisa,

Celia Amorós milita en el Frente de Liberación de la Mujer,

desde donde buscará, junto a otras colegas,

las claves del entendimiento entre feminismo y socialismo.

No obstante, las escisiones teórico-políticas que,

dentro del movimiento feminista,

tienen lugar durante la transición democrática,

con sus “igualdades” y sus “diferencias”,

Celia Amorós optará por hacer de su cátedra

el mejor foro de participación política y militancia feminista.

La figura de Celia Amorós

significa una nueva forma de activismo y de militancia feminista.

Y es que Celia Amorós se hace catedrática de filosofía muy pronto

y va a la Universidad Complutense.

¿Qué hace Celia allí?

Inaugura un seminario que se llama Feminismo e Ilustración,

es decir, la hacen catedrática y en vez de dedicarse a prosperar

en los temas que sus compañeros, catedráticos todos,

hubieran valorado más, ella dice,

yo voy a hacer un seminario con gente joven que se quiera formar,

de feminismo e ilustración.

Sí recuerdo una cosa de relaciones de ella,

y es que al haberse dedicado al feminismo filosófico

en un momento dado, le costó el que los colegas la dejaran sin despacho.

Y cogió ella, ni corta ni perezosa,

y se plantó la mesa de la cocina -¡toma conciliación!-

en el pasillo de la facultad, con su helecho bien mono,

y se puso a atender a los alumnos felizmente

en su mesa de la cocina en el pasillo

y, ya te digo, lo poquito que tardaron en darle despacho.

¿Por qué es nueva esta forma de militar?

Porque la hicieron en España muchas mujeres,

que lo que hicieron fue, desde su puesto de trabajo,

fueran como Celia, catedráticas de filosofía, o historiadoras, o juezas,

lo que hicieron fue ver cómo su trabajo

se podía relacionar con el luchar por la igualdad entre hombres y mujeres.

Celia Amorós quebraba con su ejemplo

el discurso de naturalización de la mujer,

uno de los mecanismos que había legitimado, durante siglos,

la privación de su estatuto de individualidad.

Y lo hacía no sólo con su presencia acreditada y tangible

de mujer catedrática de filosofía.

Lo hacía también, sometiendo a profunda revisión crítica,

“los mil lazos sutiles”

que sostenían la idea de inferioridad de las mujeres

en todas las sociedades humanas;

y dando carta de naturaleza a la teoría feminista,

en la universidad española.

En los primeros seminarios que hizo Celia en la Complutense

de teoría feminista, donde precisamente ella lo exploraba,

y lo ha explorado siempre, desde el punto de vista de la Ilustración,

pero recogía toda la teoría feminista previa

y todos los estudios que se estaban haciendo

en Inglaterra, en Estados Unidos...

Yo participé porque me movía en el campo de la literatura

y echaba de menos esa aportación filosófica desde España,

en España, por una española,

y creo que Celia Amorós, en ese sentido, ha sido fundamental.

Hasta Celia Amorós, sabíamos que la Ilustración

era el momento en que emerge nuestro mundo

y que las libertades de las mujeres, que ahora algunas ya tenemos,

y bien buenas que son,

estaban siendo justificadas y debatidas en ese momento.

Lo sabíamos, era fantástico.

Eso fue un trabajo constante de una década completa.

De entender por qué somos como somos.

De dónde venimos inmediatamente y lo que el debate feminista

ha representado para el cambio social enorme

que nuestra sociedad ahora habita.

Conociendo a la perfección las ideas, las fuentes de las que salían,

cómo se argumentaban, cuál era el debate,

cómo había variado, qué salió después, perfecto.

De tal manera que nada tiene de extraño

que nos reclamemos muchas de tenerla como maestra porque lo es.

Ha sido una maestra de pensamiento.

Guiada por la intuición de que el omnipresente discurso patriarcal

ha cometido “pecados” de acción, pero también de omisión,

Celia Amorós rastrea las huellas de un discurso feminista silenciado,

incluso por grandes representantes de la modernidad ilustrada.

Los textos de Poullain de la Barre,

Olimpia de Gouges y Mary Wollstonecraft,

son buena muestra de cómo la polémica entre los sexos

se había suscitado ya, en el siglo XVIII,

de forma mucho más contundente,

que lo que la historia oficial nos ha contado.

La Ilustración es un momento de la historia de la humanidad

en que los grandes filósofos deciden

que basta ya de guiar la mente y la acción humana por las tradiciones,

las religiones, por la herencia recibida.

La razón es una facultad que puede someter a crítica,

tanto en su dimensión teórica como práctica, como moral.

Puede someter a crítica todas las instituciones, pero qué sucede,

que los mismos filósofos que estaban sometiendo

todas las instituciones y las ideas al tribunal crítico de la razón,

van a defender que todos los hombres nacen libres e iguales,

por tanto todos tenemos que tener los mismos derechos,

pero cuando llegan las mujeres, se para y dice:

“Que quede claro que las mujeres no son hombres.

Son mujeres y esto para ellas no vale”.

La crítica que le hace el feminismo a la Ilustración

es la prueba de esa falta de culminación,

de esa incompletitud diríamos, del proyecto ilustrado.

De hecho, Celia tiene un artículo que tiene un título muy divertido,

“El feminismo, el Pepito Grillo de la Ilustración”.

A mí me gusta mucho porque denuncia cómo la Ilustración,

que reconocía la capacidad de conocimiento,

la capacidad de la razón, en todo ser humano y, sin embargo,

excluyó de ese ser humano a las mujeres.

El famoso “Sapere aude” de Kant no pretendía, ni por descuido,

dar alcance a esa mitad femenina de la humanidad,

naturalmente relegada a la oscuridad de la vida doméstica.

“La tributada crítica de la razón pura”

que se atrevía a examinar las bases del conocimiento humano

y a crear una epistemología propia,

albergaba hondas lagunas conceptuales y analíticas,

que Celia Amorós puso bajo la luz.

Haciendo crítica de la crítica y radicalizando,

hasta sus últimas consecuencias, el pensamiento ilustrado.

El feminismo no se había puesto a estudiar la razón,

el pensamioento, en su dimensión patriarcal.

Entonces Celia, lo primero, que tenga el descaro,

el empoderamiento de entroncar con Kant,

un filósofo tan supuestamente académico como Kant,

legitimó la desigualdad entre hombres y mujeres.

Kant tiene varias páginas, pocas porque no le hacían falta más,

para explicar por qué las mujeres somos inferiores intelectual,

física y moralmente a los hombres y cómo, por tanto,

debemos estar excluidas de todo derecho político,

que es tanto como decir, de todo derecho civil y humano.

De esta constatación, derivaba la entraña política y ética

del feminismo filosófico de Celia Amorós.

De toda esa secuencia de certezas, rescatada para la construcción

de una genealogía más ajustada a la realidad.

Una genealogía a la que volverse para reclamar,

en cada momento y lugar, los derechos de las mujeres.

Y una genealogía que serviría, también,

de base argumental a los éxitos legislativos, que, con el tiempo,

se irían sucediendo en España.

-Por favor, ¿qué opina usted del proyecto de ley

de igualdad jurídica entre el hombre y la mujer?

-Hombre, pues que no me gusta.

El hombre es el hombre y la mujer, la mujer.

Que la mujer debe de tener sus cosas y el hombre las suyas,

pero no igualdad, siempre la mujer ha sido otra cosa.

Al final de la dictadura hubo que cambiar, absolutamente,

todo el derecho civil y penal español

para sacar a las mujeres de una situación de indefensión absoluta

y minoramiento civil, donde era una vergüenza ser mujer,

porque es que no eras nada ni nadie, ni de tus hijos eras dueña.

Si hasta el año... es que si lo digo nadie me va a creer,

hasta los primeros 80, un marido podía dar a sus hijos en adopción

sin el consentimiento de la madre.

Eso fue un enorme trabajo,

pero un trabajo se facilita mucho cuando se tiene razón,

y uno acaba teniendo razón cuando tiene argumentos.

Y hubo que seleccionar y trabajar en todos los argumentos.

Por eso, cuando Celia decide dedicar

"Hacia una crítica de la razón patriarcal"

a las hijas de sus amigas,

y dice "se es madre, también, por el logos",

es plantar el pie en un terreno que te ha sido negado,

y en una genealogía en la que debes inscribirte a título propio.

Para Celieta, que es el nombre de pequeñita que tenía yo,

para Brenda, para Adriana, para Alda, para Olaya,

para las hijas de todas las mujeres que con su lucha,

sus fórmulas vitales y sus investigaciones teóricas,

han aportado algo a la liberación de la mujer.

Para ellas, la razón de todas nuestras razones.

Lo que mi madre está transmitiendo ahí es,

que si nosotras somos la razón de todas esas razones,

con cada palabra que está escribiendo, está transmitiendo,

está siendo madre,

está transmitiendo logos y está siendo madre,

y eso es lo que ella ha escrito,

que en el orden patriarcal los hombres transmiten logo,

las mujeres, como madre, cuidan la vida, pero no transmiten logos.

Entonces, aquí ella...

menuda transmisión de logos y, en ese sentido,

claro que esto supone una carga, pero yo me doy por maternadísima.

Este logos femenino,

construido sobre ausencias y silencios rebosantes de significado,

emerge así, en su calidad reivindicativa.

Más no revanchista.

Pues como firme ilustrada, y hasta cierto punto, kantiana,

Celia Amorós sitúa el uso práctico de la razón,

como principio motor de su urdimbre teórica.

De esta forma, las grandes abstracciones de la ilustración:

individuo, sujeto, ciudadano,

grandes por su aspiración universalizadora,

sólo serán realizables, auténticamente ilustradas,

abriendo a las mujeres el reino de lo genéricamente humano.

Precisamente, por este énfasis que ella pone en la ilustración

y en la mujer como sujeto ilustrado,

reivindica aquello que se nos ha denegado casi siempre, que es,

como decía, la capacidad de pensamiento creativo, productivo.

Las mujeres lo único que reivindican

es que se les reconozca una capacidad de pensamiento,

que se les proporcione los medios de desarrollar el pensamiento,

y las mujeres han demostrado que una vez que han accedido,

libremente, a todos los campos del saber,

sin límites, han hecho aportaciones importantes,

tanto al campo de la filosofía como al campo de la ciencia,

Con muchísimas dificultades,

porque han tenido muchísimos obstáculos

para entrar en círculos muy cerrados y porque, además,

han tenido que compatibilizar una vida familiar,

que no ha ayudado nada

en que la mujer tuviera tiempo y tuviera disponibilidad,

y tuviera las mismas facilidades de las que disfrutan los hombres.

No es un pasaje ni natural ni fácil;

no es como cuando se deja caer el agua y,

entonces, el agua busca su camino.

Hay que trabajar mucho.

Nada es de sentido común.

Todas las cosas que, a día de hoy, calculamos que son de sentido común,

las cosas buenas me refiero, cosas como los derechos humanos...

¿cómo no va a ser de sentido común?, no lo son.

Ha habido una enorme cantidad de gente empujándolas,

hasta que han llegado a ponerse en el medio, en efecto,

y concitar el respeto de todos.

La situación jurídica de la mujer en España,

que hoy ya puede considerarse formalmente

equiparable a la del varón,

es el resultado de la lucha de muchas mujeres,

que en circunstancias históricas más adversas,

desafiaron al orden patriarcal.

La capacidad ontológica de Celia Amorós,

su habilidad para encontrar ideas claras y distintas,

para nombrar cosas que no habían sido nombradas

y para conectar discursos y disciplinas antes separadas,

hace de su filosofía, una nueva ética de conocimiento,

una sustancia vindicativa, un logos que ya no es,

ni debe ser, masculino, ni femenino, sino plenamente ilustrado.

Se tiene que tener muy claro algo, y haberlo hecho surgir,

y que se vea bien lo que es,

para que suscite en nosotros y en nosotras

la emoción de la veracidad.

Es decir, ¡esto es así!, una, dos...

la emoción que propicia que anhelemos la justicia,

la capacidad de indignarse ante lo que es injusto.

Y el feminismo traslada mucha indignación,

porque razón tiene para tenerla,

pero si no trasladara también conceptos,

se quedaría en una mera queja, y el feminismo no es una queja,

es una teoría completa de cómo está edificado el poder

y dónde están sus dos fuertes,

así como es también el empeño por buscar los puntos que sean débiles

para poder atacar ahí una situación de indignidad,

que viene heredada de un pasado tan remoto,

que no tenemos ni siquiera de él,

ni podremos tener nunca, memoria completa.

La falta de libertad de las ideas

en los años de eclosión del movimiento feminista,

dejó sembradas algunas dudas,

que el debate feminista tendría que resolver.

Frente a un feminismo que ahondaba

en el reconocimiento de la diferencia femenina

y defendía la ruptura con el orden simbólico existente,

Celia Amorós defendió un feminismo de la igualdad.

Pues, reconociendo la existencia

de valores femeninos en un sentido sociológico,

no así podía hacerlo, en un sentido ético,

ni tampoco renunciar a las consignas igualitarias de la razón ilustrada,

en tanto que proyecto de mejora de la humanidad.

Yo creo que ella ha hecho algo que, desde nuestra perspectiva,

que somos profesoras universitarias, es muy importante.

Que ella, no solamente ha sido capaz de ese pensamiento creativo

que decía al principio, y ella deja una obra consistente ahí,

sino que ha creado escuela, ella ha creado su grupo,

tiene un grupo de colaboradoras importante, que están, además,

diseminadas por distintas universidades españolas, y entonces,

que cada una sigue con esa obra, con ese legado,

y que cada una sigue propagando, difundiendo, creando, además,

porque siguen investigando

y siguen difundiendo esta parte de la filosofía,

que es la instancia crítica feminista.

Yo he estudiado mucho el feminismo como movimiento social,

comparándolo con otros movimientos sociales,

para ver dónde reside su grandeza,

porque es que el feminismo es el único movimiento que ha conseguido,

realmente, transformar la realidad.

Sin poder, sin dinero, es más, con el desprecio, no ya de toda la sociedad,

sino el desprecio de los grandes intelectuales:

marxistas, existencialistas, que decían "eso no es importante".

Para el feminismo como movimiento social,

el conocimiento del pasado de la genealogía feminista,

del saber de dónde venimos y cómo se ha legitimado nuestra desigualdad,

nos da esa caja de herramientas que nos permite ser más eficaces,

saber cómo se reproduce la desigualdad, para poder combatirla.

Como afirma Celia Amorós,

el sistema patriarcal es como la Hidra de la mitología griega,

que regeneraba dos cabezas por cada una que le era cortada.

Y es que la teoría feminista,

nos remite de una u otra forma, a una reflexión sobre el poder.

Al dominio que uno ejerce sobre otro,

no como sustancia que se posee, sino como sistema de relaciones

que prospera en el espacio de los considerados iguales.

En este sentido, la perspectiva de género

se abre también a los problemas generados

por las nuevas dialécticas sociales, culturales, económicas y políticas,

propias de la ideología neoliberal,

que, como las nuevas tecnologías de la información y la comunicación,

o la trata de personas, comparten con el sistema patriarcal,

una lógica de poder basada en la opresión.

Es que no puedes entender el mundo

sin entender la perspectiva de género.

Dado que, además, yo como lingüista

que intento enseñar a mis alumnos para el trabajo de la comunicación,

que el lenguaje es perspectivista

y todo el pensamiento lo ponemos en lenguaje,

y el lenguaje es perspectivista, con lo cual,

sin la perspectiva de género no puedes entender el mundo.

En ese sentido, necesitamos la perspectiva feminista todos,

mi madre decía, muchísimas veces en casa,

que el feminismo es una apelación al buen sentido de la humanidad,

que era la frase de Mary Wollstonecraft.

El feminismo es una mirada necesaria para todos.

Este buen sentido de la humanidad, de raíces necesariamente ilustradas,

es la herramienta ética que Celia Amorós retoma para entablar,

en los términos adecuados, otro debate tremendamente actual:

el debate de la multiculturalidad.

Vivimos en sociedades multiculturales

en las que conviven personas

con una idea muy diferente acerca de la libertad de las mujeres,

y una carencia completa del concepto de igualdad ciudadana.

Las reglas de honestidad,

de decencia, de presencia en el espacio,

que algunos grupos culturales imponen a las mujeres,

abren una tremenda fractura en nuestra base de convivencia social.

Pero nuevamente Celia Amorós, acomete con pulso maestro,

la complicada tarea de definir, un acuerdo de mínimos,

que no renuncie al principio ilustrado de igualdad,

entre todos los seres humanos.

El trabajo de Celia Amorós es, nada menos,

que la comprensión misma de occidente,

como motor de innovación en valores, en el planeta.

Y, si es el único o hay más, la ilustración,

como un tipo de pensamiento que puede producirse en cualquier cultura,

no sólo en occidente,

en todas ellas hay vetas de ilustración,

y la comprensión del fenómeno antropológico universal

de la sumisión femenina como un fenómeno político,

es decir, no natural, político, que puede ser,

sin embargo, pensado y cambiado,

que podemos cambiar nuestras normas si nuestros valores nos encojamos,

de una manera más ilustrada.

Es una defensa a ultranza

de la ilustración como motor de cambio y, también,

como motor de entendimiento de la vida que vivimos.

  • UNED - 13/10/17

UNED - 13/10/17

13 oct 2017

Puentes del río Guadarrama, la ciencia que construye Madrid. Celia Amorós, Maestra del Pensamiento.

ver más sobre "UNED - 13/10/17" ver menos sobre "UNED - 13/10/17"
Programas completos (608)
Clips

Los últimos 2.063 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo UNED - 24/11/17 Completo 51:56 8% hoy
    UNED - 24/11/17 hoy Ajo Blanco. El retorno de la Revuelta. Revista Arbor. Turismo sostenible para el desarrollo. Celia Amorós. Maestra del Pensamiento.
  • UNED - 17/11/17 Completo 52:53 8% pasado viernes
    UNED - 17/11/17 pasado viernes El vino y el aceite en la dieta mediterránea. - El Milano de Grefa. - Hormigas que fabrican sus propios antibióticos. La Medicina regenerativa mediante reprogramación celular se afianza en cl...
  • UNED - 10/11/17 Completo 55:28 8% 10 nov 2017
    UNED - 10/11/17 10 nov 2017 Plantas Silvestres Comestibles. ¿Sobre qué investigamos?. Julio Verne del Mar a la Luna. Nicholas Nixon.
  • UNED - 03/11/17 Completo 52:34 8% 03 nov 2017
    UNED - 03/11/17 03 nov 2017 Bárbara Rose, Masterclass. Fundae, formación de trabajadores. Templo de Debod
  • UNED - 27/10/17 Completo 50:05 8% 27 oct 2017
    UNED - 27/10/17 27 oct 2017 Formando manos, formando miradas. Con nuestros mayores más atención y menos fármacos. Hormigas que fabrican sus propios antibióticos. La medicina regenerativa mediante reprogramaci&oac...
  • UNED - 20/10/17 Completo 56:54 8% 20 oct 2017
    UNED - 20/10/17 20 oct 2017 Nobel en femenino. Inauguración de curso académico 2017/18. El milano de GREFA. Europa contra la trata.
  • UNED - 13/10/17 Completo 53:44 8% 13 oct 2017
    UNED - 13/10/17 13 oct 2017 Puentes del río Guadarrama, la ciencia que construye Madrid. Celia Amorós, Maestra del Pensamiento.
  • UNED - 06/10/17 Completo 54:49 8% 06 oct 2017
    UNED - 06/10/17 06 oct 2017 Lola Blasco, Premio Nacional de Literatura 2016. Encuentro sobre mujeres Nobel. Parménides de Elea.
  • UNED - 29/09/17 Completo 53:47 8% 29 sep 2017
    UNED - 29/09/17 29 sep 2017 Centro de Astrobiología. Torrejón de Ardoz-Real observatorio de Madrid. Parque del Retiro. Uned. Mujeres por África. Test Psicológicos en España 1920-1970.
  • UNED - 22/09/17 Completo 55:47 8% 22 sep 2017
    UNED - 22/09/17 22 sep 2017 Las huellas de Oximinco. Estudiando las mutaciones que nos parten el corazón. Exocometas que nos hablan del pasado del Universo. Los grupos antivacunas resucitan el Sarampión en Occidente. La Red Gl...
  • UNED - 15/09/17 Completo 52:54 8% 15 sep 2017
    UNED - 15/09/17 15 sep 2017 - 3D-Imprimir el mundo. - Intervención psicoeducativa con robots humanoides. - Trans, diversidad de identidades y roles de género.
  • UNED - 28/07/17 Completo 56:52 8% 28 jul 2017
    UNED - 28/07/17 28 jul 2017 Erradicar la trata, una responsabilidad de todos. - Madrid acoge la conferencia anual de EUSEA. - Poca cultura científica pero aumentamos en interés. - Tan precoz como detectar el Alzheimer antes de...
  • UNED - 21/07/17 Completo 53:50 8% 21 jul 2017
    UNED - 21/07/17 21 jul 2017 La Medea de Madeleine Milhaud. Nuevo grado en Criminología. Erradicar la trata, responsabilidad de todos. George Orwell, vigilando al gran hermano. Curso de verano hombres y mujeres por la igualdad.
  • UNED - 14/07/17 Completo 55:13 8% 14 jul 2017
    UNED - 14/07/17 14 jul 2017 Murillo. Mi+d Ondas electromagnéticas. El origen de las encefalopatías. Teatro y Marginalismos en los inicios del S.XXI. María Shelley, imaginando monstruos. Aprender Jugando.
  • UNED - 07/07/17 Completo 55:54 8% 07 jul 2017
    UNED - 07/07/17 07 jul 2017 Tras los pasos de Alan Lomax (lagartera). Congreso Internacional "Derecho, Salud y Dependencia, Perspectiva de futuro". Buero Vallejo a examen.
  • UNED - 30/06/17 Completo 54:23 8% 30 jun 2017
    UNED - 30/06/17 30 jun 2017 Lola Blasco, Premio Nacional de literatura dramática 2016, dialoga con José Romera. -Teoría y Realidad Constitucional. -El tribunal de Justicia de la Unión Europea. - Convocatoria de l...
  • UNED - 23/06/17 Completo 54:27 8% 23 jun 2017
    UNED - 23/06/17 23 jun 2017 Anaxágoras de Clazómenas. -Homenaje a Luis Manuel Díaz Virrumbrales. - Fallo de XXVIII. - Premio de narración Breve UNED. -Luchando contra el bulling.
  • UNED - 16/06/17 Completo 56:07 8% 16 jun 2017
    UNED - 16/06/17 16 jun 2017 Las huellas de Oxirrinco. - Estudiando las mutaciones que nos parten el corazón. - Exocometas que nos hablan del pasado del universo. - Los grupos antivacunas resucitan en Occidente el sarampión. - ...
  • UNED - 09/06/17 Completo 59:37 8% 09 jun 2017
    UNED - 09/06/17 09 jun 2017 Plantas silvestres comestibles II. Issac Asimov viviendo con robots. Pueblos indígenas de Colombia.
  • UNED - 02/06/17 Completo 55:27 8% 02 jun 2017
    UNED - 02/06/17 02 jun 2017 Programa Avansecal. Si te gusta escribir y te gusta la ciencia, participa. Día mundial sin tabaco 31 de mayo. Con Paul Ricoeur. Espacios de interpelación, tiempo, dolor, justicia y relatos. Murillo ...