UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5115379
Para todos los públicos De Chagall a Malévich. La revolución de las vanguardias
Transcripción completa

92 obras, 29 artistas.

Obras clave en el desarrollo del arte europeo.

Obras y nombres fundamentales

para entender el devenir de las formas pictóricas desde el siglo XX.

La Fundación Mapfre presenta, en Madrid,

una importante selección de obras

que dibuja un destacable fresco de las vanguardias rusas.

Esta exposición lo que nos permite realmente es...

hacer el recorrido a través de todas las vanguardias rusas

que se dan entre 1910 y 1930,

que es un momento de una efervescencia creativa...

sin precedente y que va a influir en todo el arte del siglo XX

y hasta la actualidad.

De Chagall a Malévich,

dos polos opuestos dentro de la gran revolución de las artes,

pero entre ellos hay 25 artistas más, clave en estos movimientos,

y representados por sus obras maestras que vienen de 19 museos.

Si todas las exposiciones cuentan una historia, ésta también lo hace,

y es una que no es del todo conocida, pero es fascinante,

que es la del papel que tuvieron los artistas

en un momento fundamental de la historia de Rusia

y creo que de todo el mundo,

como fueron las primeras décadas del siglo XX,

con su centro en la revolución de 1917.

Van a encontrar, no sólo las obras de Chagall y Malévich,

que representan como dos polos distintos,

dos polos en la forma de concebir las obras de arte,

sino también la de toda una generación de artistas

que revolucionaron, junto a la revolución política que tuvo lugar,

los conceptos que hasta entonces se habían mantenido durante siglos,

y dieron lugar a fenómenos que hoy, más o menos,

en los museos concebimos como naturales,

como puede ser la abstracción, el uso de los objetos

o la aplicación de las artes plásticas a otros ámbitos

como pueden ser las publicaciones de arte o la escenografía.

Dos nombres como referencia, o incluso como contrapunto...

a los influyentes colectivos presentes en la muestra.

Hablamos de Marc Chagall, por un lado...

y de Kazimir Malévich, por el otro.

Máximos exponentes, quizá, de las vanguardias que supusieron

una revolución antes de la Revolución.

Como vemos y, como fácilmente se adivina en la muestra,

cada uno de ellos definió su estilo en base a sus vivencias

y a su particular manera de entender... no sólo el arte,

sino hacia dónde va el arte.

La exposición se divide entre los distintos autores y secciones.

Sin embargo, invitan a una pausa

para entender el desarrollo de la teoría suprematista

que de manera tan concisa...

explicó Malévich en algunas de sus obras más icónicas.

Como todo ser humano,

Kazimir Malévich reflejaba en sus creaciones

su personalidad y vivencias.

Su historia como artista...

evolucionó de la pintura tradicional rusa, primitiva,

a teorizar y sentar las bases de las nuevas tendencias.

La llegada de las vanguardias

lo que supone es una especie de aceleración de ese proceso...

de digestión, en el cual él... va vertiéndose cada vez más,

va como despojándose de elementos espurios,

va como purificando y limpiando su lenguaje

hasta llegar a lo que son los monocromos

y estos tres cuadros de los que hablas, en los cuales...

se ha despojado ya, insisto, de perifollos, de añadiduras,

de cuestiones simbólicas que no vienen al caso,

y lo que ha dejado es la estructura misma

de lo que debería ser un acto de comunicación estética,

que es una especie de presencia, como diría Hegel,

de presencia de la idea... en la forma, y ya está.

Él opinaba que el arte se había llenado

de elementos totalmente accesorios,

había sido oscurecido por esa presencia de elementos,

y abogaba por eliminar las formas al máximo,

optando, en principio,

por el cuadrado como ejemplificación de la simplicidad

y reduciendo los colores,

como ocurre en otra obra presente en la exposición,

en el "Cuadrado negro sobre fondo blanco".

A partir de 1916 ocurre lo que vemos aquí... no se abandonan,

pero se incorporan nuevos elementos geométricos a la obra.

Una serie de planos que se cortan e interactúan entre ellos.

Y no solamente se abandona ese colorido tan parco, los negros,

se incorporan colores nuevos, colores planos,

en cada una de las formas,

que, además, también, parecen interactuar entre ellos.

-Lo primitivo, lo arcaico, no es un punto de partida,

es más bien un punto de llegada.

Entonces, más que ser una especie de callejón sin salida, es al revés,

es la liquidación de todo lo que se había vuelto engorroso

y el poner las bases para iniciar un nuevo ciclo,

en el cual podamos, quizás, volver a jugar,

o podamos generar un nuevo lenguaje

que esté despojado de todas las servidumbres

y de toda la bazofia que se le había ido pegando con el tiempo.

Entonces, Malévich tiene este punto...

de intensidad, de riqueza y, a la vez, de sencillez,

que le convierte en una especie de nuevo primitivo,

pero, insisto, no primitivo en el sentido de punto de llegada,

punto final, sino, al revés, como punto de...

o sea él, obviamente, es un punto de llegada,

porque supone toda esta limpieza de la que hablo,

pero, a su vez, nos abre hacia un nuevo ciclo.

Y del pragmatismo de Malévich, al surrealismo de Chagall.

Chagall sería la imagen,

al menos lo que se suele asociar a él,

la imagen del artista soñador,

del artista poeta, del artista más narrativo,

que tira más de fuentes de inspiración muy íntimas,

muy personales, los sueños, por ejemplo,

se le considera uno de los precursores del surrealismo,

mientras que Malévich...

es, de alguna manera, más duro, más especulativo...

de hecho, es uno de los padres de la abstracción.

Si queremos compararlos,

desde luego, la mejor manera es asistir a la sala

y comprobar como esas imágenes

de figuras volando por los aires de Chagall,

se contraponen al Malévich que presenta

"Un cuadrado negro sobre fondo blanco",

en lo que será el primer monocromo de la historia del arte.

La pintura que niega, por primera vez, a la propia pintura.

Creo que esa contraposición es interesante considerando, además,

que son dos artistas que, en un momento dado, estuvieron muy unidos.

Que ambos ejemplifican, cada uno,

una de las dos tendencias clave en el siglo XX.

Por un lado, la figuración, representada por Chagall,

que es mucho más poético, más narrativo...

y que abre un poco las puertas a lo que despues sería el surrealismo

y, por otro lado, Malévich, que es mucho más riguroso

y mucho más centrado en lo que es la abstracción geométrica.

Lo que son las obras de Marc Chagall,

en ellas se ve siempre sus orígenes rusos y judíos

en muchos de los elementos que se representan en sus obras.

Aparecen, muy habitualmente,

por ejemplo, escenas de boda, de amantes,

escenas que tienen que ver a lo mejor, también,

con el mundo campesino, los diferentes animales...

Además de esto, un gusto por el primitivismo.

Los animales que aparecen muchas veces en su obra

se pueden relacionar con muchos seres míticos del arte medieval,

animales a medio camino entre lo real y lo fantástico.

Mención aparte merece una de las características

más reconocibles de la obra de Chagall: el potente uso del color.

El caso de Chagall,

con esos colores tan vibrantes, tan acentuados,

esos violetas, verde malaquita, llaman mucho la atención,

pero es que todos ellos estaban influidos por los iconos rusos,

en los que aparecían ya esos colores tan vibrantes,

a veces, de invitados.

Otras obras, por ejemplo, de Kandinsky,

presentes en la exposición, podemos ver ese nexo con los iconos,

esos colores vibrantes, a veces, perfilados con una línea negra.

Los colores nos llevan a conocer la exposición al completo,

porque no sólo de Chagall y Malévich

vivieron las vanguardias rusas.

Aparece Kandinsky, para muchos pionero en la abstracción lírica

y el expresionismo.

Con este nutrido grupo de artistas

nacieron tendencias presentes en la muestra como el neoprimitivismo...

el cubofuturismo y el rayonismo...

el constructivismo,

y los ya mencionados suprematismo y la abstracción.

Y en todos ellos confluye una importante característica:

son artistas íntimamente ligados

a los acontecimientos políticos de su época y origen,

es decir, al devenir de la Revolución Rusa en octubre de 1917.

Si en ningún caso en la historia del arte

se puede evitar esa relación,

en el caso de la Rusia de principios del siglo XX muchísimo menos,

puesto que son artistas que anuncian, anteceden, inspiran,

en buena medida, la revolución, y viceversa.

Y la revolución, en los movimientos a partir de este momento

y su evolución,

les inspira a ellos, y tienen influencia sobre su trabajo.

De alguna manera, yo considero incomprensible la historia del arte

sin el espejo de la historia.

Ningún artista trabaja fuera de su contexto

y, sí lo hace, si trata de soslayarse completamente de él,

probablemente no llegué muy lejos.

En esta exposición,

se ejemplifican perfectamente los dos grandes movimientos

que se produjeron a lo largo del siglo XX.

Por un lado, la figuración,

que todavía se representa muy heredera del cubismo

y, por otro lado, la abstracción,

que es el gran movimiento del siglo XX

y que discurrió de manera paralela en toda Europa

en muy diferentes momentos.

A partir de la revolución de octubre de 1917,

con el derrocamiento del régimen

y la posterior implantación del socialismo,

se tiende a identificar el nuevo régimen político

con la vanguardia artística.

Entonces, se rompe con todo lo anterior y, lógicamente,

la instauración de un nuevo régimen político, de una nueva sociedad,

va aparejado a la implantación de una nueva vanguardia

y una novedad en todo lo artístico.

Una vez finalizada la revolución

y el país devenido en un régimen totalitario,

las instituciones soviéticas comenzaron a preguntarse

por el sentido de las obras de los artistas.

Y los artistas a cuestionarse el apoyo o falta de él

que las altas esferas les proporcionaban.

De nuevo, una actitud plasmada en sus obras.

Seres sin rostro que representan el ánimo ante el devenir del país.

Yo destacaría el Malévich que está al final de esta sala y que...

marca el final de la exposición.

Se titula "Deportistas", y es de su último periodo, en el que...

en el poder ya está Stalin,

hay un cierto desencanto por parte de los artistas,

en cuanto a la libertad con la que habían contado hasta entonces,

y él refleja, en esos personajes que vemos ahí,

que parecen estar vestidos de manera distinta,

pero también uniformados y, sobre todo, no tienen rostro,

un momento de desilusión,

un momento en el que están sintiendo que...

la evolución de la revolución, en lugar de llevarles...

a poder desarrollar su individualidad personal,

los está convirtiendo en una especie de máquinas humanas.

Es el testimonio de un desencanto.

Y creo que es interesante porque...

termina la exposición con una pregunta,

que es la que plantea la obra.

Alexander Ródchenko o El Lissitzky...

son algunos de los nombres presentes en la exposición.

Sin embargo, son otros, otras,

a quienes la muestra les presta una especial atención

por la relevante importancia que tuvieron

en el desarrollo de las vanguardias.

Son nombres en femenino.

La presencia de las mujeres en ese momento es fundamental,

no sólo porque sea uno de los primeros momentos

de participación masiva de las mujeres,

sino porque lo hacen en términos de igualdad

y porque, además, no están trabajando medios alternativos.

Ala mujeres a veces se las asocia con medios considerados femeninos

como el papel, como el textil...

No, aquí estaban trabajando en igualdad de condiciones

y es un fenómeno muy interesante...

porque, además, tiene que ver con un replanteamiento

de cuál es el papel de las mujeres dentro de las parejas,

muchos de ellos eran parejas sentimentales,

y dentro de la propia sociedad,

y esto es algo que tardaría en repetirse,

a lo largo del siglo XX, en otros colectivos,

podemos esperar hasta finales de los años 60,

con todos los movimientos del 68,

para ver una participación tan masiva, tan igualitaria de mujeres

dentro de un mismo movimiento artístico.

En un momento de ruptura con la tradición anterior,

de instauración de un momento político nuevo,

lógicamente, se rompe con todo lo anterior,

y la incorporación de la mujer al mundo artístico, a la pintura,

al arte de este momento, resulta clave.

Hay muchas mujeres, desde Gabriele Münter,

que viaja con Kandinsky por primera vez a París, a...

en fin, a muchas mujeres que vienen después... Natalia Goncharova,

están presentes en la creación

de todos estos movimientos artísticos de vanguardia.

Entonces, su papel, realmente es muy destacado.

La impresión que queda tras visitar esta exposición,

es que en ella se resume perfectamente

lo que fueron grandes movimientos,

grandes experimentaciones en el arte del siglo XX.

Cómo muchos de estos artistas viajan a París,

allí conocen el cubismo, y cómo cada uno deriva a través,

por ejemplo, del contacto con el futurismo,

o cada uno deriva por aspectos diferentes,

en una exaltación del color como en el caso de Kandinsky,

en una exaltación más de una abstracción geométrica

en el caso de Malévich,

en fin, cómo cada uno recorre un camino diferente

hasta hallar directamente su propio estilo.

No se puede comprender todo lo que han trabajado los artistas,

especialmente en la segunda mitad del siglo, los minimalistas,

los artistas conceptuales, la abstracción geométrica,

por ejemplo, en España, Eusebio Sempere, Pablo Palazuelo...

por solo hablar de España,

pero en el resto del mundo es incomprensible sin estas figuras.

Figuras que, por otro lado, en Rusia,

durante casi 50 años estuvieron vetadas,

estuvieron escondidas en los almacenes de los museos públicos

y, sin embargo, muchos artistas de fuera de Rusia

se dedicaron a estudiarlas y a reivindicarlas

y, hasta el día de hoy, que siguen siendo muy influyentes,

no sólo para artistas, sino para diseñadores y para...

por supuesto, escritores, poetas... siguen siendo muy influyentes.

Fundación Mapfre brinda una magnífica oportunidad

para ver de cerca las obras de una generación que supo estar

a la altura de las circunstancias.

En especial dos nombres, Marc Chagall y Kazimir Malévich.

Malévich y Chagall, dos formas de entender el arte

partiendo de un idilio común hacia la pintura,

pero evolucionando hacia donde les transportó su trayectoria vital.

Soy Ángel Díaz de Rada,

soy catedrático de Antropología Social,

en el departamento de Antropología Social y Cultural de la UNED,

y divido el trabajo en un 50% de docencia y un 50% de investigación.

La docencia me encanta, es muy bonita la docencia que hago,

y como tuvimos la ocasión de diseñar bastante a la carta

nuestro plan de estudios y, además, hace pocos años,

pues es una docencia divertida.

Tengo docencia en todos los niveles,

o sea, cojo a los estudiantes nada más entrar,

luego, en tercero de preparación de proyecto de investigación,

una optativa de Antropología de la Educación

y, luego, una obligatoria, en el primero del máster y doctorado.

Los antropólogos trabajamos, normalmente,

en unos pocos proyectos a lo largo de la vida,

nos las apañamos como podemos para hacer investigación con sentido,

en este actual régimen que es muy acelerado,

que pide renovaciones constantes, que nosotros, normalmente, no damos.

Yo he trabajado básicamente, desde que empecé en los años 80,

primero, en mi proyecto de tesis doctoral,

que fue una tesis de investigación en...

Antropología de la Educación y de la Escuela,

en esos mismos años trabajé, sobre todo, con los profesores...

Sobrino Velásco y Jóse Luis García, en distintos proyectos,

con trabajos de campo breves,

y ahí hicimos un proyecto en tradición y cambio tecnológico,

en la Comunidad de Madrid,

y, luego, fuimos trabajando en distintos proyectos...

de Antropología Simbólica, Antropología del Ritual,

todos estos eran proyectos comparativos.

Y, luego, ya ahí, emprendí lo que, digamos,

el trabajo de investigación de mi vida,

que es un trabajo de muy largo plazo.

Me fui al Ártico noruego, estudié noruego, estudié sami,

para hacer un proyecto en la Laponia noruega,

sobre procesos etnopolíticos, procesos de identidades culturales,

de identificaciones étnicas...

La Antropología, lo que ofrece,

es un proyecto formativo que, en realidad, lo que más aporta,

es una determinada visión del mundo,

porque permite estudiar formas de vida

en muy diferentes sociedades,

en muy largos y variados trayectos históricos,

hay mucha conexión con la historia,

mucha conexión con la geografía humana.

Con esa visión, uno adquiere competencias para...

determinados problemas aplicados,

por poner sólo un ejemplo,

el más claro de todos es la atención a las diversidades.

Las diversidades se suelen pensar siempre como diversidades...

a veces raciales, culturales, etc.,

pero hay muchas otras formas de diversidades,

por ejemplo, diversidades en los sistemas escolares,

con niños o niñas que, sencillamente, no cuadran con ese sistema.

Normalmente la escuela,

lo que hace es intentar resolver los problemas de diversidades

desde su propio interior,

aportando más soluciones, todavía más escolares

y, entonces, los antropólogos servimos...

como un poco de Pepito Grillo para llamar la atención...

sobre mundos posibles, que no son los que ya están instituidos.

¿Por qué? Porque previamente hemos tenido una formación...

que nos ha llevado a entender que el concepto de educación...

va mucho más allá de la escuela,

incluso cosas tan básicas que damos nosotros por supuestas,

como saber leer y escribir, no te hace más humano,

que hay infinitas posibilidades de sociedad sin escuela

y las ha habido, realmente y, entonces, intentamos plantear...

cuando trabajamos aplicadamente en reformas sociales,

aplicando, digamos, esta filosofía general,

a cualquier clase de institución de la que se trate.

La primera diferencia que tiene la Antropología Social y Cultural,

como disciplina profesional, en relación con todas las demás,

es una condición completamente transdisciplinar,

es decir, nosotros tenemos una visión bastante firme

acerca de la idea de que el ser humano es unitario

y que, por lo tanto, no puede haber una parcelación disciplinar,

a la hora de estudiar los problemas y las instituciones humanas.

Hay un motivo por el cual hay una proyección clara de la Antropología

y es que la Antropología Social,

el procedimiento de trabajo es observar...

las prácticas humanas concretas,

que las personas hacemos en los sitios en los que estamos.

Es la única disciplina que hace esto,

tomándolo como una auténtica cuestión de fe,

entonces, claro, hay un enorme campo de aplicación

y es sólo cuestión de tiempo.

Las personas que se encuentran en un momento más inicial de su vida,

en un mercado de trabajo como el que tenemos... desazonante,

pues es muy difícil que se vean motivados por alguien que,

por decirlo así, ya tiene la vida resuelta...

Sin embargo, sí que creo que...

para personas que puedan pensar en áreas de desarrollo laboral...

construidas, novedosas, que pueden dar mucho rendimiento, esto es ideal,

porque no hay absolutamente ningún límite

a la hora de crear ese tipo de posibilidades.

Trabajo en el servicio de pediatría y neonatología

del Hospital Clínico San Carlos,

y eso supone que hago evaluación, diagnóstico

y tratamientos psicológicos de un tipo de población muy específica

como son niños y adolescentes,

fundamentalmente niños y sus familias,

que tienen condiciones médicas específicas.

Lo que hago es hacer evaluaciones del desarrollo,

evaluaciones neuropsicológicas de bebés y de niños,

sobre todo, en la primera infancia,

y oriento a las familias para poder proporcionar los apoyos

y apoyar la crianza de manera que los niños

se desarrollen lo mejor posible.

Trabajo con niños que tienen problemas en el neurodesarrollo

o se encuentran en riesgo de tenerlo,

por ejemplo, en niños grandes prematuros,

pero también trabajo con niños con...

por ejemplo, trastorno del espectro autista

y, además, acompaño a las familias cuando algunos de estos niños

están hospitalizados en la unidad de neonatología,

y las acompaño fomentando la adaptación

a un entorno como es un hospital.

Mucha gente plantea que...

cómo se puede hacer atención psicológica a bebés,

digo pues sí, sí que se puede.

Se puede, sobre todo, porque se puede valorar el desarrollo,

la capacidad interactiva de esos bebés

y la interacción que tienen esos bebés y sus familias.

Y si yo puedo contribuir a que ese ajuste entre los padres y los bebés

sea el adecuado y sea bueno,

eso va a favorecer su desarrollo integral, claro.

Yo soy psicóloga clínica, y un psicólogo o psicóloga clínica,

dentro de sus competencias se encuentra, precisamente,

la intervención, diagnóstico y evaluación psicológica.

En este sentido,

frente a otro tipo de perfiles profesionales psicológicos,

como puede ser un psicólogo laboral o un psicólogo educativo,

lo que yo hago es promover la salud y el bienestar psicológico.

Supongo que desde hace tiempo tenía interés...

por conocer el funcionamiento psicológico de las personas

y una cierta vocación de ayudar a los demás.

Entonces, a partir de ahí decidí estudiar...

la licenciatura de Psicología en la Universidad Complutense,

y ya a lo largo de la carrera me di cuenta

de que lo que más me interesaba era el área clínica,

la idea del psicólogo que, en principio, tenemos en la cabeza,

que es el que acompaña a las personas que sufren.

Y, después de eso,

lo que hice fue prepararme el examen de acceso al PIR,

realicé la residencia de cuatro años

y, después, acabé aquí.

Además de ser psicóloga clínica,

que es necesario para poder trabajar en un hospital público,

yo me dedico al campo de la atención temprana y la perinatalidad

y, también, de la Psicología Clínica Pediátrica

o de la Salud Infanto-juvenil.

Es verdad que es un campo muy específico

y en nuestro país poco desarrollado,

en otros países está muchísimo más desarrollado que en el nuestro,

de manera que, efectivamente, es un campo muy bonito, muy interesante,

y en el cual los psicólogos podemos aportar grandes cosas.

Poder trabajar en un hospital público supone,

digamos, un itinerario formativo de al menos cuatro años,

en el cual se van adquiriendo una serie de competencias,

de forma progresiva,

que te habilitan para el ejercicio de la Psicología Clínica.

No obstante, uno nunca deja de formarse y de aprender...

leyendo y aprendiendo de las familias

y de los pacientes con los que uno trabaja.

Lo que más me gusta de mi trabajo

es el trabajar con niños y con sus familias,

el poder estar en contacto con ellos y acompañar, efectivamente,

el desarrollo y la crianza de los niños.

En este sentido, además, creo que es imprescindible

que haya una parte de disfrute y de placer en este trabajo.

En la actualidad,

el Big Data es el oráculo que parece poseer todas las respuestas.

El mundo de los macrodatos

es el del almacenamiento de información de manera masiva

para su posterior procesamiento, visualización y análisis...

por parte de una determinada institución.

Pero tiene unas implicaciones que van más allá de lo técnico

y se proyectan hacia la política y la filosofía.

Los datos sirven para tomar decisiones

como puede ser, en teoría, aumentar las ventas,

mejorar la eficiencia o la comodidad del usuario.

Y para trabajar sobre ellos, se necesitan algoritmos.

Nos lo explican Antonio Robles y Agustín Caminero,

profesores del departamento

de Sistemas de Comunicación y Control de la UNED.

Un algoritmo es un conjunto de instrucciones,

un conjunto de acciones,

a partir de una información de entrada, hay que obtener algo,

una información de salida, entonces...

el algoritmo en sí lo que haría sería...

utilizar dicha información para diversas acciones,

como puede ser transformarla,

quedarse con un subconjunto de información,

extraer las características de dicha información

o, por ejemplo, reducir su dimensionalidad,

y más en el campo del Big Data, para...

que a partir de dicha información de entrada,

obtener la información objetivo de salida.

En concreto, en algunas asignaturas...

que imparte el departamento de Sistemas de Comunicación y Control,

sí que se enseña ese tipo de tecnologías, por ejemplo,

en la asignatura de Sistemas de Base de Datos,

del Grado en Ingeniería Informática,

se introduce a los estudiantes en tecnologías Big Data

de una forma muy breve, muy somera, muy ligera.

Luego, en otra asignatura...

la asignatura Cloud Computing y Gestión de los Servicios de Red,

que forma parte del máster universitario

en Ingeniería Informática, entonces, se profundiza algo más,

se ve cómo utilizar herramientas Big Data

sobre infraestructuras en la nube.

Aquí vemos un archivo

que ha sido descargado de la web del Banco Mundial.

En la web del Banco Mundial te puedes descargar datos estadísticos

de todos los países del mundo de una gran variedad de temas.

En concreto, aquí mostramos un archivo que contiene información

del Producto Interior Bruto de todos los países del mundo,

desde el año 1960 hasta la actualidad.

En esta práctica, los estudiantes de primero

han tenido que crearse una base de datos que, como vemos,

utiliza un lenguaje de consultas que es muy similar a SQL.

Posteriormente, ejecutan las órdenes,

para que esa base de datos esté creada

y, después, creamos una serie de tablas.

Una vez que tenemos ya los datos cargados

en las tablas correspondientes,

podemos utilizarlos para responder algunas consultas sencillas.

En este ejemplo, vamos a responder algunas consultas como, por ejemplo,

¿cuáles son los diez países del mundo

que tienen mayor Producto Interior Bruto en 2010?,

entre otras consultas sencillas.

César Rendueles, es profesor de Sociología

de la Universidad Complutense de Madrid.

En 2013 publicó "Sociofobia:

El cambio político en la era de la utopía digital",

un libro que pone en cuestión el "ciberfetichismo" del mundo actual.

Ciberfetichismo es el término que me he inventado

para definir la forma en la que la tecnología

y la tecnología digital, en concreto,

se presenta a menudo como la solución, en nuestras sociedades,

a toda clase de dilemas:

económicos, ecológicos, culturales, educativos...

se ha convertido en una especie de "navaja multiusos" que...

al parecer, lo soluciona todo y, sencillamente, no es verdad.

Hemos depositado demasiadas esperanzas

en las tecnologías digitales.

Hablar de tecnología, es también hablar de poder.

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos

y profesor de Ciencia Política

de la Universidad Complutense de Madrid,

lo analiza en su último libro:

"La izquierda que asaltó el algoritmo".

Decía Marx, hablando de la Comuna de París,

que habían asaltado los cielos.

Luego, se entendió, que había que asaltar los parlamentos,

y yo creo que, después de haber entendido

que había que asaltar también los medios de comunicación, hoy,

o asaltas el algoritmo o estás perdido, porque...

las grandes desigualdades, hoy se construyen... en nombre...

de esa fórmula secreta que hacen matemáticos

que se desentienden de las consecuencias de sus actos,

pero que, al final, determinan la vida de millones de personas.

Por tanto, si seguimos pensando en términos de emancipación,

o desentrañamos el algoritmo

o el algoritmo nos va a desentrañar a nosotros.

La información que proporcionamos...

sirve a las empresas y organizaciones

para extraer conocimiento,

que puede ser usado con fines comerciales

o incluso electoralistas.

Pero, ¿qué se puede hacer con los macrodatos?,

¿cuáles son sus usos prácticos?

Pues, por ejemplo, en el tema de las "smar cities",

de las ciudades inteligentes, que está tan de moda hoy en día.

Por ejemplo, el tema del tráfico en las ciudades, pues...

cada vez los coches están más sensorizados,

no sólo los coches, sino la propia ciudad...

como pueden ser semáforos u otro tipo de elementos

que intervienen en la regulación del tráfico.

Si una ciudad está congestionada en una parte,

pues reconfigurar de manera dinámica el tráfico...

en casi tiempo real, para poder evitar esos atascos,

al utilizar parte del tráfico otras vías.

A partir de los sensores se podría captar dicha información.

Claro, puede llegar a ser un volumen masivo de datos de...

petabytes, zettabytes, etc.,

y, entonces, las técnicas tradicionales no sirven,

hacen falta herramientas que procesen esa información

de manera dinámica, es decir, que la ejecuten,

porque al ser escenarios en tiempo real,

hay que darle... en este ejemplo, al conductor,

una solución en milisegundos o en segundos, de manera muy rápida.

Pues, en primer lugar, lo que tenemos que hacer es...

recapitular todos esos datos.

Los datos están en la red social correspondiente

y tú lo que quieres es tenerlos en tu poder.

Para ello hay muchas herramientas,

algunas de las cuales se ven en las titulaciones de la UNED.

En concreto, una herramienta que sirve...

para descargarte datos de Twitter, se llama "Flume",

es una herramienta de código abierto, te la puedes descargar y utilizarla,

si tienes conocimientos de ingeniería en informática.

Utilizando esta herramienta

y haciendo uso de una funcionalidad que ofrece Twitter,

que te permite descargarte tweets,

puedes tenerlos localmente en tu máquina,

y, a partir de ahí, lo que vas a conseguir es...

una estructura de datos llamado "Json",

que contiene, no sólo el contenido del tweet,

sino muchos metadatos,

y ahí donde está casi que lo más importante,

porque, al fin y al cabo,

lo que es el texto es algo muy visual y puede ser lo más llamativo,

pero los metadatos son clave porque te indican, entre otras cosas,

cuándo se ha mandado el tweet, desde qué localización, muchas veces,

si estás en tu casa, si estás en la calle, dónde lo has hecho,

qué relaciones tiene tu usuario con otros usuarios,

si estas retwitteando, si estás publicando un contenido nuevo,

si estás dando "me gusta"...

toda esa información es muy importante

y se puede extraer mucho conocimiento de ella.

Entonces, utilizando una herramienta como esa...

puedes descargarte los tweets, el siguiente paso sería limpiarlos,

a lo mejor, en tu caso, no te interesa saber...

la fecha donde se ha mandado un tweet, o el lugar,

te interesa especificarte en algún campo concreto, entonces...

una vez que has limpiado los datos

y te has quedado con lo que a ti te interesa,

lo que hay que hacer es aplicar algún tipo de algoritmo

para extraer conocimiento, por ejemplo,

una rama muy interesante es... el análisis sentimental,

estos tweets son positivos, tratan sobre la persona "fulano",

y le gusta fulano, muy bien, "fulano for de win",

o puede ser totalmente negativo.

Entonces, todo esto es muy versátil, muy variable,

hay mucha literatura sobre este tema.

En concreto, para identificar sentimientos, es un ámbito...

existe un área del conocimiento llamada

"procesamiento del lenguaje natural",

que una de sus líneas de investigación

es el análisis sentimental.

Existen muchos algoritmos en la literatura

para realizar este tipo de tareas.

Los datos que se recolectan de un individuo medio,

pues pueden ser todos los que te puedas imaginar,

hoy en día está todo sensorizado, por ejemplo,

a la hora de ir al trabajo,

a la hora de fichar se registran tus datos,

a la hora de volver del trabajo,

cuando introduces la tarjeta de nuevo, en el parking...

básicamente, todo lo que sea digital

almacena algún tipo de registro y esa información se podría utilizar

de cara a realizar mejoras en la vida de los ciudadanos.

La burbuja del Big Data

tiene mucho que ver con la idea de que gracias a la abundancia de datos,

gracias al "músculo" cuantitativo, la teoría ya no hace falta.

Ya no hace falta teoría,

ya no hace falta lo que llamamos "operacionalizar los datos",

porque hay tal cantidad de datos

que ellos mismos construyen su propio relato,

construyen su propia teoría.

Esto no es verdad, o sea, un ejemplo muy básico, un tweet.

No sabemos lo que es un tweet.

¿Un tweet es sólo la frase que pone un usuario?,

¿también son sus respuestas?,

¿es todo el contexto de tweets al que responde?

Algo tan básico como eso, no está muy claro.

Pero, por otro lado,

¿qué acceso a la realidad social me proporciona un tweet?

No me comporto igual en Twitter, que fuera de Twitter.

¿Qué información proporciona sobre mi "yo" analógico,

mi "yo" de Twitter?

O sea, hace falta mucha mediación

para interpretar ese supuesto dato neutral,

así que en ese primer sentido, ya muy básico,

los datos no son neutrales.

Los datos no son neutrales, también, por...

quién están generando esos datos, son unas pocas... enormes empresas.

No ha habido monopolios, en la historia de la humanidad,

semejantes a los que están surgiendo

en torno a los grandes gigantes tecnológicos,

ese es un sesgo importantísimo, también.

Los datos no son neutrales, también, porque...

muchas veces, los algoritmos no son neutrales,

y no son neutrales por varios motivos,

porque están diseñados para no ser neutrales,

para generar ciertos beneficios,

y porque están basados, muchas veces, en una realidad que no es neutral.

Un ejemplo que ponía Katie O'Neill, aterrador,

son los algoritmos que se usan en Estados Unidos, por parte de jueces,

para determinar si una persona va a ir a la cárcel o no.

Tienen un algoritmo...

que les indica la posibilidad de que reincida esa persona.

Claro, si esa persona tiene familiares con antecedentes penales,

procede de barrios con altas tasas de delincuencia,

pertenece a alguna minoría con mayores porcentajes de condenas...

tiene muchas más papeletas, muchísimas más,

a causa del algoritmo, para ir a la cárcel,

si va a la cárcel...

aumentan mucho sus posibilidades de reincidir, con lo cual...

eso reforzará todavía más el algoritmo.

Esos procesos también son... claramente no neutrales.

El algoritmo puede servir para... maravillas.

El algoritmo puede servir, igual que el Big Data,

para mejorar nuestras ciudades, para identificar factores de riesgo,

para hacer más eficiente nuestra vida...

el problema es cuando se mercantiliza.

La mercantilización del algoritmo lo convierte...

en un arma al servicio del incremento de las desigualdades

y, por tanto, creo que la izquierda...

o ese aire de familia de la izquierda,

que siempre ha pensado en la igualdad,

en la libertad y en la fraternidad, creo que tiene que tener...

un conocimiento profundo de lo que significa el algoritmo.

Primero, para discutir...

con los que quieren convertirlo en el argumento para recortes, para...

en nombre de la productividad, romper la conciliación familiar,

para convertir a determinados sujetos en sospechosos,

para estigmatizar a colectivos, incluso a zonas enteras de un país...

Bueno, para poder luchar contra todo eso tienes que saber...

con quién estás confrontando.

Y, en segundo lugar,

para convertir esa herramienta en algo emancipatorio.

Decía Marx que no había nada más tonto que romper los telares...

para intentar salvaguardar los puestos de trabajo".

No debemos luchar contra todo lo que tiene que ver con...

las nuevas tecnologías, sino que hay que hacer lo imposible...

por apropiarnos de ellas y ponerlas al servicio de la gente.

¿Cuál es la salida esa?

Bueno, una es, efectivamente, plantarse frente a la digitalización.

Esa es una salida poco prometedora, porque no es muy fácil,

yo creo que no hay que descartarla, pero no es muy fácil.

Otra que a mí me parece más prometedora

es reivindicar la intervención pública

frente a los intereses privados de las grandes empresas,

que es lo que, en el pasado, siempre...

hemos hecho ante el avance tecnológico,

decir, bueno, democraticemos eso,

y democraticémoslo, no simplemente haciéndolo más trasparente,

no sólo mostrando cuales son esos datos que están manejando,

yo no sólo quiero que me los muestren,

quiero saber que quién gestiona esos datos lo hace...

en favor del interés público, no del interés privado,

y que va a tener que rendir cuentas públicas,

y si hace algo que no sea ético, como mínimo, va a ser sancionado.

En base a los datos,

algunas aplicaciones son capaces de recomendar determinados contenidos.

¿Dónde queda la diversidad creativa de lo humano y el eclecticismo?

¿Cómo es capaz de saber un algoritmo lo que podría gustarnos?

Bien, sobre los recomendadores hay varias formas de implementarlo.

Básicamente son dos: o bien basados en los contenidos,

o bien basados en el perfil del usuario, por ejemplo,

imagínate dos personas que sean totalmente distintas.

Una señora de 80 años, que vive en una gran ciudad,

que tiene estudios, que tiene diez hijos.

Y otro perfil totalmente distinto.

Una persona de 20 años,

que no tiene estudios, que no tiene evidentemente hijos.

Entonces, estas dos personas tienen un perfil totalmente distinto,

diferente edad, diferente localización, diferentes estudios...

pero, a lo mejor, le han dado "me gusta" a las mismas canciones,

pues bien, si una de ellas da "me gusta" a una canción,

el sistema le puede recomendar esa canción a la otra,

esa es una de las formas de implementar un recomendador, que es...

los gustos de cada persona.

Y otra es, lo contrario, mirando los perfiles.

Dos personas que tengan la misma edad,

del mismo género, los mismos estudios...

que tengan... pues eso, lo que es el perfil similar,

pues, lo que le guste a una se lo va a recomendar a la otra.

El Big Data, un poco, lo que hace es reproducir la lógica...

de la preferencia que impera en los mercados.

En el mercado todas las preferencias son iguales, son homogéneas.

Tú puedes querer un helado de fresa

y yo participar en una ONG terriblemente virtuosa.

Bueno, cada uno quiere lo que quiere.

Lo que pasa es que sabemos que eso no es verdad,

que nuestras preferencias están estratificadas

y que, a veces, tengo preferencias muy inmediatas,

pero si me paro a reflexionar

y pienso qué es lo importante en mi vida, mis preferencias son otras.

Los economistas manejan una noción que es la de "preferencia revelada",

lo que es decir ¿cómo sé cuáles son las preferencias de una persona?,

bueno, pues miro lo que ha elegido en el mercado, ya está.

Sabemos que esa es una visión muy pobre de la naturaleza humana.

Si mis opiniones sobre lo que es valioso en literatura

y, por tanto, sobre cómo se debería invertir,

desde el sector público, en literatura,

se basan sólo en lo que leo,

pues yo leo muy poca poesía, porque soy muy mal lector de poesía,

sin embargo, a mí, la poesía me parece muy importante.

Entonces, si se basa sólo en lo que he elegido, mi preferencia revelada,

la conclusión será que a mí la poesía me da igual.

Si me preguntan, y debato...

y participo en un foro de discusión sobre el tema...

"yo quiero que se apoye a la poesía, incluso si yo no la elijo".

Frente a eso, la única respuesta puede ser...

esa idea de que necesitamos alguna clase de institucionalidad

que nos ayude a desarrollar...

esa estructuración de nuestras preferencias en el largo plazo,

instituciones educativas,

instituciones comunicativas... públicas, en un sentido amplio,

instituciones culturales...

que velen por esos gustos menos inmediatos,

como puede ser la poesía, como puede ser la pintura...

que no responden al aquí y ahora,

sino que es algo que puedo cultivar en el medio plazo.

Hay una gran prostitución de todos los ámbitos de la vida social,

porque tenemos que comportarnos como...

las personas que hacen servicios sexuales...

que al final tienen que decir "¿te ha gustado?",

porque si no gustamos...

parece que todo nuestro quehacer vital no tiene sentido,

pero la vida no es estar constantemente gustando.

Creo que la experimentación, creo que ese ámbito de la libertad,

creo que ese desarrollar nuestra propia personalidad...

tiene que estar al margen de querer que alguien nos de "laiks" vitales,

porque si no, esa libertad, nos la quitamos a nosotros mismos

y, al final, vamos a terminar...

midiendo la libertad por la longitud de nuestra cadena.

Creo que este control constante está impidiendo... ya digo,

que nos atrevamos ni siquiera, literariamente, a trasgredir nada,

porque estamos en una sociedad cada vez más autoreferenciada.

Spotify nos selecciona las canciones que nos gustan,

de manera que nos vamos a mover siempre

en un ámbito musical determinado.

Netflix nos recomienda las series que nos gustan

y vamos a estar en un bucle constante,

entretenidos en esas series que nos enganchan

porque forma parte de lo que siempre nos ha gustado.

En términos alimentarios lo mismo.

Cuando vayamos, de alguna manera, incorporando chips,

vayamos incorporando esa tecnología a nuestro propio cuerpo,

la posibilidad de trasgredir eso, generaría cortocircuitos,

y no estarían permitidos.

Insisto, que creo que todo esto...

nos convierte la vida en algo tan previsible,

en algo tan pautado, tan normado, en una suerte de Operación Triunfo,

además, guiada por unos policías implacables,

que no van a dejar ningún tipo de disensión,

porque vamos a tener ese chip corrector dentro del propio cuerpo,

ya solamente falta que nos de descargas eléctricas o que...

nos libere serotonina o dopamina...

o algún tipo de proteína para que dirija nuestros comportamientos

y ni siquiera nos demos cuenta.

Es la desaparición absoluta de la libertad y, por tanto,

la desaparición absoluta del ser humano

como lo hemos entendido hasta ahora.

Los datos se pueden usar, en teoría,

para dar un mejor servicio al ciudadano,

pero también pueden ser usados para distraer, vigilar o controlar.

Preguntamos a nuestros entrevistados

sobre el uso que se da, desde la izquierda, a los macrodatos.

La izquierda en cierto momento,

digamos, de cierto declive organizativo,

cuando las organizaciones de izquierda...

pierden muchos miembros, muchos activistas,

apostó muy fuerte, justamente, por el entorno digital,

porque parecía que, a través de los medios digitales,

se podía fomentar un nuevo tipo de participación masiva

que no requería la servidumbre o el tipo de compromiso...

de las organizaciones de izquierda tradicional.

Lo que pasa que eso, primero, tuvo un recorrido bastante corto

y, aparte, hemos visto con mucha claridad

que tiene sus propias limitaciones.

Un ejemplo muy claro son, por ejemplo,

las primarias de los nuevos partidos políticos.

En principio, las elecciones primarias

parece que son una buena idea, que abren los partidos...

la caja negra de los partidos a la ciudadanía,

que permite que intervenga cientos de miles de personas

en la selección de los líderes de esos partidos...

lo que pasa es que, al final,

paradójicamente, ese movimiento democratizador,

acaba reforzando el poder de las elites de esos partidos.

¿Por qué?, porque se convierten, esas primarias,

posibilitadas por las tecnologías de la comunicación,

en mecanismos plebiscitarios,

a las que recurren los líderes de los partidos para...

lo que sea que quieren imponer, dicen "no, no lo queréis, ¡votemos!",

y, claro, por su mayor presencia pública, su mayor carisma,

las masas acaban refrendando su posición

y, además, es una forma de eliminar,

de debilitar todos los cuadros intermedios,

todas las instancias intermedias que,

en los partidos tradicionales, servían de contrapeso del poder.

Esa ciudad inteligente que utiliza los datos al servicio...

de acortar nuestra jornada laboral,

de hacer más divertido nuestro trabajo,

de alguna manera, emanciparnos...

de todo el elemento estresante y explotador de nuestra jornada diaria,

bueno, pues eso sería positivo, pero me temo que no es el caso,

me temo que la aplicación a los funcionarios de un ayuntamiento,

la aplicación a los miembros de los barrios,

la aplicación a los colectivos... de esta lógica del Big Data,

que no nos devuelva los datos

para que nosotros los utilicemos para nuestra propia libertad,

al final, nos termina encadenando

y, al final, es ese reloj...

que crees que lo llevas porque te hace más libre, pero, al revés,

te has puesto tú la pulserita electrónica de control que antes,

para ponértela un policía,

tenía que tener previamente una autorización judicial.

Y pasa algo muy parecido con los mecanismos de participación pública.

Pues, por ejemplo, eso...

"abren los ayuntamientos mecanismos de participación

de presupuestos participativos".

Al final, ¿qué proyectos se acaban imponiendo?

Bueno, pues aquellos, muchas veces, de aquellos colectivos...

que tienen mayor capacidad de movilización en redes sociales,

que tienen mejor agenda digital, que son más simpáticos, más visibles...

en cambio, otros proyectos, a lo mejor más aburridos, más grises...

pero que pueden ser socialmente mucho más importantes, pierden peso.

Y, luego, por otro lado, ¿qué ocurre si, de repente, un año,

algo que se considera muy importante no es elegido por la ciudadanía?

Es que hay elementos del estado del bienestar...

que no deberían estar sometidos...

a esa especie de concurso de popularidad...

que son los presupuestos participativos.

Y eso entraña, también,

problemas análogos a los que ha habido de la izquierda política,

que tiene que ver con el hecho de que...

se usa la digitalización y la participación digital,

como una manera de limitar los problemas relacionados con la...

crisis de institucionalidad de las organizaciones públicas.

La dimensión legal en el uso del Big Data

lo marca la legislación actual

sobre privacidad y protección de datos.

La dimensión ética de los algoritmos

queda en el aire para su reflexión,

por parte de programadores y usuarios,

políticos y ciudadanos, empresas y trabajadores.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • De Chagall a Malévich. La revolución de las vanguardias

UNED - De Chagall a Malévich. La revolución de las vanguardias - 05/04/19

05 abr 2019

La Fundación Mapfre, en Madrid, ofrece la exposición "De Chagall a Malévich: el arte en revolución". Hasta 92 piezas de importantes artistas soviéticos que contribuyeron a que Rusia se consolidara como uno de los centros de la vanguardia artística.

Las propuestas más radicales y las interpretaciones más revolucionarias se dan cita en la sala de exposiciones para establecer un nexo incorruptible entre el devenir de la Revolución de Octubre y los métodos de grandes e influyentes artistas.

Participan:
Genoveva Tusell García. Profesora del departamento Historia del Arte UNED;
Jordi Claramonte Arrufat. Profesor de Estética y Teoría de las Artes UNED;
Carlos Martín García. Conservador Jefe Artes Plásticas Fundación Mapfre;
Jean-Louis Prat. Comisario de la exposición y Presidente del Comité Marc Chagall y ex director de la Fundación Marguerite y Aimé Maeght;
Nadia Arroyo. Directora de Cultura de la Fundación Mapfre.

ver más sobre "UNED - De Chagall a Malévich. La revolución de las vanguardias - 05/04/19" ver menos sobre "UNED - De Chagall a Malévich. La revolución de las vanguardias - 05/04/19"
Programas completos (672)
Clips

Los últimos 2.327 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos