UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4512308
Para todos los públicos UNED - 09/03/18 - ver ahora
Transcripción completa

"La educación verdadera es praxis,

reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo."

Desde principios del siglo XX

relevantes pedagogos como Paulo Freire o John Dewey,

han enriquecido las propuestas educativas,

a través de la pedagogía vivencial o de la experiencia.

El Aprendizaje Servicio, es un modelo educativo

que no sólo atiende a la calidad del aprendizaje académico,

sino que lo hace promoviendo un servicio a la comunidad,

formando también en valores

y promoviendo una ciudadana activa responsable.

El Aprendizaje Servicio son proyectos en los que se combinan,

como dice su término, aprendizaje y servicio.

Aprendizaje de conocimientos, de competencias, de destrezas

y, por supuesto, también, de valores,

que van ligadas a asignaturas concretas,

o puede ser también alguna titulación.

Y de Servicio porque son proyectos

que se dirigen a una necesidad, a un problema o a un aspecto,

que podemos colaborar con un grupo concreto,

con una comunidad especifica.

El Aprendizaje Servicio es una metodología experiencial

que consiste en que los estudiantes aprenden

dando un servicio a la comunidad.

Por lo tanto, es una metodología por proyectos,

donde los alumnos realizan unos aprendizajes

al tiempo que colaboran en dar respuesta a alguna necesidad social.

No a cualquier necesidad,

sino que se pretende trabajar desde el enfoque de justicia social,

es decir, con las personas y los colectivos más desfavorecidos.

La principal filosofía que hay detrás del Aprendizaje Servicio

es la idea de compromiso cívico,

es la idea de que la educación ha de incorporar,

en su trabajo habitual, el compromiso del alumnado

en mejorar la comunidad, en mejorar la ciudad.

Aunque se trata de una metodología innovadora,

no es posible entenderla sin comprender

otras pedagogías vivenciales de larga tradición,

donde la experiencia es la primera fuente de aprendizaje.

Nos encontramos experiencias de voluntariado,

de investigación de campo o laboratorio,

prácticas universitarias,

servicios comunitarios institucionales,

trabajos por proyectos...

Diferentes tipos de pedagogías

que desencadenan procesos de genuino aprendizaje.

Prácticas educativas que hacen posible la relación directa

del alumno con la realidad social y laboral.

El elemento innovador del Aprendizaje Servicio

consiste en vincular estrechamente servicio y aprendizaje

en un mismo proyecto educativo, bien articulado.

Proyectos pedagógicos de servicio comunitario,

integrados en las asignaturas, en los que los estudiantes,

en el marco de una materia, estudian un problema social

y aportan y aplican una solución concreta.

Ese proyecto debe comenzar con la evaluación de necesidades,

por parte de estudiantes y profesores,

sobre las necesidades sobre las que debe de intervenir.

A partir de ahí, nuestros alumnos comienzan a trabajar en esa realidad

prestando un servicio a la comunidad.

Entonces, eso hace que ellos proyecten

lo que aprenden en las aulas universitarias

a una realidad social concreta y, además, desde esa realidad social,

ellos también desarrollan otro tipo de aprendizajes.

Por lo tanto, es una relación recíproca

entre la propia universidad y nuestros estudiantes

y distintas entidades o la realidad social.

Lo que se propone en una actuación de Aprendizaje Servicio,

normalmente no cabe en un curso.

Entonces, nosotros, de alguna manera,

preparamos dos cosas que son importantes,

que son los colectivos de actuación y los centros donde vamos a trabajar,

lo demás lo dejamos al libre albedrío... proponemos,

les damos clases de cómo se confecciona un Aprendizaje Servicio,

pero luego son nuestros alumnos

quienes se entrevistan con el colectivo

y detectan las necesidades que quieren.

Lo del Aprendizaje Servicio lo que da es la oportunidad...

de realizar aprendizajes que dentro del aula,

de otra manera, no se podrían hacer,

porque se trabaja con problemas que son reales

y, por lo tanto, son complejos, son multidisciplinares.

La oportunidad de hacer este tipo de aprendizajes

es muy difícil que se dé en el aula,

y a la vez ofrece la oportunidad de que los estudiantes apliquen,

transfieran los conocimientos que han adquirido.

El Aprendizaje Servicio

necesita una participación activa del alumnado,

la detección de una necesidad de la comunidad

y una cuidadosa organización

que integre el servicio en el curriculum académico.

Esta metodología supone, por tanto, el protagonismo del estudiante

y la implicación del profesorado y la comunidad.

El equipo docente transforma sus prácticas educativas.

Los proyectos son planificados conjuntamente con el estudiante

y se integra en clases magistrales con sesiones de tutorías grupales.

Esta organización implica un gran esfuerzo dinamizador

e innovador por parte del profesorado,

pero se traduce en una mejora del proceso enseñanza-aprendizaje

y una mayor motivación.

Los estudiantes aprenden nuevos conocimientos

al mismo tiempo que se produce un desarrollo personal,

un crecimiento humano

y un camino para construir comunidades humanas más justas.

Este método pedagógico

pretende formar también el pensamiento crítico y reflexivo,

y fortalecer el compromiso social

desarrollando al mismo tiempo destrezas laborales.

Los programas de Aprendizaje Servicio

inciden en la mejora de la calidad educativa en muchos aspectos,

en el alumnado, en el centro o en la comunidad.

En el caso del alumnado inciden principalmente en su satisfacción,

esto lo tenemos completamente comprobado.

La satisfacción de los alumnos que han participado en un proyecto

de Aprendizaje Servicio es muy alta,

pero tenemos indicios bastante claros

de que también mejoran en varios aspectos distintos,

por ejemplo, mejoran en los resultados académicos.

En algunos centros se ha podido comprobar

que después de algún tiempo de haber participado en actividades

de Aprendizaje Servicio, los resultados se han incrementado.

Y otro aspecto muy positivo es el descenso...

de la conflictividad interna de los centros.

La primera respuesta del alumnado es una respuesta de satisfacción.

Satisfacción con el proyecto que han desarrollado,

la forma diferente en la que están aprendiendo.

Satisfacción, también, con el profesorado...

que participa en este tipo de proyectos,

y, por supuesto, también, mejora su visión de la universidad

y del aprendizaje que están realizando.

Y luego ya, a nivel de competencias concretas,

el profesorado nos dice que mejora el rendimiento de sus alumnos,

porque nosotros no podemos medir...

el desarrollo de los conocimientos asociados a las materias,

pero también el desarrollo de competencias cívico-sociales,

los alumnos sí desarrollan

una serie de competencias que podemos llamar transversales,

que son muy importantes de cara a su inserción laboral,

y también el sentido de autoeficacia,

es decir, cuando tú pones a un alumno a resolver un problema real,

obviamente, el hecho de recibir una respuesta positiva

y ver que, efectivamente, ha solucionado un problema,

pues eso hace que su sentido de la autoeficacia

o incluso de su autoestima, evidentemente se vea muy mejorada.

La respuesta de los estudiantes es muy positiva.

Tienes que pensar que esta metodología motiva a los estudiantes,

porque están aprendiendo haciendo algo útil con el conocimiento,

dándole una utilidad.

No sólo es un aprendizaje de tipo activo, experiencial,

es que, además, se comprometen con las personas más necesitadas.

Eso hace que la motivación, que es el motor del aprendizaje,

es lo que enciende las ganas de que el estudiante quiera aprender

y quiera darle sentido a lo que aprende, se ponga en marcha.

Nosotros hacemos el Aprendizaje Servicio

porque estamos cultivando unas competencias que no son específicas,

que son sociales, entonces, nosotros vemos que hay un cambio

en los valores de nuestros alumnos muy importante.

Básicamente, desarrollamos nuestro Aprendizaje Servicio

en las competencias sociales,

porque entendemos que el cambio se tiene que producir

en los futuros líderes del mañana,

ya que somos conscientes de que les damos unos conocimientos,

como técnicos, aceptables, pero no estamos tan seguros...

de que les estemos formando como hombres, como personas.

El modelo educativo de Aprendizaje Servicio

nace hace más de 40 años en Estados Unidos,

y tiene gran acogida en la enseñanza universitaria.

Este modelo se ha difundido internacionalmente

y se ha extendido a niveles pre-universitarios,

involucrando la educación escolar en todos sus niveles.

La escuela Solc Nou, en Barcelona, es un ejemplo de la incorporación...

del Aprendizaje Servicio en su propuesta formativa.

Realizaron un primer proyecto basado en esta metodología llamado

"Cuidemos a nuestros ancianos".

Tras su puesta en marcha,

el alumnado pidió participar más en este tipo de actividades

y el profesorado, viendo la nueva motivación de sus alumnos,

extendió las experiencias a todos los ciclos formativos de la escuela.

Pudimos acompañar al alumnado del ciclo formativo de...

Cuidados Auxiliares de Enfermería de la Escuela,

durante este taller que imparten a personas migradas

sobre cuidados domiciliarios a ancianos.

Los estudiantes adquieren destrezas y habilidades

para su desarrollo laboral posterior,

ofreciendo a los asistentes contenidos relacionados

con los cuidados básicos como la higiene, las movilizaciones,

primeros auxilios y cuidados de sondas.

Los asistentes al taller,

personas que buscan la inserción laboral en el sector de cuidados,

adquieren formación que les permitirá realizar

esta tarea en mejores condiciones.

-Buenos días, yo me llamo Kevin y ella es mi compañera Marta,

que va a ayudarme a hacer las posiciones.

Mi taller trata sobre las movilizaciones

en la persona encamada.

Le ponemos una almohada así, blandita,

para que el punto de presión sea menor...

y en el otro brazo igual.

Cogemos del brazo y de la cadera... y tiramos hacia nosotros, ¿vale?

Cogemos fuerte y levantamos.

Nos ponemos al lado y lo que hacemos,

siempre con una mano atrás para que no se caiga,

una mano bajo sus piernas, y lo que hacemos es un giro.

-Vale.

-Muy bien, así es.

La respuesta que presentan los alumnos a este tipo de proyectos,

al final, viendo la evolución, es muy positiva,

porque refuerzan toda aquella parte de conocimientos

que hemos dado en las diferentes asignaturas o créditos,

pero también hay una parte muy humana, de valores, de saber estar,

que lo refuerzan, sobre todo, el día del servicio.

Sí que es verdad que al inicio... el primer contacto es de mucho miedo,

no sé si seré capaz, no seré capaz, los nervios, el directo y demás,

pero luego, cuando haces la reflexión final con ellos,

la respuesta es muy positiva.

El Aprendizaje Servicio surge a veces de un docente,

que en ocasiones contagia a todo el centro,

y que incluso se convierte en una política educativa

impulsada por las administraciones públicas, como los ayuntamientos.

Es el caso de Hospitalet de Llobregat,

premiada como ciudad educadora en 2016,

por su política de impulso local al Aprendizaje Servicio.

El Aprendizaje Servicio, de hecho,

nosotros hacemos una evaluación muy positiva

en cuanto al impacto que genera,

sobre todo en los procesos de educación-aprendizaje.

Es una herramienta importante para la innovación educativa,

para el cambio educativo necesario, implica una nueva manera de aprender,

aprender involucrándonos, que esa es la clave,

aquella famosa frase de Benjamin Franklin de...

"involúcrame y lo aprenderé"

y, por tanto, desde un punto de vista metodológico,

de innovación en las aulas y de resultados educativos,

es una práctica de éxito, sin duda alguna.

Precisamente ha sido esta ciudad, Hospitalet de Llobregat,

quien acogió el último encuentro estatal de Aprendizaje Servicio.

Este encuentro anual,

en el que participan diferentes centros educativos

y entidades del ámbito social y cultural,

además de acoger la entrega de premios

a diferentes experiencias de Aprendizaje Servicio,

sirvió para avanzar en la reflexión...

sobre el compromiso de los jóvenes en la transformación de la sociedad.

Yo creo que es bueno abrirnos, es bueno generar red, colaboración,

y es importante también difundir las buenas prácticas,

el intercambio de experiencias,

y esto es lo que se pretende en estos encuentros estatales.

Nosotros, como ciudad, también...

tenemos muy claro que no sólo hay que hacer buenas prácticas,

sino que también hay que ayudar a difundirlas.

Para contribuir a la consolidación de esta metodología en España

es necesaria la investigación de diferentes experiencias

que se mantienen separadas

y podrían complementarse, darlas a conocer,

articular nuevas actividades

y sistematizar y valorar las que obtienen buenos resultados.

Los principales retos en este momento del Aprendizaje Servicio,

creo que son dos, fundamentales.

El primero de ellos es darlo a conocer más extensamente

para que el profesorado vaya probando sus virtudes.

Y el segundo es ver cómo vamos enraizando

el Aprendizaje Servicio en el ámbito local.

El reconocimiento hacia los profesores.

Yo creo que un colectivo que no tiene ningún reconocimiento excepto,

evidentemente, la gratificación que tiene que tus alumnos aprendan

y, de alguna manera, te lo recompensen emocionalmente,

es importante, pero...

el reconocimiento a la hora de las acreditaciones,

que se nos considere esas horas que tenemos que dedicarle más,

como docencia, pues sería importante.

Evidentemente, que tengamos un reconocimiento económico...

no reconocimiento económico a nivel personal,

sino que tengamos dinero para hacer este tipo de actuaciones.

La mayoría de las actuaciones que nosotros hacemos son en campo.

Una de las cosas que el profesorado reclama y, también el alumnado,

es que los proyectos deberían durar más tiempo.

Entonces, claro, las materias son cuatrimestrales,

con lo cual muchos proyectos tienen que durar un cuatrimestre,

con lo cual, tanto los alumnos como el profesor o la profesora,

tienen que trabajar de una forma mucho más rápida.

Entonces, esto, es una de las cosas que se quejan,

y es de la falta de tiempo para ejecutar las actividades

como a ellos les gustaría.

Vamos en la buena dirección.

Yo creo que podríamos, evidentemente, tener una más...

si nos uniésemos y trabajásemos,

por ejemplo, en un campus de excelencia,

unidos a través del Aprendizaje Servicio,

nos permitiría ser más eficientes en cuanto a los medios,

porque hay mucha gente que está haciendo...

en universidades distintas, cosas parecidas,

y si pudiésemos trabajar en lo mismo pues, de alguna manera,

esto sería mucho más efectivo

y, sobre todo, lo que arreglaría muchísimo es...

el hecho del conocimiento compartido,

hay muchas veces que alguien está haciendo lo mismo que tú,

tú te has dado el trompazo,

y estas viendo que esa persona va en la misma dirección,

y el desconocimiento hace que no...

que no seamos tan eficientes como debiésemos.

Ante esta necesidad surgen los...

"Centros Promotores de Aprendizaje Servicio",

como espacios generadores de iniciativas de estudio,

difusión e impulso de nuevos proyectos de Aprendizaje Servicio.

Los centros promotores

los forman un conjunto de personas y organizaciones,

provenientes de los ámbitos de la educación y la acción social,

interesadas en incorporar la metodología de Aprendizaje Servicio

en sus diferentes ámbitos de actuación.

Cuando empezamos a trabajar impulsando el Aprendizaje Servicio,

lo hicimos desde dos principios.

El principio de reconocimiento,

porque para nosotros era muy importante...

reconocer buenas prácticas que ya existían en el territorio,

y que, por tanto, de alguna manera,

las podíamos reconocer como Aprendizaje Servicio,

a pesar de que no lo hubiéramos dado ese nombre.

Y desde el principio de no apropiación,

entendiendo que el Aprendizaje Servicio es de todos,

y que lo que nosotros queremos...

es que todo el mundo se haga propio el Aprendizaje Servicio.

Para impulsar el Aprendizaje Servicio

hacemos diferentes tipos de actividades.

A lo largo de los años...

hemos ido haciendo jornadas de buenas prácticas,

para facilitar el intercambio,

hemos ido haciendo muchísima formación, también,

hemos ido publicando materiales,

sean más genéricos o sean más específicos,

de temas que sabemos que preocupan a la comunidad,

también hemos ido proponiendo seminarios,

espacios de encuentro tanto de colegios como de entidades sociales,

y también hemos ido trabajando con algunos ayuntamientos

que tiene interés de impulsar el Aprendizaje Servicio en su municipio.

En la actual sociedad del conocimiento,

donde se agudiza el consumismo, la falsa tolerancia,

la crisis laboral y las migraciones forzosas,

nuestro sistema educativo requiere de nuevas formas de enseñanza.

En los últimos años, el Aprendizaje Servicio

ha querido ser respuesta también a esta demanda.

Una creciente atención

prestan las universidades de nuestro país a estas experiencias

como un modelo transformador de la sociedad

ligado a la responsabilidad y al compromiso.

Las universidades españolas

se muestran como valiosos agentes de innovación social

y así lo ha entendido el Ayuntamiento de Madrid,

suscribiendo un convenio de colaboración

con ocho universidades públicas que desarrollan esta metodología,

entre las que se encuentra la UNED.

-Hola, muy buenas tardes. Aquí somos estudiantes de español

en la Escuela Normal de Porto Novo, en Benín.

La UNED realiza distintas experiencias

de Aprendizaje Servicio.

Una de ellas quiere dar respuesta a estudiantes de Benín

que se preparan para ser profesores de español

en la Universidad de Porto Novo y necesitan practicar nuestro idioma.

Habitualmente las experiencias de Aprendizaje Servicio

se realizan en un ámbito comunitario local,

respondiendo a las necesidades más cercanas.

La particularidad de esta experiencia

es que amplía el campo de actuación

y se detectan y dan respuestas a necesidades

más allá de nuestras fronteras,

mediante las tecnologías de la información y la comunicación.

La UNED lidera e impulsa, con estas experiencias,

el desarrollo de una modalidad virtual del Aprendizaje Servicio.

-Buenas tardes, Alicia.

-Y nada, contarme un poquito, por ejemplo,

qué os piden o qué necesitáis...

para poder empezar a estudiar el profesorado.

-Primeramente, hace falta hacer la selectividad.

En nuestro caso, claro, dices "somos una universidad a distancia",

y en esa universidad a distancia

nuestros alumnos están diseminados por todo el estado español.

Entonces, cómo podemos llevar y acercar la comunidad

a nuestros estudiantes.

Entonces, pensamos un proyecto a través de la red,

para aprovechar realmente las tecnologías que tenemos

y, a partir de ellas, acercar esa comunidad,

esa necesidad o ese problema a nuestros estudiantes.

De ahí ya nació el proyecto...

uno de los proyectos que llevamos es "Español en vivo".

Tenemos contacto con unas universidades africanas,

ahora mismo estamos con una universidad en Benín,

otra en Kenia y otra en Costa de Marfil.

El punto común de todos ellos son estudiantes...

de esas universidades que están aprendiendo español.

¿Qué problema tienen?

Que no tienen recursos

para poder trasladarse a un país de habla española

para afianzar la competencia de la comunicación oral,

afianzar su español.

Entonces, el servicio que hacen nuestros estudiantes es...

interaccionar con ellos a través de la red,

especialmente a través de Skipe y WhatsApp,

la comunicación oral y escrita entre ellos, pares, somos iguales,

y ellos lo que aportan... porque siempre hay una reciprocidad,

lo que aportan es conocimientos y experiencias

de su realidad cultural, educativa, socioeconómica, etc.

-Otra cosita que tenía aquí apuntada para preguntaros...

es, por ejemplo, qué valores...

o si realmente os han enseñado o han profundizado,

han hecho especial interés en trabajar algunos valores

cuando seáis profesores, a la hora de educar.

-Tenemos comportamientos, por ejemplo, compartimos las cosas.

Cuando tengo un libro, por ejemplo, puedo dejárselo a mi compañero.

-Genial.

Bueno, esta experiencia creo que resulta enriquecedora para...

al menos, desde mi punto de vista,

tanto a nivel personal como académico o profesional.

Desde el punto de vista académico

porque introduce una metodología mucho más innovadora,

que refuerza el carácter proactivo.

Sí que es verdad que yo vengo de estudiar Trabajo Social,

siempre he estado interesada en poder participar...

en algún tipo de país de África, América Latina y demás.

Me resulta interesante conocer la realidad de allí.

El problema que nos encontramos es... nosotros,

o más bien el desafío a lo que quisimos afrontar.

La universidad a distancia, las universidades virtuales,

¿qué pueden hacer?

No se trata de utilizar, sin más, las tecnologías,

porque sí que hay proyectos que se apoyan en recursos tecnológicos,

teniamos que dar un paso más.

Entonces, fue pensar...

dices dentro de la virtualidad, utilizar la red,

que la red es un espacio de comunicación riquísimo,

y es el espacio del futuro,

poder hacer estos proyectos de Aprendizaje Servicio,

y poder acortar distancias,

acercar comunidades que no hace falta que estén cercanas

en nuestra... propia ciudad, que también,

y podemos llevar a cabo...

y se están iniciando ya este tipo de experiencias

en distintos centros asociados, sino...

esas otras necesidades que están a miles de kilómetros,

poder acercarlo a nuestros estudiantes,

y esa ha sido la apuesta y la gran innovación

que estamos llevando a cabo en la UNED.

Sin lugar a dudas, el Aprendizaje Servicio

no es sólo una metodología que contribuye a la calidad educativa.

Constituye un trampolín

para establecer relaciones humanas más solidarias

y hacer más cercana la idea de una ciudadanía global.

Debemos apostar por la promoción de personas

no sólo mejorando su curriculum personal,

sino para transformar el mundo,

poner el talento al servicio de valores como la justicia,

la igualdad o la fraternidad, para contribuir a superar

los graves problemas que desolan nuestro mundo.

Encontramos en el Aprendizaje Servicio

una forma de cambio, no sólo como metodología pedagógica,

sino como herramienta de innovación y mejora social.

Aula 2018.

El salón del estudiante y la oferta educativa,

enmarcado en la semana de la educación,

ha abierto sus puertas en IFEMA, Recinto Ferial de Madrid.

Un año más, la UNED ha querido estar presente.

Iñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte,

inauguro el certamen acompañado de numerosas personalidades.

Visitó el stand de la UNED,

donde charló animadamente con nuestro rector.

Estamos en Aula, en este gran salón de la formación...

fundamentalmente de la educación universitaria,

por el que pasan cantidad de jóvenes que están, justo ahora,

decidiendo que van a estudiar en estos años que vienen.

Y, por supuesto, la UNED está, un año más, aquí.

Esta presencia es el fruto de un compromiso con la sociedad española,

con la formación que los ciudadanos españoles quieren seguir

y nosotros tenemos una oferta que es de interés para muchos de ellos.

Es verdad, que muchos de los jóvenes,

vienen buscando universidades presenciales

donde a partir de septiembre van a estar matriculados,

pero el futuro va mucho más allá

y nuestra universidad es parte de ese futuro.

Para algunos es la opción primera

y para otros será una que les vendrá más adelante en su vida.

La UNED está abierta a ese futuro, lo está haciendo ya presente,

y estos jóvenes...

que ahora comienzan sus estudios universitarios,

también tienen futuro, estoy seguro...

que habrá confluencia, además, en muchos casos.

La UNED está de nuevo presente en Aula este año,

para mostrar a todos aquellos que estén interesados su oferta,

que es la de la universidad más grande de España,

aquella que más alumnos tiene y la más especial, digamos.

Es la primera de las universidades a distancia

que está renovando su metodología para adaptarla a los nuevos tiempos,

a la oferta virtual.

Y somos la universidad que permite al estudiante

una mayor flexibilidad en sus estudios,

permitimos estudiar a cada uno a su ritmo,

compaginando sus obligaciones personales, familiares y laborales,

ofreciendo posibilidad para...

hacer unos segundos estudios universitarios,

para completar su formación universitaria

con otra oferta de títulos propios, con oferta de idiomas también,

y todo esto permitimos que lo haga en cualquier lugar de España,

en cualquier lugar de Europa e incluso del mundo.

Esté donde esté cada uno, la UNED siempre llega allí,

y los estudiantes tienen la posibilidad

de asistir a tutorías en un centro asociado próximo a su domicilio,

pero también de estudiar totalmente a través de un curso virtual,

y luego de examinarse en una convocatoria en Madrid,

en otra convocatoria en Nueva York o en Berlín.

Creo que esta oferta, que abarca tanto grado como postgrado,

es muy atractiva y cada día más integrada en la sociedad actual.

La media de ocupación de los titulados por la UNED

es superior a la media de los titulados universitarios en España,

que su título lo van a avalar...

nuestros 45 años de experiencia profesional

en estudios superiores universitarios

y, también, que la mayoría de nuestros estudiantes

valoran con un cuatro sobre cinco, con una nota muy alta,

el grado en que ha mejorado su empleabilidad

tras estudiar unos títulos en la UNED.

Los jóvenes y también adultos acuden a Aula para estudiar

las posibilidades que tienen de seguir formándose.

-Yo busco ampliar mis estudios porque vengo de un grado superior

y quiero informarme sobre otras universidades.

-Yo también, ampliar mis estudios

para el día de mañana tener formación en mí.

-Vengo a buscar algo de información para mi futuro,

para encontrar una carrera con mis optativas,

y estoy buscando algo sobre ingeniería mecánica, eléctrica...

sobre todo en Leganés, que vivo ahí y, bueno...

para ver si me aclaran algo para mi futuro.

-He venido a buscar porque estoy estudiando un grado superior

y para complementarlo con lo que ya tengo estudiado...

y, bueno, para ganar dinerito, que siempre está bien.

O sea, si no se tienen estudios no se puede ganar dinero.

Es el momento de decidir lo que queremos estudiar.

La UNED es una interesante opción.

Te permitirá estudiar lo que quieras... estés donde estés.

La muerte, como parte indisociable del ciclo de la vida,

se ha convertido para el ser humano, desde sus orígenes,

en fuente inagotable de todo tipo de especulaciones.

Siendo la consciencia de nosotros mismos

una de las principales características que, como especie,

nos distingue de las demás, el hecho de dejar de ser,

el final, al menos aparente, de nuestra existencia,

nos ha preocupado desde la más remota antigüedad.

Esta fascinación, en parte curiosidad, en parte temor,

en parte seguramente apego instintivo a la vida,

ha generado todo tipo de relatos y creencias

alrededor de un fenómeno que todavía en la actualidad,

nos cuesta comprender.

El desarrollo de toda sociedad

ha traído aparejado el consiguiente establecimiento

de su particular relación con la muerte.

En diversos grados y dependiendo de la cultura,

la vida ha sido considerada como una preparación para un momento

a partir del cual se terminan las certezas,

quedándonos solo la fe... o incluso la ausencia de la misma.

No han sido pocas las prácticas, liturgias y rituales

a través de los que el hombre ha tratado de atravesar la cortina

que nos separa del más allá,

con la intención de atisbar qué es lo que nos espera al otro lado.

"Morir antes de morir.

Sociedades y experiencias iniciáticas

a lo largo de la Historia",

ha formado parte de la última programación

de Cursos de Verano de la UNED.

A lo largo de varios días y en palabras de los organizadores

se ha abordado "un recorrido histórico por las sociedades

y experiencias iniciáticas que,

desde el mundo antiguo hasta el siglo XVIII,

se han basado en la idea de procurar un conocimiento previo

del paso al más allá como base sapiencial de sus saberes ocultos".

Se basa en una sura del Corán,

en la que dice el profeta que hay que morir antes de morir

para prepararse y mejor conocer lo que hay después,

lo que está al otro lado.

Es un poco el leitmotiv de este curso,

que quiere examinar las diversas tradiciones sapienciales e históricas

acerca del tema iniciático de la muerte como experiencia previa,

si es posible antes de la muerte física y definitiva,

tener un atisbo de lo que será el más allá

a través de una serie de experiencias rituales,

religiosas o iniciáticas, y es un tema que comparten muchas culturas,

no sólo la islámica, por supuesto, la cristiana,

y en la antigüedad clásica se encuentran las raíces de este tema,

en el mundo griego y romano.

La idea surge de una pregunta fundamental

que el hombre se ha hecho desde la más remota antigüedad,

¿qué es lo que sucede después de la muerte?,

¿qué parte de nosotros continúa después de la muerte?

Sobre esta cuestión tenemos testimonios...

también desde la más remota antigüedad,

de personas que han vivido esta experiencia

y la han interpretado a su manera,

desde los trances chamánicos, desde la muerte clínica,

personas que aparentemente mueren y que luego despiertan,

y comentan una serie de experiencias,

incluso los trances... no sólo chamánicos, los trances de videntes,

las llamadas visiones beatíficas, trances místicos, en fin...

toda esta serie de experiencias,

componen lo que podemos llamar geografía del más allá,

un itinerario, un proceso que aparece, con muchas similitudes,

en determinados procesos rituales también de la antigüedad, es decir,

es como si ese tipo de experiencias hubiera inspirado la formulación,

la redacción de determinados rituales de tipo iniciático.

Aunque es posible rastrear estas creencias en, prácticamente,

cualquiera de las culturas conocidas de la prehistoria,

en Occidente, efectivamente, los principales vectores en torno

a los que se ha configurado nuestra concepción del más allá

han sido el cristianismo, Roma,

y, todavía en un periodo anterior y mucho más profundo,

el mundo griego.

La metáfora de la muerte como viaje es muy antigua,

de hecho, en muchas culturas se entierra a los difuntos

con todo tipo de enseres, pertrechados como para un viaje,

desde los escitas a muchos otros pueblos.

Es una metáfora muy antigua

y, por supuesto, es un cierto viaje a un no-lugar.

Es curiosa también la geografía mítica del Hades o del Infierno,

cómo cambia en los diversos pueblos.

En el caso de los griegos está muy bien delimitada,

hay ríos, hay prados, hay montañas...

hay lugares de condena o de recompensa,

pensemos en el Cocito, los ríos, el Piriflegetonte,

los Campos Elíseos... hay diversos lugares de recompensa

y de, como digo, de castigo para los pecadores.

El más allá, para los griegos, era pues un lugar topológico,

delimitado y concreto, al que una vez muertos descendíamos

en un proceso conocido como "katábasis".

La katábasis implica un descenso, en principio, al mundo subterráneo,

al submundo, al mundo de los muertos,

o a una gruta, a un lugar de conocimiento...

también se relaciona con una introspección de un sabio que...

decide... casi invernar en una caverna,

para entrar en contacto con unas realidades ultraterrenas.

Tiene diversas acepciones.

También literariamente se puede hablar

casi de un subgénero literario,

que es la katábasis como viaje al mundo de los muertos.

Lo encontramos ya en Homero, está la famosa katábasis de Ulises,

que para averiguar su camino de vuelta a Ítaca

tiene que consultar a las sombras de los muertos en el Hades,

al adivino Tiresias,

para que le desvelen un conocimiento por lo demás vedado.

Es esa idea de conocer más allá de los límites de la muerte,

la que inspira la idea de katábasis.

-No creo que me desagradara demasiado cerrar los ojos...

en el momento justo.

-Pregúntales a los muertos lo felices que son.

En todo caso, tenemos en las fuentes griegas,

muchas menciones de esta experiencia ritual,

del descenso a un lugar de poder,

a un lugar iniciático, que suele ser un recinto subterráneo,

la cripta de un templo o una cueva en el subsuelo,

y se relaciona con este conocimiento

de antemano de lo que habrá en el verdadero lugar de los muertos,

que es el Hades.

Es curioso porque también se relaciona con el mundo oracular,

hay una serie de oráculos en la antigüedad

que son los oráculos de necromancia, de consulta a los muertos,

el caso de Ulises que he mencionado es clásico,

y luego tenemos incluso santuarios,

arqueológicamente documentados, donde se practicaba la necromancia.

-Mi vida ha sido breve y gloriosa, pero mi muerte es larga y pesada.

-Áyax... siento haber provocado tu muerte.

-¿Qué sabes tú del dolor, Ulises?, sólo los muertos lo conocen.

-Ven, Ulises, el Olimpo te espera.

Los romanos recogieron y adaptaron a su cambiante mundo

gran parte del sistema de creencias griego.

Más tarde, la aparición del cristianismo y su expansión,

aprovechando las propias vías de comunicación

desarrolladas por el imperio,

supuso una auténtica revolución espiritual.

Sin embargo, y en contra de lo que inicialmente se pueda pensar,

la nueva fe no se impuso sin más sobre las viejas creencias,

sino que el proceso de asimilación fue paulatino y altamente permeable.

En los márgenes de la oficialidad cristiana

encarnada en los dogmas que emanaban de la omnipresente iglesia,

siempre hubo espacio para la supervivencia

y la transmisión de saberes secretos

heredados desde la antigüedad.

El mantenimiento y el legado de estos conocimientos

dependió, en gran medida, del grado de hermetismo de los individuos

o de las sociedades depositarias de los mismos.

En el seno de estas sociedades

o transmitidas de maestros a aprendices durante generaciones,

como un susurro obstinado y valioso,

pervivirán durante siglos...

los saberes arcanos de los sabios del pasado.

Ya en la Edad Media

y gracias, en gran medida, a la expansión del Islam

y a su recuperación de un gran número de textos antiguos,

así como al puente que supuso con otras tradiciones

provenientes del lejano Oriente,

se comienza a experimentar en Europa

un creciente interés por la Alquimia.

Sintetizando todos los estudios históricos,

en fin, intentando sacar lo esencial,

la alquimia se puede definir como un intento de recrear,

a escala humana, de recrear en el laboratorio,

algo que parece sorprendente, que es el proceso de la creación.

El alquimista quiere ser testigo de ese proceso y comprender...

dónde ha surgido todo lo que observamos, el mundo natural,

incluido él mismo, incluidos los seres humanos,

y ese realmente es su objetivo.

Dos serán los orígenes reconocidos de esta tradición.

Por un lado, tendríamos una fuente

localizada en el Egipto postfaraónico,

de donde provendría la tradición Occidental,

y, por el otro, sin contacto constatado o conocido con Egipto,

la alquimia china.

La idea básica ha sido siempre la misma,

como digo, es el proceso de recreación,

lo que pasa es que los alquimistas...

ellos no saben muy bien cómo llevar a cabo ese proceso,

por lo tanto han ido buscando diferentes materiales,

diferentes maneras de llevarlo a cabo,

y en ese proceso de búsqueda,

en diferentes culturas, se han utilizado, por ejemplo,

compuestos químicos distintos,

pero la manera de trabajar con ellos siempre ha sido muy parecida,

por ejemplo, cuando en el mundo islámico

se descubre un compuesto químico que es el cloruro amónico,

ellos pensaron que se podría utilizar en alquimia, por ejemplo,

que era desconocida por los alquimistas egipcios.

Más tarde, cuando en Occidente, en el siglo XIII,

se descubren los ácidos minerales, que hoy en día son tan comunes,

también piensan los alquimistas que pueden utilizarse para su labor.

El motivo de que quisieran utilizar esos compuestos químicos

era por una razón.

Para intentar recrear ese proceso de evolución de la materia,

que se asemeja al génesis, en realidad,

por eso hay una relación clara entre...

la alquimia y la biblia, muchas veces.

La idea es que tienen que llevar la materia a su estado primigenio,

tienen que despojar a la materia de su aspecto físico concreto.

Entonces, por eso trataban los metales

con compuestos químicos que los degradaban,

les hacían perder su aspecto físico, esa es la idea.

En ese proceso que antes comentaba,

en ese proceso de recrear en el mundo común el proceso de creación,

ese proceso va acompañado también del perfeccionamiento de la materia

con la que trabaja el alquimista.

Ese proceso de desarrollo

va aumentando el grado de perfección del mineral,

el oro es el metal más perfecto

porque es incorruptible, no se degrada. De acuerdo.

Entonces, eso es lo que ellos pretendían recrear en el laboratorio,

pero no se detienen en el oro, sino que van un poco más allá.

De tal manera que, según los textos clásicos,

al final del trabajo alquímico, uno consigue una materia,

digamos, super-perfecta, por decirlo de alguna forma,

que según ellos encierra en sí mismo la energía vital del cosmos,

y esa sustancia, que los textos dicen, al parecer lo han observado,

que dicen que es de color rojo anaranjado, de aspecto cristalino

y muy pesado, muy denso... pues esa materia es la piedra filosofal.

Algunas corrientes alquímicas de carácter más esotérico,

comenzaron a sugerir, sin embargo, que esta piedra filosofal,

obra magna o "Opus Magnum" de la alquimia, no sería otra cosa...

que un elevado conocimiento interior de tipo místico.

Estas insinuaciones irían calando a lo largo de la historia

en el seno de todo tipo de sociedades

y grupos de aspiraciones teológicas, filosóficas o místicas

de carácter secreto, que con más o menos éxito,

proliferaron a partir del Renacimiento.

Una de las sociedades más conocidas y, sin embargo,

una sobre la que menos sabemos

y en torno a cual más malentendidos han proliferado es,

sin lugar a dudas, la Masonería.

La Masonería tiene el baldón de ser una sociedad secreta, cuando...

realmente y vocacionalmente, no lo es.

De hecho, hay países en Europa

donde nunca ha sido una sociedad secreta y nunca ha sido perseguida.

La Masonería se convierte en sociedad secreta en algunos países

a partir del siglo XVIII cuando es prohibida,

y entonces se la obliga a la clandestinidad,

pero entonces no es una sociedad secreta,

sino una sociedad clandestina.

En todo caso, vocacionalmente, la Masonería no es una sociedad secreta,

sino que es una sociedad con secretos.

Y, en el caso de la Masonería, ¿cuál sería el secreto?

En mi modesta opinión sería, sencillamente, los rituales.

Es decir, los rituales son para ellos

como una especie de propiedad intelectual.

Los estudiosos no terminan de ponerse de acuerdo

respecto al momento fundacional de la Masonería.

Las leyendas vinculan este momento con los patriarcas bíblicos,

con los maestros que erigieron las pirámides de Egipto

o con los templarios.

Sin embargo, y de una manera más realista,

parece que podríamos remitirnos a una tradición de constructores

de iglesias y catedrales, que con el paso del tiempo

fueron cifrando los usos y costumbres de su gremio.

Estas raíces históricas de la Masonería constituirían en sí

lo que hoy en día se conoce como "Masonería operativa".

Lo que sucede es que... en esa sociedad gremial o corporativa,

el acceso a los niveles dentro de la propia corporación,

es decir, el acceso al grado de aprendiz,

el acceso al grado de compañero y luego el acceso a la maestría,

iban acompañados de una serie de ceremonias muy interesantes

que luego fueron reutilizadas, posteriormente,

por otra forma de masonería,

que se llama "masonería especulativa" o "masonería moderna",

que es la heredera de esta,

en la que los miembros ya no son personas que trabajan en el oficio

de la cantería o de la construcción, por eso se llama especulativa,

porque son ya personas de otros oficios,

pero que conservan esos rituales,

y lo que sí tienen es una vocación universalista de...

de llegar a lo que une a los seres humanos, es decir,

de ser una sociedad fraternal

y que con respeto a las ideas políticas y religiosas de cada uno,

pues trate de insistir en lo que une y no en lo que separa

y, por lo tanto, llamarse todos hermanos.

Lo cierto es que no es difícil constatar

como infinidad de procesos y rituales iniciáticos,

provenientes de sociedades y tradiciones antiguas,

han llegado hasta nuestros días.

A través de estos ritos,

se pretendería escenificar una suerte de muerte del iniciado,

así como la resurrección del mismo como parte del grupo,

conocedor ya de los misterios patrimonio de la sociedad

en la que se ingresa.

Quizás la Masonería es,

de entre todas estas sociedades típicamente occidentales,

la que más ha preservado este componente iniciático

y determinadas escenas que nos están dando una pista

de cuál es su sentido originario,

aunque actualmente, a lo mejor, o se hayan perdido

o algunos masones consideren que ha de ser interpretado de otra manera,

pero, por ejemplo, hay escenas capitales como la de...

la de la retirada de la venda, es decir, el neófito...

el que va a ser iniciado en la masonería al grado de aprendiz,

es acompañado con una venda por el hermano terrible

que le va acompañando para atravesar un espacio

donde tiene que arrostrar las llamadas cuatro pruebas,

de los cuatro elementos: de tierra, aire, agua y fuego,

que esto es un elemento antiquísimo,

que aparece en la Grecia antigua y en Roma, etc.

Y después de arrostrar estas pruebas, se le retira la venda,

y al retirársele la venda se le da la luz, entonces...

en el fondo, esto de recibir la luz no deja de ser un símbolo,

que nos está dando una interpretación muy específica

de qué es la iniciación,

lo que es recibir la luz, recibir la gnosis.

Lo que tratamos aquí de explicar es...

hasta qué punto, determinados rituales iniciáticos de la masonería,

lo que están explicando es...

cuál es el proceso que acompaña al ser humano después de la muerte

y que, por lo tanto, esos rituales sean como un vislumbre

o una preparación para la muerte,

para explicarle al ser humano qué es lo que teóricamente,

según estas doctrinas, se puede encontrar uno al morir,

y cómo recorrer esa geografía del más allá en las mejores condiciones.

Insisto que estamos en un proceso simbólico

que luego cada uno puede interpretar a su manera,

porque... hay interpretaciones meramente racionalistas

que hacen una interpretación...

meramente intelectual de estos símbolos,

y luego hay otras interpretaciones más esotéricas

que interpretan esto en una clave más psicológica o mental,

insistiendo más en los procesos psicológicos.

A principios del 2012

asistíamos al debate entre el científico Richard Dawkins

y el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams.

Al final del mismo,

ninguno de los dos consiguió convencer a su adversario.

La aparente disputa entre razón y fe

ha sido siempre un asunto espinoso.

La ciencia más ortodoxa ha evitado siempre pronunciarse

acerca de temas que son considerados como propios

del ámbito de lo espiritual.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte,

los avances producidos sobre todo en el terreno de la medicina

han conducido a que cada vez un mayor número de investigadores

se pregunten en voz alta por una serie de fenómenos

tan desconcertantes para la mentalidad científica tradicional

como constatables en un creciente número de casos clínicos.

Un caso claro de ese terreno,

tradicionalmente territorio de la fe,

en el que la ciencia ha comenzado poco a poco a adentrase,

es el del estudio de las conocidas como ECM

o Experiencias Cercanas a la Muerte.

En torno a las ECM,

se agruparían las percepciones narradas por aquellos pacientes que,

habiendo estado a punto de morir, han finalmente sobrevivido.

El término Experiencias Cercanas a la Muerte aparece en el año 1975,

cuando el doctor Raymond Moody

publica un libro que se llama "La vida más allá de la vida"

donde entrevista a 50 personas que han estado clínicamente muertas.

Es decir, es a partir de ese momento,

cuando el término Experiencias Cercanas a la Muerte se populariza

y se empiezan a hacer investigaciones.

¿Qué son las Experiencias Cercanas a la Muerte?

Hay distintas teorías... es decir, para los médicos...

probablemente son alucinaciones provocadas por la muerte,

para otras tendencias, otro tipo de personas,

lo pueden considerar el hecho...

que la conciencia sobrepase al cuerpo físico,

y que existe un más allá...

Realmente, a día de hoy, no se sabe lo que son.

Aunque los expertos no se pongan de acuerdo acerca del tema,

Raymond Moody tipifica hasta 14 fases

a través de las que atraviesan aquellos

que aseguran haber experimentado una ECM.

El túnel, la luz, es decir, encontrarse con familiares o amigos,

una revisión de la vida a través de flashbacks y...

digamos, llegar a un punto de no retorno.

Teóricamente, eso es lo que entendemos como ECM,

sin embargo, no es real... o sí es real...

es decir, hay puntos que se dan con más frecuencia que otros,

y también dependiendo de la forma de morirse, es decir...

por un infarto de miocardio o por una enfermedad prolongada,

se dan unas experiencias más que otras.

Por tanto, no existen dos experiencias iguales.

Hablamos del túnel, siempre se ha hablado del famoso túnel, bueno...

en algunos casos hay túnel, pero en otros puede ser un río...

es decir, entonces, no hay nada claro.

Sí es verdad que hay dos o tres que se repiten en un 60, 75%,

es decir, son más habituales...

Uno es la salida del cuerpo,

otro es la luz,

y otro es el encuentro con terceras personas,

que en el 95% de los casos son familiares y en un 5% son amigos,

e incluso personas que no se sabe, a priori, quién son,

lo que te estás encontrando.

Entonces, esta es la situación, no existen dos ECM iguales,

lo que pasa es que, culturalmente, sí damos por hecho.

Sí también se puede dar, por ejemplo,

el tema de encontrarse con familiares,

en algunos casos, en culturas como la japonesa,

donde el culto a los ancestros es mayor,

se da una mayor proporción que en el mundo occidental.

Aunque las explicaciones a este fenómeno

se han multiplicado en los últimos años,

lo cierto es que la existencia de las ECM

ha sido recogida e incorporada a su sistema de creencias

por la práctica totalidad de las religiones conocidas.

¿Por qué en la segunda mitad del siglo XX

se desarrolla y se estudia más las Experiencias Cercanas a la Muerte?

Pues el hecho es muy simple,

el hecho es tan simple como que la medicina ha avanzado,

y ahora mismo, a día de hoy, actualmente,

es más fácil sacar a una persona del coma y reanimarla,

que hace 50 o 60 años.

Ese realmente es el motivo por el cual ahora hay más estudios de ECM.

Pero ECM tenemos a lo largo de la historia, es decir...

ya Platón en el libro X de la República

habla del mito de Er, en Occidente.

Un soldado que cuando lo llevan a la pira funeraria

cuenta... que ha muerto, que ha revivido,

y cuenta lo que hay en el más allá.

El mito de Nachiquetas, en Oriente.

Prácticamente, en todas las religiones

encontramos Experiencias Cercanas a la Muerte.

Es decir, se habla, por ejemplo, de la carta de San Pablo a Corintios.

El libro de los muertos tibetanos va relatando lo qué es una ECM,

y qué pasa en una ECM,

el libro de los muertos egipcios...

Se constata pues... que el mito de aquel que viaja al más allá

y regresa de la muerte, no es solo algo universal,

sino que comienza a ser una certeza

a la que incluso la ciencia le ha comenzado a prestar atención.

Tal y como hemos podido comprobar en estas jornadas,

científicos, filósofos, historiadores,

creyentes y no creyentes, parecen poco a poco ponerse de acuerdo:

Si bien, ser humano no es otra cosa que saberse mortal,

no menos humana es la curiosidad por seguir tratando de entender

qué nos espera más allá de la muerte.

  • UNED - 09/03/18

UNED - 09/03/18

09 mar 2018

Aprendizaje servicio. Contribuyendo al cambio.-Aula 2018.- Morir antes de morir.

ver más sobre "UNED - 09/03/18" ver menos sobre "UNED - 09/03/18"
Programas completos (639)
Clips

Los últimos 2.185 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios