UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5266121
Para todos los públicos UNED - 07/06/19 - ver ahora
Transcripción completa

Un restaurante, un padre, una madre, dos hijos,

dos móviles y dos tabletas.

Esta es ya una escena habitual

en una sociedad en la que los teléfonos móviles

se han convertido en pequeños ordenadores portátiles,

con acceso a internet, que podemos llevar a cualquier lugar,

disponibles en cualquier momento,

casi a modo de prolongaciones de nuestro propio cuerpo.

Desde una visión multidisciplinar,

nos preguntamos cuál es el impacto de las redes sociales,

la mensajería instantánea o los videojuegos en nuestro cerebro,

y reflexionamos sobre lo que resulta tan atrayente de su uso.

En el cerebro se distinguen varias partes

y, especialmente, en algunas de ellas,

partes de la corteza cerebral se activan...

cuando estamos practicando un videojuego.

Por ejemplo, esos videojuegos en los que intervienen...

escenas de guerra,

pues una de las áreas que se activa es la corteza premotora,

que está en esta zona de aquí,

son áreas que tienen mucho que ver con el movimiento.

También se activa la corteza prefrontal, que es la que está aquí,

que tiene sobre todo una función esencial en la toma de decisiones.

Se activan también áreas visuales, como está aquí la corteza auditiva,

y, en general, todas aquellas partes que implican una coordinación rápida

de movimientos, de actividades visuales y de actividades auditivas.

Además de que se activan diversas áreas cerebrales,

también se liberan neurotransmisores,

y hay una zona especial, donde se liberan esos neurotransmisores,

que es el cuerpo estriado,

tiene esa forma característica que se nota aquí,

y en la base, en la parte más baja, donde estoy señalando con el dedo,

del cuerpo estriado,

hay un área cerebral que se llama núcleo accumbens,

donde se produce liberación de neurotransmisores

como, por ejemplo, la dopamina.

Y, en general, en otras muchas áreas cerebrales,

también se liberan otros neurotransmisores

como son los opiáceos,

y todos ellos, junto con otros neurotransmisores como la serotonina,

participan en esas sensaciones agradables que supone...

el ir pasando de nivel, o pasar de pantalla,

o que te dan puntos porque has conseguido matar a un adversario...

A nivel de la regulación de las emociones, que son muy importantes,

es de especial importancia esta zona de la corteza,

que se llama cingulada, aquí está, que está implicada precisamente...

en esa emoción que se le pone en el videojuego,

de sí he matado a tres o cuatro adversarios,

sí tenemos detrás a uno que nos está amenazando...

Todo eso está regulado por esta zona de la corteza cingulada

y, también, por otra estructura interna que se llama amígdala,

aquí donde señala mi dedo, en esta zona, ahí está la amígdala.

Las redes sociales tienen, en parte,

un funcionamiento similar a los videojuegos,

donde cada "me gusta" o cada "seguidor" que se obtiene,

es una puntuación que se suma a un ranking o clasificación pública.

¿Qué es lo que nos engancha tanto de estar permanente conectados?

El primer elemento es el tema de la motivación

y, por eso, ahí es tan importante conectar...

con las motivaciones básicas del comportamiento humano,

porque no son diferentes...

las que tenemos cuando hacemos uso de una herramienta tecnológica

que las que tenemos en cualquier otro contexto.

Al final, en una red social estamos buscando...

lo mismo que en cualquier interacción social:

afiliación, que la gente nos demuestre que nos quiere,

status, que nos admiren, presumir de nuestros logros,

estar en contacto con las personas a las que queremos...

Entonces, lo que sí que buscan, son mecanismos que refuercen,

esas motivaciones, por ejemplo, el like.

¿Por qué no existe un "no me gusta" en Facebook?

Porque lo que se está buscando es generar...

un refuerzo a la actitud de estar en Facebook.

En el momento en el que tú publiques cualquier cosa,

tú puedes obtener una reacción que en todo caso será de empatía,

con las reacciones que hay ahora de "me entristece" o "me enfada",

pero nunca puede ser de rechazo,

porque en tal caso lo que haría sería dejar de usar la aplicación,

sería una experiencia aversiva.

Normalmente, cuando los filósofos...

los que se dedicaban a la filosofía moral,

hablaban de este tipo de cosas en el pasado se referían...

a adicciones como el alcohol, por ejemplo, o la comida,

incluso el sexo, posiblemente,

pero en realidad, las redes sociales,

nos proporcionan un tipo de satisfacción

del que ha habido pocos filósofos que hablasen en la antigüedad

y sí que lo han hecho más en la edad contemporánea,

sobre todo a partir de Hegel, a principios del siglo XIX,

para quien, lo que nos constituye como personas,

no es tanto lo que cada uno de nosotros piensa...

digamos, en el interior de su mente,

o lo que experimenta de manera subjetiva, sino...

lo que los demás piensan de nosotros.

Hasta que no nos reconocemos en alguien

que nos está reconociendo como individuos y que tiene alguna idea,

algún pensamiento, alguna actitud hacia nosotros,

no somos una persona, somos casi, como si dijéramos,

un animal prehumano.

Entonces, las redes sociales apuntan, precisamente,

a proporcionarnos ese tipo de reconocimiento,

porque entramos en ellas... en parte, para saber qué piensan los demás,

pero en parte también para hacernos notar ante los demás,

y que los demás nos den "likes" a nuestras opiniones,

o las retwitten, o las hagan favoritas...

Todo juego... se va a basar en dos cosas,

que es lo que va a hacer el juego atractivo.

Una de ellas son las recompensas a corto plazo

y la otra es el estímulo positivo, el refuerzo positivo.

En el ejemplo de Candy Crush, por ejemplo, que sería muy claro,

siempre que tú haces un movimiento correcto,

el juego te está diciendo "buen trabajo".

Eso no tiene porqué ser motivante o adictivo para todo el mundo,

pero hay personas, a las cuales,

que les digan que su trabajo está bien hecho,

les puede llevar a tener ese estímulo que les lleve...

a esa sensación de bienestar de...

"lo he hecho bien, buen trabajo", si encima, a eso tú le pones...

"has tardado 20 segundos menos que el 90% de los jugadores",

encima ya no sólo es que yo lo haga bien,

sino es que encima es que lo hago mejor que otros, eso es general.

Y las recompensas a corto plazo

se pueden ver muy bien de la siguiente manera.

Yo hago una carrera, la carrera tarda cuatro años,

cuando yo acabe... cuatro años han pasado y...

qué hago con esto, absolutamente nada.

Pero tú en un videojuego, tú tienes 30 energía,

y con 30 energía puedes probar este puzzle,

si te lo consigues, has avanzado un hito... ya no estás donde antes,

es decir, la sensación de progreso es constante y visible,

tú puedes mirar atrás y ver de dónde vienes y dónde estás ahora.

Y eso en la vida real es algo que no está tan visible.

Hay personas que luego...

las personas que están más enganchadas a los videojuegos,

el problema que tienen es que buscan ese estímulo fuera,

y fuera no hay ese estímulo.

La cuestión central estaría...

no tanto en que habría un enganche al ámbito tecnológico,

por decirlo de algún modo,

sino que sí que es cierto y, sobre todo, ocurre en niños y adolescentes,

que experimentan cierta ansiedad a la hora de enfrentarse...

o llevar a cabo determinadas actividades que requieren más tiempo,

esfuerzo o que están más prolongadas en el tiempo.

Entonces, la cuestión central reside en que, en muchas ocasiones,

rechazan hacer todo este tipo de actividades porque...

o bien encuentran que fallan al principio,

o bien no encuentran que tienen determinada recompensa inmediata.

Entonces, no es tanto que sean adictos a esa recompensa inmediata,

sino que el no tenerla, llega a un punto de normalización...

la relación entre el individuo y esa recompensa inmediata,

llega a tal punto que el no tenerla, se hace extraño y causa ansiedad.

Ocurre que, con estas nuevas tecnologías,

continuamente nos tienen en alerta.

Nos están mandando, por ejemplo...

mensajes, que llevan una música especial

y hacen que nuestro sistema nervioso esté continuamente estimulado,

es como si no dieran tregua,

para que en un momento determinado un joven, una joven...

pudiera contemplar simplemente un paisaje

o estar recordando una escena agradable que vivió...

hace dos o tres días estando con una amiga,

charlando de cosas particulares.

Son varios los mecanismos de las aplicaciones que utilizamos

que están programados para enganchar al usuario

desde su propio diseño.

Desde las "barras de desplazamiento" infinitas,

en las que se baja y baja y nunca se terminan las novedades,

hasta las notificaciones sonoras o visuales

que avisan de nuevos mensajes o actualizaciones.

Sobre todo las adaptaciones de las webs a dispositivos móviles,

las Apps, vemos que muchas veces las funciones se reducen,

esto siempre es en pos...

de la experiencia de usuario más sencilla posible.

Si, por ejemplo, tú lo que quieres es conseguir un correo electrónico,

tú lo que buscas es que lo único que le estés pidiendo

sea el correo electrónico.

Otra cosa es que una vez que ya has conseguido generar una acción,

quieras que esa acción se repita,

que es lo que tendría que ver con este tipo de uso,

y entonces ahí entran mecanismos

que tienen más que ver con las motivaciones básicas,

como pueda ser la de descubrimiento o exploración

en forma del scroll infinito...

en aplicaciones como Instagram, por ejemplo,

las posibilidades de explorar,

que te lleva a usuarios o a hashtags que creen que te pueden interesar,

la combinación con el big data,

esa forma de buscar que, de toda la información disponible,

la que te aparezca sea la más afín a tus intereses,

a tus comportamientos previos,

porque la personalización también hace que nos sintamos...

como más impelidos a interactuar, a seguir explorando.

Luego está el tema del impulso, ¿cómo generas el impulso?,

pues fundamentalmente a través de notificaciones.

En el momento en el que tú dejas de repetir esa acción,

como pueda ser iniciar sesión,

el disponer de notificaciones que te dicen

"oye, aquí hay algo que te está esperando",

pues igual que en los comercios electrónicos

lo que recibes es un email diciendo...

"oye, hace mucho que no compras",

"has dejado esto en tu carrito, quizás se te ha olvidado".

Entonces, es lo que se suele llamar un disparador,

es lo que te recuerda que eso está ahí

y busca que repitas ese comportamiento que ya has hecho.

Que un juego resulte adictivo...

no sólo depende del diseñador de videojuegos,

sino que también depende...

del objetivo al que nosotros nos estamos enfocando.

Es decir, hay elementos de juego como puede ser una narrativa,

como puede ser un sistema de energía

o como puede ser una sensación de emergencia...

que pueden hacer que un jugador quiera...

visitar nuestro juego más asiduamente en el mismo día,

pero... esos elementos serán adictivos

en cuanto el jugador los conciba de esa manera,

es decir, que lo que para alguien puede ser un juego adictivo,

para otra persona no tiene porqué.

La Organización Mundial de la Salud,

de momento, ha incluido en su borrador

de Clasificación Internacional de Enfermedades CIE-11

al "trastorno por videojuegos",

dentro del epígrafe sobre "comportamientos adictivos".

¿Cuándo termina el uso y comienza el abuso o la adicción?

En general se llama uso...

a la realización de algún tipo de estas conductas,

pero que se hace de una forma controlada,

la persona puede decir: voy a jugar un poco a un videojuego,

y llega mi hora de estudio y paro, y para sin ningún problema.

Cuando ya empieza a ser problemático,

cuando podemos hablar ya de algo parecido a una adicción,

es cuando ya no se controla esa conducta,

cuando se dedica un número excesivo de horas

a hacer ese tipo de comportamientos,

cuando... a pesar de las consecuencias negativas

que tiene para ese adolescente, se sigue jugando...

esas características son las típicas de la adicción...

a sustancias, a juego patológico,

y que también se dan ya en muchos usuarios de los videojuegos.

En ese momento ya se está hablando de posibilidad de adicción

y, de hecho, las clasificaciones internacionales

de enfermedades relacionadas con el sistema nervioso

y con el comportamiento en general,

probablemente en su próxima edición las van a incluir,

ya se está considerando a los videojuegos,

a la adición a la pornografía, a la adición a compras,

a la excesiva participación en redes sociales...

como comportamientos que tienen las mismas características generales

que tienen las personas que consumen drogas.

¿Qué ocurre cuando alguien está abusando de este tipo de redes?

Que se produce un fenómeno que se produce igual en otras adicciones

y se produce con sustancias que es lo que se llama tolerancia.

El cerebro se acostumbra a estar muy estimulado con estas cosas,

inmediatamente y de forma rápida segrega mucha dopamina,

y entonces el neurotransmisor se vuelve...

por así decir, necesita más estímulo...

para segregar la misma cantidad que produzca bienestar

o que no produzca disforia, que sería el malestar,

entonces, cada vez se necesita más.

La Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024

establece que la ludopatía sí es una adición.

Sin embargo, para otros comportamientos

como el abuso de internet, de las pantallas digitales

y otras tecnologías de la información y de la comunicación,

todavía no existe un consenso científico

sobre su clasificación como conductas adictivas.

Pueden tener problemas desde la población joven

hasta la población adulta.

De hecho, así lo dicen las encuestas

como una encuesta del Ministerio de Sanidad,

la edad desde el año 2017-18 dice que hay un 3% de población

que hace un uso compulsivo de las nuevas tecnologías,

y abarca desde los 15 hasta los 65 años.

Se han hecho algunos estudios, ahora mismo, ya,

con jóvenes, en Europa, concretamente en Alemania,

y nos están indicando que entre 11 y 18 años

hay un porcentaje de personas, de jóvenes, que sí tienen...

un comportamiento que podemos caracterizar dentro de esas...

por así decirlo, señas generales: falta de control,

persistencia de esa conducta a pesar de las consecuencias negativas,

excesivas preocupaciones,

horas dedicadas al videojuego que interfieren con la vida diaria,

eso está en torno, ahora mismo, al 1,2% en la población.

Desde mi punto de vista,

creo que el tratarlo como una adición es un poco exagerado

y tiene mucho que ver con que estamos contabilizando

los minutos que pasamos con el teléfono sin estar pensando

en qué consisten esos minutos.

Al final, es una tecnología

en la que están centralizadas muchas facetas de la vida,

desde la laboral, la social,

muchas personas aprenden a través del teléfono móvil, el ocio...

entonces, claro, en qué medida ese uso es abusivo,

cuando lo que estás es simultaneando diferentes actividades

igual que lo harías sin él.

Sí que es cierto que existen fenómenos...

que fomentan esta dependencia,

pero también hay que preguntarse

si la dependencia la tenemos por el dispositivo

o simplemente es que nos generan ansiedad

las consecuencias de no estar conectados.

Considero que no podemos tratar igual la nomofobia, que se llama,

el miedo al no estar conectado, es por lo que te puedas perder

o por las consecuencias de no estar disponible,

por ejemplo, en tu entorno laboral, donde cada vez más...

se está requiriendo a la gente fuera de horas,

se ha tenido que regular el derecho a la desconexión digital.

Desde el punto de vista de lo social...

es que necesitamos estar pendientes de la gente todo el rato

o es que realmente nuestra vida social se ha complicado,

en el sentido de que cada vez conocemos más personas

con las que a lo mejor no podemos tener un contacto cara a cara,

las personas migran cada vez más,

nuestras familias, nuestros amigos, pueden estar lejos.

Desde las diferentes administraciones,

ya existen programas de prevención y tratamiento

de las denominadas "adicciones sin sustancia"

relacionadas con el uso de pantallas, videojuegos e internet,

con especial atención en la población adolescente.

Dentro de nuestros dispositivos hay toda una primera parte,

que desde captación, que la hacen un equipo de prevención...

que son educadores sociales y orientadores familiares,

que acuden a los centros escolares y dependiendo de lo que surja ahí,

se valorará la necesidad de intervenir

en cada uno de los individuos en más áreas,

dependiendo de las áreas que estén afectadas.

Si está cogido en unas primeras etapas,

en el que realmente lo que estamos hablando es más...

de un mal uso de estas tecnologías, normalmente con intervenciones...

que tienen que ver con ese control parental, por parte de los padres,

desde la orientación familiar se hace y desde los educadores sociales,

a la hora de reconducir esos tiempos

y utilizar otras alternativas de ocio, suelen ser suficiente.

Si se detectara mayor severidad,

intervendrían otros compañeros dentro del equipo,

que ya hablaríamos si está afectada toda el área más emocional

porque está alterada la conducta,

porque se ponen agresivos o está afectado el sueño...

intervendrían médicos, intervendrían psicólogos,

todo lo que fuera necesario para reconducir y revertir esa conducta

antes de que sea un mayor problema.

Llegado el momento de que sí que estuviéramos hablando de una adición,

sí que entonces tendríamos que hacer referencia casi, casi...

a lo mismo que hacemos cuando hay uso de sustancias que es...

nivel de uso "cero", ¿por qué?,

pues porque lo que hay es que parar drásticamente esa conducta

porque ya está en unos niveles, como digo, severos.

La OMS dice... que de 0 a 1 años...

no deben estar expuestos nunca a las pantallas,

que de 2 a 6 años sólo 30 minutos como máximo al día,

y que de 8 a 12 años se habla de máximo de dos horas.

Yo creo que marcar tiempos es muy importante.

Ellos están justo en una etapa muy vulnerable,

en la que hay que tener en cuenta que,

por supuesto, todo el área cerebral,

que tiene que ver con el control de los impulsos y la voluntad

no está terminada de configurarse

y, entonces, tienen dificultades,

para ellos poner freno a unas actuaciones

que solamente ven la parte positiva.

Si, por otro lado, están en una edad de trasgredir,

basta que le digas "no" para que sea "si",

pues otro dato a tener en cuenta.

Si a lo mejor estamos hablando

de personas que tienen dificultades de relación,

qué duda cabe que esto facilita también muchísimo

el que se queden encerrados en casa,

y ellos no tengan que exponerse públicamente,

sino que hacen todas las relaciones a través de redes.

Hay un sesgo, las chicas utilizan más las redes sociales y el chat,

y, sin embargo, los chicos son más proclives a los videojuegos

y a las apuestas deportivas.

Entonces, bueno, todo esto, como digo,

por edad solamente, pues es que es "carne de cañón".

La inmediatez en la obtención de recompensas a corto plazo,

que imponen muchas de las aplicaciones y juegos,

puede tener efectos más allá del mundo virtual.

En un momento vital e histórico, que estamos viviendo ahora,

donde estamos abordados por lo tecnológico

y donde la tecnología impera en la vida cotidiana,

el problema reside en el momento en el que...

el modo que tiene el individuo

de relacionarse con el mundo, con su entorno,

es a través de lo virtual, de lo tecnológico.

En ese sentido, en la medida en la que cada vez es más normal

y cada vez se acostumbra más...

a relacionarse con el mundo a través de lo tecnológico,

cada vez se presenta con más extrañeza cualquier tipo de relación

que establece el sujeto con el mundo que no venga del lado de lo virtual.

En esta línea, también cabría hablar...

de que en el momento en el que el individuo se relaciona...

con los objetos a través de lo virtual,

también se relaciona con otros sujetos a través de lo virtual.

Y en esa línea, también estaríamos hablando...

de un sujeto que trata a los demás sujetos como objetos,

es decir, se cosifica a los sujetos, porque se les ve...

en la medida en la que se les está viendo como un fin,

es decir, como un útil.

En filosofía ha sido muy tradicional...

la consideración de lo que los filósofos han llamado las costumbres,

los hábitos, y la evaluación de los hábitos en función...

de los beneficiosos o perjudiciales que eran para nuestra vida.

Aquí la principal teoría,

a lo largo de la historia de la filosofía ha sido la de Aristóteles,

que dice que el comportamiento virtuoso,

la mejor costumbre o hábito posible

con respecto a una determinada acción es...

ni prescindir completamente de ella, ni abusar,

lo que él llamaba el término medio.

La virtud es quedarse en el medio justo en el cual...

podemos disfrutar de los beneficios,

pero sin sufrir demasiado los perjuicios de una determinada acción.

Y esto, naturalmente, requiere el control de la voluntad,

el no dejarse llevar...

ni por el fanatismo de una virtud extrema

de renunciar absolutamente a todo lo que nos pueda causar un placer,

ni dejarse llevar por las adicciones o por el descontrol.

La evaluación entre los beneficios y los riesgos de cada tecnología

es necesaria para tomar decisiones informadas.

Hoy es un día muy importante para nuestra institución,

pues un año más celebramos la presentación de los Cursos de Verano,

en este caso, además, una fecha muy emblemática,

pues se cumplen 30 ediciones,

que suponen una apuesta decidida

por la difusión y la trasmisión del conocimiento.

Como universitarios somos, en buena medida, responsables,

de llegar a la sociedad a través de lo que generamos en la universidad,

que es el conocimiento que obtenemos

a través del estudio y la investigación.

Por consiguiente, hoy me quiero dirigir

a todos los profesores y profesoras que han hecho posible estos cursos,

darles las gracias,

y animar a todos los estudiantes a que sigan estos cursos,

y a todos ellos darles las gracias por...

una apuesta sobre un proyecto que es absolutamente fundamental,

un proyecto que apuesta por la cultura, la formación y la educación.

Este año se celebra la XXX edición

de los Cursos de Verano en centros penitenciarios,

concretamente serán 14 cursos,

el mismo número de cursos del año pasado,

que tocaran diversas materias,

entre ellos, la inteligencia emocional

o, también, la política criminal,

y dentro de la política criminal, una de las últimas novedades...

que queremos trabajar mucho en instituciones penitenciarias,

que es la justicia restaurativa o la mediación.

La particularidad o el éxito de estos cursos,

radica en que no solamente participan alumnos de la UNED,

sino que también pueden acceder a estos cursos

alumnos de otras universidades

que tienen acceso a los centros penitenciarios.

Los cursos físicamente se celebran dentro de los centros penitenciarios

y también pueden acudir a ellos...

los profesionales de instituciones penitenciarias,

los funcionarios de prisiones, que además son extensivos...

todos los funcionarios de España pueden participar

y pedir formar parte de estos cursos, con independencia...

del centro penitenciario en el que se encuentren.

La XXX edición de los Cursos de Verano de la UNED,

comprende este año ya una extensa y consolidada trayectoria

en la que, como cada año, es fruto del trabajo de muchas personas

que hemos conseguido elaborar, una vez más, un excelente programa.

Son 155 cursos,

en unas 80 localidades diferentes que se van a impartir.

Una de las novedades de este año

es que hemos ampliado la oferta online de cursos

más que en ninguna otra convocatoria.

Tendremos 90 de los 155 cursos

con la modalidad de online y diferido, en directo y diferido.

Otra de las novedades de esta convocatoria es el premio...

a la mejor imagen enviada al Blog Sin Distancia de la UNED,

que consistirá en la matrícula gratuita

de uno los Cursos de Verano de la XXXI edición del próximo año 2020.

También hay otra novedad este año que es...

la inclusión en las tasas de matrícula superreducida

a las personas que tengan...

reconocida la condición de víctimas de violencia de género.

Esperamos que esta convocatoria sea lo más gratificante posible

para todos los que participan en ella.

El pasado 10 de mayo

se celebró el Acto Académico de la Facultad de Filología de la UNED.

Ricardo Mairal, rector de la UNED,

presidió el acto acompañado de Julio Neira, Decano de la Facultad.

Para la UNED,

estos actos de graduación es un verdadero honor celebrarlos,

supone el reconocimiento hacia los compañeros que se han jubilado,

y que durante muchos años han dado lo mejor

y han mostrado su compromiso hacia la institución,

pero, también, supone reconocer el sacrificio

de todos nuestros estudiantes,

que comenzaron un proyecto hace unos años,

y que hoy ven colmados sus objetivos.

En buena medida, este acto supone celebrar

y reconocer el gran valor que tiene el magisterio y la ciencia,

dos baluartes indispensables del mundo universitario.

Este acto es una fiesta,

la fiesta de la Facultad en la que nos congratulamos,

nos felicitamos, por el éxito de nuestros estudiantes,

que han acabado las titulaciones el pasado curso,

y, de alguna manera, también el éxito de los profesores

que han llevado a buen término esas titulaciones.

Y, además, agradecemos y nos felicitamos

de haber compartido tareas con aquellos profesores,

en este caso, profesoras, que han llegado a la jubilación también.

Es un acto entrañable para nosotros,

importante, en la medida en que es de alegría y de celebración.

María Dueñas, escritora,

fue la encargada de impartir la lección inaugural titulada:

"Tiempos, Letras y Novelas".

Esta charla versa sobre mis cuatro novelas

y la vinculación que tienen con los estudiantes que se gradúan,

hoy, en la Facultad de Filología de la UNED.

La primera de ellas "El tiempo entre costuras",

quiero resaltar el personaje de Sira Quiroga, la protagonista,

por el paralelismo de su fuerza, su tesón, su garra, su valentía,

su coraje y su constancia, con los alumnos que terminan una titulación...

en cualquier universidad en general

y, en la UNED, en particular,

por lo que todo ello conlleva de trabajo y tesón solitario.

Respecto a mi segunda novela "Misión olvido",

quiero destacar en ella ciertos contenidos de interés

para los estudiantes de Letras, de Estudios Ingleses,

de Literaturas y Culturas en español,

y es porque "Misión olvido" es una novela de campus,

habla de la vida universitaria, hay referencias constantes a...

escritores exiliados en Estados Unidos después de la guerra,

a versos de Machado, alusiones a campos como la Lingüística Aplicada.

Respecto a mi tercera novela "La templanza",

digamos, el nexo que hago con los alumnos,

es el de las variaciones dialectales del español en sus diferentes zonas,

hablamos de mejicanismos, hablamos de cadencias caribeñas,

hablamos de cierto tipo de léxico vinculado al vino,

vinculado a otros sectores.

Y, finalmente, en "Las hijas del capitán", mi última novela,

destaco algunos entornos que tienen que ver también con...

las titulaciones y los estudios filológicos que nos ocupan,

en el sentido de que estuvieron, en cierta manera, reflejados...

en la experiencia de los españoles

que emigraron al Nueva York de las primeras décadas del siglo XX.

La medalla de la facultad al mejor expediente académico 2017/2018,

fue concedida a José Alejandro Marqués.

Para mí, la medalla de la Facultad de Filología

es un honor, en primer lugar,

y supone una recompensa...

al esfuerzo de sacar un título de Grado en la UNED,

Estudios Ingleses: Lengua, Literatura y Cultura,

que no es fácil.

También se homenajeó a las profesoras

que se jubilaron en el curso 2017/2018:

Ángeles Estévez, Antonia Sagredo y Margarita Goded.

El homenaje que me hace hoy mi facultad, es para mí muy importante,

porque es el colofón de muchos años aquí, he estado muy a gusto,

he impartido las clases que a mí me gustaban, Lengua Española,

y he tenido el apoyo de todo el departamento.

Para mí es un honor estar hoy...

aquí, delante de mi decano y de mis compañeros.

La novedad de este año consistió...

en el fallo del 1 Premio de Investigación Filológica,

José Romera Castillo,

que recayó en Mirta Fernández dos Santos,

y el 1 Premio de Poesía de la Facultad de Filología.

Para mí recibir el 1 premio de Poesía de la Facultad de Filología,

supone salir del anonimato completo y absoluto,

en el que he vivido hasta ahora,

supone conectar, a través de mi poesía,

con personas que lo han leído y que se han sentido reconocidas o que...

no sé si decir que les ha gustado, pero...

por lo menos, ha habido una conexión,

esto es lo que más me emociona y por lo que más contenta estoy.

El acto finalizó

con todos los asistentes cantando el himno Gaudeamos Igitur.

Piranesi creó un mundo de edificios y ruinas grandiosas

y de cárceles como pesadillas.

Giovanni Battista Piranesi vivió en pleno siglo XVIII.

Sus primeros veinte años en Venecia fueron de formación.

El estudio de las formas arquitectónicas

y de la restauración,

que aprendería con el arquitecto Scalfarotto,

le llevaron a un interés muy temprano por las estructuras.

Tanto Scalfarotto como Matteo Lucchesi,

el primer arquitecto con quien se formó, fueron también ingenieros,

y el gusto por el edificio como máquina,

en la que el esqueleto se muestra,

aunque las luces y sombras lo hagan amable o amenazador,

es algo presente en muchos grabados de Piranesi.

A Roma "reina de las ciudades", llegó en 1740,

aunque no se instaló definitivamente en ella hasta 1747.

No renunció, sin embargo, a sus orígenes y a su formación,

porque se autodenominó "arquitecto veneciano"

en alguna de sus obras más famosas,

y la huella de Canaletto y de Tiépolo

se rastrea con facilidad en sus grabados.

Llegó a la ciudad

con la pequeña corte del embajador de Venecia ante la Santa sede,

y este fue el preludio de una carrera de reconocimientos,

por un público mucho más exquisito y pudiente,

que buscaba sus grabados como recuerdo de esa Roma

cuyas ruinas revivían en cada plancha.

Vendió directamente sus grabados,

que pronto fue recopilando en volúmenes,

actualizados en cada edición con nuevas planchas.

Incluso hizo catálogos parciales de sus publicaciones,

hasta que en 1792 sus hijos elaboraron un catálogo completo.

Cuando publicó en 1761 la segunda edición de las Cárceles,

se indicaba que los ejemplares podían comprarse en su taller:

"a Strada Felice, vicino alla Trinità de Monti".

Este taller, en el que también exponía antigüedades,

estuvo en lo que hoy es la Vía Sistina en el corazón de Roma,

y siguió funcionando a su muerte.

Más tarde, su hijo Francesco,

lo trasladaría a París, por circunstancias políticas,

utilizando una y otra vez las planchas de cobre grabadas

por Giovanni Battista Piranesi.

Participó en debates que hoy nos parecen apasionantes,

por formar parte de la historia de la historia del arte.

Piranesi fue defensor del arte romano, heredero del etrusco,

frente a los que defendían el origen griego del arte romano,

y por tanto, su supremacía.

En el marco de ese debate

y enfrentado al gran arqueólogo neoclásico Winckelmann,

entendemos algunas de sus mejores publicaciones,

en las que su admiración por la ingeniería hidráulica romana

es tan solo una parte de la exaltación de Roma

como la gran dominadora de la técnica.

En un siglo de asombrosos descubrimientos arqueológicos,

Piranesi teorizó sobre ellos con sus imágenes y sus escritos.

Incluso sus cárceles, que preludian arrebatos románticos,

y consideradas tantas veces producto puro de la invención

o de la introspección personal,

podrían tener relación

con su interés arqueológico por la antigüedad,

ya que se han relacionado con la antigua cárcel Mamertina,

por sus puentes y escaleras,

pero también con la admiración por el derecho y la justicia romanos.

Es una visión que él mismo asimila en los "caprichos",

tan de moda en la época,

que buscaban la experimentación y el virtuosismo,

ya fuera en piezas musicales o en imágenes.

No dejó de incorporar a sus creaciones de decoraciones,

modelos tomados del arte griego,

pero, sobre todo, del egipcio, etrusco y romano,

todo lo cual acabará influyendo

en las decoraciones de fines del XVIII y el XIX,

con una gran repercusión en Inglaterra

a través de su amigo el arquitecto Robert Adam,

así como en la Francia napoleónica.

Piranesi poseyó una extraordinaria sensibilidad

para la creación de escenografías.

Representa, con frecuencia, edificios vistos en diagonal,

como tantas veces sucede cuando entramos en una plaza barroca,

en las que fachadas y volúmenes son así magnificados.

El conocimiento de la obra del arquitecto Juvarra,

maestro también en escenografías,

le permitiría atreverse a tratar como escenarios sus cárceles,

con grandes vacíos espaciales.

Otros grandes arquitectos de la época

se pueden relacionar con su tratamiento de estas imágenes,

como son Vanvitelli o los Bibiena,

así como los Caprichos de Tiépolo,

aguafuertes que Piranesi conocería en alguno de sus viajes a Venecia.

Estas cárceles, redescubiertas por los románticos,

que encontraron en ellas

la expresión de conflictos y tensiones del alma humana,

no parece que tuvieran mucho éxito en su tiempo,

sobre todo, si lo comparamos con el que tuvieron sus vistas de Roma.

Sin embargo, todavía hoy, esos juegos brutales de luces y sombras,

de espacios fragmentados, resultan fascinantes,

enigmas a resolver desde nuestra subjetividad,

porque hay grabados de Piranesi

que exigen imperativamente la complicidad de un espectador activo,

no un mero receptor,

como sucede con esas cárceles de

"arquitecturas imposibles y misteriosas"

en palabras de Baudelaire.

Su conocimiento de la arquitectura,

con su base de geometría y perspectiva,

de lo que tantos tratados produjo la época moderna,

se muestra en sus composiciones,

pero la razón científica parece disolverse, a veces,

en visiones de pesadilla,

un mundo irracional que, sin embargo,

ha sido construido desde la técnica y la ciencia.

Fue un extraordinario grabador,

con una técnica tan buena como la de Giuseppe Vasi,

del que aprendió mucho sobre la técnica del aguafuerte,

pero también de la pasión por la antigüedad romana.

Piranesi fue experimentando con la mordida del ácido,

y cada vez fue utilizando más tinta en las líneas del grabado,

logrando tales matices de negros y zonas de luz

que nada extraña la fascinación de los viajeros del Grand Tour

por sus grabados.

Hacía rápidos bocetos de lo que veía,

e incluso medía las distancias, para,

a partir de ello, grabar las planchas de cobre,

en las que gracias a su memoria visual

era capaz de reproducir multitud de detalles

que nunca encontraremos en los bocetos,

pero también de modificar los espacios

para engrandecer aquello que su mirada quería inmortalizar.

El hecho de introducir a veces anécdotas,

con personajes que, como en las vedute,

reclaman atención sobre la vista urbana,

los hacía más próximos, más cercanos a los visitantes,

que antes de comprarlos habían paseado también esa Roma antigua,

pensemos en Goethe paseando Roma,

como los personajes que aparecían allí representados.

El monumento es el protagonista,

que se ofrece a los ojos de los compradores como algo comprensible,

como lo era para los viandantes,

todos ellos empequeñecidos

ante la monumentalidad de lo representado.

Pepe sentía un poco de frío aunque iba con un buen abrigo.

Al estar de pie y prácticamente parado,

el aire se hacía notar.

Habían pasado ya varios meses desde que falleció su padre

pero él no tenía intención

de quitarse la cinta que rodeaba su brazo.

Mucho menos aquella fecha.

En apenas diez días su padre, Alicio, hubiera cumplido años.

Alicio había venido al mundo

un invierno frío en un pequeño pueblo de la provincia de Burgos.

A León había llegado...

tras aprobar la oposición de auxiliar de Hacienda.

Vino con Encarna, su mujer,

que había nacido en una corrala de Madrid.

Allí se habían conocido y era su idea regresar.

León era, entrecomillas, provisional.

Aunque al final no fue así.

Vivieron siempre en León.

Allí nacieron Pepe y sus dos hermanos, Alicio y Pío.

En aquella casa, les pilló la guerra y la postguerra.

El hambre y la cárcel.

"Parte oficial de guerra del cuartel general del Generalísimo,

correspondiente al día de hoy, primero de abril de 1939.

Tercer año triunfal.

En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército rojo..."

Pepe todavía recordaba la euforia en la radio al acabar la guerra.

"La guerra ha terminado. Burgos, primero de abril de 1939."

Y los coloridos desfiles de la unidad de moros,

con su paso de la oca,

con los que disfrutaban tanto su mellizo y él.

La euforia de los vencedores.

Y la euforia propia, derivada del desconocimiento,

con la que repetían los cánticos...

que oían por la calle a los otros niños.

sin que sus padres, con buen criterio,

les dijeran lo que verdaderamente pensaban y estaban padeciendo.

Todavía pasaría un tiempo

hasta poder ir dándose cuenta de las cosas.

Años después, Pepe renunciaría a hacer la mili como universitario,

sin duda, un privilegio por aquel entonces,

siendo destinado, como antes lo estuvo su padre, a Ceuta.

Allí en África, Alicio, su padre, había estado en transmisiones.

Fue de las pocas cosas que le contó de aquella primera Guerra.

Tuvo que enterarse, ya muerto su padre,

de más detalles de todo aquello

mientras ordenaba su antigua habitación.

Una vieja caja de cartón custodiaba su expediente militar,

documentos de sus procesos y algunas fotos.

Aunque lo cierto es que allí no encontró mucho...

de cuando estuvo preso al acabar la Guerra,

"nuestra Guerra" como decía él, con tristeza, en San Marcos.

Sí su expediente militar y el dato, que desconocía completamente,

de que participó en el Desembarco de Alhucemas,

siendo condecorado y promovido a cabo.

Aquella medalla aún continuaba intacta.

Por las resoluciones judiciales

del Tribunal Especial para la Represión

de la Masonería y el Comunismo,

y las diligencias del Comisario Jefe de la Brigada Social,

pudo saber que estuvo afiliado al Partido Republicano,

organizado antes de la proclamación de la República.

Y luego, ya en República,

que también lo estuvo en Izquierda Republicana

y más tarde en el Partido Radical Socialista.

Como ponía de forma fría en el expediente:

"...por estos hechos estuvo detenido al iniciarse el Movimiento".

Allí constaba igualmente,

a modo de ofensa, irreparable y casi pecado capital,

que era "Republicano, de ideas francamente izquierdistas

y entusiasta de Azaña y su funesta política".

Hasta sus señas estaban allí reflejadas:

"pelo negro, cejas negras, ojos negros, nariz larga,

barba poblada, boca regular, color moreno, frente espaciosa,

aire bueno y producción buena".

En aquel entonces,

la Ley de represión de la masonería y el comunismo,

castigaba tales delitos con pena de reclusión menor.

Y, antes de esa,

le fue aplicada la Ley de responsabilidades políticas.

A San Marcos, donde pasó tiempo confinado,

le llevaba su madre la comida en una cesta de mimbre: Leche y pan.

Y algo de chorizo cuando se podía.

Ni a Pepe ni a su mellizo, Alicio, les dejaban entrar.

Quizá por eso,

ellos dos se libraron de esa enfermedad de la tristeza

que agarró como un vampiro desde entonces a su madre,

por la pena de aquellos años de juventud con el hombre preso.

Cuando salió su padre de la cárcel libre,

"libre", entre comillas,

lloró amargamente porque ni Pepe ni Alicio le reconocieron.

Pío, su hermano pequeño, todavía no había nacido.

Al final no había sido mucho tiempo,

pero lo suficiente como para que a un niño se le desdibujara la cara.

Aquello debió ser como una nueva condena, si cabe más terrible.

Salió de la cárcel, pero perdió el empleo en Hacienda.

También recordaba que la suerte de su padre...

cambió completamente al entrar en el negocio del carbón,

que en los años de la postguerra se vendía como rosquillas.

Pero lo cierto es que trataron de perjudicarle muchas veces,

porque se veía mal que un rojo, que un depurado,

pudiera llegar a ganar buen dinero.

Gracias a aquel cambio de fortuna Pepe y sus hermanos consiguieron ir,

otro lujo en esos años, a la Universidad,

aunque examinándose "por libre" en Oviedo.

Mucho tiempo después el padre de Pepe descubrió lo que era viajar

y hasta llegó a dar dos vueltas al mundo.

Pasado el tiempo y como todo pasa, salvo la muerte,

el parte que se estaba esperando desde hace tiempo... paró España.

"Os pido que perseveréis en la unidad y en la paz..."

Lo dio el mismo Presidente, uno de los del "bunker",

Carlos Arias Navarro,

que también fue Gobernador Civil de León

y cuya firma figuraba, de hecho,

en uno de los papeles del expediente del padre de Pepe.

"Españoles... Franco... ha muerto."

El padre de Pepe apenas se inmutó al conocer la noticia.

O al menos eso le pareció a Pepe,

que estaba junto a él en el comedor de la casa.

Sólo acertó a decir, sin animosidad alguna, un lacónico:

"Parece mentira que se haya muerto este hombre".

"Arriba España"

"Viva España"

Habían pasado ya tres años de aquello

y todavía esa frase resonaba en la cabeza de Pepe:

"Parece mentira que se haya muerto este hombre".

La cola era larga,

pero nada que ver con las sufrió su padre en Ceuta

esperando la fila del rancho,

o preso en San Marcos, para casi cualquier cosa.

Era miércoles y el calendario marcaba el 6 de diciembre.

"¿Aprueba el Proyecto de Constitución?".

"Sí, coño, sí..."

Y, por fin, los aires de libertad

comenzaron a ventilar los tinajones

de nuestra vieja España invertebrada.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 07/06/19

UNED - 07/06/19

07 jun 2019

1.- Uso y abuso de móviles, redes sociales y videojuegos.
2.- Noticias. Presentación de los XXX Cursos de Verano de la UNED.
3.- Noticias. Acto Académico de la Facultad de Filología de la UNED. 2019.
4.- Los espacios de Piranesi.
5.- Parece mentira.

ver más sobre "UNED - 07/06/19" ver menos sobre "UNED - 07/06/19"
Programas completos (681)
Clips

Los últimos 2.368 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios