UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4453938
Para todos los públicos UNED - 02/02/18 - ver ahora
Transcripción completa

Hubo un tiempo en el que el consumo de plantas silvestres comestibles

era habitual en el mundo rural,

incluso todavía hoy quedan personas que las recolectan.

No podemos olvidar que la especie humana aparece hace 150 mil años

y la agricultura tan solo tiene 10 mil años de antigüedad.

Pero la recolección de plantas

nunca se fue de nuestras vidas hasta hace muy poco

y de esto nuestros abuelos y bisabuelos,

los que vivían en el campo, sabían mucho.

En este segundo capítulo viajamos hasta Valdemanco,

una localidad de 900 habitantes de la Sierra Norte de Madrid

situada a 64 km de la capital.

Allí, Teófila Díaz García,

vecina del pueblo y experta recolectora,

nos hablará de algunas de las plantas

que podemos encontrar por la zona.

Estamos en Valdemanco.

Estos son los lupios...

que se crían aquí, en las matas, son trepadores,

por suerte algunos trepan muy altos, pero bueno...

son muy buenos para comer, muy tiernos

y tienen algunas recetas.

Aquí tengo un manojito...

y mira, ves, aquí se les puede cortar perfectamente...

que estoy al lado de donde están.

Mira, tengo un manojito.

Bueno, pues estos es que se hacen larguísimos...

entonces, hay que buscar las puntas que es lo que más tierno está,

porque lo que es duro es...

si se dobla así y no chasca, es que está duro,

pero si cortas un poco más alto, que ya está más tiernito,

pues se chasca mejor.

Y entonces, bueno, pues mira, esto antiguamente...

cuando se vivía peor de cómo se vive hoy...

pues se hacían, se ponían patatas a cocer...

y, luego ya, cuando la patata estaba cocida,

se echaban en el puchero... se echaban los espárragos,

luego se refreían unos ajitos con un poco pimentón,

cuando ya estaba todo cocidito, y era una receta.

De verdad que estaban estupendos, se comían muy bien.

Y, bueno, luego tienen la receta de que los fríes...

los fríes muy lentos, muy lentos,

y ya cuando están hechitos... con aceite, claro,

cuando están hechitos, bates los huevos y haces una tortilla.

Otra receta es... los cueces, porque estos suelen amargar un poco,

los cueces y quitas el agua, y después de quitar el agua,

los echas otra vez a la sartén, con un poco de aceite,

y haces la tortilla,

y ya el amargor ese que tienen se les ha ido.

Y están estupendos.

Bueno, esas tres recetas, más o menos, es las que tienen los lupios.

Javier Tardío, investigador del Instituto Madrileño de Investigación

y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario,

y Laura Aceituno, investigadora del Inventario Español

de los Conocimientos tradicionales relativos a la Biodiversidad,

forman parte de un grupo multidisciplinar

que estudia todo lo relativo a las plantas silvestres comestibles.

En su metodología, es parte esencial el trabajo de campo,

las entrevistas a personas de distintos pueblos

que mantienen viva la tradición de recolectar

y todavía saben qué plantas son las que se pueden comer, cuáles no,

las formas de cocinarlas

y el momento más adecuado para salir a buscarlas.

Mira esta... esta es una mata de espárragos de nuez.

¡Cogemos!

-Mira, estos hay que quitarlos los hilos...

-¡Ah!, se le quitan... -A estos se le quitan los hilos...

estos hilos...

y si se les coge así tiernecitos no hay que quitarles la hoja,

si se les coge más largos hay que quitar, por ejemplo...

le cortas por aquí que está ya más duro y tiene la hoja más larga,

pues esta se la quitaríamos... le cortamos por aquí más arriba...

le quitamos los hilos...

y, entonces, esto ya se aprovecha.

Para hacer las tortillas, igual que los otros, pero estos no amargan.

Estos no amargan.

Pero hacerse... se hacen igual que los otros en todo.

Cocerlos no merece la pena y tirarlos el agua,

porque no amargan, simplemente freírlos...

o si es con patatas, va así en puchero con patata cocida,

pues... cuando la patata ya está más bien cocida, tarda muy poco,

se los echa y, luego, un poquito de aceite refrito con unos ajitos...

o hay quién también les echaba manteca de cerdo...

y ya estaba condimentado el puchero.

Y así se gastaban antes y de esta otra manera se gastan ahora.

-¿Pero cuáles gustaban más... estos o esos?

-Gustan todos, pero estos no amargan.

O sea, que aquí comestibles y cogerlos la gente...

cuando va a espárragos coge... el de nuez y el de lupio.

Lo que pasa que... bueno,

que unos tienen una manera de hacerse y otros otra.

Y si los pones juntos, pues amargan menos,

porque estos ya les quitan más amargura a esos.

Podríamos decir que en la mayoría de los casos,

la mayoría de las especies se han dejado de recolectar y de consumir.

Sólo se mantiene con algunas pocas especies que,

probablemente, sean aquellas que tengan un mayor interés gastronómico,

como es el caso de los espárragos trigueros, los cardillos, collejas...

y algunas otras especies más, dependiendo de las regiones.

Pero hemos visto también, hemos realizado estudios...

que, incluso, en esas especies más emblemáticas,

que todavía se mantiene,

ha disminuido bastante, sobre un 50% o incluso más,

la recolección en estos últimos años,

de la que se hacía hace 30, 40 o 50 años.

Aquí, en la Sierra Norte, que es una comarca del norte de Madrid,

es donde realicé mi tesis doctoral sobre Etnobotánica y Agroecología,

que la dirigieron Javier Tardió y Manuel Pardo.

Y, bueno, recogimos...

haciendo entrevistas a las personas mayores como Teófila,

todos los saberes tradicionales sobre los usos de las plantas,

tanto plantas silvestres como cultivadas.

Y una parte muy importante de las plantas silvestres comestibles,

de las cuales hay mucha riqueza en esta zona.

Como agradece Laura Aceituno, en su tesis doctoral,

disponible en Internet:

"Este trabajo es un homenaje a los abuelos y abuelas serranas".

"Me abrieron las puertas de sus casas y sus huertos,

y al amor de la lumbre o bajo la sombra de un árbol,

me iban contando su forma de relacionarse con las plantas

y de trabajar el campo".

Todas estas plantas silvestres que se pueden recolectar y comer,

cuando más disponibles están es ahora en primavera,

y justo en esta época, aquí en las zonas mediterráneas,

los huertos están...

han arrancado las últimas berzas, las coles, los nabos...

y no queda nada en el huerto,

y también la despensa, después de todo el invierno,

estaba más vacía, entonces, justo...

es una época en la que hacía falta coger verdura del campo.

Había la judía, la acelga, la zanahoria, el repollo...

en fin, toda esa clase de verdura, lombarda...

y toda esa clase de verdura se cultivan y es lo que más se usa.

Del campo, el cardillo, los espárragos...

Y, bueno, pues todas estas plantas...

por ejemplo, aquí tenemos las corujas... o los berros,

son plantas muy valoradas,

son plantas que se comían todos los años,

aún ahora, que no hay necesidad,

la gente las sigue cogiendo porque les parecen muy sabrosas.

Luego había otras plantas que se consumían solo en épocas de escasez,

cuando había hambrunas, como fue el caso de la posguerra...

como las bellotas o las manzanas silvestres,

y que ahora ya nadie las consume.

Y luego había plantas...

que se comían para matar el hambre y la sed cuando estaban por el campo

haciendo tareas agrícolas o con el ganado,

y también solían comer los niños como golosinas,

porque estaban siempre en el campo.

Como, por ejemplo, el junco churrero... que aquí tenemos,

que en esta parte de abajo, blanca, si la masticas...

le sacas el dulce, y con esto se mataba la sed

y el gusanillo de hambre cuando se estaba mucho rato por el campo.

Estos son los berros.

Esta planta es muy buena en ensalada... con tomate,

y tiene propiedades, es diurético.

Y la otra, esta es la coruja, aquí la llamamos... tiene tres nombres,

tiene coruja, perifollo, pamplina...

en fin, por aquí el nombre que más la damos es "la coruja".

Esta se come en ensalada, también, como el berro,

se la echan unos ajitos y está estupendamente.

Aquí son las ensaladas que más comemos.

Las plantas que viven...

en lugares encharcados y dentro del agua, como las corujas,

hay que tener cuidado que las aguas sean limpias

y que no estén contaminadas,

o sitios donde vaya a beber el ganado,

porque puede haber contaminación de...

por ejemplo, la planaria... de las ovejas, la fasciola hepática,

y se pueden coger parásitos.

Entonces, todas estas cosas,

para recolectar plantas silvestres comestibles,

hay que tenerlas en cuenta.

A mí me han salido los dientes en el campo.

Así que conozco las plantas desde que nací,

porque yo iba al campo... con ovejas,

porque teníamos ovejas que aquí era de lo que la gente vivíamos,

vacas, ovejas, cabras y todo eso.

Entonces, como estábamos en el campo,

sabíamos lo que eran las corujas,

porque nuestros padres nos lo decían, claro,

y se usaban en casa,

y de ahí ya sé lo que son las corujas, los berros...

y muchísimas plantas,

que tienen muchas propiedades...

de hecho, hicimos un libro y están ahí.

La recolección que, además, suponemos que ha sido

de las primeras formas humanas de abastecerse,

se refiere muy concretamente a la recogida de plantas,

es decir, plantas no cultivadas, se supone, plantas silvestres.

Pero, desde el Neolítico, es decir, después del surgimiento

de las técnicas de siembra y recolección de las plantas,

se continuó claramente aprovechando, dijéramos,

todo el entorno en el que han vivido los pueblos.

Y de una manera complementaria, en particular para plantas

que tenían, a la vez, un uso comestible e higiénico,

y también médico, vamos a decirlo así,

esta práctica ha ido continuando a lo largo del tiempo.

Mira, yo, por ejemplo, en mi casa,

tengo dos nietas, una con 20 y otra con 15,

y ya conocen las corujas y los berros

porque, claro, lo usamos en casa y ya saben lo que son,

porque si no ellas no lo sabrían de nada.

Y lo demás pues igual, porque en casa se está gastando,

se está trabajando en la cocina y lo van aprendiendo.

Pero hay algo más en todo esto.

No se trata sólo de recolectar comida del campo y comerla.

Existe una dimensión más profunda que trasciende a la Ciencia.

Como afirman los autores del libro "Alimentos Silvestres de Madrid"

hay algo ancestral en esta práctica

que nos hace sentir de nuevo parte de la Naturaleza misma.

Aún, desde el siglo XIX,

es decir, desde la Revolución Industrial, el campo siguió siendo,

en particular desde las perspectivas higienísticas,

siguió siendo no sólo un lugar de esparcimiento,

sino también un lugar de abastecimiento

de ese conjunto de plantas tradicionales

que proporcionaba un doble efecto.

Por un lado, efectivamente,

los beneficios que se sacan de su ingestión,

para distintos tipos de enfermedades o de patologías,

pero también, propiamente,

como un ocio reparador de lo que era la vida urbana.

Este aspecto del ocio... del ocio sano, del ocio higienizado,

aún continúa, y es muy importante.

Es decir, a veces, el hecho de ir a buscar las plantas

no es sólo el recogerlas, sino el tiempo destinado a ellas...

diríamos, de huida del ruido y de la contaminación urbana.

Para esto habría que ir a nuestros antecesores.

Realmente, los humanos, nuestros antecesores,

eran recolectores... cazadores-recolectores.

Entonces, ese gusto por la recolección de plantas,

yo creo que ha perdurado y lo tenemos en los genes.

Ir ahora... en contacto con la naturaleza,

a recoger plantas que, luego, nos sirven para comer,

en primer lugar es una satisfacción,

hay que tener un conocimiento, como hemos dicho anteriormente,

hay que saber de campo...

la gente de campo sabe, conoce su ambiente y disfruta,

y los urbanitas que vivimos en las ciudades

y que, luego, vamos al campo, también disfrutamos,

conociendo las plantas y recolectando las plantas.

El campo es como un gran jardín.

El jardín es la naturaleza domesticada, pues...

el campo es sin domesticar, y ahí se disfruta,

aparte que se hace ejercicio físico, se toma el aire,

se memorizan las plantas

y la forma de las plantas que tenemos que recolectar.

Es un ejercicio muy saludable

y nos pone en contacto con la naturaleza,

de la que no podemos prescindir de ninguna manera,

aunque parece que sea un tópico actual

que vamos a poder sobrevivir nada más en ciudad,

tenemos que estar en contacto con la naturaleza,

y sí alguna vez no hay naturaleza,

el hombre desaparecerá, como es lógico.

Las plantas silvestres comestibles,

que han sido consideradas muchas veces como "malas hierbas",

tienen hoy mucho que aportar.

Nuestras casas están hechas de historias,

un día en casa es un día que contar.

Estas historias de la vida cotidiana,

de la experiencia contemporánea del habitar,

describen sutilmente distintas formas de intimidad.

Son estas cuestiones, entre otras,

lo que ha llevado al equipo de investigación

del grupo de cultura urbana de la UNED a realizar una etnografía

sobre la manera de estar en casa, de habitar un espacio,

de hacerse a uno mismo y construir una historia sobre la propia vida.

-Cómo estudiar la vida cotidiana, cómo estudiar algo

de lo que todos somos expertos.

Cada uno es experto en su propia casa, en las prácticas de su cocina,

en cómo llevar sus asuntos, hay un conocimiento, un saber,

una experiencia que es lo que realmente nos interesaba estudiar,

nosotros no nos queremos meter en la casa de nadie

o trabajar sobre cocinas o sobre objetos sin más,

sino más bien sobre los saberes, las prácticas y las poéticas

que la gente despliega en torno a esas cosas que hacemos todos.

En cierto modo, parte de la dificultad metodológica aquí es...

estudiar algo sobre lo que todos sabemos, todos somos expertos,

pero no fácilmente lo podemos comunicar.

Había una segunda dificultad y es cómo entras en la casa de alguien,

cómo entrar en la vida cotidiana en la cotidianidad sin destruirla,

sin convertirse en el gran hermano,

sin irrumpir en esas cosas que son las que queríamos ver,

de las que queríamos saber: el baño de los niños,

las rutinas de la compra,

las negociaciones en la pareja sobre lo que se compra o no,

sobre lo que es bonito, sobre lo que es feo...

La participación activa en talleres sobre lo cotidiano,

sobre cómo sentirse en casa, sobre la convivencia, la música,

los álbumes de fotos, el reparto de las faenas caseras,

los objetos predilectos...

dio como resultado el largometraje documental

“El orden que habito. Una sinfonía de interiores”

codirigida por los antropólogos de la UNED Paco Cruces y Jorge Moreno.

-Aparte como que refleja otras partes del cuarto,

de repente estás acá y estoy mirando allá también.

-Cuando uno filma, cuando uno introduce la cámara

en los espacios íntimos, en los espacios de domésticos,

necesita tiempo para que la gente se adapte.

No es solamente realizar el documental en una sesión.

Nos las hemos tenido que ingeniar para crear un vínculo afectivo

con la gente en poco tiempo.

Lo que solemos hacer es... Paco organiza unos talleres

donde plantea algunos temas

y en esos temas salen algunas de las cuestiones

que aparecerán en el documental.

-Los relatos que recogíamos, las experiencias,

que es lo que nos interesaba del interior eran tan ricas,

y, sobre todo, estaban tan bien contadas

por los propios protagonistas, que quisimos hacer una película.

Algunos de los participantes en los talleres

en las tres ciudades donde los hemos hecho,

les propusimos... después del taller

que contaran algo de esto en su propio espacio,

en su propio domicilio, como estamos aquí ahora haciendo.

-El documental se llama:

“El orden que habito. Una sinfonía urbana de interiores”.

Este subtítulo está haciendo referencia

a cómo se ha construido cinematográficamente la ciudad,

generalmente se construye con la mirada puesta en el exterior,

en cierta agitación, en el movimiento, en las calles.

Nosotros hemos querido retratar la ciudad desde el interior,

desde las pequeñas historias de las familias que hemos entrevistado

a partir de los relatos nimios sobre su acontecer cotidiano.

La película se presentó el pasado mes de enero

en la sede del Ayuntamiento de Madrid.

Al estreno acudiron diferentes autoridades,

municipales y académicas,

entre otros, el rector de la UNED, Alejandro Tiana.

El largometraje recoge el habitar contemporáneo en tres ciudades:

Madrid, Ciudad de México y Montevideo.

Una veintena de voces comparten sus historias

sobre los espacios que habitan, sobre los objetos que aman,

sobre lo que heredan, sobre mudanzas,

sobre su propio universo.

Las historias sobre intimidades que contamos en el documental

son historias que tenemos todo el mundo.

Historias sobre la memoria de un pasado, sobre la danza de las cosas,

cómo las cosas nos interpelan o nos mueven dentro del espacio doméstico,

son historias sobre qué supone vivir solo,

cómo irrumpen los niños en la vida doméstica, etc., etc.

Nuestra intención en ese sentido es rescatar esas narraciones

y construir cinematográficamente, con un lenguaje poético,

de alguna manera intentar transmitir cinematográficamente

lo que ya nos están contando en un relato.

Con la película participamos en el descubrimiento de un orden cotidiano,

orden que no viene dado de antemano,

sino un orden propio que trata de conjugar la reproducción

de lo heredado y la invención de sí.

Para la mayoría el orden propio emerge por la fuerza de los hechos,

de experiencias y rutinas.

Este orden se rompe y se recompone,

se crea y se reinventa, se desgasta y se rehace.

En Edo, el actual Tokio, a principios del siglo XVIII,

un grupo de samuráis quedó sin su señor feudal

al ser este condenado al ritual de suicidio, o "seppuku" en japonés.

Estos samuráis pasaron a ser conocidos como "ronin",

por carecer de amo.

47 de ellos decidieron vengarse

y asaltaron la casa del alto funcionario

por el que habían condenado a su señor.

Lo mataron, llevaron su cabeza al templo Sengaku,

donde estaba enterrado su señor, y se entregaron a las autoridades,

que los sentenciaron a cometer también "seppuku".

Esa historia real

se convirtió en un hecho muy popular en el Japón de la época.

Hoy la podemos ver en la Biblioteca Central de la UNED, en Madrid,

donde una exposición recoge numerosos grabados

en los que se representan los hechos sucedidos

y la posterior obra de teatro kabuki,

dedicada a la historia de los 47 Ronin, llamada "Chushingura".

La tradición de esta representación en grabados

es muy antigua, desde finales del XVIII.

Ya, a partir de Hokusai, hay esas representaciones.

Y estas mismas representaciones, una por cada acto,

fueron copiadas, posteriormente, por muchos artistas,

a lo largo de todo el siglo XIX.

Aquí se puede ver una serie completa de Kunisada III,

pero también se puede ver obras de artistas importantes

como son Hokusai, o también de un alumno de Utamaro,

o de Toyokuni I, de Kunisada II, de los artistas más importantes.

Se puede ver en la temática que, muchas veces,

unos artistas a otros se copian.

Normalmente estos grabados tenían un adorno alrededor,

que se llamaba "dientes de perro", que son formados por triángulos,

y hacían una especie de adorno alrededor del cuadro

para representar los marcos de los cuadros occidentales.

Estos grabados, llamados ukiyo-e,

se utilizaron en un principio como ilustración,

pero su admiración y destreza artística

los convirtieron en obra de arte deseada.

Y en todos estos grabados se repetían una serie de elementos.

Normalmente siempre aparece el nombre del artista,

que está representado con su firma y, normalmente, con su sello.

Aparece también el nombre del editor,

el editor en los grabados de ukiyo-e es muy importante,

porque era un trabajo editorial

el que encargaba a los artistas hacerlos,

aparece el nombre del editor.

Y, después, aparece, en leyendas, en las cuales aparecen esas leyendas,

aparece normalmente la serie.

Por ejemplo, en estas series sobre los 47 Ronin,

aparece o el nombre del "ronin",

o aparece, cuando es respecto a la obra de teatro de kabuki,

el acto del teatro de kabuki,

y, después, aparecen a veces unas pequeñas leyendas

donde describen el acto que están representando.

La exposición la hemos diseñado

siguiendo un hilo argumental en el que, por una parte,

nos encontramos con diferentes escenas de la obra teatral

y, por otra parte, son grabados individuales

de cada uno de los 47 Ronin.

Además, podemos contemplar, en la misma exposición,

una selección de obras bibliográficas sobre este tema

y, yo creo, que se va a enriquecer esta exposición con...

una serie de visitas guiadas que nos va a realizar el propio profesor.

Por último, resaltar, que la exposición ha sido elegida

para formar parte de los eventos que tendrán lugar como consecuencia

de la conmemoración de los 150 años

del comienzo de las relaciones diplomáticas entre Japón y España.

La UNED, tiene una participación activa

en este aniversario entre Japón y España.

Y para empezar, esta colección,

que se puede visitar en el hall de la biblioteca Central de la UNED

hasta el 22 de febrero.

El número 39 de la revista Teoría y Realidad Constitucional,

monográfico dedicado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea

como actor de constitucionalidad,

ha contado con la colaboración de una treintena de profesores,

grandes especialistas en la materia,

trabajos de autores españoles y extranjeros:

alemanes, franceses y austriacos.

Andreas Vosskuhle, por ejemplo,

presidente del Tribunal Constitucional Federal Alemán;

Mattias Wendel, de la Universidad de Friburgo;

Franz Merli, de la Universidad de Viena;

o Vlad Constantinesco, de la Universidad de Estrasburgo.

Estudios, notas y también recensiones

y un repertorio bibliográfico,

para el que se contó con la ayuda del Servicio

de la Biblioteca del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Entre los autores españoles:

Pedro Cruz Villalón, presidente emérito del Tribunal Constitucional,

antiguo abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión;

Luis López Guerra,

que fue vicepresidente del Tribunal Constitucional

y, actualmente, juez del Tribunal Europeo de Derechos Humanos;

Encarnación Roca,

actual vicepresidenta del Tribunal Constitucional;

Ramón Punset, Marc Carrilo,

Luis Jimena Quesada, Ana Carmona Contreras,

Juan Fernando López Aguilar, Artemi Rallo,

Juan Ignacio Ugartemendía, Miguel Azpitarte,

Antonio López Castillo, Beatriz Tomás,

Miryam Rodríguez Izquierdo, Susana García Couso,

Federico Montalvo, Javier Donaire y Ciro Milione.

Más, junto a los estudios y las notas, por supuesto,

como todos los números, una encuesta, articulada sobre siete cuestiones,

que fue contestada por los profesores.

-Bueno, es indudable, que es una de las dos mejores publicaciones

en Derecho Constitucional, sin ninguna duda, en el derecho español.

Es un proyecto que nació ya hace algunos años,

es una revista semestral,

y el volumen y la calidad de los artículos es muy destacable.

Hay números monográficos, como el que nos ocupa en esta ocasión,

y otros que no tienen tal carácter,

pero todos ellos cumplen unas exigencias de calidad muy notables.

-Estos números monográficos, como este que hoy se presenta,

consigue poner sobre la mesa un estado de la cuestión

que raramente se puede encontrar, es decir,

no sólo ha conseguido un espacio

entre las otras revistas de la especialidad en España,

sino que yo creo que es una revista de referencia,

creo que podría decirse que se ha impuesto de una manera evidente.

-Yo creo que este número monográfico es... importante

o, al menos, estamos muy orgullosos de haberlo impulsado.

En estos momentos constituye la pieza bibliográfica,

en lengua castellana, más notable y significativa que se ha publicado

sobre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Es un número con la contribución

de 28 catedráticos de Derecho Constitucional

y de algunos profesores de otra condición.

-Como se apunta en la presentación de dicha encuesta,

las relaciones entre el Derecho Nacional Estatal

y el Derecho de la Unión Europea,

se han convertido en uno de los temas clásicos

de la doctrina constitucional,

y el nivel de integración alcanzado por la actual Unión Europea,

ha movido a ello.

De hecho, hemos dedicado números anteriores de la revista,

concretamente el 15, 31 y 32,

a los avances del proceso de integración.

Bajo la rúbrica "La integración política de Europa",

se diseñaron dos de los últimos apuntados.

Dedicándose el primero de ellos al malogrado tratado

por el que se establecía una Constitución para Europa.

Después de estos tres números,

se analiza ahora al Tribunal de Justicia

como motor, no sólo de la integración,

sino de la integración constitucional de Europa.

En el marco del nuevo escenario constitucional europeo

contamos con una especie de triangulo judicial,

donde se enmarcan los Tribunales Constitucionales Nacionales,

el Tribunal Europeo de Derechos Humanos,

al que dedicaremos un monográfico próximamente, con el número 42,

y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea,

objeto de este monográfico,

el número 39 de la revista Teoría y Realidad Constitucional.

-Realmente es un número

que marca un hito del compromiso de los constitucionalistas españoles

con un tribunal que dice la última palabra

sobre una serie de derechos y libertades fundamentales,

reconocidos en la Carta Europea, la que llamamos "Carta de Niza".

-En el caso del Tribunal Federal Alemán hay un ejemplo paradigmático

de esa dificultad de la relación de los Tribunales Constitucionales

con el Tribunal de Justicia de la Unión.

El Tribunal ha desarrollado todo un conjunto de conceptos,

del que ahora no vamos a hablar, naturalmente,

todo un conjunto de conceptos, a partir de los cuales se ha arrogado,

hay que decirlo así, con tota claridad,

se ha arrogado una función complementaria

en jurisdicción de control,

de manera que, a través de unos mecanismos de control

llamados de "ultra vires", de "identidad", etc., en fin,

a través de unas formulaciones técnicas de su jurisprudencia,

consigue afirmar una jurisprudencia de control último

para supuestos específicos, de manera que, en esa medida,

cuestiona relativamente la última palabra,

que se dice de modo impropio, pero, en fin, podríamos decirlo así,

del Tribunal de Justicia de la Unión,

y, en esa medida, también, en algún sentido...

juega un papel de guía de otros Tribunales Constitucionales,

entonces, tenemos recientemente,

o correspondiente, el Tribunal Supremo de Dinamarca,

la Corte Constitucional Italiana, empiezan a hacer cosas semejantes

dentro de su respectiva tradición dogmática.

Entonces, es un foco, digamos, especialmente intenso

de esta problemática relación general

de los Tribunales Constitucionales con el Tribunal de Justicia.

-Uno de los empeños de la Comisión Europea

es que la Unión se adhiera formalmente

al Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Yo creo que esa adhesión,

jurídicamente hablando, no es necesaria.

En mi opinión, ya la Unión Europea está sometida al Convenio,

aunque esto sea una afirmación discutible, pero yo así lo estimo.

No obstante, sería muy interesante que esa adhesión fuera formal.

¿Por qué? En primer lugar, porque transmitiría un mensaje,

una especie de símbolo,

haría visible la sumisión de la Unión a los derechos humanos,

creo que eso siempre es un mensaje positivo.

Y, en segundo lugar, porque contribuiría a delimitar mejor

el canon de los derechos fundamentales de la Unión Europea.

-Buena parte de los trabajos del número,

y la encuesta, principalmente,

abordan así el rol del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

como actor de la constitucionalidad, y ello especialmente en los casos...

en los que un Tribunal Constitucional Nacional

presenta una cuestión prejudicial

ante el Tribunal de Justicia de la Unión,

y las consecuencias que ello trae consigo en el orden constitucional,

tradicionalmente vinculado al Estado Nacional Soberano.

La cuestión prejudicial persigue una colaboración entre jurisdicciones

que asegure la coherencia interpretativa,

que asegure la aplicación uniforme del derecho de la Unión Europea,

y es una clara expresión del dialogo judicial.

-Pues mire, yo le diría...

que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea

tiene una muy grande responsabilidad encima.

Hay que decir que muchas cosas las ha hecho...

no bien, sino brillantemente bien.

Estoy pensando en la propia invención...

de los derechos fundamentales en el año 69,

o en la articulación de los principios de autonomía,

primacía, efecto útil...

es verdad que, en otras ocasiones, el Tribunal ha pecado, a mi juicio,

de una cierta falta de sensibilidad...

no sé si decir sensibilidad constitucional,

quizás es un término que aunque la Unión Europea no sea un...

evidentemente, no es un Estado Constitucional,

cuando hablo de "sensibilidad constitucional"

quiero decir sensibilidad en cuanto a los derechos humanos.

Yo creo que, a veces, su jurisprudencia es... prepotente,

y creo que el camino más correcto sería...

luchar por una Europa con unos mejores derechos.

Las sentencias que ha dictado, por ejemplo,

en materia de cláusulas suelo...

esas son las sentencias que al Tribunal le hace ganar puntos,

socialmente hablando.

Cuando una persona ve que en su Estado no es tutelado,

y llega a Luxemburgo, y allí es tutelado,

esto legítima el propio órgano y la propia Unión Europea.

Y esa es una línea que utiliza pocas veces.

Yo creo que el Tribunal tenía que ser un poco más... generoso,

en su actuación en esta materia de derechos.

-El Tribunal de Justicia de la Unión Europea,

a través de distintas sentencias,

ha reforzado la protección de los deudores hipotecarios

que, en el caso de España,

se veían abocados a entregar su vivienda

y perderla de forma definitiva,

aunque la cláusula en que se basara el titulo hipotecario fuera abusiva.

El Tribunal de Justicia ha acabado con eso

y le ha reconocido, a los deudores,

la posibilidad de oponerse a una cláusula abusiva

y, por lo tanto, defender mejor su vivienda.

-Bueno, hay ahí, digamos, para decirlo con toda rapidez,

una problemática que se remonta a los años 70, prácticamente,

y que tiene que ver con la singularidad de la función

que ejercen los Tribunales Constitucionales,

como supremos intérpretes de la Constitución

y como valedores del canon de constitucionalidad

en sus ordenamientos, y que en la medida en que el ordenamiento,

primero, comunitario y, ahora, el derecho de la Unión,

se ha hecho extensible, cada vez más, a otros ámbitos competenciales,

que ha ido dotándose de un parámetro escrito

de "constitucionalidad", entre comillas, diríamos,

pues en esa medida los Tribunales Constitucionales

se ven arrinconados, en alguna medida,

en el desempeño de su especifica función.

Y, al mismo tiempo, están ante la tesitura de ser, en ocasiones,

en recursos de amparo, de tutela de derechos...

con ocasión de la resolución de conflictos de competencias,

de conflictos entre órganos, etc.,

están llamados a aplicar derechos de la Unión.

Entonces, en definitiva, para resumir en dos palabras,

se trata de una relación tensa, complicada

y que está en vías de acomodación,

que sigue siendo un foco problemático

en el desenvolvimiento del derecho de la Unión.

-Especial interés ha tenido el denominado caso Melloni,

que trajo como causa un recurso de amparo

interpuesto por un ciudadano italiano, Stefano Melloni,

contra la concesión de una orden europea de detención y entrega,

para llevarle a Italia a cumplir una condena de 10 años

por quiebra fraudulenta.

Fue al hilo de este caso, cuando el Tribunal Constitucional

planteó, por primera vez,

una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia.

-Me atrevería a decir... casi de forma telegráfica,

que fue una indebida cuestión prejudicial

planteada por el Tribunal Constitucional Español,

que dio lugar a una sentencia del Tribunal de Justicia,

del Tribunal de Luxemburgo, francamente discutible,

y que, finalmente, el Tribunal Constitucional Español,

a mi juicio, estuvo a la altura,

porque vino un poco a resaltar la autonomía

de los derechos constitucionales,

los derechos fundamentales de los Estados,

frente a los estándares de la Unión Europea,

y me parece que eso es positivo.

-La población española se da cuenta

de la importancia de la jurisprudencia de este tribunal.

Este fue el tribunal que en el año 2013,

de alguna forma desborda, supera, revisa la jurisprudencia española

en materia de desahucios hipotecarios,

diciéndole a España que hay que tener en cuenta

si hay cláusulas abusivas, cuáles son las condiciones humanas

que concurren en las personas objeto del desahucio, del alzamiento...

y más recientemente, en 2016, ha sido el tribunal

que le ha marcado la directriz a la justicia española

en materia de las célebres cláusulas suelo,

como cláusulas que, de ordinario, incurren en abuso

por parte de las cajas de ahorros o de los bancos,

en el no respeto de los intereses variables.

Es un tribunal muy importante que está, realmente, protegiendo

los derechos y libertades de todos los ciudadanos de Europa

y consiguiendo que construyamos entre todos

una convivencia en la Unión Europea

a la altura de un mundo que se ha globalizado

y en que los derechos y libertades, a veces, requieren...

una lectura puesta al día de defensa de los ciudadanos europeos,

los miembros de la célebre ciudadanía europea.

Y estamos muy orgullosos

de que los constitucionalistas españoles, desinteresadamente,

hayan escrito este tocho de prácticamente 700 páginas,

de un nivel de calidad... impresionante.

Y creo que la universidad está...

para ilustrar, para aportar criterios a quienes tienen...

no tienen como profesión la de reflexionar,

la de estudiar, la de pensar,

pero los universitarios nos legitimamos por dedicarnos a eso,

y en este caso hemos proyectado esa reflexión y ese estudio

a algo que es una de las claves de la federalización progresiva

y la modernización de la vida en Europa.

En la UNED se pueden practicar varios deportes como...

taekwondo, atletismo, karate, ajedrez, esgrima, judo, baloncesto...

La UNED apoya e impulsa los valores que trasmite el deporte:

respeto, amistad, cooperación, compromiso, constancia...

El Centro Asociado de la UNED de Madrid, en su sede de Escuelas Pías,

ha sido el escenario elegido para el acto de reconocimiento

a los estudiantes de la UNED

que han destacado en actividades deportivas.

El acto, fue presidido por Alejandro Tiana, rector de la UNED,

que estuvo acompañado por Amelia Pérez Zabaleta,

directora del Campus UNED-Madrid;

Ángel de Juanas Oliva,

coordinador de deportes del Campus UNED-Madrid;

y José Ramón Cuspinera Diéguez, entrenador ACB.

También se reconoció la labor de entrenadores

e impulsores del deporte en la UNED.

Estamos todos acostumbrados a ver películas americanas

y a ver el deporte universitario.

Bueno, es maravilloso... el baloncesto, el fútbol americano...

y cómo generan sus propios equipos y demás.

En España no es tan frecuente.

Yo recuerdo, de niño, que mi padre me llevaba a ver jugar a rugby,

al equipo de la Complutense,

en aquellos campos deportivos que todavía tienen,

y era la Complutense quien jugaba.

Pero es verdad que en los últimos años,

en los últimos tiempos, eso ya no es tan frecuente.

Las universidades tienen sus equipos,

pero ya no tienen esa... extensión que tenían antes.

Y más aún, habrá gente que diga:

bueno, y la UNED, ¿qué deportes va a tener?

La UNED, una universidad a distancia, están todos a distancia.

Pues no, pues la UNED tiene deporte.

Y el Centro Asociado de Madrid tiene unos magníficos equipos de deporte,

ha creado unos equipos de baloncesto, masculino y femenino,

y, además, tenemos universitarios

que corren, que saltan, que juegan a diversas cosas,

y que ganan además campeonatos,

no es el único fin, ganar campeonatos, pero también los ganan.

Yo creo que eso quiere decir que nuestra universidad

es una universidad a todos los efectos,

es una universidad que cuida todos los aspectos

de la vida universitaria.

Y el deporte es un elemento que, aunque a algunos les parezca que no,

también está muy imbricado con los valores de la vida universitaria

y de la vida académica.

Y por eso, la UNED, estés donde estés,

también ha querido cuidar los deportes,

y muchos de nuestros centros asociados han creado sus equipos,

en distintos ámbitos,

y cultivan el deporte de sus universitarios.

Hoy, celebramos esto en el Centro Asociado de Madrid,

con un acto dedicado a valores y deporte.

Yo creo que las dos palabras reflejan muy bien

la interconexión que debe existir y el sentido que tiene...

el fomento de la actividad deportiva para una universidad.

Por eso, la verdad, es que es una satisfacción estar hoy aquí,

y quiero que estas palabras sean un ánimo

para que todos los centros asociados

sigan una senda que es muy prometedora.

El Cross del Rector ya es un clásico de la UNED.

Todos los años en el mes de enero tiene lugar en el Campus Norte,

en la Ciudad Universitaria de Madrid.

La Escuela de Ajedrez es otra de las apuestas de la UNED.

Ofrece cursos de aprendizaje a distancia,

material didáctico propio sobre el ajedrez

y promueve la participación de los alumnos en competiciones.

La UNED también participa

y organiza campeonatos universitarios, a nivel nacional,

como puede ser el de escalada y taekwondo

del año 2017 en Moralzarzal.

En esta ocasión, vamos a centrarnos en el baloncesto,

la actividad deportiva de más reciente creación en la UNED.

El Centro Asociado de Madrid ha sido clave

para poder crear los equipos masculino y femenino de baloncesto.

Nos hemos acercado hasta el Centro Deportivo Municipal Entrevías,

en la calle Ronda del Sur, número 4, de Madrid,

lugar donde entrenan ambos equipos, para verles entrenar y competir.

La ilusión, camaradería, diversión, se aprecian a simple vista.

Amelia Pérez Zabaleta, directora del Campus UNED-Madrid,

es la principal impulsora de la creación

de los dos equipos de baloncesto.

Esta iniciativa es uno de los objetivos más importantes,

aunque parezca una paradoja, del Centro Asociado de la UNED en Madrid.

Es poner al centro asociado, es poner a la UNED,

dentro del deporte universitario de la Comunidad de Madrid.

Se han creado dos equipos de baloncesto,

uno masculino y otro femenino, cuyo objetivo no es sólo el deporte,

no es sólo la promoción de otros valores que sea la enseñanza,

sino también lograr que estos estudiantes

se encuentren al mismo nivel que el resto,

y la respuesta ha sido magnífica.

Los estudiantes están contentos

y han encontrado en la UNED y en esto, un punto de encuentro.

Ángel de Juanas Oliva,

desde su puesto como coordinador de deportes del Campus UNED-Madrid,

es otra pieza clave en la creación

de los dos equipos de baloncesto de la UNED.

Este proyecto surge por la iniciativa del Campus de Madrid,

especialmente de la dirección del Centro Asociado de Madrid

y de Madrid Sur, de...

promover una actividad deportiva y de ocio saludable

entre los estudiantes del Campus.

Este proyecto tiene una gran importancia porque...

pone en comunión a todos los estudiantes,

les da la oportunidad de tener un espacio en común

a todos los estudiantes del Centro de Madrid,

y esa ha sido una verdadera apuesta porque...

hasta el momento no había una actividad

que generase esas sinergias que, de alguna manera,

pueden potenciar esta actividad que es deportiva.

Además, es un complemento a la formación

de todos nuestros estudiantes,

porque se están trabajando una serie de competencias transversales,

que son interpersonales y que son también personales,

que fomentan además una serie de valores muy positivos para ellos...

como son la superación, el esfuerzo, el trabajo en equipo,

que hoy en día es básico, como todos sabemos,

para desempeñar una futura labor profesional.

Entonces, de alguna manera, les está capacitando para eso

y, además, les ofrece la posibilidad de hacerlo con personas...

con las cuales no tendrían la oportunidad de coincidir,

dado que están estudiando a distancia.

La actividad que se ha promovido aquí, de baloncesto,

tiene su fundamento gracias a toda la labor que desempeñan,

no solamente la dirección del Centro Asociado de Madrid

y del Centro de Madrid Sur,

sino también al personal de administración y servicios,

que ha mostrado un gran interés en que esto saliera adelante y...

y, bueno, su colaboración ha sido fundamental.

La iniciativa del Centro Asociado de Madrid

apoyando el deporte, me parece muy buena

y todos los estudiantes echábamos en falta algo así.

En este caso, como parte del equipo de baloncesto puedo decir...

que está consiguiendo que entre nosotras estemos en contacto,

que es algo que, al ser una universidad a distancia,

se echa un poco en falta, tienes nuevos amigos de tu carrera,

te apoyan, o sea, creo que es bueno hasta incluso como estudiante,

independientemente de todos los beneficios que tiene el deporte,

como estudiante también te hace...

pues poder contar con consejos y con referencias,

y entre nosotras hacer...

bueno, pues hacer equipo que es de lo que se trata,

apoyado en la universidad que ha hecho un esfuerzo muy grande para...

poder sacar esta iniciativa adelante

y que esperamos poder estar a la altura.

Una idea genial, una idea que aporta mucho valor

y que desde nuestro equipo quiero trasmitir que...

todos estamos muy contentos de formar parte del equipo de la UNED,

ya que el deporte, en este caso el baloncesto,

trasmite valores muy importantes

que tenemos que desarrollar y formar a lo largo de nuestra vida.

Esta iniciativa que ha tenido la UNED

creando un equipo de baloncesto, me parece genial,

desde el principio la hemos cogido todas con muchísimas ganas,

supermotivadas a venir a entrenar, la verdad es que estoy supercontenta.

-Yo estoy superemocionada de volver a jugar al baloncesto,

con un equipo que no conozco, la primera vez y...

me encanta venir los lunes a entrenar...

-Hemos conocido un montón de amigas, compañeras,

que nos ayudamos un montón en temas de la UNED.

-Los apuntes, etc., y... -¡Y que el equipo es genial!

Os animamos a todas a apuntaros el próximo año y...

y que ¡viva la UNED!

¡Un, dos, tres... UNED!

El trabajo de los entrenadores

de los equipos de baloncesto de la UNED,

es fundamental para conseguir grandes logros en las competiciones.

Es el primer año que, tanto masculino como femenino,

están participando en la Liga Universitaria.

Estamos promocionando el nombre de la UNED,

dándonos a conocer en el baloncesto, en este caso,

femenino, que es mi baloncesto.

Me parece una gran iniciativa porque estamos ayudando a gente,

en este caso, chicas, de diferentes titulaciones y licenciaturas,

a promocionar el baloncesto,

a crear un equipo, darse a conocer entre ellas,

y a favorecer a la UNED

en todo lo que ello conlleva dentro del baloncesto.

Creo que la UNED ha hecho un esfuerzo muy grande

a la hora de apoyar el deporte universitario, que es...

absolutamente necesario para todos los estudiantes.

Creo que ha puesto todos los medios, humanos y materiales,

para hacer esta labor lo mejor posible

y, de cara a la temporada que viene,

tenemos una gran ilusión en poder dar un paso más adelante.

Como función... como entrenador de baloncesto,

como proyecto piloto este año el deporte en la universidad,

creo que es un poco aunar a todos los estudiantes de la UNED

que vienen de diferentes puntos de Madrid y de España,

y encontrar en este sitio un punto de unión entre todos.

Creo que también tratamos de trasmitir al universitario

todos los valores que significa el deporte, el trabajo en equipo,

pese a ser estudiantes de la UNED, creemos que es muy importante...

que sepan trabajar en equipo de cara a su formación universitaria.

La superación, dentro de las labores del deporte,

y el compromiso, porque al final sabemos

que es gente que tiene que hacer un gran esfuerzo

por venir un día a entrenar, y a los partidos,

y sabiendo que es gente que, seguramente,

tiene que combinar sus estudios con el trabajo, pues es un punto más,

y el respeto, creo que el respeto y el factor humano

ha sido lo que más me ha gustado este año en la temporada,

porque se ha respirado una gran humanidad dentro del grupo.

Ha sido un placer entrenar con ellos y jugar,

y me he sentido muy cómodo.

Estoy encantado con esta apuesta de la UNED

por unir deporte y universidad.

Creo que viene a cubrir un hueco importante

en la unión de dos aspectos fundamentales

en la formación de las personas, que son...

el deporte junto con, evidentemente,

los estudios que nos van a dirigir, después, en nuestra vida.

A sí que bienvenida la apuesta y que sea todo un éxito.

La UNED, para las personas que buscan hacer deporte

o ejercicio de una manera más suave,

también organiza rutas de senderismo,

cursos de iniciación a la orientación en la montaña,

rutas con raquetas de nieve, iniciación a la escalada, etc.

No te quedes sin hacer deporte.

Acércate a la UNED y pide información

sobre las actividades deportivas que desarrolla.

Te recibirá con los brazos abiertos, y no solamente podrás estudiar,

también jugar y entrenarte para ser un, o una gran campeona.

La salud te lo agradecerá,

y podrás compartir agradables momentos con tus compañeros.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 02/02/18

UNED - 02/02/18

02 feb 2018

Plantas Silvestres comestibles (parte 2). Estreno documental "El orden que habito". 47 Ronin. Teoría y Realidad Constitucional. El tribunal de Justicia de la Unión Europea. Deporte y Valores. Baloncesto.

ver más sobre "UNED - 02/02/18 " ver menos sobre "UNED - 02/02/18 "
Programas completos (649)
Clips

Los últimos 2.227 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios