www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3983725
Para todos los públicos Un país para comérselo - Ávila, una santa cena - ver ahora
Transcripción completa

"Mientras caminamos por estos senderos nevados,

apenas mancillados a no ser por pequeñas huellas de animales,

voy pensando en este viaje.

Me encanta sentir el aire frío, sano y purificador de Gredos,

y mimetizarme con la naturaleza que me rodea".

(SILBA)

"Dice Teresa de Jesús que Dios anda entre pucheros,

por eso, Juan me propone una ruta que combina los dos caminos".

"Teresa y Juan de la Cruz fueron dos santos

del vivir y desvivirse a fuego lento.

Dos poetas y dos viajeros como nosotros.

Vamos a convidarles en Ávila a la síntesis.

Las judías del Barco con la noche oscura del alma,

el chuletón con las Moradas,

y cocido morañejo con el olor a santidad.

No nos dejen solos en este camino de perfección

que como tal, tendrá un final sorprendente".

Viento

Hay que conseguir que el caballo esté...

No, no digo brioso de tirarte, Juan, no, no.

Ya verás como quiere ir, salir hacia el campo. Creo.

No quiero amargarte el desayuno, Juan.

A galope, Gary Cooper. Ahí vamos.

Rumor de agua

Música lenta

Pajarillos

Cascos de caballo

Qué manera de descubrir Gredos, a caballo.

Nos ha gustado. Mucho, mucho.

Desde luego ya tengo una amiga más, la yegua Julia.

-(RÍE) La Julia. Ahora tenemos que comer.

Mira lo que tenemos ahí.

-Esa es la entraña. ¿De ternera avileña?

De avileño.

Voy a confesar que no sé qué es "hacer algo a la teja".

Explícamelo, Rafael. Yo una vez iba por la sierra,

llevaba carne para hacer y se me olvidaron las parrillas.

Se me ocurrió coger unas tejas del tejado de la cabaña

y las puse al fuego. Se engrasa la teja.

Con sebo. Con sebo.

Y cuando ya está... Meto la carne. Cuanto antes.

(RÍE) Para probarlo. (RÍE) ¡Por favor!

Soy Rafael González Tejano. Soy un jinete en la Sierra de Gredos.

"Come as you are" Nirvana

Hubo un momento en que decidí que lo mío era ser un jinete

emulando esas hazañas un tanto épicas de mi padre,

que conducía el ganado desde Gredos a Extremadura.

El caballo es el compañero de viaje.

Viajar no es transportarte. Viajar es sentir el camino.

Y el caballo me hace sentir el camino.

Si yo tengo que prescindir de mi caballo, lo voy a pasar mal.

Por favor. -Muy bien. Pues...

A ver cómo lo pones.

Lo ponemos... Quiero verlo.

La entraña, ¿cómo la partes? Esto entero.

Lo que hay que quitarle es la película que tiene aquí.

Porque se puede hacer con la tela, y queda muy jugosa.

Pero no tenemos todo el día. Ya.

Buena elección que sea entraña.

Es la primera vez que como entraña,

es un corte argentino, con una ternera avileña.

Y la verdad es que me apetece muchísimo.

Cómo va a estar este pan.

"¿Adónde te escondiste, Amado, y me dejaste con gemido?

Como el ciervo huiste habiéndome herido,

salí tras ti clamando y eras ido.

Pastores, los que fueres allá por las majadas al otero,

si por ventura vieres aquel que yo más quiero,

decidle que adolezco, peno y muero".

Música animada

-¿Qué hace aquí la cabra? ¿Qué vida lleva?

-Comer y... (AMBOS RÍEN)

-Y disfrutar de los paseos. -Dando un paseo por Gredos.

-Pero es bueno que se conserven. -Sí, claro.

-¿Tienen algo? Hacen... ¡yo qué sé!

¿La naturaleza la conservan ellas o solo es por tenerlas?

-La cabra montés es importante tenerla.

Forma parte de la biodiversidad de Gredos.

Es la especie más emblemática que tenemos en la Sierra.

Es un recurso que hay que mantener.

-¿Por dónde vamos?

-Pues nada, intentaremos subir por aquí.

-Hoy se sigue por la huella. Hemos tenido suerte.

Música animada

-Soy Javier Ruiz.

Soy celador de medio ambiente de la Junta de Castilla León.

Trabajo en la Reserva Regional de Caza de la Sierra de Gredos.

Me dedico a la vigilancia y la custodia de la cabra montés.

En la reserva de caza hay unas 6.000 cabras, más o menos.

La reserva cuenta con un plan de caza anual

donde hay un cupo de reses para cazar y nuestra función es acompañar

al cazador, guiarle y decirle a qué pieza tiene que abatir.

El reclamo turístico de Gredos no es solo la cabra.

La gente también viene sobre todo por el paisaje.

Yo me comería las judías y después el chuletón.

Viento

Música

"Parece que la elaboración de esta exquisitez

tuvo su origen en el aprovechamiento del huevo.

Antiguamente, la clara se usaba para eliminar las impurezas del vino,

pero resultaba una lástima no aprovechar el resto.

Los bodegueros regalaron a los conventos

la parte que resultaba inservible.

Así, las monjas, en su costumbre de elaborar dulces,

inventaron uno nuevo. Las yemas.

"There must me an angel" Eurythmics

"Yemas de Santa Teresa la flor de Castilla".

Mira qué bonito.

Pero bueno. Hemos dicho que íbamos a medias.

Muchas gracias, muy amable. -Aquí tiene.

¿Cómo te llamas? Belén.

Belén, ¿qué te debo? Las dos cajitas, 10,40.

Dame. Déjalo, Juan. Ya voy yo, por favor.

Vale. Muchísimas gracias. Muy amable.

Si ya te lo llevo yo. No hace falta.

"Blue would still be blue" Guillemots

Qué bueno es, ¿no? Licor de sidra.

¿Esto es asturiano? No, que es de aquí.

Esto lo hace un chico del cursillo que se llama Esteban.

Esto no se vende.

Lo hace porque es un enamorado de los licores.

Lo que sí hace es una sidra espumosa

considerada una de las diez mejores de España.

Y las hacen aquí en Ávila. ¿Sidra aquí?

Ya verás a Esteban. Ay, qué bien estoy aquí.

"Las mejores yemas de Santa Teresa son las de sus propios dedos.

En ellos encerraba toda su dulzura, toda su luz, todas sus ansias.

Las yemas con las que sujetaba la pluma y escribía estos poemas".

-"Vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero,

que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí después que muero de amor;

porque vivo en el Señor, que me quiso para sí;

cuando el corazón le di puso en él este letrero:

que muero porque no muero".

Si yo tuviera que decirle a alguien dónde puedo comer unas judías

de El Barco maravillosas. Lo tengo muy claro.

Vayan al Bar Paco España, en la calle de Teso

del Barco de Ávila, y pídanle por favor que les haga unas judías

blancas y unos filetes rusos.

Violines

Música animada

¿Qué tiene esta judía que no tengan las otras?

-Por el agua tan fina que tenemos aquí de la Sierra,

y por eso tiene la piel tan fina.

Desde que tenía 6 años

ya empecé a quitar hierbas y a recoger las judías.

Esta es la morada redonda.

La morada larga. La blanca riñón. El judión fino. La rocina.

La redonda o garbancera. Y este es el judión.

¿Qué producción se hace en un año en el Barco de Ávila de judía riñón,

Unos 15.000 kg.

Además de la denominación de origen, lleva el certificado...

De autenticidad. De autenticidad.

Y el certificado que nos exige el Consejo regulador de origen

y aquí lleva puesto el número de la parcela

en la que ha sido producida.

-Me llamo Eliseo de la Flor.

Soy de Barco de Ávila,

cosecho la judía de Barco de Ávila y amo mucho a las judías

y al Barco de Ávila.

Bueno, pues me gustan de todas las formas.

Me gustan en ensalada, me gustan con chorizo y panceta

y me gustan de cualquier forma que me las pongan.

Mi mujer se llama Mari, es la que mejor prepara las judías.

-La formación de la Sierra de Gredos es muy rara.

-Sí, es muy extraña.

En teoría todo es granito.

El granito es mucho más joven que la caliza.

Esta cueva aquí una cosa muy extraña.

No debería estar aquí.

-¿Cómo lo descubren?

Pues se descubre de forma casual. El día 24 de diciembre de 1963,

había en el cerro unos jóvenes que estaban cazando pájaros.

Uno vio un agujero donde salía vapor de agua.

Creía que era humo.

Avisó a otros hermanos y a un amigo que estaban cerca,

y provistos de cuerdas, linternas de la época,

se metieron por ese agujero hasta esta maravilla.

-¿El vapor qué era, el calor? -Contraste de la temperatura.

Era diciembre, hacía dos, tres grados. Dentro 18 o 20 grados.

Salía vapor de agua y eso les llamó la atención.

-¿Y cuánto mide más o menos esta gruta?

Esta es una gran sala, son unos 10.000 metros cuadrados.

Hay un recorrido de 1 km de visita turística,

pero lo la sala son 10.000 metros cuadrados.

-¿Y estas cosas cómo se llaman?

-Es un proceso muy complejo.

Las comunes son las estalactitas y las estalagmitas.

Esta cueva tiene formaciones muy complejas,

con más nombres y muy llamativas.

-¿Esas de ahí que son tan raras?

-Esas son formaciones que llaman "de cortina"

o "de bandera" por el aspecto de los pliegues.

Soy César Moreno y soy guía de las cuevas del Águila.

Hay visitas cada media hora

y nuestro trabajo consiste en recibirlos,

en explicarles lo que ven...

A mí me gusta lo que no se visita.

Una zona que conocemos los que trabajamos aquí,

que nos metemos a investigarlas.

Hay una zona conocida como "el rincón del águila"

porque hay una figura que parece un águila.

Ahí las formaciones están muy bonitas.

Aquí se come muy bien, no sé si lo has probado.

Si digo que el pescado es mi comida favorita no me creerás

porque la carne de aquí es la mejor.

Aquí somos carnívoros.

"Mil gracias derramando, pasó por estos sotos con presura,

y yéndolos mirando, con sola su figura

vestidos los dejó de hermosura".

-"¡Ay, quién podrá sanarme! Acaba de entregarte ya de vero;

no quieras enviarme de hoy más ya mensajero,

que no saben decirme lo que quiero".

-Ahora haremos huesillos, típicos en Carnaval.

Los huesillos llevan huevos, azúcar, lleva un poquito de aguardiente

y va mezclada ya con el aceite

y con un poco de ralladura de naranja y limón.

La ralladura se fríe

para que le dé el gusto a los cítricos.

Lleva también anises, harina y levadura.

Es como los churros.

Música animada

Está maravillosa. (RÍE) Es muy buena.

Me llamo Antonio Joaquín Hernández,

soy pastelero y vivo en Barco de Ávila.

Para mí la repostería es mi vida.

Soy la cuarta generación. Me viene de herencia.

Mi plato favorito son los huevos fritos con chichas.

Luego un buen café y una sobadita.

Lo de la sidra es otro mundo. Esteban de Hermosillo.

Esteban es un celoso castellano enamorado de su producto,

de su zona y la defiende con uñas y dientes.

-La sidra está elaborada únicamente con manzanas del Barco de Ávila.

El volumen de alcohol es 2,6.

Ahora estamos trabajando para rebajar el alcohol,

que no sobrepase del 2%.

Según la normativa de Castilla y León,

si el producto que sacas es menor al 2% en volumen de alcohol,

no se llama sidra, se llama manzanada.

Esta manzanada, ¿tiene procesos como los vinos fríos?

Que parte de su pureza y de su concentración,

¿tiene que ver con la altura, con el vigor y el frío?

Sí, aquí se comienza la fermentación,

pero como la temperatura exterior desciende mucho.

El proceso de fermentación se corta.

Entonces, eso influye mucho luego tanto en el gas, como en la turbidez,

en los taninos, en el aroma...

Nosotros no filtramos la sidra.

Al no filtrarla, la sida va generando madre.

Y no es nada agradable.

Por eso hemos conseguido este vidrio que es más oscuro

y si tú lo ves, la madre se disipa. Sí, la madre si disipa.

Y la turbidez del caldo apenas se percibe.

Fíjate que está muy clara. ¿Eh?

¡Uh!

No hace falta escanciarla. No hace falta poner así el vaso.

Solamente golpear, abrir. ¡Qué rico!

Soy Esteban del Dedo.

Vivo aquí en Hermosillo.

Llevo cinco años produciendo sidra que se llama El Pomar de Gredos.

Todo comienza cuando vi que podía hacer algo con la manzana.

Con mis amigos nos conseguimos tres cortadoras de nabo,

con unos ahorrillos que tenía me compré una prensa y tres cubas.

Y así empecé, empecé...

Este proyecto ha costado muchas lágrimas.

No lágrimas de emoción, sino lágrimas de...

Que no tiras para adelante, que no sabes cómo lo puedes sacar,

que tienes trabas.

Un detalle importante de este proyecto es la comarca.

Es su gente.

Y yo creo que la gente de Ávila es fiel a sí misma.

En todo, en el tema la comida,

en la mística con Santa Teresa, San Juan de la Cruz...

En todo.

Música animada

Cencerros

-Estas vacas, ¿de qué raza son? -Raza avileña negra ibérica.

-¿Es autóctona de Ávila?

-De la provincia de Ávila. Pertenece a la diputación de Ávila.

-¿Qué diferencias hay con otras?

-Esta soporta el frío y el calor de Extremadura,

cuando se hace la trashumancia.

-¿Y cómo se crían con tanto frío?

-Pues a lo sano. Paren las vacas encima de la nieve

y lamen a los terneros y luego ya maman

y arrean detrás de las vacas.

-¿Qué hace especial a las vacas de Ávila que hay en otros sitios?

-Cuando paren y te arrimas al ternero

vas tranquilo y se te arranca la vaca a ti.

-¿Hay que son bravas? -No.

Hombre, para proteger a la cría. Otras razas no lo hacen.

Soy Ángel Martín y soy el vaquero de la Diputación de Ávila.

Un día normal vengo a las 8 de la mañana.

Luego vienen las vacas, les das una vuelta.

Luego ya preparas los comestibles para echarles de comer.

Normalmente comen hierba, pasto del campo.

Pero en el invierno las ayudamos con pienso.

A mí me gusta lo que se come por la Sierra de Gredos.

Unas patatas revolconas, unos torreznos y unos filetes.

Cencerros

"Viva la vida" Coldplay

¿Esto nos comeremos? -Son de nuestra ganadería.

¿Los veis? Esto se hace a la plancha.

Estoy dispuesto a todo. Os los vais a comer.

Venga, id para el comedor que yo os daré la cena.

Soy Petri Martín Díaz. Soy el alma de la Venta del Obispo.

La Venta del Obispo lleva abierta 207 años.

Ha ido pasando de generación.

Es la quinta generación.

Es una empresa prácticamente familiar.

Antes era para los arrieros. Como aquello se terminó,

más que venir en burros como venían antes pues ahora vienen en coche.

Lo que más me gusta comer es el chuletón.

Si uno no dice "ternera de Ávila", te conformas con decir "ternera",

y creemos que con "entrecot" ya basta.

Pero no decimos de dónde es, de qué raza es...

Ternera de Ávila es el nombre y el apellido.

Responde a una manera de hacerse, de criarse,

y a una manera de comerla.

Porque comerse un pedazo de chuletón de "Los Picapiedra"

como el que vamos a comer, eso se entiende en Ávila,

porque es tradicional.

¡Qué buena carne! ¡Y qué bien hecho!

Lo que hace grande esta carne,

es que no está estabulada, es que para comer, anda.

Por Ávila. Por Ávila.

Has visto que Imanol es un campeón de tiro con arco.

-Te apuntamos al club. Encantado.

Háblanos de Sta. Teresa.

Sta. Teresa dice que se le apareció un ángel

con un dardo largo, o sea, una flecha,

con una punta de fuego que le atravesaba el corazón,

se le metía en las entrañas,

y al salir sentía amor profundo hacia Dios.

Esto es la punta que representa

la escultura de Santa María de la Victoria en Roma,

un ángel, la flecha y Sta. Teresa.

El éxtasis de Sta. Teresa.

Como os ha traído aquí Sta. Teresa...

Es un referente del feminismo desde mi punto de vista.

En Ávila también tenemos una mujer muy batalladora, Jimena Blázquez.

Esta leyenda se desarrolla a primeros del siglo XII.

Los caballeros la ciudad se fueron a batallar a la zona de Menga.

Los musulmanes, que venían de Toledo,

se enteraron de que Ávila no tenía defensas, se habían ido los soldados.

El pueblo de Ávila sabe que van a atacar

y nombran su gobernadora a Jimena Blázquez, la mujer del alcalde.

Para intentar defender la ciudad con mujeres y niños

y los hombres que quedaban,

decidió que sus hijas, sus nueras

y todas las mujeres se vistieran de hombre.

Los yelmos, los gorros, todo.

Con teas en todas las almenas de la muralla,

y hacer ruido con las trompetas, las cacerolas...

Los moros cuando llegaron

oyeron el ruido, vieron las teas,

pensaron que los caballeros no se habían ido

y se fueron sin atacar.

Desde entonces, a las mujeres se les permitía

tomar decisiones en el ayuntamiento.

Soy Carmen Esteban.

Soy miembro del Club de Arqueros Abulenses.

Es un vicio. Una forma de quitarte el estrés, la adrenalina, todo.

Esto es un arma.

Aquí hay una punta que puede atravesar a una persona.

Hay que tener unas normas básicas.

De hecho hay que tener licencia.

Ávila es una ciudad que abre, no cierra murallas.

Una ciudad muy abierta, de futuro.

Es un encanto vivir en Ávila.

En Ávila se escucha el silencio pero se vive muy bien.

Aquí está Ávila. Fontiveros.

Música animada

-Están pesando ahora las porciones de las medianas y los panetes.

Hemos apartado un poquito de masa para hacer el hornazo

como se ha hecho siempre aquí.

¿Cómo se hace el hornazo? A la masa,

le añadimos grasa del chorizo, de lo que se ha frito para la olla.

Hay que amasar y sobar a mano.

¿Por qué es diferente el de Ávila al de Salamanca?

El de Ávila partimos de una masa y le añadimos grasa.

En Salamanca, echan huevo, leche, más ingredientes.

Música animada

¿Qué le vamos a meter? Los mejores embutidos de aquí:

chorizo, lomo...

Lo metemos crudo, y así suelta todo el jugo dentro.

Normalmente, el que lleva panceta va sin decorar.

El que lleva huevo lo decoramos por encima.

Unas tiritas. O unas letras.

¿Y se barniza de alguna manera? Y se le da huevo.

-Un pan para Echanove y otro para Manu.

Muchísimas gracias. Muchísimas gracias, don Rafael.

Así sabéis lo que es pan.

Música animada

Me llamo Rafael Hernández.

Soy panadero desde los siete años.

-Yo también soy Rafael Hernández hijo

y desde los 14 o 15 años que trabajo con mi padre.

Soy un gran amante de mi pueblo.

Quiero que el pan, el hornazo, los productos típicos,

se conozcan en toda España.

He vuelto a mis orígenes, con mi padre y familia,

a recordar cómo se hacen, y todos puedan hacerlos en casa.

-Hoy en día, como hay tanta maquinaria,

se hace todo más rápido.

Pero antiguamente, a las 4 de la mañana

amasando con el puño.

-El pan es el alimento más básico y el mejor alimento que hay.

A parte de nosotros, en este pueblo, que somos 350 personas,

hay tres panaderías más.

-Hola, ¿qué tal? -Hola, buenos días.

-Oiga, ¿Ud. es bretón? -Bueno, tengo raíces, creo.

-¡Ah! Raíces bretonas. -Sí.

-Se le nota por lo simpático. (AMBOS RÍEN)

Le dejo que está Ud. aquí muy tranquilito.

-Vale, muchas gracias. -Hasta luego. Adiós.

Los bretones, ¿quiénes eran? ¿De dónde venían? ¿Qué hacían?

-Eran unas gentes de aquí,

que se dedicaban, mayormente, a la ganadería.

Al cuidado del ganado. En ruedos generales, claro,

tenían sus constructores, aquellos que tallaban la piedra,

que tallaron los verracos. -Ah, los toros.

-Los toros de Guisando, que popularmente se les conoce.

Este castro, se fundó por el siglo V aC.

Estuvo en vida hasta la llegada de los romanos,

hasta el siglo I aC.

Los romanos aquí no llegaron a estar.

-¿Esta piedra de aquí qué es? -Son marcadores.

Un calendario en piedra.

Hay diferentes estelas por la necrópolis.

Nos marca los solsticios. -¿Sentiré algo si la toco?

-Depende de la sensibilidad de cada uno. (RÍE)

-¿No notas nada así como...? -Lo noto en general.

-(RÍE) -Como sitio arqueológico.

Estamos en la necrópolis. Estas son las tumbas.

-¿Esto de aquí? -Esto son las tumbas, túmulos.

Al muerto, al difunto, cuentan las fuentes antiguas,

que dejaban el cuerpo expuesto a los buitres,

para tener un ascenso rápido al cielo.

Quemaban luego los restos, los depositaban en una urna

y según la importancia del personaje depositaban un ajuar.

Hay ajuares magníficos en esta necrópolis.

-Eran místicos, eran ganaderos, pero también guerreros.

Me han dicho que si llegaban tarde a una reunión les mataban.

-(RÍE) Nos ha llegado una imagen por las fuentes antiguas

de que eran grandes guerreros.

-Gente normal, con su carácter, que a veces un poco fuerte.

De vez en cuando. -Carácter serrano, el frío.

Me llamo Juan Pablo López García.

Soy arqueólogo de la Institución Gran Duque de Alba.

Estamos aquí desde las 8 hasta por la tarde.

Hacemos labores de registro,

acondicionando el castro para la visita.

Hay cierta vinculación del chuletón de Ávila de la raza avileña,

a los bretones. Las gentes de esta zona de la sierra de Ávila

mayoritariamente se dedican a la ganadería

y en muchísimos casos al vacuno.

Mi plato favorito es el chuletón de Ávila o el solomillo de Ávila.

Tiernísimo. También el cordero asado.

-"Cuando el dulce Cazador me tiró y dejó rendida,

en los brazos del amor, mi alma quedó caída,

y cobrando nueva vida de tal manera he trocado,

que mi amado es para mí y yo soy para mi amado".

Música alegre

Aquí la gente tiene una capacidad para superar dificultades,

de celebrar... Son lo que son.

La gente es como es, como es.

(TODOS GRITAN)

-Imanol, Juan. Bienvenidos a Fontiveros.

Muchísimas gracias.

Barullo

Música medieval

-Hola. ¡María José! ¿Cómo estás?

Hola, Juan, hola, Imanol. ¿Qué tal?

Encantada de que estéis aquí. No sabíamos qué traerte.

Hemos pensado, un pan.

Sabemos que hay cocido, vino, de todo.

Es un placer teneros aquí.

Gracias. De nada.

¿Esto es el cocido sanjuaniego? Este es el cocido sanjuaniego

Típico de aquí. Me muero por esto.

Eso es el relleno. Me muero.

En Madrid es la pelota.

¡Qué bueno! Aquí tenemos la carne

con la hacemos este cocido.

¿En cantidad es igual? ¿O has puesto hermosa la bandeja?

No, no, no. Pongo esta cantidad. Bueno, bueno, bueno.

¿Y este es el resultado?

Esto es el resultado. El consomé, los garbanzos, el preparado...

¿Qué garbanzos utilizas?

Unos garbanzos que venden en el estanco,

en el comercio, que son extraordinarios.

Los mejores de toda La Moraña. Ni se deshacen, todo natural.

¡Qué bien puesto!

La ternera es de mi marido. Todo natural.

Música animada

Tenemos en Fontiveros

por modelo, guía y luz

al príncipe de los místicos,

nuestro San Juan de la Cruz.

Me llamo María José Rodríguez Rodríguez.

Soy de Fontiveros. Y una gran cocinera.

Creo que la gente que viene está muy contenta con la comida,

con el trato y la calidad. Es estupendo.

El cocido sanjuaniego, me lo enseñó, primero, mi madre.

A parte de mi madre, mi madrina, Lorenza Robledo.

Tiene 83 años.

Lo hace el día de San Juan de la Cruz

para 500 personas.

Por todo lo que me está pasando, todos los que me rodean,

le doy gracias siempre, a San Juan de la Cruz.

Esto resucita un muerto.

Vuestro cocido sanjuaniego. (RÍE)

Supuestamente San Juan de la Cruz era un hombre frugal,

pero esto excede a sus enseñanzas.

Música lenta

-Me llamo Lorenza Robledo López.

Nací en el 1926.

Soy la madrina de María José.

Ella ha aprendido muchas cosas de mí porque yo se lo enseño.

Como hacer el cocido y muchas más cosas.

Me ha tocado mucho porque me quedé sin padre a los ocho años

y mi madre tenía seis hijos para mantener.

Hago el cocido de Fontiveros de San Juan de la Cruz.

Yo como de todo. Como verduras,

cocido, cordero, como lo que haya.

Pero adelgazar, no adelgazo.

Tenemos en Fontiveros

por modelo, vida y luz,

al príncipe de los místicos,

nuestro San Juan de la Cruz.

-Ya.

-"Esta divina prisión del amor con que yo vivo,

ha hecho a Dios mi cautivo y libre mi corazón.

Y causa en mí tal pasión ver a Dios mi prisionero

que muero porque no muero".

"Ávila fue Óvila, Ávela, Ávila, y también Uvela.

Es alimento terrenal y espiritual, pero también es piedra, templos,

conventos, iglesias, almenas, torreones, catedral.

Ávila está abierta al mundo".

"Y diome con una flecha enarbolada de amor,

y mi alma quedó hecha una con su creador.

Ya no quiero otro amor, pues a mi Dios me he entregado

y mi amado es para mí. Y yo soy para mi amado".

Mare mía.

¿Cuáles son estos libros?

-Aquí tenemos los facsímiles de las principales obras

de Santa Teresa. "El castillo interior",

"El camino de percepción" y "El libro de la vida".

¿Y dónde estamos?

Nos encontramos en una casa peculiar,

con un nombre muy peculiar, la Universidad de la Mística.

Que quiere ser un poco una proyección y una actualización

de esta obra teresiana, de su vida, de su pensamiento,

de esa búsqueda que ha marcado profundamente las trayectorias

de estos dos grandes místicos españoles:

Teresa de Jesús y Juan de la Cruz.

¿Una universidad mística es una universidad de amor?

Por supuesto. (RÍE) Es decir, si quitamos el amor,

perdemos de vista todo.

A veces atribuimos al amor la capacidad de hacernos felices

e incluso de producirnos dolor.

El fin del amor es el descubrimiento de uno mismo.

En la medida en que nos desnudamos de nuestro "segus",

de esas peculiaridades a veces que nos hemos ido creando,

que la misma cultura nos va creando,

y dejamos que el propio ser salga a la luz,

es cuando uno se acepta. Es cuando

uno asienta su vida sobre una roca firme

y, pase lo que pase, esa persona se siente realizada

porque no depende de los acontecimientos externos.

¿Qué comen los místicos?

Eh... Qué bueno.

Todo. Porque todo es bueno.

Es decir, no hay, digamos, manjar ni placer que en si mismo sea malo.

Y el mismo Juan de la Cruz en su proceso de la noche oscura

no está anulando el placer o el apetito del hombre,

sino que está educándoselo.

En el fondo es la dinámica de los místicos.

No debemos prescindir de nada.

Y decía Santa Teresa "Cuando perdiz, perdiz".

Es decir... (AMBOS RÍEN)

Cuando perdiz, perdiz. Cuando perdiz, perdiz.

Es decir, pues, si hay un manjar bueno,

¿por qué no comerlo? ¿Por qué no disfrutarlo?

¿Tú entiendes la letra de la Santa? A ratos. (RÍE)

Llevo intentando leer, porque estos son originales...

Has leído tres renglones, di la verdad.

No te pongas en el punto cero. No, bueno.

Pero me ha costado tal esfuerzo tres renglones de Santa Teresa...

Yo sí que noto por la caligrafía que Teresa, de repente,

se pone violenta, encuentra la calma.

Teresa tacha, Teresa subraya.

Teresa es una mujer de armas tomar.

Sí, sí. Todo un carácter.

-No cabe duda.

Por la lucha, porque ser capaz, en pleno siglo XVI,

de sacar adelante toda esta obra, escrita,

todo lo que en ella dice... es una auténtica revolución.

Muy enfrentada al poder. Sí y no.

Muy sujeta a censura. Es una mujer que supo hacerlo.

Como sabía, digamos, que no se podía enfrentar,

tuvo que buscar caminos, sí. Recovecos

En "Las fundaciones" en un momento dice:

"Aprendamos, hijas, a escribir o a decir las cosas

como el mundo quiere escucharlas para poder conseguir

lo que buscamos".

Me llamo Francisco Javier Sancho, soy carmelita descalzo

y soy el director de la Universidad de la Mística de Ávila.

Sí, mi profundización en el mundo de la mística

surge del convencimiento,

descubierto, sobre todo, en Teresa y en Juan Cruz,

de que ese es el camino para la felicidad del hombre.

Ser místico es todo menos tener fenómenos místicos.

Uno de los mensajes más concretos de Teresa de Jesús

es que el hombre es un diamante, un palacio de cristal.

Es decir, que en su interior tiene una dignidad altísima

y un universo por descubrir.

-"Nada te turbe, nada te espante. Todo se pasa, Dios no se muda.

La paciencia todo lo alcanza. Quien a Dios tiene, nada le falta.

Solo Dios basta".

Pues es un placer tenerte aquí, Concha.

Queríamos que estuvieras aquí.

Fundamentalmente estamos en Ávila y yo creo que tú,

a través de tu trabajo, marcaste una pauta en la televisión.

Para mí eres Santa Teresa.

Y no podría haber un programa sin llegar a lo más alto,

la cumbre de Gredos, con una reunión con Santa Teresa.

-Pues fíjate lo que te digo.

Yo he empezado por amor a esta profesión.

Imanol, Juan , gracias por invitarme.

Y siempre he tenido como un miedo enorme

a interpretar a Santa Teresa.

Josefina me dijo, únicamente:

"¿Conoces a Santa Teresa?". Y le dije: "No".

Y me dijo: "Lo primero que tienes que hacer es leer".

Lo primero que descubrí es que era una aventurera.

Porque era una aventurera.

Ella tenía adoración por su madre,

Era una mujer muy culta, que leía,

y al padre no le gustaba que su mujer leyese,

ni que las mujeres fueran cultas y leyeran.

Ella tenía un rechazo, por su padre, por su cuñado,

un rechazo a los hombres incultos tremendo.

El trato que recibía su madre, el trato que recibía su hermana,

le parecía tan tremendo

que lo único que podía hacer era ir a un convento.

Que la dejaran en paz. La querían casar con uno, con otro.

Y entonces era "o te casas, o convento".

Estando ya en el convento, no lo puede soportar.

No puede soportar eso.

Entonces se pone enferma. Y la llevan a la curandera,

que la da de todo, pero lo que se investigó

mucho tiempo después es que ella había tenido

esa enfermedad que produce el queso de cabra.

¿Cómo se llama esa enfermedad? ¿Fiebre de Malta?

Pues es eso.

Entonces se queda catatónica. Catatónica.

Santa Teresa no fue una milagrera. y una santa de su época

y, sin embargo, es quizá... Es la Santa.

De las que más han trascendido al siglo XXI.

La gran revolucionaria, la gran feminista

por encima de toda la iglesia.

Como escribe Santa Teresa... yo sé que hay una rivalidad

entre Santa Teresa y San Juan de la Cruz.

Es que ella dice que su obra... Que es contemporánea.

Claro, que trataba de escribir

para sus monjas.

He leído de ti que no volverías a ver "Santa Teresa" más de una vez.

Pues me he visto en Barcelona... Olé.

Era el capítulo final, además, y llega a Alba de Tormes para morir.

Ese momento me parece que estoy estupenda.

¿Cuánto tiempo te ocupó entre preparación y rodaje?

Dos años. Es que es mucho.

Lo que decía a Josefina es que me hacía estar en mi casa

con el traje.

Dando de comer a mis hijos, dándoles de desayunar

para que fueran al colegio. Me levantaba

y me vestía de Santa Teresa.

Hasta que llegara Josefina.

Para que viera cómo había mejorado en naturalidad.

¿No te encanta? Hubiera pagado por ver...

Hubiera pagado por desayunar en tu casa

y verte aparecer de Santa Teresa.

¿Eres de dulces? No.

¿No eres dulcera? ¿No te gusta el chocolate?

El chocolate, sí.

Y voy a volver a la Santa. A ver.

A mí me dijo una ex monja de clausura que me pusieron

que se tomaban, a las 5 de la mañana, chocolate con agua.

Eso no es que levites,

es que te limpias la catedral de Ávila

desde arriba hasta abajo.

¿Tú sabes la energía que tiene? Cacao líquido a las 5 de la mañana.

Claro, eso.

Luego después se tomaban, a las 12, eh,

una sopa de ajo

con mucho ajo y almendras. Condimento.

Tu estómago y tu hígado permite eso

y no necesita nada más.

¿Nada más? ¿No comían nada más?

En los meses de ayuno.

Son siete meses de ayuno.

Y en los meses de no ayuno,

¿cuál era la dieta de las carmelitas descalzas?

Hombre, si hay perdiz, perdiz.

Sí, eso es lo que aprendí. Yo eso no lo sabía.

Es dijo la Santa. Sí, sí.

Santa Teresa dijo: "Yo ya no quiero

conversaciones con hombres, solo con ángeles".

"I'm in heaven" Fred Astaire

"Ávila ya no se defiende de nadie,

pues ya no hay invasiones que la amenacen.

Ávila mantiene una muralla más firme que la de piedra:

su espiritualidad.

Su paisaje es interior y la nieve, las cumbres, las llanuras,

no hacen sino embellecerla.

A Concha le agradecemos este cierre de viaje santo.

Su saber sobre Teresa de Jesús, su compañía.

A todos los demás, nuestro cariño más sincero.

Gracias por ayudarnos a entender una tierra austera y rica,

un carácter firme y muy sincero.

un paisaje lleno de poemas, de versos y de luz".

"Si Dios está en los pucheros, como decía Santa Teresa,

nosotros hemos caminado con él durante todo nuestro viaje.

Hemos disfrutado de las carnes, de los postres, de los guisos,

de los paseos por la nieve, de los caballos,

de los defensores de la ciudad que ya no los necesita

sino para adornarla más, si cabe.

Ávila es una buena para dar el camino.

Volvemos a casa con la sensación de vivir en un país

maravillosamente diverso".

"No solo por su belleza, ni por los frutos de la tierra

sino por la gente que la habita.

No se preocupen, no nos quedaremos quietos mucho tiempo".

"Vayan haciendo apetito, porque todavía nos queda

mucho país por comer".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ávila, una santa cena

Un país para comérselo - Ávila, una santa cena

17 abr 2017

Juan e Imanol descubrirán en su viaje por tierras abulenses la espiritualidad y la mística propia de esta tierra, en un recorrido que comienza con actividades físicas en plena naturaleza y que les irá poniendo en contacto con el misticismo.

Histórico de emisiones:
25/11/2010
14/03/2013
18/06/2014

ver más sobre "Un país para comérselo - Ávila, una santa cena" ver menos sobre "Un país para comérselo - Ávila, una santa cena"

Los últimos 198 programas de Un país para comérselo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios