www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4650322
Para todos los públicos Un país mágico - Lleida - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, soy Miguel, aunque todos me conocen como Miguelillo.

Aventurero, intrépido, y siempre con un as en la manga: mi magia.

¿Cómo lo has hecho? -Es esta.

(RÍEN)

Me pongo en marcha para mostraros las 52 provincias de España

de una manera completamente nueva.

Hoy, turno para Lleida.

Visitaremos la catedral mejor situada de España.

Tiene una posición estratégica, en la parte alta de una colina.

Disfrutaremos de un pueblo con un color especial.

El festival aquí es el Festival de Murales y Arte Rural.

Daremos cuenta de los placeres gastronómicos de la tierra.

Esto lo metemos aquí, y entonces...

Adentro, ahí.

Y como siempre, muchas, muchas cosas más.

En cada destino dejaré siempre una carta de mi baraja,

hasta completarla entera.

Aquí comienza una nueva aventura de "Un país mágico".

Todo empieza aquí.

(Música rock)

Bellmunt es un destino idóneo para hacer una escapadita relajante,

un lugar muy tranquilo, donde uno siente que ha viajado

a otras épocas ya pasadas.

Seguro que lo pasaréis muy bien caminando o usando la bicicleta

por esta preciosa sierra.

(Música rock)

Anda, que no tengo suerte yo, ni nada,

me tiene que pillar el Día de Sant Jordi,

y aquí, en Lleida. El día más importante de toda Cataluña,

un día que además se caracteriza por dos cosas muy importantes:

la rosa, y el libro.

La rosa ya la tengo, y el libro voy ahora mismo a por él.

(TOCA)

Aquí comienza una nueva aventura de "Un país mágico",

esta vez en Lleida.

(Canción en catalán)

Hola, ¿qué tal? Hola, buenas tardes. Dime.

A ver si me puedes atender un segundito.

Estupendamente. ¿Qué libro quieres?

No quería ningún libro.

Eres librero de aquí, ¿verdad?

Hombre. ¿Cómo es tu nombre?

Jordi. Felicidades, yo soy Miguel.

Encantado. Quería hablar con un librero,

porque sois muy importantes en Sant Jordi,

y quería que me contaras la tradición, de dónde viene.

En el día de Sant Jordi, el libro y la rosa es la parte fundamental, ¿no?

Para nosotros, los catalanes,

es como el día de los enamorados catalanes, ¿no?

Entonces, la tradición, el hombre le regala una rosa a la mujer,

y la mujer le regala un libro al marido.

Al revés no puede ser, tiene que ser así.

Sí, ahora esto se ha extendido, ahora el libro se regala...

Da igual, independientemente de cómo sea.

Ya es a nivel familiar. Qué bueno.

Lo de la rosa no, lo de la rosa se mantiene, ¿no?

Esto todo proviene de una tradición, de una leyenda, la de Sant Jordi.

Había un pueblo, Montblanc, en la provincia de Tarragona,

había un dragón allá, que atemorizaba mucho a la gente.

Entonces, para calmarlo, le entregaban una doncella,

de esta manera él se apaciguaba.

Y esta entrega de la aldea se hacía por sorteo.

Pero un día en vez de la doncella le entregaron una princesa.

Entonces es cuando apareció el "cavaller" Sant Jordi,

tuvo una lucha con el dragón... Ganó, supongo, ¿no?

El "cavaller" Sant Jordi ganó,

le clavó la lanza en el corazón,

y con la sangre que se derramó,

a partir de aquí es cuando se crea la leyenda de la rosa.

Es importante no regalar libro en Sant Jordi,

sino todo el año, porque si no...

Hombre, esto, fantástico, tenía que ser así.

El día de Sant Jordi, quieras o no, para nosotros,

los catalanes, todos, todas... Lo bonito de esta fiesta

es que es participativa de toda la gente.

Ya veo, familias, niños... Exactamente.

Entonces, es una tradición que cada vez ha ido a más,

y se disfruta mucho viendo la alegría que se ve en la calle.

Una sociedad que lee es una sociedad que se puede defender,

e inteligente, ¿a que sí? Exactamente.

Muchas gracias. Me voy a los Campos Elíseos,

a conocer esta zona. No a París, ¿eh? Me quedo con los de aquí,

que son más bonitos. Los Campos Elíseos son fantásticos.

Nos vemos, Jordi, gracias. Vale, gracias.

Ahí te dejo con todo el jaleo de los libros.

(Música suave)

(Música rock)

Sobrevolamos Mollerussa,

la capital de la comarca de La Plana de Urgel.

El gran desarrollo de la agricultura en la zona

ha aumentado mucho su densidad de población,

pero aquí siempre hay sitio para un nuevo visitante.

La chica del tiempo nunca viste de verde.

No rompas la cadena de frío.

No rompas la cadena de frío.

Yo sé que este parque se inauguró en el año 1864,

que es muy importante para la ciudad de Lleida,

y que tiene un montón de especies vegetales.

Pero hay algo que no me cuadra:

y es que dicen que este parque se llama los Campos Elíseos.

M José,

tú, como guía... Dos besos. ¿Qué tal estás?

Muy bien.

¿Me explicas por qué tiene este nombre?

Sí. A ver.

Hay dos hipótesis, una dice que el alcalde Manuel Fuster,

que era el que mandó construir los Campos Elíseos,

había ido a París y le habían gustado mucho los Campos Elíseos de París,

y quiso poner el mismo nombre a este jardín.

Y hay otra hipótesis, menos romántica,

que dice que la empresa de jardinería que los construyó,

se llamaba Campos Elíseos, y se le quedó este nombre.

¿Qué opinas? ¿Cuál puede ser para ti...?

Yo me quedo con la romántica, con la primera.

Yo también, me gusta más la primera.

¿Conocemos estos Campos Elíseos? Sí, vamos a conocerlos, va.

(Música)

Estamos viendo plátanos centenarios. De sombra, ¿verdad?

Sí. Estos árboles se plantaron hace más de 150 años,

o sea, que sí, son centenarios.

Dicen que es una especie híbrida. ¿Puede ser?

Sí, la teoría es que salieron como hibridación

entre una especie oriental y una occidental

en el Jardín Botánico de Madrid,

que había las dos especies, se hibridaron,

y salió una especie diferente. Qué bonito el amor, ¿no?

Qué bonito el amor.

El amor es evolución, en este caso.

Exactamente. Me llaman mucho la atención

los agujeros que hay en la superficie.

Sí, es importante, porque en esos agujeros

pueden hacer nido los pájaros,

incluso hay murciélagos que se refugian.

Hace poco, aquí encontraron una especie de murciélago

que no se había encontrado aún en toda Cataluña.

Qué bueno, ¿no? (ASIENTE)

Qué importancia tiene, ¿verdad,

que en los cascos urbanos haya zonas verdes.

Sí, sí, porque aumenta la biodiversidad,

y además limpian el aire, tan importante para respirar,

y que nos ensucian muchas veces los coches y los vehículos que circulan.

¿Seguimos paseando? Seguimos.

(Música animada)

Qué paseo más agradable. ¿Sí?

Ha sido un placer. Me quedo con lo del murciélago,

me ha llamado mucho la atención. Sí, es muy curioso, sí.

Curioso. Muchas gracias.

Estaba viendo que ahí...

Vendrán mucho aquí, al parque, a jugar, seguro.

Sí, aquí hay mucha gente que viene a jugar a la petanca.

¿Tú crees que me dejarán a mí probar, o qué?

Ve, a ver si te dejan. Gracias.

Que tengas suerte.

Hasta luego, adiós. Adiós.

(Música animada)

¡Bien!

¡Hola!

¿Qué tal?

Buenas. ¿Cómo están?

¿Que cómo estamos? ¿No lo ves?

Bueno, lo que se ve. Guapos, hermosos.

Yo quería que alguien me explicara cómo se juega,

para conocer el deporte, que nunca he jugado.

Tirando la bola.

(Música animada)

(TODOS) ¡Bien!

-Una maravilla este chico, y eso que tiene pelo.

Mira cómo me echa. A mí no me empujes, ¿eh? Mira cómo me echa.

Ya queda demostrado que soy el mejor, no hace falta hacer nada.

Y la tercera... La clavo, donde queráis, la clavo. Mira.

(Música suspense)

¡Coge el metro, coge el metro, jefe!

¿Para qué?

Queda demostrado que he ganado.

(APLAUDEN)

(Música)

Volamos sobre la capital.

Lérida es una pequeña gran ciudad,

algunos aseguran que es la gran desconocida de Cataluña.

Si la visitáis, os quedaréis encandilados con su belleza.

Su patrimonio histórico y cultural os va a sorprender para bien.

Abro la carta que está en mi buzón.

No es para mí,

pero se trata de una invitación.

¿Qué puedo hacer?

Tendré que ir e intentaré ocultar

mi condición,

con ese acento tosco y tan suburbial.

Esto que tengo a mis espaldas es la catedral vieja de Lleida,

llaman la atención muchísimas cosas.

Se empezó a construir en el siglo XII,

y la construcción acabó en el siglo XV.

Fijaos qué obra, casi, casi, tres siglos.

Está situada a lo alto de la ciudad de Lleida,

y llama la atención que se encuentra completamente sola.

¿Qué quiere decir esto? Pues que el barrio gótico

que la rodeaba hace mucho tiempo, fue destruido por unas guerras

en la época moderna.

He quedado con Nuria, arqueóloga e historiadora,

para conocer un poquito más a fondo esta preciosidad.

(Música)

(Música tranquila)

Hola. ¿Qué tal, cómo estás? Hola, Miguel.

¿Qué tal? Muy bien. ¿Y tú?

Hace fresco en la catedral, ¿no? Es una catedral fresquita, fresquita.

Fresquita, y muy bonita, también. Es preciosa,

como esta no hay ninguna.

Eso siempre nos lo dicen, en todos los sitios,

pero tienes razón. Lo primero que llama la atención

es que es una catedral que a mí me recuerda mucho a un castillo,

no por la estética, sino por dónde está colocada,

encima de la ciudad. Y eso es más de los castillos, ¿no?

¿Cómo es?

En Lleida es una catedral que se la llama "castell" en catalán,

pero es porque tiene una posición muy estratégica.

Estamos en la parte alta de una colina, pero en época medieval

aquí alrededor teníamos un excelentísimo barrio gótico,

que desaparece por culpa de las guerras de época moderna,

pero hoy le da una situación estratégica privilegiada.

Y tiene un pasado militar, si no me equivoco, ¿verdad?

Sí, es cierto que en época moderna, a partir del siglo XVII,

Lleida queda inmersa dentro de un montón de guerras,

porque es una posición muy estratégica,

y eso supone la demolición de ese excelentísimo barrio gótico,

y la conversión de esta catedral en cuartel militar.

En esta catedral, se mezcla el arte gótico y el románico.

Exactamente.

Es de las pocas que podemos presumir

que tenga ese cambio, esa modificación de estilo,

porque es una iglesia... La iglesia es del XIII,

con lo cual tú ves una iglesia muy románica,

pero también tiene la parte final gótica.

Veo que hablas con pasión, ¿eh? Yo, mucha.

Me encantaría dar un paseo por esta catedral

con una apasionada del arte. ¿Me acompañas?

Y tanto. Pues venga.

Vamos.

(Canción en inglés)

Anda, qué curioso, eso es arte mudéjar.

Mudéjar es.

Lleida fue musulmana más de cuatro siglos,

y nos queda este testimonio, lo cual nos permite recuperar

todo ese período tan rico en esta ciudad,

que nos dejó la riqueza actual de estas tierras.

Lleida es ciudad de la fruta, la huerta que tiene es impresionante,

pero fueron ellos los pioneros en domesticar las aguas del río.

Claro, que estaban en la frontera, aquí se quedaron, ¿no?

Nosotros, sí, frontera con otras ciudades.

No es habitual en una catedral que se dé tanta...

Bueno, no somos los únicos, evidentemente, pero es curioso.

Vamos. Sí.

(Música)

Estoy alucinando. Sí, ¿a que sí?

Alucinando, increíble.

Pues si esto es bonito, Miguel, espérate,

vas a ver ahora un espacio totalmente mágico.

¿En serio? En serio.

¿Se esconde tras la puerta? Y tanto.

Ayúdame, que la abrimos.

(Cerrojo)

Mira.

¡Guau!

Qué pasada, tenías razón.

Esto es una pasada.

Pero es el claustro. Claro.

¿Y cómo...?

Pero lo habitual de los claustros

es que no estén delante de la puerta principal.

Claro, pero aquí estamos en la parte alta de una colina,

no había espacio, y lo construyen delante,

de forma totalmente atípica.

Este claustro tiene aspecto de claustro, fíjate,

y nunca hizo las funciones habituales de un claustro.

Entonces, la catedral es del XIII,

y el claustro de un siglo después, del XIV.

Un siglo después. Durante todo el XIV se trabaja

en este cacho pedazo claustro, porque fíjate que es enorme.

Sus dimensiones hacen que sea considerado

uno de los más grandes de Europa dentro del gótico.

Y no solo hoy, también me llama la atención

que sea exterior, se ve la ciudad desde ahí.

Hombre, la parte más selecta, desde ahí se ve,

es de los pocos que está abierto.

(Música)

Las dimensiones del claustro son espectaculares,

por algo es considerado uno de los más grandes

de la arquitectura gótica europea.

(Música)

Guau, qué pasada. Es una pasada esto, ¿eh?

¿Se puede subir? Sube.

Gracias.

¡Guau, qué chulada!

¿Has visto que vistas? Pero...

Hay una cosa que no entiendo. Dime.

Si "claustro" significa cerrado, esto de cerrado tiene poco.

Pues tiene poco, es de los poquitos que quedaron abiertos,

pero esto es una gran decisión del capítulo de canónigos,

para marcar la diferencia de este claustro con el resto.

Este no es como los demás, es diferente.

¿Qué más características tiene que lo hacen diferente a los demás?

-Mira, todos los ventanales, aquí hay 17 ventanales

configurando el claustro, y 15 son diferentes.

Te puedes entretener mirando uno, otro, otro, otro...

y verás las diferencias.

Vamos a ver un poquito la ciudad, que mola, ¿no?

Tienes como gran eje principal el río,

totalmente desbordado, con tanta lluvia y tanto deshielo,

y toda la ciudad. Esta es la parte bonita de la ciudad.

Hace muchos, muchos años, desde aquí veríamos el barrio gótico.

Exacto, aquí estaba parte del barrio gótico,

y la otra parte siempre en Lleida se orienta hacia el río.

El río es fuente de vida, aquí y en cualquier sitio.

(Música)

(Música animada)

Pues ya iba haciendo hambre, y estando en Lleida,

tengo que adentrarme en la cocina catalana: caracoles, "calçots"...

A mí los caracoles me da un poco de cosilla comerlos,

pero "calçots" me han dicho que además de estar buenísimos,

hay un ritual que hay que aprender. Te ponen un babero...

Vamos a verlo, venga, aquí es.

(Música)

Hola. Hola, buenas tardes.

¿Qué tal? Muy bien. ¿Y tú?

Pues muy bien. Preguntaba por Isidro.

Pues Isidro está en la cocina, donde tiene que estar.

¿Ah, sí? Sí, ya puedes pasar, ya.

Voy a ver qué me cuenta. Sí, algo te contará.

Vengo con hambre y con ganas de conocer la cultura del "calçot".

¿Del "calçot"? Pues venga, adelante.

Por aquí, ¿no? Sí, adelante, adelante.

(Música)

¡Isidro!

Muy buenas. ¿Qué tal?

¿Cómo estás? Te veo liado. ¿Qué andas haciendo?

Sí, ahora hay más tranquilidad, pero bien.

¿Qué estás haciendo? Estaba terminando el pollo.

Pollo a la brasa, rico, ¿no? Sí, a la brasa.

A mí me interesan, más que el pollo, los "calçots".

En principio, ¿el "calçot" qué es?

Donde vivo, en Castilla, no hay. Es una cebolla tierna.

Una cebolla tierna. Esta es la cebolla

que se siembra para hacer semilla. Es una cebolla especial,

pero es la cebolla gorda, se le corta un trocito arriba,

se mete bajo tierra, y conforme va creciendo, se va calzando.

Vamos al lío, entonces.

Vamos a ver si más o menos...

El fuego tendrá que estar en un punto determinado.

Es una parrilla, se mete por raciones.

Nosotros lo metemos aquí, lo metemos aquí.

Con mucho fuego, mucho más fuego.

¿Ahí no se quema, así?

Sí, tienen que quemarse. Ah.

¿Cuánto tiempo al fuego?

Aquí todo depende del fuego que haya.

El "calçot" por un lado lo quemamos,

y cuando está quemado por un lado, le damos la vuelta.

Y cuando le damos la vuelta, te va marcando él,

porque conforme se va cociendo, se va abriendo.

Isidro, me entra un hambre...

Voy a coger mesa, antes de que me la quiten.

Pues venga. Te lo voy a dar a probar, ya verás cómo te gusta.

Venga, te espero. Venga.

Me gustan pasaditos, ¿eh?

Tranquilo, ya te voy a dar el punto. Venga, vale.

Hasta ahora.

(Música)

(Música)

Bueno, vamos a ver. Bueno.

Isidro, vamos, que lo bueno se hace esperar, pero...

(RÍE) -El babero.

-Ahora ya te lo traigo, no te preocupes.

-Un baberito para que no te manches. ¿Esta mujer es la jefa o qué?

Esta es la... La jefa, ¿no?

La mitad de la jefa. Ostras.

Estamos a medias.

La Mercè. Es la Mercè.

Para que no te ensucies.

¿Unos guantes? Unos guantes.

Parece que voy a operar en vez de a comer.

¿Sabes lo que pasa?

Al estar dentro de aquí, pues claro, primero ensuciarse las manos,

ir al lavabo y lavarse.

Y esto para comer tiene que ser lo siguiente,

la cogemos de aquí arriba, que es lo más quemado.

Sí. Lo cogemos de aquí arriba.

Lo apretamos un poquito aquí para que se rompa

y suave, sin apretar mucho, y mira cómo queda esto.

Qué bueno.

Esto lo metemos aquí, apoyamos con el tenedor.

¿Para qué? Para que la salsa se vaya...

introduciendo un poquito aquí.

Y, entonces,...

Ah... Adentro, ahí. A la boca, a la boca.

Ya me he manchado. No a la barba.

Bueno. No, tranquilo.

Eso suele pasar la primera vez.

Adentro, venga. Mastica un poquito. Un poquito más. Perfecto.

Parece que lo ha comido toda la vida.

(Música)

Es que lo estaba haciendo al revés, calla. Ahora, ahora sí.

(RÍE) Qué liada.

(Continúa música)

Bueno, ¿qué tal, señor? Maravilla.

¿Sí? Maravilla.

Sentaos conmigo, por favor.

Tengo que decirte una cosa, Isidro.

No sé si me ha gustado más con la salsa o sin la salsa.

Mira que en la salsa le ponemos mucho interés.

Estaba buenísima, estaba buenísima,

pero como estaban tan buenas las cebollitas, que...

Tenemos muy buen punto.

Está bien cocido, y al estar bien cocido,

pues seguramente será eso.

Sí, la verdad que ha sido maravilloso.

Muchas gracias.

Y en este programa viajamos por toda España

y siempre vamos mostrando a la gente cosas que a nosotros nos parezcan

que hagan de esta tierra en la que vivimos

algo más mágico, ¿no?

Y vosotros a través de nuestras manos,

pues oye, lo hacéis.

Cuánta gente pasa por aquí y vive experiencias gastronómicas

que son casi como magia, ¿no?

Entonces, me gustaría haceros un pequeño detalle.

Y siempre lo hacemos, mira, lo hacemos con una baraja de póquer,

que tiene picas, corazones, rombos y tréboles.

Entonces, por favor, si es usted tan amable

de cogerlas y de mezclarlas un poquito.

Como puedas, ¿eh? No te preocupes. Si yo no sé mucho, ¿eh?

No, no, pero está más que suficiente.

A mí me has ayudado a poner el babero,

que para mí eso es ya más que suficiente.

Venga, perfecto. Una baraja bien mezclada.

Yo no voy a hacer absolutamente nada.

Lo único que te voy a pedir, Isidro, a ti,

es que me digas "alto" cuando quieras. Dime "alto".

Vale. Pues mira, deja la carta aquí.

Ni la mires, ¿de acuerdo? Vamos a dejar el resto

y, aparte, bueno, quiero demostrar que todas,

absolutamente todas, son diferentes.

Pero aquí has elegido una carta, mira.

Tengo un papelito y un bolígrafo.

Yo quiero que aquí escribas, por ejemplo,

imagínate que la carta fuera el 3 de tréboles,

pues pones un 3 en grande y dibujas un trébol;

que fuera el 10 de rombos,

pues dibujas un 10 y dibujas un rombo;

que fuera el 3 de corazones, pues un 3 y un corazón.

Yo no sé qué carta será. La miras sin que yo la vea

y pones el número y el símbolo, ¿de acuerdo?

Y luego doblas el papelito. La miras, yo me doy la vuelta.

¿Yo miro? ¿No? Sí, puedes mirar, claro.

Hay que compartir las cosas, si no... ¿Está?

Dale la vuelta a la carta otra vez para que ya no pueda verla. ¿Está?

Está. Vale.

Si me doy la vuelta, no veo nada, ¿verdad?

Sí. ¿No veo nada?

No. -No.

Perfecto. Pues ahora dobla el papelito en cuatro, por favor.

Deja la carta a tu lado, que yo no quiero tocarla,

y mira lo que vamos a hacer.

Vamos a intentar que suceda algo mágico. Mira.

Casi, casi como el fuego

que hace que los "calçots" sean tan ricos, ¿no?

Se va quemando, se va haciendo. Igual.

Aquí en vez de quemar una cebollita, estamos quemando un papel

con una carta que habéis escrito.

No os he preguntado si os gusta la carta que habéis elegido.

¿Está bien? Sí.

¿Sí? Mola, mola. Perfecto. Mira, mira lo que vamos a hacer.

Vamos a hacer así.

Quiero que veáis que mis manos no tienen nada,

quizá algún resto de "calçot". De "calçot".

De la brasa, pero nada. Nada.

No tengo nada. Pues mira, vamos a intentar que suceda algo mágico.

Así. Y así.

Voy a quemar incluso un poquito más por aquí.

Así, bien, bien quemadito.

Esto no tiene que estar tanto tiempo como las cebollitas,

pero bueno... (RÍE)

Ahí está, ahí está. Perfecto. Ya lo tenemos casi todo listo.

Los magos tenemos dos maneras de saber cuál es la carta

que un espectador ha elegido.

Una, que es preguntando, y la mayor parte de los espectadores,

pues, oye, no te lo dicen. Dicen: "Vaya mago".

Y otra que es haciendo como un pequeño ritual de fuego.

Yo cuando te he visto en la cocina,

he visto que haces como un pequeño ritual.

Se colocan de una manera determinada en la parrilla,

se meten al fuego, pues los magos con el fuego hacemos algo igual.

Mira, ya verás.

Nada en mis manos, ¿verdad? Sí.

Mira.

Mira, aquí aparece... Oye...

-Sí, hombre. Un 7 y un corazón.

Quiero que le des la vuelta, por favor.

Sí, sí es eso lo que yo he hecho. Dale la vuelta, por favor.

Y es el 7 de corazones. Oye.

(RÍEN) -¡Qué bueno es!

Mola, ¿no? Mola mucho.

Una carta elegida al azar.

Claro, es que no solo haces tú magia en la cocina, ¿eh?

Ni la Mercè, ¿eh? (RÍE)

-Esto sí que es magia. No, todo es magia, todo es magia.

Muy bonito, muy bonito. Bueno, pues nada.

Gracias. Una pregunta que no os he hecho,

esto de los "calçots" no engorda mucho, ¿no?

No. Y la salsa un poquito, a lo mejor.

No. ¿Tampoco?

No.

Iba a hacer unos abdominales, entonces no los hago.

Voy a tomar un postre por ahí. (RÍE) Bueno, venga.

Me he quedado alucinado, de verdad. -Muy divertido, muy interesante.

-No lo entiendo cómo lo ha podido conseguir, pero...

-Magia. -Sí, señor. Eso.

(Música)

Seguimos nuestro camino

y llegamos a la localidad medieval de Cervera.

Una visita obligada para los amantes de la historia y la cultura.

Pasear por ella es como pasear por varios siglos.

Como diría aquel: "Aquí hay mucho, mucho que ver".

A cualquier otra parte.

A cualquier otra parte.

A cualquier otra parte.

A cualquier otra parte.

(Música)

(Aplausos)

Muy buenas. Buenas, ¿qué tal?

¿Qué tal? ¿Cómo estamos? Bien.

Vamos a hacer una magia con esta baraja de cartas.

Un juego muy sencillo, pero muy bonito. Me gusta mucho.

Alguna de las cartas tiene como una pequeña historia.

Muchas cartas diferentes y vamos a mezclarlas un poquito.

Adrián, vas a tener una misión importante, que es elegir una carta.

Dime "alto" cuando quieras. Vale.

Ahí, esta no, que la has visto, coge la siguiente.

No se la enseñes a nadie. Cógela. Cógela.

Solo cuando yo me dé la vuelta se la enseñas a la cámaras,

¿de acuerdo? Ya.

Esta carta no, que la ha visto todo el mundo,

coge la siguiente.

Coge la carta, no se la enseñes a nadie.

Dime "alto" cuando quieras. Ya.

Mira, esta carta no, que la ha visto todo el mundo,

cogerás la siguiente. Todas las cartas son diferentes.

Podría haber sido cualquiera de estas,

mira que podría haber sido cualquiera, pero ha sido esta.

Has podido coger cualquier carta, pero ha sido esa.

Justo cuando yo me dé la vuelta, se la enseñas a las cámaras

para que en casa la puedan ver bien. Adelante.

(Música)

Adelante, eso es.

Dámela hacia abajo la carta, que yo no pueda verla.

Permíteme la carta, hacia abajo. No quiero verla.

Hacia abajo. Déjame la carta hacia abajo.

Porque voy a intentar adivinar esta carta.

Me he quedado en blanco, espera.

Es una carta que es de color rojo, ¿no?

Y cuando me quedo blanco mira lo que pasa.

Es que me he quedado en blanco.

La carta se queda en blanco.

Hombre, pues esta no era, ¿eh?

Y me quedo en blanco.

(Música)

Todas en blanco.

-Todas.

Toda la baraja se queda en blanco, toda, toda.

Mira, mira, mira.

No es un truco, mira, no es un truco de cámara.

Mira, mira, mira. Ah.

Hay una carta que es azul. Hay una carta que es de otro color.

Todas me parece que no. Es de otro color.

Hay una, mira, hay una.

Cógela, por favor. Hombre, hombre.

-¿Cómo lo has hecho? -Es esta.

¿Es vuestra carta? Sí.

Es tu carta, ¿verdad?

Enhorabuena.

(Aplausos)

Siempre quieres saber el truco, pero ya no llego a tanto.

-Impresionado me he quedado. -Espectacular.

-Parece imposible que lo haya podido hacer.

-Impresionante.

-Y te lo hacen delante y es que no te lo crees.

Todo empieza aquí.

(Música)

Continuamos nuestro viaje y lo hacemos en Guimerá.

Para muchos, uno de los pueblos medievales

más bonitos de toda Cataluña.

Aquí se levantan viejos edificios casi por cualquier sitio.

Oye, no os olvidéis la cámara de fotos,

porque la vas a utilizar de lo lindo.

Por primera vez nos miramos a los ojos.

Todos los caminos que tomamos se cerraban.

Dicen que...

Una cadena. Pues la pienso saltar.

No, en realidad, me han dado permiso, ¿eh?

Pero no se atreve mucha gente a bajar,

porque estoy actualmente en la sede del Ayuntamiento de Lleida.

Se conoce como el Palacio de la Paeria.

Es una de las obras del civil Románico más importante,

incluso un emblema para toda Cataluña.

Pero no os vengo a hablar del ayuntamiento, no, no, no,

vengo directamente hasta el año 1486

y es que en este sótano hay una mazmorra

y yo, evidentemente, quiero conocerla. ¿Os atrevéis?

(Música suspense)

En 1486 se hizo la reforma de este ayuntamiento

para que justo aquí, en el sótano, hacer unas cárceles.

Cárceles estancas, como no podía ser de otra manera,

tanto para hombres como para mujeres.

La mazmorra era la estancia que estaba dedicada

a los presos que estaban condenados a muerte.

Y me han contado que ahora vamos a descubrir

que hay todavía algunos dibujos hechos en la pared

que representaban la crucifixión y también, yo creo,

buscando una última esperanza. Así que vamos a ver.

(Música suspense)

Qué agobio aquí.

Esto debe ser la cama.

Pensar que aquí estaba la gente condenada a muerte

da un poco de... Da un poco de cosa, la verdad.

Estos son los...

Los dibujos hechos en piedra.

Casi hubo pequeñas esculturas.

Mirad, aquí hay una llave que simboliza un poco

la ansiada libertad que querían.

Aquí claramente se ve el homenaje a la crucifixión

con gente incluso rezando.

Hay algunas que no las comprendo muy bien,

no sé el significado que tienen.

Pero lo que está claro es que aquí se respira,

aquí se respira de sufrimiento.

La verdad es que yo he tenido bastante por hoy.

Necesito cambiar de aires.

Creo que mi siguiente destino va a ser algo totalmente diferente.

Voy a la zona del Penelles.

(Música)

Entre cigüeñas y patos se esconde

uno de los lugares más interesantes y curiosos de toda Lleida.

(Música)

En los llanos de Urgel, en la provincia de Lleida,

se encuentra una de las fincas más espectaculares de toda Cataluña.

¿Por qué? Porque tiene la bodega más antigua de vinos de crianza.

Además, tiene un castillo del siglo XIX.

Un castillo con mucha historia.

He quedado con Tomás, su propietario,

y vamos a conocer todos los secretos.

(Música)

(TOCA LA PUERTA)

(Música)

Tomás, ¿verdad? Sí, señor.

¿Qué tal? Bienvenido.

Muchas gracias.

Qué bonito es este castillo. Sí, la verdad es que sí.

¿Qué es? Del siglo XIX, ¿verdad? Siglo XIX.

¿Cuál es la historia de este castillo?

¿Cómo son los orígenes? Es una casa señorial.

De la familia Girona, de la burguesía...

La familia Girona... Bueno sí.

Suena que tiene... Yo no digo nada, pero...

Procedente de Tárrega, un pueblo cerca de aquí.

Gran festival de teatro en Tárrega. Exactamente.

Se fue de Barcelona.

Allí fueron las familias que hicieron fortuna,

de las más importantes de la burguesía catalana

durante la revolución industrial,

y están muy focalizados en el mundo de la agricultura.

Como eran de país agrícola, querían volver un poco territorio

y fueron los que financiaron la construcción del canal de Urgel,

que es al final lo que ha dado la riqueza a este país.

¿Y sobre qué está construido este castillo?

Pues mira, esto es un castillo que está construido

sobre una casa medieval,

que esta casa medieval está construida sobre otra pequeña casa,

de épocas anteriores.

Y lo que estamos ahora también trabajando

es buscando cuáles son realmente los orígenes del Castell del Remei

como zona agrícola,

porque pensamos que los romanos tienen mucho que ver en esto.

Encontramos la piedra romana en casa y entonces buscamos,

estamos haciendo un estudio sobre la procedencia

de lo que es el Castell del Remei.

También he leído que en este castillo en el año 39

hubo una pequeña, una gran catástrofe,

murieron muchos soldados. Cuéntame un poco.

Se convirtió en caserna del Frente Nacional.

Simplemente hubo una explosión de lo que es el polvorón.

Un accidente fue. Un accidente, sí.

Realmente fue fortuito, un accidente,

se cayó... Alguien me ha contado que estuvo cerca.

Se les cayó una bomba, explotó, y a partir de aquí

explotó todo el polvorín y desapareció un tercio del castillo.

Realmente uno de los grandes torreones desapareció completamente.

¿Qué importancia tiene esta finca para la comarca?

Antiguamente no había discotecas, no había bares,

no había pubs, digamos, y la gente se reunía

en centros determinados.

El castillo del Remei era quizás el punto más importante de reunión.

Ahora lo que hacemos es mantener estas traiciones

con diferentes fiestas alrededor del año, a través del año,

con una fiesta mayor,

a la cual acuden toda esta gente que tiene una vinculación emocional

con el espacio y lo que el castillo de Remei representa para la comarca.

En el castillo también tenéis una sala

que está muy relacionada con la magia,

porque la magia y los espejos tienen mucho que ver.

Los espejos son mágicos. ¿Es cierto?

Tenemos la sala de los espejos.

¿Podría verla? Y tanto.

(Música)

(TOCA EL PIANO)

¿Y esta sorpresa tan maravillosa? Hola.

Hola. -Mireia.

Hola, Mireia, ¿qué tal? Mi mujer.

-Un placer.

Estás aquí tocando la melodía del castillo.

La verdad es que en este entorno apetece mucho.

¿Qué cosas han ocurrido en este castillo?

Aquí seguro que hay historias de todo tipo, ¿no?

Historias de amor... Contadme, contadme.

Supongo que muchas de ellas conocidas,

pero, bueno, lo que quizás lo más fascinante es que aquí hay...

Ha habido mucha vida en muchas temporadas de verano

de familias burguesas, ha habido recepciones.

En esta sala, por ejemplo, estuvo Camilo José Cela,

investido por la Cofradía de los Vins de la Terra Ferma,

hacemos muchos recitales

ya de música, presentaciones de vinos, fiestas.

Yo, antes de venir aquí, me he informado mucho

del tema ese que aquí hace 26 años

también hubo una historia de amor.

Os encontrasteis vosotros dos,

pasó el tiempo y ahora marido y mujer.

Este castillo es mágico, mágico.

Bueno, lo cierto es que sí.

Tomás ganó unos premios con esta bodega, Castell del Remei,

vino a mi agencia de comunicación para difundirlo y así nos conocimos.

Surgió el amor. Más o menos.

Qué bonito, qué bonito.

Bueno, vamos a seguir la visita, porque, claro,

una de las cosas más importantes que hay en esta preciosa finca

es esa bodega que es la más antigua de Cataluña

en lo que a vino de crianza se refiere.

Y me gustaría conocerla. De acuerdo.

Y la princesa del castillo, Mireia, se puede quedar tocando

mientras nosotros nos vamos. ¿Te parece?

Gracias por visitarnos. Nada.

(TOCA EL PIANO)

(Música)

(Canción en inglés)

Qué bien huele aquí a vino. La verdad es que sí.

La zona de crianzas siempre es la zona mágica,

la zona del relax del vino, ¿no?

Donde el vino descansa, donde el vino evoluciona,

donde el vino... Respiras y...

El olor del ambiente es muy importante para nosotros.

Cuando llegamos a la bodega, según el olor que hace,

sabemos que si tenemos que airear o no

o si tenemos que cerrar puertas o tenemos que abrirlas,

porque realmente es importante el nivel de humedad,

el nivel de... Del ambiente, que no se produzcan mohos.

Que haya un nivel de humedad alto pero que, en cambio,

no tengamos aire estancado.

Podemos decir que es la primera bodega catalana,

la más antigua en lo que a vinos de crianza se refiere, ¿verdad?

Sí, sin duda. Una bodega del siglo XX.

De hecho es de finales del siglo XIX.

Se empieza en 1890 y termina la bodega en 1920 más o menos

con toda la evolución que ha tenido.

Alguna transformación posterior, evidentemente,

durante la guerra civil, después se hizo una remodelación

y se modernizó un poquito y en el año 82

se moderniza ya totalmente, y es lo que hoy es el castillo del Remei.

¿Qué destacarías a nivel histórico de esta bodega?

Huele a historia nada más entrar aquí, ¿no?

Realmente tiene una historia.

Fue de las primeras en importar el semillón.

Fueron personas que innovaron,

pioneros dentro del mundo de la agricultura.

Digamos que castillo del Remei era una colonia agrícola como tal.

Vivían casi 500 personas. 500 personas dedicadas al vino.

Al vino y a la finca, porque era una finca con más de 1000 hectáreas, ¿no?

Entonces, la finca más grande de Cataluña

desde el punto de vista de explotación agrícola.

¿Podemos decir entonces que la uva vino de Francia?

¿O solo el proceso, solo la idea? ¿Como fue?

Digamos que la idea del vino era francesa.

Entonces, la elaboración, la crianza, aquí, en España,

se hacía vino más que un tema alimentario,

pero en cuanto a etiquetaje, en cuanto a marca,

en cuanto a lo que es la crianza,

esto, hasta que no hubo la filoxera que arrasó las viñas españolas,

bueno, primero las francesas y entonces se construyó

lo que es Rioja y lo que es los vinos catalanes,

en ese momento, que fue a finales del siglo XIX,

es cuando empieza la revolución del vino en España

y cuando se impone ya lo que es la etiqueta,

la crianza y las ideas francesas vienen a España

para hacer vinos de crianza con reconocido prestigio.

Tomás, me voy encantado, porque he visto

que hacéis algo que me gusta, que es relacionar el vino

siempre con el arte, con la cultura,

lo combináis, lo mezcláis.

Y es que en esta zona hay mucho arte,

porque ahora mismo me voy a ir

a un pueblo que está a 10 minutos de aquí

que le llaman el Pueblo de los Grafitis.

La verdad es que es una gran idea de Penelles,

al cual nosotros estamos, como municipio,

nuestro municipio, al que pertenecemos,

y realmente están haciendo un trabajo fantástico

y transformando un pueblo que nada era turístico,

lo que es ahora que tienen siempre overbooking de visitas.

Nosotros a lo mejor no hubiéramos ido

si no hubiéramos conocido esta iniciativa.

Además es salir de la nada, hacer algo nuevo de la nada

y realmente muy interesante.

Nada, Tomás, muchas gracias por todo,

aquí te dejo con el vino. Hasta luego.

(Música)

Una vez más me salgo de la carretera.

Llegamos a Penelles, conocido como el Pueblo de los Grafitis,

un apodo que, sin ninguna duda, le viene como anillo al dedo.

Estrecha espiral.

Y si no puedo más que frenar,

y ver si me salgo de varas.

Mientras tanto...

Mar, ¿qué tal? ¿Cómo estás? Bien.

Vengo paseando por el pueblo y qué colorido lo tenéis.

Sí, ¿no?

¿Y esta iniciativa cuándo surge? ¿Cómo surge?

Esto ya hace tres años que... Tres años.

Sí, sí, ahora en breve haremos la tercera edición.

¿Por qué empezó todo esto de, si me permites la expresión,

de pintar las paredes?

¿Cómo empezó esto?

Empezó por un problema muy grande

que tenemos, como en todos los pueblos rurales,

pero un problema que tenemos en el pueblo.

Despoblación quizás. De despoblación.

Entonces sí que hay ferias, un día montas una feria,

un día un festival, pero en nada se queda

y se nos ocurrió esto.

Tenía que empezar con dos murales, tenía que empezar con un mural, este.

¿Qué representa este mural? Es la serra.

Es la niebla, el ojo es el sol, de las puestas de sol,

cigüeñas que tenemos muchas, manzanas... Un poco...

Digamos que es como un homenaje a la tierra.

Y es muy interesante eso que dices,

porque otros festivales, vienen artistas, actúan

y dejan su arte efímero.

Eso es un arte que se queda para siempre, ¿no?

A ver cómo se envejece el pueblo, pero sobre la marcha iremos...

¿Cuántos habitantes sois en el pueblo?

Somos 470.

¿Y cuántos murales tenemos? 54.

Vamos a verlos, vamos a verlos.

(Música)

(Canción en inglés)

Qué chuli. Sí.

Este fue el año pasado.

Cada festival aquí es de festival de murales y arte rural.

Este fue un homenaje a los palleses de años atrás

y este es el 100 %. Este gusta a todas las edades.

Aparte es en la plaza de los niños.

Por lo que veo, esta pared supongo que es de una persona.

Es privada. Y lo ceden para el proyecto.

Hay implicación total de la localidad con el proyecto.

Sí, el pueblo colabora mucho.

Venga, vamos a seguir esta ruta maravillosa de los murales.

Los grafitis incluso cuentan fábulas. Mirad, por ejemplo.

Este mural representa la de Don Quijote.

Este niño es el famoso hidalgo.

Las ovejas con el móvil son los adultos que hacen de molinos.

Simbolizan la lucha entre las responsabilidades de los mayores

y las despreocupaciones de los más pequeños.

Vaya chulada de mural. Buenas pinturas.

De Granada. Estos vinieron en la primera edición

y fue un honor para nosotros que viniera,

porque para nosotros es uno de los pioneros del mundo,

del arte del grafiti, del muralismo.

Justo los propietarios de esta pared llevan 100 años de herrería,

que son herreros, de herrería.

Se lo comentamos y por eso se hicieron las manos.

La madre mayor se emocionó, porque... No me extraña, es superbonito.

Es un honor a la casa que llevan tantos años siendo herreros.

¿Esa pared es del niño de las pinturas?

Si quiere.

si un día dice: "No, la libero", y le invitaremos a otro.

Vamos a pasear un poquito.

(Canción en inglés)

No me extraña que quisieras dejar esto para lo último.

Esto fue la última adquisición de mural de Penelles.

Qué bonito. ¿Qué es?

Esto fue...

Estamos muy contentos, porque vinieron dos artistas,

vinieron de Nueva York y de Francia.

Desde Nueva York vino hasta aquí a pintar.

Sí, vino a hacer un viaje de un mes.

Hacía cuatro interpretaciones

de "Alicia en el país de las maravillas".

Ella hace hiperrealismo

y él, que viene más del mundo del grafiti, hizo lo otro.

¿Ellos dos no se conocían? Sí que se conocían.

Se conocían, trabajaban juntos.

Lo veo que está como muy encajado todo.

La verdad que aquí empezó y han hecho cuatro murales más.

En Londres, Francia, Ámsterdam.

Penelles, Londres, Francia y Ámsterdam.

Cómo mola. Estamos supercontentos.

Antes de despedirme de este maravilloso pueblo tan bonito

con esta idea tan fantástica,

me gustaría hacer algo relacionado con la magia, evidentemente,

y también con el grafiti, pero un grafiti un poco más antiguo.

¿Te apetece? Venga, va.

(Música)

Siéntate por aquí.

Aquí tenemos la manera de hacer grafitis de hace mucho tiempo.

Son pizarras que utilizaban nuestros antepasados,

nuestros abuelos.

No sé si tu abuelo a lo mejor fue a la escuela.

El mío, desde luego, me contaban que hacían así.

El profe tenía una más grande.

Es una manera de hacer grafitis.

Antes que nada quiero que veas que no tengo ningún trasmisor,

no tengo nada, porque vamos a intentar hacer

una magia que es muy especial. Te voy a contar.

Te vas a quedar con esta pizarra.

Yo me voy lejos. Vas a escribir una palabra.

Te voy a pedir que la escribas en mayúsculas,

que luego hay que mostrársela a la cámara.

Escríbela, pero no hagas nada más con ella.

Una palabra que sea bonita para ti y yo voy a intentar percibir algo.

Me voy, me voy, espérate que me voy.

Pienso en ti.

Pensamiento circular.

Si quieres, si quieres pon la mano ahí delante

para que yo no pueda intentar ver. ¿Así?

Adelante, cuando quieras. Perfecto.

Pienso en ti, en el deseo...

¿Tienes la palabra ya? Sí, ya está.

¿No quieres cambiarla? No.

Pégatela al pecho, para que nadie pueda verla.

Pienso en ti.

Voy a intentar hacer algo especial.

Pienso en ti.

Mar, te quiero preguntar y quiero aprovechar este momento

para que nos digas si yo he hablado contigo previamente

y te he dicho.: "Por favor, escribe una palabra determinada".

No.

¿Has escrito la palabra que has querido?

Totalmente.

(Música suspense)

Ay, qué nervios.

(Música suspense)

Yo aquí he escrito una palabra.

Quiero que le des la vuelta a tu pizarra, por favor.

Pone "arte". Sí.

¿Había alguna posibilidad que yo supiera que iba a poner arte ahí?

Eh... No.

Quiero que gires mi pizarra y veas...

"Molt be".

Exactamente pone arte.

¿Qué te parece? ¿Te ha gustado? Sí, y tanto.

Pues a mí me ha encantado el paseo que me has dado

por este maravilloso Penelles.

Y nada, sigo mi aventura. Perfecto.

(Música)

Puedes ser quien quieres.

Cual vigilante del siglo XII o XIII,

me encuentro en la parte más alta de Lleida.

Estoy vigilando para que esté todo tranquilo.

Porque os quiero contar

que justo aquí, a mi derecha, está el famoso Castillo del Rey

que, aunque veáis que es una fortificación tan grande y bonita,

a los antiguos reyes de la Corona de Aragón

tan solo les valía como residencia itinerante.

La utilizaban cuando les venía bien.

La podemos comparar incluso con el Palacio Real de Barcelona.

Pero dentro han sucedido muchas cosas.

Este castillo se comenzó a construir con Pedro I.

También lo ocupó Pedro II, Pedro III y con Jaime I, el Conquistador,

sucedió algo muy interesante y es que con tan solo 6 años,

en su interior fue nombrado rey de Aragón.

Para acabar, os cuento que este conjunto se conoce como La Suda,

es un vocablo árabe que significa fortificación.

No me digáis que no os han entrado ganas de conocerlo por dentro.

Sigo la verdad.

Que los vientos no traigan siempre

un nudo en la garganta.

Podéis estar tranquilos que en mi vigilancia

no he visto nada extraño.

Esto de aquí es la fachada sur del famoso castillo

y allí abajo he sido un poco pillo porque os he dejado con las ganas

de conocer este castillo por dentro.

Pero si queréis tener más información,

tenéis que entrar en la web de rtve.es.

Creo que aquí ha llegado el momento de hacer algo que siempre hago,

algo especial. Ya os podéis imaginar qué, ¿verdad?

Para ya, ya, ya.

Hasta pronto, Lleida.

Me voy ya de esta tierra, pero me llevo en mi maleta

un gran y valioso equipaje, la grandiosidad de tu catedral,

la magia del Día de Sant Jordi,

la amabilidad eterna de todas tus gentes

y el sabor de tus famosos calçots.

A cambio, te dejo una carta.

Quizás para ti no sea muy importante,

pero para mí casi lo es todo. Hasta muy pronto, Lleida.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Lleida

Un país mágico - Lleida

30 jun 2018

El mago Miguel Romero "Miguelillo" recorre los espacios más mágicos y singulares de la geografía española. a través de sus ilusiones y juegos de magia, visita lugares carismáticos de cada provincia y entrevista a personalidades del mundo de la cultura, deporte, cine....

ver más sobre "Un país mágico - Lleida" ver menos sobre "Un país mágico - Lleida"
Programas completos (39)
Clips

Los últimos 184 programas de Un país mágico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios