Presentado por: José Antonio Labordeta Dirigido por: José Antonio Labordeta

Serie documental divulgativa que aproxima al espectador las tierras y la sociedad de España. ''Un país en la mochila'' está conducido por José Antonio Labordeta, que realiza su particular crónica viajera y propone un viaje a través de sus impresiones sobre la economía y las representaciones artísticas del mundo rural español. Algunos de los recorridos que ofrece esta serie son las sierras del Segura en Andalucía; el Moncayo en Aragón; de Panes a Potes por Asturias y Cantabria; la Gomera en las Canarias; el Alto Tajo o el Señorío de Molina en Castilla La Mancha o el Duratón en Castilla León. José Antonio Labordeta es conocido por su faceta de cantautor y poeta. Pero su condición de historiador y profesor le confiere los conocimientos para describir las costumbres, paisajes y personajes de cada región.

5401279 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Un país en la mochila - La Rioja - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE

(Música cabecera)

(Música cabecera)

(Música)

(Música)

A los pies del monte Isasa se extiende La Rioja Baja.

Desde los altos del Pico, desde las encrespadas rocas

batidas por los vientos se divisa

hacia el norte, la línea del Ebro, con Calahorra como centro.

Hacia el sudoeste el Moncayo, erguido y con las últimas nieves

de la primavera iluminando la lejanía.

Y hacia el oeste, los Picos de Urbión.

Entre estas tierras agrestes, me han contado que, en Navajún,

cerca ya de la raya con Soria,

se extraen de las mejores y más perfectas piritas del mundo.

Mucho te explican de estas formas cristalográficas por la zona.

Desde que los lugareños las han llamado siempre cantalobos,

porque las usaban como cantos para las ondas contra los lobos.

Hasta propiedades terapéuticas,

pasando por compensaciones del sistema nervioso.

El carácter emprendedor de los ríos

las han valorado mucho más allá de una simple roca a estas formas.

Tanta literatura te atrae el ir hasta su yacimiento

para hablar con Pedro Ansorena y escuchar de sus propios labios

la verdad sobre estas pequeñas joyas.

La formación de estas piritas proviene de la era Terciaria,

en el Jurásico, en la facies Wealdense.

Se comunica un poco con la era en que habitaron los dinosaurios.

Toda esta zona de aquí eran grandes lagos.

Es decir, un efecto de una regresión marina.

Cuando los mares bajaron, se formaron lagos aislados.

Entonces, había una cantidad bastante importante

de material orgánico que formó

el azufre. Y después vino, posteriormente, un

Un aporte de hierro del interior.

Entonces formaron la primera celdilla o unidad cúbica,

que es la primera unidad de pirita de hierro.

Pirita de hierro hay en muchos sitios del mundo.

Pero esta, particularmente, la configura

como la cristalización más perfecta.

Porque son los cubos más perfectos.

Complicadas cristalizaciones, formas sugerentes, atractivas

Tan atractivas y complicadas que parecen pequeños milagros

surgidos de no sé sabe muy bien qué juego geológico.

Al verlas, compruebas que casi, casi allí

están los conceptos escultóricos de hombres como Oteiza o Chillida.

Haciendo que el volumen cristalográfico

ocupe en el espacio un lugar tan interesante

como cualquier escultura salida del cincel de un maestro.

-Roberto, dile al Ángel que, cuando termine ese tajo,

suba a la galería.

Atrás se queda el yacimiento con sus canteros,

trabajando, con delicadeza, para no estropear

que a la naturaleza le ha costado miles de años,

por una cuesta dura y pina,

atravesando unas lomas crudas y ásperas,

desciendo hacia los llanos.

(TOCA EL CLAXON)

Cuando Ansorena continúa su camino, yo hago lo mismo.

Tomo la vereda de la carretera y, paso a paso,

voy dejando a mis espaldas los roquedales arcillosos,

los sembrados de trigos duros y de cebadas.

Y voy viendo al fondo los primeros bancales de huerta que,..

regados por el río Alhama y,

con la tradición de culturas asentadas a sus orillas,

ofrece una riqueza insospechada, arrebatada por la calidad humana

que trabaja estas tierras.

Inestrillas es una buena muestra de lo que acabamos de decir.

Cobijado de los vientos del norte por una loma,

muestras las huellas de un poblamiento troglodítico

hasta épocas muy recientes.

Las cuevas, la propia iglesia y los restos de un viejo castillo,

adosado todo contra las arcillas,

te hablan de una larga tradición

que, poco a poco, fue abandonando estas costumbres

y bajando su población a las orillas del río.

Pero que nació entre las cuevas para mejorar su defensa

contra posibles enemigos.

Y un poco más allá, siguiendo el curso de las aguas del Alhama,

a veces mansas, a veces agrestes,

los restos de Contrebia Leukade,

te confirman en la importancia de esta comarca

y origen de los primeros pobladores de la zona que,

utilizando el río como fuente de riqueza,

se asentaban alejados de él para evitar sorpresas.

Los restos de este poblado celta-romano

te inician en algo que vas a ir encontrando a lo largo del camino.

El combate de todos los habitantes de esta comarca

por extraer de la tierra hasta su último suspiro

para conseguir una vida digna, frente a una tierra dura y fuerte.

Que, escasamente, concedería alternativas,

si no fuese por el carácter de gente que lo habitaron y habitan.

Los restos te muestran las huellas de un importante poblamiento

del que sólo quedan muros, graneros, aljibes,

calles de lo que fue,

pero donde la roca también fue excavada como vivienda.

El río baja manso y, a su paso, va abriéndose el valle.

De las aguas del Linares y de las del Alhama,

del buen hacer de estas gentes,

crece en la tierra el espárrago,

esa planta tan temerosa del sol y que,

mimado en los pequeños arenales de los ríos,

ha transformado desde hace unos años

la economía agrícola del entorno.

El huertano de La Rioja es hombre tranquilo,

de gestos sobrios, justos. Y de un calmudo caminar,

como sugiere la tierra sobre la que anda.

Cebollas, parrales de uvas

y árboles frutales redondean la vida de toda esta zona.

Canto de un gallo.

(CHILLA)

En el camino, y presidiendo los agrestes roquedales

que bloquean la ruta y el valle,

contemplo una manada de buitres, vigilantes del horizonte,

dispuestos a saltar sobre alguna lejana presa.

Dejo el Alhama y, tomando el río Linares,

me dirijo hacia el oeste,

al encuentro del Cidacos.

Al poco y desparramándose por una loma,

me topo con Grávalos, suave en el atardecer suave;

vigilado por la torre de su iglesia;

rodeado de campos de trigo y de cebada.

Y famoso, en tiempos, por unas aguas termales

cuyo balneario ahora está abandonado.

Alguien me había contado que, en este pueblo,

y de la mano de Benito Escudero,

surgía un cava de excelente calidad.

Hola, buenas. -Muy buenas.

¿Es usted Benito Escudero? -Pa servirle.

¿Y qué está usted haciendo ahora?

-Haciendo el removido de las botellas

para hacer que baje el poso que queda al hacer la fermentación.

Para que baje al cuello de la botella y hacer el degüello.

¿Y cómo se le ocurre meterse en esto del cava?

-Pues una cosa me ocurrió un accidente.

Antes, yo había estudiado enología, yo soy enólogo.

Y me ocurrió un accidente con una moto

Y me estuve pues unos 14 ó 15 días en estado de coma.

Después estuve muchos años casi casi sin hacer nada.

¿Y luego se metió? -Se me ocurrió hacer unas pruebas.

Fueron saliendo bien las pruebas y aquí estamos, así seguimos.

¿Y cuántas botellas hacía al principio?

-Pues al principio empecé a hacer pues

Unas dos mil o algo menos, quizás.

¿Y cuántas hace ahora?

-Ahora se hacen unas 80 ó 90, según años.

Años que se hacen más y menos. ¿Y qué tipos de cava hace?

-Se hace el semiseco, el seco,

el bru y el nature. ¿Y qué diferencias hay entre ellos?

-El bru y el nature,

son el mosto ya escogido de la primera prensada.

Y el semiseco y el seco ya es más inferior.

Y después, al nature

Por ejemplo, es natural, no lleva nada de

Se rincha en la botella cuando se hace el degüello.

Se rincha la botella con otra botella igual.

Y al bru se le pone dos o tres gramos de azúcar en la botella.

¿Y al seco y al semiseco? -Al seco y al semiseco,

pues, se le pone al semiseco

Dejo al abuelo y a la nieta en sus menesteres

y, paseándose por las calles de Grávalos,

me encuentro, sentada a la puerta de su casa,

con una abuela haciendo bolillos.

Como mi tiempo no me cuesta mucho dinero,

pego la hebra con ella y me siento a su lado.

-Esto es un truco, hay una astilla

que lleva ocho o diez pues se hace la astilla

con esto.

Medio punto.

Pasado medio punto; el punto entero de otra manera.

Y punto solo y trenza

Lo que ha habido en los encajes encajes dobles, anchos.

Pero ahora ya, ni ancho ni estrecho.

¿Pero es muy difícil? -No, no.

Todas las cosas son, no sabiendo, todo es difícil.

Pero en que se aprende uno, todo es fácil.

¿Cuántos años tiene usted?

-97. 97. ¿Y ve bien pa hacer eso?

-Pues eso le he dicho a la nuera, digo: ya ves.

Los agujeritos no los veo.

Donde hinco. Pero está usted muy guapa.

-Gracias. Se conserva usted muy bien.

-Más buen apetito todo sabe. ¿Será el agua de Grávalos?

¿Eh? -El agua no bebo mucha.

Antes me gustaba el vino.

Un poquito pa mi hermana y pa mí.

Pero a mi marido no le gustaba el vino

Pues ya me quité ese vicio.

Porque no iba a ir a la bodega a por vino pa mí.

No bebía él, pues yo tampoco.

¿Fue mucho a la escuela o no?

-Hasta los 14 ó 15. ¡Y vamos!

¿Y cuántos curas había en Grávalos cuando era joven?

-Tres sacerdotes ha habido, antiguamente.

¿Y usted cantaba en la iglesia o no?

-Una vez nos dio unas palmadas

la maestra. Y subo y le digo a mi madre: madre

"Hija mía". Nos ha dado unas chuletas doña Luisa.

"Pues qué bien nos va a venir".

Mi madre no le daba petardo.

"Pues mira, no tengo más que patata, con estas chuletas

¡Qué mujer más tonta!

¡Calla! ¿Pues no dice que te ha dado chuletas?

A verlas. ¡Es que usted medio tonta!"

Sí, chuletas nos ha dado na más. "Ah, entonces habéis hecho"

Nunca bajaba, mi madre nunca bajaba a dar una queja

a los maestros. "Si os castigan, os lo merecéis".

¿Y usted cantaba en la iglesia? -Sí, he cantado.

Porque mi padre llegó a ser sacristán.

Como le gustaba tanto la música

Pues, ahora el mes de mayo las Hijas de María;

el mes de junio el Corazón ¿Nos cantaría algo ahora?

Cánteme algo. -Pues sí.

Cantábamos A ver, venga. ¿Ahora mismo?

¿No me cantaría usted algo? -Pues sí.

A ver, así, suavecico.

Azucena candoro... Cuando íbamos con las...

Azucena candorosa,

llena de sublime amor.

Acoge con entusiasmo

esta bellísima flor.

¡Oh, María, Virgen florida!

Hoy, postrados a tus plan,

te ofrecemos esta bella flor.

¡Llena de amor! ¡De amor!

Y dándome vueltas por la cabeza

las palabras y la vitalidad de Matilde, sigo el camino.

Poco más allá, cubriendo como un destartalado navío

envuelto en olvidos,

me topo con Turruncún, abandonado, roto

y que, curiosamente,

la administración decidió levantar un edificio

para escuelas, cuando grietas y el abandono hacían mella.

Pero, ya se sabe, los actos administrativos son imparables,

por muy absurdos que sean.

Y allí, como testigo mudo, está el edificio escolar

también abandonado y solo.

Poco árbol autóctono queda en la comarca.

Por ello, a este pequeño robledal se le mima

casi como si se tratase de un resto tan arqueológico

como otros de los muchos que hay por La Rioja Baja.

Camino del río Cidacos, el paisaje cambia.

Los viñedos, que en el otoño

cubrirán de amarillo y burdeos todo el paisaje

y de cuyas vides saldrá el rico rioja, tan apreciado por todos,

vuelven a aparecer.

Las cerezas, casi maduras, imponen todo su colorido.

La primavera estalla por todos sitios y los árboles frutales

se desperezan enviando al aire la tímida sombra de sus primeras

frutas maduradas.

Balido.

En alguna pequeña majada, un diminuto rebaño espera

a que el pastor la deje salir al campo abierto para recorrer

los agrestes pastos de estas tierras tan fuertes.

Un poco más adelante, y antes de internarme en la pura sierra

donde las rocas se encrespan y se adueñan,

me detengo en Muro de Aguas,

donde esta mana como un milagro incomprensible.

Ahora ya la huerta es un recuerdo.

La sierra está plena de rocas y retamas,

de arbustos duros y horizontes agrestes.

Y por esta zona, en compañía de dos paleontólogos,

Santiago Jiménez y Joaquín Moratalla,

a que me descubran, me muestren y enseñen

uno de los secretos más interesantes y emocionantes.

El camino y el paisaje son encrespados,

pero el interés por ver sus hallazgos,

me hacen recorrerlo sin cansancio,

aunque en algunos momentos,

las cuestas estén a punto de dejarme sin resuello.

-Y aquí, en el barranco del Gollizo, en Préjano,

donde venimos realizando trabajos de investigación

de huellas de dinosaurio,

hemos encontrado, sorprendentemente,

esta huella de un dinosaurio de grandes dimensiones.

Es de un dinosaurio iguanodóntido.

Y curiosamente es la huella de mayores dimensiones

que se conoce en el registro de estos dinosaurios en Europa.

Desde sus huellas, imagino la corpulencia de estos animales

caminando mansos,

reyes del horizonte, señores de la caza y de la pesca.

Unos detrás de otros,

bajo un clima suave y dulce

donde las plantas cubrirían todo este, ahora, desolado territorio.

Joaquín, ¿por qué se dan huellas de dinosaurios en esta zona?

-Bueno, pues la razón es porque, durante el tercer período

de la época secundaria, el mesozoico.

Lo que los geólogos llaman el Cretácico inferior,

hace unos 120, 130 millones de años,

pues esta zona era un gran sistema deltáico.

Entonces, claro, había áreas que quedaban inundadas.

Y la probabilidad de que se formaran

y que se preservaran huellas era muy alta.

Aquí, por ejemplo, donde estamos sentados ahora,

era una de estas áreas de inundación donde podemos ver,

incluso, restos de rizaduras de oleaje que han quedado.

E incluso pequeñas perforaciones de animales que vivían en el limo

de esa llanura inundada. Estos dinosaurios andaban por aquí.

Anduvieron por este área

y cada pisada, pues, deformaba el sedimento.

Entonces se forma una especie de hueco.

Que luego es cubierto por un aporte sedimentario posterior

en una zona de aguas tranquilas.

Y entonces, eso hace posibilita realmente que se preserven

estas huellas.

Oye, ¿y qué lectura sacáis de las huellas vosotros,

los especialistas en estos animales?

-Por ejemplo, el estudio de un rastro,

que es la sucesión de huellas producidas por el mismo animal,

nos aporta información sobre locomoción.

Entonces sabemos, más o menos,

cómo el animal distribuía el peso en cada pisada.

Cómo disponía los pies

durante la marcha; adónde los orientaba.

En definitiva, a cómo se movía el animal.

Por ejemplo, a través de un estudio esquelético es muy complicado.

También se puede, por ejemplo, en ocasiones,

estimar la velocidad de progresión.

A qué velocidad, más o menos, podía andar el animal.

Y sobre todo, una cosa muy importante es

en qué dirección se movía.

Pero luego tenemos otra nueva lectura, una tercera lectura:

y es cómo estos diferentes rastros, producidos por los dinosaurios,

se asocian entre sí.

Aquí, en el yacimiento de Los Cayos,

pues tenemos varios rastros que marchan paralelos.

Lo cual, parece sugerir que, de alguna forma,

estos animales presentaban un comportamiento gregario.

Es decir, se movían en grupos. Incluso podrían cazar en grupos.

Ten en cuenta que estas huellas que tenemos aquí, en concreto,

son huellas de dinosaurios carnívoros.

Aunque hay otros tipos diferentes de huellas en toda la zona.

¿Y en este período geológico se dan otros tipos de restos?

-Pues es muy interesante porque el estudio de las huellas

nos ha aportado

una gran cantidad de restos, tanto de animales como vegetales.

En el caso primero, encontramos conchas de bivalvo,

cerradas completamente, que nos aportan

Creemos que nos hace suponer que estos animales

han muerto en el mismo lugar donde tuvieron su hábitat.

Otras veces las encontramos con las valvas abiertas.

Lo que nos indica que, posiblemente,

fueron arrastradas

y murieron en ese arrastre.

Porque en esta misma zona deltáica

encontramos que, en una época geológica determinada,

el aporte de materiales vegetales

y animales, pues han quedado

en una zona reducida, falta de oxígeno;

se ha descompuesto la materia orgánica y ha dado lugar

a las mineralizaciones de pirita,

que son los ejemplares de más belleza que se encuentran

no sólo en esta comarca Baja

sino que tienen gran prestigio mundial,

comparándolo con los de la isla de Elba o los yacimientos peruanos.

Con la emocionante historia sobre vida y avatares de dinosaurios,

que ambos amigos te explican con enorme interés, llego a Cornago.

Redoble de tambor.

Don Jesús Jiménez Aquer,

alcalde-presidente del ayuntamiento de Cornago, hace saber:

que desde el día 1 al 5 de junio, se transcribirán en secretaría,

en las horas de oficina, las altas y bajas

de fachadas, canaleras, puertas de cocheras,

tránsito de animales, bicicletas

Cornago fue premiado por la Comunidad Europea

porque ha sido capaz de mantener la misma población desde el s. XV.

Y es que sus gentes, para no tener que abandonar la tierra,

no paran de trabajar ingeniando mil maneras.

En el campo los hombres y, en las alpargatas,

las mujeres y algún jubilado.

Las más industrializadas laboran en las hilaturas y consiguen

que este pueblo desconozca el paro y, por tanto, la emigración.

En tertulia o en solitario,

en carasoles o al cobijo de vientos fríos,

las mujeres no paran de pasar, una y otra vez,

la hebra de liza del cáñamo a la tela

y de la tela al cáñamo.

Y es que, en esta comarca, nació una de las más importantes

industrias textiles y luego zapateras de toda España.

Y como la tradición sigue, cualquier replaceta o llanada,

arrebatada a las pinas calles,

sirve de asiento a esta industria más artesanal

que muchas otras que lo tienen a honor.

Fueron las aguas del río Cidacos

y las lanas de los ganados de la próxima sierra de Cameros

quienes produjeron toda una revolución industrial,

transformando a los pueblos, de señoriales y abatidas plazas

en verdaderos núcleos urbanos y burgueses.

El primer pueblo que transformó su vida fue Enciso.

Medieval en su estructura urbana, en sus poderosas iglesias

y en su recoleta ermita,

recibió la energía transformadora del agua

enriqueciendo sus casas,

calles, todo su paisaje urbanístico

iniciando una expansión hacia orillas fluviales,

bajando desde la colina por entre callejas sombrías,

plazas soleadas,

ventanales abiertos a nuevos aires industriales.

Malos tiempos posteriores, falta de comunicaciones,

nuevas tecnologías, cerraron muchas de sus puertas,

de sus balconadas

y, sólo la sombra de lo que fue,

permanece en los muros de las iglesias,

en algunas ricas fachadas de sus casas.

Y te hacen comprender el poderío económico al que los habitantes

de este pueblo llegaron.

Campanadas.

De las antiguas fábricas textiles,

tan sólo la de los Hermanos Marín, con nostalgias novelescas

de la saga de los Rius

ha sobrevivido al gran naufragio.

¿De cuándo data la industria textil en esta zona?

-La industria textil en Enciso data desde antes de 1800.

¿Y cuál es el origen de que haya industria textil?

-El origen de la industria no es sólo el agua del río

y que había cantidad de ganado, de ovejas.

Entonces era la facilidad de coger la lana y todo esto.

¿Y al principio los telares estaban en fábricas o en casas?

-Bueno, al principio los telares los tenían en las casas.

Y había un señor que iba recogiendo las piezas.

Entonces las distribuía, las vendía

¿Cuántas fábricas llegó a haber? -Aquí hubo varias fábricas.

Pero varias, eh. Como mínimo cuatro o cinco fábricas textiles.

Y había de calzado. Lamentablemente no queda ninguna, sólo esta.

¿Y cuál es el proceso que utilizan ustedes aquí?

-Bueno, el proceso textil es largo. Primero hay que preparar la lana.

Luego, pasarlo por las podadoras, cardarlo,

hacer el hilo; luego se lleva a los telares.

Y luego hay una serie de operaciones

por si hay que repasar las piezas,

batanarlo, lavarlo, tintarlo.

Y una serie de cantidad de cosas.

¿Y qué productos hacen aquí ahora? -Lo que más hacemos,

en cuanto a productos acabados, lo que más, lana.

Productos acabados

Hacemos la manta de campo y paños de cocina.

¿Y la manta de paño o de cuadros, la tintan o?

-No, no, la manta de campo es del color normal de la oveja.

El blanco y el negro.

Una yeguada, camino de la ribera, se cruza en mi camino.

Su trotar y belleza me animan el paso.

Mientras, contemplo los potrillos de correteos anárquicos,

que hacen vociferar casi hasta el desgarro

a los pastores que acompañan la punta de ganado.

Si Enciso fue textil,

Munilla se hizo muy pronto zapatera y, en los bajos,

a las orillas del río o en cualquier rincón,

surgieron pequeñas o grandes industrias que,

aunque tuvieron su origen en la lana,

cuando esta fue arruinada por la pana,

las gentes de aquí se lanzaron, primero hacia las zapatillas,

y luego pasándose a la industria del calzado completamente.

Hoy, las enormes casas, los grandes talleres,

las naves están vacías.

Del gran casino de la burguesía acomodada,

quedan las huellas en sus mesas, en su decoración

Pero apenas si una cliente repasa los periódicos de la jornada.

Hola, buenos días. ¿Me permite que me siente con usted?

-Buenos días. Sí, siéntese, por favor.

No me preocupa. Aquí estamos encantados de charlar un poco.

Andrea, ¿es usted de Munilla?

-No, yo soy de un pueblecito cercano a Munilla pero

¿Cómo se llama?

-Lasanta. Es un pueblo ya completamente desaparecido.

Bueno, está ya, por supuesto.

Pero es de los que ya no habita nadie.

Veo que le gusta mucho leer. -Sí, es mi predilección.

¿Y cómo aprendió, había maestro en el pueblo?

-Sí, en nuestro pueblo entonces había una escuela mixta.

Había normalmente regentada por maestros.

Pero yo tuve la suerte de tener casi solo un maestro.

Él se encaprichó conmigo y yo con él.

Y es aquel maestro simpático, fácil,

que daba opción a conversar con él.

Que no todas las veces ha ocurrido.

Porque parece que el maestro era un personaje alto, inasequible.

¿Y trabaja usted e iba a la escuela?

-Sí, sí, yo estaba muy aficionada a la escuela.

Era una ilusión que ¡debí nacer con ella!

Porque yo venía por la mañana bien pronto, bien pronto.

Me traía el burro cargado de estepas.

Unas matas que entonces se empleaban para el pan.

Y venía a toda prisa; descargaban el burro

en el horno, me daba un pan el panadero

a cambio de la leña que le traía.

Distribuía la leche y pa casa.

Entonces volvía a la escuela. Como le digo,

era un gran maestro para mí.

Y cuando no había maestros aquí, ¿usted enseñó a leer y a escribir?

-Sí, claro, puse todo el empeño en aquel fallo de los maestros

de enseñarles.

También eso, tuve aquella experiencia de sustituir

alguna vez en La Santa.

Pero eran sustituciones pequeñas que se hacían.

¿Y cómo ve usted el futuro de Munilla?

-Pues hay que poner mucha ilusión

a Munilla para ver un futuro esperanzador.

Creo que las los pueblos tienen sus altos y bajos

Como las montañas.

Entonces, aunque ha tenido un bajón impresionante,

no quiere decir que no pueda resurgir.

Hay muchas fábricas abandonadas, ¿verdad?

-Pero ya se están construyendo muchas casas.

Habrá podido observar muchas casas que están recién arregladitas;

alguna se construye.

Hará aunque sea 50 años que no se ha construido ninguna.

En cambio, ahí en el río, se ha construido el año pasado.

Se ha construido eso del albergue juvenil, nuevo completamente.

Yo no sé si porque estoy enamorada de Munilla o porque

¡Le he cogido ya mucho cariño!

Pues pienso que se podrá vivir en Munilla, ¿por qué no?

¿Cuántas fábricas había aquí? ¿Se acuerda?

-Sí, estaba la fábrica esa famosa de los Sevilla,

que tuvo sus orígenes

hace 140 años por lo menos aquí en Munilla.

El traslado, después la residencia, la industria toda a Arnedo

Las de los Aguirre también, que la trasladaron a Calahorra.

La de los Fernández, que la trasladaron a Logroño

De camino, por las orillas del río, en dirección a Arnedo,

grandes edificios, antiguas fábricas

están en bancarrota.

Como estaciones a las que nunca ya llegará ningún ferrocarril.

Las viviendas troglodíticas emergen de nuevo

al lado de la carretera que conduce hasta Arnedo.

Esta ciudad, el núcleo de población más importante de la Baja Rioja,

guarda en sus calles el recuerdo de las culturas

árabe, judía y cristiana.

Desde el castillo, pasando por la iglesia,

los portalones, las callejuelas recoletas,

..las plazuelas íntimas,

la pequeña judería

El eco de aquellas tres culturas se superpone.

Pero Arnedo tampoco se detuvo en la historia.

Fue el lugar que retomó el impulso que tuvieron Enciso y Munilla.

Y, con ahínco, levantó una de las industrias del calzado

más importantes de toda España.

Desde la fábrica de zapatos artesanales y de lujo,

que se inician con una exquisita y delicada selección de pieles,

cuidado de la horma, del diseño,

para competir en mercados internacionales,

de una mano de obra de larga y rica tradición

pasando por cadenas de producción,

hasta la zapatería surgida de la tecnología más actual,

manipulada y dirigida desde los ordenadores,

todas se dan aquí.

Esta actividad ha creado un núcleo económico tan importante

que hace que, cada lunes, la ciudad acoja un mercado

al que acuden los huertanos y gentes de los alrededores

para compra y venta de sus géneros y artículos necesitados.

En las calles, los comercios, los bancos,

los establecimientos hosteleros,

las agencias de viaje, las droguerías y ultramarinos

muestran su categoría.

Y el arnedano se siente orgulloso de sus industrias,

que le hacen estar siempre en la brecha.

Y aunque a veces las circunstancias se pongan furas,

todos echan el resto poniendo hombro contra hombro

para que nadie quede atrás y no suceda

lo que a las otras poblaciones del entorno les sucedió.

Claxon.

Siguiendo el cauce del Cidacos y a poco de abandonar Arnedo,

te encuentras con Quel, un lugar cobijado

bajo unos impresionantes moles de margas erosionadas,

que te atemorizan un tanto cuando caminas junto o bajo ellas.

Aunque los nativos aseguran que nadie feneció bajo sus lides.

Bretón de los Herreros era de aquí y, en su memoria,

en una de las plazas del pueblo

se levanta un monumento para recordar a Marcela o cuál de los 3.

Y bajo su pétrea memoria, los viejos del lugar

acarasolan el tiempo y la distancia.

La fauna de la Rioja Baja es muy variada y rica

ya que, desde las huertas, se alimenta toda una serie

de pequeños animales, símbolo de que la vida emerge

con fuerza por todos los rincones de esta tierra.

Del lento caracol, nace una industria delicada

auspiciada por las manos de Carlos Sevilla.

Un vástago de la gran familia zapatera,

hoy embarcado en esta aventura.

Carlos, cuando uno llega a Quel,

todos hablan de la granja de caracoles.

¿Cómo un miembro de la familia Sevilla, tradicionalmente

se le ocurre meterse en esta industria?

-Bueno, en un principio, un compañero y yo

empezamos a mirar sobre nuevas iniciativas.

En realidad nos gustaba mucho el tema de las granjas.

Y el mundo de la industria que estábamos metidos, del calzado,

pues no nos satisfacía lo suficiente.

Y pensamos en iniciarnos en una nueva actividad

que nos procurara más satisfacciones.

¿Cuál es el proceso de un caracol hasta que se comercializa?

-Bueno, el caracol, desde que se aparea

Una vez que se aparea, pone los huevos a los 12 días.

Los vamos poniendo uno cada dos minutos.

Y estos se terminan de poner durante día y medio o dos días.

Estos huevos luego se meten en una incubadora diez días,

a una temperatura y humedad fijas.

Después se sacan al medio exterior donde se

Introducen en unas jaulas de dimensiones reducidas,

con el fin de que adquieran bien el alimento

sin hacer grandes recorridos.

Después, cuando han adquirido el tamaño ideal para la venta,

cuando tienen ya el reborde de su concha,

se cogen, se ponen a purgarse

y se venden ya lavados y purgados.

Con el fin de que no tengan ningún alimento en el estómago

y no cojan gusto a lo que hayan podido ellos comer

sino al gusto de como los guises tú.

¿Cómo te va el negocio del caracol ahora?

-Bueno, en un principio pasamos grandes apuros

porque hay un período de seis u ocho meses

que no puedes sacar producción y debes dedicarte a la cría.

Entonces, bueno, poco a poco hemos ido introduciéndonos.

No es nada fácil meterte en un mercado saturado

a veces de una competencia bastante desleal.

Pero, poco a poco, nos vamos abriendo nuestro mercado,

pequeños clientes que, cada día, va siendo más fija.

¿Y eso de la competencia desleal qué es? Cuéntanos.

-En Francia, por ejemplo existe una normativa

sobre recogida y consumo de caracoles

que ampara a la gente que se dedica a la producción

y cría de caracol.

Pero en España, como no hay ninguna normativa sanitaria

ni de recogida de caracoles,

pues se recogen al por mayor sin hacer controles sanitarios,

habiendo comido ellos pesticidas o herbicidas

¿Así que puede ser peligroso comer caracoles de campo?

-Desde luego, el caracol, si ha comido tipos de veneno,

que hoy en día se utilizan mucho en agricultura extensiva,

es muy peligroso. Porque, el caracol, hasta que no elimina

todas las toxinas,

van a parar directamente a tu estómago.

Una vez manufacturado el caracol,

viaja hacia fiestas populares o a restaurantes para ser asado

al fuego o cocinado a la riojana.

Exquisito con conejo, también es un adminículo importante

de las tradicionales paella de arroz.

De nuevo el Cidacos y las cuevas empotradas contra las margas,

testimonios de las viejas culturas asentadas por aquí.

Y sobre todo la rica huerta de pequeños bancales,

trabajados con la intensidad y el mimo de una delicada

artesanía de la que se recolectan excelentes productos:

desde el espárrago al pimiento,

de la cebolla a las hortalizas más variadas que, luego,

darán origen a una de las industrias conserveras

de mayor calidad y prestigio de España.

En este pequeño rincón de Autol

las conservas de todos estos productos hortícolas,

más las setas y champiñones,

más una variada gama de platos precocinados

se manufacturan para estar presentes

en los mejores comercios nacionales e internacionales.

Si alguna vez vuelvo a comer champiñones,

lo haré con un respeto hasta ahora desconocido.

Su elaboración es larga.

Preparar el compost y el micelio del que saldrá el champiñón

o la seta china, es un complicado proceso.

Pensaba que esta seta nacía sin más

en las viejas y abandonadas bodegas vinateras.

Y aunque así parece que fue el origen,

hoy, su complicada manipulación

he ha obligado a elevar mi respeto por este producto.

Desde la preparación de las miles de toneladas de paja,

manipuladas y organizadas,

mezcladas posteriormente con detritus de caballo

para su fermentación,

esperar a que este proceso trascienda

en grandes cámaras herméticamente cerradas;

combinar la paja fermentada con piedra triturada

y luego empaquetarlas en bolsas de plástico,

transportarla hasta las amplias naves

y dejarlas en el silencio de una penumbra estudiada,

muchas horas de trabajo e investigación

se han dejado en el camino.

Y siempre con la problemática de un comercio cada vez más difícil.

Pasear por las naves cuando los incipientes hongos

y setas emergen hacia la vida,

te transporta a un paisaje un tanto bradburiano,

más cerca de las novelas fantásticas

que de una realidad económica.

Pero el champiñón echa una cantidad de desechos enorme,

qué hace el ayuntamiento para solucionarlo.

-Sí, realmente es un problema bastante serio.

Porque estamos hablando de una cantidad anual

de unos 20 a 30 millones de kilos de desechos de champiñón.

Que afean que están contaminando.

Y que, realmente, nos están ocasionando muchos problemas.

en la agricultura, además de los problemas paisajísticos

y de medio ambiente. El plástico, los días de viento,

se queda enganchado en árboles, en las cepas

Que hay muchísimas, lógicamente estamos en La Rioja.

Y lo que ocurre es que, al mover el viento

los sacos de plástico, rompe las yemas

y, por lo tanto, llega incluso a secar estas cepas.

Y lo que está haciendo el ayuntamiento ahora mismo

es estudiar la posibilidad de hacer un vertedero controlado,

en el cual se puedan verter sin problemas para nadie

estos detritos.

O, por otra parte, intentar también reciclar

el ciemo del champiñón, como su producto.

Y volviéndolo a enriquecer,

utilizarlo para cultivar de nuevo con este mismo champiñón.

De atardecida, cuando el sol ilumina las alargadas figuras

del Picuezo y la Picueza,

dos testigos de la terrible erosión de este paisaje.

Y cuando la torre de la iglesia con su nido de cigüeñas

se yergue sobre el pueblo,

en la memoria de las aguas del Cidacos surge

el lejano paisaje de Peroblasco,

símbolo de la recuperación de estos pagos

y marcas del carácter de estas gentes que, por nada del mundo,

quieren que el abandono plante sus reales por estas tierras.

Y se esfuerzan y combaten por dar vida a sus pueblos,

a sus huertas, a sus fábricas.

Voy dejando La Rioja Baja

con la amabilidad tierna que los bancales de huerta ponen a mi paso.

Un enorme camión de las industrias de esta comarca me cruza,

me adelanta y se lanza a llevar a los últimos rincones de España

todo aquello que estas tierras y sus hombres son capaces

de sacar con trabajo, esfuerzo e ingenio,

para no detenerse nunca, para no dejar que la naturaleza

les arrebate lo que ella misma les dio

a través de esos dos grandes ríos que son

el Alhama y el Cidacos.

Un país en la mochila - La Rioja

53:53 03 oct 2019

José Antonio Labordeta recorre los rincones con más encanto de La Rioja.

Histórico de emisiones:
23/03/2009

José Antonio Labordeta recorre los rincones con más encanto de La Rioja.

Histórico de emisiones:
23/03/2009

ver más sobre "Un país en la mochila - La Rioja" ver menos sobre "Un país en la mochila - La Rioja"

Los últimos 30 documentales de Un país en la mochila

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • El Duratón

    El Duratón

    53:17 10 oct 2019

    53:17 10 oct 2019 Recorremos el río Duratón, uno de los más emblemáticos de Castilla y León. Histórico de emisiones: 18/03/2009

  • Sierras de Segura

    Sierras de Segura

    54:52 09 oct 2019

    54:52 09 oct 2019 Recorrido por las sierras del Segura (Jaén). A través de los rasgos culturales, geográficos y económicos que la caracterizan. Histórico de emisiones: 30/03/2009

  • De la Tramuntana al Pla

    De la Tramuntana al Pla

    56:07 08 oct 2019

    56:07 08 oct 2019 Recorrido por la Tramuntana ( Mallorca), a través de los rasgos geográficos, culturales y económicos que la caracterizan. Histórico de emisiones: 26/03/2009

  • El valle del Roncal

    El valle del Roncal

    57:50 07 oct 2019

    57:50 07 oct 2019 Recorrido por el valle del Roncal (Navarra), a través de los rasgos geográficos, culturales y económicos que lo caracterizan. Histórico de emisiones: 25/03/2009

  • El Priorato

    El Priorato

    57:06 04 oct 2019

    57:06 04 oct 2019 Jose Antonio Labordeta recorre la comarca de El Priorato en Cataluña.

  • La Rioja

    La Rioja

    53:53 03 oct 2019

    53:53 03 oct 2019 José Antonio Labordeta recorre los rincones con más encanto de La Rioja. Histórico de emisiones: 23/03/2009

  • Sierra Norte de Madrid

    Sierra Norte de Madrid

    52:49 02 oct 2019

    52:49 02 oct 2019 Recorrido de Jose Antonio Labordeta por la Sierra Norte de Madrid. Histórico de emisiones: 20/03/2009

  • La ruta del mármol

    La ruta del mármol

    52:31 01 oct 2019

    52:31 01 oct 2019 Recorrido por la zona comprendida entre la sierra de los Filabres (Almería prov.) y la sierra de las estancias (Almería prov.). A través de su geografía y economía, basada en la riqueza, de sus yacimientos minerales, sobre todo de mármol. Histórico de emisiones: 19/03/2009

  • De Panes a Potes

    De Panes a Potes

    51:18 30 sep 2019

    51:18 30 sep 2019 Recorrido por la Liébana ( Cantabria), a través de los rasgos geográficos , culturales y económicos que la caracterizan. Histórico de emisiones: 17/03/2009

  • La Vera de Cáceres

    La Vera de Cáceres

    55:23 27 sep 2019

    55:23 27 sep 2019 Recorrido por la comarca de la Vera (Cáceres) a través de los rasgos geográficos, culturales, económicos que la caracterizan. Histórico de emisiones: 15/10/1995 16/03/2009

  • El Maestrazgo de Teruel

    El Maestrazgo de Teruel

    53:14 26 sep 2019

    53:14 26 sep 2019 Jose Antonio Labordeta recorre España en un caminar que es al tiempo una serena y reflexiva mirada sobre la vida y las gentes con los que se va encontrando en las diferentes comarcas recorridas. Histórico de emisiones: 14/10/1995 13/03/2009

  • Campo de Calatrava

    Campo de Calatrava

    53:09 25 sep 2019

    53:09 25 sep 2019 Recorrido por el campo de Calatrava (Ciudad Real), a través de los rasgos geográficos, culturales y económicos que lo caracterizan. Histórico de emisiones: 25/11/1995 27/03/2009

  • La Gomera

    La Gomera

    56:25 24 sep 2019

    56:25 24 sep 2019 Hay lugares en donde la naturaleza transciende normal, sin apretujos ni estremecimientos pero en la Gomera todo está en contra de la normalidad. Histórico de emisiones: 04/05/2009

  • Por tierras de Cantabria

    Por tierras de Cantabria

    59:05 23 sep 2019

    59:05 23 sep 2019 Las tierras del rio Saja guardan memorias de árboles casi olvidados y secretudos, pueblos y envevidas miradas desde el nacimiento no tan lejano del rio Ebro en las altas tierras cantabras. Histórico de emisiones: 03/07/2016

  • Valle de Andarax

    Valle de Andarax

    57:00 20 sep 2019

    57:00 20 sep 2019 Desde las altas tierras de Sierra Nevada el rio Andarax vivifica las tierras de este valle que a brusco paso van descendiendo hasta las cálidas tierras de Alhama de Almería. Histórico de emisiones: 30/04/2009

  • 54:32 19 sep 2019 Un día estas hermosas tierras arroceras desaparecerán si el hombre no lo remedia bajo la mar salada que a golpes de brazo va entrándose a contra corriente. Histórico de emisiones: 29/04/2009

  • El Moncayo

    El Moncayo

    55:35 18 sep 2019

    55:35 18 sep 2019 En mitad de la llamada Peranera del valle de Ebro se alza esta cumbre misteriosa y mítica como testimonio vigilante de la dura expresión de vida que por estos lugares se arrastra. Histórico de emisiones: 28/04/2009

  • Aliste

    Aliste

    56:37 17 sep 2019

    56:37 17 sep 2019 Pocas tierras tienen en su interior el misterio de esos paisajes acunados a la raya portuguesa y encerrando dentro de sí todo lo que de campanas para espantar el nublo, la tormenta veraniega, merece ya un homenaje de emoción. Histórico de emisiones: 27/04/2009

  • Baixo Miño

    Baixo Miño

    55:30 16 sep 2019

    55:30 16 sep 2019 Desde que en Friera el rio se hace libre hasta A Guarda donde sus aguas dan al mar manso, desciende el Miño abrazando esas suaves colinas en las que los viñedos y las parras recrean las uvas que darán los olorosos caldos de esta tierra, los famosos albariños. Histórico de emisiones: 07/11/2000 24/04/2009

  • Alto Tajo

    Alto Tajo

    54:43 13 sep 2019

    54:43 13 sep 2019 Todo en esta comarca es épico todo es grandioso desde el silencio de Chequilla hasta las rejas de Alustante o el enorme castillo de Molina. Histórico de emisiones: 05/11/2000 22/04/2009

Mostrando 1 de 2 Ver más