Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4636952
Para todos los públicos Últimas preguntas - No te calles - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Recuerda que tu cuerpo es solo tuyo y que tú pones las normas sobre él.

No te calles, cuéntalo.

-No hables con desconocidos y no des tus datos personales.

No te calles, cuéntalo.

-Tus datos personales son solo tuyos,

hay que tener cuidado con las personas con las que hablamos

por internet porque pueden intentar engañarnos.

No de tus datos personales a ningún desconocido.

No te calles, cuéntalo.

-Es muy importante saber decir que no,

si alguna situación que resulta molesta, no dudes en pedir ayuda

a un adulto.

No te calles, cuéntalo.

-Las fotos son momentos tuyos y de las personas

con las que los has compartido.

Guardarlos para ti y para esas personas especiales.

No las subas a las redes.

No te calles, cuéntalo.

-Chicos, chicas,

es muy importante que no subáis fotos vuestras a internet,

aunque penséis que solo la van a ver vuestros amigos o amigas,

la red es muy amplia y hay gente que sabe cómo acceder

a todos sus contenidos.

Y, de verdad, no sabemos el uso que van a hacer de esas fotografías.

Tened mucho cuidado.

Y a vosotras, madres, y a vosotros, padres,

dad un poquito de ejemplo.

No empecéis a subir vosotros las fotos de vuestros hijos o hijas

ya desde recién nacidos.

De verdad, les estamos exponiendo, quizá, a un peligro importante.

Mucho cuidado.

No te calles, cuéntalo.

Saludos, amigos, muy buenos días, bienvenidos a "Últimas preguntas".

Esto que acabamos de ver, estos vídeos pertenecen a la campaña

organizada e impulsada por la Fundación Edelvives

en colaboración con la Fundación ANAR,

la campaña "No te calles, cuéntalo".

Una campaña en la que se trata de prevenir y de atajar

y de poner remedio a los abusos sexuales a los menores.

Están con nosotros dos personas que han participado, están participando,

están impulsando esta campaña y de qué manera.

Está con nosotros Arturo Cavanna, que es autor de un cuento

que enseguida les vamos a enseñar, Arturo, buenos días.

Hola, buenos días. Muchas gracias por estar

con nosotros. Un cuento que se llama así precisamente:

"No te calles". Después lo comentamos un poquito.

Y también nos acompaña Juan Pedro Castellano,

presidente de la Fundación Edelvives,

bienvenido, Juan Pedro. Muy bien, muchísimas gracias.

Gracias por estar con nosotros. Por situarnos un poquito,

yo hablaba de una campaña impulsada por la Fundación Edelvives

también que a su vez la fundación está naciendo,

está con ganas de hacer muchísimas cosas.

Cuéntanos un poco, por favor, Juan Pedro, en el marco

en el que se sitúa esta campaña.

Ciertamente, cuando nos propusieron dar el paso a fundación,

dentro del grupo editorial de los hermanos maristas de Edelvives,

veíamos la necesidad de impulsar, fundamentalmente,

aquellos principios de la defensa

de los derechos de la infancia del menor y de los jóvenes.

Y creo que iba muy en clave de poner el valor y, sobre todo,

de romper con algún tipo de silencios ocultos y, en este caso,

concretamente, el tema de los abusos al menor, a la infancia.

Nos preocupaba no salir como cualquier fundación

a buscar solo el lucro o poner en valor aquellos elementos

que, lógicamente, están detrás de una propuesta editorial,

sino que queríamos ir más allá.

Ser altavoz, tener la capacidad de denunciar,

concienciar claramente a la sociedad, los jóvenes, a los padres,

y sobre todo, en clave educativa.

Creo que al final es un poco la preocupación.

Es cierto que es una realidad que a nosotros lógicamente,

te pone en frente de situaciones con cierta delicadeza,

pero creo que no hay que callar. De esto van poquito.

De hablar, anunciar, y, sobre todo,

dar las herramientas para que

este silencio oculto dé la luz.

La difusión de la campaña tiene distintos métodos, podemos decir.

Luego los comentamos.

Hablando de la Fundación Edelvives,

básica la educación y básica la literatura.

Aquí se unen y salen cosas como este cuento, por ejemplo,

este cuento a través de un libro y a través de un video,

que luego comentaremos.

Se llama "No te calles"

y lo ha escrito Arturo Cavanna con Menchu Cuesta.

¿Qué se aborda?

Porque hablaba, efectivamente, Juan Pedro,

de un silencio, de un daño que se está haciendo

a uno de cada cinco menores.

A mí las cifras me parecen escalofriantes.

Si hacemos un repaso a las personas que conocemos,

me sobrecoge pensar que una de cada cinco de esas personas

pueda ser o haya sido víctima de abusos sexuales siendo menor.

Es un horror.

El cuento y el objetivo del cuento es provocar el diálogo de este tema.

Que sirva un poco de escusa para, realmente,

tanto en un aula como sobre todo en un hogar, en casa,

que se pueda trabajar y se pueda conocer este tema.

Ese es un poco el punto de partida.

Que con este cuento podamos provocar ese diálogo y,

realmente los niños conozcan que existe esta problemática,

que como bien decías, existen unos monstruos,

que eso lo defendemos a ultranza el decir unos monstruos,

que son reales.

No que están meramente como personajes de ficción.

Que tenemos que luchar contra ellos.

Por eso el hecho del dragón, la espada.

Que los niños sean al final unos héroes por no callarse

y contar todo lo que está pasando, si es que está pasando.

Sin embargo, hay un silencio.

Hay silencio por parte de los niños, porque, obviamente,

quien abusa de ellos les dice que no digan nada.

Se lo enmascaran de una manera que les hace no reconocer

que algo muy grave les está pasando.

Pero un silencio también en las propias familias.

Parece que, si no hablamos de esto no nos va a pasar.

Un error, obviamente.

Pero creo que en el subconsciente puede estar eso.

Es un tema delicado,

pero lo curioso del tema de los abusos

es que el ámbito donde ocurren este tipo de barbaridades

suele ser, precisamente, con los padres y familiares cercanos.

Eso genera un rechazo y un silencio a niño,

que se ve incapaz e indefenso, a la madre, al padre,

a las personas que también están, porque realmente no sabes qué hacer.

Cuando conocemos a la Fundación ANAR, que en algún momento hablaremos,

nos ilustraron, lamentablemente,

con el tema del crecimiento cada vez mayor de los abusos a los niños

y a los adolescentes.

Nos sorprendió también que esto va en crecimiento.

No es un dato que vaya a menor.

Estamos también apoyando esta causa de la violencia cero.

Con todo el tema de abusos y violencia cero con tema del menor.

La verdad que es sobrecogedor.

Uno de cada cinco, pero incluso yo creo que se da tanto en niños

como en niñas. En niñas, que es más común.

Pero el tema de los niños también. Creo que esto aflora y va adelante.

Hay un punto interesante que creo que nosotros no debemos obviar.

El tema de las instituciones.

Al final creo que la mejor forma de educar es darlo a conocer.

Ya no solo en el ámbito escuela, que es clave.

Ya no solo en la familia, que es fundamental.

Creo que también en el trabajo y los medios de comunicación social

o de las instituciones, o de tantísimas empresas o multinacionales

que están apoyando la causa.

Al final se trata de no callar y de contarlo.

Es un poco la realidad oculta.

Claro.

Remarcando el tema de lo que decís de por qué no se habla,

al final esto está muy vinculado al sexo.

Es verdad que el sexo todavía, tristemente en nuestra sociedad,

tanto en el hogar como en las escuelas, es un tema muy tabú.

El tema de abusos sobre sexo, imagínate qué extremos de tabú.

Yo incluso, el hecho de partir este cuento

o surgir la idea de este cuento,

es porque no sabía la manera de cómo hablar o cómo afrontar

este tema directamente con mis propios hijos.

Decir: "Cómo se lo cuento, cómo hablo".

Sin entrar en extremismos ni en cosas raras, todo de la forma más natural.

Y por eso surge un poco esta idea de decir eso para romper con el silencio

y verlo como algo natural, de lo que tenemos que hablar

y además, educar. La base es educar.

Al final el silencio que comentabais creo que es cómplice total

de que esto perdure y que siga así.

Que se hagan estas atrocidades. Claro, no se sabe.

En cambio, si los niños son conscientes

de que realmente esto está mal, lo haga tu padre, tu madre o quien sea,

pero saben que eso está mal, pueden reaccionar.

Igual que un niño sabe perfectamente que tú,

como padre, en un momento robas algo, y te lo dirán.

Dirán: "Oye, papá, eso no se roba". Aquí están perdidos.

No tienen herramientas o armas para poder defenderse y decir:

"Esto está mal, lo haga quien lo haga, lo que sea".

Es muy importante.

En el cuento, además, se incluye, Arturo,

una serie de recomendaciones de instituciones como fundaciones

como puede ser la Fundación ANAR,

como pueden ser las entidades como la Guardia Civil, por ejemplo.

Otros cuerpos de seguridad, son los que están divulgando

y son como un decálogo, podríamos decir.

No sé si son diez o las que puedan ser.

Pero una especie de decálogo,

de saber cómo abordar y saber qué está pasando,

o al menos, que está pasando algo que no es normal y no es bueno.

Y hay que contarlo.

No hay que sentirse culpable. Eso está puesto hasta con mayúsculas.

Tú no eres culpable porque luego hay un sentimiento de culpa

que se puede arrastrar toda la vida. Eso es.

-Sí, sí.

El asunto de la culpabilidad o no culpabilidad

está muy arraigado en nuestras culturas occidentales.

Creo que tiene que exceder.

No somos más que víctimas, creo que es hablar en clave de víctimas,

pero sobre todo, somos víctimas de lo que se oculta,

porque si tú al final, te dan las herramientas,

que es un poco el objetivo y la realidad que hay detrás,

ya no solo con el cuento, sino con todas y cada una de las propuestas

que estamos generando a través de la web

o de los desarrollos que queremos poner en valor.

Si encuentras encima la forma de llegar a personas

que te van a ayudar, que van a entrar

y que van a situar el conflicto de los abusos

en una realidad que es natural, lamentablemente,

creo que esto coge más fuerza a la hora de ser valiente,

de que no estás solo, porque creo que también es un llamamiento

para decir que estamos detrás, somos muchas personas,

muchas instituciones, muchas fundaciones

y estamos un poco al servicio de las víctimas.

-Así es.

Gran parte del cuento es el hecho de que cualquier niño

o papá que lo pueda leer en la escuela o tal,

que les sirva a ser ellos ese personaje.

De alguna manera, implicarle para que sean conscientes

de que existe ese silencio, ese intentar ocultar

y además ellos sean los valientes o los héroes

de poder denunciarlo.

Por eso el tema de "No te calles", pero además no centrado en el niño,

sino incluso en cualquier persona de la sociedad,

en un docente, en un médico, en un profesor...

Que pueda detectar, que pueda ver... Así es.

Claro, pero para eso hace falta una formación a todos los niveles.

Ahora pensando en los adultos, tenemos que saber

qué pistas podemos encontrar para detectar que puede haber

un caso de abuso a un niño, a un menor.

En el cuento y en otras herramientas se nos dan esas pistas,

porque estoy pensando en familias que nos puedan estar viendo,

y decir: "¿Esto cómo sé, cómo lo detecto, qué pistas puedo tener?".

Hay fundaciones como la Fundación ANAR,

unidades especiales como la Guardia Civil, la Policía,

que están dando muchas orientaciones también.

Nos comentaban desde Fundación ANAR algunos síntomas,

por ejemplo, para detectar, ya que son síntomas muy genéricos,

el dejar de comer. Dejar de comer.

Sí, porque al final te proteges y huyes.

Al final es tu cuerpo el que ha sido tocado.

Tu cuerpo el que ha sido vulnerado.

También el no contar las cosas.

Tiendes a esconderte, callar y aislarte.

Son síntomas complejos porque pueden, perfectamente,

pueden estar en otra dinámica de situaciones parecidas.

Que no tenga nada que ver con el abuso.

Pero no es fácil detectarlo.

Lo curioso del tema del abuso es que como se silencia y se oculta,

al final es casi complejo sacarlo adelante.

Las herramientas que estamos proponiendo en la web

son herramientas consensuadas con psicólogos, pedagogos,

gente especialista que realmente están detrás.

Luego sí, en una auscultación médica de pediatras

ahí se puede ir avanzando.

Pero claro, ¿cómo llegas ahí?

Al final qué necesito, qué fuerza,

porque es cuestión de fuerza y valentía.

Porque hay que ser muy valiente.

Un poco la propuesta del cuento

también anima desde la literatura,

desde la belleza de las imágenes que hay detrás,

es "Cuidado, porque es un engaño".

Estamos jugando con engaños y dobles verdades que tienen que salir, ¿no?

-Por eso es muy importante, en el caso de estas herramientas,

ya sea el cuento o el resto de recursos, trabajarlo con los niños.

Que realmente surjan todas las dudas, porque van a surgir dudas

y se van a quedar desconcertados, pero que tú le puedas dar respuesta

a esas dudas.

Que ellos vean todos los cauces para poder pedir ayuda

para poder detectar, como comentaba Juan Pedro,

al final cada cuerpo es de nosotros mismos.

Es algo curioso, pero los niños tienen muy claro

que un juguete es suyo.

Cuando tú le quitas el cochecito o la muñeca a un niño, dice:

"No, no, esto es mío".

En cambio del cuerpo no tienen esa sensación de propiedad.

No lo hemos trabajado previamente.

Que ellos vean, además es una propiedad,

la más importante que tenemos. Tu propio cuerpo.

Que ellos sepan que ese cuerpo no se puede vulnerar,

y que reaccionen ante ello.

Si eso se trabaja, dependiendo en qué edades,

ya puede ser un freno enorme.

El abusador es gente que actúa en la sombra,

que actúa en la oscuridad, en el secreto.

Al final es gente muy cobarde.

Si un niño se enfrenta directamente le dice:

"Búscate a alguien de tu edad, a mi no me toques"

eso seguramente haga reaccionar de tal manera

que aleje a esa persona y no entre, o por lo menos le deje

totalmente desconcertado.

Si encima luego el niño lo puede denunciar, lo puede hablar,

ahí ya directamente rompemos con esto.

Fíjate que es curioso,

pero en apelación a lo que comentabais de la fundación ANAR,

con el tema del acoso ha pasado algo parecido.

Los índices de acoso en los colegios y en las escuelas eran brutales,

y a raíz de tantas campañas, de sacarlo en televisión,

de irlo hablando, ha bajado a un nivel muy fuerte.

Eso es un matiz muy interesante.

Hay muchas formas.

Habéis sido muy creativos para difundir,

y mucho más, la campaña no está nada más que empezando,

pero ya tenéis muchos cauces, muchas herramientas.

Hay una app para móviles.

Puede facilitar mucho esta labor a los padres, a los educadores,

a cualquier persona que tenga a su cargo unos niños.

También hay una serie de objetos que se pueden visibilizar.

Llevamos todos puesta esta chapa.

Además, todo lo que se recaude de las chapas y de las camisetas

con el nombre de la campaña, todo va íntegramente la Fundación ANAR

para que sigan trabajando en esto. Claro.

El hecho de la presentación, cuando se hizo hace dos semanas,

tuvieron que redoblar los esfuerzos porque el incremento de llamadas

por este asunto de menores fue casi cuatro veces superior

a la demanda de un fin de semana.

Un poco la petición que nos hacen desde ANAR, todo el equipo de ANAR,

que son unos profesionales encantadores dedicados

en cuerpo y alma y muy vocacionales.

Cuidado porque, claro,

poner en valor a los medios y a la sociedad esta realidad,

ponerla adelante, supone que nosotros también tengamos ingresos

para poder sustentarla y seguir dando viabilidad a la misma.

Es un doble foco.

Denunciar anunciar, pero de alguna manera, también, hay que ayudar.

Esta gente no funciona...

Además dependen de todas las ayudas que podamos dar.

A través de la página web de la Fundación Edelvives

se puede comprar también el cuento. Sí.

Vamos a ponerlo todo en alta. El dinero que se recaude

va a ir orientado claramente a la Fundación.

Luego también hay un número de cuenta.

Muchísima gente está colaborando y quiere colaborar

porque anónimamente quieren que esto no se silencie

y se pueda trabajar y apoyar a estos niños.

Yo de verdad os agradezco mucho que hayáis estado con nosotros.

Gracias por impulsarlo desde la Fundación Edelvives.

Estarás con nosotros en otras ocasiones

porque me da que vais a hacer mucho y muy bueno.

Estás invitado para cualquier otra ocasión.

Arturo Cavanna, autor de este libro, "No te calles".

Un libro, por cierto, que además de poder leerlo,

poder trabajarlo con los niños,

un libro que además no tiene edad.

A los pequeñitos se lo contamos y los que son más mayores lo leen.

Es una maravilla.

Además, con unas ilustraciones preciosas. Muy cuidado.

El libro también está en formato vídeo.

Accesible a través de YouTube para que si nos hemos cansado

un poquito de leer, que lo veamos en la tele,

qué es lo que vamos a hacer nosotros.

Vamos a ver el final de este cuento.

Me gustaría compartirlo con todos ustedes.

Muchas gracias a los dos y gracias, sobre todo,

por ese trabajo que estáis haciendo.

Muchas gracias a ti.

Nos quedamos con este final del cuento "No te calles".

-Cuando llego a casa, me duele mucho la tripa y tengo ganas de vomitar.

Mis padres me preguntan que qué me pasa y entonces me acuerdo

de todo lo que nos han dicho los guardias civiles.

Y pongo a llorar y les cuento lo que pasó la otra tarde en el club.

Les explico que al principio me sentía incómodo

cuando me pidieron que me desnudara.

Que yo pensaba que eran mis amigos y solo era un juego.

-Cuando termino de contarlo, papá y mamá me abrazan mucho.

Me dicen que yo no había hecho nada malo.

Que íbamos a llamar a los guardias civiles

que habían venido al cole para que nos ayudaran.

Los guardias civiles vinieron y me explicaron

que no todas las personas en las que confiamos son buenas

y por eso es importante contar en casa todo lo que nos pase.

También me dijeron que nadie me debe hacer nada que me resulta molesto.

Que nadie debe tocar mis partes íntimas.

Que ahora sí que había sido valiente, que había hecho lo correcto.

-Que no soy un chivato si lo cuento, sino un auténtico héroe.

Los guardias civiles fueron al club y encontraron muchas fotos y videos

de niños desnudos.

El final de la historia es que esas personas ahora están en la cárcel

y ya no engañarán a otros niños.

Yo me siento mucho mejor y ya no me duele la tripa.

-No olvides que tú también puedes ser valiente como yo.

Si alguna vez ves algo raro,

o alguien te pide hacer cosas que no te gusten,

cuéntaselo a tus papás. Ellos siempre te ayudarán.

No dejamos parado este tema, porque al final nos vamos a despedir

con la canción, una canción preciosa en la que han colaborado muchísimos

de forma desinteresada.

Muchísimos cantantes y muchísimos autores,

para que suene, se difunda y se denuncie,

cuyos derechos de esta canción, obviamente,

también van para esta campaña.

Digo que cerraremos el programa con ella.

Antes vamos a quedarnos con otras historias

que también son interesantes,

por ejemplo la presentación que ha tenido lugar esta semana.

La presentación de la memoria anual de la Iglesia Católica.

El dinero que han asignado los contribuyentes a favor de la Iglesia

en la última declaración de la renta, en la del año pasado, IRPF 2016,

fueron siete millones de euros más que en la última declaración.

Estamos, por tanto, hablando de un 2,82 % de incremento.

Más del 80 % del dinero se destina de manera directa

a las iglesias locales para que puedan acometer

el conjunto de sus actividades.

El segundo parámetro, de alguna forma,

también sería para las iglesias locales,

que es atender el pago de la Seguridad Social,

es decir, devolvemos al Estado el pago de la Seguridad Social

de todos los sacerdotes que hay en España.

Luego me detendré únicamente en dos partidas,

la siguiente partida en importancia de aplicación

es la aportación extraordinaria para las Caritas diocesanas.

Las Caritas viven en las parroquias.

Sus voluntarios son los de las parroquias.

Están en las dependencias de las parroquias.

Se financian de las aportaciones de las personas que van a las parroquias

y otras finalidades.

Toda esa aportación existe,

pero los obispos quisieron hacer un gesto hace varios años

y lo mantienen porque la situación española sigue siendo difícil.

De una parte del dinero que iban a destinar a gastos especiales,

Y se manda directamente para aquellos programas urgentes

motivados por la crisis económica.

Ese es el principal destino, después del envío ordinario.

La iglesia realiza en España una importantísima labor

a favor del hombre y de la sociedad en su conjunto.

El anuncio del Evangelio, más allá del hecho estrictamente religioso,

propone un conjunto de valores y actitudes que contribuyen

a la creación de una sociedad mejor, más justa y solidaria.

Cada euro que recibe la iglesia a través de la asignación tributaria

es devuelto a la sociedad en un 138 %.

Es decir, cada euro supone 1,38 de devolución a la sociedad

en metodología cash flow social.

Vamos, es como si dijéramos que el Estado...

No, que los contribuyentes invierten

con una rentabilidad del 38 %.

No está mal.

Esto tiene que ver con la economía diocesana.

Estos son los números cuyo detalle tienen en la memoria

con la explicación de cada una de las partidas.

Bien, así nos despedimos.

Será, si Dios quiere, hasta la próxima semana.

El próximo domingo nos encantaría que volviesen a estar

al otro lado de la televisión para compartir con nosotros

otras historias.

Nos despedimos, pero lo vamos a hacer con música,

con esa música tan especial que les comentábamos

hace unos minutos.

La canción "No te calles" cuyos beneficios van íntegramente

a la campaña "No te calles", para prevenir, evitar y atajar

los abusos sexuales a los pequeños, a los menores.

Nos despedimos. Vamos a escuchar mucho esta canción

porque nos va a quedar un mensaje fundamental

y vamos a poder colaborar para que estas cosas no sigan pasando.

Hasta la próxima semana.

(Música)

Como hablar y alzar mi voz

y contar que está pasando.

Se enmudecen mis sentidos y asegura que no es malo.

Está acercando sus pasos, el temor me sigue hablando.

Y mis juegos y mis sueños se deshacen en sus manos.

Ha nublado mis estrellas con nubes de oscuridad.

Ha dormido mis canciones con silencio soledad.

Ha robado mi inocencia con mentira y tempestad.

Este juego no me gusta, yo no quiero jugar más.

Cuántas veces he sentido tantas ganas de gritar.

Pero el miedo y la vergüenza siempre me hicieron callar.

No había nadie que entendiese por mi forma de mirar.

Que mi vida se rompía...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • No te calles

Últimas preguntas - No te calles

17 jun 2018

También conversaremos sobre la campaña "No te calles. Cuéntalo" para prevenir abusos sexuales a menores, que ha puesto en marcha la Fundación Edelvives.

ver más sobre "Últimas preguntas - No te calles" ver menos sobre "Últimas preguntas - No te calles"
Programas completos (503)

Los últimos 503 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Gerardo

    Enhorabuena por el programa y por permitirnos verlos otra vez por internet

    18 jun 2018