Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4607619
Para todos los públicos Últimas preguntas - Clase de religión - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días, amigos,

bienvenidos un domingo más a "Últimas preguntas".

Recuerdan hace algunas semanas,

hablábamos de la campaña que la Conferencia Episcopal

ha puesto en marcha durante estos meses, o estas semanas,

para animar a apuntarse,

que se apunten los jóvenes, los adolescentes,

los niños deciden los padres,

a la clase de religión en los colegios, en los institutos.

Pues hoy vamos a profundizar un poquito más

en qué es la clase de religión,

y lo vamos a hacer con una persona que lo conoce muy bien,

lo conoce tan bien porque está todos los días dando clase de religión

y compartiendo con sus alumnos tantas experiencias.

Ella es profesora de religión.

Es Elena Ruiz Ángel y está con nosotros. Bienvenida, Elena.

Muchas gracias.

Es un gusto, de verdad, que estés aquí.

Un placer para mí.

Eres profesora de religión en el Instituto Avalón,

en Valdemoro, en la diócesis de Getafe.

¿Cuántos años dando clases de religión?

Pues 10 años ya. 10 años.

¿Por vocación? Sí, totalmente. Totalmente.

En el instituto este llevo 8

y empecé también en Navalcarnero y estuve en Parla.

Son todo ciudades del sur de la Comunidad de Madrid

que pertenecen a la diócesis de Getafe.

Y sí, vocación. Amo mi trabajo.

¿Por qué?

¿Cómo surge esta vocación como profesora de religión?

Primero, por la fe en Jesucristo.

Mi fe hace que no me calle y de ahí mi voz, y perdón por mi voz.

Y yo necesito transmitir

en quién creo, cómo es, para que conozcan.

Antes de ser profesora, fui 20 años catequista.

Y es totalmente distinto.

En la catequesis,

los chavales que vienen a catequesis de confirmación aman al Señor.

Y aquí doy a conocer a Jesús, que es diferente.

De hecho, tengo alumnos que son ateos,

me lo dicen así, abiertamente.

"Profe, soy ateo, pero quiero estar contigo

y que me digas cómo es ese Dios en el que tú crees".

Y cristianos ortodoxos, evangélicos,

y hasta en mi historia de estos 10 años

he llegado a tener alumnos musulmanes.

Poquitos, pero una experiencia muy enriquecedora.

Fíjate, qué les lleva a chicos en esa edad

que, bueno, por eso está también planteada así la campaña,

pues ellos en casa son los que dicen:

"Quiero ir a clase de religión o no quiero ir a clase de religión",

ya que es una asignatura optativa.

Qué les lleva a chicos que puede que en su entorno familiar

estén alejados de la fe,

y digan: "Es que yo quiero ir a clase de religión".

Esto llama mucho la atención.

Qué encontrarán ahí ellos o qué buscan.

Primero, quiero decir que es un derecho de los padres

a elegir sobre la educación de sus hijos.

Educación religiosa y moral. Eso quiero que quede claro.

Luego hay muchos que se apuntan libremente.

Y se apuntan por el buen ambiente que ven.

Sobre todo, por el boca a boca también,

cuando conocen al profesor...

Y yo estoy aquí, pero no como Elena,

sino también como representante de todos mis compañeros y compañeras

de la diócesis de Getafe.

Y es el cariño que se les da, el cariño, la cercanía,

el hablar de temas

que en otras asignaturas, a lo mejor, no se hablan.

Y eso les gusta a ellos.

También las actividades extraescolares,

que a ellos les encanta salir.

Y les llevamos a sitios donde aprenden, donde conviven.

Porque muchas de ellas es todo el día y comemos juntos.

Entonces, eso también les atrae.

Luego también el hablar de temas

que los jóvenes se interesan por ellos,

que es la vida después de la muerte. Claro.

Primero, ellos no saben y les tienes que hablar en clase

de que hay algo más, que esto no acaba aquí.

Y eso les atrae.

Y les gusta buscar la verdad, verdad con mayúscula.

Entonces, por eso es muy importante la asignatura de religión.

Y por más cosas que vamos a seguir hablando.

Sí, porque la asignatura de religión,

por un lado, da respuesta

o les da las pautas, podíamos decir, para que encuentren esas respuestas

a grandes interrogantes que todos nos hacemos

y, desde luego, en la época de la adolescencia

empiezan y de qué manera.

Pero, por otro lado, es una asignatura sin la cual,

es una opinión muy personal

y por eso quiero planteártelo a ver cómo lo vives tú,

sin la cual, creo que casi todas las demás asignaturas quedarían cojas.

Sí, totalmente. Además...

Vamos a ver, la clase de religión es muy importante

porque no solamente damos conocimientos.

Vivimos en España y no podemos apartar

nuestra cultura cristiana, nuestro pasado cristiano.

Encima, pertenecemos a Europa,

y Europa es cristiana, o fue cristiana.

Y todo eso se lo contamos a los chicos.

Ahora en 1 de bachillerato,

estamos hablando de las raíces europeas. San Benito.

Hemos hablado de Santa Catalina de Siena,

los dos copatrones de Europa.

Y eso, si no lo dan en religión, no lo saben, ¿vale?

Entonces, por ejemplo, hay muchas...

Yo hago actividades extraescolares

con otros profesores de otras materias.

Con la profesora de música.

Hace poco hemos estado en Toledo,

ya lo dije en la campaña, en la rueda de prensa,

y fuimos a la catedral de Toledo.

Y vino la profesora de música y les habló del coro,

les habló de los órganos que hay en la catedral.

Es decir, que sí, no estamos aislados.

Con los profesores de historia igual.

Con más departamentos.

Entonces, los alumnos eso lo valoran mucho, mucho.

Hablamos de todos los temas.

Ellos se encuentran libres en la clase de religión.

Hablamos de sexualidad.

Hablamos de problemas familiares, de cómo está ahora la familia.

Yo tengo muchos alumnos que vienen de familias desestructuradas.

Y a veces encuentran mucho cariño en la clase de religión.

Y se explayan hablando de sus problemas.

Y eso creo que les viene muy bien, muy bien.

Por ejemplo, también hablamos de arte.

Yo tengo alumnos de ciencias

que no van a dar arte en su vida. Claro.

El 7 de junio me marcho a Roma con mis alumnos de bachillerato.

Y tengo alumnos de ciencias

haciendo trabajos de arte.

La basílica de San Pedro, Santa María la Mayor...

Entonces, es...

La clase de religión forma a los alumnos de una manera íntegra.

Y no se puede sacar de la escuela.

Los jóvenes de hoy, con las redes sociales,

a veces se quedan en una burbuja ellos solos,

hablando con mucha gente,

a kilómetros de distancia, pero solos.

La clase de religión les hace compartir.

Y creo que somos personas

que hemos venido aquí para estar con los demás,

convivir y no estar solos.

Entonces, hay mucha gente que quiere

dejar la religión en el ámbito privado, y para nada,

o en una iglesia, no.

En la campaña se incide y se apela, que a mí me ha parecido, de verdad,

muy justo porque es la realidad que viven los chicos.

Se apela a esa necesidad que tienen

en esa edad de cuestionarse todo, de buscar por distintos sitios.

¿Por qué no te cuestionas también el tema de la clase de religión?

De por qué no voy a ir a clase de religión

o por qué voy a clase de religión.

A mí me parece que se les plantea como son ellos, de un modo...

Están en proceso de maduración, obviamente.

Pero que ya van teniendo sus criterios

y se trata de formar sus criterios.

Es decir, que también ellos pueden ser protagonistas,

deben protagonistas y quieren ser protagonistas

de su historia y de sus decisiones. Totalmente.

Las familias tenemos que escucharles.

Además, es que les gusta mucho el diálogo.

Entonces, en las clases se dialoga.

Es decir, nosotros tenemos unos temas que están dentro de currículum,

como del resto de materias.

Y muy variado. Pero a ellos les gusta dialogar.

Y me hacen muchísimas preguntas.

Sabes cómo empiezas la clase, pero nunca cómo la vas a acabar.

Nunca, nunca, nunca. Y eso es verdad, es verdad.

Entonces, eso a ellos les encanta.

Y sobre todo, el conocer, como te he comentado antes.

Tengo alumnos que son ortodoxos y cuentan su experiencia de fe.

Con lo cual, es un intercambio precioso también.

Efectivamente. Y evangélicos.

Entonces, eso a ellos les encanta.

Y luego, lo bueno que tiene... Por ejemplo, en la diócesis de Getafe

hacemos una actividad, hay varias. Hay viajes a Roma.

A Fátima, a Santiago...

Y hay una que la llevamos haciendo, esta ha sido la séptima edición,

y convivimos con alumnos de otros institutos de otras poblaciones.

Antes de la diócesis de Getafe se hace lo que llamamos Viaje a Narnia.

Está enfocado para alumnos de 5 y 6 de primaria

y 1 de la ESO.

Yo me llevo a mis niños de 1 de la ESO.

Y pasamos todo un día juntos.

Y está basado en los libros

de C. S. Lewis "La crónicas de Narnia".

Y entonces, unos años es en la Granja de San Ildefonso,

este año, el 20 de abril ha sido en Aranjuez y hemos convivido todos.

Y el decir por Aslan, que es Cristo, pues eso llena, nos llena a todos.

Y conocen a chavales

que, como ellos, se han apuntado libremente a la clase de religión.

Y este año hemos estado cerca, entre profesores,

voluntarios y alumnos, 5000 allí en Aranjuez,

cerca del palacio. Y eso ha sido... Bueno...

Maravilloso.

¿Cómo está planteado...?

Hablabas antes del currículo de la clase de religión.

¿Cómo está planteado? ¿Queda todavía algunas cuestiones,

desde tu punto de vista, que mejorar, que cambiar?

¿Te gustaría que fuese de otra manera?

Hombre, a mí me gustaría que tuvieran más horas.

Quiero decir, por ejemplo.

En 1 y 4 de la ESO se dan dos horas a la semana.

Pero, por ejemplo, 2 y 3 de la ESO damos una hora a la semana.

Se queda muy escaso.

La hora es por decir algo, son 50 minutos.

Si encima pilla algún puente, alguna fiesta,

a lo mejor no veo a mis alumnos hasta los 15 días.

Por lo demás, bien.

El currículum está realizado por la Conferencia Episcopal

y no tengo ninguna objeción en ese tipo.

Lo que sí necesitamos es tiempo.

¿En qué se diferencia...? Lo comentabas al comienzo,

que durante 20 años has sido también catequista.

Tienes las dos perspectivas.

Hay veces que uno de los argumentos que se utilizan

para criticar la clase de religión dentro de los colegios

es: "Si ya tiene catequesis, el que quiera que vaya catequesis,

pero no tiene porqué estar dentro de la educación reglada".

¿Cuál es su opinión al respecto? Hombre, es diferente.

En catequesis damos más tema pastoral, liturgia.

Son actividades de otro tipo. En clase no.

En clase damos desde historia de la iglesia,

hablamos de, una cosa que quería decir,

por ejemplo, de los santos, la historia de los santos.

Que para mí son muy olvidados, y son ejemplos a seguir.

Hasta muy actuales.

Tocamos muchas materias.

Hablamos de filósofos, científicos. Damos arte.

Arquitectura.

Eso en una catequesis no lo das.

Entonces, la existencia de Dios.

No podemos separar la fe de la cultura, ¿vale?

Eso lo damos en clase.

En clase de religión.

Y yo no puedo tratar y hablar de Jesús

a unos chicos que están en catequesis

como a alumnos y alumnas que, a lo mejor, no son creyentes.

Entonces, yo les doy a conocer, es lo que he dicho al principio,

conocer no es lo mismo que amar. El conocer te lleva a amar.

Los alumnos... ¿Qué te llama la atención de ellos, de esa búsqueda?

Un poco al hilo de lo que decíamos antes,

pensamos que a esa edad no se plantean,

que están pendientes de sus redes sociales,

de salir el fin de semana y poco más.

Sin embargo, la vida interior de los adolescentes

me parece que es muy profunda. Sí, sí, más de lo que pensamos.

Por ejemplo, un tema que ellos

a veces están tocados.

Se quedan tocados cuando tienen una pérdida familiar.

Claro, claro.

Tengo un alumno de 3 de la ESO que perdió a su padre.

Ya no solo son los abuelos.

O una alumna que tengo que perdió a su madre.

Intento y hablo mucho con ellos.

Les acompaño en el duelo.

Y si puedo, hasta estoy con ellos en su funeral, entierro.

Y sí que les gusta hablar porque se quedan...

Son muy jóvenes

y piensan que van a tener a sus padres y abuelos toda la vida.

Cuando tienen una pérdida así, es fundamental

y hasta me llaman, hablamos,

por WhatsApp, por Instagram o llamo por teléfono,

y sí que hablamos de ese más allá.

Y hablarles del Señor que está acogiendo

y que está recibiendo a sus seres queridos.

Les hablo mucho de la oración, de que hable con ellos,

que hablen con esos seres queridos que han perdido,

que les va a dar mucha paz interior. De que esto no termina aquí.

Esto no puede terminar aquí.

Si no, sería una vida muy injusta, muy injusta.

Entonces, sí que se plantean.

Y luego el tema de solidaridad también, M Ángeles.

Por ejemplo, todos los años

les pongo la campaña de Manos Unidas en clase.

Todos los años, de reloj.

A que sean solidarios, a que conozcan de la iglesia,

no lo que sale por los medios de comunicación,

que pocas veces es bueno.

Están dando la doctrina social de la iglesia.

Eso, por ejemplo, en una catequesis de refilón.

Y ellos hacen sus trabajos

para saber qué es eso de la doctrina social de la iglesia.

De la gente que se compromete.

De esos misioneros que salen poquitas veces

en los medios de comunicación. Solamente en programas como el tuyo.

Y pocas veces más en la tele.

Y ellos a veces dicen: "Profe, yo no sabía nada de esto".

Entonces, conocen una imagen

de la iglesia que, para mí, es poco conocida.

¿Y los interrogantes? Muchos interrogan ellos.

Sí que están en las redes sociales,

pero tienen su vida interior, y les encanta hablar.

Y sobre todo les encanta que les des cariño.

Y que les escuches.

Pero hasta de su vida íntima, de sus parejas,

de sus primeros novios o novias, de esa vida sentimental,

pues estamos ahí los profesores de religión para escuchar también.

Y para...

Hablar de su cuerpo, de su dignidad, de que se valoren.

Yo, cuando les digo: "Sois templos del Espíritu Santo",

se quedan como diciendo: "¿Qué me está diciendo?"

Para que se valoren.

Esa dignidad que tenemos, ese valor a la vida.

Desde que somos concebidos hasta que Dios quiere que nos vayamos.

Y ese tema les llega mucho, muchísimo.

Y siempre hay polémica y siempre hay diálogo.

Hablar del aborto, de la eutanasia, que está muy actual,

en la actualidad ahora mismo.

Y eso les gusta, les gusta. Además, se sienten valorados.

Y si se encuentran con una profesora tan entusiasta como Elena...

No, somos muchos. Sois muchos, seguro que sí.

Somos muchos así. Seguro que sí.

Hoy has estado tú, efectivamente,

pero cuántos profesores de religión en todas las diócesis

están haciendo, estáis haciendo un trabajo maravilloso

y no siempre bien valorado.

Y que somos muy queridos. ¿Sí, no?

Sí. Por los alumnos y demás.

Sois un referente para ellos. Yo todavía tengo alumnos,

en 3 o 4 de carrera ya. Fíjate.

Y van a un sitio de viaje

o me mandan la foto: "Estoy aquí en tal iglesia, esta catedral".

"Y me acuerdo de lo que nos decías". (RÍE)

Por eso es muy importante. Elena, de verdad, ha sido un gusto

que hayas estado aquí con nosotros

para compartir lo que cada día de tu vida,

desde que te levantas por la mañana, sales a dar a estos chicos.

Gracias de verdad. A ti, M Ángeles,

y animo a todos a que se apunten a la clase de religión.

Pues muchísimas gracias.

Nosotros ahora nos quedamos con otras historias

que, en este caso, tienen que ver con la jornada que hoy celebramos.

Hoy, festividad de Pentecostés,

celebramos la Jornada del Apostolado Seglar y la Acción Católica.

El lema de la jornada de este año es:

"Discípulos misioneros de Cristo, iglesia en el mundo".

La primera parte de este lema toma como referencia unas palabras

en las que insiste el papa Francisco constantemente.

Y es que los cristianos, y de un modo particular, específico,

los laicos están llamados a ser discípulos misioneros de Cristo.

Él dice no solo discípulos y misioneros,

sino discípulos misioneros.

Lo cual significa que ambas cuestiones tienen que ir unidas.

Es decir, uno tiene que escuchar

lo que le pide Jesucristo, estar unidos a él,

a través de la iglesia, y, al mismo tiempo, ser misionero.

Porque ambas cosas tienen que ir unidas en el laico

y en cualquier cristiano. La fe y la vida.

-Para ser discípulo misionero lo primero que tenemos que hacer

es tener presente a Dios las 24 horas del día.

Y pensar que nuestro compromiso apostólico

no se reduce a una función particular a un momento concreto,

sino en todo nuestro aspecto vital.

Cuando estemos con los vecinos, con nuestros hijos,

cuando nuestros compañeros de trabajo,

tenemos que irradiar el Evangelio.

Y eso implica ser discípulo

para que Cristo esté junto con nosotros siempre

y, a la vez, ser testigos,

testimoniarlo a través de nuestra obra y palabras.

Yo, por ejemplo, me planteo en mi trabajo,

¿mi trabajo es una ofrenda que te hago a Dios?

¿Yo lo hago por ganar dinero, por tener vacaciones,

o realmente lo hago porque quiero que mi trabajo sea una ofrenda a Dios?

Si es una ofrenda a Dios,

tengo que tratar de ser consecuente con el Evangelio.

Por eso me convierto en profeta a través de lo que hago,

de lo que denuncio y de lo que digo.

Antes de despedirnos, me gustaría que abriésemos

este espacio que llamamos "Nuevas miradas",

y nos encontrásemos con otras formas de regalar.

Regalar en cristiano, por ejemplo.

Existe una forma diferente de regalar.

Especialmente, en estos meses de celebración de bodas,

bautizos y primeras comuniones.

Y esa forma es, por ejemplo, regalando bendiciones.

Por lo que es lo mismo, "blessings".

Blessings es una tienda,

pero también es parte de mi vida y de la vida de mi familia.

Nosotros somos cuatro, cinco, en camino,

y decidimos montar una tienda para esas familias cristianas

que necesitaban un poquito de Dios en dosis moderna.

Somos una tienda y vendemos cosas,

pero lo que queríamos, fundamentalmente,

era transmitir algo bueno. Queríamos regalar bendiciones.

Por eso es el nombre de Blessings.

Lo que empezó con láminas de vírgenes para familiares y amigos,

se ha convertido en una tienda online

que tiene detrás una historia de conversión.

Yo pensaba que era casi todo lo feliz que podía ser,

hasta que me encontré con Dios, muy de casualidad,

estando de emisiones, con las misioneras de la caridad

en Faro, al sur de Portugal.

Y allí, cuando yo empecé a decirle que sí,

primero fue un pequeñito sí y luego fueron síes más grandes,

me di cuenta de que mis horizontes se abrían,

pero yo descubrí que ya no podía ser de otra manera,

que una vez que le dije que sí, ya tenía que ser a su lado.

Y así surgió mi familia, con él en el centro,

y así surgió Blessings.

Nada de esto tiene sentido

si no es porque él nos lo pide y él lo lleva.

Mi jefe directo es él.

Recordatorios personalizados para bautizos o comuniones,

bisutería inspirada en el Ave María, productos textiles,

¿y por qué no?, Dios está incluso en el desayuno.

No hay momento del día malo

para recordar que somos cristianos.

Y estos son nuestros tazones.

El "Ora et devora" y "Tengo sed de ti",

que, bueno, son lemas ya de nuestra tienda.

Y hacemos un montón últimamente retratos personalizados para...

Nos lo piden tanto para bodas

como para días del padre o días de la madre

o primeras comuniones.

Hacemos unos retratos con las ilustraciones que yo hago

para recordar ese día especial.

Detrás de este proyecto existe el deseo de evangelizar.

Por eso, esta familia también ha creado un blog y un canal de YouTube

a través del cual conocer todo el universo Blessings.

(Música)

Lo dejó todo por este proyecto de promoción del amor de Dios.

Y es que, cuando Dios llama, no se puede hacer oídos sordos.

Así le ocurrió hace ya seis años a Eva María Montoto,

quien está detrás de "Llena de Gracia",

una web de arte y diseño religioso para regalar.

"Llena de Gracia" pretende estar presente

a través de sus detalles

en momentos que sean importantes para las personas.

Como puede ser una celebración, un aniversario,

un reencuentro con un amigo...

Pues nos gusta hacer regalos para poner ese toque de gracia

en estos momentos especiales que viven nuestros clientes.

Fue la Virgen de Guadalupe quien le inspiró llenar de gracia

las fiestas y celebraciones de la gente.

Su producto estrella, las piñatas, que esconden una tradición religiosa

que Eva se está encargando de rescatar.

Yo estaba muy en clave de búsqueda

y recuerdo que le decía al Señor:

"Muéstrame dónde, muéstrame dónde puedo desarrollar esta inquietud".

Y un día, caminando por la calle Princesa,

vi una tienda de chuches

y pensé: "Estaría bien hacer algo que tenga que ver con piñatas".

Porque yo nací en Venezuela

y en Venezuela son muy típicas las piñatas en todas las celebraciones.

Al cabo de dos-tres días,

recuerdo que estaban poniendo en un cine de Madrid

la película "Guadalupe".

Y yo sentí como una atracción muy fuerte,

un deseo muy grande de ir a ver esa película.

Bueno, allí me fui

y, mientras la veía, había una escena

en la que, en una fiesta en México, había una piñata

y en esa escena explicaban el significado de la piñata.

Los siete picos simbolizan los siete pecados capitales,

la venda en los ojos simboliza la fe

y todas las chuches y los dulces que están dentro

simbolizan la gracia de Dios, que se derrama desde el cielo

para ayudarnos a los hombres a luchar contra el pecado.

Y de las piñatas a los regalos y complementos.

Láminas para rezar, recordatorios y una marca dedicada a textiles.

A raíz de "Llena de gracia",

también nos surgió un poco la idea

de crear una marca llamada "Made in el cielo"

un poco para expresar a través de los protagonistas de esta marca,

que son el angelito Serafín y la angelita Querubina,

expresar un poco que estamos creados en el cielo.

Que somos como somos

porque hay un creador que nos hizo de esta manera

para cumplir una misión muy concreta.

Entre sus novedades, la colección Joyas del Orfebre,

inspirada en la obra de teatro de San Juan Pablo II

"El taller del orfebre",

una colección de joyas artesanales

diseñadas exclusivamente por "Llena de gracia".

Desde entonces, para el mexicano.

Blessings.es y llenadegracia.net, dos formas de regalar en cristiano.

(Música)

Pues nos tenemos que marchar,

pero será solamente si ustedes lo desean,

si Dios quiere, hasta el próximo domingo,

que nos encontremos de nuevo aquí en "Últimas preguntas".

Será un gusto. Como siempre y mientras tanto,

les deseamos que pasen una semana estupenda, muy feliz.

Hasta entonces.

(Música)

  • Clase de religión

Últimas preguntas - Clase de religión

20 may 2018

Además hoy, Domingo de Pentecostés, hablaremos de la jornada de la Acción Católica y del Apostolado Seglar que la Iglesia celebra en esta solemnidad. Y en esta época de celebración de bodas y comuniones, te proponemos una forma diferente de regalar: en cristiano.

ver más sobre "Últimas preguntas - Clase de religión" ver menos sobre "Últimas preguntas - Clase de religión"
Programas completos (495)

Los últimos 495 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos