Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5292959
Para todos los públicos Últimas preguntas - 33 claves del Papa Francisco - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola amigos, buenos días, gracias por estar una semana más

aquí en "Últimas preguntas". Vamos a hablar de un libro

sobre el Papa, fíjese en el título: "33 Claves del Papa Francisco"

y el subtítulo, Los años duros.

Por ahí va la cosa, pero mejor vamos a leerlo

y que nos sirva un poquito de aperitivo

como decimos algunas veces, esta conversación

que vamos a mantener con el autor, ni más ni menos, el autor

de este libro es un compañero, periodista, bueno, compañero,

por supuesto, pero maestro periodista Juan Vicente Boo,

20 años como corresponsal en Italia y en la Santa Sede,

Juan Vicente, buenos días.

Encantado Mari Ángeles, muy buenos días,

bueno, más contento estoy yo, porque hablar del Papa

te pone la cara alegre y te ilumina el día.

Es verdad, ¿por qué se nos pone esta sonrisa?

No se sabe por qué, pero sucede siempre, cuando Francisco se acerca

o aunque no se acerque físicamente, cuando entra en la conversación,

el humor mejora.

Y sin embargo, vamos a hablar de los años duros.

¿Cuáles son esos años?

Pues mira, este libro recoge columnas escritas

desde marzo del 2017 a marzo del 2019.

Son los años duros por cosas que todo el mundo recordará ahora,

desde aquel viaje a Chile en enero de 2018 cuando descubrió

la enrome extensión del abuso sexual de menores,

luego ha habido varios incidentes más en EE.UU.,

en este mismo problema,

luego tuvimos inesperadamente un maravilloso encuentro mundial

de las familias en Irlanda, en agosto del año pasado,

pues esa irrupción del exnuncio Vigano con un manifiesto

desquiciado en el que pedía nada menos que la dimisión del Papa,

o sea, situaciones completamente alucinantes

que amargarían la vida a cualquiera.

Y por el medio hay ataques exteriores,

digamos que los Papas se han movido siempre entre como dos espadas,

una, los problemas internos de la Iglesia,

porque todos somos humanos y tendemos a hacer las cosas mal,

y luego los ataques externos y entonces en estos meses

ha habido bastantes agresiones externas provenientes sobre todo

de intereses económicos de EE.UU. que llegaban de vez en cuando

a lo descarado y hay una columna que se titula Pontífices de mercado,

sobre un millonario norteamericano que se cree llamado a gobernar

la Iglesia y lo hace con un descaro absoluto,

y otra que se llama Cónclave de mercado,

donde cuento el tinglado, porque no merece otro nombre

que se llama El informe de los birretes rojos de los cardenales,

que anunciaba a bombo y platillo para investigar a todo cardenal

elector, un poco como la KGB en la época de la Unión Soviética,

se investiga, se chantajea o se amenaza con difamar

y esto públicamente. Entonces, todo eso hace

que sean años duros, pero lo que me sorprende

una y otra vez y no te puedes imaginar cuánto,

es que el Papa sigue sonriendo, sigue alegre, sigue contento.

¿Cómo se lo toma él, con serenidad, con paz?

Bueno, hay un secreto y se lo quise preguntar y está al principio

del libro, en los libros me gusta poner una frase inicial suya.

Esto es un diálogo en el vuelo,

Roma - Deal News, 22 de septiembre de 2018,

o sea, poco más de un mes después de la petición de dimisión.

Yo le pregunté: "Santo Padre, muchas gracias por su ejemplo de serenidad"

Me miró como hace él, sonrió y me dijo:

"Esto es un regalo que viene de arriba"

y siguió sin darle importancia y me di cuenta que era cierto,

o sea, no es normal aguantar estos temporales como los aguanta él

sin siquiera enfadarse,

porque las pocas veces que nos ha regañado el Papa a periodistas,

es por hacer comentarios negativos sobre quienes le atacan,

¿Ah sí?

Si percibe en nosotros una animadversión,

te la intenta sacar del corazón, dice "déjale, cada uno

que opine lo que quiera, ¿no?"

Es algo inexplicable.

Esa paz y serenidad que la transmite,

comenzábamos hablando de esa sonrisa que provoca,

pues quizás todo tiene algo que ver, ¿verdad?

Otra de sus características quizá, podríamos decir que es la alegría,

de hecho, escribiste en el libro sobre el Papa de la alegría

y en estos años duros, ¿también ha mantenido esa alegría?

La ha mantenido exactamente igual,

porque en realidad, perdona que dé un paso atrás,

pero todo el Pontificado de Francisco se entiende

como una vuelta a los orígenes, una vuelta al Evangelio,

el Evangelio es buena noticia, entonces, es una noticia alegre,

desde la Anunciación y luego el anuncio que hace Jesús por pueblos

y aldeas, como va el Papa Francisco, que en lugar de andar por pueblos

y aldeas, va por Myanmar, Bangladesh, República Centroafricana

y va a unos lugares increíbles, acabará viniendo a España,

cuando Eva Fernández termine de convencerlo.

Pero, volviendo al tema de la alegría,

hay una experiencia única en este planeta,

que es ir caminando detrás de Francisco

en lugares donde hay mucha gente

y entonces ves que a lo lejos hay como un bosque de teléfonos,

de gente que está haciendo fotografías,

entonces, a medida que va avanzando Francisco,

van cayendo los teléfonos y va pasando a haber sonrisas,

entonces, tú avanzas en medio de una especie de arco iris

de gente sonriendo, de gente que está feliz

porque el Papa les va sonriendo a ellos,

entonces tú vas caminando en esa especia de túnel mágico

en que hay al fondo como un bosque de teléfonos levantados

y luego sonrisas, sonrisas,

bueno, pues esto es una característica de él que alegra,

pero la característica que tenemos que descubrir más

y que nos ha traído a todos Eva Fernández, es la ternura,

este libro se llama "33 Claves... Qué difícil ha tenido que ser

reducirlas a 33, ¿no?

Sí, pero hay unas más importantes que otras

y la ternura es la clave clave.

Y me ha costado mucho reducirlas a 33,

pero me tenía que limitar. Había que poner un número, ¿no?

Una de las claves, claro es que podríamos analizar las 33,

ahora mismo no lo vamos a hacer porque para eso está el libro

y hay que leerlo, pero aprovechando que estás con nosotros,

por comentar alguna, se está hablando mucho

en este Pontificado de la reforma, creo que es una de las intenciones

del Papa, esa reforma de la Curia,

lo que él ha conocido estando dentro, hay que darle una vuelta,

pero tú insistes en el libro que la verdadera reforma

es la del corazón, no sé si lo de la Curia es por añadidura

a la del corazón, pero la del corazón es la principal.

Mira, Mari Ángeles, la reforma de la Curia es algo

que había que hacer porque había muchas disfuncionalidades

y es algo así como cuando tienes invitados en casa

y de repente se te cae una botella en la cocina, una botella de vino,

entonces, el suelo lleno de cristales y vino tinto

y en ese momento la prioridad es limpiar eso y volver a poner todo

pero luego lo importante son tus invitados.

Por simplificar un poco o por simplificar mucho, perdón,

Francisco o el Cardenal Bergoglio no iba a ser elegido,

pero hubo un momento en que cambió

la opinión y la decisión de muchos cardenales durante el precónclave,

en un discurso brevísimo, quizás siete u ocho minutos,

en que dijo cosas que nadie les decía pero que iban al centro,

les dijo: "Cuando la Iglesia se vuelve autorreferencial,

se mira a sí misma, habla de sí misma,

los eclesiásticos miran sus estructuras,

se enferma y es necesario

volver a mirar a dónde viene el sol,

somos como la luna refleja la luz del sol,

con lo cual, tenemos que volver a mirar la luz esencial".

Y entonces, lo que hace falta es que el siguiente Papa

bien centrado en Jesucristo, ayude a la Iglesia a descubrir

la tierna alegría de evangelizar,

entonces dijeron: "Pues esto es lo que hay",

nos hemos enfermado de nosotros mismos por mirarnos mucho el ombligo

y esta es la persona, entonces él ha empezado a hacer

las curas después y lo que tú me preguntaba

hay que ponerlo en el marco, la reforma de la Curia

es un parchecito a una parte de un organigrama

que no funcionaba bien y que ya está en buena parte corregido,

pero él se dedica a esas enfermedades de fondo,

a curar cosas que se han ido echando a perder,

el tema de los abusos que mencionaba antes,

el tema de la influencia excesiva del dinero en la Iglesia,

que es parte del problema, con estos millonarios,

estos intereses económicos de EE.UU. que intentan entrar

a través de riadas de dinero y medios de comunicación,

entonces, él está corrigiendo eso de modo muy elegante

y sin levantar casi nunca la voz,

de vez en cuando dice cosas,

la reforma de la Curia sobre la que me preguntabas,

la empezó a hacer de un modo en que casi nadie se daba cuenta

y yo me inquietaba, porque se estaba retrasando,

no acaba de hincarle el diente, entonces un cardenal anciano,

consejero suyo, porque ya lo había sido de Benedicto XVI

para los temas más delicados y que tenía toda su confianza,

pues se lo conté, quizá a los dos o tres meses de Pontificado

y me dijo: "Tú no te preocupes, porque con este hombre

tenemos que estar todos serenos porque hace las cosas

con mucha más inteligencia y le gusta poner en marcha

procesos, no controlar espacios y tú tienes la obsesión clásica

de controlar espacios ya y él está poniendo en marcha procesos.

La reforma de la Curia se va a hacer en tres fases

sin que nadie se de cuenta, la primera es un cambio de cultura,

después va a hacer el cambio de estructura,

que es la fase de ahora, cuando se reorganizan los dicasterios

y luego un cambio de personas.

Pero si en un lugar donde había agua sucia echamos el agua limpia

dentro de la sucia, pues acaba toda sucia,

por lo tanto él va a hacer un cambio de cultura,

que estaba haciendo sin que mucha gente fuese consciente,

es que se acabó el tema de los coches blindados,

el tema de los coches grandes, él recibe a personas

en Casa Santa Marta, como tú recibes en tu casa,

la naturalidad, bueno, ese modo de hacer las cosas

con sencillez, el primer viaje a Río de Janeiro que subió

con su maletín y luego le preguntamos,

pues él va a la cocina a dar las gracias cuando está por ahí

en los viajes, a la gente que ha preparado la comida,

en el Vaticano se ha ido a comer a la cocina si llega antes,

están comiendo las camareras y los camareros,

si, a veces tiene que anticipar y al principio salían a servirle,

y él dijo: "No, vosotros estáis comiendo",

pero tiene que comer antes de que llegue la gente,

dice: "Si no os importa y me dejáis comer con vosotros

y así os escucho y demás".

Este tipo de cosas son un cambio de cultura y tiene mucho más impacto

del que parece porque a los pocos meses algunos cardenales

que a mí no me caían bien, parecía que no podían moverse por Roma a pie

y que no sabían ir a ninguna parte sin un Mercedes enorme,

pues aprendieron a caminar

y a ver a la gente,

muchas veces al Papa le encuentras por la calle, va en coche,

en el cochecito pequeño, el más pequeño del garaje,

fue allí y dijo "¿qué coches hay?" y escogió el más pequeño,

un Ford Focus que además es viejo,

y entonces, él va delante al lado del que conduce,

no se le ocurre ir atrás como si fuese un emperador,

eso sí, muy correcto, se pone el cinturón de seguridad

y te saluda discretamente cuando te cruzas con él.

Bueno, pues esto es el cambio de cultura, el humanizar,

él es sucesor de Pedro de Besalú, marinero de Galilea,

perdona que me enrolle con esto, pero yo soy un marinero de Galicia

y a mí me gusta la Plaza de San Pedro porque hay gaviotas,

y por muchas otras cosas también, y porque me recuerda a algo

que mucha gente ni sospecha, es que ya hubo un Vaticano antes

y el primer Vaticano, por así decirlo,

era la casa de Pedro, el pescador en Cafarnaúm.

¿Te acuerdas? Que la curó Jesús un día que tenía fiebre,

bueno, pues es que no hace falta muchas más cosas,

que luego nos hemos ido liando con estructuras

desde la época Napoleónica hasta hoy, sobre todo,

que se están simplificando poco a poco, pero lo más importante

es la forma del corazón, que en términos espirituales,

se llama conversión.

Claro, aquí ahora la pregunta se me hace inevitable,

Juan Vicente, ¿y después qué?

Esta reforma, esta revolución

¿es para siempre?

Yo creo que no tiene vuelta atrás,

no se deben decir las cosas de este modo tan rotundo,

pero como te explicaba, a él le gusta iniciar procesos,

con lo cual hay procesos que una vez que los inicias,

son de difícil reversión

y él ha puesto muchos que se ven y otros que no se ven

y a mí me encanta los que no se ven, sobre todo cuando personas

que trabajan con él te lo dicen: "No, su objetivo es tal"

y se va a ver dentro de tres años.

Desde el Concilio Vaticano II

hay como fases de aplicación y ahora estamos en una fase

de aplicación acelerada, porque nada de lo que hace es nuevo

o original, hay una continuidad enorme entre los tres Papas,

son distintas las personalidades, de hecho, hay una columna ahí

en que Benedicto XVI dice: "Bueno, hay que superar

algunas personas el prejuicio tonto de pensar que el Papa Francisco

carece de formación teológica", no, es un teólogo profundo

y un intelectual profundo

y es cierto que somos distintos,

los últimos Papas, cada uno es a su manera,

pero hay una continuidad que se nota muchísimo

entre estos dos últimos Pontificados, lo dice Benedicto,

que es el dueño de la marca. Se nota eso y se nota

que la aplicación del Concilio Vaticano II ahora es acelerada,

y la continuidad, por ejemplo, Juan Pablo II,

es el que nos devolvió la misericordia,

el beatificó y después canonizó a Faustina Kowalska,

estableció la fiesta del domingo de la Divina y Misericordia

en el que falleció, o sea, el día fue el día que la llevaron

a casa del padre, como decía él.

otras cosas que hace Francisco, la ecología,

son de Benedicto, lo que pasa es que el Papa Benedicto

hacía discursos y al día siguiente todo el mundo se olvidaba.

Lo que hace Francisco es andar con el coche pequeño

que no gasta, recogerlo todo, no gastar nada innecesario.

Esos gestos de los que se hablaba y que tienen esa profundidad,

que no se queda en el gesto, en la imagen, podíamos decir.

Oye, es que tú has sido un privilegiado,

has sido un privilegiado o eres un privilegiado,

tres Papas contando día a día lo que hacen,

lo que piensan, cómo viven.

Sí y eso implica privilegiado y afortunado, por eso que has dicho,

pero luego tengo otro privilegio maravilloso, poco conocido

y es que comparto estas vivencias intensísimas

con compañeros fantásticos, como Javier Martínez Berrocal,

el del Papa de la Misericordia, o Eva Fernández,

el Papa de la ternura, vaticanistas fantásticas,

como Cristina Cabrejas, de la Agencia Efe,

Elisabetta Piqué, de la Nación, de Buenos Aires,

Valentina Lastrachi, que es nuestra decana,

que es la emperatriz de los vaticanistas,

porque es tan genial, ¿no?

y muchas otras personas, con mis compañeras del ABC,

sobre todo con Laura Danielle que es la que se encarga

de informar sobre asuntos religiosos en el ABC cuando toca,

cuanto tiene tiempo.

Pues, de hecho, en los agradecimientos,

digamos que lo único mío de este libro, el mérito es de Francisco,

son los agradecimientos y le doy las gracias a todas ellas

y a Javier porque son reflexiones

que, en parte vienen de conversaciones con estas personas

y si tengo la fuerza para seguir aguantando estos viajes

con Francisco, que nos levantamos a las tres de la mañana

y no hay quien viva, es en parte por el cariño

que se nota y que Andrea Tornielli, que ahora ya no es periodista,

está trabajando en el Vaticano, pero fue mucho tiempo vaticanista,

siempre comenta que es una característica del grupo

de lengua española, que nos llevamos muy bien,

nos divertimos y nos queremos mucho, por eso soy doblemente afortunado

y triplemente por estar contigo ahora y con la gente

que nos esté viendo.

Pues yo sí que soy y espero que los espectadores también,

afortunados y voy a aventurarme a decir que en otra ocasión

que pases con un poco de tiempo por España,

el tiempo que os deje Francisco, te vuelvas a venir al programa

que tienes muchas cosas que contarnos.

Estaré encantado porque se nota que me gusta hablar de Francisco.

Y a nosotros escucharte y leerte,

leerte en ABC, en las crónicas y ahora en este libro,

"33 Claves del Papa Francisco" Los años duros,

editado por la editorial San Pablo.

Juan Vicente, gracias de verdad.

Gracias a ti y gracias a otra persona fantástica

que es Mari Ángeles López Romero,

la directora de la editorial que es otro tesoro,

que debería figurar junto con este grupo de maravillosos vaticanistas.

Desde luego que sí. Muchísimas gracias, Juan Vicente.

Nosotros nos quedamos ahora con otras historias,

historias que nos llevan a celebrar el centenario

de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús.

"El 30 de mayo de 1919 en el Cerro de los Ángeles,

el centro geográfico de España, el Rey Alfonso XIII daba

cumplimiento a la promesa hecha por el Sagrado Corazón de Jesús

al Beato Bernardo de Hoyos, de reinar en España."

Han cambiado muchas cosas, pero el corazón de Cristo,

el misterio del corazón de Cristo, sigue siendo el mismo

y su amor para con nosotros también,

por eso queremos actualizarlo para que sea para el bien

de todos los españoles. Alguno se puede preguntar

en una España plural, donde hay mucha gente que no cree

o que profesa otras religiones, cómo os atrevéis vosotros

a consagrar España al corazón de Jesús,

pues porque es el deseo del corazón,

porque brota de nuestra propia vida cristiana,

de desear el bien y degustar que todos los hombres,

los que creen y los que no creen,

incluso los que siguen otras religiones,

puedan estar en el corazón de Cristo.

"Hasta el próximo domingo de Cristo Rey, en el mes de noviembre,

se podrá peregrinar al Cerro de los Ángeles

y ganar el jubileo. El equipo de 'Últimas preguntas',

ya nos hemos puesto manos a la obra. ¿Nos acompaña?

Guiados por Ágata Durán, responsable de este itinerario,

comenzamos la peregrinación por diferentes puntos del Santuario,

en primer lugar, la sala de audiovisuales,

donde conocer la historia de este lugar y contemplar

el Cerro desde el aire.

Continuamos con la Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles,

el edificio más antiguo del Cerro,

donde se custodia la talla de la Patrona de Getafe.

Siguiente parada, los restos escultóricos del primer monumento

al Sagrado Corazón, que se encuentra ubicado

hasta su destrucción donde actualmente está el nuevo."

Como verás, tenemos aquí el primer monumento,

que al iniciarse la construcción en 1916

y se concluye en 1919.

Cuenta con el apoyo de Su Majestad el Rey Alfonso XIII,

y sobre todo con los miles de españoles que donan

para que esto sea una realidad.

Va a ocurrir una cosa muy curiosa,

divina providencia,

ese mismo año entra una persona

en el Convento Carmelita del Escorial,

se llama Maravillas, Madre Maravillas

y desde que ella entra allí el empiezan a comentar

que eso está muy solo y a la vez ella va a recibir una inspiración

y le dice Jesús que quiere almas consagradas

que estén con él aquí, por la inmolación de las almas

y para reparar su corazón que está desconsolado.

En 1926 se abre este carmelo

y hasta el día de hoy sigue creando vocaciones.

Rápidamente entramos en los años 30,

se van a centrar en el monumento para destruirlo,

se terminará de destruir el siete de agosto de 1936,

tras sufrir varios agravios,

lo primero que se hace, se fusila,

pero la piedra donde está el Sagrado Corazón,

no consigue ser alcanzada por ninguna bala,

esa piedra es la Santa Reliquia

y se guarda en el Claustro Carmelitano.

"Y del primer monumento y Convento Carmelitano,

atravesamos la explanada para contemplar de cerca

el nuevo monumento reconstruido tras la persecución religiosa,

así como los diferentes grupos escultóricos."

Primeramente, la Iglesia peregrina,

en donde vamos a ver representados valores cristianos,

tenemos representada la familia, también aparecen unos jóvenes

ofreciendo su inocencia en forma de flor al Sagrado Corazón,

vemos una hospitalaria de San Juan de Dios con los niños,

representando a la caridad.

(Música)

Ahora nos vamos a encaminar a otro grupo escultórico,

que también es nuevo, es un añadido posterior

y también tiene relación con España,

es la España defensora de la fe.

Vamos a encontrarnos primeramente

una figura alegórica, no es una figura histórica,

es representativa, es una mujer portando una cruz,

representa a la fe.

El grupo además va a estar acompañado por el Obispo

San Osio, de Córdoba,

que defendía la doble naturaleza de Cristo,

le va a continuar el rey Don Pelayo,

que inicia la Reconquista, vemos también a Don Juan de Austria

y finalmente nos encontramos con el padre Polanco,

Obispo de Teruel y Antonio Ramírez, el ángel del Alcázar,

que representan la defensa de la fe frente al comunismo

que niega la existencia de Dios.

Vamos a ver el último grupo escultórico,

que es la Iglesia Santificada,

los santos que ya están desde el cielo intercediendo por nosotros.

Nos encontramos primero al Obispo San Agustín,

que ya habla del amor de Dios y va a estar acompañado

por Santa Margarita María de Alacoque,

que es quien empieza a expandir toda la devoción desde Francia.

Posteriormente nos encontramos con San Francisco de Asís

y con la santa más española, Santa Teresa de Jesús.

Y finalmente, vemos tres personajes más,

uno de ellos está arrodillado,

arrebolado mirando el corazón de Jesús,

y ya nos da la clave el águila que podemos ver,

es el Apóstol San Juan.

Vemos una benedictina, que es Santa Gertrudis de Helfta,

que es la precursora de la devoción al Corazón de Jesús

y el Padre Beato Bernardo de Hoyos.

(Música)

"Cruzamos la puerta santa y ya en el interior de la Basílica

completamos nuestro itinerario con esta pequeña exposición.

(Música)

Como todo peregrino, al acabar nuestro itinerario

recogemos la corazonada, el documento que certifica

que hemos peregrinado por este Santo lugar.

El próximo 30 de junio España renovará su consagración

al Sagrado Corazón, una fiesta a la que estamos todos invitados."

Y hoy, solemnidad del Corpus Christi, hablamos también

del día de Caridad.

"Cada año, Caritas española y la Fundación Foessa,

publican este informe sobre exclusión y desarrollo social

en España, con el que acercarnos a la realidad que viven

miles de personas en nuestro país, una realidad que a veces

no es la que vemos, pero que convive a nuestro lado.

En este domingo, día de la caridad,

la llamada es a no mirar para otro lado.

(Música)

Así nos despedimos nosotros, será si Dios quiere

hasta la próxima semana, ojalá ustedes también quieran

participar en estos encuentros aquí en "Últimas preguntas",

en La2 y el Canal Internacional de Televisión Española.

Hasta el domingo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • 33 claves del Papa Francisco

Últimas preguntas - 33 claves del Papa Francisco

23 jun 2019

Además, te proponemos peregrinar al Cerro de los Ángeles, con motivo del centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús; y no podemos olvidar que hoy es Corpus Christi, día de Caridad.

ver más sobre "Últimas preguntas - 33 claves del Papa Francisco" ver menos sobre "Últimas preguntas - 33 claves del Papa Francisco"

Los últimos 547 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios