Tribus viajeras La 2

Tribus viajeras

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4628628
No recomendado para menores de 7 años Tribus viajeras - Laponia en familia - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

# Puedo viajar en una nube.

# Puedo enfrentarme contra el viento.

# Puedo decirte que no dejaré jamás... #

Ya estamos volando.

Todavía queda sol.

# Ya sé que pretendías que fuera romántico,

# pero no hacía falta que cruzaras el Báltico. #

Hemos llegado, Vicky.

# ...conseguir separarme de ti.

# Sabes muy bien que aunque no te importe,

# iré a buscarte hasta el Polo Norte.

# Iré a Laponia como un esquimal.

# Como un esquimal. #

A ver, confesad.

¿Quién no ha soñado alguna vez en su vida

con ver en persona a Papá Noel?

Pues si él no ha ido a vuestra casa, ¿qué hay que hacer?

Pues como han hecho muchas familias españolas:

venirse a casa de Papá Noel, que vive en la Laponia finlandesa.

Es un territorio indómito,

lleno de nieve, con un frío espectacular,

con un montón de huskies, con renos y con auroras boreales.

De todo eso disfrutaremos hoy en "Tribus viajeras".

(Sia - "Ho, Ho, Ho")

Ya estamos en la casa.

Maravillosa.

Vamos a vivir una auténtica experiencia lapona.

Pero de verdad.

Nos vamos a meter en la casa de una gente que se dedica a esto,

a recibir a turistas como nosotros,

en este caso un grupo de españoles,

a vivir lo que es una sauna finlandesa, pero de verdad.

Qué guay. Mira qué casita.

Si es que parece la de Papá Noel.

Son las 22:10.

-Las 21:10 en España. -¡Es de día!

¡Es que vamos...! ¡Ay, que me voy a caer!

(GRITA)

¡Ay!

Todo es de esquiar.

-Vicky, ¿qué tal? -Bien.

Qué graciosa, ¿no?

Esta es la mayor luz que habrá hoy. Sí.

Sí, eso creo. No va a haber más.

(HABLA EN INGLÉS)

(TARAREA)

Que sepáis que estamos teniendo un día maravilloso

en Laponia, ¿eh?

Tendríamos que estar en 50 grados bajo cero.

("Por donde tú vayas")

Una, dos y tres.

-¡Muy bien! ¡Ahí!

Qué estilazo.

Ah...

¡Que hay osos!

Bueno, me acabo de quedar muerta y enterrada.

Que por aquí al lado viven osos.

No de los polares, de los otros.

Ahora están dormidos y no nos van a hacer nada,

pero en primavera se despiertan.

¡Ay!

Resina. -Resina.

¡Guau!

# ¿Qué es? ¿Qué es? Hay luces de color.

# ¿Qué es? Parece de algodón.

# ¿Qué es? No creo lo que veo. Estoy soñando. No lo sé. #

Qué bien está, ¿eh? Sí.

Niñas, es muy importante

que lo sepáis: este es el sitio

donde dejan la comida para los elfos.

Porque los elfos resulta que tienen un poco de mala baba.

Y si no les dejan la comida, ¿qué hacen?

Pues te lían y te pierdes en el bosque.

¿Quieres darle el azúcar como regalito

para que no nos hagan perdernos los elfos?

No queremos que se enfaden los elfos.

¿Cómo te proteges tú

del frío? ¿Cómo es eso del parche de calor?

Pues llevo un parche de calor que se pega en la ropa

y dura como 12 horas.

Oye, y yo fíjate qué chulita, que me he puesto los vaqueros.

Sí. Pero lo mejor de todo

es que no paso frío. ¿Sabes por qué?

Porque no paramos. No.

Porque llevo un mono debajo. ¡Bueno!

Yo lo llevo por fuera.

"Vicente me acaba de confesar

que aprovechará este viaje a Rovaniemi

para decirle a Rocío si quiere ser su mujer.

¿Qué ocurrirá?".

Pues nada, vamos adentro.

A ver si entramos en calor. A la sauna.

A quitarnos todas las capas de ropa. -Y quedarnos en bañador.

Que apetece un montón con este clima.

¡Qué calorcito ahora!

(Barbara Lewis - "Puppy Love")

Parecemos cebollas.

-¡Sauna!

¿Tú cómo la quieres, mixta?

Sauna. ¿Chicos y chicas,

o chicos por un lado y chicas por otro?

Sí, así. Las chicas por nuestro lado.

Pues nada, ya sabéis.

Lo ha dicho la reina del lugar.

(Continúa la canción)

# A quitarnos el frío del cuerpo. #

Verás lo que va a pasar.

Échate para allá.

No toquéis las piedras. Ya has visto lo que hacen con el agua.

Meted los pies dentro.

¡Ay, cómo quema! -Sí que quema.

Quema. Pero ¿qué pensabais,

que ibais a pasar frío en Laponia? Estamos pasando un calor...

Tío, corre. -Vamos, vamos, vamos.

¡Ah!

No me tiro ni loco.

Yo me voy para adentro, Juan. -¡Toma!

¡Eh!

Vamos a la nieve.

¡Venga, a la nieve!

¡Uh! ¡Pero si se está fenomenal!

(Gritos)

¡"Tribus viajeras"!

Me voy a abrir la toalla. Que sea lo que Dios quiera.

(GRITA)

¡Ah!

¡Estoy loca!

Pero es Laponia, y hay que hacer lo que hacen aquí.

(GRITA)

Ha sido una experiencia...

placentera, porque venía así, con calor-frío,

porque vienes andando y estás sudando,

pero luego, al entrar aquí y al meterme en la sauna,

como que me he calentado,

y cuando he salido ha sido explosión de sensaciones.

Después de la sauna,

lo tradicional es comerse algo, ¿no?

Pero algo calentito.

Bueno, pues venga. A servirse cada uno.

Ven aquí, que te sirvo un poquito.

¿Qué tal está?

¿Está bueno, Julia? Julia, ¿sí?

Digo yo que no será carne de reno, ¿no?

No. No lo he preguntado.

Pero aquí comen. Por eso digo.

-Está buenísimo.

(Paul Simon - "Father And Daughter")

¿Montamos en bici? -Vale.

Te vamos a llevar en el trineo en bici.

Vale. Vas a ir muy rápido.

Vas a ir más rápido que los renos de Papá Noel.

"Hello". "Hello".

Qué pedazo de bici.

Especialmente para la nieve.

Impresionante, porque él está con chaqueta.

Nosotras todas abrigadas

y él, fíjate, con la chaqueta y tan pichi.

Vamos, Vicky. ¿Te llevo?

¡Ah!

Esta es tuya.

No, me voy a matar.

Vamos, que nos vamos.

# Lleva, llévame en tu bicicleta. Óyeme, Carlos... #

Os adelanto.

Ahora se agradece lo de los frenos.

Antes casi me caigo, pero ahora... te das cuenta de por qué están.

# Lleva, llévame en tu bicicleta. #

¡Uh! ¡Uh!

A ver.

¡Uh! ¡Que me mato! ¡Ay!

# Lleva, llévame en tu bicicleta. # ¡Voy para allá!

¡Voy a adelantar a todos!

¡Campeona!

He ganado.

¡He llegado la primera!

He hecho un poco de trampas, pero da igual.

Me merezco un chocolate.

Que aquí no hay churros, pero chocolate sí.

(The Crew Cuts - "Sh-Boom")

Pues nada, el café

para entrar en calor.

Oye, me ha contado un pajarito que tú engañaste a Vicente

diciéndole que vivías en Laponia.

Sí. Cuando le conociste.

Al principio,

que hablábamos por email o por mensajes,

yo de primeras no quería decirle tan pronto dónde vivía.

Entonces le dije: "Yo vivo en Laponia".

-"¿Cómo que en Laponia?". Porque donde vivía antes

es un lugar donde las calles no tenían nombre,

es difícil acceder, todo el mundo se hace un lío,

y era como... Para mí era "Miponia".

¿Os habéis preparado mucho el viaje,

o ha sido de improviso? -Llevamos un año preparándolo.

Hemos elegido una ruta interesante, que empieza aquí, en Rovaniemi.

Ayer alquilamos un coche. Vamos hacia el norte del país.

Bueno, mañana vamos a la cabaña-casa de Papá Noel...

Oye, ¿y habéis preparado alguna carta para entregarle?

-Bueno, yo tengo tres cartas de tres compañeros de trabajo,

de tres amigos, y nada...

Me han contratado como elfo

para entregar esas cartas. Se las tengo que llevar mañana.

¿Y vosotros vais a pedir algo? ¿Tenéis algo en mente

ya pensado? No sé.

No sé. De aquí a mañana... me lo pensaré.

¿Y tú, tienes algún deseo? -Sí, alguno tengo, claro.

Yo lo que no sé

es si pueden decirse los deseos. -Yo creo que quedará

entre Papá Noel y yo. -Sí, ¿no?

Sí, ¿no? Si no, no se cumple.

¡Hola! ¡Hola!

(Chuck Berry - "Run Rundolph Run")

Otra de las experiencias típicas

es venir a cantar en el karaoke.

A él le gusta cantar. -Me gusta.

A ver, un poco de estribillo de alguna.

No, no. Yo en el escenario. ¡Ah!

("I Drove All Night")

# "I drove all night

# to get to you". #

¡Uh!

¡Bien!

# "I drove all night".

# "Crept in your room".

# "Woke you from your sleep".

# "To make love to you". #

Esta vamos todos, ¿no? "We Are The Champions".

Vente, vente.

Vente. Haz los coros. Venga, porfa.

# "We are the champions".

# "We are the champions".

# "No time for losers

# 'cause we are the champions...

# of the world". #

(Aplausos)

Bueno, el frío... tiesa.

Pero ¿cómo tenemos el corazón? ¡Caliente!

Porque ¿dónde vamos?

A ver a... ¡Papá Noel!

(Ramones - "Fight Tonight")

Vamos a ver a Papá Noel.

A la cámara. -Papá Noel.

Mira qué muñeco de nieve. ¡Mira!

Es gigante!

Menudo casoplón tiene, ¿no?

Ya te digo. Menuda choza Papá Noel.

Yo quiero ser su amiga "forever".

Qué pasada, ¿eh?

¿Ves esos postes?

Sí. Si pasas esa línea,

cruzas el Círculo Polar Ártico. O sea, que aún estamos en...

No, ya estamos dentro.

Vicky, ¿te vienes a ponerle nieve?

Que está muy flaco. Tiene que comer nieve.

Yo creo que lo ha hecho Papá Noel.

Porque está tan grande que ¿quién lo puede haber hecho?

Papá Noel.

¿Vosotros ya escribisteis las cartas?

¿Ya tenéis las cartas? No. Vamos a escribir.

Aquí una. Vicky.

¿Tú no quieres escribir aquí la carta?

Hala, ya os habéis adelantado. Ya tenéis la carta escrita y todo.

¿Qué quieres pedirle?

-¿Lo sabes tú todo? -Sí.

-Pues "tú escrito". -¿Lo "escrito" yo?

Una cosa de "Frozen", ¿no?

Candela, tú lo tienes claro, ¿no?

Claro, tú ya te la haces sola.

Vamos a ello.

Yo ya la tengo. Mira todo lo que me he pedido.

¿Qué te parece mi carta? Bien.

Bien, ¿no? Ah, y luego le he pedido

que me haga adelgazar un poco,

y que adelgace él, porque está muy gordo.

Hola. Ay.

Tú eres una elfa. Sí, soy un duende de Papá Noel.

Aquí están Vicky y Candela, ¿a que sí?

¿Qué habéis venido a hacer a Laponia?

Os estábamos esperando.

¿Habéis visto ya a Papá Noel? -No. Todavía no.

-Os está esperando también.

Ah, ¿sí? Sí.

Estábamos escribiendo ahora la carta.

Ajá. ¿Y luego me la dais a mí o se la dais a Papá Noel?

-No sé. Yo creo que a Papá Noel. -Vale.

Si queréis os cuento qué hacemos aquí,

que es su oficina de correos.

Recibimos cada año más de medio millón de cartas,

que los niños de todo el mundo mandan a Papá Noel.

Y luego se seleccionan por países,

se abren todas y se leen todas.

Y luego intentamos...

Papá Noel respondió el año pasado unas 10 000 cartas.

¿Y cuándo nos va a recibir? ¿Ya ha terminado de trabajar?

¿Ya nos puede recibir? Sí.

En cuanto queráis, os está esperando.

¡Bien! Pues venga. Pasadlo muy bien.

¿Puedo daros un beso? ¿Sí?

Un beso mágico.

Que vaya muy bien, ¿vale?

Venga. -¿Y a mí?

-Claro.

Yo también quiero un beso mágico

de una elfa tan maravillosa.

Que vaya muy bien.

Yo quiero ser duendecilla cuando sea mayor.

No puedes. Ya eres mayor.

¡Ah!

Las verdades de los niños.

¡Ya! -¡No, no!

-¡Vicky!

-¡Papá Noel!

-Nervios. Tiene muchos nervios.

Ay, y yo también.

Porque es el de verdad,

no es el que se disfraza por ahí, por las calles.

-Sí.

Hola.

-Hola. ¿Qué tal?

¿Muy bien? Siéntate aquí.

Hola. ¿Qué tal? -Bien.

"Hello. How are you today?".

¡Oh!

No. Qué bien. Por fin estamos con Papá Noel.

Toda la vida esperándolo.

¿Tienes una cartita?

Dásela.

¿Qué es lo que más deseas para navidad, amor?

¿El qué?

-Tú, mami.

-Díselo, díselo.

¿Que se lo diga yo?

Que yo quiero adelgazar, pero que él también adelgace un poco.

Que a Santa le sobra un poco de...

¡Sonríe!

Sara, cuéntanos un poco de ti. ¿Tú quién eres?

¿Y tú de quién eres?

# ¿Y tú de quién eres? #

Pues... yo soy una madre de dos niñas.

Mi sustento es ser profesora de piano,

y hago otras cositas.

Tengo una miniempresa distribuidora de ropa.

Y bueno, la mayoría del tiempo soy madre.

Entonces soy muy feliz con mis hijas. Ya.

Pero además de madre,

también imagino que te interesan otras cosas.

He sido especialista de riesgo

en cine y televisión, y a mí me encanta.

Cuando tuve a Candela

lo dejé un poco al margen, aunque hace unos meses

me han llamado para hacer una secuencia en otra peli.

Pero ya no hago ciertas cosas.

Está claro que eres una mujer especial

y que te atreves con todo y encima ganas todo. Porque hay una lucha

que tú has ganado, que es la lucha más importante que cualquiera

puede ganar, que es al cáncer. Sí.

Sí. Es...

Mira, me quedo sin palabras.

Es muy fuerte todo lo que he vivido.

En el momento que me dicen

que tengo un cáncer de mama, embarazada,

te quedas en shock, pero luego dices: "Qué suerte he tenido".

"Qué suerte, porque de aquí voy a salir".

Y sales, y encima con un bebé y otra niña de cinco años.

Y cada día que te levantas piensas en...

O sea, mi vida es para ellas ahora.

Porque no puedo faltar.

O sea, mis hijas me necesitan, y voy a estar ahí.

Además, a mí me ayuda mucho, muchísimo,

ver que hay gente que ha pasado por lo mismo y que está bien.

Y es lo que pasa. O sea, estás bien.

Y al final pasa todo,

y lo que ves es: "Estamos aquí en este momento, y no hay otro".

Hay que respirar, y...

Y mira dónde estamos. Me siento...

En un sitio maravilloso. En casa de Papá Noel.

Es que me siento la persona más afortunada del mundo.

"Hi". "Hi".

Vamos a ver ahora a los renos.

Que sí. "Hello". "Hello".

Seis meses tiene nada más. (SARA) Seis meses.

Ay, qué intriga. Yo nunca he visto uno

así de pequeño. Yo tampoco.

(VICKY) ¡Qué mono!

¡Qué monos! Si están con su mamá.

¡Qué monos!

-No muerden. ¿Quieres darles de comer?

Qué bueno. ¿La has entendido? Que no tienen dientes arriba.

Aunque parezca que te van a morder, tranquila, que no te muerden.

¡Ay, qué monos!

Increíble que haya más renos que gente en Laponia.

(SARA) Mira, aquí viene otro. Hola.

No viene ninguno.

Vicky, es tu amigo ya, ¿eh?

¿Verdad? ¿No os parece que tiene algo que ver

con los míticos y mágicos unicornios?

Con esa cara que tiene de bondad.

Sí.

¿Vamos como si fuéramos Papá Noel?

¡Bien!

Qué guay, Vicky. Nunca hemos montado en reno.

Va a ser "special".

Que es que aquí son las 16:00. No os creáis

que hacemos estas cosas con las niñas en la madrugada.

De verdad, que me siento una zarina cualquiera.

Nimetop, pórtate bien.

Y luego te doy... de lo más grande:

zanahorias, pimiento... Te doy un gazpacho, fíjate.

¿Nos vamos, chicas?

¡Bueno!

Uy, este quiere adelantar.

¡Qué bonito!

¿Qué tal, Francine? Como nos lleven así,

a paso misí, vaya engañifa. (RÍE)

Es que... esto va muy lento.

¡Queremos caña!

Suéltale un poquito de cuerda o algo.

Mira, mira, suenan los lobos.

(Aullidos)

Ostras, ¿y eso serán huskies o lobos?

Suenan a lobos, ¿eh? Madre...

(IMITA AULLIDOS)

Pero ¿qué cuento es este?

Yo pensaba que tendríamos

una actividad de superaventura, y mira.

Va más lento que mi abuela. Este reno es un vago.

Ya no le doy gazpacho ni le doy nada.

¡Venga, reno, hijo! ¡Venga ya! ¡Dale un poquito!

¡Venga, vámonos! Ahora que ya van a casa...

¡Ole! ¡Uh!

-¡Qué poco!

Pues eso iba a decir yo, ¿verdad?

Qué poco, y qué despacio iban, ¿no?

Pero qué bonitos que son.

Yo creo que Santa Claus no les deja correr más.

¡Pero bueno! Si es que es un reno precioso.

Mira, si pones así la mano, él te huele.

Mira, es verdad. Mira las patitas que tiene.

Ah, porque esto es un reno blanco. Entonces tiene los ojos azules.

Como tú, Vicky. -No, los tengo verdes.

¡Ah! Ah, son verdes.

Ah, mira... Que da la casualidad de que los renos blancos...

Esto es increíble, ¿eh? Son más amigables.

Hola. Mira si es amigable. ¡Qué suave!

Veikka. Veikka.

Veikka. Hola, ven aquí.

Veikka.

¡Ay, qué gustito!

Ahora yo digo:

"Finlandia, ¿qué es Laponia?".

Laponia es nieve y luego todo el mundo alrededor de un fuego.

Venimos ahora de ver los renos, y la verdad, parecen de mentira.

Son tan suaves, y esa carita... Son muy mágicos.

("Yellin' at the Xmas Tree")

Y una de las mejores experiencias que se pueden vivir en Laponia

es darse un paseo en trineo

tirado por estos maravillosos huskies.

Una experiencia que nos merecemos los que hemos llegado aquí.

Con el frío que hace vamos a entrar en calor.

Venga, sí. Ese paseíto por la nieve. ¡Ah!

Bueno...

¡Ay, qué ricos!

Hola.

Hola, bonito. ¡Uy!

¿Nos montamos?

Venga. Venga, vamos, corre.

¿De dónde vienen ustedes?

De México. Desde México.

¿Qué pasa? Compatriotas casi.

No somos de España, ¿eh?

Cuando ladran es que están encantados.

Que dicen: "Vámonos de paseo". Sí.

Ellos quieren entrar en calor.

¡Chicas! -¡Eh!

(Ladridos y gritos)

¡Yuju!

¡"Tribus viajeras"!

Vicky, ¿cómo vas?

Queremos un husky para ir al cole.

Cande, ¿qué tal? -Bien.

-Yo dabuti. ¿Y tú?

Yo feliz como una perdiz. Yo también quiero ir al cole así.

(RÍE)

Hay que reconocer

que este paisaje es una maravilla.

Me gustaba la nieve, pero ahora me encanta.

Y eso que me estoy quedando "congelada-da-da-da".

¿Te sientes como la princesa Frozen, Vicky?

Una, dos y tres.

# Hazme un muñeco de nieve.

# O ven en bici a montar.

# Que necesito compañía ya,

# porque a los cuadros ya les he empezado a hablar. #

¡"Tribus viajeras"!

¿Estáis preparados, chicos? -¡Sí!

-¡Todos preparados!

¡Ay, venga! ¡Vamos!

¿Cómo vais, chicos? -¡Bien!

¡Hemos sobrevivido!

-¿Te ha gustado? -Sí.

-Creo que estamos más morenos.

-Nos hemos puesto morenos del sol. -De la luz del sol.

¡Mira!

(OFF) "Estoy nervioso, y cada vez me estoy poniendo más nervioso.

Porque esta noche... es el momento más importante de mi vida".

Vinimos aquí

para conocer a Papá Noel y su mágico mundo

aquí, en el Círculo Polar Ártico,

y puedo decir que ha sido todo un éxito.

Pero nos queda una cosa por saber.

Porque aunque aquí el amor flota en el aire,

yo no sé si nuestra parejita de tortolitos oficiales,

Vicente y Rocío, van a casarse y finalmente formar una familia.

Así que ¿qué puedo hacer?

Pues me cojo un autobús

y me planto en Kittilä, a ver si se casan.

# La nieve empieza a caer.

# El aire hiela las calles sin piedad. #

Bueno, ya hemos llegado a nuestro destino.

Ahora me queda buscar dónde están hospedados,

porque no tengo mucha idea.

Pero no creo que haya aquí muchos españoles.

Voy a preguntar, que preguntando se halla.

¡Bueno, chicos! ¡Os he encontrado! ¡Oye! ¿Qué ha pasado?

Os veo muy contentos. Sí.

¿Qué ha pasado?

¿Se lo has pedido ya? Sí, todo hecho.

¿Y qué has dicho? -¡Que sí!

¡Que nos vamos de boda!

¿Y cómo ha sido?

¿Te has hincado...? -Sí, hombre.

-Sí, las dos rodillas.

Bueno, entonces preparativos...

Necesitamos vestido...

Sí, vestido, zapatos... Zapatos.

Ramo también hay que buscar. -No, aquí está.

Ah, el ramo sí. ¿Podemos ver el ramo?

¡Guau! ¡Qué bonito!

¡Me estoy emocionando!

Podíamos hacer algo en directo. -Una videollamada.

Claro, una videollamada o algo así.

Para que lo puedan ver. -Guay.

-Vale, perfecto, sí. A mis padres y a mi hermano

les encantaría verlo. Claro.

Peinar, maquillar, ¿y eso cómo hacemos?

¿Aquí hay? Venga, en marcha. No lo sé.

No sé si nos dará tiempo. Estoy muy nerviosa.

No me extraña. Si estoy nerviosa yo.

Estoy en shock.

Francine, hace una hora me ha pedido matrimonio

y dentro de tres nos vamos a casar.

¿Tú te esperabas algo?

No, porque hemos llegado a la cabaña

y hemos preparado la chimenea, él ha puesto un poco de música,

hemos ido a por leña...

y como en un balconcito, en mitad de la nada,

solo había nieve, pues me ha dicho

una frase de una película,

de "Los amantes del círculo polar",

y...

Ay, es que...

Estoy en shock, porque hace una hora.

Me vas a hacer llorar a mí también.

Que yo soy muy moñas para estas cosas.

Y me ha dicho que si me quería casar con él...

y he dicho que sí.

La verdad es que es precioso.

Es como un castillo, un laberinto. Muy bonito.

-Hay muchas suites donde alojarte aquí.

A esta temperatura. -Quien se atreva...

-Esto es un bar. -Un bar.

Estoy alucinada,

porque esto continúa: los asientos...

Y la gente se sienta aquí. Sí. Y cena.

Pero ¿qué cuento es este?

El mito de los iglús, que se está caliente en ellos.

En los iglús gigantes, no.

Espectacular.

Es muy chula.

Voy a cerrar la boca.

Es impresionante.

Yo creo que debemos correr

para que esté todo superlisto y que quede todo precioso.

Corremos, ¿no? Sí.

-¿Corremos? Venga, vámonos.

-Vamos.

(Topolino - "Mi casita de papel")

Pues ya estamos aquí. Esta es nuestra casa.

¿Te gusta? La verdad, está muy acogedora.

Monísima. ¿Esto forma parte de la sorpresa que querías darle?

-Sí, sí, sí. No se lo esperaba.

El alojamiento también tiene su punto.

Hombre, es preciosísimo.

Oye, ya tenemos la peluquera

gracias a la intervención divina de esta finlandesa

que nos ha encontrado a una amiga suya.

Y nos quedaba el vestido, que ¿está preparado?

-Sí, lo tengo. El vestido.

A ver.

¡Es precioso!

Por delante...

Maravilloso.

Es que acabo de ver ahí unas botas...

Sí. Son muy bonitas.

¿Por qué no te las pones para el vestido?

Me las voy a probar.

Si no, con las que llevaba. Vale.

Vale, bueno. Entonces, nada.

¿Tú ya tienes preparado tu traje? -Mi traje,

con unas botas que me voy a poner.

¿Esmoquin o...? Es con chaleco. No es un traje.

Un chalequito, ¿no?

Bueno, pues os dejamos que os vayáis arreglando un poco.

-Perfecto. Yo voy a buscar a la peluquera...

Y viene aquí. ...para que venga a arreglarte.

Perfecto. Más todavía

de lo que tú ya eres de monísima.

¿Vale? Pues venga, hasta ahora. Gracias, Francine.

¡Que nos vamos de boda en Laponia!

Una, dos...

Nos lo queríamos perder.

O sea, para más inri, que ya vamos a contrarreloj para la boda,

nos acabamos de quedar aquí, en medio de la nieve,

cuando íbamos a por la peluquera.

No me lo puedo creer. ¿Se le ha salido el coche?

Para más inri, este es el coche de ellos.

No le pasó nada al coche.

Debe ir la peluquera, debe arreglar a la novia...

Le he puesto a Francine la dirección para volver.

La que hemos liado. ¿A que no se casan?

Pero ¿dónde se han quedado tirados?

"Wait, wait". -"Wait".

La que se está liando.

¡Mira, lo he conseguido!

¡Lo he conseguido, lo he conseguido!

¡Lo he conseguido!

¡Lo he conseguido!

¡Lo he conseguido!

Que no, que ha sido este alma caritativa.

Estoy muy nerviosa.

¿Me ayudas con la traducción? -Sí.

Algo muy sencillo.

(Vídeo acelerado)

Vicen, ¿me puedes traducir un poco?

Estoy muy nerviosa. -¿Sí?

-Y si me queda mal, ¿qué?

¡Estoy muy nerviosa!

(HABLA EN FINÉS)

Me ponen un trapo en las orejas.

(Tictac)

Claro, yo también me caso.

Llevo dos pantalones térmicos, dos camisetas térmicas...

Estás muy guapo. -Listo.

Yo ya estoy, ¿eh? -Tendrás que esperar.

(Rocky Sharpe - "Tick Tock")

A ver si voy a parecer una sevillana.

Pues sin flores, ¿no? ¿O qué? -"Without flowers".

Queda hora y media para la boda.

Llevamos aquí ya hora y media sentados.

¿Y cómo vamos, Rocío? -No lo sé, Vicente.

Estoy muy nerviosa, y esto no sé cómo va.

¿Tiene buena pinta o no? ¡Por Dios!

¿Cómo se dice "sí" en finés?

"How do you say 'I do' in finnish?".

(HABLA EN FINÉS)

No.

No "D", "T". -"T".

-"T". -Ah. "T".

"Good".

¿Y "no quiero"?

(CANTAN EN FINÉS)

¡Francine, tienes que ayudarme, por Dios!

Bueno, claro que te ayudo. La magia del amor que os tenéis

ha conseguido que llegue la peluquera,

tú estés ya divina de la muerte, hayamos salido

del atolladero en el que estábamos con el coche,

¿y en qué puedo ayudarte? Necesito que planches las mangas.

Pues yo me pongo a ello y a lo que haga falta.

El vestido es maravilloso. Qué buen gusto tienes, Vicente.

(VICENTE) La elegí a ella. La elegiste a ella.

Mira, esto... Me has dejado aquí "touché", ¿eh?

Bueno, Vicente.

Queremos saber más de ti. Cuéntanos de tu vida.

Sabemos que eres enfermero, que conociste a tu chica en el trabajo.

¿Por qué decidiste dedicarte a una profesión

que realmente es casi más de chicas? Sí.

Normalmente es más de chicas.

Pero bueno, tampoco lo tenía claro cuando empecé en sanidad.

Lo que me gustaba era la música, y me sigue gustando.

Y en ese momento me gustaba ayudar,

echar una mano...

Algo así como un poco más cercano a la gente, ¿no?

Y bueno, vi que tenía nota para entrar en Enfermería,

y probé suerte. Luego me gustó la carrera, me gustó mi trabajo,

aunque ahora ya no estoy en un nivel asistencial,

pero contento de lo que hice.

Sí, porque ahora ya eres jefe.

No, bueno, jefecillo.

No, coordinador de enfermería en quirófano.

Es un momento en el que el contacto con el paciente es escaso,

porque en la mayoría de ocasiones se duerme o se seda.

Y bueno, en ese pequeño intervalo de tiempo debes darlo todo

para reducir su ansiedad.

¿Y cómo es la vida de un hospital?

Estamos acostumbrados a verlo en películas.

¿Hay tanto ligoteo entre medias

como cuentan en el cine? Hay más...

de lo que aparece.

Hay más. No sé si es porque vamos en pijama

y eso es como... que nos hace estar como más cerca...

Pero es verdad, es un trabajo...

Quiero decir, en mi servicio muchos son pareja

y se han conocido ahí.

Cuéntame la historia de cómo conociste a tu chica

y cómo lograste que se enamorara de ti.

O por lo menos te dijera: "Sí, voy a salir contigo".

Ostras, ¿lo sabe? Vaya. Vale.

Fui detrás de ella durante mucho tiempo, y el día

que le pedí que fuera mi novia alquilé un Cadillac

y fui a recogerla a la puerta de su casa

con un chófer, y me la llevé a cenar,

cenamos y le pedí que saliera conmigo, y me dijo que sí.

¿Cómo descubriste dónde vivía

si ella no te había dado su dirección?

Me dio una dirección errónea de su casa en aquel momento,

y bueno, fui preguntando, y de repente en el coche

tuve esa intuición de que podía ser una urbanización,

y justo vi el número del piso que me había dicho.

Y bueno, me acerqué, salté la valla,

porque no tenía interfono la urbanización, me colé dentro,

subí, toqué la puerta, y allí apareció.

Me invitó a un café y me fui.

¿De dónde sale este romanticismo, de tu casa o de dónde?

Mis padres están separados desde que cumplí tres años.

No sé, el cine a lo mejor. No lo sé.

Ya estás vestida de novia, perfecta,

preciosa... Bueno, tenemos que repasar

si llevas todo lo necesario

para tener un matrimonio muy feliz,

que es algo azul... Lo llevo.

¿El qué, si se puede saber?

¿Lo digo? Claro.

Unas mallas térmicas azules.

Ella tan chic y al mismo tiempo tan calentita.

¿Algo... nuevo?

El vestido. Vale. ¿Algo prestado?

Pues tengo una pinza...

O sea, que estamos... ...de una cámara.

Vale. O sea, que tenemos todo el completo.

Son tus últimos minutos de ser soltera.

Ay, que estabas muy bien. Que te emocionas otra vez.

Nada, nada. Que no te puedes emocionar.

¿Cómo vais a ir a la capilla? En trineo,

con renos, creo. Ay, qué bonito.

Pero te pondrás algo por encima. Me pondré un abrigo.

En plan zarina total. O la princesa Frozen.

En plan "Fargo". Ni princesa ni nada.

(Música instrumental)

(Marcha nupcial)

¿Nerviosa? -Sí, mucho.

¡Vaya un novio!

Por ahí vemos a alguien.

Yo creo que es un amigo laponés

que está trayendo a nuestra pareja.

A los próximos marido y mujer.

Por favor. Me siento como narrando la boda de los reyes de España.

¿Qué tal el viaje? Precioso.

-Un cielo... -Precioso.

Nunca he estado tan cerca de las estrellas.

Estamos retransmitiendo en directo

para que la familia pueda ver este precioso matrimonio.

"¡Guapa! ¡Estás muy guapa!".

-Os quiero.

-Hace mucho frío. -No.

¿Estás bien? -Sí, genial.

¿Alguien quiere ser testigo?

"Thank you".

(MÓVIL) "Bueno, Roci...".

¡Gracias!

¡Vivan los novios!

(GRITA)

¡Os quiero!

¡Os queremos! Gracias.

Nos habéis hecho copartícipes de este momento tan entrañable,

tan bonito, tan romántico.

No había mejor manera de finalizar este programa.

Así que solo puedo deciros gracias, gracias, muchas gracias.

¡Y que seáis muy felices! Que tengáis muchos retoños.

Que yo no voy a tener y necesito que alguien

me pague la jubilación.

(CÁMARA) ¡Vivan los novios!

(Madness - "It Must Be Love")

Pues di: "Yo quiero ser amiga de Papá Noel".

-No. -Dilo y te doy dos caramelos.

-Ah...

¡Tonta!

Ay, ay, ay! ¡Idiota!

# "We...". #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Laponia en familia

Tribus viajeras - Laponia en familia

08 jun 2018

Francine viaja a Laponia (Finlandia) con familias españolas para vivir la magia del lugar. Viajan en trineos, saludan a Papá Noel y van a una boda en una capilla de hielo.

ver más sobre "Tribus viajeras - Laponia en familia" ver menos sobre "Tribus viajeras - Laponia en familia"

Los últimos 14 programas de Tribus viajeras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios