www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
916962
Para todos los públicos tres14 - Lenguaje (31/10/10)
Transcripción completa

Hoy en Tres14, hablamos de lenguaje.

El hombre es un animal social;

depende del grupo; de poder comunicarse con otros.

Hemos inventado miles de códigos, idiomas,

lenguajes de signos con manos, sonidos, banderas...

Ahora nos toca enseñar a las máquinas a hablar,

a entender.

No es fácil, pero cada día lo hacen mejor.

Algunos temen que las máquinas

lleguen a hablar tan bien como los humanos

y muchos dejemos de ser necesarios para el grupo.

Una noche en vela

reduce la capacidad de asimilar conocimientos

en casi un 40%.

El sueño es necesario para aprender

porque limpia la memoria a corto plazo

y deja sitio libre para más información.

Es la conclusión de un trabajo de la Universidad de California.

Mientras dormimos

los recuerdos acumulados durante el día en el hipocampo

se envían a la corteza prefrontal

que tiene probablemente más capacidad.

Este proceso de vaciado tiene lugar en la fase 2 del sueño "NO REM"

que ocupa la mitad del tiempo total del sueño.

La sobreestimulación precoz podría ser perjudicial para el aprendizaje.

El entrenamiento intensivo en la etapa prenatal,

antes de que el sistema nervioso esté preparado,

puede producir deficiencias permanentes.

Puede provocar que la persona se bloquee emocionalmente

o que sufra alteraciones en el sistema de la memoria del futuro.

Lo afirma el último estudio sobre el tema

realizado en la Universidad de Granada.

Además, la dieta y los factores ambientales

también podrían condicionar el aprendizaje.

Hayan en Israel un código legal

de una civilización que vivió hace 3.800 años.

Se trata de dos fragmentos de arcilla

en los que aparecen esculpidas palabras como esclavo, amo y diente.

Están escritas en idioma acadio,

el lenguaje hablado por asirios y babilonios

durante el segundo milenio antes de Cristo.

Las han encontrado un grupo de científicos

de la Universidad Hebrea de Jerusalén

y creen que podrían ser fragmentos

de un código de trato legal y comercio de esclavos de la época.

Un sistema artificial basado en redes neuronales

puede predecir las crisis financieras.

Lo han desarrollado en la Universidad de Alcalá

utilizando técnicas de inteligencia artificial.

Para entrenar al sistema

utilizaron datos económicos de más de 100 países

recopilados durante una década.

A partir de datos macroeconómico y de las entidades bancarias...

el sistema es capaz de predecir una crisis financiera

con una fiabilidad del 91%.

En el futuro, al incorporar nuevos datos,

el sistema mejorará la precisión de sus predicciones.

"El único lenguaje verdadero en el Mundo

es un beso".

Eso dijo el escritor francés Alfred de Musset.

A veces las palabras se nos quedan en la punta de la lengua

y no somos capaces de recordarlas.

Para muchos, es solo un olvido momentáneo.

Pero las personas que sufren una enfermedad llamada "afasia"

les sucede constantemente, se quedan sin palabras.

En 1864, el médico francés Paul Broca

describió esta enfermedad

y localizó la zona del cerebro donde se producía.

Las personas que tienen dañada la llamada "área de Broca"

leen y entienden perfectamente, pero son incapaces de hablar.

Hoy, el "área de Broca"

es una de las zonas del cerebro más estudiadas

para entender el lenguaje humano.

Pero, el misterio sigue sin resolverse.

Lo maravilloso

es que normalmente sí encontramos la palabra que buscamos

y no tardamos más de seis décimas de segundo en hacerlo.

Otras ramas de la ciencia también se preguntan por el lenguaje

Desde el punto de vista tecnológico,

el ingeniero José Adrián Rodríguez;

la traductora Mael Werring;

y el informático Marsal Galvaldà;

se empeñan en que las máquinas

entiendan y hablen mejor nuestro lenguaje.

Otros, como el neurólogo Jordi Peña y el psicólogo Albert Costa,

tratan de entender los mecanismos del habla

en nuestro cerebro.

A los cinco les preguntamos: ¿Ciencias o letras?

Ciencias, nosotros trabajamos con las palabras

pero, casi, los tratamos como números.

Ambas; dos a dos.

Las dos.

Ciencias por la informática y letras por la lingüística.

Ciencias, pero sin olvidar nunca las letras.

Ciencias sociales, neurociencia, ciencias de la salud...

¿Qué seríamos sin lenguaje?

Seriamos unos animales muy aburridos.

No me imagino...

qué seriamos sin lenguaje.

Seriamos muy bobos

porque no tendríamos capacidad de expresar nada.

Otra especie.

Aburridos.

En 1962, un ordenador cató una canción por primera vez.

El resultado sorprendió tanto

que Stanley Kubrick y Arthur Sinclair

decidieron usar el tema

para el final de la película "2001, Odisea en el espacio".

Por eso, el ordenador "Hal 9.000"

canta esta canción cuando lo desactiva.

Los ordenadores que hablan y nos entienden

son una antigua promesa de la inteligencia artificial.

Pero, han tenido más éxito en la pantalla que en la vida real.

En los 90, parecía que acabáramos hablando con nuestros ordenadores;

pero, hoy usamos los dedos más que nunca para darles ordenes.

Y, cuando nos toca hablar con una máquina

todavía tenemos problemas.

(Indíqueme el motivo de su llamada).

(Disculpe, no le entiendo).

(Pulse 1, pulse 2). (No le entiendo).

(No le entiendo).

A una máquina hay que hablarle con naturalidad

intentando vocalizar un poco, eso sí.

Intentando no comerte ningún fonema,

pero, hablando con naturalidad.

José Adrián dirige El Centro de Tecnologías

y Aplicaciones del Lenguaje y del Habla

de la Universidad Politécnica de Cataluña.

Allí investigan la manera de conseguir

que los ordenadores reconozcan mejor nuestra voz.

Una tarea, más difícil de lo que parece.

Pero, a nosotros también nos cuesta mucho

aprender o reconocer un idioma extranjero.

Nos podemos dar cuenta

de la dificultad que es para una máquina

si intentamos... aprender chino cuando ya somos mayores.

A partir del sonido se puede saber quién está hablando;

qué está diciendo; y con qué tono lo dice.

Hay emociones básicas como el enfado o la alegría

que un ordenador ya es capad de reconocer analizando la voz.

Aunque, muchas sutilezas del lenguaje se le escapan.

Bueno, tampoco hay que pedirle demasiado;

ahora, ya nos conformamos con que reconozca lo que se está diciendo

más o menos bien.

Luego, una vez reconocido,

se pueden aplicar técnicas de análisis semántico

para intentar ir un poco más allá,

e incluso, detectar algún tipo de ironía

donde se está diciendo todo lo contrario

de lo que literalmente se reconoce.

Mejor o peor, un ordenador puede reconocer lo que decimos.

Pero, ¿puede llegar a reconocer el significado de nuestras palabras?

La pregunta es si un ordenador puede entender el lenguaje natural,

que es realmente el kit de la cuestión.

Se relaciona mucho

con toda la cuestión de inteligencia artificial.

Marsal Gavaldà es informático

y se dedica a las tecnologías de la lengua.

Trabaja en Estado Unidos desarrollando sistemas

capaces de buscar palabras concretas en grabaciones de audio y video.

Pero, además de encontrarlas... ¿las entienden?

Es como preguntar si los aviones vuelan.

Diréis, pues claro que vuelan

pero, no mueven las alas como los pájaros; no.

Entonces, el ordenador no tiene

la misma estructura biológica del cerebro

o las mismas conexiones que la sinapsis;

pero sí es capaz de generar un comportamiento

que es indistinguible de como hablaría un humano,

pues, entonces se puede decir que sí, que entiende el lenguaje natural.

Otros de los sueños más antiguos de la inteligencia artificial

es la traducción automática.

Desde el mítico castigo divino a la Torre de Babel

seguimos buscando la manera de romper

las fronteras idiomáticas del Mundo.

Si existiera un sistema de traducción automática universal

que funcionara en todos los ámbitos, sería un logro fantástico,

un hito de la humanidad

que seguro que tendría el efecto

de incrementar la comunicación entre las personas

pero, seguro mucho más fundamental.

Realmente, la gente vería que todos somos muy iguales.

Pero, no estamos allí todavía.

Los traductores automáticos que encontramos en Internet

aún muestran errores que nos hacen sonrojar.

Y eso que tienen a su disposición todos los diccionarios posibles

y millones de documentos en varios idiomas para comparar.

Las diferentes lenguas tienen peculiaridades

con las que un ordenador aún hoy se tropieza.

En chino no puedo decir hermano o hermana

porque tengo que decir... no hay la palabra hermana

hay la palabra "jiě jiě" o "mèi mèi",

que es la hermana grande o la hermana pequeña.

Entonces, cada lengua "particiona" el mundo de una forma distinta.

Y, aprender estos matices... y esa dificultad

pues, no va a ser fácil.

Donde los traductores automáticos aciertan más

es con los textos específicos.

En la empresa AutomaticTrans tienen claro

que un sistema capad de traducir información deportiva

no tiene porque dar buenos resultados con un texto económico.

Por ejemplo, un encuentro, en deportes,

puede ser un partido de fútbol

con lo cual será traducido de una manera diferente

que un encuentro en una conferencia.

Cuando el sistema está bien preparado

para el tipo de texto que tiene que traducir

el resultado, incluso, puede publicarse

sin que un editor lo revise.

Los partes meteorológicos siempre dan la misma información,

varia de si está soleado, si va a ser nublado,

si va a llover, si no, etcétera; pero es finito,

es un tipo de información que puede ser traducida por una máquina

sin necesidad de que nadie la revise.

Porque el sistema aprende,

los lingüistas y los filólogos

le añaden toda la información que necesita

y entones, pues, ya no hace falta,

no hace falta un humano.

Pero, si queremos traducir automáticamente

algo más que el tiempo qué hace,

no solo necesitamos

ordenadores más potentes y programas más sofisticados.

La mayor dificultad está en nosotros mismos.

La mayor dificultad, eeeh...

Que la gente escriba bien.

Este es el problema principal que nos encontramos,

que es que la gente...

claro, o porque va rápido o porque las cosas las quiere para ya.

Y, entender la frase de lo que quieren decir

en castellano ya cuesta de entender,

pues, imagínate la máquina,

no es capaz de darte un buen resultado.

Buscamos que los ordenadores nos hablen, nos entiendan

y nos ayuden a comunicarnos con los vecinos.

Pero el lenguaje es la capacidad humana más sofisticada

y aún no hemos dado con la fórmula definitiva.

Con 100 palabras podemos escribir más párrafos

que átomos hay en el Universo.

Pero, nos falta mucha inteligencia artificial

para crear un ordenador poeta.

¿Por qué cuesta aprender más algunos idiomas?

En el Mundo hay más de 6.500 idiomas

La propia lengua nativa dificulta el aprendizaje de algunos de ellos

porque deforma la percepción

y enseña a ignorar determinados sonidos.

A nuestro cerebro, por ejemplo, le resulta difícil aprender árabe

porque le cuesta separa las letras.

Al hacernos mayores las estructuras cerebrales

implicadas en el procesamiento del lenguaje

se hacen más rígidas e inmodificables

y por eso a los adultos les cuesta más

aprender un nuevo idioma.

¿Qué animales tienen más empatía?

Todos los mamíferos sienten empatía por sus congéneres,

pero las especies que más tienen desarrollada esta capacidad

son los simios, los elefantes y los delfines.

La razón podría ser la dimensión de su cerebro.

Al ser mayor que la de otros mamíferos

permite el desarrollo de suficiente inteligencia

como para sentir comprensión y consuelo ante un semejante

y modificar su comportamiento según la situación.

¿El lenguaje de signos es universal?

No.

Hay algunos gestos, como comer,

que son icónicos y están muy extendidos,

pero otros, no.

Al igual que sucede con las lenguas rurales,

las lenguas de signos varían principalmente entre países.

Dentro de un mismo país,

existen variaciones dialécticas en los signos

entre distintas regiones.

Las lenguas de signos como las habladas

evolucionan con el paso del tiempo

pero pueden llegar a ser muy antiguas.

¿Se inventaron antes los números que las letras?

Sí.

Los primeros números datan de la prehistoria

y eran barras en piedras.

Uno de los ejemplos más primitivos de sistema de numeración

está en tablas babilónicas de hace unos 4.000 años.

En cambio, los precursores de las letras modernas

son los jeroglíficos del antiguo Egipto

hace unos 4.700 años.

En ellos la letra A se representaba con el dibujo de buey divinizado.

Los símbolos de las letras como la D, la M y la N,

también se inspiraban en la naturaleza.

El lenguaje informático.

En 1833, Ada Lovelace

se debatía entre el arte y la ciencia.

Su padre era el poeta Lord Byron y su madre amaba las matemáticas.

Ada juntó lo mejor de los dos mundos

escribiendo el primer programa informático de la historia.

Ada conoció en una fiesta a Charles Babbage,

el inventor de la primera máquina de calcular.

Y, desde entonces su mente no dejó de imaginar

todo lo que las máquinas podrían llegar a hacer.

Ada se anticipó al futuro diciendo que las máquinas

podrían hacer música, escribir o dibujar.

Solo hacía falta encontrar el lenguaje adecuado

y ella, lo encontró mucho antes

de que existieran los primeros ordenadores.

Ada vivió rápido y murió joven, era adicta al opio y al juego,

y se le conocieron muchos amantes.

Pero, hoy se la recuerda

por ser la madre del lenguaje de las máquinas.

El lenguaje humano es un sistema muy complejo.

Nos sirve, entre otras cosas,

para expresarnos y entendernos con los demás.

Es una herramienta de comunicación rápida y precisa.

Pero, es mucho más que eso,

nos sirve para comprender el Mundo, para nombrarlo y definirlo.

Nuestro cerebro recupera o recuerda continuamente

las palabras que usamos.

Es una actividad que parece casi automática

pero, que se complica cuando hablamos más de un idioma.

Es entonces, cuando debemos saber elegir.

En el departamento de tecnología de la comunicación

de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona

el psicólogo Albert Costa investiga estas conexiones

entre la producción del habla y el bilingüismo.

Los seres humanos

decimos alrededor de 4 ó 5 palabras por segundo

y solo cometemos un error por cada mil palabras.

Eso significa que decimos una palabra mal cada 200.000 segundos

Recientes estudios han mostrado

que los seres humanos somos capaces de recuperar palabras

alrededor de los 200.000 segundos

después de la presentación de un estímulo visual.

Las estadísticas nos dicen que el fenómeno del bilingüismo

es cada vez mayor por el efecto de la globalización.

Y no solo en Occidente,

hay muchos países asiáticos y africanos

con poblaciones bilingües.

Nuestra investigación se centra básicamente

en la producción del habla y en situaciones de bilingüismo.

Intentamos entender

como la convivencia de dos lenguas en el mismo cerebro

implica un procesamiento del lenguaje diferente al del monolingüe.

Para ello, se recogen las señales electrofisiológicas

que detectan la actividad cerebral de un individuo

cuando usa dos idiomas.

Después, se establecen similitudes y diferencias.

Un hablante normal, monolingüe, de una lengua

tiene alrededor de 50.000 palabras en su diccionario mental.

Recientes estudios han mostrado que los bilingües,

si contamos con las dos lenguas conjuntamente,

tienen un vocabulario más extenso.

Pero, cuando miramos las dos lenguas por separado

el vocabulario es menor que el de un monolingüe.

Quizá el vocabulario de los bilingües

sea más reducido que el de los monolingües

pero, estos estudios indican también

que el bilingüismo favorece una mayor atención.

Una de las cosas que hemos observado es que en tareas

en que los participantes se tienen que concentrar en una información,

por ejemplo, imaginemos que vamos conduciendo con coche

y tenemos información incongruente que nos va apareciendo,

tenemos que evitar información irrelevante;

los bilingües parecen ser mejores que los monolingües.

Por otro lado, también se ha observado

que los bilingües parecen caer en puntas de la lengua,

en estados de puntas de la lengua, más habitualmente que los monolingües

Este equipo investiga la rapidez con la que el cerebro

accede a la información asociada a una palabra.

Es decir, cuánto tiempo tarda nuestro cerebro

en seleccionar una palabra y poder utilizarla en el lenguaje hablado.

El objetivo final es obtener un mapa,

una guía de los pasos que necesita seguir el cerebro

para poder producir el habla.

Una de las cuestiones futuras que es importante para la sociedad

es intentar entender cómo una demencia degenerativa

afecta a las dos lenguas del hablante bilingüe.

Estos estudios son los primeros en mostrar

la actividad cerebral en tiempo real.

Esta serie de investigaciones,

consiguen calcular con muchísima precisión

el momento en el que el cerebro

se propone buscar una palabra y la encuentra.

Y, pueden ser de gran ayuda

en la investigación de enfermedades neurodegenerativas.

La cuestión es si ahora

un familiar nuestro que es bilingüe tiene Alzheimer, por ejemplo,

hasta que puntos sus dos lenguas se van a deteriorar de igual manera

o una de ellas va a estar más resistente al daño cerebral.

Estos estudios permitirán

mejorar el diagnóstico de los trastornos del habla;

ayudarán a entender mejor las causas del tartamudeo;

la afasia, que es la perdida

de la capacidad de producir o comprender el lenguaje;

o la facilidad para reproducir el acento en una lengua extranjera.

Nuestro objetivo general es entender

cómo conviven dos lenguas en un mismo cerebro.

Entender cómo un mismo sustrato neuronal puede tener dos códigos,

de tal manera, que los separe y no los mezcle continuamente.

A la ciencia le interesa buscar correspondencias entre

las distintas funciones del lenguaje

y las áreas del cerebro

para intentar comprender este complejo mecanismo.

Jordi Peña es neurólogo del hospital del Mar de Barcelona,

investiga cómo afectan en el habla las enfermedades neurodegenerativas.

Clásicamente se decía que el cerebro de los humanos tenía más áreas

y por esto, tenía más capacidad.

Pero, cuando se ha estudiado con más detalle

se ha visto que prácticamente

los humanos tienen las mismas áreas corticales

que los monos superiores.

Lo que es distinta es la complejidad funcional de estas áreas

y las posibilidades de grabar memorias

que no tienen los monos superiores.

Normalmente, la función del lenguaje se ubica en el hemisferio izquierdo,

aunque también hay personas que la tienen ubicada en el derecho

o incluso, con una distribución bilateral.

Lo que pasa es que hay personas

que por lesiones en el desarrollo del cerebro

en el hemisferio izquierdo,

lo desarrollan en el hemisferio derecho.

Lo curioso es que conocer las lesiones cerebrales

nos ayuda a diseñar un mapa del cerebro,

un plano en el que podemos situar las funciones del lenguaje:

el habla, la lectura, la escritura, el cálculo y la abstracción.

No tan solo las áreas cerebrales tienen su importancia funcional,

sino que el elemento clave;

para que todo funcione de forma adecuada, como un sistema global;

son las conexiones cerebrales.

Gracias a las conexiones cerebrales

se puede unir una información visual (una forma)

con un significado, con una palabra, con un sabor, con un olor

y llegar a una abstracción global.

La memoria y el lenguaje nos hacen humanos

son elementos que se han convertido en esenciales

para la supervivencia de nuestra especie.

Un sistema con una capacidad creativa infinita.

Ojalá desentrañar los mecanismos del habla

potencie nuestra capacidad lingüística y políglota.

Pero, sobre todo, que nos ayude a entendernos

y hallar respuestas a las preguntas de siempre.

¿Existe un lenguaje universal?

El lenguaje de los signos faciales es bastante universal.

Sí, el corporal.

Sí, los humanos tenemos un lenguaje universal

porque todos tenemos las mismas emociones y los mismos deseos.

Existen unos principios del lenguaje universal,

pero, después, existen las grandes especificaciones de cada lengua.

Depende a quién le preguntes.

Yo creo que sí y no.

¿Llegaremos a charlar con un ordenador?

Sí, seguro. Sin duda.

Yo creo que sí, es el futuro.

Sí, llegaremos a charlar con un ordenador.

Y, en realidad, no vamos a saber

si estamos hablando con un humano o con un ordenador.

Es muy probable.

Eso sería aburrido.

En cualquier caso, yo prefiero tomarme una cerveza con mis amigos.

Cuándo y qué cosas hay que enseñarles a los niños.

El libro "Cómo aprende el cerebro"

te dará las claves del aprendizaje neurológico

del lenguaje, las matemáticas, la música, las artes plásticas

y las emociones.

En la web lenguajessordos.com, conocerás mejor la lengua de signos.

Desde su historia hasta referencias de diccionarios.

Podrás, además, dar tus primeros pasos en su aprendizaje.

Te recomendamos "Fónica",

una revista "on line" que publica la Universidad de Barcelona.

Está dedicada al sonido, la voz y el habla

y aborda temas como el aprendizaje del inglés en la infancia,

la vocalización y la pronunciación.

El "Basque Center on Cognition, Brain and Language"

es una institución de San Sebastián puntera en investigación

que sirve de plataforma para investigadores y profesionales

relacionados con el cerebro y el lenguaje.

A mata de romero huele tu cuerpo,

a mata de romero huele tu cuerpo.

No hay en la tierra mora jazmín mas tierno.

Estoy queriendo una niña y no me la da su "mare".

Amor eterno me ha "jurao"

aunque le salgan los novios a pares.

Subtitulación realizada por María Sanz de Blas.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Lenguaje

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

tres14 - Lenguaje

31 oct 2010

Desde el punto de vista tecnológico el ingeniero José Adrián Rodríguez, la traductora Meli Werring y el informático Marsal Gavaldà se empeñan en que las máquinas entiendan y hablen mejor nuestro lenguaje. Otros como el neurólogo Jordi Peña y el psicólogo Albert Costa tratan de entender los mecanismos del habla en nuestro cerebro. Tres14 descubre con ellos algunos enigmas del lenguaje. ¿Llegaremos a charlar con un ordenador? ¿qué seríamos sin lenguaje? ¿existe un lenguaje universal?. 

 

ver más sobre "tres14 - Lenguaje " ver menos sobre "tres14 - Lenguaje "
Programas completos (169)
Clips

Los últimos 961 programas de tres14

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos