Trabajo temporal La 1

Trabajo temporal

Lunes a las 23.40 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5384455
Para todos los públicos Trabajo temporal - Xavier Deltell y Teté Delgado - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a Trabajo Temporal. Hoy Xavier Deltell

será panadero por un día. ¿Pan?

Pan, vamos a hacer pan. Veremos al humorista

con las manos en la masa, o la masa en las manos.

Tendrá la peligrosa misión de hornear un pan a más

de 200 de temperatura.

(Grita)

Sacará tiempo para aprender a bailar.

Ahí, ahí. Y elaborará algo parecido

a una tarta de zanahoria. No puedo.

Por otro lado Teté Delgado será monitora de deportes

de aventura por un día. Hola.

Hola buenos días. Tendrá que asegurar

la vida de sus compañeros. ¡Vero!

Pondrá a prueba sus límites. Tres, dos, uno...

Hará un arriesgado viaje rumbo a lo desconocido.

Y conseguirá llegar a lo más alto.

Olé, olé mi Teté.

Xavier Deltell actor y humorista, con una personalidad admirable,

el cómico catalán saca sonrisas allá donde hace

acto de presencia. Hoy la cosa será más seria.

Le tocará pringarse de verdad. El comediante será pastelero

y panadero en un obrador. Comprobaremos si al final

del día puede marcharse con un pan bajo el brazo.

Teté Delgado, cantante, presentadora, y actriz.

Con una personalidad y un físico arrolladores, la gallega nunca

pasa desapercibida. Su gran seguridad en sí misma

le ha permitido siempre sortear las curvas de la vida.

Ella asegura a apuntarse a un bombardeo, pero veremos

que sucede hoy. Por delante tiene una auténtica

prueba de supervivencia como monitora de deportes

de aventura.

Hombre Xavier qué tal cómo estas.

Soy Xavier Deltell qué tal.

Soy Moncho López, propietario de Levadura Madre, y hoy vamos

a estar con Xavier Deltell voy a ser su jefe y le voy a estar

instruyendo sobre nociones de panadería pastelería.

Venimos aquí a un obrador de pan artesano

dónde vas a hacer pan con nosotros.

¿Pan? Pan, vas a hacer pan.

No tengas miedo no hay que tener miedo.

Perfecto. Con esto vamos a hacer

pan, empanadas. Me imaginaba que tenía

que ser algún trabajo de estos que se empieza a primera hora

de la muy temprano vamos. ¿Cómo te llamas?

Yo soy Moncho. Moncho no he hecho pan

en mi vida. Bueno no te preocupes

que esto va a salir de maravilla. ¿Esto luego lo vais a poner

a la venta? Por supuesto, los tuyos

especialmente. Especialmente.

Así que tienen que salir perfectos.

Bueno estoy más tranquilo porque tenía miedo por todo.

Nada, vamos para dentro porque te tenemos que cambiar, uniformar

y vestirte como un verdadero panadero para empezar y meter

las manos en la masa. Vale venga.

Vamos a por ello. Gracias, de verdad.

Qué guapo.

Vamos a bajar.

Hola buenos días. Hola Teté bienvenida a La Rioja.

Encantada de venir, como siempre.

Ya sabes que estás en Trabajo Temporal.

Sí, Trabajo Temporal, vengo preparada ¿qué hay que hacer?

Hoy vamos a ser tus jefes. Soy Liliana, tengo una empresa

de deportes de aventura en La Rioja y hoy voy a ser

la jefa de Teté Delgado. Hoy vas a ser una monitora

de deporte y aventura en Moscaventur.

Hombre, fenómeno. Me gusta.

¿Te gusta? Me gusta.

Me encanta ser monitora de aventura porque me gusta

la aventura. Pues vamos a empezar,

aquí tenemos a un grupo de chicos.

Vivo en la aventura continuamente, sí.

Pues encantada. Encantado Teté.

Gracias. Vamos a ello.

Te voy a presentar a Javi, que es nuestro encargado

del obrador de panadería. Hola que tal, encantado,

bienvenido. -Te voy a pedir que te laves

las manos. Agua, jabón, papel.

Y te dejo con Javi, que te va a enseñar a convertirte

en un verdadero maestro. Tengo un acto reflejo

que es cuando me lavo las manos me lavo la cara.

Aquí tienes el papel.

No vale de secador. Estoy muy nervioso.

Tranquilo.

Pues mira ya tenemos aquí preparada la masa.

Has cogido bastante papel, hay que ahorrar.

Con la mano no, se toca con el codo.

Y ahora lo puedes echar. Vale.

Lo has cogido muy bien. Incluso me he acostumbrado

a hacerlo todo con los codos, si quieres casi me atrevería

a sacarme el zapato... Yo te enseño el proceso

que hacemos nosotros que es coger...

Vas pesando cada parte del pan.

Cada pieza se va pesando. Si quieres lo haces tú.

Corto. Muy bien.

El toque es este. Como si fuera...

Moviendo la muñeca.

Todo lo que tú quieras hasta que rompas la mesa.

Perfecto. Ahora voy a hacer un bollo

de desayuno. También te vale.

Lo pesas. 210 g.

Una buena cantidad de masa para hacer

un pan. ¿Por qué llevas ese pañuelo?

Por el sudor. Estoy calvo.

Y yo también y no llevo. Pero tú tienes más

pelo que yo. Si voy a estar todo el día

en el obrador... Lo malo es que yo sudo

no está bien que caiga en el pan.

He visto a Javi el pañuelo en la cabeza y le he pedido uno.

Lo podemos mirar. Sin eso no puedo continuar.

De acuerdo. Pero no realmente porque

lo quisiera sino porque al final me he animado y quería hacer

como del rodillo. ¿Donde lo vi? En la película

"El cartero siempre llama dos veces".

¿Cómo era?

No es de otra película.

Se me ha ido la banda sonora. ¡Qué desastre!

Hombre. Hola buenas.

¿Vero? Vero y Laura.

¿Qué tal? ¿Preparadas? Preparadas.

Pues vamos al lío para que no os dé tiempo

a pensarlo mucho. Pero ahora me llevan a hacer

puenting. Ante todo sabéis

que aquí lo principal es fundamental es la seguridad.

En lo del puenting tengo yo un conflicto...

eso de golpe, tirolina muy larga...Vais a ir muy tranquilas.

Muy seguras. Porque este es un arnés...

Este es un arnés que ahora te digo cómo va.

Esto es para adelante y esto es así.

Qué necesidad tengo yo de tirarme por un puente.

Esto es así por aquí va una pierna y por aquí va la otra.

De entrada vas a sí y metes una pierna y luego la otra.

Primero una pierna. Una pierna por ahí.

Y la otra pierna. Espera que no esté retorcido

para que quede pronto. Estaba casi decidida pero ahora

estoy menos. Tú tranquila porque yo

sé que a los nuevos luego nos revisan.

Creo que a Teté al principio le va a costar un poco.

Por el tema de mentalizarse porque es una responsabilidad

ser monitora deporte de aventuras.

¿Sabes los metros desde los que te vas a tirar?

No tengo ni idea. Te lo digo ¿o mejor no?

Sí, dímelo. 60, nada.

Esto ha sido una apuesta. ¿Una apuesta?

Sí, he perdido una apuesta. Bueno ahora este es el arnés

de parte baja. Ahora vamos a poner el arnés

de parte alta. Este va a ser más fácil.

Yo te rodeo. ¡Qué bien pongo los chalecos!

Ser monitora de tiempo libre a la hora de que alguien

se tire por un puente tú tienes su vida en tus manos.

Bueno al lío muchachos. Vamos para dentro.

Bueno, y llegado este bonito momento ¿quién va

a ser la primera en saltar? Vero.

Porque lo digas tú. Cuando he conocido a Vero,

me ha caído de bien. Porque es una tía que tiene

muchísima luz en la cara. Y se la veía definida.

Te voy a poner estos dos mosquetones que van

a ser los que te van a sujetar. Voy a hacer una sujeción

que agarra todo. Todo va agarrado, a todas

las sujeciones.

Tú me dices ¿voy bien jefe? Abre.

¿Voy bien? Sí, enganchándolo todo a lo que tengo

que engancharlo. Me daba la sensación

de que me estaba tirando yo. Lo vivo tanto, lo vivo tanto...

que era como si nos tiráramos las dos a la vez.

Por lo menos así lo he sentido. Vero, estás súper asegurada.

Arnés, arnés, mosquetones, roscas, de todo.

¿Estás preparada Verónica? Vamos, arriba.

¡Arriba Vero! ¡Vamos Vero! eres la reina

del mundo. ¿Preparada para echar

los demonios fuera? Sí.

¿Preparada para saltar? Lista.

Te voy a soltar la cinta que te mantiene asegurada aquí.

El mosquetón te lo quito. Ya está.

Tres, dos, uno... ¡Vero, tres, dos, uno...!

Creo que es buena cuenta atrás porque cuando dices ¡Vero!,

Dices es por mí. Y sacas el miedo que tienes

y en ese momento te lanzas.

¡Vero!

(Gritos)

¡Se ha tirado!

¡Se ha tirado!

¡Bravo Vero! ¡Bravo campeona!

Ahora está aquí, ahora está allí. Campeona.

(Gritos)

¿Mola? Sí, esta precioso.

Y se necesita amasar en condiciones.

-Toma Javi lo que me has pedido. -De acuerdo muchas gracias

Moncho. -¿Qué tal?

Bien. No me falles tío.

De repente ha entrado Moncho, el jefe.

Ha entrado un poco a poner orden. Tenemos la responsabilidad

más grande del mundo, alimentamos personas.

Ya lo sé. Cuando me he enterado

que se ha tumbado encima de la mesa y encima de la masa,

he estado a punto de entrar y parar.

Y echarle fuera del obrador. Me han dicho que te has subido

sobre la mesa. No, no.

Nunca en la mesa no. Aquí las manitas y limpias.

Sí, perfecto. No me falles.

No ha sido más que empezar con lo del pan y ha visto

que se desmadraba y ha puesto orden.

Bien. Se lo agradezco.

Ahora sí, es que me faltaba esto. Esto me concentra el cerebro.

¿Ahí está bien?

Esta es la que sirve. Ésa, ahí.

Vamos a ver si te queda bien. Que te quede la ceja perfecta.

Mucho mejor. Así que sí.

¡Ey compañeros! ¿Cómo va? Bien.

Pues nada. ¿Hacemos pan de verdad?

Esto lo quitamos de aquí. Cortador.

El mío. La pieza del tamaño que quieras,

tú eliges. ¿Cojo de aquí?

Sí. Yo lo que puedo decir

es que durante todo el tiempo cada cosa que he ido haciendo

lo he intentado hacer lo mejor posible.

Este es el proceso. Es recoger.

Y apretar. ¿Hacia mí?

Lo volvemos a hacer otra vez.

Me sale un croissant. Sí pero lo podemos hacer así.

Él lo hace al revés pero en realidad tiene que venir

hacia mí. Aplanar, meter, poner.

No sé. Pues bueno este es el toque.

Mira. Te está saliendo de lujo.

¿Dónde está el jefe? ¡Ey mirar! Mirad compañeros, al final

le ha salido. ¡Moncho!

Dale el toque bueno. -¿Esto lo has hecho tú?

No me lo creo. De verdad.

Mirad. Pues ha querido sacar

un trabajito bastante digno. No es ningún espectáculo

pero bastante bien. Cógela pieza de pan que también

has formado y la colocas aquí junto con las de Javi

y las metemos al horno. Sin miedo.

A ver si lo vamos a estropear ahora, después de media

hora conformando el pan.

Espera. Bájalo ahí.

¿Cómo lo bajo?

Quieto ahí león. ¿Lo llevo yo o tú?

Esto se lleva ¿cómo? Meter al horno el pan.

Ha estado muy bien porque además es un horno de leña,

primero le han puesto un poco de leña

para que subiera, tiene que estar

a determinada temperatura. No recuerdo si eran 180

quizás más. Apóyate aquí.

Perfecto. Deslizamos aquí.

Vale. Pensaba que iba a la madera.

No si metemos la madera la quemamos.

La he puesto en el horno. No sé cómo lo he hecho.

Apretabas con una manivela, bajar y subir.

El caso es que ha entrado. Empújala para adelante.

No pasa nada. Hay 9 euros de producción

nada más. Si lo estropeamos lo estropeamos.

Para dentro. Y ahora para afuera.

Despacito.

¡Ah vale! A las nueve de la noche

empezamos la producción. No te despistes esta noche

que te necesito aquí. Y le damos un poco de vapor.

¿Vapor? El vapor lo que va a hacer

es que va a ayudar a desarrollar el pan.

45 minutos va a estar en el horno así que a pastelería

con Mari ya. Vale, vale.

Es duro esto. ¿Duro? Si te llevamos

en palmitas.

Mira que te has animado. Menos mal.

Hola Teté. La jefa.

Hola que tal ¿cómo lo has visto? Muy bien, ahora te propongo

pruébalo. ¿Qué?

Intentarlo, no pasa nada. Es una sensación súper buena.

Sólo te propongo que la pruebes. Vero cuéntale.

Anímate, venga. Pero si de eso estamos hablando

dice que no hay tirón, que es alucinante...

Mira ahora mismo está este 2% diciendo tírate tonta.

Tírate que luego te vas a arrepentir.

Y luego está, ¿pero qué necesidad tienes de tirarte?

Yo sé que te he cogido un poco de sopetón.

Tirarse de un puente abajo... Hoy me voy a tirar

de un puente. Sí, tírate.

Pero no.

Tú puedes. ¿Luego que haces te agarras

a estas dos? No, tú saltas libre y te quedas

ahí. ¡Ansiedad...de tenerte

en mis brazos! Bueno ¿qué?

Que soy la monitora, ¿qué te estoy diciendo?

Estoy temblando. Y es ansiedad.

Arriba no me importa nada.

Teté ponerse nerviosa ahora es normal.

He intentado motivarla para que tuviese ganas

de tirarse. Subimos.

¿Qué me suba por qué? Venga campeona.

Una vez que estás arriba y ya colocado todo...

Venga, suéltala. Yo que sé, a lo mejor.

Y de repente lo he visto muy claro.

Tres, dos, uno. Decisión clarísima que he tomado

en mi vida. ¡Teté!

Hola qué tal, sí, soy yo. Se ve todo muy bonito

desde aquí. Soy la monitora, coloco arneses.

Monitora, no saltar. Arnés, sí.

Saltar, no. O sea que me voy a bajar ¿vale?

Me lo he pensado.

A continuación Xavier Deltell cambiará la repostería

por una clase de baile. Ahí.

Y tratará de hacer una tarta de zanahoria con sus propias

manos. Pero es horrorosa, nadie

compraría esta tarta. Ya, muy bonita no te ha quedado.

Por su parte Teté Delgado navegará por aguas salvajes.

(Gritos)

Y probará su resistencia escalando una montaña.

Espera, espera. Ahora, vale.

¿Cómo te llamas? Yo Mari.

Mari muy bien.Soy la pastelera de Levadura Madre.Pastelera.

Vamos a hacer una tarta de zanahoria.

¿La has hecho alguna vez? Pues no.

Como es de zanahorias curiosamente, yo no lo sabía

pero lleva zanahoria. Mira tenemos la zanahoria

que es el ingrediente principal. Luego lo que haremos

es blanquear los huevos. Luego echaremos

un poco de azúcar. Aceite.

Tienes moreno y blanco. Azúcar morena y blanco.

Me gustaba más... ¿La moreno?

(Tarareos)

Tú eres de Sevilla ¿verdad? Yo soy de Córdoba.

De al lado. Del sur.

Tenéis un arte especial. ¿Sabes bailar y eso?

Bailar sevillanas claro, por supuesto.

Enséñame un poco ya haremos luego pasteles.

Pero no tenemos música. Canta.

#Es la primera...#

Tienes que dar palmas y mover los brazos.

Ahí y ahí. Esto es un poco la manzana,

me la como y la tiro. Pero todo el rato.

Ahí, ahí. Y luego vuelta.

Ahí.

Pero un poquito con más... Arte.

María ha intentado enseñarme a bailar unas sevillanas.

Y yo a cambio le he intentado enseñar a bailar una sardana.

Se coge de lado y yo no sé mucho tampoco,

y es así. Como dando saltitos.

Se me patina esto. Creo que ninguno

de los dos hemos acertado mucho con nuestros

correspondientes bailes. Oye tenemos que hacer el pastel.

Yo no sé si están trabajando, bailando, porque yo escuchaba

las palmas de fondo. Y digo ¿qué está pasando aquí?

¿Cuántos rompo? Son seis.

¿Y valen todos? Sí, todos.

Están buenos, no te preocupes. Ahí.

Muy bien.

Otro más. Te estás manchando los dedos

pero no pasa nada. ¿No debería hacerlo?

Vale. No es cáscara.

Eso sí. Recoges con un poquito.

¿Están todos? No hay más.

Ahora con la varilla batimos fuerte

¿cómo tienes el brazo? Bien.

Pues dale duro. ¿Qué es así?

Batiendo en círculos.

#Mayonesa...# Tú canta y yo rallo.

Ahora yo te ayudo. ¿Esto qué es para lavarse

las manos? No, es aceite.

Yo lo voy echando. Pensaba que era...

No, no... Las manos luego las lavamos.

Tú sigue batiendo. Cuando lo tires ¿paro?

No, yo echo un chorrito y sigues moviendo.

Con un poquito más de gracia. El batir, he intentado darle,

como con el brazo no tenía suficiente fuerza he intentado

darle la fuerza centrífuga de todo el cuerpo.

Cada vez que pesa más. Te cuesta un poco más.

Venga que estás fuerte. Ahí, sigue.

Yo te echo las especias y la levadura ¿vale?

¿Más cosas? Lleva canela, jengibre,

nuez moscada, y levadura. No te mosquees

¿qué has dicho?

(Risas)

Lleva especias. Todas a la vez las echamos.

Pero flojito. Porque si no se deshace.

Es que si voy flojo de paro. Ha habido un momento

que todo mi cuerpo estaba... batiendo.

Ayúdate si quieres. ¿Puedes? Todo a la vez no.

Y con esta calculo que hemos hecho...

se llenaría esto. No, tiene que llenarse como

por la mitad. Pues creo que hemos hecho

poco ¿puede ser? Rebaña un poco.

No, luego va a subir. Pero intenta echarlo por el mismo

lado siempre, si no se te cae.

Yo lo intento por el mismo lado pero se va por el otro.

Pastelería con María ha sido muy divertido,

como divertido ha sido muy divertido.

Como productivo otra cosa completamente distinta.

-El horno está a 190, una hora. Vale ahora esto.

Introdúcelo. ¿No me quemaré?

Si no metes la mano no. La bandeja, tus manos no.

Espera. Ponlo así, apoya y metes.

Sin miedo.

¡Vamos arriba!

(Gritos)

A mí el rafting me encanta porque el agua, ¿veis este azul de aquí?

Es Atlántico, todo por aquí, todo por mis venas corre

el Atlántico. Vamos a hacer un ejercicio,

que pasaría cuando un hombre de rafting cae al agua.

Cómo lo vamos a rescatar. Empezamos.

Imanol, voluntario para nadar, tírate al agua.

-¿Aquí? -Sí, eso es agua.

-No cubre mucho, no te preocupes.

-Hasta nunca. Se ha caído ¡Oh cielos!

Espera, aguanta Imanol que voy.

Que estoy enganchada aquí. No voy a poder.

Aguanta. Toma, dame el remo primero

que es muy importante. El momento hombre al agua

ha sido realmente agradable porque yo he visto este señor,

que se me vienen encima y dije bueno,

me lo voy a quedar un rato.

De pie Teté, muy bien, ya lo tenemos.

La verdad que soy normal tirando a bruta.

Muy bien. Hombre al agua no,

hombre a mí. Cada uno a su posición.

Poco a poco. Muy bien, ha sido rápido.

Rapidísimo. Qué bien.

Tengo enganchado el pie en un sitio y no lo puedo sacar.

Amigos mejor que no me toque rescatar a nadie.

Cuando hemos hecho el hombre al agua Teté me ha sorprendido

un montón porque ha entendido bien la técnica y lo ha hecho

a la primera, lo ha hecho perfecto.

-Hasta luego.

Os dejo con Teté que va a ser vuestra guía.

Vámonos.

Creo que me han dejado ser monitora unos tres segundos,

arriba o abajo. Hacia delante.

Yo hacía lo que gritaba Luis rema ahora sí, no sé qué,

paramos. Era todo cuidado, rama, rema.

¡Adelante!

¡Alto!

(Gritos)

¿Cómo remo con la rama? Era todo a la vez.

No sabemos nunca. Era todo sentir cosas y hacer

cosas sin pensar. Ya está.

(Risas)

(Gritos)

Había una pared, íbamos un poco avisados.

No hay que chocar contra la pared.

Pero bueno si él no se preocupa yo tampoco.

¿Qué tal la experiencia? ¿Tú cómo me ves?

Te veo súper feliz, después de la adrenalina

siempre viene el relax, y te veo totalmente relajada.

Pues sí, y con ganas de más.

Me quedo con ganas de más. Vamos otra vez.

Va a Logroño ¿es la lancha de Logroño esta?

Aquí tenemos ya tu bizcocho que lo hemos sacado del horno.

Lo hemos dejado enfriar porque si no, no podemos decorarlo.

Vamos a ello. Tienes que dividir lo que

es el bizcocho en tres. Cortarlo para rellenarlo.

¿Pero lo haces a ojo? Sí, ya después de unas cuantas.

Yo te lo marco. Ha sido complicado abrir

la tarta justo en dos partes que más o menos tengan

el mismo grosor. En línea recta si puede ser.

Esto parece una carretera de montaña.

No pasa nada. Para ser la primera vez.

Qué desastre. Cuando has llegado aquí.

Mal. Mira más o menos.

Esta es más pequeña

pero no pasa nada. Esto es mantequilla,

azúcar glas y queso. He tenido miedo en algunos

momentos que perdiera la paciencia y se enfadaran

de verdad. Me estoy llevando la tarta.

Lo que intentamos es que la crema la extiendas

sin llevarte mucha miga. Lo hago fatal ¿no?

No. Se está volviendo marrón.

Porque te estás llevando la miga del bizcocho.

Qué desastre. Extender no es lo mío.

Mira. Me he manchado.

Limpia.

Le llevas un ritmo. Que eso es difícil de hacer.

Y ¿a qué velocidad más o menos giras?

Despacito.

Las cosas se hacen... #Despacito...#

Vale. Te gusta a ti la música.

Sí, la verdad es que sí.

Esto nunca he sabido para qué sirve.

Ahora la usamos. La cubrimos.

Ya sé para qué sirve. La manga pastelera

es más complicado de lo que parece.

Quiero que hagas como un churrito.

¿Sabes lo que es un churrito? Un churrito.

Ese ahora lo quitamos. Lo que intento es que hagas

un poco. Un...

Sí lo que pasa es que no quería decirlo.

Tenía que hacer unos pequeños adornos sobre la tarta.

Pero tienes que apretar porque siempre que aprietas sale algo.

¡Ay va! Perdona.

Muy bonita no te está quedando. Pero lo he hecho sobre el mismo.

Se nota. Ahora lo arreglamos.

¿Puedes? Le he intentado regalar la tarta

a ella poniéndole la M y eso me ha salido...

una M nunca mejor dicho.

Quería dedicarte este pastel a ti.

¿Puedo poner tu nombre Mari? Sí, puedes hacer la M.

¿La M sólo? Porque viendo lo tuyo

no creo que llegues a la A. ¿Dónde la pongo la M?

En el centro. Si aprietas sale.

M. Ahí mira.

Perfecto. Qué bonito.

¿Te parece bonita quieres retocarla un poco?

Es que queda muy blanca ¿no tienes nada de color?

Una vez finalizada la tarta la verdad

que no me ha quedado muy bien adornada y ahora tengo

que ir a la tienda e intentar vender esa tarta.

Pero es horrorosa. Nadie compraría esta tarta.

Ya, muy bonita no ha quedado pero bueno.

Se ve mal pero ahora tienes que intentar venderla en tienda.

¿Crees que alguien va a querer comprar esto?

Seguro que sí. Bueno voy a intentar decir

que es una tarta abstracta. Era tarta de...

Zanahoria. La coges.

Pesa un poco. ¿Me la llevo así?

Ahora te doy yo una cajita. Vale a ver si hay suerte.

Ya te lo diré. Ya me lo dirás.

Muchas gracias Mari un placer. Qué buena está.

Dios mío espero que no se me caiga la carta de camino

a la tienda porque si no sí que la liamos bien.

Muy bien Teté. Ahora se ha parado.

Eso es. Ahora Javi.

Vámonos para arriba. Si ves que se bloquea le dices

¿donde tenemos más fuerza? ¿En las piernas o en los brazos?

Con la línea de la cuerda, sigue la línea de la cuerda Javi.

Porque si en un momento dado se nos cae va a volver

siempre al sitio de la cuerda. Sigue la línea de la cuerda,

qué bien vas. Muy bien rey.

Despacito, a tu ritmo. Este es el sitio

un poco más complicado. A tu ritmo Javi, perfecto.

Es lo que me gusta y me va, me podría dedicar

a esto perfectamente. Tiene que haber comunicación

siempre verbal y visual con él. Porque si en un momento

dado ves que duda, o que va a hacer

un paso conflictivo lo tienes que tensar un poco más

para que se sienta seguro. Mira que sitio tienes

por la pierna izquierda. Fuerza con la pierna, culo

para arriba. Ya, pero no encuentro, ya está.

Ahí está campeón. Si no estoy yo aquí.

Tranquilo. Teté la escalada la ha hecho

muy bien, se ha esforzado al máximo.

Colócate Javi, abre las piernas, vas a rapear.

Abajo. Tienes que ir con el ritmo.

Abajo. Si ves que tira mucho.

Abajo Javi. Javi vamos dando pasitos

no bajamos el culo más que las piernas.

Vamos Javi. Mira donde pones

los pies solamente, el resto ya vas.

Ve dándole cuerda, muy bien. Mira que bien vienes ahora,

Javi, baja. Mirando los pies.

Un saltito ahí. Eso es.

Muy bien. Muy bien.

Bien, fenomenal. Cuando estaba subiendo

Javi y ha visto que había tanta seguridad que ella ha dicho

yo también quiero subir, vamos para arriba.

Bueno Teté ¿te animas a hacer esto?

Pues sabes lo que te digo jefa que estoy viendo el nombre

de la vía, Iruki, y voy a hacer un cachito del Iruki.

Esto sí que me ha animado.

Xavier un momentito que ya tienes aquí el pan.

Iba a llevar la tarta a vender. A vender.

Bueno de eso hablamos luego. Ven que ya está aquí el pan.

Déjalo por aquí momentito. Que te necesito que tus panes

están listo. Mira te presento una herramienta

que no conocías, la pala de panadero.

Vale, esto sirve para... Para el campeonato del mundo

de piragüismo. Aquí tienes tus cuatro panes.

Entra por aquí. Tú dale, la puerta baja

sólo por acción de la pala. Aparentemente es fácil pero

yo lo he intentado y en lugar de sacarlos los he metido

más profundo los panes. ¡Ay va!

Bueno ha rodado uno

y tres se han ido a lo profundo. Vale.

Otro intento venga. Traigo uno.

Guay. Este es el que has apuñalado

antes. Los otros tres

a ver si eres capaz.

Es que yo en vez de cogerlos los tiro.

A los bolos eres Dios. Es muy complicado.

¿Cómo lo haces? Aquí tienes dos.

Y el que ha salido rodando lo tenemos ya por aquí.

A ver si somos capaces. Ahí tienes.

Los cuatro panes. ¿Qué los llevo

para el otro lado?

(Grito)

Yo no recuerdo que esos panes salen del horno y me he pegado

un quemazo que no veas. ¿Qué pensabas que salía frío?

¿Qué coges guantes? Haces callo, va saliendo callo.

Sale a 236 solo. Ya, lo he notado.

Ahora hay que coger el pan, la tarta y para la tienda.

Vamos a arriba. Ahí estamos.

Bien, bien. Busquemos.

Espera vamos a buscar a dónde agarrarse.

Acuérdate que tienes más fuerza en las piernas que en los brazos

por lo tanto hay que buscar apoyos para tus pies.

Muy bien. Que resbalo.

Te tengo. Sí, sí.

Al final Teté se ha animado. Ha subido arriba y lo ha hecho

muy bien, la verdad. Busca el camino más sencillo.

Voy a coger aire. Sí, coge aire que tenemos

un momento ahí. Olé mi Teté.

Venga arriba Teté. Que mola mucho ser monitora

pero mola más subirse y hacer cosas.

Ánimo. Muy bien.

Yo soy una monitora que va a estar muy encargada

de la seguridad y de animar porque yo animando

soy muy buena. Así.

Qué gusto. Que satisfacción personal

¿verdad que sí? ¿Me agarro a la cuerda o no?

Ahora siéntate como si estuvieses

en las sillitas colgantes. Muy bien.

Dale, que llueve. Pasa por debajo de la cuerda,

ahí. Venga.

Espera, espera. Ahora.

Eres una máquina.

Muy bien. Sí hombre.

Muy bien Teté.

¿Te gusta? Me encanta.

Ha quedado bien. Ha salido muy bien.

Hola buenas tardes. Buenas tardes señora.

Pues tengo una tarta buenísima. La he laborado yo.

Es un adorno un poco libre pero es de zanahoria

¿A usted le gusta? ¿Libre?

En lugar de ser lo habitual los adornos

lo he dejado un poco como si fuera un camino

de rosas y esto representa las plantaciones, las rosas

pero hechas de almendra. ¿La quiere? Si se la lleva entera

le cuesta más que si se lleva la mitad.

Claro, es normal.

Quiero decir ¿la quiere entera? Lo que usted diga, ¿esta buena?

Esta muy buena, se lo prometo. Le doy un poco aprobar ¿quieres

probar un poco? Señora, llévese mi tarta que la he hecho

con todo el cariño por favor, y mis panes, lléveselos también.

Está muy buena. Pues ya está.

Ahora se la ponemos en una caja.

Esto es pastelería pura y dura. (GRITANDO) ¡Ay pasteles!

Hay que llamar un poco la atención.

Buenas tardes ¿qué quería? Tenemos una tarta magnífica

de zanahoria. Pues deme un trocito.

Lo siento señora. Creo que consiste en eso,

en intentar convencer mucho al cliente de que estás vendiendo

un producto. Está hecha de esta mañana.

Qué buena. Un trozo sí.

¿Cómo lo quiere? Una cuña.

Se la doy para probar. ¿Todo eso para probar?

Para probar y luego se la lleva.

¿Le gusta mucho el dulce? Si está bueno sí, si no, no.

El azúcar en concreto no. -Tiene un toque de canela

muy bueno. Está muy buena.

Azúcar moreno. La he hecho esta mañana.

Yo mi tarta me la prepara para llevar.

-Claro que sí. Esa se la envolvemos también

para llevar. Queremos ver

cómo se comporta ante clientes si es capaz de venderles

y argumentar que la tarta tiene buena pinta.

-4 con 80.

Se la hemos envuelto. Todo envuelto,

voy a recoger a Olivia

y vamos a merendar. Muchas gracias

ya me dirá que le parece, si tiene amigas

por aquí y quieren venir. ¿Mi tarta como va?

Porque se está quedando usted sin letras.

Creo yo que me voy sin tarta. Con eso me vale.

Perfecto. Está súper bien hecha.

Muchísimas gracias. No, a usted por comprarla.

¿Lleva usted mucho tiempo haciendo tartas?

Esta mañana la primera. Pues nada.

Me han ayudado en el obrador. Imagino, nunca es tarde

para empezar. Y está súper bien.

Pues muchísimas gracias. Son muy amables.

¿Quiere una bolsa? No, así lo llevo perfectamente.

Muchas gracias. Vendida.

Muy bien. Un trato muy amable.

Encima se le hemos cobrado entera y la hemos vendido

a trozos.

¡Uff! ¿Qué hacéis aquí?

Pues nada Teté, has estado como monitora de deportes

de aventura. Me lo he pasado...

¿Lo has pasado bien? No, muy bien.

Un poco cansada ya pero estupendamente.

Hemos hecho el rafting, puenting, la escalada.

Sí que es verdad que al principio es normal que estás

un poco nerviosa y tal, pero luego has dado el do de pecho.

Has seguido las indicaciones de seguridad, diversión

y aprendizaje. El tema de la seguridad

lo has llevado muy bien. La diversión quien no se va

a divertir contigo. Bueno, los hay.

Y el aprendizaje la verdad que tú has aprendido y creo

que aquí nuestros clientes también.

Luis te va a dar. -Ha sido un placer tenerte

pero tenemos que puntuar tu paso por este trabajo.

Y yo creo que ha habido altibajos pero muy contentos al final

y te vamos a dar con ocho. Un notable alto.

Ponlo al revés que le veo más marcha.

Eso es un ocho. Gracias.

Te lo vamos a dar, regalar para que tengas un recuerdo

de tu paso por Moscaventur. Eso es un ocho de la suerte.

Pero esto a mí me suena, aparte de un 8 de la suerte vosotros

tenéis que regalar algo que valga para algo.

Me suena del puenting. Es una pieza que utilizamos

muy habitualmente en los deportes de aventura.

Entonces esto viene conmigo a ver si me da cosas alegres

y divertidas y entretenidas que vivir.

Me de aventuras. Gracias amigos.

Voy a recoger mis cosas y me voy. ¡Qué desgracia!

Hasta pronto. Gracias Teté.

Hombre. Xavier.

Moncho ¿pero esto qué es? Qué bien, que ilusión.

Esta es la despedida. Queremos agradecer

profundamente que te hayas tomado la molestia de venir

a nuestro obrador. Pensaba que me ibais

a contratar. Me había hecho ilusión.

Has estado casi. Pero ha habido detallitos.

He sufrido, ha habido momentos que sufrido porque

te veía tan serio. Digo me va a echar

antes de hora. Se me ha ido, lo de la masa

se me ha ido. Es que tienes ese punto

de cachondeo, de buen rollo que si bien en una parte productiva

no se puede tener porque estamos

con una responsabilidad muy grande

que es la de alimentar. Pero sí que es verdad

que a la hora de trabajar has aportado muy buen rollo.

El equipo te quiere, te amas se han traído contigo

y eso dentro de un trabajo en equipo es maravilloso.

Pues yo os vengo a animar cuando queráis.

Venga chicos. Muchas gracias.

Tienes las puertas abiertas aquí.

Encantado de verdad. Tenemos un detallito para ti.

Que te han preparado los chicos. Yo te traigo el detallito.

Guapísima. Muchas gracias.

Amigo. Me habéis ayudado.

Hombre. ¿Qué es del sorteo de Navidad?

Eso es. Hemos quitado el jamón

y el lomo que nos lo hemos quedado.

Y el resto es tuyo. Que detallazo.

Nada lo has hecho tú, puedes estar tranquilo y comer.

Muchísimas gracias por el detalle.

Qué gran equipo que sois. Muy amables.

Queda pendiente que vuelvas a enseñarnos bien,

bien los pasos de la sardana. Hecho.

Gracias. Gracias.

Muchas gracias.

Me voy que es por aquí.

Rafting, escalada, puenting, Menuda jornada de adrenalina

pura. He comprobado en mis propias

carnes eso de la vida pende de un hilo.

De un arnés en este caso. Es curioso cómo

uno en las alturas se olvida de todo y sólo siente.

Quizás es por eso por lo que el deporte de riesgo

engancha tanto. Muchas gracias a Liliana

y a Luis por su paciencia y su cariño.

Sin ellos no habría podido superar este reto que para mí

ha sido mayúsculo. No sé qué nota merezco

pero al menos me he dejado el alma y el físico en el intento.

Ya puedo decir que Teté Delgado sigue viviendo al límite.

Y me gusta, a pesar de las agujetas de mañana.

Ya que estoy, que estamos metidos en harina, voy a confesar

que nunca imaginé ser panadero. Lo he intentado aunque

les he dejado el obrador patas arriba.

Dicen que el secreto del pan está en la masa pero creo

que el que dijo eso jamás imaginó

que yo pusiera mis manos en ella.

Qué desastre. Quiero agradecer

a mis compañeros su paciencia, su tiempo y todo

lo que me han enseñado. Me ha gustado mucho

la experiencia aunque para ellos sea el pan de cada día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Xavier Deltell y Teté Delgado

Trabajo temporal - Xavier Deltell y Teté Delgado

10 sep 2019

En el programa de hoy Xavier Deltell será panadero por un día, tendrá la misión de hornear un pan a más de 200 grados de temperatura sacara tiempo para aprender a bailar y elaborara una tarta de zanahoria. Por otro lado, Tete Delgado será monitora de deportes de aventura por un día.

ver más sobre "Trabajo temporal - Xavier Deltell y Teté Delgado" ver menos sobre "Trabajo temporal - Xavier Deltell y Teté Delgado"
Programas completos (24)
Clips

Los últimos 64 programas de Trabajo temporal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios