Trabajo temporal La 1

Trabajo temporal

Lunes a las 23.40 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5368546
Para todos los públicos Trabajo temporal - Lorena, Soraya y El Arrebato - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a Trabajo Temporal.

Hoy, Lorena y Soraya serán damas legionarias

paracaidistas por un día. Yo tirarme no, de verdad.

Eso es una opción que aquí no existe.

Yo tengo vértigo, no. Comprobarán que la vida

en el ejército no es nada fácil. Coja esto así,

coja su fusil, salude. Dese un golpe.

Recibirán la preparación militar más dura, como si fueran

una soldado más. ¿Está cansada Arnelas?

No mi capitán. No la oigo.

¡No me capitán! Y simularán un salto al vacío

con la única sujeción de unos arneses.

¿Preparada? Lista.

Por otra parte, Javier Labandón, más conocido como el Arrebato,

será bodeguero en La Rioja. Oye Javi que llegas tarde.

Se nota que vienes del sur.

Es que no me hago todavía con el tractor.

Se enfrentará al duro trabajo del campo y las viñas.

Poquito a poco yo voy espergurando.

A ver cómo hacemos esto. Intentará hacer una barrica

con sus propias manos.

Entenderá la importancia del trasiego en el proceso

de elaboración del vino. ¿Por qué tienes que abrir ahí

para que el aire tire? Claro.

Ahora lo abres entera. Y probará por primera vez

en su vida un vino mezclado con huevos.

¿Y esto cuantos huevos podéis utilizar?

Al año partimos unos 80,000 huevos aproximadamente.

Soraya Arnelas y Lorena Gómez, dos cantantes con muchas cosas

en común. Luchadoras y enamoradas

de la música se dieron a conocer en el concurso

de Operación Triunfo para quedarse en el panorama

musical. Desde entonces, su entrega

y sacrificio les ha hecho conseguir

multitud de éxitos. Ahora se enfrentan

a una disciplina mayor, la militar.

Veremos si están preparadas para esta nueva operación.

Arrebato, uno de los cantantes españoles de rumba pop

y flamenco más exitosos de los últimos años.

Tocado con una varita mágica sus melodías se hacen populares

nada más salir al mercado. Pero hoy será otro cantar.

El sevillano se convierte en bodeguero.

Veremos cómo se mueve en terreno desconocido.

A correr. ¡Ay Dios mío!

Vengan por favor. Vengan aquí.

Ya empezamos. Buenos días.

Hola buenos días. Soy el capitán Martínez,

jefe de la primera batería del grupo de artillería

de la brigada paracaidista. Hoy se van a entrenar

en una unidad de combate para hacer una jornada

de instrucción como damas legionarias

paracaidistas. Ya el tema del Ejército

me imponía un poquito, pero como no sabía

a lo que venía, tampoco voy a imaginar mucho más allá.

Perdóname ¿paracaidista? Espérese

que estoy hablando yo. Como damas legionarias

paracaidistas es un empleo que implica mucho esfuerzo

y sacrificio. Pero yo tirarme no, de verdad.

Esa es una opción que aquí no existe.

No, yo tengo vértigo. Aquí el vértigo y el miedo

se dejan fuera, en la barrera. Déjese de tonterías.

He flipado porque digo me estaba tomando el pelo, yo no tengo

ni idea de esto, no he hecho esto en mi vida.

Lo que quiero de ustedes es el 100%.

Ahora cámbiense a una manera militar a la carrera.

¡Javi! ¡Qué pasa!

Qué tal. Ven para acá.

Hola. ¡Qué tal estás!

Encantado de conocerte. Soy Juan Muga, tercera

generación de bodegueros de bodegas Muga.

Hoy voy a ser el jefe de Javier Labandón, el Arrebato.

¿Dónde estamos? ¿Te haces una idea?

Pues creo que tenéis una bodega o algo así.

En Haro, en La Rioja. Hoy te vamos a hacer

ser bodeguero por un día. En una bodega yo, imagínate.

No tengo ni idea de lo que es una bodega.

Yo lo único que sé es cuando llego y el vino me lo bebo.

Tú sabes dónde te metes ¿no? Vamos a pasar un buen día.

Ve a cambiarte, te están esperando para cambiarte,

que yo te espero en el viñedo. Venga, hasta ahora.

Bueno pues ya estamos uniformadas.

Ya estamos. Cuando me he probado

el uniforme he visto que me quedaba muy bien.

¿Le puedo hacer una pregunta? ¿Cómo nos referimos a usted?

Los capitanes de la brigada paracaidista nos llamamos

de nombre "Mi" y de apellido "Capitán".

Mi capitán. A vuestros equipos.

Cuando he visto al capitán Martínez...

He flipado. Primero nos equiparemos

con el chaleco del uniforme. Pues esto pesa un poquito.

¿Cuánto pesa esto? Será un total de 12 kilos.

12 kilos nada más, como cuando estaba embarazada.

Los guantes. ¿Esto es el uniforme

de invierno no? Te ponen unos calcetines

así de gordos para ir a la nieve, las botas, una camiseta, encima

esto de manga larga, el chaleco que pesa 850 kilos.

Era... Uniforme de invierno, verano,

de todas las estaciones. Ya verán que para nosotros

el frío, el calor sólo es un estímulo.

Completaremos con nuestro casco bripac 04.

Muy bien. Yo mientras no me tire de ningún

lado está bien. No la voy a tirar porque se va

a tirar usted. De verdad, lo digo en serio.

Completamos nuestro equipo de combate con la extensión

del brazo de los paracaidistas, que es el fusil HKG36E.

¿Sin balas mi capitán? Sin balas.

Yo esto me da un poco de miedo. Una escopeta

es una cosa pequeña, esto es enorme

y no veas como pesa. No podemos estar perdiendo

el tiempo, el mayor ladrón es el que nos hace perder

el tiempo. Esto tiene que estar en menos

tiempo. Vayan espabilando a lo largo

de su instrucción. Muy bien, sí mi capitán.

¿Está claro? Sí mi capitán, sí.

Pues espabile. Porque están tardando

más que mi hija de tres años. Vamos, incorpórense

a formación. Es que es la primera vez

yo no he hecho esto. ¿Mi capitán me pongo aquí?

A formación, en estos dos huecos.

Venga espabilen. Póngase en formación

como sus compañeros. Vaya torta que traen mental.

Estamos aprendiendo mi capitán. Las excusas como el culo,

todos tenemos uno. Como sus compañeros ahí.

Yo creo que Soraya nos ha engañado a todos,

creo que ha estado en un campus militar o algo,

tiene mucho entrenamiento militar.

Se sabía sus cosillas. Coja esto así por favor.

Coja su fusil firme. Salude, dese un golpe.

(Risas)

Venga formación. No se rían que no he contado

ningún chiste, y no soy humorista, soy capitán

de paracaidistas. Para dentro de la formación,

póngase ¿o quiere que la meta yo?

Perdón. En descanso, en descanso.

Descanso. Veo que Arnelas va a tener

un día muy duro. Sí, lo sé.

Ya decía yo que algo fallaba hijo.

Pues la manera inicial de coger y tratar su fusil

no era la manera más correcta.

La manera de ponerlo, adoptar las diferentes posiciones

les iba a costar bastante. Atentas formación.

Firmes. ¡"Ar"!

Gómez parece usted una bailarina.

Póngase ahí. Vamos que me estoy poniendo

muy nervioso. Paracaidistas.

Pero póngase firme. Que está haciendo ahí.

Póngase ahí. Usted me va a dar hoy

un día muy duro. Nuestra guarnición paracaidista

de frente.

(TODOS) ¡Señor Dios y jefe nuestro!

Yo hacía coros, como cuando cantamos, ha llegado la oración

y cuando cantamos en el cole que dices una cosa y otro repite.

Yo hacía eso. Yo he visto al capitán

un poco mosqueado y ahí me he callado.

(TODOS) ¡El calor, el frío, el hambre, el sueño

y el cansancio para mí serán estimulantes!

He pensado que se iba a mascar la tragedia, me iba a costar

mucho meterlas en el ritmo de la unidad...

Derecha ¡"Ar"!

Gómez va por su cuenta creo. A ver si deja de inventarse

cosas.

¡Armas! De frente en marcha

paracaidistas. ¡"Ar"!

¡Ey!

Ha sido incluso divertido llevar el tractor, lo difícil ha sido

cuando me he bajado del tractor. Javi llegas tarde.

No me hago todavía con el tractor.

Te he visto muy bien, genial. Mira te voy a presentar a Chus,

nuestro delegado de campo. Te presento a Chus, Javi.

Aquí os dejo y dale duro Chus. Tú no le hagas mucho caso.

No, aquí se viene a trabajar.

¿Tiene mucho tiempo esta cepa? Pues de unos 60 años.

Buena edad, tiene que dar buena uva.

¿De qué creerías tú que son, de blanco, tinto?

¿Cómo voy a saber yo si de esas cepas sale

vino blanco o vino tinto? La verdad que yo

no tengo ni idea de eso.

No tengo ni idea, Tinto. Pues no, esto es blanco.

(Risas)

Vamos a darle que es a lo que hemos venido.

A currar.

Los paracaidistas nos desplazamos a los sitios

corriendo. Por culpa de esta no andan,

vuelan bajo. ¿Se ha entendido?

Qué bonito. Sí mi capitán.

Aquí no hay nada bonito porque me voy a poner romántico

Arnelas. Sí mi capitán.

Descanso. El capitán me decía Arnelas

deje de decir usted tonterías que me voy a poner tierno.

Firmes. ¡"Ar"!

Gómez espabile que va usted retrasada.

De frente en marcha paracaidista. A la voz de ¡oh, oh!

Póngase a hacerlo. ¡Oh, oh! Mi Oh será izquierdo.

¡Oh, oh! Izquierda, izquierda derecha izquierda.

Y tiene que dar un zapatazo. Parece usted bailarina.

Vamos otra vez. ¡Oh, Oh!

¡Ah, oh! Yo estaba ahí corriendo. Me he perdido obviamente

muchas veces. De frente marcha paracaidista.

¡"Ar"!

Gómez no se aleje tanto. Para atrás, no vayas sola.

(TODOS) ¡A 220 por la pista!

¡Cante!

(TODOS) ¡Paracaidista para un pequeño salto!

De canciones no me acuerdo de ninguna porque yo estaba

literalmente sufriendo. Yo estaba con eso y pensaba

cuando se acaba esto. (TODOS) ¡Esto es vida!

(TODOS) ¡Esto es vivir!

La carrera ha sido para mí, un poco dificultosa.

He sido madre hace 15 meses, y obviamente hay que tener

mucho cuidado con la incontinencia

¿entiendes?

(Risas)

Siga. Es que no escucho, no entiendo

lo que cantan, no puedo repetirlo.

¿Está cansada Arnelas?

No mi capitán. No la oigo.

¡No me capitán! Yo iba corriendo con el arma

y mi capitán me decía ¿estáis aquí?

Sí, sí. Gómez ¿no puede más?

Sí mi capitán. Ese sacrificio.

La victoria coño. La antesala de la victoria.

Estaba mirando a Soraya y decía en algún momento tiene

que estar cansada la chiquilla. La miraba y era como que...

aguante. Yo no podía más,

me quería hacer la valiente.

Y veía al capitán ¡Gómez, Gómez!

Recuerden, que cuanto más sudor en tiempo de paz menos sangre

en tiempo de guerra. No puedo con mi vida.

Venga Lorena vamos. Arriba.

Nadie se queda.

Los límites se los pone usted Gómez, en su cabeza.

Siga. Ha habido un momento que

yo he pensado que si esto no se acababa de verdad

que me caía. Alto.

Siga.

¡"Ar"!

Armas.

Descanso.

¿Cómo vas Gómez? Bien.

¿Seguro? Te he visto resoplar. Sí.

Es mi primera vez. Aquí no hay cansancio.

No puedo creer que esto lo hagáis todos los días.

Todos los días. El guardián de España ni duerme

ni descansa, siempre está alerta recuérdalo.

Es que no podía, te lo juro que me hubiera

tumbado en el suelo. Arnelas ¿todo bien?

Bueno ahí voy mi capitán. ¿Cómo ahí voy?

Todo bien mi capitán quiero oír.

Todo bien mi capitán. Recordar que no hay obstáculo

que no podamos vencer. Aquí los paracaidistas

no caen porque sus compañeros no le van a dejar caer.

¿Está claro? Tener la certeza que pasaréis las pruebas

de hoy porque aquí las leyes de compañerismo

son nuestra doctrina. Qué bonito.

Otra vez con lo bonito Arnelas, me está usted dando el día.

Al final se me va a caer poco pero que me queda.

Firmes. ¡"Ar"!

De frente, paso y maniobra a la vista de combate.

¿Puedo beber agua antes? No hay agua.

¿Para dónde vamos?

Guantes de seguridad. Vale.

Unas gafitas. ¿Esto por qué?

¿Te puede salpicar? No, que estás trabajando

y te puede entrar en un ojo.

Vamos a intentar no estropearlos. Vale. ¿Me las pongo ya?

Sí, y nos ponemos a ello. Te explico lo que tenemos

que hacer es la espergura. ¿Espergura?

Esta es la labor, de las más importantes

en la viña. Porque lo que vamos a hacer

es dejar el sarmiento para el año que viene.

De lo que se trata procurar es en cada pulgar, que vas a ver

la poda vieja del año pasado. ¿Este es el pulgar?

Este es el pulgar que llamamos. Y aquí nos han salido dos brotes.

Aquí tenemos la suerte de que sólo han salido dos.

Tenemos que quitar la espergura, esto.

Lo que sobre. Todo lo que son chupones

que se llama, para que no haya nada para el año que viene.

A ver si poco a poco me vas camelando.

Con lo que más he flipado es con Chus, que se sabía todas

mis canciones. Y todo lo que me pedía,

era con una canción mía. Poquito a poco

te voy camelando... La neverita llena...

el Himno del Sevilla. Yo creo que sí.

Este lo tenemos que quitar. Este imagino que también.

Ese también lo tienes que quitar. Tienes que pararte

un poco a mirar. Habría que quitar esta de aquí.

Y dejamos estas dos. Eso es.

Pues te dejo con la siguiente. Todo para ti.

Yo voy con la cuadrilla. Voy por toda la fila para allá.

Ahí tienes hasta que te aburras.

Vale. Me voy con la cuadrilla

y si necesitas algo aquí estoy. De acuerdo, gracias.

Pues vamos al lío.

La verdad que es una labor que parece sencilla

pero es muy complicada porque hay que dejar

entre dos...

A ver a qué hora acabo yo. ¿Espergueando era?

Espergurar creo que es... ¡Chus!

Dime. ¿Cómo se llamaba Esperguear?

Espergurar. Pues seguimos.

Hazlo bien que sólo tenemos una oportunidad, lo que quites

ya no se vuelve a pegar. Vale.

Siempre quito un poco de menos por si acaso.

Sí, mejor por si acaso. Poquito

a poco yo voy espergurando...

Chus. Dime.

Que llevamos toda la mañana espergurando, pero esta gente

tiene que estar desmayados los pobres.

Pues razón llevas que te tengo llenita la nevera.

Pues vamos para allá. Y he dicho estos señores tendrán

que comer, lo hecho un poco, pero en realidad el que estaba

desmayado era yo.

Estamos delante de la pista de combate.

Comprende una serie de obstáculos

que debemos pasar, que asemejarían los obstáculos

que podemos encontrar en cualquier teatro

de operaciones en los que tengamos

que desplegar. Hace falta fuerza, arrojo y decisión.

¿Estamos listos? -(TODOS) ¡Sí capitán!

No os oigo. -(TODOS) ¡Sí capitán!

A ver hasta donde llego, y si me quedo a la mitad

pues me quedo a la mitad pero que no sea

porque no voy a poner de mi parte.

A la pista. Vamos Lorena.

¡Vamos!

A tierra. Vamos Lorena.

Por encima, piso, salto. Rápido.

En zig zag. Rápido.

Vamos. Lorena se fijaba

en que yo iba muy concentrada. Normal.

Pero es que soy muy cabezona. Yo en el momento

que vi la carrera y dije hoy vamos a currar...

No me empecé a poner barreras en la cabeza, hay que tirar

y voy a tirar para adelante. Vamos, con decisión.

Quiero decisión y fuerza. -El siguiente lo quiero saliendo

ya. -No mires al suelo.

Mirar para adelante, al frente. Esto no es funambulismo,

es pista de combate. Más rápido.

Sí mi capitán. Más rápido.

-Vamos, saliendo.

Yo me he visto cómo que estaba interpretando una serie o algo,

esto no puede ser real. Mirad al frente, que parece

que estás en la foto del día de comunión.

Con decisión. Nos están disparando.

Vamos. Eso es para el Circo del Sol.

Vamos para abajo. Para abajo.

-Saliendo. -Fuera del obstáculo.

Poco a poco han ido superando las pruebas,

han ido superando obstáculos, la verdad

que me han sorprendido gratamente.

¿Estamos listos? Listo mi capitán.

A la red. Vamos para arriba.

Despacito. Con decisión.

En vertical es mejor, aproveche los nudos.

Con decisión. Vamos.

Ahí. ¡Qué miedo da esto!

Eso es. Da un poco de miedo.

No hay miedo. Arnelas ¡arriba!

Después me ha dado más subidón porque después

de lo de la cuerda ha venido lo de subir en la red

y he acabado antes que Soraya.

Me he venido un poco más arriba todavía.

Me da un poco de miedo. Para atrás ni para coger impulso.

No pienses Soraya. Asegura bien la mano.

Abajo. -Muy bien.

Nos cogemos bien de la mano y aseguramos.

Eso es. Salte de ahí.

Muchas gracias. Madre mía.

No te encuentras todos los días a gente

que ame tantísimo una profesión.

Este es el último obstáculo lo que debéis pasar,

os quiero a este lado del foso. Cuidado en el salto.

Madre mía. Abajo.

Voy para allá chicos. Gracias compañeros.

Vamos. Vamos para arriba.

Esto es como la guerra capitán.

El foso obviamente es para altas, lo que pasa es que he tenido

a mi unidad, que ha sido muy compañera

y me han ayudado entre todos a bajar y subir.

Vamos por binomio, nunca dejamos atrás el binomio.

Bien. Gómez.

Capitán esto es un poco duro. Su binomio atento.

Con calor más.

El calor no es para paracaidistas, recuérdelo.

Vale. Sí Capitán.

Poco a poco han ido metiéndose en ese equipo.

Han ido comprendiendo el espíritu de equipo

que para nosotros es tan importante.

¿Estáis cansadas? No Capitán.

No os oigo. (AMBAS) ¡No capitán!

Continuamos con nuestra instrucción.

A la orden capitán.

Pues hay que mejorar un poquito. Tienes una cuadrilla muy buena.

Buenos son pero hay que ponerse al día.

Yo voy más despacito porque estoy intentando hacerlo bien.

Te falta un poco coger el aire. -Le he visto lento.

-Un poco lento, yo diría que demasiado.

Quiero hacerlo bien. Ellos son unas máquinas.

Menos mal que cantas bien. Vamos a ver cómo va el día.

Intentaré desquitarme. Aquí hay una tradición, el último

que viene es el que hace el choripan.

¿Choripan? Choripan: chorizo, pan y vino.

Hemos comido unos choricitos, que se llama choripan.

Y tiene chorizo y pan. El vino y las uvas están

por hacerse. Pero eso hay que darle la vuelta

Javi. -Que se nos quema.

Dar la vuelta que no quema. A la vuelta la parrilla.

Vámonos.

Ahí, muy bueno. Además los he hecho yo.

Choripan al estilo del Arrebato. Chef Arrebato.

Que pinta tiene esto.

-Cántate algo ¿no?

#Y es por eso que hoy vengo #a verte.

#Sevillista seré hasta la muerte. #La Giralda presume orgullosa

#de ver al Sevilla en el Sánchez #Pizjuan.

Eso me ha gustado porque me ha hecho sentirme

más en casa. Mi padre siempre quería

que yo fuera futbolista. Yo jugaba bien pero tampoco...

y entonces de alguna manera un homenaje.

Ya que no me ha podido ver triunfar en la música,

pero con lo sevillista que era, siempre me acuerdo de él.

Estará escuchando allá donde esté, estará con el mío.

No he metido gol y mira que pedazo de Gol

hemos metido aquí por la escuadra.

Tiene una pinta que no veas. Aquí está el choricito.

Muy buen choricito. Javi que te lo has ganado.

Un "buchito" ¿no? Que te lo has ganado.

Lo del porrón ha sido, a mí me recordaba

y me recordaba al búcaro, que es un botijo.

Que es agua fresquita realmente lo que se lleva para beber

agua fresca porque antiguamente no se conocían las neveras.

Me recordaba a eso. Por eso se me da más o menos

bien beber. ¿Todavía queda más faena?

Si no has hecho nada. Entre el vino, el chorizo,

o sea que queda trabajo. Espérate que no hemos acabado.

Pues nada, voy a dar otro trago para coger fuerza.

La primera parte, es fundamental, para tener un buen lanzamiento

es el equipamiento, con nuestro paquete principal de reserva

del equipo de combate. Y es lo que vamos a empezar

ahora. Ha habido un momento

cuando nos estaban equipando, cuando nos ponían las mochilas

y paracaídas que no podía moverme.

Madre mía ¿cuánto pesa esto Arellano?

-El paracaídas no lo sé, poco. Gracias.

Gómez, Arellano será cuando salga usted con él de fiesta,

es mi teniente. Nada de Arellano,

a ver si tenemos un poco cuidado.

Se llama de nombre "Mi" y de apellido "teniente".

Gómez me tiene contento. Que nos estamos viviendo arriba.

Es que no sé, me gustaba el nombre.

A mí me gustan las flores y no le llamo a usted flor.

Creo que en este momento ha sido en el momento

que se han dado cuenta de verdad

de lo duro que es esto, el sacrificio

que implica ser caballero y dama legionaria paracaidista.

La mochila, vamos. ¿Otra más?

Ponte detrás de esta mochila.

Una pierna por aquí. ¿Una pierna?

Sí, una por aquí y otra por aquí. Pero ¿con todas estas cosas

nos vamos a tirar? No, nos lo estamos poniendo

porque es una broma. Pues claro.

¿Estás cómoda? Pesa muchísimo.

Me vas a hacer llorar Gómez. A ver si espabila.

Me están entrando... mi capitán.

Como cuando estaba embarazada...

creo que estoy teniendo contracciones.

Tenga cuidado a ver si se pone de parto aquí.

En revista. ¿Entrevista?

En revista. Ha habido un momento

que me han dicho en revista y yo he dicho

¿entrevista donde? Me sentía ridícula.

Como que no entendía nada de lo que estaba diciendo.

Manos arriba por favor. Espera que no puedo.

Entrevista dice Lorena. Son las dos muy graciosas,

veremos cuando estén arriba si se ríen las dos.

(Resoplidos)

Miraba a mi alrededor porque quería ser respetuosa

y estaba el Capitán, para decirle lo puedes quitar ya porque había

un momento que me lo quitar. ¿Están cómodas?

No mi capitán. Pues eso es buena señal porque

mientras menos cómodas en tierra más cómodos en el aire.

¿Estamos listos? (TODOS) Sí mi capitán.

No os oigo. (TODOS) ¡Sí mi capitán!

A ver si ahora tienen tantas ganas

de cantar en el avión. -Todos izquierda.

Izquierda que estamos "innortados".

-Y de frente a la aeronave.

He pensado muchas veces que no iba a aguantar.

Vamos Lorena que llevamos todo el día entrenando para esto.

Vamos. Es el momento, paso de mirar

para abajo. Vamos que no tenemos

todo el día. Arriba.

Encima con el equipo este que pesa...

Vamos. Arnelas que tengo que ponerle

el ascensor. Pues mira mi capitán,

no me vendría mal. Sobre todo ha habido

un momento que ha sido subiendo las escaleras

para hacer el salto. He intentado no mirar abajo

porque tenía el corazón acelerado.

Hola buenas tardes soy el cabo mayor Melilla,

el instructor de la torre de paracaidismo.

Vamos a proceder a hacer un lanzamiento desde la torre.

Cuando he visto a mi cabo mayor Melilla, me ha enternecido

mucho, me parece un gran profesional, lleva muchos

años en el ejército de la Bripac, son 27 años los que lleva.

Y no sé, me ha trasmitido mucho respeto.

Primer punto que tenemos que ver, barbilla al pecho.

Segundo punto manos en el paracaídas de reserva.

Me emociona esa gente que lleva tantos años en el ejército,

que es tan duro pero que todavía después de 27 años tenga

ese poder de influir en los que llegamos

y de instruccionarnos y hacer que hagamos la locura

de tirarnos 25 m. Gómez paso.

He visto ciertas caras que no tenía totalmente

la seguridad de que fueran a saltar.

La salida tiene que ser una salida fuerte,

de la aeronave.

Una patada fuerte ¿de acuerdo? Cuello al pecho,

manos al paracaídas de emergencia, salgo,

1001, 1002, 1003, 1004, verifico campana y adopto posición.

Cuando estás en la puerta antes del salto no es una tirolina.

Te vas a tirar al vacío y sabes que tienes un arnés

¿si eso falla?

Es una pregunta constante. Yo le diré a usted ¿preparado?

Usted me dirá lista y le diré salte.

Póngase en la puerta.

Un pie hacia delante.

¡Lista!

A continuación el Arrebato eliminará las impurezas

del vino con la técnica del trasiego.

Trasiego. Trasiego es pasar el vino

de la barrica de arriba a una barrica vacía

que ponemos abajo. Mezclará vino y huevo

para que la bebida quede limpia, clara y brillante.

Tiene huevos en la cosa. Por su parte Soraya y Lorena

se enfrentarán a su primer salto al vacío.

¡Lista! Y también vivirán la delicada

misión de tomar tierra desde el aire.

Vamos señores buen salto.

Bueno Javier encantado. Me han dicho que viniera

para acá para echarle una mano en una de las barricas.

En lo que me manden, hoy estoy a lo que me manden.

Me parece estupendo. Yo no conocí a mi abuelo paterno

pero sé que era tonelero. Ha sido...

voy a ver en qué mundo vivía mi abuelo y demás.

Los barriles que ves acá son barricas.

O sea cada fila ¿cómo se llama esto?

Las duelas. ¿Velas?

Duelas. Las duelas que hacen

una barrica. He podido hacerme una idea

del trabajo de mi abuelo, de cómo sería de duro

con mucha menos maquinaria.

¿Cómo se llama esto? Es un aro pero le llamamos

el armador. Porque con él vamos a armar

todas las barricas. Yo voy a montar una barrica

y no sé cómo se llaman las cosas, imagínate tú.

Ya iremos cogiendo el hilo. Esto es el tope, es un tope

que se pone. Efectivamente que va junto

a los remates del aro. Entonces voy cogiendo

por ejemplo la primera. Efectivamente.

Ponla en el tope. Lo que podemos hacer aquí,

imagínate. Muy bien.

Voy apretando aquí. Efectivamente tienes

que ir presionando las duelas contra el tope.

Las barricas es un trabajo que me parece muy complicado

y muy duro. Esto se va a caer amigo.

Jesús. Que se me cae esto.

Lo siento Jesús. Cuando el puesto el palo sexto...

ya no podía apretar. Jesús ha querido ayudarme,

lo hemos intentado entre los dos.

Así vas bien. Voy a coger una grande porque

hay que alternar. Efectivamente.

Ancho y estrecho. Alternando duelas.

Una ancha y otra estrecha. No ha sido posible porque

yo no le ayudo a él.

Vaya ayudante

que te has buscado. Tienes que presionar esto porque

lo llevas muy suelto. Que no he sido capaz,

no he sido capaz de hacer una barrica.

Póngase en la puerta.

Un pie hacia delante. ¿Preparada?

Lista. De verdad me voy

con una de las experiencias más bonitas de mi vida.

Le digo el procedimiento. Cuello abajo.

Manos en el lateral del paracaídas.

Cuando salga de la aeronave, una fuerte patada hacia delante.

No se deje caer, abandónela. Yo lo miraba a los ojos

y me trasmitía su respeto por la profesión.

He saltado como se merecía que yo saltara, como él esperaba

que saltáramos. He saltado como él quería

que saltáramos. ¿Preparada?

Lista. ¡Salte!

1001,1002,1003,1004. Chequeo campana.

¡Salte!

Cuando me he tirado se me ha olvidado todo.

No he dicho nada, ni 1001, ni 1002.

Sólo estaba pensando dónde estoy cuando he abierto

los ojos he visto que no era nada fuera de lo normal.

Era realmente donde estaba, una tirolina.

Es tan bonito la unidad que se crea, el compañerismo,

los valores que hay. Es justo mi manera de vivir

en mi casa. Yo soy también muy de valores

con mi familia.

Gracias.

Muchas gracias.

Ha venido el hijo, lo ha montado y ha quedado perfecto.

Esta es la última. Esto es la complicada.

¿Por qué? Porque es el momento que quitamos

el tope, y si se va la mano o lo que sea...

Ahí.

Dejamos que baje un poco el aro.

¿Se mete así directamente? Directamente.

¿Y ya está? Luego ya lo de meter

los aros se me daba mejor. Tienes que igualar esto.

Y darle para abajo. ¿Con esto?

No hace falta. Vas jugando con los aros

y con esto.

Vas igualando.

Y ahora apretar otra vez.

Al final lo hemos conseguido. Al final lo hemos conseguido

pero ha costado.

La única sentada yo, que bien, así demuestro mi fortaleza.

Ya está bien. Tengo que decir de verdad

que estoy súper feliz lo que pasa que estoy reventada.

¡Firmes! ¿Que estamos aquí de romería?

Gómez. -¡Póngase firme!

¿Que estamos de romería aquí? No.

¿Cómo, estoy sordo? No, no estamos de romería

mi capitán. Nos ha pegado un grito

que si estábamos de romería. Esto no era una romería.

No le vale a usted con no ser una dama legionaria paracaidista

¿qué encima me está afeando la unidad?

No, yo estaba preguntando... Les faltaba la pandereta,

no estaban cantando nada podría haber cantado algo.

No hemos cantado. Hacer una fogata y cantar aquí

¡Kumbayá my lord! Y parecer los boys scouts

de Alcalá de Henares.

No, a mí no me hace gracia.

Me ha entrado la risa porque no me lo tomo en serio porque

pienso que esto no es real, pero es real.

Nadie se ha reído. Hay que atarla en un corto.

-Sí, mi capitán. -A la instrucción de paracaidismo

a la carrera, no quiero ver aquí a nadie.

Volando. -Cogemos el equipo, casco

y guantes ¡vamos señores no tenemos todo el día!

¡Gómez tu casco!

(Risas)

¿Dónde está mi casco? Usted sabrá es suyo no mío.

Es capaz de dejarse el casco o los guantes, dejado todo tirado

y eso es una cosa que no puede ocurrir con un paracaidista.

El equipo es nuestra segunda piel.

Me dais un poco de miedo. ¡Búsquelo!

Vale voy. El movimiento se demuestra

corriendo señorita.

¿Qué vamos a hacer ahora aquí? El trasiego, pasar el vino

de la barrica de arriba a una barrica vacía que ponemos

abajo. ¿Para qué hacemos esto?

el vino va a tener una serie de impurezas

que se nos van a posar en la parte de abajo.

La verdad que al principio era que no tenía ni idea,

no sé qué voy a hacer y cómo voy a meterle mano.

¿Con la izquierda, la derecha? Como prefieras.

Y así está.

Hay que estar muy atento porque hay que quitar el tapón y meter

rápido la canilla, la caña creo. Cuando él te diga

lo abres entero.

¿Por qué abres ahí para que el aire tire?

Claro. -Ahora abres entera.

Hay que meterla rápido para que...

yo pensaba que iba llenar la bodega entera de vino.

Ahora mientras cae el vino podemos ir viendo

un poquito como está. Ves que el vino está limpio,

perfecto.

Olemos.

Ha sido un momento de responsabilidades,

madre mía que se la lío aquí. Pero al final ha salido bien.

Fernando estoy aquí súper a gusto y que ha aprendido montón

de cosas pero me dicen que me tengo que ir

a la clarificación. No sé qué será

eso pero me parece sugerente.

Atender. Esta es vuestra última

fase de instrucción. Aquí en el descensor

la instrucción que vais a hacer es la simulación de toma

de tierra. Tenéis que tener la mente

fría para que en la toma tierra volteéis bien.

Porque eso va a evitar que luego tengáis lesiones ¿de acuerdo?

Señores buen salto. Muchas gracias.

Soraya ve buscando eso. Sí, sí.

¡Guau!

Igualmente compis.

A mí me pasa una cosa que cuando tengo

un poco de vértigo me pican las plantas de los pies.

Y cuando me han subido y no me picaban los pies he dicho

oye, me estoy empezando yo a acostumbrar a esto,

me está gustando esto.

Vale. Vamos a buscar el liberador

de la mochila. Buscamos liberador

de la mochila, no liberamos, Buscamos.

¿Lo tenemos ya? Sí, mi mayor.

Pues vamos a liberar la mochila. Baja Álvarez.

Vale, vamos adoptando la posición señores.

Tomamos la posición. Ahí.

Volteamos y nos levantamos.

Vamos, vamos.

Cuidado.

(Risas)

Aquí me han sorprendido porque estaban tan metidas en el papel,

tan metidas en la unidad que han hecho un volteo

como si fuesen damas legionarias paracaidistas.

A mí me han explicado más o menos lo que es

la clarificación, que yo estoy flipando.

Así que voy a tirar para delante. Tú me dices más o menos.

Esto es para separar las yemas

de la clara. Eso es el misterio de separar

las claras de la yema. Necesitamos la clara.

La yema no. ¿La yema donde va?

Las llevamos a la panificadora. Y se hacen dulces.

Perfecto. Y esto ¿qué se consigue

con esto para que necesitáis la clara?

Pues con la clara la batimos con un poco de sal y la echamos

al vino para que arrastre todas las impurezas hacia el interior.

Y deja un vino limpio, limpio. Quien me iba a decir

a mí que el vino y el huevo... Un vino con huevos.

¡Tiene huevos la cosa! Yo no podía imaginar

que los huevos tenían algo que ver con el vino.

Creo que muchísima gente que vea este programa también.

¿Cuántos huevos podéis utilizar? Al año partimos 80,000 huevos

aproximadamente. ¡80,000 huevos! Lo de los huevos

ha sido alucinante. Me voy a llevar esto

para ir batiendo con un poco de sal y nos vemos en la barrica.

Voy contigo para barrica. Vamos para allá.

Imagínate echarle huevos al vino creía que era otra cosa,

pero no, pero se le echa huevos al vino y es real.

Ya los hemos batido. Ya está eso y le has echado

sal como yo te he dicho ¿no? Ahora vamos a echarlo

a la barrica. ¿Qué cantidad hay que echar

al barril? Tenemos que echar

como si fuesen tres claras más o menos por cada barrica.

Lo echamos entonces. Y una cosa que te iba a preguntar

¿esto es para todo tipo de vino? Para el vino tinto.

Sólo para el vino tinto. Despacito así.

Y ahora lo tienes que menear. Con el bastón.

Así me imagino. Eso es.

Y ahora...

Darle vueltas como si fuera la sopa de la abuela.

Ella me bate como si fuera mayonesa...

Pues nada Javier aquí te quedas. Venga hasta luego.

Dama legionaria paracaidista Arnelas, un paso al frente.

Soraya sé que has pasado un día intenso y duro

con la brigada paracaidista, sé que has disfrutado

con nosotros, conociéndonos día a día cómo trabajamos

y qué hacemos aquí. Esta es la boina negra

que nos identifica a todos los paracaidistas

del ejército de tierra. Recíbela y acuérdate cuando

la veas de este día y de todos los compañeros

que te han acompañado en este día.

Enhorabuena. Muchísimas gracias mi teniente

coronel.

Enhorabuena.

Muchas gracias.

Dama legionaria paracaidista Gómez, un paso al frente.

Lorena, lo mismo que a Soraya. Ha sido un día muy intenso

habéis demostrado lo mejor de vosotras.

Habéis dado un toque de alegría a esta unidad.

Y estamos orgullosos de que hayas pasado un día

con nosotros conociéndonos. Esta es vuestra casa

y os esperamos cuando queráis.

Recibe esta boina negra como otra paracaidista

más de esta unidad. Enhorabuena.

Muchísimas gracias teniente coronel Muriana.

Enhorabuena. Gracias.

Nosotros el gesto más preciado que tenemos cuando

nos subimos al escenario siempre es el aplauso

que nos gustaría hoy regalaros a vosotros.

Muchísimas gracias. Gracias.

Descanso. ¡"Ar"!

Mucha suerte. Esta es vuestra casa.

Gracias. Hasta siempre.

(Aplausos)

A discreción.

(Gritos)

Hombre Juan ¿y esto que hacéis aquí?

Todo el mundo. Ya he acabado ¿no?.

Pero en una cosa has fallado. Lo de la barrica entiendo

que yo tampoco la habría montado.

Te digo la verdad. Lo he intentado, lo mejor

que he podido. El choricito te ha salido

muy bien aunque al final creo que lo he hecho medio yo.

A medias. Y lo mejor ha sido tocarte

los huevos. Partir los huevos.

Y el porrón ha estado bien. Muy bien, ha sido genial pasar

el día contigo, de corazón. Y en recuerdo a tu abuelo

que era tonelero, hemos hecho una duela

de barrica. ¡Qué bonito Juan!

El Arrebato, Arte, Pasión y Fuego.

Muchas gracias Juan. Nada por favor, a ti. Un placer.

Oye, el placer ha sido mío, estar aquí y ver cómo trabajáis

ver el cariño que ponéis. Lo expliqué antes, el personal

que tienes maravilloso. Del primero al último.

Has visto lo que cuesta hacer el vino, que fácil es abrirla

es como la música que fácil es escucharla

pero hay un trabajo muy grande detrás.

Muy grande, pero me gusta el cariño,

con mucho cuidado y eso es lo que más me gusta

es lo que me llevo. Pues Javi aquí tienes

tu casa cuando quieras espero volverte a ver.

Voy a volver. Eso espero.

Ya sabes que domino casi todas las técnicas, cuando estéis

un poco tiesos me llamáis. Te llamo.

Venga, hasta luego. Muchas gracias a todos.

Gracias.

No sé cuántas veces después de un concierto

lo hemos celebrado con una buena copa

de vino entre amigos. Nunca se me ha pasado

por la cabeza el enorme trabajo de tantos años que hay detrás

de una botella. Y como en la música también

hay que poner mucho cariño y mucho corazón

y dejar la mala uva a un lado.

Como hace Jesús, Juan y compañía,

os estaré siempre agradecidos maestros.

Y sueño que mi arte y el vuestro sea como el buen vino,

cada vez mejor con el paso del tiempo.

Yo Soraya Arnelas Rubiales juro no olvidar jamás el día

de hoy. Yo tampoco podré hacerlo,

todavía no puedo creerme lo que hemos hecho

o al menos lo que hemos intentado.

El listón está más que alto

pero espero no haber decepcionado

a los superiores. Por la cuenta que nos trae.

Es alucinante haber sido una dama legionaria

paracaidista. Hemos volado y hemos hecho

maniobras y toma de tierra con la sargento.

Que nos quiten lo bailado, yo me voy a casa feliz.

Pues yo también. ¿Y sabes qué?

Ha sido un día maravilloso. Aunque muy duro.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Lorena, Soraya y El Arrebato

Trabajo temporal - Lorena, Soraya y El Arrebato

19 ago 2019

Hoy Lorena y Soraya serán damas legionarias paracaidistas por un día. Por otra parte Javier Labandon sera bodeguero en la Rioja

ver más sobre "Trabajo temporal - Lorena, Soraya y El Arrebato" ver menos sobre "Trabajo temporal - Lorena, Soraya y El Arrebato"
Programas completos (24)
Clips

Los últimos 64 programas de Trabajo temporal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios