www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4393035
Para todos los públicos Torres en la cocina - Zarzuela y galletas de jengibre - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos)

Hola a todos, bienvenidos a "Torres en la cocina",

hoy hemos tirado la casa por la ventana, literalmente,

porque vamos a hacer una zarzuela de pescado y marisco

de fiesta mayor. Exactamente, yo más diría

que es una ópera más que una zarzuela

porque, la verdad, lleva de todo, es superabundante, es brutal

y luego haremos unas galletas de jengibre que vendrá Mariana

a echarnos una mano y nos enseñará para niños y para mayores.

Ahora, es de fiesta esta zarzuela ya veréis.

Sí, vamos a empezar por lo que tenemos hecho.

¿Qué tenemos? Ajo, sabéis que nosotros lo que hacemos

es poner cabezas de ajo en papel de aluminio y al horno,

30 minutos, 180 grados, ¿pero qué hacemos?

Cogemos bastante cantidad,

varias cabezas de ajo

y después cogemos la pulpa, la ponemos en cubitos

y la congelamos porque así tenemos para meses.

Nos encanta el ajo asado y ahora aquí, Sergio,

tú lo vas a poner en el mortero.

Toma, pónmelo aquí porque primero picaré el pan y los piñones.

Mirad, tenemos toda la carne y si esto lo ponemos

en una cubitera tenemos cubitos de ajo confitado.

O en un molde, el que tengáis de lo que os vaya bien, pero esto.

Esto es un toque. Es el primer toque,

ya veréis que es una zarzuela muy completa, muy interesante

y de fiesta mayor. Aquí, qué tenemos,

con la cabeza, fijaos qué locura, con la cabeza del cabracho

porque llevará cabracho,

hemos cogido las espinas y la cabeza y hemos hecho

con verduras un fumet, un caldo de pescado.

Este caldo nos va a servir para mojar y lo que nos sobre

para guardar porque esto es, vamos, delicioso.

También le hemos metido algo de pescado de morralla,

ya sabéis que son esos pescados pequeños que son tan baratos,

si tenemos galera, metérsela, si tenemos cangrejo, también,

pero, sobre todo, algunos pescados

de estos de cinta, araña, pescados de roca.

Alguno lleva también. Vamos a ir con el majado,

lo primero, qué tenemos, pan,

que lo vamos a tostar, Piñones.

Piñones, tendríamos perejil, pero en este caso tenemos

perifollo porque hemos encontrado el perifollo

y lo vamos a emperifollar.

Bueno, tenemos el pan, ponemos unos piñones

que tostados cogen mucho más sabor, Sergio,

y el perifollo. El perifollo que le vamos a dar,

que podría ser perejil, perfectamente.

Bien, tráelo aquí porque esto le vamos a dar unas vueltas.

Estamos potenciando el sabor, eh,

potenciamos a tope.

He conseguido convencer a Javier ensuciar una sola cazuela

para hacer toda la receta, a ver si es verdad.

Eso no es verdad.

No me ataques. Ya sabéis que aquí

como él no friega no... Vale.

Yo voy haciendo el majado. Tú vas haciendo el majado

y venid que ahora viene aquí la fiesta.

Tachán.

Festival por eso decíamos que es una zarzuela

que lleva de todo, de ahí el nombre,

y lleva, hemos cogido espardeña, mirad, aquí os lo enseño,

hay carabinero, un carabinero fresco que hemos encontrado,

precioso, fijaos, está increíble.

Una fiesta, vamos a celebrarlo como se tiene que celebrar.

Hemos cogido el cabracho

porque tiene mucho sabor el cabracho,

espardeña, pero, bueno,

espardeña es bastante complicado de encontrar.

Pepino de mar se llama también, es en interior del pepino de mar

y es una delicia, buenísimo, la textura es...

Pero podría ser, perfectamente, calamar, o sea, que no hace falta.

Esto podría ser gamba y esto podría ser rape.

Exactamente. O sea, que tampoco...

Luego lo adaptáis y hemos encontrado

unas sepietas pequeñitas fijaos qué monada, qué maravilla

y podría ser sepia, perfectamente.

Y una que está por limpiar todavía, Javier, esta.

Ya sabéis que aquí tiene la pluma que decimos nosotros,

una sepia tan pequeña que lo que hacemos

solo es quitarle la parte de la boca

porque sabéis que tiene como un plastiquillo

esta parte de aquí. Esto lo quitamos y luego,

con los dos dedos presionamos aquí

y quitamos la pluma que es lo que decimos nosotros

que es el corcho este que le daba nuestra abuela

a los pájaros para que...

Para que picaran, para afilar. Para afilar el pico.

Vale, y ya está. Bueno, ahora vamos a dorar

los pescados, primero los mariscos en la misma cazuela

y retirar, pero vamos a hacer como es muy grande

para que nos sea un poco más fácil de comer, más estética,

yo voy a cortar aquí.

Pero fijaos. Pero por qué, por qué. por qué.

Corto, ahora lo veréis muy bien, corto dejando un poco de la carne

y así yo lo puedo dorar, pero el jugo, esto será

una bomba de sabor, el jugo estará dentro.

Y luego cuando muerdes...

Exactamente. Chupas también todo el coral

que tiene la cabeza y eso es maravilloso.

Fantástico, puro sabor.

Es una bomba,

Bueno, vamos a ponerlas todas.

Y vamos a dorar. Y luego la zarzuela

lleva la misma cantidad de pescado que de marisco,

hoy le aumentaremos un poco el marisco porque estamos

de fiesta mayor y luego también a la ópera

se le llama cuando ya lleva langosta

que yo, vamos, aquí langosta no hace falta porque

con el carabinero y todo lo que lleva,

la espardeña, sepieta... Es la bomba.

Bueno, vamos dorando, esto, evidentemente,

es vuelta y vuelta y por qué lo doramos,

para que coja más sabor.

Coge más fuerza.

Vale, mientras Javier va dorando vamos a acabar esta picada.

Mirad, yo tengo aquí, ya hemos puesto el pan,

el perifollo que podría ser perejil y los piñones,

le voy a poner el ajo asado

que esto ya es toque, es un toque muy bueno.

Le ponemos el ajo asado y ponemos pimiento choricero.

Que podría ser ñora también, la carne que la podéis encontrar

limpia, pero el que no ya sabéis que ponéis

el pimiento choricero una hora antes en agua fría

quitáis bien la carne y ponemos una cucharada.

Aquí, seamos generosos que esto le va.

Venga, perfecto, y aquí este majado ya lo tenemos.

Viva el mortero.

Majado contundente, eh, un majado importante.

El carabinero la diferencia con la gamba que tiene

un sabor más intenso y ahora, veis, nos deja

el aceite aromatizado

con todo lo que vayamos marcando

y aquí tendremos una base

para hacer el sofrito, vamos, impresionante.

Voy a poner también las sepietas. Venga, y me voy yo con el pescado

que hemos pedido al pescadero que nos quitara la espina y todo.

Lo vamos a cortar en cubos.

Esta sepieta, fíjate. Ya sabéis que el cabracho

es un pescado de roca con una carne muy tersa,

blanca, dura, que aguata muy buen, sobre todo,

no se nos va a deshacer

y aguanta muy bien la cocción en estos casos. Lo vamos a marcar,

pero primero lo corto.

Veis que hago vuelta y vuelta

y ahora la espardeña para finalizar.

Estoy emocionado. Yo también.

Bueno, buen día hoy para venir, ¿no?

Para probar, es el día, eh.

Ahora doramos aquí un poquito, la espardeña es bueno

que coja un poquito de color, ya lo sabéis, coge más sabor.

O sea, que ahí hay que darle caña.

Y ahora ya bajamos un poco el fuego.

Y si no, calamar que ya sabemos que a veces,

bueno, hay algunos ingredientes que son o que no están

o hay otros en el mercado.

Siempre alternativa y, sobre todo, dale tu toque.

Eso siempre lo decimos y ya sé que lo sabéis,

pero dadle vuestro toque. Es muy típica la espardeña

de Baleares y Cataluña.

Se encuentra por allí aunque también, a veces,

es difícil y no es un producto económico,

pero, de vez en cuando, oye, es la fiesta.

Voy con el pescado. Una parte básica de esta receta

es enharinar el pescado para que coja consistencia,

aunque tenemos también el majado que le dará espesor,

pero démosle un poco de harina que también le va bien.

Y como la vamos a dorar, no sabrá crudo.

Sí, luego nos va a espesar esta harina y es el toque.

Este cabracho o escórpora tiene varios nombres

según la zona de España se llama de una manera o de otra.

Pero qué pescado, un pescado de roca

que se alimenta de crustáceos,

de algas y entonces por eso tiene tanto, tanto sabor.

Es muy bueno, uno de los pescados. El cabracho, Javier,

se usaba durante mucho tiempo para sopa, era un pescado de caldo,

fijos lo que os digo. Pues ahora no veas.

Sí, sí, ahora ya nos hemos dado cuenta del valor que tiene.

Luego, lo que es la almeja y berberecho lo dejamos

para el final porque lo que queremos es que se abra

y nos suelte todo el agua, todo el jugo dentro de la cazuela.

Hemos tenido el berberecho nosotros en agua y sal.

Hemos puesto en agua y sal primero ya vienen depuradas,

pero nosotros, igualmente, los dejamos un poco

en agua y sal por si tuvieran algo de tierra para eliminarla.

Pues concentración ahora, que este paso es muy importante,

ahora vamos a poner a rehogar

la cebolla y el ajo hasta que coja color,

hasta que esté bien confitado. Sabéis que la base

es el sofrito, con esto tengo. Vale, pues venga.

Un poco de ajo.

Ajo morado de Las Pedroñeras

que somos embajadores del ajo de Las Pedroñeras.

Que es un ajo morado brutal.

Que nada tiene que ver con otros tipos de ajo.

Y sano. Y muy sano.

Toma, ajo. Ahí está, ajo.

Voy. Aunque lleva en la picada,

es diferente, es confitado, este ajo aquí le va muy bien.

Este es crudo que le va a dar un toque.

Voy a poner una ramita de romero

porque es que le va aquí el romero, las hierbas

lo que queráis, romero, tomillo o la hierba que más os guste,

pero a mí, mira, un poquito solo.

Vaya pinta, además ya se me pone el cuerpo así porque tengo

un hambre que no veas y esto

sí que lo coges con un ansia tremendo.

Entonces, le vamos a poner un poco de coñac, armañac,

brandy podría ser y esto, de verdad,

le da mucha elegancia.

Entonces, ponemos

un chorrito.

¿Qué? Un buen chorrito.

Lo tiene que llevar. No, está bien

que a mí ya me gusta, si esto le va.

Y ahora dejamos reducir el alcohol. Evaporar, reducir el alcohol

y ahora vamos a poner el tomate, tomate rallado,

simplemente, lo rallamos y lo que hacemos, ahora sí,

es sofreír muy bien el tomate

porque sabéis que se concentran los azúcares.

Y no ponemos pimentón porque tiene el pimiento choricero

en la picada. No hace falta.

Puedes poner un poco más. Hemos hecho ese majado fantástico.

Y ahora, fijaos. Yo tengo aquí el majado.

Lo que voy a hacer, es diluirlo con caldo de pescado,

del fumet que tenemos hecho.

Este es uno de los platos que nosotros hacemos sí o sí

cuando nos juntamos la familia uno de los días de Navidad.

No puede faltar. Igualmente, sí es verdad

que luego tuneamos el producto. Lo que encontremos en el mercado.

El mercado es el que manda y la temporada también.

Bueno, veis que, prácticamente, ya no tiene agua el tomate.

Que ya sufre el tomate. Es cuando saca la acidez,

cuando saca realmente el sabor. Y eso es lo que nos interesa,

llevarlo al extremo, a seco.

Ahora vamos a poner los pescados.

Bueno, la almeja, el berberecho.

Y ahora, van a soltar el agua los pescados.

Que tienen todo el jugo. Fijaos.

Es fácil. Es fácil y lleva esa pequeña preelaboración

que hemos hecho del ajo y del caldo de pescado.

Luego, hacerlos un minuto. Es muy rápido.

Ponemos el caldo. ¡Madre mía!

Y este caldo que sobra es para una sopa después.

Esto, vamos, es oro. Ahora es poca cocción.

Y no lo mojes mucho, eh. Venga, ya está.

Y ahora ponemos el majado. Exactamente.

Fijaos lo que tengo aquí. Es este majado impresionante.

Esto ya le va a dar, a terminar de dar el sabor,

el color, el aroma. Estos son dos minutos de cocción.

Cuando estén abiertos los berberechos

y la almeja, es que ya estaría.

Bueno, vamos a ir al público,

a ver si saben lo del... Métele, métele.

Ahora ya mezclamos bien. Le va de lujo.

Ahora vamos a dejar, eso, dos minutos.

Venga. Vamos a probar de sal y pimienta.

Siempre probar, probar y probar.

¡Madre mía! Qué olor tiene.

Azafrán no le hemos metido y no le iba mal.

Bueno, vamos al público mientras se termina.

Os lo iba a explicar y no sé si lo sabíais ya o no.

¿Sabéis de dónde viene la zarzuela? Yo no.

Yo tampoco. Bueno, el Palacio de la Zarzuela

viene de las zarzas que tenía alrededor.

Y la zarzuela dentro de la gastronomía,

viene porque el género de la zarzuela,

como admite varias disciplinas, es cante, baile, musical,

es un poco popurrí de todo,

y la zarzuela es un popurrí también de pescado, de marisco

y de otros productos, por eso se le llama zarzuela.

Y luego, si es una ópera,

la ópera es cuando se le pone langosta.

Ya quiere decir que eso es ya ópera mayor.

Bueno, ya está. Ya la tenemos. Venga.

Hay hambre, ¿no? Sí.

¿Qué le ponéis a la zarzuela?

Bueno, el que... Bueno, o lo que hagáis,

porque también hay zarzuelas...

Cada sitio tiene su... Por el estilo a lo que hacéis.

¿Ah, sí? Como somos muchos,

hacemos más cantidad.

Hombre, claro. Pero sí, el pescado.

Y marisco también le pones. También.

Bueno, mejillón también le va bien.

Mejillón también para adornar.

El mejillón es un poco de adorno.

Qué bueno. Tienes pinta de buena cocinera.

Bueno, hago lo que puedo. Me recuerdas a mi abuela.

Pues sí. Venga, vamos allá.

Vale. Ya se ha abierto la almeja

y este berberecho tan bonito.

Y ahora ya, vamos a emplatar. Y vamos a emperifollarlo,

que tengo aquí un perifollo magnífico.

Tenemos la espardeña, el cabracho.

Eso ha cocido muy poco. Es importante.

Si no, se secaría demasiado el marisco y no nos interesa.

Nos interesa que quede bien jugoso el pescado.

Pongo esto aquí y ya está. Venga.

Un perifollo que le vamos a poner aquí

para que haga esa forma tan bonita.

Y ya está. Ya lo tenemos. Vaya pedazo de zarzuela de mariscos

y pescados de roca. Fiesta mayor.

Perfecto. Ahora vamos a empezar. No ha llegado Mariana.

Empezamos con las galletas de jengibre, que son increíbles.

Yo tengo más o menos... Hablan por sí solas.

Correcto.

Las haremos hablar. Si no hablan,

las haremos hablar. ¿Qué tenemos que hacer?

Juntar azúcar y mantequilla. Azúcar moreno.

Azúcar de caña. La mantequilla.

La mantequilla. Que está un poco pomada.

Está a temperatura ambiente. Si quieres, con la mano.

No. De momento, con el tenedor.

Yo voy a ir sacando yemas de huevo.

Porque lleva solo la yema de huevo. Tres yemas de huevo.

Ya sabéis que los ingredientes siempre en la web.

Tenéis miles, millones de recetas que podéis utilizar

a vuestro antojo, cuando queráis y lo que queráis.

Importante el orden, eh, seguir el orden que hacemos,

para que os salga superbién. Así no falla.

Vamos a poner. Tengo canela, que le vamos a poner

una pizca de canela. Canela, jengibre le va perfecto.

Venga. Canela.

Le voy a poner un poco de clavo molido. Un poco.

Sabéis que es muy potente el clavo y hay que tener cuidado.

Pero un poco le va fenomenal.

Toma. Ahí está. Ya está.

Perfecto. Ahora, jengibre rallado.

Vamos a utilizar el jengibre de dos formas.

Uno va a ser rallado y otro va a ser en polvo.

Ya veréis.

Vamos a poner primero la harina. Toma. Harina.

Espérate. No mezcles todavía.

Hemos mezclado la mantequilla con el azúcar,

las especias, la harina y ahora, el jengibre.

El jengibre yo lo pongo así, que podría ser en polvo.

Pero a mí me gusta más el jengibre fresco

porque el punto que tiene le da...

Vale. Y ahora pondremos las hierbas.

Mezcla y ahora vamos a poner una cosa más, Javier.

A ver si está el equipo a punto.

Ah, vale. Vale.

Y ahora, una dos y tres. Ponemos...

(TODOS) ¡Impulsor!

Estáis ahí a tope. Están ahí.

Fantástico. Bueno, pues un poco de impulsor.

Y las yemas de huevo. Vamos a poner las yemas de huevo.

Venga. Y vamos mezclando. Y hacemos una masa.

Vale.

Y hacemos una masa. Vamos a poner una puntita de sal

para potenciar. No os asustéis.

Es que es un gag que tenemos con el equipo

cada vez que ponemos impulsor. Es que así nos crecemos.

Se crecen también ellos. Cuando los vemos así un poco,

ponemos impulsor. Siempre están a tope.

Bueno, una puntita de sal, muy poquita.

Porque eso ayuda a potenciar el sabor.

Me ha quedado jengibre. Venga. Y ahora, mezclar bien.

Venga, fantástico. Esto sería la masa de la galleta.

Y ahora, sin tenedor. Ahora con la mano.

Exactamente. Vamos a amasar.

Perfecto.

Incluso aquí encima se puede hacer perfectamente.

Sacamos todo. Venga, y a amasar.

¿Y veis? Lo coge enseguida. Es muy fácil, eh.

Ahora, lo que hay que hacer, es dejarlo enfriar,

que coja consistencia. Espera, que pongo un papel.

Un papel. Es importante que repose la masa.

Toma. Métela aquí dentro. Ahora la hemos trabajado.

Está un poco blanda y tiene que volver a coger consistencia.

Tiene que volver a coger un poco de frío.

Porque así luego la podemos trabajar bien,

no se nos pegará en la mesa y será más fácil.

Nosotros ya tenemos una hecha.

Espera, que voy a limpiar. La tenemos en la nevera.

Esta la metemos y la otra ya la traemos.

Perfecto.

Traeré la que tengo en la nevera.

Ahí está. Esta la tenemos fría.

Lo que vamos a hacer, es estirar

Chicos, ya llegué. ¡Hombre, Mariana!

Estaba sufriendo. Nos ha dejado aquí abandonados.

¿Qué pasa, cuñada?

Hola, cuñado. Hola. Bienvenida.

Nos has dejado abandonados aquí.

Sí, sí. Es que los niños...

Esta receta es perfecta para hacer con los niños.

Estoy de acuerdo. Yo creo que lo difícil es

qué forma darles a las galletas. Vale.

Y mira lo que he encontrado con Greta ayer.

Hola, Greta.

Son unos muñecos de jengibre ninjas.

¡Toma ya! Son muy chulos, eh.

Y es divertido también y los niños se lo pasan superbién.

Vale. En realidad, esto es

una receta de Mariana que ella me pasó a mí.

¿Y la hemos hecho bien o no?

Sí. Bueno, bien. Yo lo haría mejor.

Mentira. Vale. Pues ahora, dinos más,

porque de aquí, ya estoy perdido.

Ahora, estirar la masa. Vale.

Yo os voy a dar un truco, un truco Mariana.

Un truco Torres. Nos va a enseñar.

Eh... Necesito esto.

Mira.

Dos cucharas. ¿Por qué? ¿Dos cucharas?

Calma. Ah. Yo ya empiezo a entender.

Espera. Ponle un poco de harina por si acaso.

Vais a estirar aquí, ¿no? Claro.

Porque la masa tiene que estar en el mismo...

Tamaño, ¿no? Sí. El mismo grosor.

Ah. ¿Y cómo hacemos esto?

Cogemos dos cucharas. Ay, perdona.

De madera. Ponemos la masa aquí.

Porque esto será como guía.

Ah. Vale, vale. Bueno, pues mira.

Está bien el truco. Está bien. Está chulo.

Yo tengo uno. Tenemos uno. Uno que es muy auténtico.

A ver. Te voy a comprar uno.

Te voy a comprar uno para casa, porque este guía.

Entonces, tú le vas sacando. Y si quieres más fino.

Te voy a comprar uno. Tuve que buscarme la vida.

Para Reyes te compro uno.

Está muy bien, porque queda siempre igual.

Vale. Está bien, está bien.

Yo, Javi, necesito un poco de ayuda porque está un poco dura.

Es que es bueno que esté así, un poco dura.

Vale. Porque así ahora,

cuando lo pongamos al horno, no se nos va a caer.

Nos quedará esa textura tan buena.

Mientras estiráis, contaré un truco

que tengo preparado sobre las galletas.

Nos vamos a la mesa de demostraciones.

Nos vamos al I+D que tenemos aquí siempre preparado.

¿Cómo estáis? Vaya público. Bien.

Estáis a tope, habéis gritado impulsor como vamos...

Como nadie.

Fijaos lo que tenemos aquí, ¿qué pasa con las galletas?

En casa y aquí. Que se ponen blandas.

Es una cosa que siempre... Cuando hacemos las cookies,

cuando hacemos diferentes tipos.

Para ponerlas aquí, ¿qué tenemos que haces?

Una lata o un bote.

Da igual, donde lo pongamos, también tenemos bote.

¿Qué hacemos para que no se pongan duras?

Hay varios trucos o varias alternativas que tenemos.

Una, cogemos un bote...

Y le ponemos arroz, el arroz absorbe toda la humedad.

Bueno, lo ponemos todo.

Ponemos dentro las galletas y tenemos un antihumedad,

o sea, que nos va a chupar la humedad y nos quedan crujientes.

Otra que serían también, que funcionan...

Unos terrones de azúcar, ponemos unos terrones enteros,

si no con el azúcar y los niños, peligro.

Os coméis antes el terrón de azúcar que la galleta.

Otro truco, también, pan, el que tengamos, pan de molde, mismo.

Lo ponemos debajo y como absorbe toda la humedad...

Y luego, las galletas. El pan va absorbiendo la humedad

y, luego, ir cambiándolo, ¿eh?

Y, luego, otro que es curioso, pero está bien.

Hemos hecho unas palomitas, no llevan sal, azúcar ni nada.

Simplemente, las hemos abierto.

Ponemos en el fondo las palomitas

que también es un antiabsorbente natural, luego, cerramos

y conseguimos que nos duren más tiempo las galletas crujientes.

¿Algún truco por aquí? No.

Utilizo una lata para guardarlas. La lata.

Pues aquí tienes alternativas para que te duren ese poco más,

que está bien. A ver qué os parecen las galletas.

Vale, tenemos la masa estirada toda al mismo grosor.

Y ahora los moldes. Cortamos, ¿no?

Vale. Es que...

El molde que cojáis, pero estos son chulos.

Es como... Está haciendo así. Yeah.

Vamos, venga. Todos. Yo también.

Mira qué divertido esto. Este es el que sale corriendo.

En la... en el... el muñeco que sale corriendo.

Había una historia que no me acuerdo que...

La pone en el horno, en la bandeja, se levanta y sale corriendo

una vez cocinado ya. Sí.

Y tiene que esquivar, y bueno... Se lo quieren comer...

Sí, sí, era algo... Una historia...

Para niños. La masa, ya sabéis, volvéis a estirar, guardar...

Y la podéis reaprovechar.

Ahora tenemos que ponerla al horno. ¿Cuántos grados más o menos?

Ciento... setenta, ¿no? 170 durante nueve minutos.

Aproximadamente, depende del horno que tengáis, siempre varía.

Puede ser de nueve a más, pero eso depende de vuestro horno.

De nueve a quince, tenéis que estar atentos.

Vale, Sergio. Cuando veáis que está dorada...

Esperaos, que esto no ha acabado. Algo más nos traes, ¿no?

Algo más. Vamos a aprovechar el tiempo,

mientras las galletas estén en el horno

y vamos a hacer unos caramelos de jengibre.

Qué bueno. Porque yo con esta voz...

Con mi garganta que está horrible.

Vamos a hacer... Tengo preparado lo que me dijiste.

Estos caramelos que son, bueno... ¿Tienes la chuleta ahí?

Tengo mi chuleta, porque claro...

Yo no sé, pero no memorizo mis recetas como vosotros.

Pero es bueno, con el libro, con un libro seguir las recetas.

Claro. Es importante, está bien.

Haremos aquí, ¿no? Sí.

Vamos a hacerlo aquí, primero.

Azúcar. Venga, perfecto.

Más o menos, ¿qué? Media taza.

Azúcar moreno. Azúcar moreno.

Las cantidades ya os las pasaremos. Sí.

Os las pasaremos para que tengáis.

La misma cantidad de agua. Correcto.

La misma cantidad de agua que de azúcar.

Aquí, yo te ayudo.

Está... Ahí está.

Se trata de hacer un caramelo, ¿no? Claro.

Reducirlo y bueno...

Una cucharada de miel. Miel.

Pero, una buena cucharada. Una buena.

Venga. Toma ya.

Que lleve miel, vaya. Vale.

Esto, que es el jengibre. En polvo.

En polvo.

Y un poco de limón. Venga.

De zumo de limón. Muy bien.

Unas gotas. Mezclamos.

Tiene que hervir. Tiene buena pinta.

La verdad es que sí. Sí.

Y va superbién para la garganta. Huele superbién.

Huele a... jengibre. Sí.

Bueno, claro...

Qué gracia, tío. Ay, "cuñao".

Es que... Ahora tenemos que hacer un caramelo

pero es un proceso que tarda un poco, hay que hervir

y hay que hacer... Técnicamente se llama bola dura.

¿Qué quiere decir? Cuando la burbuja del azúcar

se hace grande, primero hará burbujas pequeñas,

que vamos a ver el proceso y luego burbujas más grandes.

Hay que hacer un caramelo, para saber cuándo está,

coger con una cuchara y poner en agua fría.

Cuando se solidifica el azúcar es que lo tenemos a punto.

Lo vemos cuando esté. Mejor, sí.

Pero lo quería explicar, lo quería explicar.

Bueno, ya vemos que tenemos aquí el azúcar...

Hay un punto muy frágil entre que se queme

y lo que necesitamos de bola dura.

¿Cómo sabemos que la bola es dura? Cogemos...

Agua fría. Agua fría y se solidifica.

Veis que quedan pequeños caramelos, entonces, ya lo tenemos.

Ya está. Ya está duro.

Ahora cogemos con cuidado y ponemos en el molde.

Esto quema mucho. Hay que ir con cuidado.

A la hora de trabajarlo, tenemos que hacerlo con cuidado.

Sergio, lo ponemos aquí encima.

Porque esto sí que es... Lo ponemos ahí encima.

Es peligroso.

Y llenamos los agujeros. Sí.

Fijaos el molde, que nadie me ha dicho nada.

Es un molde de... ¿Cómo se llama el waffles?

Gofre. Gofre.

"Waifol". Waffle.

Ahora, con el cuchillo pasamos.

Porque así... Ay, qué bien.

O en un papel sulfurizado, lo ponéis y queda caramelo.

¿Cuál es el resultado?

El resultado... Los ha traído hechos.

Sí, claro, los hice ayer.

Y mira cómo quedan. Oh.

Mirad qué bonito. Qué bonito.

¿Le has puesto azúcar glas? Sí, un poquito.

Un poquito de azúcar glas. Para dar...

Son superbonitos con ese sabor a jengibre tan bueno.

Pastillas para la garganta caseras.

Y bien sanos porque llevan la miel, el jengibre...

Sí, sí, son superguáis.

Ya estaría. Ya está, ¿no?

Venga, perfecto.. Vamos con las galletas.

Dejamos a temperatura ambiente, no en nevera que cogen humedad.

Y ya lo tendríamos. Vamos con el...

Vamos con los muñecos y con el glaseado.

Vale. Vale.

La receta de galleta es de Mariana, el glaseado nuestro.

Estos muñecos tienen ojos, y cara y de todo.

Sí. Vamos a poner, fijaos.

¿Lo tienes? Vale. Sí.

Azúcar glas.

Jengibre en polvo. Hacemos...

Una boquilla. La hemos hecho con papel.

Hemos hecho caramelos, ahora vamos a hacer los muñecos.

Vale, jengibre le ponemos, ¿eh?

Luego, ponemos un poco de leche...

Poco, ¿eh?

Vale, vamos viendo.

Lo vamos espesando y veis que falta leche,

le ponemos un poco más.

Le puedes poner, no te cortes.

No, si no me corto.

Esto es un glaseado. ¿Nos ayudarás a decorarlas?

Sí, claro. Hago una y tú las demás

¿o quieres hacerlas directamente?

Vale, voy a intentarlo. Hecho.

Te lleno y ya está. Uno... mirad cómo queda.

Uy, ponme menos. ¿Qué pasa?

Tranquilo. ¿Está abierto ya?

No, ahora te lo abro. Yo lo cierro. Es así.

Lo cerramos así para que no nos salga...

Qué guay. Hay que hacerle la cara...

Los ojos, la boca... Vamos a cortar.

¿Hacemos otra? Un poquito.

Sí, sí. Venga, va.

Vas haciendo ahí... Cada uno podría hacer uno.

Claro. A ver, a ver que...

Os voy a ganar. Uf, uf.

Ay, Dios mío... No hay color.

Ay, qué guay.

Eso es. Qué díver.

Esto se seca luego y queda duro.

Queda como la glasa, es una glasa.

Oh... voy a poner pelo. Échate para allá.

Muy bien, Mariana, lo haces muy bien.

Muchas gracias, "cuñao".

Espera... Aquí.

Ay, Sergio, me has copiado.

Está bien. Vamos a hacer uno sonriendo.

¿Te imaginas que se pone a moverse y se va corriendo?

¡No quiero que me comas!

Es chulo, ¿eh?

Y ahora se seca y quedará crujiente.

Hay que dejarlo un poco... Qué guapo.

Es para divertirse. Y para hacer con los niños.

Pon alguna más. No.

Ya está, ¿no? Ya está.

Mirad cómo voy aquí.

Espera, lávate las manos.

Dame. Toma.

Mariana, ¿qué decimos siempre antes de terminar un programa?

Que sé que los ves cada día.

Claro, todos los días.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Perfecto. Gracias por estar ahí.

Es un placer estar ahí y que estéis con nosotros.

Felices fiestas. Que vaya bien.

Vamos a terminar. Vale.

Termínalas.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Zarzuela y galletas de jengibre

Torres en la cocina - Zarzuela y galletas de jengibre

27 dic 2017

Hoy Javier y Sergio tienen la visita de Mariana. Con ella preparan una completa zarzuela de pescado y unas tradicionales galletas de jengibre y de propina unos caramelos de jengibre.

ver más sobre "Torres en la cocina - Zarzuela y galletas de jengibre" ver menos sobre "Torres en la cocina - Zarzuela y galletas de jengibre"
Programas completos (722)

Los últimos 2.353 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios