www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4603238
Para todos los públicos Torres en la cocina - Tartar de aguacates y fideos con pavo - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos, bienvenidos a "Torres en la cocina",

hoy nos pondremos guapos porque vendrá Elizabeth

a hablarnos sobre temas de belleza

y también haremos dos platazos sanos,

un tartar de aguacate. Exactamente,

y unos fideos orientales que tienen mucho rollo.

Fáciles de hacer, recetas fáciles,

pero sanas, buenas, bonitas y baratas.

Bueno, empezamos por el tartar de aguacate,

pero le pondremos boquerones.

Ahora estamos en temporada de boquerón, fantástico

el boquerón en vinagre que es tan bueno.

Pescado azul que hay que consumir mínimo dos veces a la semana,

es muy sano y es ese Omega 3

que nos da tantos beneficios para la salud.

Nosotros ya los tenemos hechos,

pero, evidentemente, os explicaremos.

Cómo los limpiamos Sí.

Aunque los limpian en la pescadería, pero bueno.

Entonces, primero, tenemos los boquerones

que esto nos lo pueden hacer en la pescadería y además

lo hacen superbien y muy rápido, pero lo explicamos

por si acaso. Estaban tiesos, brillantes.

Preciosos. Lo único que pedimos

es que nos quitaran la tripa. Sacamos la cabeza,

simplemente, sacar la cabeza

y ahora ya con la ayuda de los dedos,

no hace falta cuchillo, no hace falta nada.

Sale superfácil, no tiene misterio.

Sale, completamente, sola,

la espina, no tiene ninguna dificultad.

Entonces, aquí cortamos.

Si queremos dejar la colita, que a mí me gusta

porque queda mucho más bonita

y aquí tendríamos el boquerón.

Este filete fantástico.

Entonces, lo ponemos con tres partes de vinagre

y una de agua, tres horas en la nevera

y fijaos el cambio. Perfecto.

Se nota muchísimo porque se ve cómo está ya

curado, evidentemente, por la acción del vinagre.

Bueno, cocido, cocinado. Y queda duro.

Al final el vinagre es un ácido y lo que hace es cocinar

de alguna manera. Ahora lo ponemos en aceite

y un poquito de ajo y perejil.

Dos cosas, una, la espina, un poquito de harina,

le ponéis un poquito de sal, harina y la freís.

Como aperitivo es un manjar, lo hicimos alguna vez

y esto, nuestra abuela, nos lo daba como aperitivo.

Es magnífico, la espina del boquerón es buenísima

y aparte es muy sana

porque tiene mucho calcio la espina y luego, otra cosa,

creo que no hay mejor aperitivo, bueno, sí los hay, hay de todo,

pero está dentro de los grandes aperitivos

a la hora de ir a un bar y tomarte una cerveza

y boquerones, las bravas, las gildas,

la ensaladilla rusa, se me ocurre alguno más,

pero creo que está en el conjunto, que me entra un hambre,

en el conjunto de cosas que se tienen que pedir

al ir a un bar. Lo ponemos en aceite, Sergio,

corta un poco de ajo y perejil. Venga, voy allá.

Porque este sería el paso para ya finalizar

el boquerón, el boquerón, le sacamos un poquito

el vinagre en papel

y fijaos qué textura tiene

que están bien hechos, son deliciosos, eh.

Bueno, no tiene mucho misterio hacer un boquerón,

pero es cariño, ponerle cariño. Sí.

Tiene su truquillo.

Luego ya depende del tipo, normalmente...

Este vinagre ya nada. Ponemos vinagre blanco,

pero podéis poner otro tipo de vinagre.

Vinagre de manzana, de Jerez, de Módena.

Ahora se le pone un buen aceite de oliva,

eso es importante, que cubra un poquito.

Y, venga, le ponemos.

Tú vas, Sergio, con el ajo y yo le pongo un poco de perejil.

Que, mira, tengo este de aquí

fantástico en nuestro superhuero vertical.

Y esto ya digo,

si se deja de hoy para mañana, todavía mejor.

O sea, que es un plato que gana.

A mí me gustan recién hechos

como ya te digo si están hechos del día,

quedan un poquito turgentes,

quedan duros, está más fresco, a mí...

Haremos una ensalada que os encantará

con el boquerón, el aguacate, vais a ver.

Bueno, es que tiene mucho toque. Muy fresca, ponemos el perejil.

Ahí está.

Y ponemos, esto ya es un aperitivo magnífico,

yo cubriría más de aceite, pero, bueno, para que se conserven

es importante cubrirlos de aceite.

Vale, ahora vamos con un picadillo para esta ensalada.

Haremos un picadillo con, tengo aquí pimiento del piquillo.

Que sabéis que el pimiento del piquillo es fantástico.

Después tenemos también tomate que pelamos,

lo hemos hecho muchas veces

el tomate escaldado en agua,

enfriado en hielo y, luego, pelado

y haremos dados de tomate.

Aquel de los 10 segundos, de los 11 segundos, un, dos, tres,

cuatro, cinco, seis, siete,

ocho, nueve, diez, once, sacar y hielo.

Y después, toque Torres, este, seguramente ya

todos lo conocéis es el ajo negro

es cinco veces más antioxidante

que el ajo normal y, la verdad,

que se encuentra muy fácilmente.

Entonces, le daremos un toque de ajo negro

que es brutal, es muy bueno. ¿Lo conocéis aquí el público?

¿No? Pues ahora lo probarás. Hay de todo, sí, no.

Te damos que lo pruebes.

Bueno. Dale un poco que lo pruebe, Javier.

Porque me diréis a qué os recuerda.

Que es superobvio, es tan obvio a veces

a lo que sabe que te cuesta saberlo.

Ostras, lo tengo ahí, es cuando sabes algo,

pero no lo sabes.

Yo hago estos pétalos de tomate fáciles de hacer

y a partir de aquí, no tiramos nada,

esto luego, para la salsa de tomate.

Probaréis vosotras dos, ¿vale?

Os daré un poquito, después lo probaréis también.

Como no es fuerte, os podemos dar más cantidad.

Es dulce, eh.

Está muy bueno. ¿Y os recuerda a algo o...?

¿A mermelada?

-Es que al ser así dulce... -Como una mermelada, no sé.

¿No os da un toque a regaliz?

No. ¿Os recuerda a regaliz?

A mí me parece más dulce. Más dulce.

Bueno, según, ¿pero es bueno, no? Muy bueno.

Y no parece ajo, la verdad. No, la verdad es que no.

Pues es supersano es un productazo supersano,

se encuentra muy fácil y vale la pena.

Entonces, le damos un toque de ajo negro.

40 días, 60 grados es lo que se pone a...

A fermentar y a partir de ahí tenemos el ajo negro.

Está buenísimo, de verdad. A nosotros nos fascina.

Muy interesante y muy sano.

O sea, si ya es sano de por sí el ajo, imaginaos el ajo negro.

Vale, yo corto tomate,

ya veis, pequeñito, a daditos pequeños.

Y lo de quitarle la piel como tiene un poco de resistencia

la piel, a veces, no cuesta nada escaldarlo

y, bueno, de esta manera, tenemos el tomate limpio de piel.

Mirad qué pulpa tiene, qué color más oscuro,

es muy interesante, de verdad.

Yo me encanta. Vale, pondremos esta cantidad.

Bien.

Vale, aquí en un bol, vamos a sacar el pimiento.

Ponemos un poco de chalota también, el pimiento está aquí.

Lo tienes ahí. Y un poco de chalota picada

que sabéis que da mucho frescor.

Chalota, cebolla tierna, podría ser, pero, bueno,

pondremos un poco de cebolla.

La chalota la guardaría para el aguacate.

Vale, pues un poco de cebolla, nada, una puntita pequeña.

Vale, si le pones chalota, ya, vamos, pero vale.

El ajo, Sergio, tú el pimiento. ¿El ajo no lo cortas o qué?

No, porque lo mezclaremos, ya verás, está muy blanco.

Eso, cogemos un trocito de cebolla.

¿Qué? Nada, nada.

¿Qué dices? Que no, que nada.

Vale, también cortamos el pimiento y el ajo.

Cortamos igual todos los ingredientes

ya ponemos aquí en un bol.

Ya veis que son recetas fáciles,

frescas y con productos de temporada.

Hay que... el mercado es un buen indicador de qué hay,

cómo está el tema y boquerón ahora encontráis

y pescado azules, caballa,

Esta cebolla es dulce.

Venga ahí está, venga, no corto más.

¿Cebolla?

Que esta cebolla es buenísima. Supersuave.

Y ahora aceite,

vinagre que tenemos un poquito de vinagre de Jerez

que le dará un toque muy bueno.

Y aquí tenemos el ajo negro que lo vamos a mezclar.

El agua del pimiento del piquillo, el que tiene mucha pectina,

veis que es como gelatinosa

que tiene como ese espesor, veréis que ahora cuando la tiro,

se ve, perfectamente, esto es un aliño perfecto.

Ahí va. El agua no la tiréis

que es muy buana. Un poco de sal, de pimienta.

Un toque de vinagre.

Y cómo no, aceite de oliva.

Fácil, eh. Un poco de sal y pimienta, ahí.

Perfecto y ahora lo ligamos bien.

Venga, pimienta que no falte, recién molida, de molino.

Mirad, qué fresco y qué bueno para el boquerón que aún

nos falta una cosa muy, muy interesante

que es el aguacate. Y ahora iremos con el aguacate,

pero teníamos a Elizabeth

que nos explicará algo que nos dijo:

"Oye, os explicaré, haremos una sección en el programa

que alucinaréis y que os pondrá guapos,

¿estáis estresados?" Y digo: "Estresados, ¿de qué?"

Bien, vamos allá.

Hola, Elizabeth. Hola.

Qué tal. Como veis, os traigo

una novedad que se llamará "Beauty Torres".

Toma ya, no me lo puedo creer.

Nueva sección "Beauty Torres"

cómo me mola, me interesa

porque además, lo natural debe ser más sano, mejor.

Es más sano, seguro, ya lo sabéis, bueno,

pues hoy haremos un spa casero con aguacate.

Toma ya. Seguro que tenéis en mente

la imagen de pepino en los ojos porque eliminan las bolsas

por las propiedades rehidratantes y refrescantes,

pero el aguacate... Te hace falta, eh.

Lo puedes probar. A ti también.

Pero el aguacate también muchas propiedades

y va muy bien para hacer mascarillas

y os contaremos dos, una para el pelo y otra para el rostro.

Y la base pues es esto, un aguacate machacado,

supersencillo. ¿Nada más, aguacate?

Nada más, entonces, bueno, depende, si tienes la piel

un poco más grasa, usarás una cucharadita de zumo de limón.

¿En el aguacate? Sí, y lo mezclas

y si la tienes algo más seca, mejor una cucharadita

de aceite de oliva y también.

Entonces, lo mezclas bien, te lo aplicas por el rostro

y el cuello, se deja actuar 10 minutitos y nada,

se retira con agua templada y ya está

Y te queda la cara... Divina.

Lo voy a probar, os lo prometo.

Lo voy a probar. Pues yo lo haré, pero me lo comeré.

También se puede comer, claro. Bueno, la mitad te lo comes...

La mitad te lo pones, sí. Y después también

otra para el cabello, la base es la misma,

aguacate machacado, pero tiene más ingredientes,

como veis, ¿qué añadimos?

Dos cucharadas de aceite de oliva,

una cucharada de miel. Para el pelo hablas.

Sí. exacto.

Una cucharadita de avena en polvo que es esto de aquí

y tres cucharadas de yogurt o crema de leche,

pero crema de leche solo si tenéis el pelo muy seco

si no, yogurt ya sirve. Para aplicarlo también

se mezcla todo muy bien hasta quedar homogéneo,

se aplica desde la raíz hacia las puntas

30 minutitos, este un poco más, se aclara con agua tibia, también

y te lavas como normal. Eso es una pastita importante.

Pastita que con la miel, el yogur y tal, es densa.

Pero os digo que funciona y aquí como siempre decimos

que no se tira nada. No, no se tira nada.

No, nada. Pues, como veis, aprovechamos

hasta el hueso del aguacate, ¿para qué?

¿Para belleza? Para belleza también,

bueno, para nuestro spa. Vale, para el "beauty spa".

El "Beauty Torres". "Beauty Torres".

¿Qué necesitamos? Pues una cajita con los bordes

altos o un taper grande, huesos de aguacate.

Vale. Y nada, ¿sabéis de esos rodillos

de los pies masajeadores? Ah.

Claro, ah. Pues es lo mismo, pero casero,

pones aquí los pies y vas haciendo así, ¿ves?

¿Qué te parece? Qué guay, está bien.

Te digo yo que tiene rollo. O para hacer masajes.

Claro, haremos aquí una prueba, otro masaje, pero quiero

que se lo hagas a Javier.

Venga, va, me mola. ¿Vale?

Vale, a ver, qué hago, ven aquí. Ven, ven.

Vale. ¿Y por qué no al revés

y me lo hace él a mí? No sé, está estresado.

¿No lo ves? Sí, la verdad

que algo estresado está, ¿qué hago, le meto aquí, no?

Le meto con el hueso.

Solo con uno, lo que tienes que hacer

es presionar un poquito y así. ¿Circular, no?

Circular de arriba a abajo. por cuello y cervicales.

Y así, divino. Y si también se puede...

Oye, te digo yo, te aprieto un poco que tiene rollo.

Qué bien. Es como las bolas

de los asientos de los taxistas que llevan las bolas,

porque están muchas horas en el taxi, es verdad,

colectivo de taxis que sé que es muy duro también,

pues os ponéis huesos de aguacate.

Más sencillo y nada, se puede calentar uno o dos minutos

en el microondas, así está más calentito y es más agradable.

No te duermas. ¿Eh?

(Risas)

¿Se está durmiendo? Y unas gotitas de aceite

de lavanda o menta y es un spa casero increíble.

Oye, muy interesante. Me gusta la idea,

se puede hacer algo con esto.

Si lo probáis en casa, nos lo contáis en redes.

Bueno, pues muchas gracias. Muchas gracias, me gusta

la sección, seguiremos contando

las novedades en el "Beauty Torres".

Me gusta eso. Ya estamos más relajados

para continuar esta superreceta entonces, ahora nos vamos

con un tartar de aguacate y lo haremos igual

que si fuera un tartar de carne o de pescado.

Venga, tengo aquí el aguacate. Vale.

Tengo aquí el aguacate que este está bien,

bueno, lo del rabillo, y todo eso os lo enseñamos

varias veces, este, bueno, lo cogimos

no que esté verde, pero sí que tenga

un poco de resistencia. El otro día fui a la frutería

y vi que todos los aguacates no tenían rabillo.

Digo: "A ver si nos pasamos dando esta información

en el programa y estamos todos sacando los rabillos".

Os veo así en el mercado.

(SILBA)

Sacando los rabillos del aguacate.

Bueno, le pondremos yema de huevo

porque ya el aguacate es muy cremoso, cogimos

un aguacate que es algo más duro

para que se corte bien y la textura...

pero bueno, el tema de maduración es cada uno como quiera.

La yema de huevo, tenemos también alcaparras

que un tartar sin alcaparras...

Hombre, tiene que ir bien, es que el encurtido le va muy bien

y este es un tipo de aperitivo, ya nos vamos hacia platos frescos.

Bueno, tengo aquí la yema, la dejo aquí; no, aquí.

Ya se acerca el verano, estamos aquí con...

Los boquerones ya nos indica, ya nos dice, o sea que ya es...

Aquí lo vamos a poner.

Quitamos el hueso, pero no lo tiro.

Venga, voy a cortar el aguacate como si fuera un tartar.

Vamos a hacerlo igual;

lo vamos a sazonar como si de una carne se tratara.

Es lo mismo; lo haremos con yema de huevo...

Voy a coger este cuchillo.

¿Veis? Lo corto, directamente, de aquí, ¿eh?

Lo hago así... así en capas.

Lo cortaremos a cuadraditos normales. Aquí, que se vea bien.

Veréis qué ensalada; es brutal, de verdad.

Va a coger un rollo que no veas.

A partir de aquí, lo que hacemos es cortar.

Pam, cuadraditos, pam.

Un poquito grandes, como si fuera...

Aguacate cortado a dados.

Venga, chalota.

Ahí tenemos, uf, qué duro está,

las alcaparras, que le damos cuatro cortes.

Vale, si no se rompe mejor porque esta textura...

Está bien que sea así.

Este, también, lo cortamos

a cuadrados.

A mí me gusta grande porque así está mejor.

Ponemos la yema de huevo

y, ahora, empezamos a montar. ¡Uh!

Venga, ya puedes ir poniendo ahí.

Vamos a poner un poco de aceite de oliva.

Creo que es suficiente, Sergio.

Pero mete ya todo, ¿no? Bueno, pues dale.

No seas miserias.

Aceite de oliva,

un poco de lima o limón,

también, un poco de aceite picante.

Pero eso al gusto.

Lima o limón, lo que queramos,

pero sabéis, que nos gusta tanto la piel como el zumo;

así es una manera de aprovechar la piel.

Ponemos piel.

También, evita que se ponga negro el aguacate, que tiende a oxidarse.

Mejor ponerle limón y así... No se queda negro.

Aparte, realza mucho el sabor.

Picante.

Como me gusta el picante lo voy a hacer...

Este es diabólico, solo tres gotas. ¿Os gusta el picante?

Él piensa en él y, luego, no se... Vale.

Ahora, mezclamos. Fijaos qué maravilla,

la yema de huevo le da una untuosidad espectacular.

Venga, vamos a montar. Venga, montemos.

¿Tienes plato? Sí.

Aquí tengo este fantástico plato.

¿Alcaparras le has puesto o no? Sí, hombre, Sergio.

Hay que estar encima, ¿eh? Hay que probarlo; probar y probar

porque el sabor es fundamental.

Además, tiene una pinta...

Buenísimo. Fresco... sabroso...

¿Qué? ¿Tú no puedes?

Me dice: "Venga, chaval". No sé cómo lo quieres emplatar.

Mirad, yo pongo el boquerón.

Lo pondremos encima del todo.

Mirad qué cosa más fresca buena. Primero, el picadillo debajo,

que tiene un color; el tomate, el pimiento del piquillo,

el ajo negro, que le da un rollo que no veas.

Después, el tartar de aguacate, no deja de ser un tartar.

Qué buena pinta tiene el boquerón.

Además, era un tamaño así hermoso.

Ya veis que rompemos un poco aquí el color:

verde, rojo, negro.

Vale, esto ya está.

Esto es un platazo. Venga, ya está.

Lo voy poniendo aquí.

Venga.

Vamos poniendo los filetes encima, qué ensalada más fresca y buena.

Hazlo así, para que se vea un poco.

Sobre todo sana. Ahí.

Tengo unos brotes, que podría ser cebollino picado

o alguna hierba, o así ya estaría bueno,

pero ya que tengo estos brotes, lo hacen más divertido y visual.

Los brotes que tenemos aquí, vamos sacando brotes.

¿Dónde está? Lo tengo, Sergio.

No, el papel, decía. Ah, vale.

Quitamos este y quitamos este.

Aquí está. Este es el primer platazo de hoy.

Para ponerse guapos.

Aquí el primer plato, vamos con el segundo;

vamos a hacer fideos orientales.

Novedad total en el programa, nunca los hemos hecho: de boniato.

Con mucho toque. Son diferentes y son, la verdad, muy buenos.

Tiene varios toques esta receta muy buenos.

Tenemos estos fideos, se compran en un cualquier superficie

que tenga productos orientales.

Estos son de boniato. Alternativa: de arroz.

Estos son coreanos.

En Corea se usa mucho el boniato y se hacen este tipo de fideos.

Si no, oye... De arroz.

Pasta normal, de trigo, también, podría ser,

si no encontráramos este tipo.

Hombre, si no, le metes de arroz. Bueno, bueno; doy alternativas.

La vamos a poner así y la uso de varilla.

Fijaos lo que vamos a hacer; toque Torres.

Primero, lo que tenemos aquí es un caldo de verdura.

Una "nage", un caldo de verduras concentrado, bien bueno...

Fijaos qué toque le vamos a dar:

el fondo es la base y la base es el fondo.

Es fundamental porque, después, el jugo lo vamos a recuperar.

Correcto.

Ponemos en el caldo de verduras un poquito, una puntita de miel.

Porque esto va a ser la salsa.

Ya lo bato yo, lo bato yo; si tengo la varilla.

Y... Aceite de sésamo.

Qué bien huele. A ver.

Aparte de ser sanísimo. Uf, cómo huele.

Le da un toque sensacional.

Un chorrito de aceite de sésamo.

Venga, perfecto. Esto es como los espaguetis, que van ablandando.

¿Veis? Ya está, ya está.

A partir de aquí los cocinamos, ¿por qué tiene poco caldo?

Porque, como dice Javier, tiene que reducir.

Vamos a esperar ocho minutos y vamos a sacar la pasta.

Vais a ver qué pedazo de plato, qué fideos.

Han pasado siete minutos y medio, exactamente.

Los escurrimos.

Fijaos qué bonitos son, son preciosos.

Parecen angulas, tío.

Sí, sí, sí, sí. Son preciosos.

Mira qué cosa más linda.

Y, ahora, el jugo

lo ponemos a reducir, lo que decíamos antes.

Tiene rollo para otra cosa que se me ha ocurrido.

Sí, sí, sí, qué creativo estás.

Un poquito de aceite, ¿eh? Ahí. Para que no se peguen.

Dejamos esto aquí. La pasta está cocinada

y el caldo reduciendo. Vamos con el wok y con el pavo.

Hemos dicho: "Carne blanca, carne de pavo".

Yo empiezo con esto y tú... Vale.

Le das ahora...

Bueno, fijaos que...

Pavo, poca grasa. Es buenísimo.

Supersano. Muy económico.

El pavo, sabéis que vale muy poco, ¿eh?

Y es una carne para todos los públicos.

Corto las verduras ahí delante. Venga.

¿Vale? Sí, para ir adelantando.

Venga. Vale.

Eh, guindilla fresca;

tiene más vitamina C que la naranja.

Correcto. Mucha más.

Sí, sí. Me voy, de momento, con esto;

el tirabeque te lo dejo. Venga, vale.

Bueno, mirad. Voy a cortar unos cuadrados de pavo,

o alargado, como queráis, con este fideo o con el de arroz;

veis que es un plato fácil de preparar,

y con caldo de verdura que le da ese rollo tan bueno.

Los podéis cocer en agua, ¿eh? Pero bueno, yo...

A mí me gusta más con el caldo.

El fondo es la base y la base es el fondo.

Hay que cuidar esos aspectos.

Vale, cortamos y, ahora, a saltear.

Aceite de oliva, esto sí que no tiene truco ninguno.

Wok, veis que humea ya.

Bien caliente, el wok tiene que estar que saque chispas.

Ponemos aquí dentro con cuidado de no quemarnos,

que coja color y termino de cortar el resto.

Saltear.

Oye, un wok en casa hay que tener siempre.

Sabéis que el wok sirve...

Es cóncavo para poder saltear y la cocción, sobre todo,

de las verduras se hace muy rápidamente.

Cojo una cuchara de manera para no cargármelo.

Ahí está, perfecto.

Y yo voy cortando las verduras.

Esos fideos orientales maravillosos.

Voy a poner un poco de sal y pimienta.

Ahora le pondremos.

Estos platos me mola, estos platos son...

Sal, pimienta.

Sabéis por qué se tira la sal así, ¿no?

Porque se reparte más.

Si la tiras así, cae solo en un punto.

Ya lo sabías, ya lo sé, pero bueno.

Bueno, fijaos, casi tenemos el caldo reducido,

veis que está cogiendo espesor

con la miel, el aceite de sésamo que habíamos puesto,

también con el almidón que deja la pasta.

Aquí tenemos el pimiento rojo, la cebolla...

Dame la verdura, Javi.

Vale, voy. Venga.

Déjate de charleta. La cebolla...

¿Ya tienes el ajo?

Sí, el ajo ya lo tengo.

Este plato es superrápido.

Mira; pam, pam, pam, pam.

Ahora, para que no se pase, se puede hacer todo junto,

pero como me gusta que la carne no esté demasiado cocida,

ponemos aquí, rápidamente. Ahora, la verdura.

Importante que no pierda calor, esto tiene que estar muy caliente.

Muy fogoso.

Vale, ahora ponemos la verdura; primero el ajo.

¿La guindilla la tienes tú? Sí, ahora viene.

Venga. Guindilla fresca, que fresca le va superbién.

Como sé que os gusta el picante...

Vamos a ponerle picante; vamos a ponerle bastante guindilla.

Pero ¿lo has probado primero? Es fresca, o sea que no pica.

¿La has probado?

Que no pica, Sergio, es fresca.

Venga, las verduras; todo junto.

Lo bueno del wok es que es una cocción muy rápida; es pimpán.

Y la verdura al dente vegetal, el dente vegetal es...

Que tengas que morder un poco,

mantiene las vitaminas y las propiedades.

Hay que comer la verdura muy poco hecha.

En el wok se cocina superrápido.

Voy a poner un poco más de aceite.

Lo que pide es grasa pero, bueno, es aceite de oliva

virgen extra. El oro virgen

de nuestra tierra.

Tirabeque, qué buena es la tirabeque.

Ve tirando. De la familia del guisante.

Lo vamos a cortar un poco para ponerlo dentro.

Venga, mételo ya. Es más crujiente.

Yo pongo aquí porque ya huele superbién.

Venga, ya está. Lo pongo; la verdura casi está.

Es pimpán. Pongo el pavo con los jugos del pavo.

Voy a buscar el caldo. El caldo si está reducido, ¿eh?

Está reducido. Si no...

Si lo voy a buscar, Sergio, es porque está reducido.

Epa. Fijaos, es una...

Está espeso, está...

Con lo caliente que está el wok será ponerlo y...

A mí estos platos me chiflan, esto es superbueno.

Platazos de estos de...

Ponemos la pasta, ya veis la pasta; me recuerdan a las angulas.

Sí, sí, es bonita esta pasta.

Es preciosa la pasta, transparente. Mirad el caldo.

Fijaos que tiene una densidad.

Se podría reducir un poco más, pero...

No, aquí va a reducir. Venga, dale. Ponlo todo, todo.

Claro. Si queda un poco de caldo, me mola.

Ahora lo veréis bien.

Ahí está. Perfecto. Ahí está. Bien caliente todo.

Bien salteado.

Vale y bien sazonado, porque eso ya lo tenemos.

Un poquito más. Vale, ahí está. Y limpieza.

El bol para emplatar allí y unas pinzas,

porque esto ya está. Lo tengo.

Vamos a... vamos a... Qué buena pinta tiene, ¿eh? ¡Uh!

Tío, nos vamos a poner morados. Venga, vamos allá.

¿Dónde lo quieres emplatar? Tengo dos.

En el bol ese. Sí. Ahí.

Y pon un salva algo o me llevo esta tabla.

Vale. Vamos allá.

Venga, vamos a emplatar.

¡Uf! ¿Qué?

Qué hambre me da. Bueno, ahora es...

Hora crítica.

Fijaos, hay que ser generosos con los fideos y con todo.

Que espectáculo, ¿eh? Es que es muy bonita esta pasta.

Vamos allá.

Si tiene un poco de caldo, para mí, todavía mejor.

Aún tiene abajo. Está todo bien ligado.

Que lleve chicha, también.

Ahí está. Aquí está.

Una más y ya está. Mirad qué pintaza tiene

con el pavo y toda la salsa. Y le da un sabor perfecto

con la combinación de las verduras. Ya está.

Métele jugo ahí, métele caldo.

Qué bueno. Mira qué jugo tan bueno.

Es un poco... no agridulce porque la miel solo ha suavizado,

que le va perfecto, y el aceite de sésamo

que si se le pone un poco queda buenísimo.

Vamos a poner dos tipos de sésamo, que sabéis que hay:

el negro, que le va muy bien. Fijaos qué plato tan bello.

Qué estética, qué maravilla.

El sésamo es muy sano. Y un poco de blanco.

Ya hemos dicho que el tipo de fideo el que encontréis.

Para empezar, un tartar de aguacate con boquerones,

estos boquerones caseros, buenísimos.

Qué bueno. Para seguir, unos fideos orientales maravillosos

que hemos hecho con verduras.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Gracias. Nos vemos en el próximo.

Adiós. Os queremos.

  • Tartar de aguacates y fideos con pavo

Torres en la cocina - Tartar de aguacates y fideos con pavo

16 may 2018

Hoy Javier y Sergio preparan un sanísimo tartar de aguacates con boquerones en vinagre y unos fideos de boniato con pavo en un wok con brócoli, tirabeques… Además Elizabeth nos da algunos consejos de belleza con productos vegetales como el aguacate.

ver más sobre "Torres en la cocina - Tartar de aguacates y fideos con pavo" ver menos sobre "Torres en la cocina - Tartar de aguacates y fideos con pavo"
Programas completos (670)

Los últimos 2.199 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos