www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4987818
Para todos los públicos Torres en la cocina - Tartaletas de espárragos y rapé picantón - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos)

No me quiere, me quiere. ¿Qué haces?

No me quiere, me quiere, he hecho tres margaritas

y las tres me quieren así que es maravilloso.

Vamos a hacer dos recetones para San Valentín.

Tú no lo celebras, normalmente. Yo lo celebro cada día, Javier.

Bueno, bueno. No me hace falta

que sea un 14 de febrero, lo celebro a diario.

Bueno. Viva el amor, claro que sí.

Eso sí, no hace falta que sea San Valentín.

Os haremos dos grandes platos, una tartaleta de espárragos

trigueros y pasta brisa con mucho amor.

Y después haremos un rape al picantón.

Ya veréis que es un plato,

dos platos, para enamorar, sea San Valentín o no.

Es verdad, quién no ha hecho eso de las margaritas alguna vez,

de pequeño nos poníamos allí en esos primeros amores,

primeras parejas, me quiere, no me quiere, pero hacíamos trampas

yo, al menos, hacia que me cuadrara siempre.

Y si tenía que quitar dos hojas de una vez para que la última

fuera que sí, pues lo hacía.

Se lo está inventando. Yo lo he hecho.

Qué dices, que te conozco desde que naciste,

antes de que nacieras, claro...

Bueno, vamos con la brisa, vamos a hacer una masa brisa.

Es la más fácil del mundo, la pasta brisa o pasta quebrada

también se le llama porque se quiebra un poco

al cocinarla, es muy fácil.

Y buscamos una receta que mola mucho.

Es harina de trigo. Harina integral.

Un poquito, le da un toque, que podría ser todo harina normal.

Exacto. Sésamo, oh.

Oh, oh.

Sésamo. Sésamo está bien.

Le da un toque muy bueno. Recuerda al amor el sésamo.

¿Sí, por qué? No sé, no sé, ¿no?

Parejas, a ver, que tenemos un montón de parejas hoy,

una, dos, tres parejas, ¿celebráis San Valentín?

Cuando se puede. -Cuando se puede, sí.

Cuando se puede. El trabajo es lo que tiene.

Os daremos unos trucos luego para triunfar.

Hablaremos. Mantequilla, azúcar

Sal, una pizca, sabéis que siempre

las masas esa pizca de sal nos va de maravilla.

Leche. Y huevo.

Nada más, ya lo tenemos. El día de los enamorados

en Sudamérica es muy amplio, mucho más amplio

porque es el día de la amistad. Javier, hay una línea muy fina

entre la amistad y el amor, ¿no?

Sí, es verdad. Puede ser, puede ser.

Sí, sí. Puede ser.

Eso siempre se ha tenido ahí en cuenta, entonces, claro.

Bueno, vamos allá, haremos unas tartaletas fáciles,

fáciles y muy buenas.

¿Veis? Mezclamos, fijaos que no cuesta nada mezclarlo,

lo que sí, es una masa que necesita enfriar, reposar.

Y esto una vez bien mezclado, lo dejamos un par de horas

en la nevera filmado. Yo tengo una reposada.

Evidentemente. La busco en la nevera,

pero esta ya está reposada y dura porque no es que necesite reposo

porque tiene correa, esta masa no tiene correa, no.

Solo necesita frío, más que reposo es endurecer la mantequilla

y a partir de aquí ya la trabajamos y la podemos moldear

con los dedos. La dejamos un momento.

Fijaos, eh. Esto es esto, incluso,

bueno, claro, así recién hecha. Está muy blanda para trabajar.

O sea, hay que enfriar.

Cómo me gusta la masa cruda. Lo dejamos aquí y vamos a la mesa

porque os daremos unos trucos

Unos consejos. Para poner la mesa más que nada.

Si comemos en casa, hay dos opciones:

Salir a comer o quedarnos en casa que también es una opción.

Cocinar, dedicar un poco de tiempo, ir al mercado.

Que no hace falta que sea San Valentín, puede ser

cualquier día, pero bueno.

Vale. Cosas importantes:

no poner la mesa desnuda, si tenemos un mantel,

que no sea de papel, que sea un poco de calidad,

pues vestimos la mesa y no la dejamos pelada.

O individuales podría ser también.

También. No poner platos de usar y tirar,

de plástico, sería un poco cutre.

No, porque dices: "Luego no pierdo el tiempo fregando",

hombre, es un día. Te pongo unas gambas,

pero no friego los platos. No, hay que poner platazos

bien bonitos y luego, si hay que fregar, se friega.

Hay que intentar poner los vasos iguales, no aprovechar

uno del cacao y lavado. O el de la vela, el típico

que lo lavas. Diferentes, no.

Que no esté roto tampoco. Somos iguales, todo el mundo igual,

todo igual, eso sí. La luz, importante también.

Claro, la luz tiene que acompañar no puede ser un foco ahí

en la cara como si fuera un interrogatorio

porque cortaría un poco la... Pero tampoco que no veas nada

porque hay que ver la comida y a tu pareja también.

Yo aconsejo una luz suave con una velita que acompaña,

le da ahí como una... La música es importante también,

os recomiendo que preguntéis

no el mismo día, sino días antes: "¿Qué tipo de música te gusta?"

Entonces luego cuando viene la pones y la pinchas

y dice: "¿Cómo lo sabías, eh? Tú sí que sabes".

O preguntar a los amigos para sorprender.

También con la comida: "¿Cuál es tu comida preferida?"

Y tú ya te sacas el libro de "Torres en la cocina"

y calcas, copiar. Bueno, creo que si seguís

estos consejos triunfaréis, seguro.

¿Hacéis algo en San Valentín? Cuando podemos, tras el trabajo

quedamos a cenar, hacemos algo. Se os ve muy enamorados.

A todos, eh.

(RÍEN)

Bueno, vale, vamos ahí. Vamos a estirar la masa, venga.

Veis que la masa está fría.

Con rodillo y si tenemos papel de horno, mucho mejor

porque el papel sulfurizado, lo vamos estirar aquí.

También reaprovechamos, reutilizamos como dice Javier.

Lo cortamos con el cuchillo mejor que con la mano.

Es igual. Quedará más bonito.

Y ahora, eso sí, si la trabajamos un poco,

mucho mejor. Hay que darle calor.

Amor, cariño. Claro.

Bien, y ahora ya la vamos estirando.

Creo que es un día de excesivo consumismo.

Cuando vas por ahí y se acerca San Valentín

todo son como corazones enormes en la ventana,

en los aparadores y es como, creo que se ha vuelto

un poco como de consumo y lo bonito es el amor

y ya está, no hace falta nada, Una flor o algo.

Un detalle siempre hace ilusión. Yo qué sé, no sé.

Lo digo para ir avisando por si... No, no, algo caerá.

A ver, aguántame el papel un momento, Sergio,

y así lo estiro que al principio se mueve un poco.

No se va a pegar, lo podríamos estirar,

perfectamente, en el papel.

Pues quitamos, claro que sí, esto se hace aquí, ya verás.

Ponemos un poco de aceite en la mano,

ya veréis, y, directamente, al molde, trac, tac.

Y ya no se pega, el papel sulfurizado no se pega

porque ya sabemos que...

Es antiadherente. Una masa, como es muy rica,

hay que ir con cuidado en trabajarla porque sí es verdad

lo que decíamos que esta masa es un poco más delicada.

No la hagas más fina que si no, no podremos.

Vale, ahora lo primero, haremos la base,

necesitáis unos cortapastas, cortamos la base.

Uno. No lo hagas, Sergio,

que me destrozarás la masa. Dos, tres.

Bueno, yo, pero, chaval. Tres bases.

Exactamente, y las ponemos en el fondo.

Del molde, así de fácil.

Patapam. Y ahora cortamos.

El fondo es la base y la base es el fondo.

Unas tiras que me aprovecho.

Más o menos, haremos la mitad del molde, entonces, cortamos así.

Bueno, y algo que no hemos dicho

también, si hay fútbol, no pongas la tele, no la pongas.

A no ser que a tu pareja también le guste.

Nada, fútbol no. Ni la escuches con el móvil aquí.

Tampoco, es un día que da igual, ya te enterarás.

Vale, ponemos aquí, veis, lo bueno de esta masa

es que puedes volver a hacer una bola,

volver a estirar sin problema.

Se trabaja muy bien. Veis, lo que hago aquí ahora,

simplemente, es coger. Tenéis que ver porque encoje

un poco esta masa, siempre hacerla un poco más larga.

Más larga... Sí que encoje, sí.

¿Veis? Si haces esto, pam y ya está, con esto nos quedará

aquí una tartaleta muy curiosa, muy bonita.

La hemos hecho nosotros que eso también ganas puntos

porque hay que hacer las cosas,

las manualidades. Tiene mucho más valor.

Aunque no os quede perfecto,

da igual, la intención es lo que cuenta.

Venga, hagamos tres. La intención es lo que vale.

Aquí tienes un trozo más Y dices: "He cocinado todo el día

para ti, mi amor". Eso es muy bonito.

No hace falta que sea el día de San Valentín para hacer eso.

Ya lo dijimos, pero tiene que ser.

¿Tiene que ser San Valentín? Tiene que ser a diario,

pero en San Valentín también.

Todos los días tampoco. Todos los días que se pueda,

vamos a cocinarlo 180, 18 minutos.

Primera elaboración ya la tenemos en el horno.

El pollo está en el horno, vamos allá.

Ven, Sergio, le vamos a poner, normalmente, es una masa

que no suele subir, pero para asegurar...

Ay, las judías, las judías, es verdad, espera, lo ponemos ahí.

Vamos a poner. Ven.

Bueno. Ponlo aquí que te iba a echar

unos chino que hace tiempo que no...

¿Seguro? Venga, que gané

todas las que jugamos. Perdona, todos ven que nunca ganas.

Espera, que lo pongo al horno, bueno.

Uno, ¡pam! Esto es el peso, ¿eh, es para...

Ya está. Para que no suba, aunque la brisa no sube mucho.

Tres, tres. Sí, venga. ¡Sales tú!

No, joder, si lo he dicho yo...

Sales tú. Venga, vale. Salgo yo.

¿Ya? ¡Cuatro!

¿"Cuatro"? ¿"Cuatro"?

Venga, rápido. Tres.

He ganado, como siempre... No pasa nada.

Vale, chaval. Siempre gano yo.

Hoy no sé qué ha pasado. No es verdad.

Venga. Vamos con...

No me lo puedo creer. Venga, va.

Vamos a... No lo tendremos en cuenta.

Vamos con la crema de espárragos. Muy bien, Sergio.

El espárrago, decían que incitaba a la lujuria.

¿Te has quedado bien? No, ya está.

(LLORA)

Primero, vamos a picar cebolla.

Javier guardará las puntas de los espárragos.

Las puntas las guardo. Y picará lo otro.

Exactamente. Y veréis qué haremos;

vamos a hacer una crema de espárragos,

le vamos a poner vino blanco, y será una cosa...

Una crema que está... superbuena.

La presentación es muy bonita.

Ojo con la crema, de verdad, porque la crema la podéis usar

si tenéis poco tiempo, podéis hacer solo la crema.

Sí, voy a poner hasta lo verde.

Venga, vamos a empezar a rehogar y Javier va a picar los tallos.

Fijaos, las puntas las guardo

y esto lo cortamos en rodajas.

En rodajitas bien bonitas.

La voy a poner toda, ¿no?

También, ponemos el espárrago, el espárrago verde.

Ahí está. Vamos a hacer una crema muy chula, muy buena

de sabor y de color.

Vale. ¿Este trocito lo dejas?

¿Eh? Ponla, ponla si quieres.

¿Para qué lo dejas? No sé... para ver si la ponías tú.

Ya sabéis que la diferencia entre el espárrago verde y el blanco

es, simplemente, que le ha dado el sol,

al darle el sol el espárrago se pone verde

y al estar debajo de tierra se queda blanco.

Las puntas al final, las rehogaremos.

Siempre ponemos sal y pimienta, aquí le vamos a poner

un vino blanco seco. Hum...

Del que vamos a servir en la mesa, guardamos un poquito,

si fuera cava o champán, también, vale.

Ahí está, sal y pimienta.

Vino blanco. "Vino blanco"

Dejamos evaporar. Correcto. Y crema de leche.

Todo esto lo vamos a reducir y haremos una crema, una crema...

Tenemos un queso...

Sí, sí, se lo vamos a poner.

Ahí está. Superqueso gorgonzola.

El resto lo vamos a guardar para después de la cena,

nos los comemos con el vino tinto.

El gorgonzola nos ayuda a dar sabor,

por eso es un crema superbuena. Y a dar textura.

Y, luego, nos espesa, nos espesa bastante la crema.

Le pongo un buen trozo, ¿eh?

Es un queso de la familia de los quesos azules

pero es muy suave, muy suave.

Luego, tenemos otro productazo que viene directamente desde León.

Bueno... ¿Qué podría ser? La cecina.

Cecina de vaca ahumada. Está tremenda.

La vamos a saltear un poquito. Luego, la saltearemos

porque le pondremos en la crema un poco de...

Ya huele, ya sale... De cecina.

El aroma del gorgonzola.

Estos dos platos son para enamorar,

porque la estética importa, que sea bonito.

Esta tartaleta es preciosa, de verdad, es muy chula;

y, luego, el rape, también.

El rape, aparte de ser muy bueno es muy bonito.

Rape picantón. Lo de "picantón" tiene rollo, ya...

En el doble sentido de la palabra, es picantón.

Voy a probar de sal. Tengo cecina.

Siempre hay que probar, probar y probar.

La cecina la vamos a usar en dos elaboraciones, ya está aquí.

Vamos a hacer... ¿Cómo está?

Está buenísima. Bueno...

No pongo sal porque el queso tiene su potencia.

Sí. Pero pimienta sí.

Tengo un baño María invertido, cuando cocine, nada...

Dos o tres minutos el espárrago y la cebolla.

Lo vamos a triturar ya. Que reduzca.

Lo enfriaremos en este baño María. Qué bien huele.

Luego, tendremos que esperar a que se cocinen las tartaletas

y a que se enfríe bien la crema. Dale bien.

Ya está, si quedan trocitos está bien.

Y no la colamos. No.

Así es más bonito. Vamos a dejar que se enfríe la crema

y que se cocinen las tartaletas, y volveremos para darle el toque...

De cecina y de las puntas de espárrago.

El toque de amor.

(Música)

Ya están cocinadas las tartaletas, ya están frías,

las hemos sacado del molde y quedan fantásticas, superbién.

Están Superbonita.

Se pueden rellenar y la galleta es superbuena;

es la brisa, que es muy buena.

Vamos a hacer la cecina, la voy a saltear, ligeramente,

con estas puntas de... La mitad se las pones a la crema,

esas las pones en crudo y otro poquito, aquí.

Bueno... Pónselas... Ahí te veo, muy bien.

¿Te hace ilusión?

Sí. Dentro de la crema esa cecina va muy bien, ese toque salino...

Solo le pongo pimienta, porque la cecina lleva sal

y va a coger más potencia cuando la salteemos.

Solo salteamos ligeramente. Tú puedes rellenar las tartaletas.

Vamos ahí.

Te decía que las pusieras en el plato para no manipularlas.

¿Eh? Sí, sí, venga.

Tranquilo, tranquilo. Ah...

No sufras. Es que es mi plato.

Vamos a rellenarlas pero no mucho,

porque tenemos que poner los espárragos.

Venga ahí. Fijaos qué cosa más bonita.

Ponéis una para cada uno, la decoráis bien...

Ahí está, no le doy más.

¡Perfecto, vamos allá!

Rellenamos...

¿Haces dos? ¿Para ti y para mí?

Exactamente. Muy bien, Javier.

¿Qué te parece? Puede llevar un poco más, ¿vale?

Vale. Ahora, lo que hacemos es...

Plantar aquí los espárragos, fijaos qué cosa más chula.

Vamos a poner varios, ya que los tenemos.

Y, luego, pondremos la cecina y una hierba bien chula.

Tengo salvia, así que le pondremos salvia.

Aparte de ser muy sana, le va a dar un toque muy alegre.

La cortamos en juliana finita.

Toda esta cecina, que está crujiente, podría ser jamón, ¿eh?

Pero la cecina...

Y bonito, que sea bonito, que sea bello.

Sabéis que nos gustan impares pero en el Día de San Valentín...

Hoy toca par, venga. Ahí está.

Perfecto. Primer plato.

Y, ahora, vamos con el plato, con el plato fuerte,

vamos a hacer un rape al picantón,

porque lleva el toque de picante, que va bien

y dicen que, también, es afrodisíaco.

El picante, sí. Y lo de "picantón" mola, tiene buen nombre.

Lo primero que tenemos aquí es el rape,

este superpescado que nos encanta a todos

y, encima, no tiene espina.

Lo hemos pedido en la pescadería limpio. A veces...

Pasa de mí. Sí, bastante.

¿Es que no me amas? ¿Eh?

¿No me amas? No.

¿Ah, no? No.

Vaya... Pues, eso le va a doler a mucha gente.

Yo te quiero pero no te amo, o sea...

Pues, yo sí. Te tengo un cariño de hermano.

Pues, yo sí que te amo, tío. Yo no.

Cuidado...

(RÍE)

Lo que decíamos, hemos pedido el rape limpio,

si no, lo limpiamos nosotros.

Espera, espera, espera, espera. ¿Qué?

Si lo haces así, te digo una forma y le quitas la piel de fuera.

Un truco, un truco Sergio.

Es que no quiero quitarle la piel ni nada.

¿La telilla esta no la quitas? No.

Vale. No lo quiere saber, hoy no está fino.

¿Veis? Sacamos el filete o podemos pedírselo al pescadero.

Evidentemente, después, le decimos que nos den la cabeza

y todas las partes, ¿no?, y la espina central,

porque nos servirá para hacer un caldo.

No ahora, pero para hacer un caldo en otra ocasión.

Vamos a cortarlo en medallones.

Y yo lo voy dorando. Aceite bien caliente en una sartén

y, simplemente, lo doramos, lo marcamos, lo sellamos,

porque coge más sabor así. Tacos grandes, ¿eh?

Ya veis que este rape está espectacular, está superbién,

ya se ve. Y lo vamos a hacer todo.

Hombre, haremos una buena cantidad para que llegue para todos,

incluso, para el equipo.

Sergio ha dicho: "Vamos a hacer dos tartaletas".

¡Hay que hacer cantidad!

Pero las tartaletas las hemos hecho entre los dos, no yo solo.

Javier, es un día para quererse, es el día del amor.

Quedan bien, pero... Es un día bonito,

hay que estar más abierto, abre tu corazón.

Aquí pondremos un poco de sal y pimienta;

y aquí mismo haremos, luego, el sofrito,

haremos una marca fantástica, y el pescado nos deja los jugos,

que eso es genial.

Creo que el Día de San Valentín nos tendríamos que ir a cenar.

Estás muy raro, Sergio.

No pasa nada, tío, es el día del amor.

¿Te has dado un golpe o algo? No, no.

Nunca te había visto así.

¿Cómo que no, tío? Siempre expreso mis sentimientos.

Bueno, marcamos, sellamos bien.

Un poco de aceite de oliva. Muy bien, Javier, ahí te veo.

Este aceite nos va a servir luego para hacer toda la marca.

Correcto. Voy picando verdura. Venga.

Aquí tendremos todo el jugo de este fantástico rape.

Es solo vuelta y vuelta.

Pimiento rojo.

Picantitos, ese día hay que poner...

En San Valentín hay que poner un poco de picante, así...

Esos días que te da calor y te quitas la ropa, esto va bien.

Pimiento rojo, tomate, cebolla y patata chascada, también.

Voy picando el pimiento rojo y la cebolla en "brunoise",

ya sabéis que es cortado chiquitito.

Ya tenéis la Wikitorres ahí a tope.

Os dejamos aquí una herencia muy importante

de técnica, trucos, de todo.

Sabor extra. Fijaos. Ese tostado que tenemos ahí,

ya es un sabor extra.

Tanto el rape coge más sabor, como todos los jugos

que tenemos ahí, nos van a dar mucho más sabor.

Y el pescado ya lo reservamos para el final.

Lo que queremos es poca cocción.

Si queremos que sea bien bueno.

El pimiento lo pongo todo. Como hemos puesto todo de todo,

pues venga. Hoy es un día para ser generosos.

Hoy no hemos hecho dulce, pero ese día lo podéis comprar.

Chocolate va bien. Bueno.

Chocolate, con eso no fallas.

¿Os gusta el chocolate, parejas, a todos? Sí.

Vale. Cebolla. El pimiento rojo, la cebolla.

Guindilla fresca. Podría ser guindilla seca.

Pero la guindilla fresca es más suave, no es tan picante.

Depende. A veces sí.

Normalmente, no. ¿Alguien la quiere probar?

No. Entonces, la punta pica menos.

La parte de atrás pica mucho más.

Ahí, vamos a cortar la parte de adelante.

Y lo vamos a hacer picantito. Por eso se llama picantón.

Picantón ahí.

O sea, que me voy a atrever a ponerle bien.

Yo le pongo. Ahí va.

Perfecto. La cebolla.

Venga. Ahora pimentón, brandi y tomate.

El tomate lo vamos a rallar, de la manera más fácil.

Tenemos rallador por aquí, ¿no? Sí.

Venga. Pimentón, brandi, tomate.

Yo voy a pelar las patatas.

Le vamos a poner patata, que es lo que más tarda.

Y las pelo así. La voy a pelar con el cuchillo bien finitas.

Venga. O si no, lo voy a triturar.

También es otra manera.

Y más fácil, eh, porque aquí lo cortamos a cuartos.

Bueno, nos guste San Valentín o no, es una excusa perfecta.

Y no sabéis por qué es San Valentín.

¿Lo cuento? Claro. Cuéntalo.

Claudio II, que era un emperador... Es muy interesante.

Claudio II, que era un emperador, prohibió casarse

a las parejas jóvenes. Porque los hombres que iban

a la guerra, los guerreros,

perdían la valentía. Claro. Cuando uno tiene familia,

pues no se pone en primera fila igual que uno que no tiene.

Entonces, un obispo que se llamaba Valentín,

a escondidas casaba a los jóvenes.

Hasta que el emperador lo pilló y se lo cargó.

Pero, entonces, lo hicieron santo

y por eso existe el Día de San Valentín.

Para el que no lo sepa.

Por eso creo en el amor.

Bueno, aquí triturar y colar.

Porque yo la verdad es que la piel,

para un buen sofrito, mejor si no está.

Bueno, yo voy chascando la patata.

Ya sabéis que chascar es abrir, romper los poros de la patata

para que coja... Se impregna más la patata

y luego también suelta más el almidón,

que es lo que nos interesa. Fijaos.

Está bien dorado ya el tema de la cebolla con el pimiento.

Ya está cogiendo color. Y la guindilla, eh.

Y ahora, toque elegante, que es brandi.

¡Oh! El brandi que le da aquella solera, aquella elegancia.

Le ponemos un buen chorro de brandi y dejamos evaporar.

Que se concentre.

Yo creo que con esta patata nos llega.

Ahora ya colamos el tomate, apretando bien

para sacar la piel,

lo que no nos interesa, vamos.

Esta receta lleva al final una picada...

Un majado. Sí. Lleva un majado muy bueno.

Que está muy bien. Eso ya le da textura.

¿Has puesto el pimentón?

No. No lleva. Esta receta no, Sergio.

Vamos. Era para ver si estabas al loro.

(RÍE)

Lo que lleva después es azafrán en la picada.

Sí. Azafrán lleva en el majado.

Perfecto. El azafrán le dará

un toque fantástico. Vamos a sofreír

el tomate un poco. Le vamos a poner "fumet",

caldo de pescado, ya sabéis.

Esencia de pescado. Y las patatas.

Y a partir de aquí, lo tenemos que dejar cocinar

hasta que la patata esté tierna, blanda.

Y luego ya acabar con un toque de magia.

Fijaos. ¡Viva el mercado!

Viva. ¡Qué navaja! Esta es del Delta del Ebro.

No es de Galicia porque es más pequeña.

Esto se lo pondremos al final. Son navajas.

Fijaos qué tamaño. Una navaja pequeñita,

diminuta, buenísima. Delicada.

Las tenemos en agua por si tienen un poco de tierra, que no tienen.

Luego las abriremos ahí en la plancha

y acabaremos el plato con esto y con otros toques.

Eso es un manjar. Delicioso.

Vale. Pon la patata, Sergio.

Caldo de pescado, "fumet", que sabéis que es puro sabor.

Y aquí vamos a buscar eso, sabor para enamorar.

Poned luego, para acabar, la canción del amor.

¿Cómo era aquella? ¿Sabéis cuál es o no?

¿No? ¿La habéis pillado o no? ¿Nadie?

Nadie lo sabe, Sergio. ¿Tan mal canto?

(TARAREA) (CANTA) #Viva el amor.#

(TARAREA)

¿Eh? ¿No? Ya la buscaremos.

Cortad. (RÍE)

Dejamos diez minutos.

Bueno, está la patata. Le quedan tres o cuatro minutos.

Pero, bueno, ya está bien cocinada. Vamos a poner el rape.

Solo lo habíamos marcado.

Lo vamos a terminar de cocinar.

Y nos vamos a ir con el majado. Exactamente.

¿Vale? Con el supermajado.

Aquí tenemos,

lo que decíamos, almendras pero ya tostadas.

Almendra marcona.

Y le vamos a poner, eh, para ligarlo bien,

para que quede bien sabroso. Después, avellanas.

Unas avellanas tostadas también. Importante.

Si no, habría que tostarlo para que coja bastante sabor.

Picos. Picos de toda la vida. El pan.

Que ya lo tenemos tostado también.

Y esto para el majado va fantástico.

Un poquito de sal. Esto apetece.

Ahora viene de maravilla. Esto reconstituye.

Te deja nuevo. Y azafrán.

Toque total. Azafrán.

Sergio le pondría una hebra. Yo le pongo más.

Bueno, si haces esta cena,

os aseguro que lo petáis.

Vamos. ¿Qué?

Nada, nada. Tú sigue a lo tuyo.

Venga. Y podemos poner un poquito de perejil también.

Perejil lo que hace, es que nos da frescor.

Y ahora... A majar.

Venga. Él va majando y yo voy a abrir las navajas.

Tenemos, simplemente, una sartén con aceite caliente.

Un poquito. Y es abrirlas a la plancha.

Simplemente, abrirlas. Ya está.

Le vamos a poner una buena cantidad.

Esta, al ser tan pequeña, es que no tiene nada.

Es muy fácil de hacer.

Bueno, tenemos aquí el majado bien... bueno, bien majado.

Y esta, simplemente, las voy a limpiar,

porque al ser tan pequeñita, no hay que quitarle nada.

Quitarles la cáscara y ponerlas aquí.

Ya están. Como luego se van a terminar en el guiso,

pues no hace falta tampoco.

Y desde aquí mismo, fijaos, eh. Cojo la navaja.

La limpio y la pongo aquí dentro. ¡"Pam"! Ya está.

Y yo voy a diluir con un poquito de caldo.

Las ponemos enteras. Son pequeñitas.

Este majado que le va a dar un toque espectacular.

Vale.

Y ahora ya el majado. Y ya te digo que tenemos

un platazo aquí de éxito, de éxito total.

Ahora, ya veréis, va a cambiar el color

y va a espesar un poquito. Y el sabor picantón ahí.

Es un día que el picante tiene que estar.

En el doble sentido de la palabra. Ahora tenemos un superrape.

El rape no ha cocinado mucho, con lo cual, queda jugoso.

Si no, queda demasiado seco.

Y lo vamos a emplatar aquí.

Es como... Bueno, desde aquí no sé si...

Te digo yo que pica. Tiene un toque rosado.

Es como un poco rosa. No es rosa, pero tiene un toque.

Muy poco, pero lo tiene.

Vale. Tienes verde, ¿no? Sí.

Vamos a poner un poco de perejil.

O no. Le voy a poner cebollino.

Ya entra el hambre solo de verlo.

Y esto, triunfáis. Métele ahí, no tengas miedo.

No. De momento, así.

Que se vea bien bonito.

Que se vea el medallón un poquito. Vale.

Estupendo. Ponemos bien de cebollino,

que eso le va a aportar frescor. Y fijaos qué dos platos

con mucho amor hemos hecho.

Unas tartaletas de espárragos trigueros,

que se llaman también, con cecina de León.

Superbueno. Y, además, la brisa es fácil de hacer.

Y después, un rape al picantón, que es un platazo.

Esperamos que viváis el día del amor como nosotros,

con cariño. Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Y nos vemos muy pronto. Gracias por estar ahí. Adiós.

(CANCIÓN) #No puedo vivir sin ti.#

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Tartaletas de espárragos y rapé picantón

Torres en la cocina - Tartaletas de espárragos y rapé picantón

14 feb 2019

Hoy Javier y Sergio preparan un menú especial para San Valentín: unas tartaletas de espárragos trigueros y un rapé picantón con navajas y una salsa espectacular.

ver más sobre "Torres en la cocina - Tartaletas de espárragos y rapé picantón" ver menos sobre "Torres en la cocina - Tartaletas de espárragos y rapé picantón"
Programas completos (794)
Clips

Los últimos 2.574 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios