www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4854784
Para todos los públicos Torres en la cocina - Salteado de presa ibérica y tallarines - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Bienvenidos a "Torres en la cocina",

tenemos un programa muy completo, que haremos de una vez.

Sí, vamos a hacer una pasta casera de zanahoria buenísima

con una ensalada, un plato muy completo,

pero no lo haremos solos porque tenemos un invitado;

una persona que iba para médico, pero se desvió,

y hoy en día es un gran actor: Octavi Pujades.

¡Bienvenido! ¡Uh! Buenas.

¿Cómo estás? Bienvenido. Bien. ¿Qué tal?

¿Cómo estás? Bien.

Gracias por venir. A vosotros.

Me han dicho que la cocina se te da de fábula.

Sí, sí, claro, sobre todo, limpiarla,

lo de cocinar lo llevo un poquito peor.

Ya te has lavado las manos, venías preparado.

Claro. Toma el delantal de honor.

La primera prueba, a ver cómo me lo pongo.

Bueno, es fácil. Dobladito, ¿no?

Exactamente. Toma, a la primera.

A la cintura, que marque talle. Sí, ahora le das la vuelta.

¿Estás fuerte, eh? Estás en forma. Sí, es la cámara, que engorda.

No, sabemos que eres un gran deportista, que te gusta mucho...

Sí. Te gusta el deporte,

te pones en forma y te cuidas comiendo bien.

Lo intento, porque entrenar sin comer bien es...

Dificilísimo. Tirar el tiempo a la basura,

hay que hacerlo bien y descansar bien.

Exactamente. Evidentemente.

Hemos hecho un plato ideal, un plato completo para todos.

Para todo tipo de personas. No solo para deportistas.

Vamos a empezar por la pasta. Sí.

Vamos a hacer una pasta, que no hemos hecho nunca aquí.

Es muy fácil. Trae una puntilla. Haremos pasta de zanahoria.

Vamos a empezar por triturar la zanahoria.

Esta zanahoria está... Mira, te la doy y la pasas.

Está cocinada, ¿eh? Y tú la pasas, ¿vale?

Está bien cocinada, por eso está así, claro.

Ah... Lo que hacemos es sacar las puntas,

romper un poquito o cortarla y las pasas con el pasapurés.

Vale. Así, ¿no? Tal cual. Sí.

Exactamente. Perfecto.

Ya verás que se va pasando. Se hace puré, claro.

De vez en cuando, vas girando y se va reposicionando.

Si quieres apoyarlo, puedes. Vale, mejor.

Octavi, a los invitados les hacemos un test,

el test del cocinillas, para ver su nivel.

¿Haciendo esto? ¿Todo a la vez? No sé si podré.

También. Adelante, dime.

A ver, la primera pregunta que te haríamos:

¿Has cocinado alguna vez para impresionar a alguien?

Sí que lo he hecho, claro. Ah, muy bien.

Por supuesto. Uno ha tenido sus años mozos, sus años de ligoteo,

y me ha tocado hacerlo, para bien o para mal.

¿Cuál es el plato que haces bien, que dices: "Lo hago bien"?

Realmente, uno tiene que ser muy consciente de sus limitaciones,

esto creo que ya está. Sí, ya está.

Como tengo mis limitaciones, he cogido buenos ingredientes

y he hecho cosas sencillas. Bueno, eso está muy bien.

Hacer una buena carne y tirar de queso y jamón buenos,

quedas como un señor. Y si coges un buen vino,

tras dos copas, lo que hayas hecho mal se va diluyendo.

Claro. ¿Eres más de comer o de cocinar?

Mucho más de comer, lo hago más veces al día

que lo de cocinar. Claro.

¿Comes de todo o...? Bueno, sé que te cuidas, pero...

Me cuido, pero tengo una vida bastante ajetreada a causa

de la familia y del trabajo, tengo poco tiempo para cocinar,

y tampoco ha sido, nunca, una afición mía... muy intensa.

Ajá. Entonces, como cosas sencillas:

como mucha fruta y mucha verdura. Eso está bien.

Como cuatro o cinco veces al día y como mucha proteína;

en cada una de mis comidas hay proteína, hidrato y grasa.

Cuando tengo a mis hijos en casa sí que cocino.

Muy bien. Bien, es mucha responsabilidad.

Pues sí, porque los niños comen todos los días.

¿Les cocinas algo especial o normal?

Intento que sea sano, sobre todo. Muy bien.

Y sencillo para no tardar mucho, porque tienen que ir al instituto.

Y que les guste, porque cocinar para los niños...

Eso también. A uno sí, al otro no...

La pasta. Tenemos el puré de zanahoria,

que estaba precocinada, la cocimos antes; harina.

A degüello. Sí, harina normal y corriente.

A la pasta seguro que le das a tope, ¿no?

No te creas, ¿eh? ¿Ah, no?

No hago una dieta muy alta en hidratos de carbono.

Más proteína. Bueno, más o menos equilibrado.

Como han cambiado lo de la pirámide alimentaria...

Bueno, yo sigo. Realmente, hacemos una dieta

demasiado alta en hidratos de carbono, muy basada en el cereal,

y como una dieta más mediterránea: más fruta y más verdura.

No, está muy bien. Está perfecto.

He puesto un huevo y vamos mezclando.

Ajá. Ponle aceite de oliva, un pelín.

Verás qué pasta más guay. Lo mezclo un poco

y, ahora, te tocará a ti. Le doy yo, ¿no?

Venga, a tope. ¿Le has puesto sal?

Cuando no se pueda con la cuchara, le damos con la mano.

Vale. Perfecto.

Es una forma para enseñar que hacer pasta en casa es muy fácil.

Es muy fácil. En cinco minutos tienes

pasta casera que tardará minuto o minuto y medio en cocinar;

o sea, es superfácil de hacer. La hemos hecho de remolacha,

de zanahoria, de espinaca, de calabaza...

Ahora, con la mano. De especias, de azafrán.

¿Con las manos? Sí, ahora sí.

Me las he limpiado, eh? Ahí, ahí.

"Ahí" ¿Es tu primera masa o pasta casera?

No es la primera, pero hace mucho tiempo que no hago;

he hecho "panallets" y pastelitos con mis hijos

cuando era más pequeños, ya no quieren hacer estas cosas conmigo.

(RÍE) Una curiosidad que tengo; terminaste la carrera de médico.

Acabé la carrera de Medicina, sí, señor.

Acabé la carrera e hice el examen MIR,

que es el examen que te da acceso a la especialidad.

Me parece complicadísimo, ¿no? Sí, además, yo estudiaba

en la biblioteca con compañeros de Química y de otras carreras;

entonces, ellos terminaban su último curso, y ya está,

tenían que buscar trabajo; pero los de Medicina teníamos

que ponernos a estudiar de verdad para el examen MIR,

que es lo más complicado de la carrera, puede salir de todo.

Oye, te veo ahí bien. Me ves bien, ¿no?

Esto es muy español, uno trabaja y los demás miran.

Es verdad, no puede ser. Te echo más harina, que se pega.

Nosotros hemos hecho trampa, bueno, un truco.

Tenemos un truco ahí. Tenemos una masa reposada

en la nevera ya. ¡Ah...!

Porque tiene que reposar. Ahora te ayudo, verás.

Vale, pero quítame esto. Ahora, haces así.

Sí. Como tienes las manos limpias,

todo va... Sí, todo alimenta.

Esto es lo mismo que tiene Octavi. Se pega mogollón.

Reposado durante treinta minutos en la nevera,

es la misma masa, pero no se pega, tiene una textura...

A pesar de que la zanahoria tiene bastante agua.

Cuando ya está así, el truco es ponerla encima de la mesa

para mezclarla mejor y que se integren los ingredientes;

enseguida, los ingredientes se mezclan y, luego,

como dice Sergio, la dejamos reposar en la nevera

una horita y ya pierde esa elasticidad.

Ajá. Fijaos qué color más bonito.

Es la misma, pero reposada, con la harina de fuerza coge correa;

la correa es cuando la estiras pero vuelve a su estado original.

¿Cómo te da por hacerte actor una vez que estás metido

en todo el tema de la medicina y, después, de haber hecho el MIR?

Fue, un poco, por casualidad, porque yo en el colegio

hacía obras de teatro y las dirigía.

¡Toma ya! En el instituto ya no lo hacía,

pero cuando terminé la carrera, mientras preparaba el examen MIR,

que es todo un año en el que solo estudias, estaba en casa

y empecé a trabajar de noche; empecé a hacer cosas

de fotografía y de publicidad. De noche, ¿eh?

Sí, de azafato, de camarero en discotecas.

Bueno, de todo, ¿no? De buscarse la vida.

Sí, pero que me dejara tiempo para estudiar de día,

porque lo que yo pretendía era sacarme el MIR.

Debe ser difícil trabajar de noche y estudiar de día.

Sí, además, iba a una academia y, muchas veces,

iba de empalme a estudiar medicina después de la discoteca.

Qué duro. ¡Guau! En fin, me salió mi primer cásting

para una serie, después de hacer el examen y antes de elegir plaza.

¿Era "Al salir de clase"? Antes, se llamaba "Happy House",

se rodó en el año 99; o sea, que ya tengo unos añitos.

En "Al salir de clase" estuve en 2001

y lo primero que hice fue en el año 99.

Y, nada, me cogieron y desde entonces hasta ahora.

¿En qué momento te cambia el chip para decidir

dejar Medicina y lo que conlleva? Que lo estudiado te sirve

porque sabes de medicina, pero ¿cuándo dices:

"No quiero dedicarme a esto, hago lo otro"?

El momento fue cuando terminé la primera serie

y me encontré sin nada, tenía que elegir una cosa u otra,

y dije: "¿De qué me voy a arrepentir dentro de 20 años?

¿Con las ganas de qué me voy a quedar de no haber elegido?

Voy a intentarlo". Claro que sí, hay que hacerlo.

Pues sí. Te toca hacer pasta.

Vamos a estirar la pasta. Te digo cómo va la máquina.

Se puede hacer a rodillo, ¿eh? Venga, la hago a rodillo.

Hay que ir pasando. Ajá.

De momento, vamos haciendo una pasada.

No hace falta fuerza. Y, luego, lo que vamos haciendo

es ir cerrándolo un poquito más. Vale.

Si tenéis la máquina, genial, que no...

Como lo hago yo, con un rodillo e ir estirando con paciencia.

No hay que comprar nada.

La vamos pasando y va quedando fina.

Se me acaba de ocurrir, si queréis la masa con más color

podéis echarle cúrcuma, es el colorante de las indias

que da un poco de sabor, además, y quedará el color más anaranjado.

Oye, también, has hecho una serie...

Un poco de harina y pasamos. Sí.

Una serie de medicina que se hacía en Televisión Española.

Sí, ahí estuve. "Centro médico"

Siendo médico y hacer de actor de médico...

Es curioso. Eso tiene rollo, ¿no?

Es curioso, yo empecé en el 99 y hasta el 2016

no había hecho nunca de médico en una ficción.

Entonces, me salió una TVMovie para Televisión Española,

"Los 22 ángeles" y, luego, entré en "Centro médico".

Y ahí me lo pasé muy bien.

¿Te tocaba asesorar o no? Sabiendo de medicina...

"Centro médico" sigue y creo que es una pedazo de serie.

Creo que ya está. Es muy necesaria en televisión

y, más en una pública, pero había, hay, asesores médicos

que saben muy bien lo que hacen. Aunque, a veces, si eres del gremio

puedes aportar tu granito de arena: "Esto es mejor así o asao...",

pero están muy bien asesorados.

La gente se puede fiar de lo que ve porque hay médicos de verdad.

Bueno, vamos a cortarla, lo haremos a cuchillo.

Primero, tenemos que enrollarla. Sí.

Pongo bastante harina porque en la cocción la perderá,

así que no pasa nada, ¿vale?

Se puede hacer de esa forma o, también, como un libro.

Ajá. Pam, pam.

Vamos enrollando. A partir de aquí, con un cuchillo

se cortan las puntas y, luego, se va cortando así.

A nosotros nos quedará mucho mejor. Hombre, por supuesto.

Luego, lo sueltas y aquí tienes estos espaguetis.

¡Hey, rodillo y cuchillo!

Quitamos esta parte que es más... Totalmente a mano.

Perfecto. Vamos haciendo así.

Bien finitos e iguales, ¿no?

Y aquí tenemos nuestra superpasta.

Está perfecta.

La dejamos aquí para que se vaya secando un poco.

Bueno, la dejamos un momentito.

En "Al salir de clase" conseguiste ser un actor principal, ¿eh?

Sí, entré en 2001. Eso tiene mucho mérito.

La verdad es que ahí me lo pasé muy bien, muy bien;

fue el primer trabajo que hice en Madrid, conseguí representante,

es donde empezó la rueda a girar y, de momento, no ha parado.

Bueno pero ahí te vino, un poco, el...

La marabunta de la fama, ¿no? Sí, sí.

Siendo tan joven, también; bueno, no tan joven pero...

Ya lo viví en "Happy House", siempre lo cuento:

mi compañero de rodaje en "Happy House", Juli Fàbregas,

es un actor que tiene los ojos muy azules;

la serie se emitía los sábados por la tarde en La 2,

el primer día nos vio un 3% de la población,

y al siguiente lunes por la mañana a primerísima hora íbamos a currar,

yo le recogía en Barcelona con la moto, nos ponemos el casco,

nos paramos en un semáforo y vemos en un coche a un niño

en su sillita que mira, nos ve a los dos, con los cascos, ¿eh?

Eso pasa, doy fe. Y dice: "Los de "Happy House"".

Y yo: "¡Ostras!". Qué fuerte, ¿no?

Un niño nos reconoció por los ojos y no nos había visto ni el Tato.

Y ya en "Al salir de clase" fue un poco locura,

no había móviles con cámara, todavía, pero...

Vente aquí. Primero vamos a cocer el huevo.

Venga, perfecto. Que son seis minutos

porque queremos un huevo que acompañe a la ensalada.

Para que no se nos rompa lo ponemos con la cuchara,

el agua, prácticamente, va a arrancar a hervir,

lo ponemos con cuidado y, Sergio, la gallinita feliz.

Se llama un huevo "mollet", quiere decir que está...

Blandito. Blandito por dentro.

Seis minutos. Ponemos el pollo.

Vamos a hacer una... Cinco y seis, vale.

Vamos a hacer un juego contigo. Vente a la zona del público.

Con el público. Vamos a ver tu faceta de médico.

Hola. (TODOS) Hola.

Tenemos a una gran fan, bueno, todos lo sois pero...

Cada día os veo. No se pierde ningún programa.

Gracias, guapísima. Tienes pinta de buena cocinera.

Muy buena. -Bueno, procuramos.

Seguro, seguro. Javier, vamos allá.

De estos ingredientes, ¿qué le darías a un amigo

para levantarle el ánimo? Hay varios productos.

¿"Para levantarle el ánimo"? Sí.

Eh... chocolate, ¿no?

Chocolate. Sí, por supuesto.

Bien. Vale.

¿Y a alguien que tenga dolor de barriga, Octavi?

¿"A alguien que tenga dolor de barriga..."?

Pues, igual... ¿Esto qué es?

Eso es anís estrellado.

Una infusión de anís. Muy bien, oye.

¿Y a alguien que tenga dolor de barriga y quieres que tenga más?

Le daría un volante para el médico.

Para que tenga más, la coliflor, ¿no?

Sí. A ver si se hincha y revienta.

¿Qué es lo que más te gusta a ti de todo lo que hay aquí?

Evidentemente, mi paladar te dirá el chocolate

pero, quizá, elegiría las gambas.

Sí, estos son más pequeñitos, son los camarones,

pero es de la familia, ¿eh? Está, madre mía, está buenísimo.

Pues sí, creo que sí. Qué bueno.

Camarones y chocolate, pero por separado.

Hicimos una receta una vez, que la tenéis en la web;

gambas con chocolate, una receta medieval

que quedó buenísima. ¿En serio?

Aunque suena a una locura, las gambas con chocolate

es una receta increíble, es muy buena.

Luego, tenemos una sorpresa, al final,

vas a ser la primera persona en ver una cosa muy bonita.

Y vosotros, también. Vamos a prepararla.

Tenéis hambre, ¿no? Vale.

Vamos a... Vamos a terminar este plato.

Tenemos la pasta que se está secando ahí,

el huevo está cocinando y vamos con el salteado.

Octavi, la cebolla; Javier, el jengibre y yo, el pimiento.

¿Con este grande? Sí, con el que quieras.

O sea, me vais a hacer llorar. Vamos con el salteado.

Cuidado que los cuchillos cortan. Ya.

Tenemos una carne buenísima, la presa ibérica de cerdo.

Es una parte con una infiltración de grasa buena, muy buena,

y que hoy en día se encuentra fácilmente; le pondremos un poco

porque así, será mucho más completo.

Y combinamos siempre carne o pescado,

que en este caso carne que es la presa, y verdura.

Siempre hay que introducir la verdura.

Que no cuesta nada, que es muy buena, que es sana.

Y esta carne es de mucha calidad,

es cerdo ibérico.

Y la verdad es que es una grasa que...

es muy tierna la carne y es una grasa buenísima.

¿Cómo la corto?

Eh... mira, podemos cortar así.

Así. Exactamente.

Corto así por la mitad. Vale.

Y luego ya si quieres cortar así en...

que yo te veo ahí muy suelto con los cuchillos, ¿eh?

Sí, cuidadito conmigo.

Siempre y cuando pongas los dedos detrás no pasa nada.

Vale. Del cuchillo.

Bueno, carne sí comes, ¿no?

Carne sí. Vale.

Sí, bastante, bastante. Soy bastante carnívoro.

Y pescado también, ¿eh? Y pescado también.

Hay que comer de todo.

Si al final yo creo que es equilibrio.

Jengibre. Vamos a poner un poco de jengibre.

Nos vamos ahora a ese lado

a veces que nos gusta con la verdura japonés.

Lo vamos a saltear muy rápido, muy ligero.

Pero el dente vegetal que nosotros llamamos.

Octavi, vas más rápido que mi hermano cortando, ¿eh?

Sí, es para quedar bien en la tele.

Se está jugando el tipo ahí.

Qué bonito el ser hermanos. Cómo os queréis.

No, la verdad en el fondo sí, mucho.

Lo que pasa es que hay ese juego de...

De hermanos. Un poco de pique.

Y de competición, claro que sí. Sí.

¿Así está bien? Está perfecta.

Muy bien. Primero ponemos la carne.

Mi hermano no lo hubiera hecho mejor.

(RÍE)

Ponemos la carne con un poquito de sal y pimienta

que vamos a poner ahora.

Está cortada a tiras finitas, ¿eh?

Porque así será un salteado al minuto.

Ya limpio yo, chicos, no os preocupéis.

Venga. Está bien, tranquilos.

Tú pide, tú pide. Yo soy el pinche.

No, ¿te gusta más el drama o la comedia?

A mí me gusta mucho más la comedia.

Es difícil hacer comedia. Creo, ¿no?

¿O qué es más difícil, drama o comedia?

No sabría decirte. Es contar una historia.

Y el género un poco depende. Si el guión está bien

las dos cosas se simplifican bastante.

Pero es mucho agradecido rodar comedia que roda drama.

Claro. Estás con una obra tú ahora en el teatro.

Sí. ¿Qué estás haciendo? Cuéntanos.

Un drama que se llama "Dignidad".

Es una función política,

un drama político, de dos personajes sólo.

Somos Roger Pera y yo en escena todo el rato.

En el Teatro Apolo, todos los lunes

y todos los martes a las 20:30.

Y estáis invitados cuando queráis.

Pues encantados de ir a verlo.

Dicen que eres un actor metódico.

Sí, de método, ¿no?

Tu compañero lo dice. ¿Eh?

Tu compañero. Sí, sobre todo.

Es verdad, dice que es de mucha metodología.

No te creas, no te creas. ¿No?

Cada actor tiene su método. Pero para mí el método

sobre todo es aprenderme muy bien el texto

y escuchar con mucha atención lo que dice el director.

Claro. Luego haces lo que tú quieres.

Sí, hay que darle el toque. Claro, claro.

El toque Octavi, que también es importante.

Sí. Además, en teatro es muy bonito

el proceso de creación, ¿no? Porque en televisión

o en cine incluso por desgracia hay muy poco tiempo de ensayos.

Ya. Y de creación previa

a lo que se va a ver.

Y en cambio en el teatro tienes un mes para ensayar,

fallar, volver a ensayar. Hombre, eso está bien.

E ir mejorando la obra también. Claro.

Como es repetitivo tú vas haciendo una y otra vez.

La obra una vez empieza es una cosa.

Pero después la obra está viva y va creciendo y mejorando.

Se parece a la cocina también,

que cada plato cada vez que lo haces va mejorando.

En realidad somos iguales. Cuidado con el salteado,

que no veas qué pintaza está cogiendo.

A ese salteado le vamos a poner bambú,

que esto es nuevo también.

Ah, novedad. No lo hemos utilizado nunca.

Y viene en lata, porque fresco se consigue

pero es más complicado.

Y esto se utiliza mucho en la cocina china.

Y es de la caña de bambú,

los salteados que alguna vez habréis seguramente comido.

Y lo cortamos. Te voy a dejar a ti, Octavi.

Es una curiosidad, ¿eh? Sí, no es obligatorio.

Pero bueno, cortamos como unos bastones.

Yo lo voy a probar.

Y ahí está.

Le vamos a poner salsa de soja, pero salsa de soja dulce.

Está la salada y está la dulce.

Esta le va a dar un toque más agradable.

Se parece al palmito un poquito.

Si no tenéis le podéis poner palmito, o no poner.

Toma, Javi, salsa de soja dulce.

Oye, y el proyecto aquel que dices tú:

"es que lo has cogido con mucho cariño

porque te ha fascinado."

Sí. ¿Cuál?

O todos. Pues este de ahora por ejemplo.

Esta función ya se montó en el 2015 en Madrid,

en los Teatros del Canal. Pero yo no pude hacerlo

y lo hicieron otros compañeros maravillosamente bien.

Pero tenía como la espinita clavada de este texto.

Y ahora lo he podido hacer y lo estoy disfrutando.

Y de política, ¿eh? Política.

¿Cómo te llevas con el mundo político?

Pues tengo una relación controvertida con la política.

Realmente creo que es imposible estar al margen de ello

en la sociedad en la que vivimos.

Pero a veces me gustaría, porque me parece

que tenemos muy pocos políticos que estén a la altura

de lo que requiere el país.

Bueno, vamos allá.

Aquí hablamos sobre todo de cocina, qué bonito.

Siempre crea felicidad. Hemos puesto el bambú,

la carne, el secreto, que ya huele súper bien.

La cebolla, el jengibre, el pimiento rojo.

Un poco de sésamo.

Ya veis que es un plato súper completo, ¿eh?

Un superalimento el sésamo, la verdad.

Una punta de miel. Muy poquito, pero miel.

Nada, un toquecito diminuto. Muy pequeño, ¿eh?

Ahí está. Y ahora toque oriental.

Ese toque oriental todo lo que estamos poniendo.

Pero es un salteado muy rápido. Soja dulce.

No es salada, porque si fuera salada

nos quedaría muy salado.

Es soja dulce, que se encuentra fácilmente.

Un chorrito y eso nos va a dar un toque muy bueno.

Y retiramos.

Ya está, fuera del fuego.

Esto ya lo tenemos. Yo creo que el huevo ya está,

pero no suena.

Es curioso. ¿No suena el pajarraco?

A ver. Pues no sé muy bien cómo...

Bueno, eh... no se ha movido.

¿No? No se ha movido.

Espérate, Javier. Tenemos soja.

Le vamos a poner unos brotes de soja también.

Venga, lo voy a enfriar el huevo.

Brotes de soja. Le vamos a dar un toque de lima.

Muy oriental esto, ¿no? Sí, muy oriental.

Pero son cosas que se encuentran en el mercado.

Frutos seco. Pues cacahuete, que le da un toque crujiente.

Vale y un poco de lima que le voy a poner.

Yo esperaría un poco con la pasta

y me iría con la ensalada,

porque como la pasta es tan rápido.

Pues venga, lo veo bien. Así que vamos a acompañar

este salteado, que el salteado irá con la pasta.

O sea, platazo. Ya puede ser plato único.

Pero para hacerlo más completo aquí tenemos...

para hacer una súper ensalada.

Tenemos rabanitos, tenemos tomatitos,

el cogollo, que está buenísimo. Cebolla no le vamos a poner.

Mira, yo corto ya aquí. Tengo en la nevera espinaca.

Y lo ponemos aquí dentro en el agua con hielo.

Siempre para lavarlo bien y que quede bien turgente.

¿Con hielo? Agua y hielo.

Y revive un montón la lechuga.

Tú vas con el huevo. Venga.

Perfecto. Sí, a pelarlo.

Y luego vas tú con los tomates, que los cortas.

Vale. Y yo me voy con el rabanito.

Oye, Octavi, te veo muy fuerte. Tienes que hacer mucho deporte.

Sí, hago deporte, hago deporte. ¿Siempre has estado fuertote?

Siempre no. Yo he hecho bastante deporte,

porque yo era un niño más bien pues gordito.

¿Ah, sí? Claro. Me apuntaban a hacer

cosas de deporte, por salud más que nada.

A mí me daba igual.

Pero luego ya me empecé a aficionar al gimnasio

desde hace ya muchos años.

Y realmente es una cuestión de perseverancia y constancia.

Y me funciona para estar sano, para sentirme bien.

Sobre todo, claro. E incluso cuanto más curro

tienes mejor viene este reciclaje

y este reseteo mental que te da el deporte.

Completamente de acuerdo. Te da la vida.

Sí. Energía, te limpia la cabeza

y está muy bien.

¿Y tienes gente alrededor tuyo que cocinan muy bien o no?

No. No, no, no.

Me parece que en mi entorno no hay mucho cocinero.

Oye, hay restaurantes. Hay restaurantes, por supuesto.

Que lo bueno es eso. ¿Si no qué haríamos

los cocineros si todo el mundo...?

¿Cómo lo corto? Vale, por la mitad.

Sí, cortar por la mitad y ya está.

Los brotes de espinacas que ya estaban lavados.

Las hojas de cogollo, que ya sabéis que es

una lechuga que se encuentra muy fácilmente

y que es súper rica.

Bueno, ¿tú a nivel nutricional y de salud cómo ves este plato?

Yo lo veo muy bien. Yo lo veo estupendamente, sí.

Pasta, verdura. Claro que lo comería.

De hecho creo que el público se va a quedar sin

y me lo voy a llevar yo. Huy, huy, huy.

Sí, me ponéis un táper y para casa.

No me lo tengáis en cuenta. El público muerde y todo.

Los ves así tranquilos.

Total, no son horas de comer todavía.

No, ya he visto las caras.

Bueno, vamos a hacer una vinagreta súper rápida

para aliñar la ensalada. ¿El huevo?

El huevo cortarlo sólo por la mitad

a ver cómo está de cocción. Yo lo haría a trozos.

Ah, pues córtalo a trozos. Mira, perfecto.

¿Así, a trocitos? Sí, sí.

Sí, a rodajas. Como a ti te guste más.

Perfecto, venga.

Con lo mal que lo he pelado lo que mejor lo disimule.

Perfecto, ya está.

Oye, has estado en contacto con el microteatro.

¿Eso qué es exactamente?

El microteatro es un formato chulísimo.

Esto al menos aquí en España empezó en Madrid,

en el Microteatro de Madrid, claro.

Y es un espacio en el que hay 5 o 6, las salas que sean,

donde caben un máximo de 15 personas.

Habitaciones, ¿eh? Máximo de 15 personas

y una función de máximo 15 minutos.

Toma ya. Entonces claro, es...

La función igual vale 3-4 euros.

Tú te compras un bono para una o para dos.

Te las pueden ver casi todas en un día.

Anda, está muy bien. Y es muy chulo

que estás viendo al actor aquí.

Le notas respirar, incluso te puede tocar.

Estás viviendo el teatro dentro.

Y para el actor también es muy gratificante

porque tiene lo bueno de todos los medios.

Estás haciendo teatro, has tenido los ensayos,

tienes el función tras función, la interacción directa

y sin cortes con el otro actor.

Pero también tienes el público ahí.

Lo vives, lo ves y además como están tan cerca

puedes jugar al matiz, a la respiración, al susurro.

Yo creo que el actor tiene que pasar por todos los medios

y por todos los formatos durante su carrera

de forma bastante continuada.

Y creo que está muy bien hacer cine de mucho dinero.

Pero hay que hacer cine de bajo presupuesto,

hay que hacer microteatro...

No, es como la cocina. Hay que hacer de todo.

Hay que hacer unas lentejas y hacer un plato...

Claro, claro. Está muy bien eso, claro.

Vale. Mira, tenemos vinagre,

que vas a poner un poquito, no mucho.

Tú me dirás.

Vale.

Después aceite de sésamo. Ah.

Que es súper sano también. Tener aceite de sésamo en casa

da un toque también muy oriental.

Puedes poner un poco más.

Da mucho sabor y es interesante.

Le voy a poner alguna piparra, que no lo puedo evitar.

Un poquito de lima.

Espérate, ¿la pincho o tal cual?

No, tal cual.

Es un chorrito de lima ahí, que le dé...

que le da un subidón ahí a la vinagreta.

Un chorrito y ya está. Sí, ya está.

Un poquito de aceite de oliva, que eso te ayudo ahí.

Y un poquito de sal y pimienta.

Ya está. Voy a poner a cocinar

la pasta mientras tanto.

¿Pongo la suya o la mía?

Oye, pon las dos.

La mía está mejor, la nuestra.

No las dos también, ¿eh? Ha hecho unos tagliatelle.

Va, porque los ha hecho Octavi.

No sé si me he pasado.

Vamos a darle agua, sal y cocinar directamente.

Esta pasta tarda nada, minuto y medio.

Agua y sal, nada más.

Ya está, ya lo tenemos.

Ahí pimpán...

Ya veréis, tarda muy poco. Luego la vamos a poner

aquí en el salteado para que coja todo el sabor.

Y es un plato...

contundente. Potente.

Después de un buen día de entrenamiento te lo...

El huevo lo podemos poner

encima de la ensalada. Perfecto.

Y eres muy activo en Instagram, me han dicho.

Sí, soy bastante activo en Instagram.

Si te digo la verdad hace como 3 o 4 años

que la gente estaba con Instagram

y yo era súper reacio.

Súper reacio porque no...

Me gustaba hacer mis cosas

y me parecía una pérdida de tiempo.

Pero en realidad es parte del trabajo.

La gente que trabajamos con nuestra imagen

son nuevos medios que se abren y tienes que estar ahí.

Y luego puedes hacer algo divertido y creativo.

Bueno, con tu padre. Lo tienes metido ahí también.

Sí. Mi padre está ahora mismo en el hospital.

¿Ah, sí? Sí. A ver, no está mal.

Bueno, pues un saludo. Sí. Hola, qué tal.

Hola. Está ingresado pero...

pero va mejorando. ¿Cómo se llama?

Joan. Un abrazo, Joan.

Sí. Y eso, cuando estamos ahí en el hospital

como es bastante aburrido nos inventamos historias

y hacemos fotos creativas

intentando contar pues una pequeña historia.

¿Y lo llevas tú? Lo llevo yo. Sí, todo yo.

Bueno, vamos allá. La pasta la tenemos cocinada.

Voy a escurrir y salteamos, y emplatamos.

Sí, sí. Aquí voy a poner unos brotes de espinaca.

Que esto a mí me encanta.

Y además que tiene muchísimas propiedades.

Fijaros la pasta qué bonita, qué bella, qué belleza,

qué sana, porque es espinaca... Ay, es zanahoria.

Vale, ponemos la ensalada aquí.

Ahora ya le vas a dar tú un poquito por encima.

Perfecto. Con la vinagreta.

Venga, y vamos a emplatar ya la pasta.

Plato completo allá donde los haya, y sano.

¿Echo toda? No, sólo un poquito.

Y luego un poquito de sal-pimienta encima

para que esté bien aliñado. Vale, perfecto.

La pasta, Sergio. Venga, vamos allá.

Fijaros qué pasta, qué lujo de pasta.

Buah. Bueno, vamos allá.

Bueno, aquí tenemos el plato. Y os hemos prometido

una sorpresa al final del programa.

Y está en el horno. Sí, sí, ahora verás.

Y es para ti además. Ah, qué bien.

Primicia mundial, tenemos nuestro tercer libro

que acaba de salir del horno, recién calentito.

Es la primera vez que lo vemos y ha llegado esta mañana.

Olé. Oye, con una ilusión tremenda

porque hay un trabajo, un esfuerzo aquí muy grande.

No sólo de nosotros, sino de todo el equipo.

Es la primera vez que por fin

quedo bien en la foto de la portada.

O sea, que yo estoy muy feliz.

Es un pasito más. Lo hemos hecho con el corazón.

Recetas que salen, que funcionan

y que esperamos que las disfrutéis muchísimo.

Y tú también. ¿Me lo dais?

Esto es para ti. Es la primera persona

que tiene el libro. Oh, qué honor.

Me siento tan honrado.

Bueno, hoy lo hemos visto nosotros también.

Y evidentemente tú despides

con nuestros queridos amigos y amigas el programa de hoy.

Por supuesto. Bueno, el plato.

Pasta de zanahoria con el secreto,

con la verdura, con esa ensalada,

con ese salteado oriental, pero mediterráneo también.

Y despides el programa. Y que lo sepáis,

siempre hay un buen motivo para cocinar.

Y con esta gente mucho más.

Gracias. Hasta el próximo programa.

¡Adiós! Nos vemos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Salteado de presa ibérica y tallarines

Torres en la cocina - Salteado de presa ibérica y tallarines

23 nov 2018

Hoy Javier y Sergio cocinan con el actor Octavi Pujades una pasta de zanahorias, que le da color y un toque dulzón; un salteado de verduras con bambú y presa de cerdo; y para completar el menú una ensalada.

ver más sobre "Torres en la cocina - Salteado de presa ibérica y tallarines" ver menos sobre "Torres en la cocina - Salteado de presa ibérica y tallarines"
Programas completos (764)

Los últimos 2.484 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Fresia Barrientos

    Me encanta el programa. Lo veo desde Chile todos los días. Sólo una pequeña observación de lo que se habló hoy día respecto de una receta "medieval" con chocolate. Eso es imposible, pues el chocolate llegó a Europa desde América, es decir recién despues de 1492. Saludos y gracias.

    23 nov 2018