www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4773835
Para todos los públicos Torres en la cocina - Pollo con salsa de cacahuetes. Arroz verde - ver ahora
Transcripción completa

Hoy tenemos un programa muy sano y muy equilibrado.

Vamos a hacer un plato inspirado en la dieta de Harvard.

Bueno, una dieta muy sana, en la cual hay,

para entendernos un poco de lo que es la dieta en general,

la mitad de frutas y verduras. Y la otra mitad se compone

de un cuarto de hidratos de carbono.

Y la otra mitad, Sergio. De proteínas,

que es por lo que vamos a empezar.

Esta es la dieta que...

¿Os acordáis que vino Virginia, nuestra nutricionista?

Es lo que se recomienda para llevar una vida

o una dieta equilibrada y lo más sana posible.

Con todos estos ingredientes vamos a confeccionar

un plato, un solo plato que va a ir todo integrado.

Ya veréis. Superinteresante.

Y lo primero que vamos a hacer, es la proteína.

Proteína que son, sobre todo, las carnes, los pescados.

Y os vamos a explicar este recetón, recetón de alitas.

Parece que te vayas a arrancar a bailar un reguetón.

Es un recetón. Sergio, explica las alitas.

Tenemos la alita limpia

y el alón, que llamamos nosotros, también.

Y esto lo que hemos hecho, es ponerlo en aceite de oliva.

Cubierto. Con un diente de ajo,

con laurel, con unas bolas de pimienta

y hierba: romero y tomillo.

Y un poquito de sal. Exactamente.

Y ahora lo que hacemos es sacarlo.

Javier lo va a deshuesar. ¿Has dicho el tiempo?

Bueno, lo he tenido dos horas... Y media.

Dos horas y media a 150 grados.

Es una temperatura muy suave, muy constante.

Y así quedan, que fijaos.

O sea, sale absolutamente solo el hueso.

Superfácil y se queda entera.

Luego también otra cosa que tenemos aquí con este aceite,

es que no hay sufrido. El aceite a 150 grados

no perdemos las propiedades organolépticas del aceite.

Este se puede reutilizar para hacer arroces,

para hacer pescados, para hacer verduras, carnes.

Para hacer lo que nos apetezca. Nos va perfectamente bien.

Además, ya se nota en el color.

Para deshuesar es genial. Y esto lo vamos a hacer

con unos langostinos y una salsa. Va a ser un poco mar y montaña.

Bueno, ya está, ¿no? Bueno, una salsa...

Encima, el pollo con langostinos combina muy bien.

Una salsa muy interesante además.

Fijaos. Mientras Javier va deshuesando,

que ahora yo le ayudaré,

voy a poner los ingredientes de esta salsa,

que es una salsa muy típica de Tailandia,

de Indonesia, y se llama satay.

Satay. Salsa. Parece una cosa muy rara.

Pero lleva la leche de coco. Lleva miel.

Lleva el cacahuete, la pasta de cacahuete

que se vende en las superficies. Esto está muy de moda últimamente.

Cebolleta fresca o cebolla tierna.

Lima y un poco de guindilla o pimiento incluso, si queréis.

¿Os va el picante? (PÚBLICO) Sí.

Sí. Es que tiene que tener un punto picante.

Un poquito, ¿vale? Esta pasta de cacahuetes

es muy fácil de hacer. Si cogéis cacahuetes,

los metéis todos con un poco de aceite,

trituráis muy bien y tenéis una pasta igual.

Y ya la tendríamos. No tiene ninguna complicación.

Primero vamos a poner la salsa. No perdáis ojo porque, os digo,

es una salsa superbuena.

Es muy buena para este tipo de elaboraciones.

Ponéis la pasta de cacahuete.

La leche de coco.

Además, Virginia nos dijo que la leche de coco es muy buena.

Un poquito, una punta de miel. Un poco de miel.

No exageremos, pero un poco de miel.

Estos son sabores asiáticos fantásticos.

Además, esta salsa se puede utilizar con innumerables platos.

Puede ser carne, pescado, verduras.

Yo me acuerdo que estando en Tailandia,

lo he comido mucho con pescado. Con pescado y con fruta.

Ponían el pescado con fruta y con salsa satay,

que es como se llama la salsa. Buenísimo.

De estas comidas que se comen por la calle, callejeras,

que son buenísimas. Venga, le ponemos guindilla.

Esta es picada. Muy poco. Le vamos a poner un poquito.

Verde de cebolla tierna.

Cortado bien fino. Sabéis que el verde

de la cebolla tierna nos encanta. Es muy suave, muy fino.

Hay una época que yo cuando Javier...

Claro. Nos partíamos para trabajar en grandes restaurantes.

Nosotros, de jovencitos, cuando... Bueno, somos jóvenes todavía.

Cuando empezamos a trabajar en grandes restaurantes,

yo estaba dos años en París

en un restaurante muy duro, trabajando mucho.

Pero me cogía una temporada de vacaciones

y Javier me pagaba las vacaciones y yo después se las pagaba a él.

Sí. Yo me iba a Asia, a Tailandia,

y me tiraba dos meses allí recorriendo, comiendo, mirando.

Se aprende un montón porque es muy interesante.

Vietnam, Malasia... Tú hacías más vacaciones que yo.

Pero bueno. Eso no es verdad.

Hacíamos los dos. Pero sí que es verdad

que, de vez en cuando, parábamos y nos íbamos a viajar,

a descubrir otros sabores y otras culturas.

¿Qué te falta ahí en esta salsa?

Mira. Lo que me falta es que tú me pongas la lima.

La lima y tranquilamente.

Y la cebolla, Javi. Venga, lima.

Y le voy a poner un poco más de leche de coco,

porque es que le va.

Ponemos lima. Y sabéis que nos gusta mucho

la piel de la lima. Si os queda un poco espesa,

le ponéis un poco de agua.

Pero, bueno, es importante, si se puede,

en la medida en que se pueda...

Nosotros ahora, afortunadamente, hemos viajado mucho antes

y te abre mucho. Te da mucho para ver

y para aprender otros ingredientes.

Y esto, por ejemplo, es una salsa que tú la haces en casa

y te quedas con el personal. Está buenísima.

Sí. Y es fácil de hacer. Mira.

Te la voy a dar a probar porque no os lo vais a creer.

Y un poquito más de lima le va. Vale. Le pongo la lima entera.

Yo estoy seguro... ¿Has probado alguna vez

la salsa satay? La vas a probar.

Y me vas a decir qué te parece.

Además, yo a ti te veo cara de... Vamos a ver. Toma.

A ver qué te parece.

Sinceramente, eh.

Está buena. Y eso que la crema de cacahuete

no me acaba de gustar mucho. Pero la salsa sí.

Te voy a ser sincero. A mí tampoco me gusta.

Vaya. ¿Esta? No. La salsa de cacahuete.

Pero esta salsa me encanta. Claro.

Igual es la mezcla porque te queda el sabor del coco.

Exactamente. Y el cítrico al final.

Sube hacia arriba la salsa. Muy buena.

Venga. Pues eso. Felicidades,

que es tu cumpleaños. Gracias.

¡Eh!

(Aplausos) ¡Bravo, bravo!

Bueno, fijaos que es una salsa que no falla

y es muy fácil de encontrar. La pasta de cacahuete,

la leche de coco. Cebolla tierna es de aquí.

Y lima o limón, que también podría ser.

Sí. Limón tranquilamente. Es muy fácil de hacer esta salsa.

Fijaos. Vamos a poner orden. Que nadie se mueva.

Todo el mundo tranquilo. Tenemos la salsa.

Que ya habéis visto que es superfácil.

Tenemos deshuesadas las alitas de pollo.

Y ahora nos vamos a ir con el langostino.

Hemos dicho que le íbamos a poner el pollo y langostino.

¡Tachán! Superlangostinos. Exactamente.

Vamos por la primera parte del plato.

Pero vamos a terminarlo, Sergio. Ayúdame a pelar langostinos.

Traigo un plato para las cáscaras.

Que luego las cáscaras siempre, en este caso, las congelamos

y guardamos para fumet. Exacto.

El langostino, mirad. Fíjate qué langostino más bonito.

La cola que está brillante, que está superbuena.

Y pelamos bien.

Entonces, ya tendremos aquí las alitas de pollo.

Que vamos a saltear con estos langostinos.

Esto será la proteína. Le vamos a poner la salsa.

Eso ya es un platazo. Quedaos con eso

porque ya podría ser un plato.

¡Eh! Vamos, es que faltan las otras dos partes,

que no tienen desperdicio ninguno.

Vamos a hacer una cosa que nunca hemos hecho

en el programa. El arroz mola mucho.

Además, todo esto lo hacemos de una sola vez.

Lo único que hay que hacer, eso sí, son las alitas antes.

Bueno, eso lleva elaboración. Y luego, también,

cuando lleguemos al momento del arroz,

porque este plato lleva arroz,

prever que el arroz lo tenemos cocinado,

porque si no, no nos daría tiempo.

Cuando lleguemos, os lo explico para no liarnos.

Venga. Vale.

A saltear. Venga, salteemos.

Salteemos.

Vamos a poner aquí el aceite.

Y vamos a saltearlo con...

Bueno, primero, pon las alitas.

Vamos a dorar primero las alas. Va.

Marcar las alitas para que quede bien crujiente.

Bien doradas y luego ya ponemos el langostino

que tarda muy poco. Hay que hacerlo poco hecho.

Además, son limpias. No tienen hueso.

Esto, lo que hacemos nosotros, estas alitas

y esto es un aperitivo para... Lo hemos hecho ya en el programa.

Sí. Pero es igual. Lo vuelvo a decir.

Para un cóctel, las pones en una hoja de lechuga

con esta misma salsa y un poco de cilantro,

le pondría Javier, yo no. Pero un poco de hierbabuena

o perejil o perifollo, lo que sea.

Enrollas la hoja y te lo comes.

Y flipas. Está buenísimo. Superbuena.

Venga, no pongo más. No. No nos cabe el langostino.

Luego ya le pondremos más.

Una más. Venga, va. Perfecto.

Aquí lo tenemos. Un poco de sal y pimienta.

Esta será nuestra primera elaboración.

Mientras va dorando, le pongo el langostino.

Fijaos que es mar y montaña.

Ya veréis que luego queda... Glaseado después con la salsa.

Mira. Hay una espátula pequeña ahí, Javi,

en los utensilios, que nos va perfecta para esto.

Para darle la vuelta.

Venga. Pongo una aquí. Perfecto. Ponemos ahí.

Vale. Ya veréis qué plato más completo.

Es de estos platos que además los tienes que coger con hambre.

Dices: Es sano. Es muy sano.

Mirad cómo queda crujiente la alita.

Espérate. Que te voy a tirar. El langostino coge color.

Mirad. Es increíble porque está muy confitada.

Bájale un poco. Está muy tierna.

Hay que darle candela.

Y esto, vamos, es un lujo. Perfecto. Bien dorada.

Y ahora sí que ya... Fuera del fuego.

Ahora ya apártalo del fuego.

Retiramos del fuego. Primera elaboración

que vamos a llevar a cabo con este gesto.

¡Tachán! La salsa.

Súper. Y aquí lo dejamos.

¡Hum! Qué olor, Dios mío.

Déjalo ahí, déjalo ahí. Que no se pegue.

Está bien caliente.

Y tiene que llevar salsa. Tiene que llevar, porque a esto

luego le vamos a poner una guarnición fantástica.

Venga. Vamos por los carbohidratos.

En este caso, lo que tenemos es arroz.

Hemos hervido arroz. Fijaos.

Claro. Es que si no, no llegábamos.

Es tan fácil como coger el arroz. Es arroz normal y corriente.

No hemos hecho ningún tipo de arroz diferente.

Hemos cogido arroz normal,

arroz blanco. Y una olla a hervir con un poquito de sal.

Y lo hemos cocido un poquito más.

Normalmente, el arroz se cuece en 18 minutos.

Le hemos tenido 20 minutos. 20 minutos.

Y le vamos a poner a este arroz...

Ya veréis. Que tiene rollo. El tema tiene rollo.

Espera. Voy a poner una sartén para que vaya calentando.

Vamos a ponerle un poquito de chalota o cebolla.

Mirad. Es que es verdad. Tengo aquí la cebolla tierna.

Le voy a poner. Ponle cebolla tierna, Javi.

Bueno, algo que es muy típico también de estos países asiáticos,

es el jengibre.

No sé si usáis vosotros jengibre en casa.

No demasiado, ¿no? Hay que probarlo

porque le da un rollo muy fresco a los platos.

Está muy bien. Además, aguanta mucho tiempo en la nevera.

Y a nosotros nos gusta. Siempre en casa sí que hay...

Y es un producto, la chalota,

que hace unos años nadie la conocía.

Exacto. Y ahora se encuentra muy bien.

Se encuentra fácil. Y, realmente, es muy buena para cocinar.

Pero la cebolla también. Cuidado. Y la cebolla tierna también.

O sea, lo que nos guste más.

Un poco de jengibre rallado que le pondremos al arroz.

Cebolla tierna que le pone Javier.

Fijaos que ya pilla un rollo. Un diente de ajo pequeñito,

picado, bien picado.

Y luego, como siempre decimos y es verdad que somos muy pesados

en ese sentido, pero es:

Adáptatelo a tu manera como quieras.

Nosotros hacemos esta fórmula.

Pero luego tú dale tu toque.

Eso siempre es importante. Un huevo.

Personalizar el plato.

Luego cada uno le dais vuestro toque. Es verdad.

Pero vamos a hacer una presentación totalmente diferente,

nunca vista en televisión hasta ahora.

Es primicia mundial

y galáctica, claro. Sideral.

Vamos a integrar los ingredientes.

Y yo veo aquí... Vamos. Vamos a hacer la mitad del arroz.

Bueno, ahora lo que le vamos a dar a ese arroz...

¿Veis que tiene ese color?

Pues le vamos a dar un color verde, superverde.

Y para eso, aquí tenemos cilantro y perejil.

Y lo vamos a triturar un poco con agua

y lo vamos a poner aquí. Exactamente.

Le da un toque, ya veréis, fantástico.

Vamos a recapitular.

Aquí tenemos el arroz hervido 20 minutos.

Cebolla tierna, el ajo,

el huevo, el jengibre.

Le va a poner verde de perejil y de cilantro.

Sí. Y ahora yo le voy a poner

un poquito de parmesano rallado. Bastante cilantro.

¿Eh, Sergio? Bien de cilantro.

Métele bien. Dale, dale. ¿Vale?

Dale, que te voy a dar melón luego. Seguimos bien, ¿no?

(PÚBLICO) Muy bien. Y aquí también seguramente.

Pues ahora es un poquito de agua

y triturar.

Luego, nos contaréis que adaptaríais de todo

o a lo mejor lo queréis hacer igual.

No lo sé. Igual, más vale

que lo hagamos igual.

¿Sí? Bueno, vale. En principio, sí.

Para qué cambiar, para qué cambiar si está bien así.

Vale, un poco de sal y pimienta, no lo probé de sal.

Veis que va cogiendo un color muy verde, muy verde.

Y no vamos a quitar nada ni colar, eh.

Tal lo que salga de aquí, lo ponemos todo dentro.

Venga, mientras trituras, yo explico los arroces,

fijaos, os lo traigo aquí para que veáis

estos tipos de arroz porque, la verdad,

algunos son sorprendentes.

Fijaos qué cosa más bonita.

Todo es arroz, esto, por ejemplo, estos tres...

Todos son arroces naturales, evidentemente, pero esto

es un color natural del arroz, esto es un arroz verde,

verde que se coge cuando está verde y luego,

se chafa y se queda este tipo de arroz.

Es de Vietnam y es verde, verde.

Se usa, normalmente, para rebozar y para freír también.

Se hincha para hacer arroz hinchado.

Esto es un arroz rojo

de la Camarga y es un arroz que luego

te queda de un color rojizo muy bueno y es interesante.

Yo hacía tiempo que no lo usaba,

pero es integral, se ve por el grano.

Es este colo rojizo, grisáceo y eso quiere decir

que es integral. Después tenemos el arroz negro

que veis, es de origen chino y se llama venere.

Tarda más en hervir que un arroz normal,

pero es muy bueno también y es integral.

Después tenemos estos dos tipos de arroces

que nos sorprendieron porque uno es de cúrcuma

que está teñido y otro es de remolacha.

Son naturales, pero, bueno, con remolacha,

con tintes naturales, o sea, no lleva ninguna otra cosa más.

Yo, ¿los conocíais alguno o no?

No. -No, a mí me regalaron

arroz rojo, pero no lo... Pues es bueno.

¿Sí? Luego cocínalo bien,

igual el grano se abre un poco, pero es muy bueno para consumir,

para comer, es muy sano y el que no vi nunca

era este de aquí, el verde, me pareció fascinante.

Igual ponemos un poco, va. Venga, va.

Que esto, no sé, igual son cosas más diferentes.

¿Qué? Vamos a empezar con esto.

Vale, ponemos el verde triturado, el verde perejil y de cilantro.

Veréis cómo cambia de color.

Y le da sabor, le da un toque de sabor importante.

Ahora se nos vuelve verde.

Arroz verde. Arroz verde, si lo hemos dicho.

Ahí había más arroz, dame el arroz que había.

Dame todo el arroz que vamos a hacer aquí cantidad.

¿Sí, tanto? Claro que sí, hombre.

Mezclamos bien, veis que cambia de color.

Y ahora, lo que vamos a hacer con este arroz son...

Me pongo los guantes así y no me mancho.

Diremos ahora que está de moda la palabra nuggets

o algo así, que diremos, que son como una especie

de nuggets o tortitas

sería como unos buñuelos, pero no los vamos a freír,

los haremos con poquito aceite para que sean sanos.

Para que sean más sanos. Que se pasa un poco el arroz,

mucho mejor porque es más fácil. Claro.

Y luego, el parmesano que lleva el parmesano.

Lo que hace también conjuntar.

Bueno, y el huevo, claro.

Fijaos, apretamos bien, sin miedo, apretamos.

Y ahora ya lo vamos poniendo en la sartén.

Que queden bien, bien, fuertes. Tienen que ser prensados.

Bien prensados. No hay que tener miedo,

apretar a tope, mientras más, más seguro nos quedará,

mejor, o sea, apretar muy bien.

Y luego queda muy crujiente por fuera y por dentro jugoso,

meloso, o sea, está bien, está interesante.

Es diferente y mira, tiene la forma de...

de cuando... Sano, equilibrado y divertido,

también, que la cocina está para divertirse.

Ahí va, vamos haciendo estas supertortitas.

Tortitas de arroz.

Son una especie de buñuelos, diríamos, pero...

Tortitas o buñuelos. Sí, sin fritura,

o sea, solo con un poco de aceite los doramos, damos la vuelta y ya

y los tendremos ahí listos y luego, nos faltará la ensalada.

Una buena ensalada.

Y eso yo lo dejaría ahí, Sergio,

que se vaya dorando. Sí, lo voy a dejar aquí.

Bueno, y ese público ahí

que nos veis mucho desde casa, ¿no?

Mucho. -Cada día.

Cada día. Gracias.

Yo cada día, no.

Dice: "Yo cada día no". Cuando puedes, ¿no?

Cuando puedo. Claro, mujer.

Eso está bien.

Bueno, gracias. Hay cosas que hacer, también.

Gracias porque sois, bueno, mucha gente

es la que nos sigue y, la verdad, estamos encantados.

Que por cierto, si queréis venir que muchas veces nos preguntáis,

ahí tenéis para venir de público.

Sólo tenéis que escribir y venís a comer con nosotros

y a pasar un ratillo. Y a pasarlo bien,

a pasarlo bien.

Vale. Mira.

Traca. Guay, ¿eh?

Les damos la vuelta, ya queda compacto

porque el parmesano une,

el huevo también une

y nos queda, perfectamente. Toma, Sergio.

Espera, espera. La forma de mis manos,

no tengas miedo, no lo tengas. Espera.

Y aquí ahora, lo ponemos en un platito aparte

porque ahora esto ya lo tenemos.

Vale, ahora,

cogemos estas tortitas

y venga, al plato.

Las guardamos aquí.

Mirad qué tortitas más chulas, más divertidas

y más diferentes.

Bien.

Ya tenemos los hidratos de carbono.

Ahí está.

Si veis más fácil saltearlo, también.

Lo que os resulte más fácil y más rápido.

Aquí tenemos las dos elaboraciones, primero tenemos las alitas

con los langostinos y la salsa

y aquí tenemos los buñuelos de arroz.

Vamos con la ensalada, vamos con ella.

Superensalada. Vamos con los ingredientes.

Tenemos estas aceitunas

que son buenísimas. Aceitunas de Calamata.

Eh, perfecta. Aceituna griega.

Tirabeques, sabéis que es muy crujiente

y es muy buena, la verdad.

Alcaparras, ajo en polvo

y pepino, le ponemos pepino también.

Ya veréis qué ensalada más fresca y que acompaña muy bien.

Siempre, como decimos, en esta dieta Harvard,

lo que tiene que haber

es verdura, mucha verdura. Bueno, siempre.

Siempre la verdura es fundamental.

Mucha. Y hay que consumir

bien de verdura y sabéis que a nosotros

en los platos siempre ponemos bastante verdura.

Hay que aprovechar para poner verdura.

Verdura de guarnición siempre, en cualquier plato

y además es muy fácil y sana y económica.

Y si os faltan ideas,

la web que hay mil recetas.

¿Mil solo? Mil o más.

Hay más de mil, Javier.

Hay 1500 por lo menos.

¿Sí? Hombre.

Ya te digo. Tampoco exageres, no te pases.

O dos mil, no sé.

Bueno, muchísimas. Alcaparras.

Muchas, nos perdemos, sí.

Bueno, hemos hecho bastantes recetas, llevamos...

Tres años de emisión, ¿no? Sí.

Llevamos muchos programas, me atrevería a decir

si no son 700, por ahí anda.

600 y pico. Cerca, cerca.

Bueno, pepino que haré unos dados.

Vale. Y pepino le voy a poner bastante

porque verdura decimos que tiene de llevar.

Tiene que llevar bastante. Aceituna también,

que sabéis que es muy buena y esa aceituna es la locura.

Además de color, mirad qué color tiene.

Mantecosa. Tiene color, no sé, vino tinto.

Violeta también.

Es muy interesante, muy buena.

Bueno, cualquier aceituna, somos país de aceituna.

Ahora, ponemos dentro también.

Vamos a cortar un poco de queso feta.

Sabéis que es este queso que es compacto

que para una ensalada es sensacional.

Venga, pepino a tope. Tampoco no mucho.

Pero un poquito, un poquito que lo teníamos en la nevera.

Vamos a poner, así en daditos.

Bueno, plato completo allá donde los haya.

Y ya veréis. Luego la combinación

de todos los ingredientes es genial.

Venga, ahí tenemos el pepino que lo pondré todo, creo.

Sergio, no seas. Vamos a aprovechar,

además somos muchos.

A esta hora, vamos, hora perfecta para...

Queso dentro.

Para comer. Venga, qué más quieres ponerle.

Bueno, el ajo en polvo. Ajo en polvo.

Aceite de oliva, sal, pimienta, la feta.

¿Tú le has puesto ya...?

Aceitunas. Sí, las pongo

y hacemos la vinagreta. Venga, fantástico.

Una supervinagreta. Ahí está, fijaos

que hay bastante verdura, bastante pepino

que tiene que llevar.

Ok, ponemos aceite de oliva.

Ahí está, un buen aceite de oliva, mirad qué color.

Voy quitando cosas que si no, Javi. Muy bien, Sergio, ponemos

un poco de sal y pimienta.

Todo el día me tiene limpiando. Muy bien, Sergio,

venga, ayúdame con la vinagreta.

Sí, voy, voy.

Va. Vinagreta de limón y albahaca.

Sí, corto la albahaca,

espérate, que la estoy explicando,

hablo a mi gente.

Venga, albahaca, esta albahaca de hoja grande.

Vamos a poner un poco de limón.

Vitamina C Venga, y esta albahaca

que estoy picando aquí.

Y os digo, coged papel y boli

porque esta vinagreta te salva de todo.

Y es eso, aceite de oliva, sal, pimienta, limón

y bien de albahaca y es brutal, es buenísima.

Tan simple y tan buena.

Bueno, es fresca, muy fresca y es una vinagreta que dices:

"Buah, qué frescor tiene,

qué maravilla". Vale.

Voy a poner, ¿sabes qué?, un poquito más de...

De tirabeque. Sí.

Venga, perfecto. Le pongo un poco más.

Pues voy sazonando. El tirabeque crudo es buenísimo.

Y un poco de agua, como le pusimos alcaparra,

le pongo vinagre a la alcaparra. Siempre eso es alternativo,

pero a nosotros nos va bien

porque le da el sabor ese encurtido también

y como nos gusta tanto el encurtido,

ponemos bien de vinagre. Verduras crudas

que son más sanas, algunas, algunas son buenas crudas,

otras no, el calabacín crudo es muy bueno,

el tirabeque crudo así cortado muy fino.

Sí, son verduras que no estamos acostumbrados

a comerlas crudas, pero son muy buenas.

Cuando hicimos el cuscús de coliflor y de brócoli

que es la parte de arriba. La col también.

También. La col lombarda.

Ahí, perfecto. Todo tipo de coles.

Venga, perfecto, esto ya está aquí a tope.

Trae el plato, Javier. Vamos ahí, a montar este platazo.

La mitad, de fruta o fruta y verdura,

entonces lo que haremos será emplatar la mitad,

no hace falta comerse un plato que sea...

No, bueno, aquí porque somos bastantes.

Aquí, sí. Aquí, sí.

Aquí, mucho. Aquí, mucho.

Pues vamos a ponerlo bien lleno.

Ya veis qué ensalada más fresca. Dale ahí volumen.

Bueno, y aquí vamos completando el plato.

Tenemos el arroz, este arroz fantástico

que quedan estas tortitas que son muy interesantes,

ya os lo digo, y es diferente. Luego, las comes y claro,

son muy ricas porque tienen mucho sabor

entre las hierbas, el parmesano,

el huevo, pues es mucho más bueno.

Pongo una más y ya está.

Y aquí ahora recordaremos bueno, pues el superpollo

que hemos hecho con...

Langostinos y con la salsa satay que no era más

que la leche de coco con la mantequilla,

con la crema de cacahuete.

Eso está increíble.

Esto os digo que es un platazo.

Sabroso, mete langostino, mete langostino.

Sí, ahora voy, ahora voy, ahora voy,

Tranquilo. Pon algo aquí.

Voy a poner, nada, es que no hace mucho más.

No, la verdad es que esto está... Algo de perifollo.

Ya os digo, dieta Harvard, pero guay.

O sea, que dices que no hay que renunciar al sabor.

Fantástico, ahí está, toma ya.

Ponemos algo de verde por poner porque

hay mucho color en este plato

ya veis con las verduras, el queso, todo es puro color.

Venga, Sergio. Color y sabor.

Y aquí tenemos un platazo muy completo.

Buscabas otro plato, lo buscabas, ah, pájaro, es que hicimos

un plato único, estamos acostumbrados

a hacer dos y hoy hicimos uno solo, pero muy completo,

sano y divertidos para todos vosotros.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Nos vemos muy pronto en el próximo programa.

Adiós. Hasta luego.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pollo con salsa de cacahuetes. Arroz verde

Torres en la cocina - Pollo con salsa de cacahuetes. Arroz verde

04 oct 2018

Hoy los Torres presentan un plato único pero con las proporciones recomendadas para una dieta sana: proteínas de un pollo y langostinos con salsa de cacahuetes, hidratos con un original arroz verde y vitaminas con una ensalada de tirabeques.

ver más sobre "Torres en la cocina - Pollo con salsa de cacahuetes. Arroz verde" ver menos sobre "Torres en la cocina - Pollo con salsa de cacahuetes. Arroz verde"
Programas completos (724)

Los últimos 2.359 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios