www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4004958
Para todos los públicos Torres en la cocina - Pimientos con queso y arroz con boquerones - ver ahora
Transcripción completa

(Aplausos y ovación)

¡Hola a todos! Bienvenidos a "Torres en la cocina". Hoy a tope.

Exactamente, dos recetones.

Jolín, dos recetones y de productos de temporada.

Fijaos qué pimiento más bonito. Es rojo, es dulce.

Tiene un toque dulce. Lo vamos a hacer relleno y crujiente.

Hemos hecho muchos o varios pimientos rellenos,

pero como este ninguno. Es diferente.

¿Qué vamos a hacer, primero, con el pimiento?

Vamos a quemarlo. Vamos a hacer aquí, al fuego.

O, si tenéis soplete, soplete, como queráis.

Nosotros es para darle, primero, un toque, eh...

Diríamos torrado, tostado, ¿no? Es lo que yo recuerdo

que nuestra abuela hacía con los pimientos.

Siempre los ponía encima del fuego, los quemaba bien.

Y, luego, les retiraba la piel.

Es lo que vamos a hacer, pero no los vamos a asar,

solo los vamos a quemar para poder quitarles la piel.

Una vez lo tengamos quemado... Se quema pronto.

Lo que pasa es que este pimiento es muy dulce, es muy bueno.

Es de temporada ahora, sobre todo.

Pero tiene una piel un poco gruesa.

Entonces, es mejor quemarlo, no cuesta nada, es muy fácil.

Quitarle la piel. Y, luego, lo que hacemos es, con una bolsa,

una bolsa de plástico normal, un zip si tenéis también,

una vez que está bien quemado, meterlo dentro de la bolsa

y cerrarlo, nada, cinco minutos.

Porquecon el calor, se infla un poco

y tenemos más facilidad para quitarle la piel.

Javier, tú, si quieres, tienes ahí. Yo he asado ya dos o tres.

Vale. Fijaos después que, aquí tenemos el pimiento.

Aquí hemos quemado alguno antes.

Han pasado cinco minutos, que aún están tibios.

Pero están crudos, evidentemente.

Y lo que hacemos es, con un papel,

Fijaos, sacarle lo que es la piel.

Con un papel. Porque Javier me ha dicho:

"Lávalos" y yo le dije que no. No quiero lavarlos,

porque si los lavas, les quitas el sabor a ese asado

que le hemos dado en el fuego. Esto es un supertruco Torres.

Ven aquí, Sergio, y vas limpiando, para algo te traigo aquí.

Mío, ¿eh? Porque los ibas a lavar. Ah, ah...

Los iba a lavar, ¿eh? Y le dije que no los lavara.

Bueno, vamos a hacer una cosa,

mirad lo que hago con la puntilla para que... para poder sacar bien.

Simplemente marco el pimiento,

aunque este es dulce, dulce, ya os digo, ¿eh?

Y aquí ya, simplemente, marcar por fuera.

Aquí también. Y ya estirar.

Y aquí nos quedamos con toda la pepita y, luego, el...

el pimiento... tal. Ya está. Vale, vale, vale.

Vale. ¿Aquí qué tenemos? Queso, es mozzarella.

Un queso de mozzarella, que lo encontramos muy fácil.

Y queso de cabra, que también. Son dos quesos...

Y vamos a hacer... (CARRASPEA) El relleno, la mezcla.

(CARRASPEA) Entonces, cogemos los quesos.

¿Estás con la moto? No, no, tú, tú.

Vale. Cogemos los quesos y los cortamos bien pequeños.

En pequeños, mal cortados. Superdulce este pimiento, ¿eh?

Pero voy a poner más mozzarella... Ramiro, algo así se llamaba.

Voy a poner más mozzarella que queso de cabra.

Queso de cabra, mozzarella.

Ya sabéis que la mozzarella luego se funde y queda buenísima.

Cortamos en daditos también, daditos pequeños.

Después, tenemos también un poco de... de panceta.

Que es esta panceta fresca,

que podría ser también bacón, podría ser solo el queso.

Claro, eso ya depende.

Ponemos el queso. A mí la mozzarella me gusta mucho,

porque luego queda muy cremosa. ¿Veis? Un poco de panceta.

Vamos a hacer unos daditos, ¿eh? O unas tiritas pequeñas.

Y tampoco vamos a poner mucho. Solo un poquito.

Y, después, vamos a poner un poco de romillo.

Venga, pues yo lo pico. Venga, ahí lo tengo.

Vale, ya tenemos los pimientos,

que los pimientos ya habéis visto que es, nada.

En un momento se asan y, bueno, ya los tenemos aquí.

Venga. Fijaos, qué mezcla más fácil.

Le vamos a dar un toque de las hierbas,

un toque de sal y pimienta. Un poquito solo, no mucho.

Ahí va.

Vale. ¿Veis? Relleno, relleno fácil.

Versátil, que se puede hacer de...

incluso, de lo que tengamos en la nevera.

Es que es muy fácil.

Aquí el secreto es el pimiento y, luego, en la manera de pelarlo,

que eso es un truco. Y, bueno, y ahora el...

dos toques más que tiene, que son muy buenos.

¡Muy bien! Yo voy a rellenar los pimientos,

que esto no tiene secreto.

Y tú, Sergio, poco a poco, te vas con un sofrito diferente.

Exactamente. Un sofrito que combina muy bien.

Bueno, primero, espérate, que voy a picar la cebolla y el ajo.

Que le vamos a poner cebolla, ajo cortado bien finito,

bien pequeño.

Fijaos que, con una cuchara, voy rellenando aquí el pimiento.

Ahí va, cebolla, ajo.

Bueno, os imagináis que esto es una bomba,

una bomba de sabor.

Y que queda muy buena. Vale, lo pongo todo junto,

como vamos a hacer un sofrito ahí, eh, exprés.

Porque lo vamos a hacer, ya veréis, no tiene...

Tiene truco o tiene toque, pero es muy fácil.

Vale, cogemos aquí... Vale, lo tengo.

Superpimiento, pero súper.

Vale. El ajo, la cebolla.

Todo junto. Sofrito ahí... Bueno, sofreír en blanco,

no hace falta que sea mucho, porque lo que vamos a hacer es,

ya digo, un sofrito rápido. A veces en casa no tenemos

tanto tiempo y, a veces, los hacemos más largos y, a veces,

como este, lo haremos "a la minute" que decimos, al momento.

Tenemos una guindilla, que le pondré una cayena.

Ya sabéis que nos va. Picante, picantiqui.

Nos gusta el picantillo un poco. Y es que aquí le va.

Vamos a poner un poco. Vale, yo tengo aquí, toque Torres.

Le daremos un toque de pimentón, ahí normal, todo bien.

Pero también le vamos a dar un toque de... de curry.

Tenemos curry, un curry de madras, un curry... curry.

Pero que le va a venir muy bien a la salsa de tomate.

Y, luego, tomate, tomate de colgar, que hemos, simplemente, triturado.

Lo hemos puesto en el... en la batidora y lo hemos...

y lo hemos triturado. Entonces, con esto vamos a hacer una salsa.

O rallado. O rallado, como queráis.

Hay muchas maneras. Primero, el pimentón.

El pimentón, porque hay que cocerlo un poco,

sin que se llegue a quemar, evidentemente.

Ya sabéis que el pimentón tiene muy poquita cocción

porque, si no, se nos quema.

Y vamos a poner pimentón.

Una cucharadita de pimentón, ahumado de La Vera.

Una cucharadita de curry. Eso es toque,

eso es toque, que le va perfecto.

Fácil, ¿eh? Y, si queréis otra "especie" que vosotros tengáis,

pues también se lo podéis poner. Eso ya depende de cada uno.

Especia. Bueno, este sofrito, de verdad,

que es mío, aunque Sergio ahora se lo haga suyo.

Y, luego, ya el tomate... Más que nada, que quede claro,

porque es verdad. Él ya...

(Risas) Pues no.

El agua del pimiento del piquillo, también se la vamos a poner.

Ahí está. Esto... ¡Huy! Se me ha colado un pimiento que,

mira, lo voy a dejar. Quiero más pimiento del piquillo.

¿Ah, sí? ¿Cuándo has puesto?

He puesto el agua. Cómo se nota que no es tu receta.

Vamos a ponerle dos más.

Venga. Es lo que iba a hacer ahora. Sí, sí.

(Risas)

Un poco de sal. Pimiento del piquillo y el tomate,

perfecto. Es la combinación perfecta.

Un poco de sal y pimienta.

Mirad qué explosión de pimientos. Oh, y qué bonito.

Y esto ya será la salsa. Método tradicional, el palillo.

Exactamente. Como si fuera un calamar,

de toda la vida. Sabéis que los calamares,

lo que hacemos, normalmente, pues es cruzarlo varias veces

para cerrarlo. Pues esto lo mismo.

Uhm. No falla, es fácil.

Y ya veréis el resultado. Qué bueno el sofrito, ¿eh?

Está superbueno. Bueno, a ver,

ahora vamos a hacer el crujiente.

Ahora tenemos el cremoso dentro y ahora vamos al crujiente.

Tenemos harina de garbanzo,

pan rallado y huevo.

Tal fácil como eso. Yo creo que con un huevo, de sobra.

Sabéis que la harina de garbanzo

nos ayuda a que quede más crujiente todavía.

Y con la harina de garbanzo y el pan, mucho más crujiente.

Entonces, primero, lo pasamos por harina de garbanzo.

Eso es fritura andaluza. Porque así nos va a coger

mucho mejor el huevo. (CARRASPEA)

Y, luego, también porque nos va a quedar más crujiente.

Esto es un toque Torres total, ¿eh? Vale, toma, Sergio.

Después, por huevo. Y, luego, ya, al final, pan rallado.

Es importante que no tenga mucha.

(Risas)

Chaval, ¿con quién te crees que estás hablando tú?

Vale, ya lo tenemos.

Perfecto. ¿Veis? Tiempo real, fácil de hacer, rápido.

Bueno, ¿qué, Sergio? Bueno, nada, la salsa

yo la trituro ahora, eso no es nada,

y tú vete con el pimiento. Vale.

Y ya está, bueno, bien rebozados.

Bueno, lo vamos a triturar aquí mismo.

Y, luego, lo colamos. Claro.

Bueno, probamos siempre de sal, pimienta.

Probar, probar, probar, superimportante probar.

Sí, pero está impecable, ¿eh?

Cuidado con el aceite.

Está bueno. ¿Cómo "está bueno"?

(Risas) Está muy bueno.

Y, ahora, ya trituramos, que va a coger el toque del pimiento.

Y ponle un poco de aceite de oliva para que ligue un poco.

Sí, ahora pondré.

Eso ya lo tenía pensado yo, ¿eh? Ya, ya.

Nos va a quedar más ligado con el aceite.

Colamos, ¿no? Yo lo colaría. Ahí lo tengo.

Sí, la piel y todo. Si lo he puesto yo.

Receta de sabores, receta sencilla,

pero estas que luego son muy agradables de comer.

Y, bueno, que tiene un sabor... Vale, colamos.

Nos va a quedar mucho más fina. Más...

Más bonita y más buena.

Apretamos bien con el cucharón. Venga, perfecto.

Ya está.

Chútale. Ya tenemos la salsa por un lado.

Vamos a freír el pimiento.

Y, ahora... Venga, dale caña ahí al fuego.

Tenemos la salsa, por un lado, terminada.

Lo ponemos aquí.

Y lo ponemos a freír. Nada, pim, pam.

Además, este pimiento es verdad que tiene un toque dulce buenísimo.

Vale, ahí, sin miedo, Sergio, sin miedo.

"No fear", "no fear".

Bueno, es que dore, que quede un poco de resistencia

en la piel del pimiento, os digo yo que mola,

que le va de lujo. Sí.

Huy, huy, huy, huy, huy, huy. Vale, pongo la salsa.

Ponemos una base... una base de salsa.

Y no se impregna en el aceite porque está relleno de queso.

Es, simplemente, freír el... Mirad qué cosa más bonita.

Tac. Y, luego, yo te digo, queda cremoso por dentro,

bueno, parece un calamar, no parece un pimiento.

Sí, bueno, pues podríamos hacer ahí un trampantojo.

Calamares... Que sería muy simpático, además.

Calamares de la huerta. Calamares vegetales.

Pues eso. (RÍE)

Quítale el palillo, ¿eh? Sí, sí.

Ahora, sacamos el palillo, veis que sale fácil.

Tres es mucho. ¿Sí? Bueno, pon dos, pon dos, va.

Uno mirando allí. Venga. Claro.

Dos, como nosotros. Y otro así.

Al revés, ¡no, no, no, no, no! ¿Qué?

(Risas)

No mola, ¿eh? Joder, que no mola.

Anda que no mola. Anda que no.

A ver, un poquito de aceite de oliva pero alrededor.

Yo no le pondría nada más.

Ya está, nada más. Qué nervios, Dios mío.

Pimientos rellenos. Ah, buenísimos.

Vamos con la segunda receta, haremos un arroz de boquerones.

Brutal. Toma ya, o sea, está bien.

Yo creo que eso... Y seco.

Y seco, además. Podría ser caldoso, pero lo vamos a hacer seco.

Producto de temporada también. Fijaos qué boquerón más bonito.

Pescado azul, sanísimo. El color, el ojo brillante.

Bueno, espectacular. Buen tiempo, pescado azul.

Eso es lo que... y le vamos a poner calamar también.

Venga, ¿yo qué...? Mira, cebolla, pimiento verde.

Verde. Lo vamos a hacer con toque Torres.

Como hemos dicho antes, este es un plato más de Málaga,

de la zona de Málaga. Pero nosotros lo tunearemos,

como siempre, en este programa. Cuidado, hay gente de Alicante.

Sí, sois de Alicante. La cuna del arroz.

Le voy a poner cebolla, ¿va bien?

A mí, personalmente, me gusta. ¿Sí?

Bueno, nosotros vamos a hacer el nuestro.

Ahora teníamos mono de arroz.

Nos gusta el arroz. Ya sabéis que somos arroceros.

Padre de Gandía.

Hola, papá. Hola, papá.

Y, bueno, vamos a hacer un arroz.

Nosotros hemos nacido comiendo arroz.

Voy a hacer una cosa que no suelo hacer.

Pero como Javier y todo el equipo me come la cabeza.

Dicen: "Pruébalo de otra manera". Y no sé qué.

Pues lo voy a probar.

Sabéis que el calamar, primero, hago la verdura

y luego, pongo el calamar. ¿Por qué lo haces?

Porque tenemos razón. Para mí, mi lógica es

que yo pongo primero las patatas y, luego,

cuando ya ha pochado las verduras, pongo el calamar. ¿Por qué?

Porque el calamar me interesa que no quede seco,

que tenga textura y que esté bien.

Pero se han emperrado en que lo sofría.

Vamos a freír el calamar. Venga.

Vamos a probar, a ver qué pasa. Luego diré si me mola más.

Lo haría al revés, pero hay que probar.

Soy una persona abierta. No me cierro.

Vamos a probarlo.

Bueno, vamos allá. Bueno, aquí tenemos un pimiento,

que es este pimiento rojo.

Que lo encontramos... Pimiento morrón.

Exactamente. Que lo encontramos en bote.

Pero que es muy bueno y le da muy buen sabor.

Puede ser en lata o en bote de cristal, pero es muy bueno.

Conserva. Además, es fácil. Está pelado.

Qué pesado.

Conserva, Javi. No tiene pepitas.

(Risas) Que sí, hombre. Que sí.

Vale. Y lo cortamos también en daditos pequeños.

Y lo ponemos junto con el verde.

En daditos todo, bien pequeño.

Bueno, pues doramos el calamar.

Aquí lo tenemos. Primero, el calamar.

Yo hubiera puesto primero la verdura, pero no me parece mal.

No está mal. Voy a poner un poco de sal.

Ya veréis. Es un arroz peculiar.

Pero tiene mucho toque.

¿Un arroz de boquerones?

Brutal. O sea, magnífico. Muy bueno.

Vale. Le pongo la cebolla.

Es libre. Este arroz es libre. Libertad, libertad.

Además, el arroz se puede hacer de cualquier cosa.

¿No estáis de acuerdo que ahora el calamar

se ha expresado, ha hablado, ha dejado todo su sabor?

Qué poeta. Dora un poquito.

Y es cuando, realmente, queda...

Va a transmitir tres veces más de sabor así,

que no de la otra manera.

Luego te lo digo.

Vale, perfecto. Tengo ya la cebolla.

Doramos un poco la cebolla.

Tengo el pimiento morrón, el pimiento verde.

Que los ponemos también.

Pimiento morrón ya sabéis que es este pimiento,

que Javier no lo ha dicho, pero es en conserva.

(Risas) Joder.

Será que no lo ha dicho él diez veces.

Perfecto. Ñora. Tenemos ñoras.

Sabéis que la hemos puesto en remojo también.

Y ahora, voy a recuperar la pulpa. Sofrito.

El sofrito y el fumet es lo más importante.

Arroz, tenemos bomba también. Bomba.

Este arroz es la bomba.

Vale. Sacamos las pepitas.

Ya sabéis, con una cuchara, sacamos la carne.

Voy a buscar una.

Mira. Aquí mismo. Y ñora le ponéis también, ¿no?

Ñora. Se puede poner de dos maneras,

que lo hemos enseñado alguna vez.

Coger la ñora seca, quitar las pepitas, triturarla

y ponerla en polvo.

O hidratada en agua durante una hora y media, dos horas.

Agua fría.

Y ahora Javier saca la pulpa, la carne de la ñora.

Y la pondremos dentro. Saco las pepitas.

Si hay alguna, no pasa nada.

Esto ya lo hemos hecho alguna vez.

Y sale completamente la carne y queda la piel.

Y fijaos. Queda toda la carne.

Vale.

Y eso es brutal. Buenísimo.

Vale. Un poquito de azafrán,

como no podía ser de otra forma. Azafrán de La Mancha.

Que yo le pongo pues mis hebras de azafrán.

Este está seco. No hace falta secarlo más.

Ya lo tengo. Vale.

Ahí está. Azafrán. Magnífico. Que no falte.

Bueno, ponemos la ñora.

Vale, perfecto. Vamos a poner el arroz.

Cogemos el arroz. Arroz bomba, hemos dicho.

Y, bueno, pues... Por persona, ¿cuánto?

Lo que te quepa en la mano.

Como lo hace nuestro padre.

Que es muy arrocero. No voy a poner tampoco...

El fondo es la base, como siempre decimos.

Y aquí tenemos un buen caldo de pescado.

Fumet. ¿Nosotros qué ponemos en el fumet?

Galera, cangrejo, el cangrejo ese chiquitillo.

Y luego, ya espinas y demás y verdura.

No entiendo por qué dejas estas miserias.

Porque me ha parecido que ya estaba.

No. Ya está. Ya está.

La medida es la medida, Javier.

Vosotros me entendéis, seguramente. Es que él no.

Ahora ponemos el fumet.

Espérate, que le voy a dar caña a esto. ¡Patapam!

Ponemos el caldo de pescado, el fumet.

Que ya el azafrán le dará un sabor bueno.

Ya sabéis. Un poco de sal antes, durante y después.

Para que lo coja.

Muy bien. Un poquito más.

Oye, vamos ya con los boquerones. Venga.

A ver. ¿Quién me ayuda? Ayúdame tú, que eres de la tierra.

Bueno, de la tierra... Bueno, sí, boquerones hay.

Bueno, tiene pinta de que me va a enseñar más

ella a mí a limpiarlo que yo a ella.

A ver. Bueno.

Para limpiarlos, ¿sabes?, para abrirlo.

Vale. Quieres que le quitemos la espina.

Sí.

Yo, personalmente, lo hago así.

¡Toma ya! O sea, perfecto.

Perfecto. Lo ha hecho perfecto.

Tengo alguno limpio. Pero sí, vamos a hacer alguno.

Porque, ¿veis? Quita la cabeza.

Bueno, explícalo tú. Se quita la cabeza.

Con el dedito se apartan las tripas.

Y ahora, sigo lo que es la espina. Sale el lomito.

Y ya lo tenemos.

Ya está. Pues nada. Vamos a hacer más.

Has limpiado unos cuantos tú ya. Sí, bastantes.

Limpiamos alguno más.

Son los que vamos a poner ahí. Vale.

Lo ponemos en agua y hielo para desangrar.

¿Estás de acuerdo? Sí.

Vale.

Si no, no, eh. Sí, por favor.

Ahí. Así. Venga, los acabamos.

Y ya está. Y ahora, vamos a ir...

Nos lavamos las manos con agua.

Y dicen que hay varias maneras para sacar el olor del pescado,

que no lo hemos probado nunca y vamos a hacer la prueba.

¿Qué te parece? Vale. Genial.

A ver si funciona o no funciona.

Vale. Vamos a lavarnos las manos. Vamos.

Veis que es superfácil de hacer.

No tiene ninguna complicación. Así da gusto, eh.

Yo hago el arroz y aquí, mis camaradas...

¿Y ahora? Y ahora, mira, ven.

Hay varias maneras.

Una, evidentemente, sería ponerse guantes.

Que sabéis que los guantes se compran y son de usar y tirar.

Después...

Otra, dicen, con agua.

O sea, esto sería así.

Hacemos como una pasta. Vale.

Y luego, con esto... que esto

lo probaremos ahora allí, te lo pones así.

Y dicen que desaparece el olor.

Luego cogeremos la que quieras. Prueba el caldito.

¿Ya? Sí. Bueno, al arroz le queda.

Al arroz le queda, pero para que veas ya el caldito.

Falta un poco de fumet todavía.

No levites. Un poquito de sal.

¿Más? Tiene que reducir, eh.

Para mi gusto, un poco de sal. ¿Sí?

(RÍE) Lo siento.

Lo siento. Lo he encontrado bien.

No pasa nada, no pasa nada. A ver.

Es que yo soy... Sergio, déjanos aquí.

Vale. Ya está. Yo cocino más con...

El otro, dicen que con café. Te frotas con café.

(Risas) Evidentemente, te quita todo.

Porque el café es muy potente.

Eso lo entiendo. Eso no tiene ningún problema.

Otra, con vinagre.

Vinagre blanco y, luego, pues limón también.

Venga, el bicarbonato.

Cuando venga el pescadero ilustrado, le preguntaremos.

Vale. Vamos ahí a la pica y lo probamos.

A ver cómo se quita él cuando viene del mar.

Vale. Yo te pongo ahí. Venga.

Y nos frotamos como si fuera jabón, ¿no?

Sí, sí. Coge una cuchara. Ya está. Hala.

Y yo también.

¿Se irá? ¿No se irá?

Vamos a ver.

(Redoble de tambores) Igual, funciona, eh.

Por ahí va la cosa, eh.

Ahora nos secamos las manos.

Y...

Pues no huele. No.

Funciona, funciona. Oye, está bien.

Muchas gracias. A ti.

(Aplausos) Gracias.

Pensaba que no funcionaba.

Pensaba que no funcionaba. Pero sí, funciona.

Vamos a esperar... No. Vamos a hacer el aceite.

Hacemos el aceite. Vamos a hacer un aceite,

que decimos nosotros, negado.

Que es, ya lo sabéis, aceite, ajo.

Perejil. Perejil le vamos a poner.

Sí, hombre. Ponle un diente solo.

Pero luego, el aceite, ponerlo al final, nos potencia.

Potencia el sabor. Ya veréis.

Aquí tenemos perejil.

Vamos a ponerle un buen toque de perejil.

Ponemos aceite.

Perejil.

Vale. Y ahora ya lo dejaremos terminar de cocer, de cocinar.

Ahí está. Vamos allá.

Y triturar.

Esto, después, le das un toque y queda buenísimo.

Aquí el boquerón, que lo tenemos desangrando.

Y el arroz, que está cocinando. A la vuelta...

Bueno, a la vuelta. Cuando esté cocido el arroz,

terminamos, que queda todavía el toque final.

Que quedan las espinacas...

Vaya olor que tiene, Dios mío.

Cómo huele. Qué hambre nos está entrando aquí por momentos.

Espinaca. Espinaca, se le llama baby.

Brotes de espinacas. Espinaca, la que queráis.

A nosotros nos va aquí la espinaca,

porque ahora veréis, le vamos a dar otro toque.

Ponemos espinaca bien repartida.

Eso le da un toque muy bueno.

Al final, porque si no, nos pierde toda la clorofila.

Ya está. Venga, ya está.

Ahora, el boquerón. Voy a poner solo un pelín de sal.

Pónsela aquí encima. Ya está. Para que no...

¡Eh! ¿Qué?

Por la piel, que queda más bonito.

Así, pero desordenado. No.

No quedaría mal, eh. Es muy clásico, ¿no?

Venga, hazlo como quieras. Sí, hombre. Que sí.

Queda bonito así. Con la piel hacia arriba.

Que he pillado un rollo.

Y ahora lo vamos a terminar al horno.

Ha estado 16 minutos aquí.

Golpe de horno para que se hagan los boquerones, pim, pam.

Muy poquito. Y lo sacamos.

Y ya lo dejamos reposar. Está casi seco ya, eh.

Y ahora ya, aquí vamos. Le damos un poco a todo.

Vale. Vamos ahí. Ahí.

Nada. Un minuto. Sí. El boquerón que no...

Vale, Sergio. No más. Vaya pinta tiene. Fantástico.

De lujo. Luego, yo... Claro. Alguno de vosotros diréis:

"¡No!"

Pero a mí me gusta. Un chorro.

Lo sacamos del horno y le pongo limón.

¿Le ponéis limón? A mí me gusta.

¿Ah, sí? sí.

¿No? Por ahí dicen: "¡No!"

De verdad, hay verdaderos amantes. ¡No!

Lo llevamos en vena porque, de pequeños,

nos ponían el chorro de limón.

Yo reconozco que potencia el sabor del arroz.

A mí me parece que potencia.

Pero hay gente que dice que es una aberración.

Entonces, como el arroz es libre y este espacio también,

pues que le pongan lo que quieran.

Que levante la mano quien no le pondría limón.

Toma ya. Uf.

Está claro. Las dos, ¿no?

Yo, a este arroz, no lo sé. Yo no lo sé.

Yo creo que hay arroces que sí y arroces que no.

Boquerón, buen tiempo. A mí me cuesta un poco más.

Pimientito, calamar. A mí me cuesta más.

Le pones un chorro de limón y espectacular. Brutal.

Este lleva limón. Yo no digo nada.

Esto ya estaría. ¿Sí? Pues sácalo.

Espérate, que te pongo la...

Entre que se deja reposar, nada, dos minutos y...

Ya está, ya está.

También es bueno que el arroz, si hay tiempo, que repose un pelín.

Como aquí podemos dejarlo luego reposar

y con nuestros amigos, y con vosotros, celebrarlo,

pues lo hacemos. Fijaos qué espectáculo más bonito.

Qué alegría.

Y el arroz es arroz. Ahí está. Un poquito solo.

¡Vale! Ya está, ya está. Venga.

Arroz de boquerones.

Arroz de boquerones al estilo de los gemelos Torres.

Grandes platazos, productos de temporada

y recetas superasequibles.

Combinaciones perfectas para nosotros

y, seguramente, para vosotros.

Nos vemos en el próximo programa.

Siempre hay un buen motivo para cocinar. Adiós.

Venga, a probar. A comer.

Tiene una pinta el arroz.

¡Hum! ¡Hum! Y el pimiento.

  • Pimientos con queso y arroz con boquerones

Torres en la cocina - Pimientos con queso y arroz con boquerones

03 may 2017

Hoy Sergio y Javi cocinarán con muchos contrastes. Empezarán con unos pimientos con queso. Como segunda receta, un arroz con boquerones pero lleno de toques personales.

ver más sobre "Torres en la cocina - Pimientos con queso y arroz con boquerones" ver menos sobre "Torres en la cocina - Pimientos con queso y arroz con boquerones"
Programas completos (479)
Clips

Los últimos 1.588 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios