www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4864640
Para todos los públicos Torres en la cocina - Pan sorpresa y vichyssoise de castañas - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos)

Bienvenidos a "Torres en la cocina",

traemos un programa lleno de sorpresas

y con una invitada de excepción.

Haremos primero un pan relleno,

un pan sorpresa, pero no os diré de qué todavía.

Y después haremos una vichyssoise de castaña de temporada total

con huevo poché, es una crema deliciosa.

Bueno, aquí tenemos... Actriz, bailarina, deportista,

bueno, no sé qué más decir, Patricia, guapísima,

Patricia Montero, bienvenida.

Hola, chicos, qué tal.

Bienvenida.

Muchísimas gracias. Un placer tenerte aquí,

también vienes con sorpresa vienes con embarazo.

Con mi huevo sorpresa. Sí, y hemos dicho:

"Pues vamos a dedicarle esta receta que va rellena".

Además eres la primera persona que viene con su delantal

que es precioso, me encanta.

Antes muerta que sencilla hasta en la cocina.

Muy bien, precioso. Además, cocina muy bien

porque siempre te gustó la cocina. Sí, me viene de familia,

mi suegra es cocinera, era cocinera de barco,

de toda su vida. Cocinera de barco.

Que es muy difícil y complicado cocinar en barcos.

Siempre cuenta la inestabilidad. Dificilísimo.

Y sé lo sacrificado que es y luego, lo pasional,

creo que es fundamental

tener esa pasión por la cocina porque es dura, dura

porque la viví en mis propias carnes.

Ya lo sabemos. Vamos a empezar con el pan.

Vamos a empezar con este pan, haremos un pan relleno

es un pan muy fácil, es una receta sorpresa

que podéis hacer en casa y dices: "Ostras, qué lleva dentro".

Cómo llevas el amasado. Un niño lleva dentro.

Muy bien, yo amasar, amaso.

Bueno, primero, lo que hacemos es levadura fresca, de panadero,

diluimos un poco con agua.

¿Vale? Que esto te lo diluyo yo aquí.

Y después vamos a amasar aquí

como toda la vida se ha hecho, con la mano.

Ponemos la harina. Deportista a tope eres.

A tope, vosotros cómo andáis. Bien, a la bici.

Sí, le damos a la bici cuando podemos sabes que llevamos

unos horarios muy... Y ahora decidimos que cuatro días

a la semana, si podemos, nos vamos en bici

por la montaña. Fantástico, llegas allí.

Y al final pues a la semana... Solo para la harina.

Un poquito de sal. Vale.

Ponemos aceite, un aceite, este es un aceite suave,

es importante para que no tenga tampoco...

Mucho sabor. Exactamente.

El resto del agua. Agüita del tiempo, ¿no?

Agüita, exactamente. Y, ahora, Sergio pondrá la levadura

que la mezclamos con cuchara y cuando no podamos más

con la mano que eso mola mucho.

Me encanta, parezco una niña pequeña.

Y levadura panadera que es esta que encontráis

en panaderías o ya en el supermercado.

Déjame la cuchara, Sergio, primero mezclamos así

porque así una vez ya que vemos que ha cogido

pues entonces ya ahí. Ya meto la mano.

A tope, si quieres tirarlo en la mesa o aquí mismo de momento.

Ahí.

Qué me gusta. Ya ves qué masa más sencilla

porque es mezclar los ingredientes, amasar bien

que quede bien lisa, bien suave y luego, como todo buen pan

tiene que dejarse reposar. Sí, aquí tenemos uno reposado,

pero terminamos de amasar ese. ¿Se te apunta mucha gente

para comer en casa o no? Pues cuando estaba de programa

tenía gente todos los fines de semana porque

no paraba de cocinar y me venía muy bien

que vinieran a probar a casa. Conejillos de Indias.

Pero ahora tengo muchísimo menos tiempo entre la niña,

el embarazo, el trabajo... Quedaste en muy buena puntuación

en "MasterChef" y fue una experiencia, ¿no?

Fue una experiencia... Semifinal, no?

Sí, llegué al último programa y fue una experiencia,

totalmente, apasionante.

Muy intensa, muy dura, pero la viviría una y otra vez.

Bueno, aquí ya. Ya lo tienes, haz una bola

y sería esto de aquí, mira, esa bola la pondríamos aquí

en un bol, la taparíamos con un trapo húmedo

para que repose bien y esto sería o ponemos film

que es lo que pusimos aquí

y ya veis. Aquí lo puedes poner.

Ahí está, la tengo yo aquí.

Muy bien. Y luego, mirad, tenemos la masa

fermentada, vemos cómo ha subido. Una hora a temperatura ambiente

y la tenemos, ahora la sacamos, amasamos

con un poco de harina y amasarla bien,

bueno, estirarla bien fina porque vamos a hacer

pues una lámina muy fina para poder rellenar.

Haremos algo sorprendente

porque diréis: "¿Cómo rellenamos un pan?"

Ahora lo veréis, no lo diré aún.

Esto hay que ponerle bien de harina.

Sí, porque si no, tiende a pegarse.

Y con rodillo. Sí.

Ahora le das con rodillo. Ya ves que vienes a currar aquí.

Estoy encantada, cuidado que os pongo a trabajar también.

Hecho, perfecto. Que hablábamos de deporte.

Algo nos dijeron que hacías que cuando te levantas

por la mañana también como unos ejercicios

que luego nos enseñarás. Desayuno corporal

que es estirarse como los gatitos por la mañana

que es desperezarse y poner un poco, engrasar

un poco el cuerpo, mover las articulaciones,

mover un poco, huy, me hizo cloc, ¿Ves?

Mover un poco el cuello, hacer torsiones de un lado a otro,

levantarse de lado, nunca hacia delante

y ya el cuerpo empieza con más energía y más engrasadito.

Nosotros no hacemos más deporte porque no tenemos tiempo.

Bueno, eso del tiempo en una cocina se pueden hacer

muchas cosas. ¿Sí? Bueno, andamos mucho,

tenemos en el restaurante nuevo como es muy grande,

estamos todo el día... Corriendo.

Sí, corriendo, andando. Vale, vamos...

Vamos a rellenar el pan.

¿Cómo haríamos un pan para que dentro nos quede vacío?

Me tenéis sorprendida, no sé muy bien qué vamos a hacer.

Cogemos un trozo de papel sulfurizado,

este tipo de papel que es de horno y hacemos una bola

con él, es un papel que ya viene engrasado,

esperemos que no se nos pegue y a partir de aquí hacemos

una bola de este tamaño más o menos, y lo vamos a rellenar.

Espera, lo ponemos así. Exacto.

Hacemos así y recortamos un poco,

veis, hacemos una rueda

para que nos quede más o menos bien bonita.

Qué trazado más perfecto, lo hago yo y no me sale tan bien.

Sí, seguro, seguro.

Y ahora, lo que hacemos

con la masa de pan es... Ir cerrando.

Vamos cerrando pero dejamos un orificio encima.

No vamos a cerrarlo del todo.

Para que respire y podamos sacar el papel después.

Me encanta esto. Esto es una cosa.

Ya verás que luego crece el pan y queda superchulo.

Es casero, para hacerlo en casa, son cosas que podemos hacer aquí.

Le damos la vuelta y lo ponemos aquí.

Exactamente, ahí está.

Le damos la forma. Dame uno más, que haremos uno más.

Tengo aquí para otro.

Pues este es nuestro de bote de hoy.

Exactamente.

¿Cómo llevas la dieta? ¿Llevas alguna especial o algo

o no o comes de todo? Pues me estoy cuidando mucho

la verdad es que siempre me cuido porque me gusta comer

sano sin más, sin demasiadas restricciones

porque las dietas tan estrictas a mí me agotan y como de todo,

con caprichos de vez en cuando porque me gustan mucho.

Y ahora me dio por los potajes, la cuchara,

las lentejas, alubias... Mirad, ya lo tenemos aquí.

Lo metemos al horno 15 minutos a 200 grados, mirad lo que hago,

con un poco de agua, me voy aquí a la pica,

al fregadero y con un poco de agua

solo espolvorear así, como un poco de...

Ahí está, ponemos al horno,

como decimos, 15 minutos, 200 grados.

Es muy rápido. Luego, quitamos el papel

y preparamos el relleno de esta bomba de pan.

De este pan relleno.

¿Y qué ejercicios haces para el embarazo?

Porque seguro que es igual, lo mismo, ¿o no?

Sigo muy metida con el tema del yoga

que es una conexión maravillosa con el bebé además

y hago un poco de todo, ejercicios en casa,

cuando no tengo tiempo y estoy con la peque

o en un parque por eso os digo que la cocina,

se pueden hacer muchas cosas. usando esta encimera,

usando la pared. En cualquier momento...

Claro, una cosa es aquí y otra es el restaurante.

Abdominales, por ejemplo. ¿Aquí encima y cómo se hace?

Yo me siento aquí.

Y entonces ahora el culete hacia delante y ahora haces

encogimientos, encoges las rodillas y estiras.

Un poco más arriba, ahí y estiras. Encoges y estiras.

¿Pica o no pica? Sí, empieza a picar.

Tres series de 30.

Sí, está bien. Tú, por otro lado aquí

y haces flexiones, qué te parece. Oye, pues mira.

Está bien, aquí venimos más temprano

a "Torres en la cocina", esto aquí te lo compro,

pero en el restaurante es más complicado.

Es un poco raro, sí. Allí es más difícil.

Qué guay, no hay excusas. Empecemos con esto,

pelamos un pepino y hacemos

una ensalada con tomate, lechuga, bueno, que tenemos aquí

la lechuga francesa, la trocadero que nos gusta mucho a nosotros,

queso feta, aceitunas de Calamata,

cebolla encurtida, cebolla normal, haremos una ensalada superfresca,

superrica que veréis ahora.

Bueno, has hecho un libro "Pon en forma tu mente interior"

Tu yo interior. Tu yo interior y es un libro

de deporte para... Es un libro, básicamente,

de vida saludable.

Vida saludable. No deporte por eso no se llama

ponte en forma y se llama "Pon en forma tu yo interior"

por el hecho de cuidarnos un poco desde dentro,

pues desde la alimentación, desde llevar una vida sana también

emocionalmente y hablando mucho de motivación,

del día a día, de sonreír a la vida,

de darle a las cosas la importancia que merecen

en cada caso y no perder demasiado tiempo con tonterías

porque a veces, nos suele pasar mucho

y el querer es poder, es mi lema que me acompaña de toda la vida

desde que yo era chiquitita porque siempre he hecho ejercicio

y que mi padre me decía una y otra vez: "Si quieres, puedes,

hija, si quieres, puedes" Y crecí con esa filosofía.

Es verdad, además de verdad. Corta el pepino a daditos pequeños.

Yo hago tomate concassé o tomate cherry si tenéis.

Ahora haremos el relleno del pan, estamos con la ensalada.

Y, después, vamos a hacer otra mayonesa para ligar esta...

¿De qué va a ser la mayonesa?

Haremos una "lactonesa". No, una "yoguresa".

22 mayonesa llevamos este año en el programa y haremos otra nueva;

sin huevo, solo con yogur y aceite, aceite de girasol.

Y, bueno, toque Torres, claro.

Es muy buena, muy ligera. Muy pequeñitos, ¿no?

Sí, ve cortándolos así, pequeñitos. Veo que eres una artista

con el cuchillo, te desenvuelves perfectamente.

Calla, que lo de los tajos es una cosa...

Sí, ten cuidado, que estos cortan, ¿eh?

Estos están muy, muy afilados. ¡Madre mía!

Es fundamental, porque un cuchillo que no corta te da como...

Claro, no puede ser.

Desde muy joven has hecho tele, por lo menos, anuncios;

y, luego, destacaste en un programa mítico de TVE: "Veo, veo".

"Veo, veo". "Veo, veo", ha llovido mucho ya.

Tenemos algunas imágenes y todo. ¿Sí?

Sí, sí. Sí, sí.

A ver. Es increíble.

¿Cómo fue la experiencia? Porque tan pequeña será como...

No lo sé, no me lo imagino.

Llevo desde... haciendo un balance y yéndome a ese momento,

llevo toda la vida. A mí me apasionaba desde pequeña;

las cámaras siempre me han gustado mucho,

siempre me lo he pasado muy bien. Y tú les gustas a ellas.

¿Ah, sí? Qué bien. No es cuestión de que...

te guste a ti, también, la cámara te tiene que querer.

Muchas gracias. Esto es un placer, cortando pepino con vosotros.

Corto un poco de lechuga en juliana. Hacemos una lechuga...

Ponemos, también, aceituna kalamata porque le va muy bien;

cebollita, cebollitas encurtidas, que le dan mucho frescor al pan,

le da un frescor tremendo. Y pepino.

Tú llevabas bien hacer tele desde pequeña;

o sea, que te gustaba desde pequeña.

Me acuerdo de mi primer "casting", que fue con seis años.

"Con seis años", madre mía.

Fue de casualidad, unos amigos de mis padres les dijeron:

"¿Por qué no la llevas a la tele, que es rubia y de ojos azules?".

Y mis padres, al no saber: "Vale". "Pues mira, hay un sitio..."

Estas cosas de la vida, no sabes por qué y te terminan llevando.

Y, bueno, yo dije: "Vale". A mí me daba...

Te daba igual. "Claro, pues venga"

En el "casting" me lo pasé pipa,

conté un chiste que no sé dónde me lo contaron.

Me cogieron en el primer "casting" al que fui

y en el rodaje yo era feliz.

Me acuerdo del olor a maquillaje, del olor a laca, las cámaras...

Me decían: "¿No te aburrías esperando?

"Pues no, porque había muñecas". Para mí era diversión, ¿no?

Tenemos aquí la superensalada.

¿Cebollita le has puesto? Sí.

Venga, pues ya está. También, le hemos puesto queso feta.

Pongo un poco de piel de limón, que le da un toque fresco.

También, le pondremos orégano, que a la ensalada le va muy bien.

Qué maravilla, qué gozada. Tenemos bastantes hierbas.

¡Quién tuviera esta cocina en casa! Sí, la verdad es que va muy bien.

Intentamos tener de todo un poco, la verdad, se trabaja muy bien.

¿Cómo es tu cocina?

Porque, como vivimos en la cocina, en casa, también.

Le damos mucha importancia.

Para mí es la parte más importante.

Exactamente. Igual que nosotros.

Si hay gente en casa, al final, siempre se termina en la cocina.

Sí, sí. En mi casa terminamos en el suelo,

alrededor de la mesa de la cocina, tenemos parqué y es muy cómodo.

Siempre terminamos ahí.

Fijaos lo que vamos a hacer, tenemos aquí un yogur,

un yogur griego de estos cremosos, buenísimos.

Vamos a poner yogur y la haremos, solo con el aceite y el yogur.

Venga. La vas a hacer tú para que veas...

Por si se corta, así no quedamos mal nosotros.

Ah, vale. No se cortará. Salsa inglesa,

ponemos un poco de salsa inglesa; un poco de miel.

Se la pones tú, Patricia. Un poquito de mostaza.

¿Cuánto es "un poquito"? Al gusto.

Luego, le ponemos zumo de limón, ¿dónde está el limón?

Que si no, matamos el dulzor, ¿no?

Una punta de mostaza, mostaza en grano,

que le da un toque muy fresco y muy bueno.

Limón. Mostaza, limón, miel... ¡Hum!

Es muy buena; es muy ácida, muy fresca y muy sana, también.

Y... montar, ¿no? Sí, con el aceite.

Le ponemos el aceite. Veo que no es un aceite fuerte.

No, aceite de girasol. Ah, vale, para que no le dé...

Sí, de esta manera conseguimos... Así no condiciona.

¿Le ponemos alguna cebolla dentro? Todo tuyo.

Como veáis. Le he puesto ahí, pero...

Yo le pondría un poco de vinagre y ya está.

¿Os calláis por si se corta? ¿Eh?

No, porque no se oye. Sabemos que no se va a cortar.

Eso seguro, sabíamos que esto salía bien.

Perfecto. Vamos a ver cómo va el pan.

Creo que le falta un poquito.

Vamos a esperar...

Creo que dos o tres minutos más tenemos que esperar,

pero ya veis que está dorando bien, que ya le falta poco.

Y hacemos el montaje.

(Música)

El pan está cocinado, está bien crujiente, es importante;

veis qué color. Ha quedado supercrujiente.

Qué bonito. Vamos a sacarle el papel.

Acaba de salir del horno, está caliente, todavía.

Ahora, con cuidado, para no romper el pan.

Para no llevarnos una sorpresa. Exactamente.

Vamos sacando el papel, veis que sale muy bien.

Hay que ir con cuidado, pero...

Os lo voy a copiar. Claro.

Lo podéis rellenar de lo que se os ocurra, de lo que queráis.

Sale el papel, fijaos. Y tenemos un pan bien cocido.

Está bien cocido por dentro. Qué maravilla.

Si queremos, lo podemos abrir más con las tijeras.

Espera, que quito la bandeja. Vale, aquí lo tengo.

Perfecto. Patricia, vamos a darle a esto, te lo dejo a ti.

Y, vamos a... Hum, muy rico el pan.

Es bueno, ¿eh? Y la ensalada, también, con la "yoguresa".

Adelante, vamos a mover ahí y vamos a rellenar.

¿Puedo coger cucharas? Sí, sí.

Lo muevo y tú lo rellenas. Con un poco de lechuga...

Ha quedado tan bonito, que no quiero liarla ahora,

que soy un poco manazas. No sé cómo servirlo.

Lo emplataría hacia abajo y le daría un golpe.

Y darle un golpe. Darle un golpe y que se abra,

para que se vea todo el relleno y lo bueno que es.

Qué me gusta romper los platos, mira que me gusta eso.

(RÍE) Cuando te queda tan bonito... Tras.

Es un arte, evidentemente, efímero. Patricia decía

que le gusta mucho la cocina porque es muy creativa.

Ajá. También, tu trabajo es súper...

También lo es. Supercreativo.

Intentar crear un plato y que el emplatado quede bonito,

o contar una historia en el plato. Imagínate.

Es fascinante. La verdad, me he enamorado de este mundo.

Es mundo precioso, el de la cocina, muy duro y muy sacrificado.

Es muy exigente, pero, luego, es muy gratificante.

¿Qué queréis hacer, romperlo o...? Yo tengo dos ideas.

O lo servimos así o lo ponemos bocabajo, lo rompemos y lo abrimos.

¿Cómo lo ves? ¿Le damos la vuelta?

Como comensal, me gustaría que me lo sirvieran y me dijeran:

"Rómpelo, a ver qué pasa". Venga, rómpelo tú.

Por la sorpresa. Lo abrimos para que se vea en casa.

¿Le doy con la cuchara? Con lo que quieras.

Con la cuchara le das así, ¡plas!

¡Zasca! Que se rompa un poco.

Bueno, lo vamos a abrir, ¿eh? Dale sin miedo.

Ahí está. ¿Así o un poco más?

Un poco más. Más.

Y por aquí por el lado, lo abriremos para que se vea.

¿Sí? Un poco más, ¿no? Que se vea la ensaladita.

Ahora, haremos esto. Mira qué bonito.

Me ha recordado... ¡Toma ya!

Qué bonito, es como una cueva.

Pan relleno. Qué rico.

Pan sorpresa.

¡Perfecto! Vamos a seguir con una vichyssoise de castaña.

Eso es. Es el nova más.

Muy buena, porque sería una vichyssoise de temporada,

totalmente, con la castaña. Pero antes haremos

unos daditos de pan para ponerlos en el horno.

Con romero y tomillo. De guarnición va superbién.

Tú misma, que te he visto... Cuidado, con el hambre

que me está entrando, igual me como el pan entero.

Estamos igual, es la hora crítica.

Vamos a hacer daditos de pan. ¿Hago unas rodajitas?

Sí, sacamos este de aquí y con dos, creo que estará bien.

Perfecto. Le quitas la corteza y los cortas.

Muy bien. Es lo que pondremos de guarnición.

Yo voy a poner hierbas, tengo romero y tomillo.

Vamos a poner unas hierbas, aceite de oliva

y como el horno está caliente de esta sorpresa de pan,

vamos a ponerlos al horno para que queden crujientes.

Después, haremos la vichyssoise.

Normalmente, es de puerro y patata, pero le vamos a poner castaña,

castaña congelada, la encontramos muy fácil; está pelada, perfecta.

Para hacer esta vichyssoise es muy fácil.

¿Así te vale? Sí, va genial.

Ahora, le pondremos un poco de aceite de oliva,

las hierbas y a tostar.

Lo hacemos crujientito, ¿no? Exactamente.

Bien tostados. Crostones de pan.

(RÍEN)

Yo te entiendo, yo te entiendo.

Lo bueno es ir probando, en la cocina hay que probar.

Eso es así, eso me lo enseñó mi suegra

la primera semana que me dio clases.

"Prueba todo" Y dije: "Eso me viene bien".

Porque si no, no sabes si está bueno, malo; falta sal, pimienta...

Lo que sea. Sal y pimienta, ¿eh?

Muy bien. Pero ¿quién cocina en casa?

Antes has dicho algo muy interesante.

En casa, tengo que reconocerlo, en casa cocina mi chico,

mi pareja Álex; te mando un beso, mi amor.

Que se ve... Hola. Se ve que cocina superbién también,

que está muy puesto con el tema de la cocina.

Ha crecido en una cocina. Estudiaba los exámenes

encima de las encimeras de su madre.

Le gusta mucho. Tengo la suerte de ser

una privilegiada porque cocina mucho.

Se le da muy bien, además. Claro que sí.

Danos trabajo, Javier. Vale.

Voy yo con el puerro. No. Él a pelar patatas

y tú cortas el puerro pequeñito. Me ha tocado.

Vale. ¿Pequeñito cómo? ¿Así?

Sí. Quizás... Ahí el truquillo, que este ya lo sabrás

para que no se mueva tanto.

Y así es más seguro. Así, cortado pequeñito.

Pues sí. No te creas que lo sabía esto. No.

Siempre tienes que buscar la estabilidad

para que no se mueva tanto.

Para no arriesgar tus dedos en la cocina.

Y un poquito de aceite de oliva, que se vaya calentando.

Y rehogar por un lado muy bien el verde de puerro

con la patata y pondremos eso, la castaña.

El blanco de puerro, perdón. Y el verde lo cocinaremos

por otro lado, que también lo vamos a aprovechar.

Vale. Ahí está la patata, que la voy a cortar pequeña

para que cocine muy rápido.

Cuanto más pequeña, antes se cocinará.

Oye, fuiste Subcampeona de Fitness. ¡Anda!

Subcampeona de España. Bueno, Campeona de España

y Subcampeona de Europa de Fitness Infantil.

¡Toma ya! Ahí queda eso. Sí, sí.

Toda una vida dedicada al deporte. Me gustaba muchísimo.

Me empecé a meter en competición

y estuve hasta los 17 años competiendo.

¿Tenías pensado dedicarte a esto o era simplemente porque...?

Yo sé que el deporte engancha.

Cuanto más haces, más quieres hacer.

Y tú que has estado ahí con la presión

del programa de "MasterChef", seguramente va bien

el tema del deporte para estar más relajado, más tranquilo.

Sí. La verdad es que nos pasa un poco a los deportistas.

Y, sobre todo, que aguantamos mejor la presión.

Y el programa exige mucha presión.

Al final tienes la capacidad de poder trabajar

con esa presión, esos tiempos, esa intensidad.

Sí. Aguantar más. ¡Venga, venga, venga!

Ya te digo. Bueno, está bien rehogado ahora el puerro.

Ponemos, Sergio, la patata y las castañas.

Ya veis que ponemos aquí. Fíjate. Y castaña, que lleve.

La castaña y la patata también

la vamos a poner ya. Sí. Ponla.

Perfecto. No voy a ponerla toda, pero pongo.

Hay hambre, ¿no? ¡Jolín, que si hay hambre!

Después... Cómo huele esto.

Vamos a darle un toque de vino rancio.

Que el vino rancio ahí le va a dar

una combinación muy buena. Un chorrito.

Dejamos evaporar el alcohol.

No la pondremos toda. Venga. Ahí está.

Esto, no hay problema porque luego se evapora el alcohol.

La pongo toda. Ponla toda.

Y luego tenemos caldo de verduras. Parece caldo de ave,

pero es un caldo de verdura. De verduras.

Lo hago muchísimo. Cuando hago un pollo,

luego la carcasa la utilizo para hacer un caldo.

Perfecto. Cocina de aprovechamiento además.

Estás a tope. Sí, sí.

Lo voy a tapar y lo dejamos cocinar.

Y luego ya vamos a terminar con un superhueso poché,

que lo vamos a compartir con todos vosotros.

Y alguna cosa más. Y un toque más.

Está bien cocinado. Ya veis que han pasado...

¿Qué? ¿Seis? ¿Ocho minutos?

Como está cortado pequeño, no tarda nada.

Vale. Y lo dejamos ahora entre que hacemos... Sergio.

Venga, un poco de verde de puerro. Utilizamos el verde de puerro

porque lo vamos a saltear. Está bien lavado.

Y lo vamos a utilizar para poner de cama, de base.

Y esto es algo que en casa siempre tiramos.

Sí. Exactamente. Y es lo que más clorofila tiene.

Es muy bueno. Es más sabroso y es donde más le da el sol.

¿Qué tal así crudito? Un poco más fuerte este.

Pero se puede comer también. Sí, sí.

Se puede comer.

Una sartén aquí y vamos rehogando.

Y nada. Tú ya le puedes triturar.

Venga. ¿Lo hago yo? Sí.

Aquí puedes aprovechar para hacerte una limpieza de cutis.

El vapor.

Vale. Ya está. Lo tenemos. Perfecto.

Sacamos aquí. ¡Ay!

Vale. Supercrema natural.

No le ponemos ni crema de leche ni nada.

Vamos a ponerle un producto nuevo que no habíamos utilizado nunca

en el programa, Javier.

Que es como una pasta de aceituna negra con trucha

y champiñón. Se llama tartufata.

¿Ves? Huele a trufa y champiñón.

Le vamos a poner un poquito a la crema.

Un poquito. Para, para, Javier.

Ha metido un cucharón ahí. Con la trufa no hay que escatimar.

Tú echa ahí. Me pongo aquí, ¿y qué pasa?

A mí es que la trufa me fascina.

Si por mí fuera, le hubiera echado el bote entero.

Y siempre lo decimos, que la trufa, como es

tan aromática, en pequeñas dosis, en pequeñas cantidades, no es cara,

porque te da aroma a un plato fácilmente.

Fíjate cómo suelta aromita ya.

Que con poquito ya... Está buenísimo.

Y ahora vamos con el huevo.

Y vamos a lanzar un "challenge". Un "challenge" de huevo poché.

Lástima no estar en casa porque lo haría también.

Lo tenéis que hacer. Os proponemos que nos mandéis

vuestros videos en Instagram de vuestros huevos poché.

Los recogeremos en el programa

y el que más nos guste, se lleva un libro.

¿Le sigo dando o ya? Ya, ¿no? Ya está.

Este lo tenemos. El puerro está pochado,

que lo voy a escurrir un poco. Simplemente, pochado.

Un poco de sal y pimienta.

Lo voy a escurrir para ponerlo de cama.

Para ver que no se rompa el huevo cuando lo vas a poner,

yo prefiero ponerlo primero en un recipiente.

Ahora, un poco de vinagre.

No mucho porque si no, le da sabor al huevo.

Y ahora muevo el agua, hago como un remolino.

Y así ahora el huevo... Parece un tontería

pero me parece de las cosas más complicadas,

hacer un huevo poché. ¿De verdad?

Y ahora, hierve el agua, importante. Ponemos el huevo.

Y ahora es cuando... Se va enrollando, envuelve.

¿No le das vueltas tú también? No.

Lo mejor es que el agua le dé las vueltas.

Porque si tú lo tocas ahora, se podría romper.

Ah, fíjate.

Dos minutos. El tiempo que vayamos poniendo...

La crema. Porque se sigue cocinando, ¿no?

Exactamente. Y luego, importantísimo.

El gran secreto es que el huevo sea fresco.

Si es fresco, sale bien. Si no, ya puedes hacer

un montón, que no sale. Con una espumadera.

Te hemos visto en redes hacer posturas increíbles

con el tema del yoga. Estás ahí a tope con yoga

en Instagram. Sí.

Ahí estoy a tope. Vas a tope con las redes.

Tienes muchos seguidores. Yo ahora...

También le seguimos. Ahí estamos.

Yo también os sigo a vosotros. Bien.

Ahí estamos. Yo creo que no hay limitación

que se me ponga por delante. Eso está muy bien.

Embarazada. ¿Y qué? Hay que seguir.

Claro que sí. Hay que...

Veis el huevo, que le queda muy poquito.

Ya está. Mientras vamos haciendo y todo, ya está.

Veis que está superblandito. Pues ahora lo que haremos

será recortar las barbas un poco. Y ya está.

Y emplatando. Fijaos lo que voy a hacer.

Recortar las barbas. Tenéis un...

Sí. Las barbas se le dice a la parte esta.

Es mucho argot. Es como decir...

Yo le hago aquí un nido, una cama al huevo para poner.

Y aprovechamos el verde el puerro que le va superbién.

Y ya que estamos hablando de una crema de puerro

con castaña, pues vamos a darle este toque.

Le hacemos el nido. Esto ha quedado como un paquetito.

Qué bonito el huevo poché. Y qué bueno es.

Vamos a poner un poco de sal y pimienta encima.

Y un poquito de aceite de oliva. Tiene que estar bien aliñado.

Bien sazonado. Estas cosas sí que son

de las cosas que yo ahora siempre hago.

Ese puntito final de sal y pimienta.

Hay que darle el toque. Además, luego marca la diferencia.

Y ahora, esta supercrema.

Ya decimos. Es muy natural porque no le hemos puesto

ni crema de leche. Ni nata ni nada.

Ni nata ni nada. O sea, que...

Ponemos un poquito alrededor.

Ah, y los tropezones de pan,

que los tenemos aquí también. Claro, Sergio.

Yo los tenía en la cabeza. Está súper... Vamos.

Esto ya, Patricia, tú misma, por donde quieras,

por ahí repartidos. Vale. Estupendo.

Unos cuantos picatostes.

Y con ese aroma a romero y a tomillo que tienen.

¿En los lados? Donde tú quieras.

Como lo pongas, quedará bien.

Siete. Siempre impares, ¿no? Correcto.

Lo primero, el emplatado. Muy bien.

Un poco de aceite de oliva, que queda bien

y rompe así un poco la forma.

Y tenemos esta supercrema, esta vichyssoise de castaña

con huevo poché y el verde de puerro también y el pan.

Y este pan sorpresa que hemos hecho en homenaje a ti también,

que vienes con sorpresa al programa.

Te vamos a hacer un gran homenaje.

Y espérate, Sergio. El libro.

¡Ay! Yo también tengo para vosotros.

Yo he visto algo ahí, que no quería decir nada.

Por favor. Uno para cada uno. ¡Olé!

Superlibro. Ha salido ahora, ¿no?

Sí, bueno. No os lo he podido traer porque no me han llegado aún.

Pero ya estamos en la segunda edición. Estoy supercontenta.

¡Toma ya! Este está recién salido del horno.

Muchas gracias. "Tradición con toque Torres".

Y hoy, como tú eres la invitada de honor, despides el programa

con toda la gente que hay aquí viéndonos.

Vale. Me lo tienes que recordar porque estoy muy despistada.

¿Sí? Yo te lo digo al oído.

¿Cómo me puedo olvidar de esto?

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Nos vemos en el próximo programa.

Gracias por estar ahí. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pan sorpresa y vichyssoise de castañas

Torres en la cocina - Pan sorpresa y vichyssoise de castañas

29 nov 2018

Hoy cocina con los Torres la actriz, bailarina y deportista Patricia Montero. La primera receta viene con regalo incluido: se trata de un pan sorpresa, relleno de una completa ensalada y además un huevo poché muy bien acompañado.

ver más sobre "Torres en la cocina - Pan sorpresa y vichyssoise de castañas" ver menos sobre "Torres en la cocina - Pan sorpresa y vichyssoise de castañas"
Programas completos (763)

Los últimos 2.481 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios