www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4662252
Para todos los públicos Torres en la cocina - Nachos de patata
Transcripción completa

Bienvenidos a "Torres en la cocina",

traemos tres tapas, programa dedicado a los amigos de los bares

y a todos vosotros que estáis en casa.

Vamos a hacer unos nachos pero de patatas.

Bueno, os van a encantar, no puedo evitarlo.

Tiene truco, ¿eh? Unas aceitunas y un pepito de ternera.

Exactamente. Un pepito con mucho toque Torres.

Todo va a tener toque Torres.

Vamos a empezar por el aderezo para los nachos.

Vamos a hacerlos con especias

y veréis que el nacho os va a encantar.

Vais a decir: "Caray, estos tíos sacan números".

No digo más, ya veréis.

Especias que tengamos. Ve diciendo cuáles.

Mira, voy a poner el bol aquí.

Tenemos estas especias, pero las que tengáis en casa.

Siempre tenemos el armario de las especias,

que se van quedando obsoletas de alguna manera,

pues esta es la forma perfecta de ir actualizando las especias.

Ajo en polvo, que es fácil de encontrar

y siempre lo tenemos abandonado en la cocina,

pues ponemos un par de cucharaditas pequeñas.

Comino, no hay que abusar, pero un poquito sí.

Le va muy bien. Le da un toque genial.

A veces, mastico comino porque dicen que va bien para...

el enjuague bucal y para el aliento, evidentemente.

Cebolla, cebolla en polvo.

Le voy a poner un poco más de cebolla que sabemos que es sana.

Pimentón. Pimentón de La Vera ligeramente ahumado.

Le ponemos bien. Ahí está.

Son especias que tenemos en la cocina, ¿eh?

Podríais hacer vuestra mezcla con las que tengáis.

Orégano.

No, eso es tomillo y esto orégano. Perdón, tomillo.

(Carcajadas) ¡Hey, hey!

Me he dado cuenta cuando... No pasa nada, no pasa nada.

Ostras, Sergio, no te veo, ¿eh?

Vale, orégano, ahora sí.

Y un toque de pimentón picante.

Al gusto, ¿eh? Sí, esto ya es...

Pero un poco de cayena gusta, ¿no? (PÚBLICO) Sí.

Además, tenemos un público de este... picante.

(Risas) Entregado, público entregado.

Vale, estas serían las especias; un poco de pimienta en grano,

que no puede faltar. Recién molida es muy buena

para la circulación y con ese aroma tan característico.

Venga, un poquito más, y un poco de sal. Ahí está.

Estas son las especias. Depende de lo que tengamos

ponemos más o menos, no hace falta que sean exactamente estas.

Ahora viene el plato fuerte porque vais a decir:

"¿Estos tíos de dónde han sacado esto?".

Pelamos las patatas, que eso no tiene secreto.

¿Dónde vas? ¿Tienes esa para las pieles? Vale.

Fijaos lo que vamos a hacer.

Aquí lo importante es pelar bien la patata porque tiene truco:

cogemos desde arriba y hacemos tiras.

Bueno, no tiene truco, es pelar la patata.

(Risas) Sí que tiene truco, sí.

No creo que sea tan difícil pelar una patata.

Pero no vale de cualquier manera, tiene que ser con una puntilla

o lo mejor en este caso, un pelador, hace falta un pelador.

Vamos haciendo tiras enteras,

luego, Javier termina de pelar lo que no está bien.

Esto, señoras y señores...

van a ser nuestros nachos de patata.

¿Y qué pasa con la patata? Sí, señor.

Esta noche haremos una tortilla espectacular.

Exactamente. Y aprovechamos todo.

Os digo una cosa, amigos de los bares y a la gente de casa,

con esto te quedas con la peña, con el personal,

dices: "Mira, nachos de patatas con las pieles de patata".

Primero, tiene un montón de fibra, todas las propiedades y vitaminas

se concentran en la piel y tiene un sabor terroso

que el resto de patata no lo tiene. O sea, amigos, esto es la leche.

Y si alguien os dice algo en el bar como:

"Tío, que son pieles de patata, ¿me tomas el pelo?".

Dices: "¡Eh!, me lo han dicho los Torres,

a mí no me digas nada, que me lo han dicho ellos".

Ya veréis que no os dicen nada, si no, que nos llamen.

Aceite de oliva caliente para freír las pieles de patata,

tienen que quedar bien crocantes, bien crujientes,

tienen que quedar muy crujientes.

Después, les pondremos las especias

y lleva una salsa... muy especial, también. No me adelanto. Patatas.

En este caso, lo que hago para que no me salpique el aceite

es secarlas un poco con un poquito de papel.

Las cogemos así y, simplemente, les damos un achuchón.

Vale, vamos a poner las patatas, a mí esto me parece fascinante.

Vamos a freírlas, le damos caña al aceite.

Venga, perfecto.

Esto a nuestra abuela le hubiera encantado

porque era así como muy... ahorradora.

Mientras Sergio fríe las pieles de patata,

os vamos a enseñar dos trucos que son buenísimos

porque sabéis que, muchas veces, no utilizamos

las pieles de las frutas, las tiramos;

o sea, utilizamos el interior, pero el exterior no.

Os digo que para hacer una infusión son buenísimas.

Pelamos la piña, la piel la ponemos en una olla

con agua, un trocito de canela y un poquito de jengibre.

Cuando va a empezar a hervir lo retiramos y tapamos.

Es una infusión buenísima con muchas vitaminas

porque la piel tiene muchas propiedades.

La dejamos diez o quince minutos.

Con la piel, ¿eh? O veinte minutos de infusión.

También, os vamos a enseñar cómo hacer un aceite esencial,

en este caso, de naranja, con pieles de naranja.

Pelamos la naranja, la ponemos en un bote con alcohol,

tapada durante una semana.

Al cabo de la semana lo colamos, retiramos las pieles

y dejamos el bote abierto para que evapore el alcohol.

Y tendremos... Un aceite esencial.

Un aceite para masajes, para la piel va superbién.

Para la piel; para poner en la bañera;

para una vela, le da un aroma muy sensual, así como muy...

(Risas) Se puede hacer de muchas pieles;

podemos hacer infusiones y aceites esenciales

de otros cítricos, también, sería buenísimo.

Vale, ¿cómo lo llevas? Fijaos cómo suflan las pieles.

Qué bonitas. No hemos dicho el tipo de patata;

patata agria, patata lo más vieja posible,

cuanto más vieja... Menos agua.

Más fácil para freír y más crujiente quedará.

En este caso, fijaos cómo va quedando. Buenísimo.

Vamos a ir haciendo la salsa. Vamos a ir haciéndola,

el queso y la crema de leche están en la nevera.

Sabéis que los nachos, normalmente,

llevan un tipo de salsa con queso cheddar,

que es este tipo de queso anaranjado.

Tiene ese color por el achiote o urucú, que se llama, también,

que es un tipo de colorante natural que está en la palmera,

normalmente, está en la parte del Amazonas, por ahí.

Cuando nosotros estuvimos en el Amazonas

vimos a los indígenas pintarse la cara con la especia.

Y nos pintamos. Nosotros, también, cómo no.

Nos faltaba tiempo para pintarnos...

Ponemos crema de leche. Corta el queso para que no esté...

Exacto. Tan grande.

A cocinar, no hace falta mucho. Ponemos el fuego.

Estaba todo, ¿eh?, lo tenía todo, si no, nos quedará muy espeso.

Es que lo tenía controlado. Vale, muy bien.

(Risas)

¿Sabéis cuando tenéis que ir detrás todo el día?

Como las madres, todo el día con la vara, igual.

Si lo rallamos es mejor porque se fundirá antes.

Se podría cortar en daditos, también.

Vais a flipar con esto, os va a encantar esto.

Las dejo un poco más para que se sequen bien.

La gente dirá: "Me han puesto unos nachos de piel de patata".

Vale, ponemos el queso cheddar dentro.

Métele queso a tope. Se fundirá con la crema de leche.

Luego, cuando se deshaga, le pondremos unos encurtidos,

que le van superbién aquí dentro; también, le pondremos estragón.

¿Sabéis qué quiere decir? Hierba de dragón. (RUGE)

Y... ¿"Ah", eso hacen los dragones? Claro, ¿no?

(Carcajadas)

(MAÚLLA) Era más del león, pero bueno.

Bueno, creo que ya las tenemos. Fijaos qué maravilla,

qué cosa tan fácil y tan guapa. Venga, ahí está.

Fijaos.

Y, ahora, claro, ¿cómo integramos las especias

en esta supermegapatatas? Ahora lo veréis.

Dejamos reducir un poco la salsa.

Tienen que estar calientes, recién salidas,

igual que el tema de las patatas fritas;

cuando hagáis patatas fritas la sal y la pimienta

las tenéis que poner en cuanto salen del aceite,

sino, luego, ya no las cogen bien. Esto es igual, acaban de salir.

Tenemos una bolsa Zip, a ver si no se deshacen.

Yo lo pondría así, Sergio. ¿Aquí?

Sí, sí. Así, para mezclarlo bien en casa.

Lo pondría por encima. Yo os enseño un truco.

Yo lo pondría por encima. Yo os enseño un truco.

(Risas) Yo os enseño un truco que mola.

Las metéis aquí dentro, luego, pondremos aquí,

ponéis las especias y cerráis.

Es homogéneo, se reparte por igual.

Y la otra manera es así.

(Risas)

Más fácil y más rápido. ¿Cuál os gusta más?

Igual de bueno. ¿Cuál os gusta más?

Esta es más fácil. ¿Cuál es más lógica?

(PÚBLICO) La bolsa.

Ah, ¿sí? "La bolsa"

No me lo creo. Vamos a la bolsa.

No lo creo. La otra también.

Yo voy cortando encurtidos, ¿eh?

Vale, lo pongo dentro todo, ¿eh? Venga.

Venga, "a tope", como dice Javier.

Ahora, hacemos así. Sergio, ¿qué tipo de aceite...?

¿Perdón? El tipo de aceite.

Es aceite de oliva suave, no usamos un extra virgen

pero es un aceite de oliva suave que aguanta mucho más la...

La fritura. La fritura.

Y el sabor que aporta es mucho mejor.

Vamos a hacer dos tapas más, esta y... Fijaos.

Qué maravilla. Además, quedan crujientes.

Mira la salsa, ¿eh, Sergio?, en vez de comer.

Un poquito de sal. Está rico, ¿no?

Os va a gustar esta, ¿eh?

Ojalá vaya a un bar y me lo encuentre por ahí.

Además, de picante está... Muy bien, ya veréis.

O sea, mucho. (RÍE)

Seguro. Vale, la salsa la tenemos.

Una vez fría, esta salsa hay que enfriarla,

lo que tiene es que se solidifica, queda compacta, queda dura.

Tenemos una en la nevera, antes he hecho una.

Iba a poner esa pero digo...

No, se ha de enfriar, es bueno que esté fría.

Mira, esta es lo mismo que esta pero fría. Fijaos en la textura.

Le iba a meter el dedo, pero...

Fijaos.

Está cremosa, está muy buena.

Fundente. Los encurtidos los pongo dentro.

Baratito. Han de salir los números.

Y sorprender, sobre todo, sorprender.

Vale, estragón. Y que sea bueno.

Es la hierba de dragón.

(RUGE)

Mezclamos un poco esta salsa.

Perfecto, todo bien limpio. Fijaos qué cremosidad tiene.

Ahí está. Bueno, de lujo. Vale. Esto lo tapamos.

Vamos a servirlo como yo tenía pensado,

para hacerlo rollo presentación. Genial.

Ponemos así. Huy, qué "chips", qué crujientes. Bueno, qué nachos.

Qué nachos.

Venga, ponemos el bol en medio. Venga, ya está.

De aquí vas cogiendo la piel, mojas y te la comes.

Esta mola, esta receta, amigos de los bares, ya sabéis.

Y en casa. En casa, también.

Vamos a hacer otra tapa, aceitunas rellenas de atún.

En casa hacemos unas tostas... Lo dejamos aquí.

Unas tostas de atún con mayonesa y pimiento de piquillo,

que están buenísimas para la hora del vermú.

Es una tapa muy fácil. Con la misma receta hemos dicho:

"Vamos a rellenar unas olivas que podrían servir".

No hay nada como rellenarte tú las aceitunas.

Diréis: "Ya me compro unas hechas". Pues no.

Las aceitunas se rellenan caseras y quedan mucho mejor.

¿Qué hace falta? Una buena aceituna.

Gordal. Es una aceituna gordal.

Del sur, viva el sur. Es grande y con el agujero grande.

Estas son perfectas. Típicas de Sevilla;

una aceituna carnosa, mantecosa... buenísima.

Le hemos quitado el agua y lo que hacemos es...

Aquí dentro, aceite de oliva.

Córtales para que se queden de pie. Sí, ahora.

¿Antes de poner el...? Sí.

¿Sí? Sí, ya verás.

(Risas) Y un poquito de sal.

Solo para que brillen para que queden bien bonitas.

Vale, voy a coger un platito alargado.

¡Ya lo tengo! ¿Ah, sí?

Mira, la madera. Este estaba buscando.

Después, atún, atún de lata.

Lo pones en un bol con mayonesa. Es atún es muy bueno.

Sí, toma. Te pico el pimiento. Puedo hacer algo, ¿no?

Puede ser de cualquier tipo: atún, bonito, la ventresca...

La ventresca en lata me encanta.

Atún de lata...

(Risas) De lata atún.

Vale. ¿Tienes tenedor? Toma.

¿No? Sí, sí, ahora.

¡Ah! Que me va mejor con esto, ¿puedo?

¿Puedo o no? Sí, sí, claro.

Vale, gracias.

Que le va mejor la cuchara. Para romperlo sí.

Entonces, rompemos bien para que quede bien pequeño.

Ahí está. Pimiento del piquillo,

no puede faltar. Conserva, también.

Ya veis, todo los tenéis en las conservas, es fácil.

Lo compramos entre semana y el fin de semana lo tenemos.

Y que lleve pimiento del piquillo.

Venga, le meto otro, ¿no? Hombre, Sergio; eso le da la vida.

Además, le da el toque de brasa tan bueno.

Ya sabéis que el pimiento del piquillo lo hacen a la leña.

Un poco de mayonesa

que hemos hecho mayonesa.

Y ponemos una cucharadita para que lo deje bien...

Bien cremoso. Esto nosotros el fin de semana

en una tostadita a la hora de vermut, maravilloso.

A mí... nos salva. ¿Queréis picante,

le ponemos un poco? (TODOS) Sí.

Venga, pues picante. Ahí, valentía.

Este, ya lo explicamos a veces, pero lo ponemos al principio,

está muy picante, pero luego sacamos aceite

y lo rellenamos y al final llega un momento que está

perfecto de picante y está domado

que decimos nosotros.

Mira, vamos a... ¡Ay!

Ponlo aquí, Javier, toma.

Vale, yo voy cortando un poquito

la aceituna para que se aguante de pie.

¿Veis? Tenemos las aceitunas, cortamos un poquito la base

muy poquito, solo para darle estabilidad.

No, así, solo por la parte de abajo.

Por donde va a rellenar por el otro lado, no.

Simplemente, y ya veréis qué presentación más chula

y las tuneáis a vuestro gusto,

las rellenáis de lo que más os guste.

Y ahí va, bien rellenas.

Si queréis hacer una mousse de anchoa, pues de anchoa

que va superbién también. Bien rellena y ahora, tras.

Vale.

Y esto está buenísimo, os lo digo, están buenísimas.

Venga, vamos a ponerle un poco de romero que no le irá mal,

mientras Javier termina y hace eso, yo haré aquí

mi toque porque ya parece una aceituna de verdad, ¿sabes?

(Risas)

¿Estas ya están? Sí.

Aceitunas rellenas caseras, señoras y señores.

Espera, no las rellenes todas que no me cabrán.

¿Cuántas más?

Vale, fijaos qué espectáculo y qué cosa más sencilla

y dicen: "¿Cómo las has hecho?" y dices: "Con amor".

Perfecto, ahí están.

Bien. Venga, aceitunas gordal,

de momento esto, ahora haremos un pepito.

Ahora vamos con el pepito de ternera, pero un pepito

de ternera con mucho toque Torres. Escucha esta historia, Javier.

Qué historia. Taberna de Madrid,

el hijo del dueño se llama Pepito, está harto de los bocadillos

de embutidos y dice al cocinero: "Hazme un bocadillo

con un poco de sustancia, de chicha".

De ahí, el cocinero le pone

la carne dentro del pan, de ahí nace el pepito.

Esa es la...

(Risas) Es verdad, dicen eso.

lo he leído. "Lo he leído", dice.

Dicen la leyenda... No, no, me he documentado.

Vale, lo primero, cebolla o chalota podría ser,

ya que hace tiempo que no teníamos o usábamos chalota,

vamos a rehogar chalota, a confitar chalota,

que quede bien cocinada.

La base es la ternera que la haremos con buey hoy,

con un tipo de buey que luego os explicaremos,

pero lo podéis hacer con ternera.

Sabéis que le pepito con bistec, nosotros cogimos solomillo

porque dijimos: "Tenemos un público hoy que se lo merece, así que va".

El pepito lleva diferentes guarniciones, hoy lo haremos

con chalota y pimiento del Padrón.

Toma ya, o sea, súper.

Y cuando veo en la carta un pepito,

o sea, soy, somos fans, completamente, del pepito.

¿Sabéis por qué se conoció luego el pepito, no?

Porque la gente que vio a Pepito comerse el bocata

todos decían: "Quiero uno como el de Pepito"

y a partir de ahí...

(Risas) Claro, la gente decía:

"Quiero uno como el de él".

Es bueno, el nombre es muy bueno.

Este le llámanos "pepitorres", si cogéis la t y escribís

es pepito torres.

Bueno, cortamos la chalota en juliana que ya decimos,

podría ser cebolla.

Pero ya que yo doy un recuerdo aquí de los chaloteros

que aunque mi hermano sea el inventor

se olvida y yo mantengo. Menos mal, Javier, menos mal

que menos mal. Mantengo viva la llama.

Menos mal, menos mal, el próximo invitado que venga

le tenemos que dar un carné.

Vale. ¿Quién será?

Ponemos en una sartén. Un poquito de aceite.

Ahí está y a confitar bien.

Venga, saltear, es más que nada saltear.

Hay dos maneras de hacerla, la haremos otro día más adelante,

la receta con la cebolla caramelizada

que es cuando se vuelve negra y saca los azúcares

que va bien para algún tipo de elaboración.

Aquí iría muy bien, pero no nos da tiempo.

Porque tarda bastante, pero para otro día lo hacemos.

Un poco de sal y pimienta que vaya cogiendo ya.

Los pimientos, dónde están. En la nevera, mi nevera.

Pimiento de Padrón, unos pican y otros no.

Recuerdo ahora, vagamente, que alguien vino a explicarnos

la diferencia entre los que picaban y los que no.

¿O lo he soñado? Bueno, a medida que avanza

la temporada se hacen más fuertes, más picantes.

¿Eh? Te sorprendí ahora. Había un truco

que no me acuerdo cuál es. Claro, no es eso,

no es lo que he dicho.

No lo sé, no lo sé, no lo sé.

Los hacemos así. Lo que sí sé es que esto

es perfecto para bocata o perfecto para tomar

como aperitivo, fresquitos con sal y pimienta

esto es la leche, pero dentro del pepito,

"pepitorres" que haremos, es maravilloso.

Perfecto, vamos con chalota que la chalota cuando...

Ya limpio yo, tranquilo. Cuando se cocina bien, uf.

Freímos los pimientos. Reutilizamos el aceite

donde hicimos los nachos. El aceite de freír la patata

queda neutro y se puede volver a usar.

No pasa nada. Vale, ahora haremos

una mantequilla que se llama "maître d'hôtel".

"Maître d'hôtel".

Yo hablo francés, eso es verdad y Javier, también.

"Maître d'hôtel" quiere decir mayordomo.

Exactamente. Mayordomo, "maître d'hôtel",

es una mantequilla muy conocida,

sobre todo, en Francia

porque se usa para diferentes elaboraciones.

A ver, que no me deje nada, tenemos

cayena, cayena en polvo,

tenemos zumo de limón, tenemos la mantequilla

que la dejamos pomada ya veis cómo está,

y esto si hacéis un poco más

y la guardáis en la nevera, aguanta superbién.

Voy a hacer esa cantidad.

También perejil y pimienta. Esto es fantástico,

pero no veas cómo peta esto.

Pimienta podéis usar blanca o negra.

Sí, hay que hacerlo aquí como en el circo con los leones.

Veis bien de zumo

de limón, suficiente.

Picante al gusto.

Pero yo veo que hoy el público está entregado

y vamos a darle un poco de...

de calor.

Ahí.

Sal.

Pimienta. Así da gusto,

es como un restaurante porque tenemos comensales

que sois vosotros, o sea, eso está bien.

Claro, como en el restaurante,

pero aquí sois vips porque...

Ahí va.

Venga, los pimientos ya están,

esto es pimpán.

Esto ahora un poco de sal encima

y tal cual, a mí el pimiento de Padrón me chifla.

Es muy bueno. Y el que te sale picante aún más

porque te da una alegría.

Venga, metemos un poco de sal, ahí está.

Venga, perejil.

Pimiento, chalota que ya veis que...

Perfecto, ya va quedando ahí bien.

Importante que la mantequilla sea bien pomada porque como veis

vamos a mezclarlo.

Todo hasta que quede bien pomada.

Y todo bien mezclado, ahí va, ahora ya está.

Bien, ya tendríamos la mantequilla, ¿cómo es la mantequilla?

"Maître d'hôtel".

(Risas)

No, yo estuve mucho tiempo

y Javier en Suiza, pero yo en Francia.

Nosotros, la verdad, y es verídico, nosotros,

nuestra primera experiencia

fue en un bar que tenían nuestros padres.

Sí. Nosotros crecimos en un bar.

El bar Plaza se llamaba. Sí, me acuerdo que poníamos

una caja, detrás de la barra, una caja de cerveza

pam, pam, te subías y qué quiere usted.

Por eso sabemos lo que es un bar. Éramos mocosos.

Que conocemos la vida del bar. Lo hemos vivido.

Además, intensamente. Tengo aquí la carne.

Venga, y yo escurro un poco la cebolla que ya la tenemos

que le has puesto un chorro de aceite que no veas.

Mirad la carne qué color tiene porque es buey.

Es una carne excepcional, una carne de Retinto,

una carne del sur que en España hay muy buenas carnes

no solo en Galicia, sino también en el sur

tienen ese Retinto o Retinta que son excepcionales.

Ya la cortaron, quitaré un pelín

si tuviera un exceso de grasa, pero es que está genial.

Ya el color lo dice todo. Venga, chalota, tenemos

la mantequilla, mirad, mantequilla "maître d'hôtel",

la cebolla y los pimientos.

Vale, ahora metemos aquí la carne que me dará Javier.

Y la marcamos muy bien porque dijimos:

"Le vamos a meter un filetorro, un filete de buey,

un solomillo de buey", que os digo puede ser

el pepito creo que al final, normalmente, es ternera,

si lo pides es solomillo de ternera,

pero nosotros, más potencia, le damos con el buey.

Porque cuando se va al mercado

uno lo que ve lo que más le gusta

es lo que compra y es lo bonito del mercado.

¡Viva el mercado! ¡Viva el mercado!

Viva, eso siempre hay que ir

y consumir, siempre lo decimos, producto fresco, de mercado.

Venga, Sergio, te lo doy. Dale ahí.

Mirad qué pan.

Esto, esto es un pan.

Esto es un pan de Cea, de Galicia, esto es la repera

que puede ser un pan de hogaza

el pan que queráis, pero en este caso

cogimos este pan porque lo haremos de una manera diferente

y lo vamos a tostar también.

Yo le voy a quitarla punta que lo vamos a usar

también, vaya pinta que tiene este pan, Dios mío.

Y voy a coger más del centro.

Lo vamos a cortar. Lo bueno es la corteza.

Sí, de este pan. Crujiente, un pan, un pan.

Vamos a hacer un "pepitorres" importante.

Bueno, es que aquí no nos cabe la boca,

si te lo quieres meter, no te cabe.

(Risas) Igual me pasé, espera.

Espera porque hay que rellenarlo y todo.

No, si luego lo cortas, venga, dale ahí.

Es de dos rebanadas está bien. Huy.

Fantástico. Yo marco la carne.

Atención, atención, porque para hacer el "pepitorres"

lo que haremos ahora será cortar,

sin llegar al final,

el pan.

Ahí está, veis que tiene aquí una abertura, le doy un poco más.

Pero sin llegar al final y en la misma sartén

donde Javier hace la carne, ahora cuando la saque,

lo vamos a tostar por las dos caras.

Pero le vamos a poner la mantequilla.

Exactamente, y aquí dentro...

el pepito.

A mí para el pepito me gusta la carne muy poco hecha,

o sea, vuelta y vuelta, nada más.

Bueno, eso ya va, cuestión de gustos.

Pero como creo que este me lo voy a comer yo.

No, que tenemos invitados, Javier. Eh, mal rollo, mal rollo.

He visto tensión.

(Risas)

Por este pepito creo que va a haber...

Va a haber tensión, bueno, saco la carne,

están todos los jugos en la sartén, muy importante.

Afloja un pelín. Sí.

Y ahora ya bien de mantequilla el pan, bien untado.

Nuez de mantequilla que ponemos aquí.

Esto es importante, esto le dará el crujiente

y el sabor bueno al pan.

Y además queda la esencia todavía del solomillo

ahí que hemos marcado.

Y ahora lo que hacemos es tostar. Hala, hala.

Vale, ahora ya que se tueste el pan que torre bien el pan

con la mantequilla. ¿Torres?

¿Eh? Que torres bien el pan.

Que torres.

(Risas)

Mola. Estamos por todas partes.

(RÍEN)

Bueno, de la mantequilla lo que sobre a la nevera

bien cerrada en un bote y aguanta mogollón de bien.

Estamos rodeados, pondré más mantequilla aquí.

Bueno, pimiento del piquillo, la chalota, el pan así

con la mantequilla que dora y queda muy bueno.

Festival.

Vale, ya está, venga. Venga, ahí está.

Le damos la vuelta. Veis que queda

esta capa crujiente de pan

crocante con la mantequilla las hierbas y ahora le pondremos

la carne, la cebolla, los pimientos, ¿y qué os parece?

Brutal. Sobre todo a estas horas.

¿Veis? Tengo aquí un papel que nos vendrá genial para decorar.

Esto es un papel que lo podemos comprar,

papel de... bueno, de horno como si fuera

y es un periódico también, o sea puedes estar comiendo

el bocata y viendo las noticias. Es de uso alimentario

y es un papel divertido, diríamos.

Muy bien, muy interesante. Aquí lo que hago es pasar bien

para recuperar todos...

Si está en inglés, chaval, que tú no pillas ahí.

Vamos allá. Ahora, fijaos,

tenemos el pan bien tostado.

Oh, cómo quema.

Venga y vamos a "empepitarlo".

Ponemos la carne.

Vamos a poner bien de carne que esto es bueno.

Ahora... Luego si se sale un poco

no pasa nada. Colocamos, porque esta es

otra manera de presentar,

ponemos tres buenos trozos.

Toma ya. Con la chalota.

Chalota, bien de chalota, tiene que llevar chalota.

Y el pimiento con todo, el pimiento se come tal cual.

Fijaos, y esto lo pondremos ahí pegando a la otra.

Bien de chalota eso le da, vale, Sergio.

Ahora hacemos así, ya verás.

Ahí, ahí, huy, huy, huy.

Imaginaos ahí...

Es que no le hace falta nada más,

creo que ahí ya con esto lo tenemos más que completo.

Esto triunfa, os lo digo, triunfa en casa, en bares.

Donde sea. En Hollywood, donde sea, vale.

Vamos a chafar así un pelín,

veis que coge la... y lo ponemos así de lado

para que veáis. No lo chafes mucho, Sergio.

Espectáculo. Esto es bonito así.

Vale, bueno aquí tenemos este superpepito Torres.

"Pepitorres", "pepitorres".

Estas superaceitunas rellenas que son muy fáciles ya visteis.

De atún y pimiento del piquillo.

Y estos nachos para sorprender. Baratitos y buenísimos.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Vivan los bares y las tapas.

Gracias, hasta luego. Adiós.

(Aplausos)

  • Nachos de patata

Programas completos (670)

Los últimos 2.199 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios