www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4931781
Para todos los públicos Torres en la cocina - Marmitako de salmón y hojaldre de crema de queso - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Bienvenidos a "Torres en la cocina",

traemos dos platos de película y un invitado de excepción.

Primero vamos a hacer un marmitako, que quiere decir

"lo que hay en la olla", literalmente, más o menos.

Después, haremos un milhojas de hojaldre con queso y algo más.

Hoy no queremos cocinar solos, viene Fele Martínez,

que es un actorazo. ¡Hola, Fele!

Y un amigo. ¿Cómo estás? Muy bien.

Bienvenido. Con ganas de estar aquí.

Seguro que todos os acordáis de un gran peliculón; "Tesis",

una película con la que pasé mucho miedo pero me fascinó.

Y, después, tuvo Goya. Sí.

Tu primer papel, ¿no? Sí, sí.

Y te dan un Goya. Eso es; sí, señor.

Eso fue "llegar y besar el santo". Fue en el 96.

En el 96, justo. Hace ya unos añitos, sí.

Pero estás igual.

Bueno... Entonces tenía pelazo, ahora...

Ahora no sé lo que tengo.

Bienvenido al club, estamos igual.

De primero vamos a hacer una receta muy vasca, y tú eres de Alicante,

es una buena tierra; yo estuve una temporada haciendo arroces.

Te voy a dar un poco de trabajo. Claro.

Como es la primera vez que vienes, vas a pelar patatas.

Exactamente. Y, luego, tienes que estar atento,

porque lo que no entiendo es cómo vosotros hacéis

tantos papeles de memoria, que son alucinantes,

de no sé cuántos guiones y no sé cuántos papeles.

Nosotros tenemos muy mala memoria para los guiones

pero sí buena para las recetas y a ti te pasa lo contrario, ¿no?

Para las recetas tengo mala memoria pero para los textos...

Lo que pasa es que cuando te pones a memorizar un texto,

sobre todo en teatro, son muchos días de ensayo

y muchas veces tienes que hacer la misma escena, en este caso,

y bueno, quieras o no, se te acaba quedando.

Claro. Cada uno vale para lo que vale.

En este caso, valgo para aprender los textos y hacer los personajes,

y vosotros valéis para la cocina.

No, está claro. Mira, yo de eso soy incapaz.

Porque no tienes estos cuchillos.

Eso es verdad, también, es verdad.

Es fácil. Lo que te vamos a pedir, vamos a hacer una prueba contigo;

al final de la receta tendrás que memorizar

los ingredientes que ponemos.

Vale, voy encendiendo el disco duro.

(RÍE) Vale, perfecto.

Entre otras pelis, también, hiciste la del círculo polar,

que es un peliculón. Un peliculón.

Además, hace poco se hicieron los veinte años.

Mira, veinte años. Se celebró el 20” aniversario.

Sí, uno tiene una edad ya. Pues no me parecía tanto.

Ni a mí. Ni a mí, hasta que la vi

y es una película que me ha dado muchas satisfacciones.

¿Dónde tiro esto? Aquí abajo.

Y, luego... Tenemos aquí la basura.

Te voy a pedir que chasques la patata.

Sí, sí. Para que saque el almidón.

Vale. ¿Cuáles son tus gustos culinarios?

Mira, sabe chascar la patata. Claro que sí.

Estás delante de un profesional, Javier.

Pero ya eres de nivel máximo. Se me escapa.

No hay que decirte nada.

Lo que decía, un montón de gente se me ha acercado,

precisamente, por la peli esta de los amantes.

Realmente, fue una película muy especial.

"Especial", yo, también, diría que era especial.

Fele; ajo, cebolla, pimiento rojo. Ajá.

Vamos a pochar aquí. Laurel.

Hablaremos de pelis, pero ¿qué gustos culinarios tienes?

Hay un plato en Alicante que se parece a este, bollitori.

¿"Bollitori"? Nunca lo he oído. Es algo que hacía mi abuela.

Es un guiso con bacalao, con el bacalao desalado;

lleva una base de ajo, cebolla y perejil;

luego, está la patata con el bacalao y se le añade...

Hacías alioli y cuando sirves en el plato, lo echas ahí.

Qué platazo. Una barbaridad.

Ese me lo apunto. Está muy rico.

Lo vamos a hacer y el nombre me parece... algo japonés.

Es verdad. Parece japonés.

Qué recuerdos. Un montón.

Pimiento choricero, también, lo vas a hacer;

es el pimiento choricero seco, que lo ponemos a hidratar

y con la cuchara... Vamos a ir descarnándolo, ¿no?

Vas rascando y recuperando la carne, ¿vale?

Muy bien. Cómo está la cebolla, señores.

Este agua se puede reutilizar. Ese agua se podría...

Sí, se podría mojar, aunque tenemos caldo de pescado.

¿Cómo te cogen o cómo entras en el cásting de "Tesis"?

Primero hice las pruebas para la RESAD,

la Real Escuela Superior de Arte Dramático en Madrid,

entré en octubre del 94. A partir de ahí, empecé a estudiar

y justo acabando el curso, en mayo o junio, una cosa así,

un compañero, que estudiaba dirección en la escuela,

Carlos Montero, me dijo que tenía un amigo

que iba a dirigir una peli y que le gustaría

hacerme las pruebas porque yo llevaba esas pintas.

Las pintas de Chema, mi personaje, son las pintas que llevaba antes.

¡Toma ya! Si me da por cortarme el pelo,

por ejemplo, una semana antes, no estaría aquí con vosotros.

Pues sí. Aquí queda un poco.

Pongo un poco del pimentón, al loro.

"Pimentón" Pimentón de La Vera.

Le ponemos un poco de pimentón ahumado, que lo lleva el marmitako.

A partir de ahí hice una primera prueba,

que fue un mojón, con perdón de la mesa,

y la siguiente prueba fue... Me lavo las manos, ¿vale?

Sí, sí, sí. Carlos estuvo al quite

e insistió a Alejandro para que me hiciera otra prueba.

¡Toma ya! Y en la segunda me salí.

Bueno, bueno. Muy bien.

Para qué nos vamos a engañar. No te saliste, te supersaliste

porque con el primer papel ganar un Goya...

Bueno, la peli ganó muchos Goyas.

La peli ganó siete Goyas. ¡Madre mía!

Siete Goyas la peli, me parece tremendo.

La verdad es que... ¿Lo esperabais vosotros?

No, no, yo para nada.

O el equipo, porque, a veces, se presiente.

No, yo estaba muy nervioso porque, sinceramente,

yo quería no cagarla y hacerlo todo bien.

Ya venía de casi dos meses y pico de ensayos,

Alejandro se puso muy riguroso porque yo era el único

que no había visto una cámara en su vida

y me dijo: "A ensayar". Estuvimos todo el verano ensayando,

empezamos a rodar en agosto y gracias a eso,

aun con toda la seguridad que te dan los ensayos,

estaba aterrado, aterrorizado.

La primera vez que te pones delante de una cámara...

Te quedas en blanco.

Yo siempre cuento que cuando empezamos en la tele

no dormíamos por la noche. A mí me pasaba lo mismo.

Es verdad. Y con un ataque de nervios.

El primer día... Luego, te haces amigo.

A ver, es que todo esto impone un montón.

Vamos a seguir, ponemos el pimiento choricero,

que le va perfectamente. Cómo huele el pimentón de la Vera.

Y le vamos a dar un toque de chacolí.

Mirad, sacadme unas migas de pan, cortáis una rebanada de pan,

porque le vamos a poner miga de pan.

Esto es un chacolí, no puede faltar.

Pero ¿cómo espesante? Sí, para que ligue más.

Ponemos un buen chorro de chacolí,

como se va a evaporar no tengáis problema con echar.

Las migas es un toque nuestro que le da ese espesor.

Ya lo puedes romper aquí.

¿Eres de cocinar mucho, cocinas bastante o...?

Sí, cuando tengo tiempo me gusta, me relaja un montón.

Es que relaja. Siempre lo decimos aquí.

Es muy terapéutico aunque mi chica se desespera

porque digo: "Venga, cocino yo y...".

¿Tienes algún ritual a la hora de cocinar?

Me gusta tomarte una copita de vino cuando cocino.

Nosotros, también. Y, luego, la radio.

¿Ah, sí? Ya somos tres aquí,

porque yo me pongo Radio 3, de aquí de la casa,

y por las mañanas me lo paso bomba cocinando, la verdad.

El pan es buenísimo porque nos dará otra textura,

va a ayudar a espesar un poco,

junto con la patata, que ahora la pondremos.

Va absorbiendo el caldo.

Le vamos a poner fumet, caldo de pescado,

siempre tenemos en la nevera, somos muy de caldos.

¿Los hacéis vosotros? Claro.

Me refiero, ¿el fumet cuánto tiempo puedes tenerlo antes de...?

No, lo haces y lo congelas. Se puede congelar, vale.

Se hace en 25 minutos, con verdura, cangrejo, galera,

cintas o cabezas de pescado... Lo cuelas y lo congelas.

Pongo la patata. Una base para guisos, arroces...

Ahora... Echamos la patata ¡chascada!

Es muy importante. Es importantísimo.

Y dejamos cocinar, que la patata suelte el almidón,

que se cocine un poco y, luego, le daremos el toque,

porque no pondremos atún. ¿Ah, no?

No. Vamos a poner otro pescado

pero, de momento, no lo digas. No.

Mientras tanto, vamos a poner la radio

y nos quedamos aquí conversando. Venga. Ahí está.

(Música rock) Esto es otra cosa.

Qué bien suena. (RÍEN)

Qué maravilla.

(Música)

Qué marcha, qué bueno. Esto crea un ambientazo.

Encima, pasa el tiempo volando y ya está cocinado.

Ya está cocinado, vamos a poner el pescado,

normalmente, el marmitako lleva atún, ¡pues no!

Hemos encontrado otro pescado en el mercado que tiene omega 3.

Fijaos qué trozo de salmón nos hemos traído.

Salmón... Toque Torres.

El marmitako, también, se puede hacer de salmón.

Claro. Normalmente, se hace con atún o bonito,

podría ser bonito. Exactamente.

Pero con salmón está bien, tiene mucho omega 3 y es sanísimo.

Aquí, ¿sabes qué?, le damos toque a todo.

¿Por qué no ponerle salmón u otra cosa?

La base es la base y, al final, ponemos lo que queramos.

Fijaos. Que tenemos aquí salmón luego para hacer lo que queramos.

Y vamos a cortar aquí unos tacos.

Yo le quito un poco la parte esta de aquí,

que es la parte de la piel. Ahí está.

Ahora cortamos tacos. Lo vamos a marcar.

Primero lo vamos a sellar bien.

Y luego ya lo vamos a poner en la olla.

Con una gotita de aceite. Y rápidamente.

Coge más sabor, evidentemente, y potenciará el guiso.

O sea... Con lo que está oliendo esto

y a estas horas... Un hambre que no veas.

Es lo difícil. A estas horas... Segregando jugos gástricos.

¿Está caliente ya? Sí. Dale ahí.

¿En qué momento te nace, Fele, la vocación de ser actor?

Pues a ver. En el instituto. Esto, sobre todo, en el instituto.

Cuando estábamos... Cuando pasabas de primero a segundo,

tenías las EATP, que eran las optativas.

Ajá. En mi instituto estaba...

Yo qué sé. Dibujo Técnico, Informática, Audiovisuales.

Y la verdad es que lo que más me pitaba, era la clase de teatro.

Toma ya. Y a partir de ahí.

Y tus padres bien, ¿no? Mis padres estupendamente

en Alicante. Sí. (RÍEN)

No. La verdad es que ahí me considero muy afortunado

porque mis padres... Claro.

Una vez pasado el desconcierto primero...

Porque, claro, ellos sabían que a mí me gustaba,

que disfruta mucho en las funciones de teatro.

Pero es verdad que jamás se habían planteado

que me hubiera decidido ponerme a estudiar.

Pero como mi otra opción era Historia del Arte

y también se estudiaba fuera,

dije: Ya que me voy, vamos a por la opción A,

que es la interpretación y ya veremos.

Bueno, pim pam, el salmón, eh. ¿Sabéis que es esto?

Fíjate qué bonito. ¿Sabes lo que es esto?

Esto es eneldo. Muy bien. Vamos a picar un poco.

Porque el eneldo y el salmón van de la mano a tope.

¿Sabéis lo fantástico de saltearlo en último momento y ponerlo aquí?

El tallo lo quitamos y solo esto.

Cuidado con los dedos, que los cuchillos están que...

Ya, ya. Esto tiene una pinta... Sí, sí.

Esto nos queda así. Si hacemos el pescado así

y lo ponemos al final, conseguimos

que nos quede jugoso, que no quede reseco.

Y queda fantástico. Esta es la diferencia

de saltearlo y ponerlo al final.

Y ahora cocinar un minuto y fuera.

Estuve dando hace tiempo

unas clases de un curso de cocina,

porque tuve que rodar una peli en Chile

en la que hacía de cocinero. Toma ya. ¿Cómo se llamaba?

"A un metro de ti". Ah, mira. La voy a ver.

Película chilena dirigida por Daniel Henríquez.

Que mi personaje era el que llaman un "retornado",

que son los hijos de inmigrantes chilenos

que de pronto deciden volver a casa.

Ajá. Y tenía como un restaurante

de cocina tradicional y tal. Lo pasé muy bien.

Toma ya. Oye, pues mira.

Fijaos. Ya lo retiro del fuego

porque con el calor se va a cocinar.

El salteado ha perdido parte de grasa.

Y aparte de que luego queda... El pescado queda muy jugoso,

muy meloso y muy bueno. Dale tú el toque del eneldo.

La hierba, vamos, por excelencia.

Vosotros me decís, porque yo para esto...

A tu gusto. Como si fuera para ti. Tú tienes mano.

Ahí. Ya está. Con eso, suficiente. Ahí está.

Toma ya. Vaya recetón. Platazo.

Perfecto, Fele. ¿Hacemos repaso de receta?

Venga. A ver si me sale. Primero se echa el ajo,

la cebolla, el pimiento. Se sofríe todo.

Luego se echa el pimentón ahumado de la Vera también.

Luego hay que tirarle el tomate.

Se le tira el tomate. Luego se remueve un poquito

para que vaya cogiendo la cosa su historia.

La miga de pan para que...

El txakolí. La patata que hemos chascado previamente.

Se marca el salmón. Se corta en tacos o al gusto.

Se marca y se tira.

Ya está. Solo se ha dejado el fumet.

Por lo demás, está perfecto. Está perfecto.

Está bien. Es verdad, es verdad.

Daba por supuesto el fumet.

Y ahora vamos con la segunda receta.

Un hojaldre relleno de crema de queso.

Una crema de queso y frutos rojos.

Está ahí entre dulce y salado.

Porque a los que no nos guste el dulce muy dulce, es perfecto.

Equilibrio ahí total.

Voy a buscar el hojaldre. Venga, perfecto.

Lo primero que vamos a hacer, es poner al horno el hojaldre

para suflarlo. Vamos a hacer un...

Que se hinche. Venid aquí.

Como un airbag. Dejo aquí la radio.

Venid conmigo. Toma, cuchillo.

Bueno, tengo un aro para cortar.

Y hemos comprado el hojaldre.

Bueno, esto muy aro no es. Es un rectángulo para cortar.

Es verdad.

Un cortapastas. Cortapastas. Exacto.

Cortapastas está mejor dicho. Veis que ya va estirado.

Y solo lo tenemos que desenrollar.

Poner un poquito de harina, no mucha. Un poco solo.

Ajá. ¿Y para qué la harina? ¿Para qué es?

Bueno, para que no se pegue tanto. Para que sea más...

Se puede trabajar mucho mejor.

Y luego, lo compramos porque sabéis que hacer el hojaldre en casa

lleva un... Es complicado. Es un trabajo.

Y ahora ya es tan fácil como esto.

La parte de aquí intentando aprovechar el máximo.

Pues cortar. Ah, mira.

Y vamos cortando. Qué maravilloso el aro rectangular.

Es aro rectangular. Aro rectangular.

Teatro. "Sueños de un seductor" de Woody Allen, ¿no?

Esa fue la primera función que hice yo

de manera profesional y con la que no era mi compañía.

Yo me estrené con "Sexpeare".

En "Sexpeare" éramos Rulo Pardo, Santiago Molero,

David Tenreiro y yo.

Éramos compañeros en la RESAD y empezamos haciendo café teatro,

sketches que se nos ocurrían, que escribíamos

o fusionábamos directamente

de otros autores. Claro que sí.

Y a partir de ahí, empezamos a funcionar.

Y un día vino David Ottone, que es el director de "Yllana",

vino a vernos a uno de los espectáculos

que teníamos de café teatro.

Y, vamos, directamente, nos fichó.

Y luego, a partir de ahí, hicimos "Sueño de un seductor".

Y la verdad es que fue una maravilla.

A mí la que... Que no he ido a verla.

Era la de "El monólogo del filete". Ah, solomillo.

Que tú te conviertes en un solomillo.

No, no. Yo, directamente, era un solomillo de cerdo.

Toma ya. Yo me llama Juan Solomillo,

que se enamoraba de María Entrecot, que era un filete de ternera.

Era un monólogo en tres actos.

¿Cuánto duraba? Pues una hora y media, más o menos.

Entre el primero y el segundo y segundo y tercer acto,

dábamos dos opciones para que la gente decidiera.

Era como los libros de "Elige tu propia aventura".

Sí, sí. La gente decidía por dónde

quería que fuera la historia.

Es un monólogo para recuperarlo, porque era muy surrealista,

muy absurdo y muy fácil de mover.

Pero, bueno, no descarto. A lo mejor, a partir

de este momento, que me lo habéis recordado,

lo volvemos a poner en pié.

Bueno, aunque estás con otras historias ahora.

Sí. Estoy con otra función de teatro

que se titula "Todas las mujeres". Eh.

Que la están petando. Y va a estar por toda España, ¿no?

Estamos por toda España ya. Sí.

Y ahora nos queda todavía... Iremos al norte, al sur.

Lleno. Está lleno. Vamos a estar en Vitoria,

en San Sebastián, en Murcia.

Estaremos también en Sevilla. Vamos a estar en Zaragoza.

Vamos, teniendo bolos hasta junio.

Bueno, voy a poner el hojaldre en el horno.

Lo tenemos a 180 grados. Y lo vamos a poner

que quede bien inflado, bien cocinado.

Que se sufle. ¡Pam! Se tiene que suflar.

Y lo he pintado con huevo,

huevo entero para que nos quede bien dorado por encima.

Perfecto. ¿Y qué le pasa a Nachete?

Si se puede contar o no, porque hay que ir a verla.

Sí. Se puede contar algo.

Bueno, lo primero, es un texto que está basado

en la película y serie que dirigió Mariano Barroso

y Alejandro Hernández. El texto es de ellos dos.

Que es una peli que, aparte, interpretó Eduard Fernández,

que se llevó el Goya. Ajá. Toma ya.

Para mí fue un privilegio. Estoy con cinco "fenómenas"

que son Mónica Regueiro, Nuria González, Cristina Plazas,

Lucía Barrado y Lola Casamayor.

Bien acompañado. No está nada mal.

Nachete es un veterinario un poco encantador de serpientes.

Es un tipo al que siempre

le han sacado las castañas del fuego.

Y decide robarle cinco novillos a su suegro para fugarse

con un affaire que tiene en ese momento.

Oye, pinta muy bien. La cosa se le complica.

Y a partir de ahí, va para arriba. Hasta aquí se puede decir.

Hasta aquí puedo leer. Acabas de inaugurar un corto.

Sí. Estamos a punto de estrenar un corto que dirigí justo

el año pasado, a finales del 2018.

Y nada. Ahora va a empezar toda la ruta en los festivales.

No paras. Sí, sí. Está muy bien.

A deshojar aquí albahaca. Es de dos hombres en un ascensor.

¿Qué le dices a otro cuando tú entras en un ascensor?

Te encuentras con alguien

en el ascensor. "Hola. Buenos días".

¿Qué tiempo hace? Esto es una barbaridad.

Realmente, es un acoso. Es un acoso que sufre un tipo

que llama al ascensor, se mete en el ascensor

porque ha quedado.

Y se encuentra con un personaje ahí dentro

que le acosa brutalmente.

Es un poco... Es un corto que es bastante...

¿Cómo te diría? Muy grosero.

(RÍEN) Ah, sí, ¿eh? Bueno.

Muy grosero, mucho. Toma ya.

Bueno, todo está bien. Es un alegato

contra la homofobia, realmente, sí, porque habla

sobre todo, de estos tipos que se les llena la boca...

Fácilmente. Sí, y de pronto, pues

tienen algo que ocultar. Bueno, hagamos un repaso rápido

porque ahora pongo la leche y haremos una infusión

con la albahaca. Ah, qué bueno.

Qué bueno, qué bueno. Albahaca.

Leche que voy a poner a tope aquí.

Qué bueno. Y ahora, cuando arranque a hervir

lo retiramos y dejamos que coja bien el aroma de la albahaca.

Justo cuando empiece a hervir. Sí, ahí lo retiramos.

Y luego, ponemos las yemas de huevo.

Por otro lado, maicena, yemas de huevo y azúcar

que tengo yo aquí. Ponemos las yemas,

espera que tengo aquí... Y albahaca que lleve cantidad

que es lo que le da ese aroma. Sacamos las claras

y ponemos dentro solo las yemas.

Le pegas aquí un toque. Vale.

Y luego, pondremos queso crema también.

Pensad que yo esto no lo he hecho nunca,

así que será muy divertido. Bueno, simplemente, pam,

con la misma cáscara te ayudas ahí.

A ver, eh.

Ya está, ya está. ¿Ves? Mira, aquí es donde se nota

cuando uno es un maestro y el otro es un advenedizo.

Epa. Ya está, ya la tienes.

Venga, perfecto, impecable. Perfecto.

Vale. Ponemos el azúcar,

la maicena que tiene Javier ahí. La fécula de maíz.

Ponemos ahí para que se deshaga, mezclando.

Queso crema.

Queso crema, ya sabéis este queso de untar de toda la vida,

el de la tostada.

Lo ponemos dentro también.

Y las claras siempre las guardamos para otra receta.

Incluso, se pueden congelar las claras.

Aquí no se tira nada. Nada, vamos, aquí.

Solo al invitado.

Tampoco, tampoco.

La leche hierve fuera y ahora ya el olor ese que coge

me encanta a mí. La albahaca es que me...

No me sobrevive ninguna, es terrible ese mundo.

Es delicada, delicada, la de hoja pequeñita es más fácil,

más fácil que aguante. En "Estoy Vivo" tienes un papel.

En "Estoy Vivo", sí, tuve un papel y ahora,

estamos dejando a los orfebres de la palabra,

los guionistas, que sigan pergeñando guiones

y, bueno, acabamos muy contentos con la serie.

Grabamos con Javier, ¿no? ¿Con Gutiérrez?

Sí, con Javier Gutiérrez. En San Sebastián, en La Concha.

Hola, Javier. Eso son palabras mayores.

Sí, sí. Y con Ana Castillo.

Con Ana Castillo también, muy maja. Y también con Alejo Saura.

Sí, es que han pasado... Mucha gente por aquí.

No os priváis de nada Qué va, aquí ya ves.

Espera. Importante, no parar de mover.

Vale, ahora está caliente la leche, movemos aquí.

Y ya está.

Y aquí ya tenemos, hacemos un recuento fácil.

Apreté un poco la albahaca para que nos salga toda.

Ahora, esta leche sabe a albahaca,

tiene un sabor potente a albahaca, pero sutil,

el queso fresco también y ahora le damos un toque Torres.

Mirad, y diréis: "Porque es el toque salado o salino".

Tengo aquí un poco de parmesano,

queso parmesano y le meteremos una rallada.

Vale. Y esto le da un subidón así

porque no será tan dulce el postre.

Y esto... Un poco de contraste ahí.

Claro. Y esto ahora, a cocinarlo.

Lo ponemos al fuego otra vez

para que espese. Y el queso.

Es para darle un toque. Esta, bueno, sí, le da

el puntito ese. Es una pena que estéis en casa

porque esto empieza a oler... Equilibramos aquí los sabores.

Aquí nuestros amigos y amigas lo huelen también ya, vamos.

Esto es ya televisión interactiva. Total.

Qué grande. Además como lo hacen,

lo practican. Nos encontramos gente en el mercado, en la calle,

en el restaurante y yo alucino con vosotros

con la memoria que tenéis porque nos decís la receta

al dedillo y el toque que le dais vosotros.

De recetas que a veces, a mí me cuesta acordarme, os acordáis.

Y las que salen.

Le vamos a dar un toque también de frutos rojos, ahora

cuando lo saque Javier, que los trituraremos

y lo dejaremos dentro también, un poco de mora y frambuesa.

Frutos rojos, estamos en temporada

y además es sanísimo el fruto rojo, pues lo ponemos.

Buenísimo, sí, señor.

Détox. Détox, détox y puede ser fresco

o congelado, lo que encontréis más fácilmente.

¿Está hirviendo o paro el fuego? Venga, ahora.

Ya está cocinado, ahora, vamos a poner frutos rojos

y damos pam, pam, un poquito con el...

Trituramos. No ponemos todo porque luego

guardamos para decorar, ahí va.

Pon un poco más.

Dejamos alguno para decorar y el resto...

Pregunto, vosotros siempre os compenetráis muy bien,

¿habéis tenido algún momento que uno tire por un lado

otro por otro? Luego nos vemos en la calle, esto no me lo haces...

Él ya sabe que cocino mejor y obedece y así no hay problema.

Bueno. Yo no digo nada,

pero aquí mando yo. Ah, muy bien así me gusta.

Soy el mayor. Hay buen rollo, nos llevamos bien

porque además, como tenemos los mismos gustos

o el mismo gusto a la hora de cocinar,

pues bueno, y luego nos escuchamos bastante

que eso es importante. Creo que sí.

Escucharse y ver porque, a lo mejor,

sí que es verdad que en una receta,

Javier es muy cabezón, pero... Lo conozco hace muchos años ya.

Y siempre encuentras la manera de entrarle ahí.

No, hay buen rollo. Manga pastelera.

Venga, ponemos dentro y ahora

lo dejamos enfriar así en la nevera porque así

ya lo tenemos. Atamos y dos horitas.

Bueno, que quede bien compacta

y esperamos a que se cocine el hojaldre

que hay que enfriarlo y ya veréis el montaje

que es de película.

Ya tenemos el hojaldre que está bien crujiente hecho,

lo dejamos enfriar un poco. Está vacío por dentro,

si veis, es como in airbag.

O sea, se infló y dentro tiene aire.

Es una almohadita. Sí, es verdad.

La crema bien, bien fría que tiene que estarla

y lo vas a rellenar tú.

Muy bien, os fiais, ¿no? Sí, por supuesto.

Vale, vale. Vemos que tienes mucha mano.

Bueno. Cortamos y ahora

voy haciendo un agujero,

¿por dónde prefieres por el lado o por en medio?

Venga, corto los frutos rojos. ¿Yo? Ah, pues...

Por en medio, va. Por en medio, va.

Venga, va. (RÍE)

Vale. Es que yo dije por el lado.

Un agujero y ahora ya introduces.

Es superdelicado, si se rompiera, no pasa nada.

Vale, pero esto lo puedo dejar aquí así.

Es delicado, pero como tenemos más.

Esto es mucha responsabilidad. Si quieres, te echo un cable.

Mira, ahí está. Vale.

Sin miedo, métele ahí a tope. Y vamos a rellenarlo.

Mete la manga dentro que veas que está relleno.

Me da miedo cargármelo.

No te preocupes, coge la manga así, espera, yo te explico un truco.

Coge la manga así que es más fácil.

Vale, y voy apretando. Y ya hasta que veas que ya.

Sí. Mira.

Es que esto es trabajo de profesional.

Ya está ahí.

No, pero ibas bien.

Y rellenamos bien.

Como veis, han pasado de mí. No, hombre, que lo rellene él.

No, no se ha acabado aún. Es que hacéis bien, hacéis bien.

Venga. Yo te hago el agujero.

¿Ves? Mira, este es perfecto.

Perfecto.

Bueno, esto es cirugía pura.

Y ahí, esto está buenísimo, ya veis que no es muy dulce.

Y serviría hasta de aperitivo, imaginaos.

Un primero y luego esto de segundo. Triunfas seguro.

No, que sepáis que esto lo pienso hacer.

Eso es lo bueno. Bueno, pues manda fotos

y lo colgaremos. Y lo enseñamos a nuestra gente.

Ya lo vamos poniendo aquí. Estos están rellenos, ¿no?

Venga, pues pon ahí. En este plato tan bonito.

Yo cojo azúcar glas que es esta azúcar mas triturada

que la usaremos para darle este toque nevado.

Este toque de decoración y luego, le pondremos

unos frutos rojos. ¿Y proyectos de futuro?

Pues, sobre todo, seguimos con la función de teatro

Sí, que no es poco. No es poco, hay un par

de proyectos por ahí,

pero ahí me considero un poco puñetero

y un poco supersticioso y hasta que no esté firmado...

Mejor. Pero hay un par de cosas por ahí

muy interesantes. Pues genial.

Bueno, lo iremos viendo, está claro.

Y tras pasar por "Torres en la cocina",

te lloverán... Creo que esto ya...

Ya me contaron que es talismán porque si ha pasado Ana,

Alejo y Javi, no hay más que ver las carreras.

Ya ves. O sea, ya está.

Bueno, ahí está, azúcar glas y le ponemos, toma,

tú un poco de hierbabuena que tienes aquí para ponerle.

Y nosotros le ponemos algún fruto rojo

como decoración. Y venga, yo pongo este.

Ahí está. Perfecto.

Vale, ahí. Y mirad qué dos platazos.

Tenemos un regalo para ti, Sergio. Lo tengo aquí, aquí.

¿En serio? Sí, sí.

Bueno, también... La bolsa para el mercado.

Es para ir a comprar y el libro para ti.

Bueno, qué maravilla, qué maravilla, muchas gracias.

"Tradición con toque Torres", libraco.

Aquí tenemos este hojaldre relleno de queso y frutos rojos

que es muy fácil de hacer y muy bueno.

Y marmitako de salmón, toma ya, un marmitako que tiene

una pinta tremenda. Siempre despide el invitado

y hoy, vamos, tenemos uno, nos lo pasamos muy bien, de verdad,

gracias por venir y... Gracias a vosotros

y siempre hay un buen motivo para cocinar.

Toma, venga, ahí. Fuerte abrazo.

Hasta el próximo programa, os queremos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Marmitako de salmón y hojaldre de crema de queso

Torres en la cocina - Marmitako de salmón y hojaldre de crema de queso

09 ene 2019

Hoy Javier y Sergio preparan marmitako diferente hecho con salmón con mucho toque y un hojaldre con crema de queso que gustará a toda la familia.

ver más sobre "Torres en la cocina - Marmitako de salmón y hojaldre de crema de queso " ver menos sobre "Torres en la cocina - Marmitako de salmón y hojaldre de crema de queso "
Programas completos (786)
Clips

Los últimos 2.550 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios