www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4573466
Para todos los públicos Torres en la cocina - Crema de berenjena y curry de pollo - ver ahora
Transcripción completa

Será maravilloso viajar hasta Mallorca...

(Aplausos)

Hoy, sabores del mundo en "Torres en la cocina".

Bienvenidos. Vamos a hacer

una crema de berenjena con toque muy de aquí.

Y después, vamos a hacer un curry "typical spanish".

Un curry de pollo espectacular. Ya veréis.

Tiene mucho rollo. Vamos a aprender un montón

sobre curris y vamos a hacer una crema superfácil.

La verdad es que el origen de la berenjena es

del sudeste asiático.

Aunque la tenemos aquí como si fuera nuestra,

de siempre, de toda la vida.

Haremos la berenjena frita que nos gusta hacerla así.

Porque... Bueno, fijaos qué berenjena,

qué maravilla. Tiene muy poca pepita.

Es época de berenjena rayada.

Aunque la negra es muy buena, tiene un poco más de pepita.

Y luego, la blanca también

es una rareza maravillosa. Es brutal.

Está carnosa. Tiene que estar, evidentemente, dura,

que no tenga manchas oscuras,

sino este color vivo tan bonito.

Tersa, tersa. Vamos a hacer unas rayas,

que es lo que siempre se ha hecho,

porque como las vamos a freír...

Y si las freímos bien, la berenjena no coge aceite

por mucho que pensemos.

Y aparte, que estas rayas...

Sabéis que va a tardar mucho menos en cocinar.

Exactamente. Nuestra abuela le ponía sal y la dejaba sudar.

Soltaba el agua, que decían que soltaba el amargor,

el punto de amargor que tiene, y luego la freía.

Nosotros la freímos directamente.

Bueno, seguramente, vosotros tenéis

muchísimas recetas buenísimas de berenjena.

Compartidlas con nosotros en Facebook o en redes.

Nosotros siempre escuchamos y aprendemos.

Bueno, fijaos. Tenemos aquí un aceite.

Nosotros la freímos. Frita queda muy buena.

Que si veis aquí, aunque sea frita,

si la hacéis con el aceite fuerte,

el aire de la berenjena tienda a expandirse

y lo que no hace, es chupar aceite.

La cogeremos, la sacaremos,

pondremos en papel escurridor y la tendremos.

Berenjena y especias combinan a la perfección.

O sea, es algo que va perfecto.

Eso nos va de lujo. ¿Y qué tenemos más?

Os lo voy a sacar de aquí.

Tenemos queso de cabra, un poco de panceta o bacón,

caldo de cocido y crema de leche.

Porque es una crema. Vamos a hacer una crema.

El queso nos va a ayudar a reforzar.

Ya sabéis, el queso de cabra cuajado con cuajo natural.

Que ya sabéis que, a veces, es, o cuajo vegetal,

o cuajo animal.

El queso de cabra este a nosotros nos encanta

porque se derrite y nos ayuda a ligar esta crema.

Es fácil, fácil de hacer.

Que dices: "¡Ostras! Yo no quiero freír la berenjena".

Asarla. Asarla al horno como hacemos nosotros.

O al fuego, quemada. Y hacéis la misma operación. Es lo mismo.

La berenjena, si se fríe bien, no coge aceite.

De verdad de la buena.

Bueno, tú dices que no coge aceite, pero algo de aceite coge.

No que no coge aceite, que coge menos aceite

que si tú la rebozas. Si la rebozas con huevo, harina,

el pan o con una tempura, sí que absorbe más aceite.

De esta manera, hombre, evidentemente, algo...

La berenjena chupa, absorbe.

Pero, en este caso, si la freímos con el aceite fuerte,

lo que tiende, es a expandirse el aceite.

Vale. Ya la tenemos. Ahora apretamos bien un poco.

Y en papel para sacar el exceso de grasa.

Que dice Sergio que no hay.

Vamos a ir con la guarnición.

Vamos a hacer la guarnición.

Tengo aquí, además, una panceta que compramos en el mercado,

que está seca seca. Hace días que la tenemos en la nevera,

pues digo: Mira, le vamos a meter un toque de panceta

que le va muy bien como guarnición.

Bueno, en este caso, es panceta,

pero si tenéis jamón, podéis perfectamente.

También le va. La vimos ahí y esta me la llevo yo.

Bueno, ya veis que está seca, que está bien.

Vamos a cortar unos dados.

Y vamos a poner la panceta, que es una panceta curada,

y le vamos a poner dátiles también.

Dátiles le van de escándalo.

Vale. Ahora lo que vamos a hacer,

es darle el toque total a la berenjena.

Primero, la ponemos en una olla y quitamos la piel.

Porque ahora ya la tenemos bien cocinada

y es sacarle la piel y coger solo la carne.

Ya veis que sale prácticamente sola.

Mirad.

Sin problema.

Y lo ponemos dentro de la olla.

Cuando sale bien la piel, es que está bien cocinada.

Fijaos que la puedo cortar perfectamente con la cuchara.

Y dentro de la olla.

Y ahora le vamos a dar ese toque.

La vamos a cocinar un par de minutos

con los ingredientes que tenemos aquí.

Con la crema de leche con el caldo de cocido,

que ya sabéis que siempre tenemos

en la nevera, y con el queso de cabra

que le va a aportar una cremosidad brutal.

Ya veis que es fácil esta crema. No tiene nada.

Y... Mirad que no tiene mucha grasa,

porque entre el papel absorbente...

Luego, al cocerla entera, absorbe mucho menos,

que eso es importante.

Y así es mucho más sana.

Tenemos los dátiles. Tienen una cantidad

de propiedades tremenda. Cuando voy con la bici,

me llevo unos dátiles y te los vas comiendo

y se nota cómo aportan energía.

Y luego, los piñones que dicen que para sacar

un kilo de piñones, hacen falta 20-30 kilos de piña.

Por eso yo creo que es tan caro.

Sobre todo, hay diferencia entre el piñón

que viene de China y el de aquí, que es este más alargado. Ya se ve.

Que es un piñón más alargado,

con mucha más concentración de resina, de sabor a pino.

Aquí tenemos la berenjena limpia,

la carne de la berenjena frita y limpia.

Yo voy friendo la guarnición,

que le vamos dando el toque.

Ponemos un poco de caldo de ave.

Siempre hay que tener fondo.

¿Por qué? El fondo es la base y...

La base es el fondo. Bien.

Un poco de crema de leche.

No mucha, pero un poco,

que le va a dar suavidad y cremosidad.

Y luego, aquí tenemos un queso de cabra buenísimo,

pero podría ser también otro tipo de queso.

Lo que pasa es que combina muy bien,

es bastante neutro de sabor,

y así nos conserva el sabor de la berenjena.

Eso es lo que vamos a buscar.

Y ponemos un trozo de queso.

Y ahora, un poquito de sal y pimienta.

Queso cremoso, que se funde enseguida. Queda buenísimo.

Voy a poner también los piñones.

Esto es una receta que estoy seguro

que dices: "Hoy no sé qué hacer".

Y no tengo tiempo. Pues voy a hacer esto.

Ahora cocinamos, nada, que se funda el queso,

que el conjunto coja el sabor.

Y hacemos la guarnición, que ya la veis aquí,

superfácil también.

Y luego, es opcional. Le podéis poner...

En este caso, vamos a poner los dátiles, los piñones

y la panceta porque le va muy bien.

Nosotros le damos el toque dulce con el dátil,

pero hay gente que le gusta la miel.

Ponerle una solución miel y vinagre a la berenjena,

que también queda muy buena,

porque le da la acidez del vinagre pero el dulzor de la miel

que contrarresta con el amargor de la berenjena.

Si la berenjena es muy fresca y en temporada, no amarga.

Esto es una versión, una crema que sería

una versión del mutabal o...

Bueno, "baba ghanoush" que hemos hecho aquí también,

que, en realidad, entrantes, entrantes como aperitivos.

Que... Bueno, dependiendo de cada país,

lo hacen de una manera o de otra.

Nosotros... con toque Torres,

le damos nuestra versión.

Porque os digo, berenjena, además, mi hermano necesita mogollón

porque dicen que ayuda a la memoria,

a conservar la memoria.

Tiene una cantidad de propiedades

la berenjena brutal. Trituramos.

Vamos a hacer la crema.

Buenísima. No tiene nada.

Buenísima.

Es que el toque de queso le da un rollo tremendo.

Y ahora le falta todavía la guarnición,

que va a ser el toque... bueno. Ahí va.

El toque maestro.

Ahí ponemos la crema.

Plato hondo.

Y luego, vamos a ir con los curris.

Os vamos a enseñar varias... varias curiosidades

sobre el tema del curry. Un platazo después impresionante.

Vamos a hacer una wiki Torres.

Vamos a traerlo a nuestra tierra

y vamos a hacerlo con productos de aquí. Alucinante.

Receta amable, fácil. Ya habéis visto

lo que hemos tardado en hacerla.

Y de esta que dices: Pues hoy lo hago.

Aceite de oliva no puede faltar.

Vamos a ponerle un poquito de rúcula,

que le da ese toque también interesante,

esta rúcula selvática, que se llama.

Que esto antes se consideraba una mala hierba.

No os lo perdáis. Como muchas otras.

Nosotros utilizamos en la cocina muchas hierbas que...

Que antes, vamos, ni...

Vamos a darle un poco de volumen.

Primera receta fácil y buena.

La crema de berenjena frita.

Y ahora vamos con el curry español. Un curry de pollo,

pero lo vamos a traer aquí, "Typical spanish".

Muy bien. ¿Qué te parece?

Tienes un inglés. Está muy bien.

Digo algo: no hay cosa que me guste más que un pollo al curry.

Eso me parece fascinante, es algo que... son sabores...

Os vamos a enseñar sobre curris, curiosidades interesantes.

Primero, ¿qué vamos a hacer?

Vamos a hacer un fumet

porque haremos un pollo al curry con langostino, pero...

¿Un fumet de pollo...?

Tranquilo, tranquilo. Ya lo veréis.

Veréis que tiene toque y, además, aprovechamos, evidentemente,

las pieles y la cabeza del langostino.

Espera, traigo para limpiar.

Vamos a hacer este mar y montaña,

que el pollo lo acepta perfectamente.

Fijaos, hay tres tipos de langostinos: el tigre;

el blanco, normalmente, es el normal, el común;

y, luego, tenemos otro, el gambón.

¿Por qué es uno de los mariscos más consumidos?

Porque viene hervido, viene congelado, viene...

En sal, en navidades que comemos ese que viene saladito y seco.

Y porque se cría, es más fácil de conseguir.

El langostino se ve que está muy vivo por los colores.

Está precioso, ¿eh? Tiene esos azulados.

Esos rojos, rosas. Rojos, azulados, de todo.

La cabeza está lisa, acordaos de la lija:

cuando tiene lija no va y este no tiene.

Sabéis que todos los restos de verduras los guardamos

y nos sirve para estos casos.

Que tenemos que hacer un caldo, pues ahí está.

Sergio, ponlo en la olla. Venga, vamos a ponerlo.

Y picamos lo que tenemos: verde de puerro...

Vamos a hacer un fumet común, ¿eh? Lo que hacemos normalmente es...

Vamos a darle un poco de potencia.

Se puede hacer más o menos suave.

Si vosotros doráis un poco la cabeza,

las cáscaras del langostino,

os va a coger más sabor; si lo ponéis en blanco,

que es la verdura y el langostino, y las cabezas de langostino

y agua a ras o va a salir más suave.

¿Qué prefería más suave o más potente?

Potente. Potente, venga.

Ahí, potente. Todo potente.

Todo con potencia.

Ya decimos, las verduras, los trocitos que van sobrando.

Aquí tenía un poco de piel de raíz de apio;

un poco de verde de puerro, que es lo que guardamos;

un trocito de cebolla...

Todo nos sirve muy bien para un caldo.

Ya sabéis que con quince minutos. Esto lo guardo.

Pongo la verdura. Ahora, le pongo agua a ras

porque vamos a hacer un caldo cortito, no hace falta mucho.

Que sea potente, que tenga sabor.

Ahora, ponemos aquí el agua.

Aquí dejamos el fumet y si puede no hervir, mejor,

porque saldrá más suave de sabor.

Quince minutos, retiramos y dejamos reposar.

Ahora, vamos con el toque total; vamos a hacer un curry,

pero lo vamos a hacer con productos de aquí.

Los podemos hacer todos.

Porque hemos dicho que iba a ser

un curry de aquí, con productos de aquí.

Para que veáis que en casa se puede hacer un curry.

Aquí tenemos, vamos trayendo.

Y veréis qué curry más auténtico y más original.

Esto es "spanish" curry total.

Esto es ya, vamos, el no va más.

Bueno, tenemos:

pimiento choricero, normalmente, se usa en el curry rojo

la guindilla roja, un tipo de pimiento rojo que pica mucho,

pero lo hacemos con carne de pimiento choricero,

sabemos que la podemos encontrar la carne ya

o si no, hidratar pimiento y sacar la carne.

Es un pimiento. Es un toque de aquí.

Es un pimiento, no deja de serlo, la guindilla, también lo es.

Toque "Towers", ahí total.

Un toque total, ponemos: Total.

Una buena cucharada.

Es lo nunca visto en televisión, señoras y señores, recetón.

Vale, le vamos a poner chalota o cebolla tierna, lo que tengáis,

porque luego vamos a triturar. Lo pongo dentro.

Ahí está. Tomillo, un poquito de tomillo, también.

Que es muy de aquí, evidentemente.

Jengibre, no puede faltar en un curry el jengibre,

y es algo que se encuentra en todos sitios ya.

Y si no tenéis fresco; dices: "Es que yo en la tienda no...",

pues en polvo, que se encuentra seguro.

Ya veis que es una pasta de curry pero con productos de aquí.

Muy español. Vamos a poner zumo...

El jengibre sería lo único que... De lima o de limón.

Sería, perfectamente, lo mismo.

Pero se encuentra en todos lados, o sea, como nuestro.

Jengibre le voy a poner, que a mí me gusta el jengibre.

Luego, el toque de picante pues... Aceite de oliva.

Este es muy suave, este es supersuave, ya lo veis.

A ver, aquí tenemos comino y coriandro.

Sabéis que el coriandro se utiliza mucho

en las Islas Canarias para hacer guisos y mojos.

Vamos a poner una cucharada de cada.

Coriandro es la semilla del cilantro.

Sabéis que el cilantro a mí me da un poco de repelús,

pero el cilantro, el coriandro no sabe a cilantro;

o sea, la semilla no sabe a la hoja.

Es curiosísimo. El coriandro sí me gusta.

Me parece muy sutil y con toques, incluso, hasta cítricos y todo.

¿Veis? Además, podemos jugar con las especias;

también con las hierbas.

Podríamos personalizar nuestro curry

porque creo que en Asia cada uno tiene el suyo, cada cocinero.

Voy a por el pollo a la nevera.

Y triturar, ¿eh? Vamos ahí.

Ya tenemos nuestro curry casero español.

Hum. Toma ya.

Hum... hum...

¿Qué, está bueno, eh?

Superfresco y, de momento, no pica, pero... ya veremos.

Vale, ahora, lo que voy a hacer es dorar el pollo.

Nada, sartén bien caliente y vamos a empezar el guiso,

este guiso, que veréis que no tiene complicación.

Mientras Javier va marcando el pollo, sellándolo,

yo voy a explicaros una curiosidad sobre el picante en los curris.

Entra aquí el momento Wikitorres.

¿Cómo estáis? (TODOS) Bien.

Estáis bien ambientados.

-Sí, huele. -Especiados.

Bueno, qué bien, qué aromas.

A mí, la verdad, me fascina el aroma a curry.

A veces, vamos a un restaurante y hay carta de curris,

y pone los nombres de los curris, los tenemos aquí.

Hay que diferenciar los curris indios de los tailandeses,

¿cuál es la diferencia? Los indios son en polvo

y los de Tailandia, generalmente, son en pasta.

Son pastas frescas, que hacen al momento,

o bien, que compras en botes que tienen,

pero, normalmente, con productos frescos.

Vamos a ir de menos picante a más picante.

Bueno, el korma curry es el que hay en el supermercado normalmente,

que es el curry más común, diría yo.

Lo vamos a ordenar así.

El madrás, el curry de Madrás es el que utilizamos,

creo que es más común, tiene un toque un poco picante,

pero no es muy picante.

Tikka curry, este empieza a ser un poco alegre,

este ya empieza a tener un toque interesante

y es muy popular en Gran Bretaña.

Allí se utiliza mucho para los curris;

hay una zona, la zona india, donde están todos los restaurantes,

creo que este es el más utilizado pero, también,

he probado el vindaloo que este es extremadamente picante;

Este es muy picante porque lleva mucha, mucha guindilla.

Ese, cuidado con él. A mí que me gusta el picante, no lo quiero ver.

(RÍEN) O sea, imagínate lo que pica.

Eso es increíble.

Vamos a los tailandeses que es pasta, como hemos dicho.

Tenemos el massaman, massaman tiene, incluso, un toque dulce,

tiene un pelín de toque dulce, es muy bueno, interesante.

Luego tenemos el curry amarillo, aunque no se ve amarillo

al diluirlo con la leche de coco o con el caldo que tengas en casa:

caldo de ave o de pescado, va muy bien con pescado, también,

se vuelve amarillo.

Este lleva cúrcuma, por eso...

Es el colorante de las Indias, que le llaman, por eso es bueno.

La pasta de curry verde, de los que más me gusta,

porque este para pescados es muy bueno,

es un curry muy interesante, que empieza a ser...

Subido de tono, medio, diríamos, este es medio.

Este, todavía, está bien.

Y, luego, la pasta de curry rojo que es diabólica

porque el curry rojo se hace con guindilla,

con guindilla potente, además, con una guindilla...

Y, luego, lo que le ponen es citronela, mucho jengibre...

Bueno, hacen unas masas. Cada uno tiene su curry;

nadie hace el curry igual, cada cocinero tiene su receta.

Esto es algo muy personal.

Y aquí sería de menos a más:

Tailandia e India.

Personalmente, me quedo con Tailandia,

en cuestiones de curry, pero es más fácil encontrarlo

en polvo en el supermercado o en el mercado, donde sea.

Bueno, aquí tenemos esto. Muy bien.

¿Os gusta picante? (TODOS) Sí.

Le metemos dos guindillas.

Vale, muy bien. Vamos allá.

Vale, pollo marcado.

Voy picando la chalota. Exactamente.

Perfecto, porque le vamos a poner, también, en el guiso;

vamos a rehogar un poco de chalota.

Ahí está; vuelta y vuelta.

No hace falta más, para que deje los jugos,

para que coja más sabor.

Vale, ponemos la chalota picada

y rehogamos ligeramente, también.

Los restos, a mí, todo lo que me sobra,

aunque ya está casi el fumet

aprovechamos y verduras para el fumet.

Aquí tenemos toda la esencia de los jugos del pollo

que es lo que recuperamos que, por cierto, no veas cómo está.

Sí, la cebolla está interesante.

¿Sabéis lo que veo más en los supermercados cada día?

Yo veo en el mercado y en muchos sitios la cúrcuma.

Cúrcuma fresca. Sí, fresca.

Esto, esta pequeña raíz que es el colorante de Las Indias

que, normalmente, se le llama así, pero, normalmente,

se encuentra en polvo, pero yo lo encuentro

muchísimo por ahí, últimamente.

Oh. Parece una zanahoria más.

Mirad, si le hago con el dedo así,

o sea, se me queda amarillo.

Es como un tipo de azafrán, sí, un colorante.

Anaranjado. Vale.

Este rallaremos un poquito y le pondremos aquí,

ya veréis que le dará un toque, también, de color interesante.

Bueno, tenemos aquí guindilla, no sabemos si pica mucho o no.

Vamos a hacer una prueba, Javier, prueba ahora.

Bueno, fijaos ahora la chalota que cuando así está transparente,

la chalota coge mucho sabor...

Venga, toma. Cuando está bien dorada.

Yo no tengo miedo, Sergio.

No pica. No pica.

¿No pica, de verdad?

No, esta no pica. ¿No? Pues pillamos una guindilla.

No, no pica, de verdad que no pica.

No, pero dejémoslo así porque así es apto

para todos los públicos. A mí sí me pica un poco.

Joder, Sergio, no me digas eso. Un poco pica.

Bueno, vale, no pica. Lo prometo, no pica nada.

Bueno, voy a poner este trozo, no pica.

Venga, ponlo.

Ponemos el pollo y vamos a poner un poco

de caldo de ave.

Exactamente, que lo tengo aquí.

Primero caldo, luego, la pasta y lo diluimos.

Tapamos, cocinamos, ya veréis que tiene un rollaco tremendo.

Mira, espera, que pongo la pasta.

Una buena cucharada. Ponle bien.

Ponle más, Javier, ponle más.

¿Más? Es muy suave.

De verdad, ponle más. Una, dos.

¿Vale? Ponle más.

No, es mi guiso.

Es que eso le va bien la pasta, eh.

Venga, un poco más. Vale.

Le cuesta, le cuesta.

Venga, ponemos caldo. Ahí está.

La cúrcuma que la tengo aquí que la vamos a rallar un poco.

Yo lo que hago es pelar.

Pintaza, pintaza total. Tiene una pinta tremenda.

Y ya veréis, luego, el color que coge

y, bueno, desprende el sabor el pollo,

el caldo de ave, el curry, la cúrcuma

que le da un color y sabor muy especial, muy bueno,

espectáculo, ya lo veréis.

Venga, cúrcuma que esto nos da el sabor.

¿Sabes? Mucha gente, el otro día hablaba, bueno, con un amigo mío

que cocina muy bien, con Pau, y él me decía

que ahora a los arroces les pone cúrcuma

para darle color. Es que está muy bien.

Bueno, está muy bien. Dije: "Bueno, me parece...".

Vale, Sergio, no te pases. Venga, que lleve ahí.

Venga, fantástico. Le da un color precioso.

Recordemos, tenemos el pollo que lo cocinaremos ahora,

cuánto tiempo, Javier. 30 minutos.

30 minutos que cocine bien,

lo tapamos para que no evapore demasiado líquido

y nos quede bien jugoso.

El caldo de las cabezas

de langostino que lo vamos a dejar 12 minutos

cociendo y, nada, esperamos y, luego, ya, chas.

Bueno, 15 en total el fumet recordamos, 15 minutos en total,

retiramos y a la vuelta hacemos el cuscús

y terminamos el platazo.

Fijaos, después de 30 minutos, oh.

Espectáculo, además, el aroma. Brutal, o sea, buenísimo.

Vale, Sergio. Fantástico.

Vamos a hacer, primero, el cuscús que tenemos aquí,

fijaos, ya sabéis, la sémola de trigo dura

que es el cuscús.

O sea, el fumet ya lo tenemos, vamos a poner siempre

la misma cantidad que tenemos aquí, yo lo hago así, como tengo

esta cantidad de cuscús

me fijo en cuánto hay y ponemos el doble

y un poquito más de agua.

Y ya está, ya lo tenemos. Que sabéis, ostras,

el cuscús es tan versátil porque podemos hacer ensaladas,

podemos acompañarlo con carne, con pescado.

Vamos a colarlo. Sí, un poquito.

Mirad, ponemos.

Pon un poco más, un poco más,

yo lo hago a ojo tampoco no es tan...

Se podría hidratar con agua, pero, hombre, con caldo

y ya que teníamos las cabezas, pues mucho mejor.

Pero le daremos un toque cítrico, primero ponemos el caldo

que, ahora, sabéis que esto lo absorbe enseguida

y le vamos a dar ralladura, un toque de ralladura de naranja,

ralladura de limón y, mira,

como tengo lima, le metemos lima también.

Vamos a meter las tres ralladuras.

Lo que tengáis en casa de cítricos.

Si tenéis solo limón, pues limón. Exactamente.

Como, luego, lo guardamos esto le da... un poco de sal

y pimienta, Javier, un pelín.

He puesto al caldo, así que no pondré mucho.

Sí, estas, nosotros cuando llega lo que hacemos

es lavarlas y así para que no...

Claro, como siempre usamos la piel, usamos todo aquí.

Vale, fijaos que ya con un minuto está.

Exactamente, si tenéis para taparlo, todavía mejor.

Sí, lo tapamos y así

no va a tardar mucho menos.

Y, ahora, vamos a terminar el guiso.

El guiso tenemos un poco de judía verde, Sergio,

corta la judía verde. Venga, la hacemos finita

para que no nos tarde.

Sabéis que la judía tiene que estar cocinada.

Tenemos los superlangostinos que teníamos pelados.

Y, luego, tenemos un poquito de leche de coco para poner

al final que eso lo explicaremos bien

porque es un truco y es un toque.

Es que al langostino siempre se le dio mucho bombo,

yo me acuerdo el anuncio que decía: "Llévame a casa".

¿No? Es verdad, eso con la gamba no se ha hecho.

Qué malo, Sergio. No se ha hecho con otro.

Bueno, la judía. Pongo la judía.

Que la judía lo bueno es que, nada, que cocine un minuto

para que quede crujiente. Y es tan pequeña que en un momento

se cocinará porque es lo suyo si no, la judía cruda...

Ese dente vegetal.

No. Ahí está.

Ahora, ponemos, también, el langostino

que, también, es un minuto que cocine.

Un par de minutos. Venga, ahí está.

Es fantástico.

Y, luego, lo que tenemos, también, pues es esto.

la leche de coco lo que pasa es que,

a veces, habéis visto, seguramente, en los curris

que la leche como están cortados que dices: "Ostas".

Para que eso no os pase, la leche de coco tiene que ser

con el fuego parado. O al final, puede hervir un poco,

que tampoco pasa nada, pero sí que darle un toque.

Si la ponemos ahora y con el calor, ya se hace

el langostino, vamos a darle.

Ponemos. Un poquitín.

Y a mí esto, ahí está, venga.

Y esto ahora, le va a dar una cremosidad brutal, buenísima.

Me entra la risa y todo, Dios mío.

¿Veis? Lo tendríamos, lo movemos bien para que se integren

todos los ingredientes, veréis que queda muy ligado,

pero no queda cortado.

¿Qué plato quieres, este blanco?

Sí, por ejemplo. Venga, aquí mismo.

Hacemos aquí.

¿A ver? Luego, evidentemente,

le pondremos cilantro picado, Sergio dirá: "No", pues sí.

Sí porque va.

Buenísimo.

Ahora, lo que hay que hacer es moverlo un poco, ya veis

que enseguida se suelta,

esto está cocido ya, tarda muy poquito.

Qué bien huele. Movemos bien.

Ponemos algo de cebollino o cebolla tierna.

Cebollino que lo tengo más cerca.

Es un superlujo.

Para toda la familia, luego, si quieres más

o menos picante o no yo os digo una cosa,

esto a los niños, el curry les fascina.

Por lo menos a los míos.

Un curry si no lo haces picante, claro,

Qué cosa más bonita.

Vale, ponemos aquí. Voy a poner tres

de momento.

Mirad la salsa qué fina. Está bien ligada.

Eso es porque no cocinamos mucho la leche de coco.

Curry rojo diríamos nosotros.

Venga, ahí está y, ahora, un poco de cilantro que picaré.

Vaya. Sí o sí.

Digo: "Igual se olvida".

Hombre, Sergio, aquí no puede faltar.

Bueno, no me importa,

al final me acabará gustando y todo.

Vale. Venga, ahí.

No voy a abusar para que no... Venga, yo tampoco.

Venga, ahí.

Venga.

Un poquito, mirad qué pintaza tiene,

qué color, qué brutalidad.

Y, además a estas horas. Sí, yo estoy desmayado de hambre.

Fijaos qué plato más simple hicimos con la berenjena,

hemos traído oriente a nuestra cocina,

pero con toque Torres, crema de berenjena.

Y, luego, un pollo al curry "tipical spanish".

Sí. Siempre hay

un buen motivo para cocinar. Nos vemos pronto,

en el próximo programa. Gracias.

Esperemos que os gustase. Adiós.

A cocinar. Cocinar.

  • Crema de berenjena y curry de pollo

Torres en la cocina - Crema de berenjena y curry de pollo

19 abr 2018

Hoy Javier y Sergio preparan una crema a base de berenjena muy sana y un pollo condimentado con curry y leche de coco. Aprendemos sobre los distintos tipos de curry.

ver más sobre "Torres en la cocina - Crema de berenjena y curry de pollo" ver menos sobre "Torres en la cocina - Crema de berenjena y curry de pollo"
Programas completos (658)

Los últimos 2.167 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios