www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3468596
Para todos los públicos Torres en la cocina - Cocinar con cítricos - ver ahora
Transcripción completa

(NARRA) "Hoy sacaremos el jugo a las frutas

más conocidas del invierno: los cítricos.

Un producto de temporada para dar color y frescura a los platos.

Combinan con todo, por mar y por tierra,

tanto con el pata negra de los mariscos, el bogavante,

como con el auténtico pata negra de la dehesa, el cerdo ibérico.

Se nos van a poner los dientes largos".

Vamos con la primera receta, muy sencilla, pero muy interesante.

Vamos a hacer una ensalada de bacalao con cítricos.

Utilizaremos escarola, un poco de laurel para cocer el bacalao,

los cítricos y un poco de granada, mangrana,

dependiendo del lugar se llama de una manera u otra.

Pero, sobre todo, lo más interesante: los cítricos.

Que vamos a coger, eso, pomelo y naranja.

Y la granada. Venga, yo voy por aquí.

Aquí, ya veréis que es una receta

para las personas que tienen poco tiempo

y quieren disfrutar de una cocina sana,

ya que los cítricos son supersanos.

Y aquí tenemos, hemos puesto un agua

con un poquito de sal, unos granos de pimienta,

laurel, cebolla y ajo.

Nada más.

Ponemos el bacalao, que puede ser lomo de bacalao

o bacalao desmigado,

depende de lo que tengamos más al alcance.

Ponemos el lomo. Perfectamente puede ser

un bacalao desmigado ya. Y tanto.

Y puede ser crudo. Lo estábamos debatiendo antes:

¿Crudo o cocido?

Yo lo hubiera puesto crudo. Dice Javier: "Lo haremos cocido".

Con tal de no discutir, digo: "Venga".

Porque es un lomo, es un lomo y un lomo ahora, cuando se...

Claro, es un lomo precioso.

¿Y sabéis cuando aquello que se lamina,

que se ven las láminas, que queda gelatinoso?

Me parece muy interesante cuando es así.

Si fuera el bacalao desmigado, sí que se puede hacer crudo

y también sería muy interesante.

Vale, venga, el tema de los cítricos.

Vamos allá. Para esta ensalada vamos a coger cítricos más comunes

como el pomelo y... A mí el pomelo me fascina.

No hay nada más sano por la mañana que un zumo de naranja y pomelo.

El pomelo tiene una cantidad de propiedades brutales.

Y ese toque amargo a mí me gusta, igual hay gente que te dice que no.

Luego, vamos a limpiar naranja, bueno, pomelo, que yo ya tengo,

y naranja. Circular, como hace Javier,

para ir quitándole, sobre todo, la parte blanca que amarga.

A partir de aquí, una vez lo tenemos ya

sin la parte blanca, lo que hacemos es gajos.

¿Veis?

Salen muy bien, es muy fácil.

Bueno, os digo una cosa, sobre todo el bacalao,

que es muy importante. Cuando lo ponemos

el agua está caliente, no hierve, importante,

no puede hervir. El bacalao nunca tiene que hervir.

Es, simplemente, unos 80 grados y dejarlo tranquilamente.

Ya veréis que se cocinará y quedará fantástico,

pero que no hierva.

Vale, mirad, yo ya tengo aquí el de pomelo,

ya hemos hecho unos gajos de pomelo.

Y, luego, con esto, que lo vamos a poner aquí,

y lo vamos a aplastar para recuperar el zumo de dentro.

Eso también nos vendrá muy bien,

lo cojo aquí con una espátula propiamente.

Y apretamos bien porque luego vamos a hacer una vinagreta con todo,

cocina de aprovechamiento,

con todo este zumo que nos sobra del pomelo y de la naranja.

A esto ya le hemos sacado el jugo.

Fuera, ya no nos hace falta.

Eso por un lado. Yo saco algún gajo.

¿También qué le vamos a poner? Es temporada de granada,

mangrana también.

Vamos a coger... Está ahora fantástica,

ya veis cómo está.

Lo hemos explicado alguna vez,

pero por si a alguien le queda dudas, ¿cómo se limpia?

Se coge, es muy fácil, ¿eh? Esto en casa es superfácil.

Le vamos dando golpes y así no hace falta abrirla

que es un follón, que tiene un montón de trabajo.

Y ella sola va cayendo.

Entonces, de esta manera, en un momento la tienes...

La tienes limpia.

Va, no le voy a poner más, ya tenemos bastante,

pero, como veis, sale superbién

y no te quedan granos dentro ni nada.

En un momento. Vale, Sergio, a por la vinagreta.

Venga. Dame, de la naranja...

Bueno, voy a poner aquí, eh, vale.

Espera un segundo, que le pongo el de naranja

y un poco de limón. Qué buena la granada, ¿eh?

Además, muy de ahora, sabrosa para una ensalada, un postre.

Venga, perfecto, cojo un poco de naranja

y un poco de limón ya hacemos pues lo propio.

Un poco de zumo que vamos a juntar con el de pomelo.

Vamos a hacer una vinagreta común, ¿eh?

Pero solo con cítricos.

Aceite de oliva, cítricos.

Venga. Aquí tenemos naranja,

el limón

y el pomelo. Colamos.

Ya tengo los cítricos. Voy a poner aceite de oliva,

que lo tengo por aquí, perfecto.

Vale, mirad el bacalao que ya se empieza a laminar,

le falta medio minuto, medio, y lo quito.

Ya está. Lo que sí voy a hacer es sacarlo

ya del fuego, lo retiro.

No, lo dejo medio minuto para que pueda laminar bien.

Venga, sal y pimienta, un pelín aquí,

que lo tienes tú por ese lado.

Una bayeta.

Bueno, hay que decir que, de los cítricos,

nosotros, claro, cuando éramos pequeños, íbamos...

Nacimos, de alguna manera, nuestro padre es de Gandía,

estaba rodeado, pero rodeado de naranjos

y de otro tipo de cítricos también.

Naranja sanguina también había mucha.

Qué buena. Que se retiró

y luego se volvió a plantar.

Cítricos, es... yo creo que...

Además, es una cosa que me recuerda mucho al verano

porque es muy fresca pero, contrariamente,

es sobre todo una fruta de invierno, de ahora.

En invierno es cuando mejor están estas frutas, estos cítricos.

Perfecto. Venga, vamos a montar, ¿no?

Vale, vamos a tope. Sacamos el bacalao.

Fijaos qué maravilla de bacalao.

Escarola, que la tengo que sazonar.

Voy a buscar un plato.

¿Veis que por el centro, eso es importante también,

por el centro, centro aún está un poco rosado?

Que, si te pasas de cocción el bacalao no es bueno.

Mira, mira qué bonito. Mira qué láminas.

Además, es que salen solas.

Vale, ve poniendo la escarola. Venga, vamos allá.

Pongo. Ya lo tenemos.

Una buena base de escarola. Lo que hacemos de la escarola,

que también es bueno el verde y tiene más clorofila.

Hacemos, bueno, en este caso, hemos cogido la parte blanca,

es más dulce, simplemente es si le ha dado más el sol

o menos el sol.

La escarola ya sabéis que cuando, en el campo,

la escarola esta que es la rizada, se tapa con una campana

para que el sol, va creciendo, pero no le da el sol.

Entonces queda más blanca. Es importante que todo

lo que pongamos esté sazonado en el plato.

Venga, un poco y a la tuya le pones ahí.

Venga, suficiente.

Vale, un poquito de sal.

Aunque el bacalao ya tiene un punto de sal.

Sí, no hay que abusar. Cuidado porque el bacalao,

nada, un pelín. Increíble este bacalao, ¿eh?

Vale, vamos, vamos poniendo así intercalado también,

que nos quedará mucho más bonito.

A la vinagreta no le he puesto nada de vinagre ni nada.

Nuestro vinagre van a ser los cítricos,

que le dan un toque mucho más suave, más elegante.

Es diferente.

No voy a poner más. Vamos a poner los cítricos.

Y vamos a poner aquí... Pues, bueno, la verdad

es que los cítricos con el bacalao, con los pescados en general, ¿eh?

Combinan muy bien.

Ya está, pongo la mangrana o la granada.

Ya digo, superdigestivo y esto va tan bien para dulce

como para salado.

Espérate, que le pongo... Vinagreta y yo ya...

No, nada más. Sí, le pongo el toque final.

Ah, bueno... Ay, ay...

Ahí, bien aliñado, bien sazonado.

Bueno, muy fácil, ¿eh? Vale.

Un toque de piel de naranja, pero muy poquito.

Ya está.

Y muy bien, aquí tenemos esta superensalada de bacalao.

Y, a veces, las cosas más simples son las mejores.

Bogavante con cítricos. Pero antes vamos a decir algo.

Hay dos tipos de bogavante,

está el americano que se llama. Canadiense, sí.

Y el de aquí, el del Mediterráneo.

Fijaos que es muy diferente, este tiene un color más rojizo,

marrón... Y este tiene un color más azulado,

con unas pintas blancas. Y esa es la diferencia,

el de aquí es mucho mejor. Mucho mejor.

Bueno, para hacer algo, un guiso, un arroz puede ir bien,

pero este es mejor. ¿Qué haremos? Vamos a hacer...

No os voy a decir los ingredientes, que son muy básicos.

Sí. Os lo voy a decir.

Un vino dulce, un vino de Sauternes.

Unos tirabeques de guarnición le vamos a poner.

Chalota, cítricos, evidentemente, y el bogavante.

Y poco más. Vamos allá.

Primero, lo que vamos a hacer...

Creo que en alguna ocasión lo hemos hecho,

pero vamos a cocer el bogavante.

¿Cuánto vamos a cocer el bogavante?

Eso es algo que tenemos que tener en cuenta.

Porque vamos a cocer tres minutos y medio las pinzas.

Y vamos a cocer dos minutos y medio el cuerpo.

Simplemente, lo que haremos, es escaldar el bogavante.

Vamos a poner en el agua.

Mientras tanto, Javier, ¿tú qué vas haciendo?

Vale. Pues yo voy a hacer con la cabeza,

voy a hacer un caldo de pescados.

Bueno, un caldo de bogavante, en este caso, con cítricos.

Y eso me va a aportar mucho sabor para el salteado que vas a hacer.

Venga. Lo veo. Lo veo. Lo voy a necesitar.

Claro. Lo voy a necesitar.

Sí, porque vamos a hacer una receta...

Bueno, el bogavante ya...

Bogavante con cítricos, ya combina bien.

Con un poco de Sauternes.

Que también hay vinos equivalentes aquí que podríamos,

sobre todo, por la marina, por la marina alta,

en sitios donde hay bastante sol,

un vino dulce pero que tenga un puntito de acidez.

Un vino dulce se podría hacer.

Vale. Esperamos un momento para quitar esto.

Yo, de momento, lo que voy a hacer,

es ir quitando de aquí de la naranja.

También vamos a hacer...

Bueno, pues como es un bogavante con cítricos,

ya veréis que queda superbueno.

Y es muy fácil de hacer.

Vamos a quitar unos gajos.

Esto ya os lo hemos enseñado.

Dejamos la parte blanca, que es esta de aquí,

porque es la que amarga.

Y ya está. Y hacemos poquito

porque vamos a hacer sólo para un bogavante.

Perfecto. Luego, tenemos mandarina.

Mandarina con forma de pera.

Pero es un tipo de mandarina también.

Nos gusta ir al origen del producto.

Cuanto más información tengamos, pues, bueno, mejor.

Y en este caso, bueno, increíble.

Vale. Aquí tengo esto. Tengo el kumquat.

El kumquat sí que ya es muy conocido,

que esta naranja japonesa.

Y, bueno, pues...

Lo que vamos a hacer, es, simplemente, cortarla en rodajas.

Vale. Perfecto

El cuerpo lo dejamos menos rato.

Porque como vamos a saltearlo después,

nos interesa que no esté del todo terminado.

Y las patas sí que las vamos a cocinar bien

para poder pelar y que no se rompan.

Entonces, aquí lo que voy a aprovechar,

por una parte, va a ser los medallones para el salteado.

Y con la parte de la cabeza, pues vamos a hacer el caldo.

Es, como siempre decimos, cocina de aprovechamiento.

Y más, con este producto.

Entonces, veis que aquí el bogavante tiene

como unos aros.

Que si cogemos un cuchillo y cortamos,

no hace falta hacer fuerza. Que es lo que siempre decimos.

Solo tenemos que coger por la parte que hace la forma

y cortar.

Y nos queda un medallón perfecto.

Estos medallones que tiene la cáscara,

pues yo lo que hago es, con una tijera, cortar las patas.

Y entonces, nos queda protegido completamente por la cáscara.

Y en el interior, la carne.

Protege mucho del calor directo.

¿Veis? Y luego, para comer es superfácil.

Bueno, aquí tienes la chalota. Vale. Voy.

Voy a coger todavía un medallón más de aquí.

Que esto me da.

Sí, porque ahí está todo el coral también.

Y esto, que es la parte donde tiene más la cabeza,

ya es donde... No, deja las verduras, Sergio.

Un poco. Para que se vea bien.

Ya es donde lo vamos a cortar.

Es lo que decimos.

Cortamos en trozos.

Y con esto hacemos un caldo espectacular,

un caldo buenísimo.

Hay que cortarlo bien pequeño.

Esto, la verdad, es que es un fumet rápido.

Porque este fumet se hace en diez minutos.

Fijaos. Que no hace falta ni mucho tiempo. Nada.

Más bien, infusión. Toma. Dale ahí caña.

Y yo voy haciendo aquí ya...

Tiene que estar fuerte, porque quiero que dore un poco.

Vale. Ponemos dentro.

Y dejamos rehogar.

Bien, Sergio. El primer paso está dado.

Agua muy corta, que ya le puedes poner.

Sí. Espera. Voy a limpiar.

Mira. Le voy a poner el agua para ya tener yo este caldo.

Si no, no vamos a... Muy poquito.

Es un caldo. Necesito un poco de fumet.

Y esto es para aprovechar las cabezas

y sacar aquí un caldo, un fumet exprés que decimos.

Vamos a poner un poco más. Un pelín.

Ya está. Suficiente para sacar lo que necesitamos de caldo.

Ahora, una nuez de mantequilla.

Ponemos la mantequilla.

Ponemos la cebolla tierna o chalota.

Vamos a rehogar. Rehogar en blanco,

ya sabéis, sin que coja color.

Aquí lo tenemos. Vino.

En este caso, yo voy a poner Sauternes,

que es un tipo de vino dulce de la zona de Sauternes

muy aromático, es un vino dulce maravilloso.

Un vino de Tokaji, también.

Algún tipo de vino con buena acidez le va muy bien.

Aunque le vamos a evaporar el alcohol.

Venga. Tenemos aquí la chalota, mantequilla. Rehogado.

Pongo el Sauternes.

Exactamente. Vamos a dejar reducir, nada, un momento.

Dale caña aquí al fuego. Exactamente.

Un poco de fumet, que también le va a contrarrestar el alcohol.

Aunque ya lo hemos evaporado. Vale, vale.

Vale, perfecto.

Aquí ya tenemos el vino, la chalota con el vino,

con el fumet.

¡Hum! ¡Maravilloso!

Buenísimo. Un toque de sal y pimienta, que le va bien.

Pimienta.

Sal.

Bueno, y aquí tendríamos la base,

que es una de las bases, la salsa.

La salsa. Lo que vamos a hacer ahora, es ponerle...

Bueno, yo he cogido tres minimandarinas.

Es que me han parecido preciosas.

Y le vamos a poner las minimandarinas.

No lo vamos a cocinar mucho.

Vamos a poner el Kumquat, que es la naranja.

Y la naranja normal. Y luego, la mandarina también.

Es cítrico. Todo cítrico.

Al final, le pondremos unas gotas de zumo de limón

para darle ya el toque perfecto.

Vale. Yo tengo aquí las pinzas.

Vamos a limpiar también. Vamos a acabar el plato.

Venga, ya está. Yo limpio una pinza.

Y ya está. Y emplatamos. Mira.

Tengo aquí un poco de tirabeque, que voy a hacer, nada,

un poco como guarnición.

Que me parece que le va muy bien.

Como veréis, este bogavante es como tiene que ser.

Está superfuerte. Pero bueno.

Aquí nos sale.

La pinza entera. Fijaos qué pinza más bonita. Espectacular.

Dame el bogavante. ¿Lo tienes? Aquí está.

Venga. Y un plato, Javier. Y vamos allá.

A los tirabeques les voy a dar muy poquito,

para que estén bien crujientes.

Un poco solo.

Venga. Fantástico. El bogavante.

Que lo vamos a poner para que coja color.

Mirad qué pinza. Madre mía, vaya bogavante.

Y luego, marcarlo también nos va muy bien, eso,

para que coja el sabor que tiene que coger.

¿Qué? La salsa espectáculo, ¿no? ¿O qué?

Sí. Ya está. Está brutal.

¡Hum! ¡Buenísimo! Bien salteado, dorado.

Vale. Vamos allá. A emplatar.

Tengo este. Este está bien. Vale. Venga. Ese lo veo.

Vale. Vamos a poner. Esto es para limpiar.

Es para comer incluso con las manos, vaya.

Espectacular, eh. Esto es la leche.

Ya tiene aquí toda la esencia.

Y ya digo. Los tirabeques son algo totalmente opcional.

Porque tal y como está...

Vale. ¿No pondríamos un poco más?

Es que lo quería hacer así...

¿O te lo quieres comer tú? Exactamente.

Vale. Ponemos los cítricos por encima. La salsa.

Seamos generosos, porque esta salsa es lo que nos va a aportar sabor.

Un toque, como curiosidad, un toque ligero de bergamota.

La bergamota, con esto se hacen perfumes.

Es muy aromático. Darle un golpe, nada,

de la piel, que es lo que tiene realmente el sabor.

Podría ser de lima, limón.

A título de curiosidad, el que quiera y pueda y tenga,

yo porque nos han traído hoy, esto es caviar cítrico.

Si lo apretamos, salen estas bolas de caviar.

Pues, bueno, le vamos a poner tres bolitas de caviar,

que tiene mucha acidez. Es muy muy ácido.

Ya está, bueno. Bogavante con cítrico.

Poco más hay que decir.

Próximo plato, una presa paleta a la naranja.

O a la naranja o a cítricos en general.

Con salsa de naranja.

Es de la parte debajo del hombro.

Es junto al secreto una de las piezas

más apreciadas del cerdo ibérico.

Y veréis qué platazo.

Es mantequilla, es mantequilla. Eso es buenísimo.

Vamos allá, venga. Veis que aquí tiene

mucha grasa, tiene mucha cantidad de grasa por fuera.

Y lo que aquí hemos hecho con ayuda de un cuchillo

es pulirla para que no tenga tanta grasa.

Vamos a utilizar otra técnica que se llama confitar.

Conocéis muy bien el confit muchos de vosotros.

Y esta carne para confitar es buenísima.

¿Qué necesitamos?

Aceite.

Tenemos aceite que está a unos 80”.

No puede estar más alto. Para confitar no puede hervir.

Confitar quiere decir cocinar muy lentamente.

Aquí tenemos unas pieles de naranja

que ponemos en el aceite,

que va a aromatizar muy bien el aceite.

Un poco de tomillo.

Fantástico.

Y ahora ponemos...

la carne.

Con mucho cuidado.

Vale, perfecto.

Una vez la tenemos así

ahora la vamos a poner al horno

a 80” evidentemente,

no puede pasar de 80”, durante media hora.

Mientras yo hago esto, Sergio, tú vas con la salsa.

Venga, te abro el horno para que no tengas...

Vale, muy bien. Vamos a hacer la salsa de naranja.

Una salsa de naranja para la carne. Ya sabéis que también es típico

muchas veces el pato con naranja,

sobre todo el tema de las aves. El cerdo no se da tanto.

Y este plato es diez. O sea, ya sabéis que

las alternativas que os damos siempre son...

están fundadas, tienen una buena base.

Bueno, vamos a hacer una salsa diferente de naranja.

Vamos a coger azúcar moreno.

Tengo azúcar moreno y lo vamos a hacer caramelo.

Tenemos al azúcar, vamos a hacer un caramelo.

Y aparte tengo un poco de coñac y zumo de naranja,

zumo de naranja recién exprimido.

Esto va a ser la salsa.

Le vamos a poner otro toque, otro toque que ya es toque Torres.

¿Qué es? Fondo de ternera.

Pero como no tenemos fondo de ternera decimos:

"Otras, pues hemos acabado." Bueno, pues hemos cogido

con el caldo de ave, con un poco de caldo de ave,

lo hemos reducido y hemos conseguido

un fondo de ave reducido.

Que se concentra, queda muy sabroso también.

Esto sustituye al fondo de ternera.

Ya sabéis, caldo de ave reducido nos sustituye.

Para la salsa, el azúcar, que veis, ya lo tenemos,

un azúcar fundido que está a punto de caramelo.

Cuidado, no subirlo mucho porque amargaría.

Exactamente, un poco de coñac o de brandy.

Sin miedo, Sergio. No, es que no le quiero meter

mucho tampoco, porque es un toque sólo.

Venga, ya está.

Dejamos evaporar, nada, un segundo el alcohol.

Y ahora ya lo que hacemos es zumo de naranja

recién exprimido, que lo hemos colado.

Vale. Ahí está.

Y el fondo de ave.

Que nosotros decíamos fondo de ave, fondo de ternera.

Si tenemos fondo de ternera mejor, ¿eh?

Pero fondo de ave también nos vale.

Fijaros que queda gelatinoso,

queda muy sabroso, queda muy bueno.

Caldo de ave colado y reducido, nada más.

Yo ya tengo la salsa. Dejamos reducir.

Dejamos reducir, que ligue, que el azúcar se disuelva.

Esperamos que pasen 30 minutos, que ya llevamos unos 10,

y volvemos para emplatar.

Bueno, marcar y emplatar. Ya está. Ya está, fácil.

Ya tenemos la carne. Ha pasado media hora.

Ahora está muy caliente, hay que ir con cuidado.

Pero veis que no ha hervido, no hierve.

Y está confitada, está perfecta,

con el sabor de la piel de naranja, el tomillo...

Estupendo.

Lo guardamos.

Y aquí lo que hacemos es escurrir la carne.

Uf, mira, Sergio. A ver.

Espectacular. No, brutal.

Te digo yo que tiene una pinta eso...

Ahora lo marcas ahí en la brasa.

Vale, sacamos un poquito el exceso de grasa.

No, está perfecta. Está perfecta.

Por dentro está un poco rosada, porque nos interesa.

No sé yo, ¿eh? Sí, por dentro está rosada.

Y ahora vamos a darle un buen golpe de brasa.

Bueno, yo voy acabando la verdura ya, ¿eh?

Vale, Sergio, mientras yo tranquilamente marcando.

Mirad yo lo que estoy haciendo. Estoy haciendo unos tagliatellis,

por decirlo de alguna manera, de verdura. Sería esto.

Hemos hecho calabacín amarillo,

calabacín normal, el verde, y zanahoria.

¿Cómo lo hago? Pues bueno, ya sabéis,

con este artilugio, con la mandolina.

Y si no, oye, se puede cortar a cubos,

se puede hacer como vosotros queráis, ¿eh?

Yo es para darle un toque diferencial.

Entonces cortamos y hacemos

como unos tagliatellis de verdura.

Lo vamos a hacer muy al dente.

Ya tenemos por un lado la salsa, que acordaros que era

pues este azúcar quemado, azúcar moreno quemado,

un poco de coñac, le hemos puesto zumo de naranja

y el caldo reducido de ave,

que ya lo tenemos aquí, está brutal, está buenísimo.

Y aquí vamos a saltear la verdura muy poco,

con un poco de aceite de oliva y tres gotas de salsa de soja,

para quitarle, vamos, el crudo. Pero la vamos a saltear muy poco.

Mira, tengo un plato aquí para sacar.

Voy ya con la verdura, Javi. Vale, Sergio.

Yo ya lo tengo. Lo que tú tardes de eso.

Pongo la verdura. Está cortada muy fina, ¿eh?

Entonces voy a poner ya a saltear. Ya veis, muy poco.

Pongo unas gotas, o sea que sal no le voy a poner porque la soja

ya le va a dar la sal.

Venga, fuera.

Muy poquito, al dente.

Como si fuera una pasta al dente.

La verdura nos va a servir de guarnición.

Venga, perfecto, tenemos la salsa por otro lado.

Vale, Javier, cuando quieras estoy ya a punto.

Pues venga, al ataque.

Uf.

Vale.

Hum.

Le voy a poner un poquito de pimienta.

Vale, la cortamos. Tampoco muy fina.

Pero fijaros qué bonita,

Qué color tiene más precioso. Tiene una veta buenísima.

Queda muy muy sabrosa, muy melosa,

por la cantidad de infiltración de grasa.

Y además que huele de cine.

La salsa está muy buena porque tiene un punto de acidez

que le ha dado el cítrico buenísimo.

O sea, está perfecta. Vale, a emplatar.

Venga, adelante.

Vamos poniendo la carne.

Que quede un poquito rosada aunque sea cerdo...

es cerdo ibérico, es cerdo bueno.

Yo lo veo, lo vemos, importantísimo.

Porque no pierde y queda muy buena.

Más sabrosa y más melosa también.

Un gajo para refrescar encima de cada...

de cada lomo, de cada trozo de carne.

Vamos a poner las verduras.

Qué bonita la salsa, ¿eh? No, no, está brillante,

está espectacular. Un poquito de sal gorda.

Y esta verdura que está con el toque de salsa de soja.

Venga, adelante, Javi. Ya podemos poner la salsa.

Pues vamos con la salsa.

Huele de cine esta salsa. No, es que está...

además de acidez está buenísima.

Acabo de probar yo ahora.

Un poquito aquí, un poquito más aquí.

Ya está. un toque de sal y ya está.

Ya tiene. ¿Sí, ya tiene?

Sí. Pues ya está. Venga, perfecto.

Último plato de nuestro homenaje a los cítricos,

una presa ibérica, presa paleta, con salsa de naranja.

Buen provecho.

Hasta aquí este programa tan interesante

sobre los cítricos, un producto muy nuestro. ¿Y qué más, Javier?

Y siempre hay un buen motivo para cocinar, así que:

hasta el próximo programa y gracias.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cocinar con cítricos

Torres en la cocina - Cocinar con cítricos

02 feb 2016

Con los cítricos como inspiración, los hermanos Torres elaboran un primer plato de bogavante con cítricos. También enseñan a los espectadores a preparar una presa paleta con salsa de naranja y una ensalada de bacalao.

ver más sobre "Torres en la cocina - Cocinar con cítricos" ver menos sobre "Torres en la cocina - Cocinar con cítricos"
Programas completos (721)

Los últimos 2.350 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos