www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3624277
Para todos los públicos Torres en la cocina - Cocina en familia - ver ahora
Transcripción completa

Es importante que eduquemos

a nuestros hijos a comer lo mismo que nosotros

y a compartir un menú en familia.

Así que vamos a enseñaros cómo.

Usemos la imaginación con unos tallarines de verdura

camuflados entre una salsa de tomate con gambas.

¿O se os ocurre un plato mejor para recuperar fuerzas

que unos escalopines de pollo

empanados con cereales y frutos secos?

¡Y de postre un brownie sensacional!

Plátano es, oro parece.

Hoy recetas para cocinar y disfrutar en familia.

¿Por qué me dices eso? Porque eres un llorón.

(Sintonía)

Bueno, esto es superdifícil. ¿Eh, Javi?

A mí no me sale, desisto.

Es como algunos platos

que nos daban de pequeño que no podíamos con ellos.

Por ejemplo el hígado de cerdo. Muy buenas a todos.

Hoy vamos a hacer un programa superespecial,

muy bueno para niños y para no tan niños.

Sí, porque así como no podíamos comer el hígado de pequeños,

depende de cómo lo hagas está muy bueno.

Hay que enseñar a comer, sobre todo a los más pequeños.

¿Qué vamos a hacer, Sergio?

Vamos a hacer unos espaguetis de verduras...

Con gambas y salsa de tomate. Exactamente.

Un plato superfácil también

que visualmente es muy bonito y es muy bueno.

Divertido. Y sano.

Hay que cocinar con los niños.

Nosotros siempre cocinamos con ellos.

Y luego para nosotros es importante que comamos todos igual.

Damos de comer a los niños lo mismo que nosotros comemos.

Dependiendo del producto, pero casi todo lo pueden comer.

Vas tú con la cebolla, ¿no? Sí.

Venga. Vamos a hacer una pasta, pero no es una pasta.

Ya veréis que tiene truco Torres.

¿Qué hacemos?

Normalmente sabéis que siempre picamos la cebolla.

Pues no, la vamos a rallar. Porque así no la vamos a ver.

Y a veces los niños son un poco... "Huy, es que tiene cebolla."

No la vas a ver.

Entonces para eso con un rallador la rallamos.

Como es dulce no voy a llorar.

No, qué va. Ya veremos. Lo tengo todo preparado.

Sí, ya veremos, ya veremos.

Tú lloras hasta... vamos. Bueno, yo pico ajo.

¿Por qué me dices eso? Porque eres un llorón.

Yo pico el ajo pero muy fino.

Tiene que estar diminuto, desaparecer en el sofrito.

La verdura toda la vamos a hacer fina.

Excepto los espaguetis que vamos a hacer,

que el espagueti sí se va a ver pero tiene mucho rollo.

Ya veréis que está muy bien.

Bueno, yo rallo media cebolla. Yo hago el ajo supermegafino.

Yo la verdad es querecuerdo que nosotros comíamos de todo.

Menos el hígado de cerdo aquel grande

que no me gustaba nada. A mí tampoco, eh.

Y nos lo daban muchísimo.

Pero bueno...

Pasarlo un poco mal.

Pero luego sí que nos enseñaron a comer muy bien,

a comer de todo, y a comer divertido, y a comer sano.

Eso nuestra abuela como estaba todo el día

en la cocina y se divertía

y nos hacía pasarlo bien con la comida.

¿Pero por qué? Porque incluso lo que no

nos gustaba lo disfrazaba. Sí, eso sí.

Lo hacía de una manera que era diferente, atractiva, sabrosa.

Visualmente también divertida.

Y es importante para que los niños al principio

pues coman y que te vean comer.

Si a ti te ven que lo comes seguramente se lanzan.

Por eso decíamos de tener una comida única para todos,

de no hacer dos comidas para los niños y luego para ti,

sino que de lo mismo que tú comes...

Si ese día hay pescado pues le hacemos pescado

igual que nosotros. O sea, es lo mismo.

Nosotros hacemos lo mismo.

Bueno, ¿de qué vamos a hacer...?

Vamos a sustituir lo que es la pasta

por la verdura como decíamos.

Aquí tenemos calabacín amarillo; lo que decíamos de los colores:

que sea divertido, que sea bonito.

Calabacín amarillo, calabacín verde, zanahoria, puerro

y nabo.

El nabo bien trabajado también es una verdura

que les gustará mucho sin que se den cuenta.

Hay que blanquearla un poco,

pero eso sí te va a dar la textura de pasta.

O sea, el dente vegetal,

como sería el de la pasta, pero el vegetal.

Vamos a buscar, que eso es interesante.

Hemos comprado unas gambas peladas también

porque le vamos a poner un poco de marisco en este caso.

Y vamos a hacer como una especie de boloñesa...

a nuestra manera, inspirada en ella,

pero en vez de poner carne picada

vamos a poner carne, pero de la gamba.

Vamos a saltearla un poco para que coja sabor

aquí en la sartén y luego ya haremos

la cebolla, el ajo. Y luego ya el tomate

y haremos esa salsa de tomate buena,

pero con ese toque de marisco, de gamba.

Vale, Javier, explica la verdura.

Vale. Como decíamos, para hacer los espaguetis

hay varias maneras, varias fórmulas,

y todas son buenas, eh.

Por un lado tenemos,

como ya conocéis, la mandolina.

Que es hacerlo en tiras finas o bien tiene alguna aplicación

para hacerlo ya directamente en espaguetis.

También hay...

esta máquina que os va a encantar.

Que además se puede encontrar, está superbién de precio.

Y luego es a cuchillo normal.

Laminarlo y luego en juliana para que nos quede larga.

Cualquier opción es buena.

Ahora, esta a mí me parece muy interesante.

Por ejemplo, vamos a hacer el nabo.

Lo pinchamos...

y fijaos, vamos rodando.

Y nos van saliendo como unos espaguetis.

Es como si fuera un sacapuntas.

El nabo es superrico en vitamina C.

O sea, que hay que consumir

porque tiene cantidad de agua y fibra.

Y fijaos cómo queda.

Mirad qué bonito.

¿Quién dice que no son espaguetis?

Pues lo son, pero de verdura.

Y esto combinado con diferentes colores

nos va a quedar superbonito.

Y aparte de que s muy bueno.

Ya veréis.

Después zanahoria,

que también sabéis que es muy buena,

para la vista, para el cutis,

para que te dé energía.

Y lo mismo. ¿Para el cutis?

Sí, sí, dicen que también es muy buena para la piel.

Vale, ya tenemos las gambas. Las voy a sacar.

Primero he salteado las gambas para darle ese color

y sacar todo el sabor de la gamba.

Y ahora sí ya vamos a hacer aquí en este mismo aceite

vamos a poner la cebolla que ha rallado Javier

para que desaparezca un poco y el ajo, todo junto.

Lo vamos a rehogar bien.

Vale, ahora hacemos el calabacín,

que nos va a dar un toque también verde.

Y luego sobre todo un truco para que...

Bueno, no es ningún truco, pero para que los niños

se diviertan y coman también es que preparen la comida contigo.

O sea, ponerlos ahí en una banqueta o una silla

y cosas que puedan ir preparando,

que puedan ir ayudando; que se sientan partícipes

de lo que se está preparando. Y luego lo valoran muchísimo más.

Aparte que creamos cultura ahí.

Ya van cogiendo hábitos saludables.

Bueno, voy a picar un poco la gamba.

No mucho, pero un poquito sólo para que parezca esa carne picada.

Pero a groso modo.

Vale, veis que luego ya lo mezclamos

y tenemos unos colores preciosos.

Y ya veréis, es un plato que de verdad es buenísimo.

Ya sólo voy a hacer un poquito de calabacín amarillo.

Le va a dar un poco de color.

Un poco de puerro voy a cortar también.

Y ya tendremos la pasta de verdura.

Superpasta de verdura.

Sí, además la verdura es un poco lo más difícil

que a veces los niños no les suele encajar

o no les suele gustar.

No a todos, eh. Porque la mayoría sí que comen.

Eso es un mito también.

Pero si lo hacemos así de esta manera

yo estoy seguro que es diferente.

Así gusta seguro. No es que es bueno...

hay que pensar que sea bueno para grandes y para pequeños.

Y esto... bueno, pues una pasta vegetal con las gambas

a quién no le gusta.

Esto es buenísimo.

Por este lado las verduras.

Y ahora le vamos a poner un poquito de puerro,

que le va también.

Espera, primero limpieza.

Bueno, yo tengo aquí salteada la verdura.

Lo que voy a hacer mientras

Javier está ahí con la verdura voy a hacer el...

Tenemos rehogado el ajo y la cebolla que ha rallado.

Ahora lo que vamos a poner es...

aquí para hacer esta salsa de tomate.

Es tomate entero, pero en conserva que hacemos nosotros.

Aunque hay de muy buena calidad

que se puede encontrar en el mercado.

Pero queremos una salsa de tomate...

Esto es fundamental, la salsa de tomate

yo creo que para los niños y para los mayores

una buena salsa de tomate es buenísima.

Luego para cortar el puerro

sabéis que cada verdura tiene su corte.

Pues lo que hacemos es ir cogiendo la verdura

y luego cortarla también, bien fina.

Yo, de pequeño, me estoy acordando ahora,

comíamos caracoles, comíamos de todo.

¿No?

A mí me gustaba todo.

Menos el hígado yo creo que comía de todo.

Y de todo, eh. O sea, sin problema.

Y luego hasta incluso nuestros hermanos

que eran un poco más pringosos para comer

nos iban pasando lo que no querían.

Y nos comíamos lo nuestro más lo de ellos.

Y felices, vamos. Bueno, mirad qué bonito.

Esto está cogiendo un aspecto impresionante, eh.

Vale, pues yo ahora voy a blanquear

lo que sería la pasta de verdura.

Blanquear quiere decir agua hirviendo,

sumergir un momento y poner en agua y hielo.

Primero, será más suave.

Y después sólo será saltear un poco y ya está,

dejándola un poquito al dente.

Ahora lo vemos.

Al dente un poquito dura.

Le llamamos el dente vegetal.

Exactamente.

La verdura para que conserve las propiedades

tiene que estar poco hecha.

En general, a nosotros nos gusta toda poca hecha.

Vale, voy a triturar un poco para que desaparezcan ya

los posibles restos de tomate, de verdura,

para que sea fina fina la salsa.

Que es salsa de tomate pero con el ajo,

con la cebolla, con las propiedades.

Ahora le pondré un poquito de orégano también.

Limpio, eh.

Perfecto, pues ya lo tenemos.

Bueno, fijaos qué salsa...

Cuidado.

Que hemos hecho aquí.

Salsa de tomate, eh.

Salsa de tomate pero bien fina, con verduras.

Y ahora lo que le vamos a poner son las gambas.

Un momento. ¿Qué pasa?

Yo así, vale. ¿Qué pasa?

Vale, está bien. Controlo, controlo.

¿Qué te pasa? Te controlo.

Venga, ahí va. Y ahora las gambas.

Bueno, y esto es un plato que estamos haciendo...

como tenemos hambre también

lo estamos haciendo para nosotros.

¿Tú qué quieres, poner la salsa luego por encima?

Es nuestra carne picada. Como quieras, me da igual.

Lo podemos hacer como quieras.

Hombre, si lo mezclamos quitamos el color.

Por eso. Yo la pondría por encima.

Por eso lo he puesto aparte.

Podrías saltearla también. Ponemos a punto de sal.

Poquita sal para todos.

Pero que tenga ese punto.

Vale, para conservar el color de la verdura...

Bueno, ya lo sabéis seguramente,

y para que sea más suave todavía.

Porque sabéis que el puerro es fuerte,

el nabo también un poquito fuerte.

Pues nada, introducimos. Primero probamos de sal.

Falta sal.

Ponemos un poquito de sal al agua.

Y ahora introducimos la verdura.

Agua hirviendo, muy importante.

Y cuando empiece el primer hervor,

que es nada, escaldar. Es esto.

Introducir y cuando empieza el hervor retirar muy rápido.

Así nos va a quedar más suave

y nos va a conservar todo el color.

Venga, fuera.

Superrápido.

Y le voy a dar un salteado superrápido, muy ligero.

Pam, pam, y emplatamos.

Pim, pam, pum.

Vale, perfecto.

La verdad es que la forma que ha cortado las verduras,

que puede ser también a cuchillo

o con la mandolina, es diferente, está bien.

Porque hay que darle una forma diferente.

Venga, perfecto.

Vale, yo he dicho que le pondría orégano.

Sí, orégano le va. Sí.

Tengo aquí. Tengo fresco y tengo seco.

Hombre, seco igual coge más...

Le voy a poner seco.

Que a la pasta le va el orégano.

También las hierbas son buenas para los niños.

Y para los mayores.

Venga, ahí orégano.

Un toque de orégano.

Y por qué no...

Y por qué no...

un toque muy sutil, pero algo de pimienta.

Muy poquito.

Vale, yo lo salteo pero de manera

que lo único que busco es que esté caliente, nada más.

No busco más cocción ni buscamos nada,

sólo que esté caliente.

¿Te pongo la salsa abajo para no...?

No, lo voy a poner y, si quieres, un poquito en medio.

Bueno, para no... para que se vea el color.

Bueno, ponlo, vale, otra manera.

Venga, Sergio.

Venga, voy.

Espera, voy a sacar las verduras ya.

Aunque le ponga un poco encima...

Ponle un poquito más. La salsa de tomate, ya sabéis,

y el queso, que, vamos, eso triunfa sí o sí.

Eso son dos buenos compañeros de los niños...

Y nuestros, también.

¡Fijaos qué espaguetis... esto es un espectáculo!

Espera, espera,... vale.

¿Qué? Bueno, ya está.

Venga, ponemos aquí... Es un platazo de pasta vegetal.

Venga.

Ponemos ya el queso rallado, evidentemente, para darle

un toque... pues de pasta.

¡Y toma ya! ¿No me digas tú que no es esto un plato

de lujo para un niño?

Y para un mayor también; un poco de orégano le voy a poner.

Ya está. Venga, ahí va.

Que aproveche esta pasta. A divertirse.

Bueno, ya ha pasado por aquí mi hijo Miguel.

Los cereales le chiflan, le encantan

y vamos a hacer una receta sana y diferente.

Bueno, con carne blanca en este caso con carne de pollo

que lo tenemos aquí, haremos unos escalopines de pollo,

pero, le pondremos, también,

frutos secos, cereales y, luego, una ensalada fresca

para acompañar, pero es un plato muy sencillo.

Bueno, aquí, tenemos pechuga de pollo, una buena pechuga

de pollo, recomendamos quitar la piel cuando la hacemos así,

porque tiene, la piel es lo que tiene más grasa...

Sí, que, luego, para otras cosas sí que nos sirve,

hemos hecho infinidad de recetas,

también, con acompañamiento con la piel del pollo

y, si no la queréis, pues la guardamos y el día

que tengamos que hacer el caldo

de ave, pues, "patapam", la ponemos ahí

que tiene muchísimo sabor.

Vale, lo que hacemos son, vamos a hacer escalopas.

Bueno, sacamos esta parte de aquí que es como un solomillo...

Y, ahora,... Sacamos la posible grasa que haya...

Para dejarla bien pulida.

Así es más magro y es más sano.

Encima va a necesitar mucho menos fritura,

bueno, es que no vamos a hacer fritura,

que ahí es otra cosa.

Entonces, lo que hacemos es...

Estirar... Bueno, hacemos, ¿veis?

Unas escalopas así, más o menos que sean finas, no muy gordas...

Y bien, bien limpias de grasa.

Sergio, tú vas a batir el huevo. Venga.

Bueno, voy a hacer primero la mezcla, yo tengo aquí

almendra sin tostar...

¿Veis? Ponemos un puñado de almendra...

Bueno, los copos de cereal, de avena...

Vale...

Bueno, muy adecuado para niños, bueno, lo mejor

que hay para desayunar son los cereales

porque también son fuente de fibra...

Y vamos a hacer como una especie de pan rallado pero, fijaos,

qué toque crujiente y diferente le vamos a dar.

Hablando para los niños, aunque esto, para nosotros,

también, vale. O sea, lo mismo que estamos haciendo

vale para unos y para otros.

Ahí está, no lo vamos a...

Exactamente, lo vamos a dejar

así un poco... crujiente, que queden trozos.

Mirad , aquí tenemos nuestro... exactamente, ahí está.

Esto es toque Torres, total.

Bueno, ya veréis cómo queda y si queda algún trocito así

entero, tampoco pasa nada porque va bien.

Vale, luego, el huevo, vamos a batir los huevos...

Y vamos a hacer, bueno, pues un rebozado para nada

tradicional, para nada... pero con toque Torres.

Yo pongo un poco de sal...

Y, oye, un toque de pimienta,

yo creo que, aparte de que es supersana la pimienta,

a los niños les gusta.

No abusar, evidentemente, pero un toquecito sí.

Y si no, dices: "Oye, la pimienta me parece muy...".

Alguna hierba, alguna hierba aromática que se le puede poner

que eso sí le gusta, hay mezclas de hierbas

que... bueno, pues lleva tomillo, romero, orégano, perejil...

Todo seco, también se le puede poner alguna hierba.

Bueno, ponemos primero la harina.

Un poquito de sal pimienta...

La harina, no abusar de la sal.

Y ahora es cuando se va a coger bien el huevo.

Toma, ahí tienes por un lado y ya, luego, por el otro.

Veis que supersencilla esta receta. Pero, de verdad, queda superbuena.

y, después, en vez de freírlo...

Que sabéis que la fritura,

pues, bueno... no es de lo más sano...

Pues lo que vamos a hacer es un toque de horno y queda perfecto.

Bueno, ya sabéis que si lo pasamos por harina y por huevo...

Primero, la harina hace que el huevo se pegue...

Y esto hace que este granillo que hemos hecho,

que es como si fuera el pan rallado,

de alguna manera, de cereales y frutos secos...

Que nos va a aportar mucha energía, ¡fijaos qué bonito!

¿Veis? Aquí tengo sartén, ¡ay, sartén...!

La bandeja caliente.

Lo que hacemos es, nada, un poquito de aceite...

Sólo un poquito, debajo.

Ya ponemos las escalopas encima.

Bueno y un poquito de albahaca le voy a poner.

Y ahora al horno...

Depende de la temperatura, yo he puesto el horno,

ahora está a 200 grados, pues lo dejamos...

¿6 minutos, 7 minutos? Vamos a ver.

Sí, porque eso enseguida se cuece.

Venga, yo ya tengo preparada la guarnición,

en cuanto saquemos del horno,

terminamos y emplatamos. Vale.

Y fijaos el resultado.

Esto es muy rápido de hacer, es muy rápido.

Vale, yo termino la ensalada,

era tomate, queso fresco y aceitunas.

Un poquito de zumo de limón...

Preferiblemente, que el vinagre si es para los niños.

Por lo menos, yo en casa... Y ya, simplemente, sazonar.

Ponemos albahaca...

Un poquito de albahaca, para darle también frescor.

Y ya emplataremos ahí.

Fíjate, qué pinta tiene, además, huele superbién.

Bueno, es que es muy bueno y muy nutritivo.

Venga, no pongo más. Esta...

Bueno, tenemos por aquí a los niños que lo van a devorar...

Y también le vamos a ayudar

a devorarlo, porque vamos a comer con ellos

y así, más divertido para ellos y para nosotros.

¿Algo más? Vale, venga. Y bueno.

Venga, Javier, vamos allá. Aquí lo tenemos.

Nos queda una cosa... el postre.

Bueno, la mochila de la Greta que ya la tengo preparada

y, luego, algo que no puede faltar

y que les encanta a los niños: plátanos.

Porque dan muchísima energía, a ellos y a nosotros

que hacemos deporte; pero, bueno, esto es muy bueno.

Vamos a hacer un postre con plátano.

Vamos a seguir con las recetas para niños

y vamos a hacer un brownie de chocolate con toque Torres.

El brownie. El brownie, exactamente.

Primero, ¿qué vamos a hacer?, vamos a mezclar el chocolate,

con la mantequilla, que la mantequilla está pomada

ya sabéis que pomada es dejarla fuera de la nevera

y que coge la consistencia de pomada.

Y los huevos, y, ahora, eso lo vamos a mezclar en la máquina.

Sí, espera que se deshaga la mantequilla, un segundito solo.

¿Y por qué no lo haces en la máquina?

Sí, lo voy a poner todo ahí, venga.

Mantequilla, chocolate, lo vamos a poner aquí...

Espérate, que lo vamos a hacer para que lo podamos ver todos.

Ponemos aquí que es sólo mezclar la verdad, es que aquí

no hay que batir mucho; nada, porque como es...

El secreto, realmente,

es que la mantequilla esté bien pomada

y el chocolate bien fundido y, de verdad, que os va a quedar

perfecta, pero bien temperatura ambiente.

Javi, le podríamos poner un poquito de plátano aquí dentro.

Sí, lo voy a cortar ahora, pero, lo vamos a poner, después.

Vamos a poner las nueces y un poquito de...

De plátano en daditos. Venga, muy bien.

Así se va a ver. Vale, ahí está.

Venga. Venga, ponemos los huevos.

Y ahora, a mezclar poco a poco.

Lo tenemos.

Venga, vamos a mezclar...

Ahora, lo que hay que hacer es deshacer y mezclar

los huevos con la mantequilla y el chocolate

con la mantequilla pomada si está fría...

Plátanos, plátanos que estén bien maduros...

No, excesivamente, pero sí, aquí...

Que tengan un punto maduro es mucho mejor y mira,

con esto, si, a veces, que tenéis unos plátanos que se va ya

porque están demasiado maduros,

para este postre van súper bien.

Bueno, como veis aquí tenemos ya la mezcla del chocolate

con la mantequilla y los huevos.

Ya está bien mezclado ahora lo que vamos a hacer

es, Javier, la harina.

Vale...

Vamos a poner la harina, vamos a mezclar

y después ya ponemos el azúcar.

Y ya está, fácil.

Mezclamos poco a poco.

Y ahora ya el azúcar.

Y le vamos a poner, siempre estos postres

que llevan chocolate, es bueno poner una punta

pequeña de sal, pero un poquito.

Yo cojo una pizca de sal porque realza el sabor.

Un poco. ¡Trac! Una punta de sal, ahí está.

Aquí tenemos una bandeja

de cristal en este caso que lo que he hecho ha sido

un poco de mantequilla y harina.

Y os recomiendo... Que pongáis un papel debajo

para que luego cueste menos sacarlo.

Ya está, aquí lo tenemos.

Y este lo voy a cortar aquí.

Bueno, Javier, ya lo tenemos. En rodajas.

La mezcla está hecha, ya habéis visto, fácil es muy fácil mezclarlo

nosotros hemos mezclado aquí con la máquina,

pero perfectamente se puede mezclar a mano.

Y ahora ponemos... Perfecto.

Venga, unos dados de plátano dentro...

Unas nueces, que la nuez y el brownie van de la mano.

Y el plátano con el chocolate también.

El plátano con... exactamente.

O sea, son supercombinaciones. Vale, está bien, suficiente.

Bueno, pongo estos tres que ya lo tengo...

Mezclamos bien...

Aquí no pasa nada que mezclemos como queramos,

porque aquí no hay claras, no hay nata montada...

O sea, no es un bizcocho aireado,

sino todo lo contario,

es un bizcocho compacto, como decíamos antes.

Y ahora ya vamos a poner aquí la masa.

Bueno, es muy fácil para hacer con los niños como decía.

Qué bonita, qué textura tiene.

No, está... no, hacerlo como hemos dicho y es muy fácil,

recetas fáciles para niños...

Y, además, que se puede; yo esto, por ejemplo,

es perfecto para hacer con los niños.

Ponemos un poco plano...

Y ahora hacemos una capa de plátano.

Ven aquí, que la hacemos los dos.

Así vamos antes.

A cuatro manos.

Esto... también, aparte, le va a dar una estética.

Y así aprovechamos más plátano, claro.

Mira, ponemos el azúcar. Azúcar moreno...

Para que caramelice un poco y para que no se nos quede oscuro.

El azúcar nos va a ayudar a... un poquito sólo, eh.

Venga... ¡huy!

¡Al horno!

180 grados, 40 minutos.

Fíjate. No, no, ¡tiene una pinta esto...!

Espérate.

Vamos a cortar aquí un taco...

Bueno, vamos a poner un buen taco, eh.

Sí, sí. Ahí está.

Lo ponemos ahí... Mira, yo voy a cortar un trocito

de aquí, que este está duro

para poner el helado que no se... que no se mueva...

Y ahora, una cuchara, un poquito de agua caliente...

Y hacemos una buena cucharada de helado de yogur...

Sí, de yogur o de lo que quieran o sin helado.

Bueno, es la que tenemos ahora. ¡Toma ya!

Como veis la cocina es diversión, sobre todo, si es para los niños,

aunque también puede ser para los mayores.

¡Pues ahí está! Es un placer cocinar con vosotros.

Hasta el próximo programa. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cocina en familia

Torres en la cocina - Cocina en familia

03 jun 2016

Los Torres cocinarán unos tallarines de verduras con tomate y gambas, un delicioso crujietnte de pollo y de postre un brownie de plátano.

ver más sobre "Torres en la cocina - Cocina en familia" ver menos sobre "Torres en la cocina - Cocina en familia"

Los últimos 1.535 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios