www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4549739
Para todos los públicos Torres en la cocina - Cocina en bote - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos)

Bienvenidos a "Torres en la cocina",

haremos dos platazos, pero en bote.

No ensuciaremos nada. Nada.

Bueno, yo haré unas lentejas

si te gusta, las coges y si no, las dejas.

Y yo después haré un cordero, pero diferente,

una parte del cordero que veréis que es muy bueno,

espectacular y muy fácil de hacer.

Y los dos serán en bote, hemos dicho: "Mira".

Es que Javier, ya sabéis, ensucia muchos cacharros

y le dije: "Te enseñaré dos recetas fáciles

y las cocinaremos aquí".

Sin ensuciar, absolutamente, nada.

Y los dos llevan la misma cocción veréis que tanto la legumbre,

en este caso, la lenteja

como el cordero, harán la misma cocción.

Exactamente, los prepararemos que lo veréis aquí, sencillo,

rápido y bueno, ya veréis qué bien y luego solo las hacemos...

Empezamos. Las hacemos en el bote,

agua al baño María que ya hablaremos

sobre los tipos de cocción.

Lenteja pardina, bueno, Castilla La Mancha,

Castilla-León es donde más se cultiva.

Es una lenteja parda, de color parda, pues por eso

se llama pardina y tiene un montón de zinc,

tiene un montón de propiedades,

tiene muy poca grasa. Muy poca, hierro.

Y la proteína que aporta es, vamos, como un bistec.

Como un bistec, exactamente, y, luego, esta lenteja

lo bueno que tiene también es que no necesita remojo,

o sea, que esta lenteja, directamente, la podemos cocinar.

Correcto, ya sabéis que hay un montón de tipos de lentejas

que está la lenteja caviar, la de Puy, la pardina que es esta.

la caviar que es más pequeñita.

Ya la he dicho. Ah, vale.

Vamos a poner la lenteja, ya veis, a la hora de ir a comprar

la lenteja ya se ve entera, se ve bien.

Importante. Alguna se rompe.

Mirad el color, mirad que no estén rotas,

alguna sí que puede haber rota, claro, pero que sean bonitas,

con buen aroma, que no sean viejas.

Si son demasiado viejas... no son buenas.

La cocción, luego, es más lenta, tiene un ligero olor a nueces.

Paraos un momento a oler.

¿A ver?

No, tú, no.

Bueno.

Oh, que huele muy bien, a mí me encanta,

¿os gustan las lentejas por aquí? (TODOS) Sí.

¿Sí, a todos? Dicen: "Buah".

La lenteja, a veces, ahí...

Pues es muy buena porque es una legumbre

que hay que consumir, muy sana y además, bien de precio

porque está bien. Bueno, las ponemos en el bote, ya lo veis.

Qué fácil.

Siempre el bote, evidentemente, tiene que ser mayor

porque ya sabéis que la lenteja absorbe mucha cantidad de líquido.

(AMBOS) Ahora vamos con las verduras.

Déjame el pimiento. Ya sabéis que somos amantes

de las verduras, hay que consumir verdura

y, evidentemente, las lentejas

no puede faltar verdura.

Hay que cocinarlas con...

Veréis qué método más fácil de cocinar

que se puede hacer con otras legumbres,

evidentemente, y es como un guiso

tradicional porque vamos a hacer

como si fueran las lentejas de toda la vida,

pero sin ensuciar nada.

Hombre, lo único que si ponéis otro tipo de lenteja,

según el tipo de lenteja que sea,

sí que las tenéis que poner en remojo antes.

Y, luego, decir que nosotros, sabéis que aprovechamos

cualquier oportunidad, porque es que hay que aprovechar

cualquier oportunidad, para meter la verdura

dentro de cualquier plato.

Legumbres y verdura. Buah.

Bueno, y el caldo y un trocito de chicha para darle.

Hombre, chica, unas lentejas sin chorizo como que no.

Algo había que ponerle porque ya sabéis que nos gusta.

La verdad es que es así.

Venga, pongo aquí la verdura. Rápido y fácil de calentar.

Te lo puedes llevar, o sea, es manipulable,

lo puedes enfriar y, luego, meter en la nevera

y te aguanta bastante tiempo.

Es que tiene muchas ventajas. Vale, ponemos, venga, Sergio.

Venga, la verdura. Cebolla, zanahoria.

Pimiento rojo y pimiento verde. Ahí está.

Luego, esto es agua, también.

Recordad que toda la verdura,

luego, en la cocción nos soltará el agua.

Hoja de laurel... y un poquito de tomillo.

Tomillo y sal que le pongo dentro de bote.

Un poquito de sal. Ahí va.

Tenemos en cuenta que aquí no hay evaporación

porque en el bote se va a cocinar todo cerrado,

entonces no evapora el agua

con lo cual llenaremos el bote y nos irá perfecto.

Venga, las carnes.

Coged, bueno, en este caso, cogimos carnes más compactas

que no se deshagan, esto es un tipo de butifarra

o morcilla que sea resistente.

Que morcillas cada pueblo siempre lo decimos,

cada pueblo tiene su morcilla.

Chorizo. Qué pinta tiene.

Tiene un punto picante, la verdad es que nos gusta

el picante y un poquito picante realza las lentejas.

¿Y cómo sabes que es picante? Porque lo probé.

No, porque tiene el moño rojo.

Ah, ah.

Vale, y luego ponemos un poco de panceta curada

y, además, le puse poca sal porque esta panceta

cuando la curan le ponen sal.

Chorizo, venga. Sí, picantito, está muy bueno.

Qué bueno.

Esto también os va a dar un toque salino.

Chorizo en dados.

La morcilla.

Sí. Bueno, no se nos quedará corto

el programa de hoy porque tenemos muchas sorpresas,

pero, la verdad, es que, prácticamente, ya lo tenemos,

o sea, fijaos qué sencillez.

Qué tenemos aquí, caldo de ave o de cocido.

En este caso es de cocido y que le ponemos pollo

y le ponemos cerdo, también.

Y queda muy bueno, pero un caldo de ave,

también podría ser.

Cubrimos hasta arriba.

Esto es espectacular, eh.

Qué sencillo y qué bueno.

Vale, ponemos hasta aquí.

Luego ya... Ponle un poquito más.

Un poquito más, sabéis que las lentejas

ya los egipcios ya las consumían y después, en el s. XVII

pasaron a ser alimento para los caballos

porque se creía que traían dolencias y enfermedades

y, bueno, absurdo, pero creían que era así.

Importante, antes de poner... Ahora mezclamos bien.

Antes de ponerlo a cocinar,

que esté bien limpia la goma,

que lo que nosotros hacemos es en agua hirviendo

cocinarla nada. Esterilizar.

Esterilizar de alguna manera y el bote bien limpio

porque, luego, una vez cocido lo podemos tener un mes o más

en la nevera, tranquilamente.

Sí, pero tiene que estar bien limpio el bote.

O sea, hacer el vacío, todos quienes hacéis conservas

lo sabéis, pero para los que no, porque aparte de hacer cocción,

también podemos hacer conserva, que es un método de conservación,

ya os digo, superantiguo.

Bueno, lo dejamos aquí para cocinar, pero, Sergio,

nos explicarás un poco más.

Bueno, mirad, métodos de conserva que podéis hacer vosotros en casa

o que son los más comunes que hay en casa

y que ayudan, bueno,

a que no se propaguen los microorganismos.

Primero, está la base del agua que sería el salazón.

Ya sabéis que cuando hacemos un salmón marinado le ponemos sal,

la sal absorbe el agua y, luego, nos aguanta más tiempo.

Después sería el almíbar que sería agua y azúcar.

O sea, ya sabéis que el azúcar es un conservante natural.

Después, los deshidratados que hacemos todo lo contrario,

quitamos todo el agua del producto.

De esa manera no se puede pudrir el producto que sea.

Verduras, hortalizas, lo que queramos.

Después, el aire es otro, bueno, es otro medio

que nos puede ayudar a la oxidación

o a que se pongan malos los productos.

Métodos de conservación, el vacío

que es la ausencia de aire o de oxígeno.

Y después, los ahumados, también. Sabemos que el ahumado

lo que ayuda es, bueno, a alargar mucho más

la vida útil del producto.

Después tenemos vinagre o aceite que sería

el vinagre todo el tema de encurtidos.

Y, luego, ya por último los escabeches nos ayudan

muchísimos a la hora de hacer pescados, carnes,

verduras que ya hicimos muchos escabeches

que tenéis en la web y, luego, el aceite

que se hacía mucho, también, aceite o grasas,

para hacer las conservas, bueno, pues que se hacían

en tarros para confitar.

Esto serían las conservas caseras.

Para que tengáis una noción. Vamos a seguir.

Vale. ¿Cómo has visto mi explicación?

Bien, bien, correcta.

Ahora vamos a hacer un platazo, hemos dicho que haríamos cordero,

vamos a hacer una carrilleras de cordero...

En bote. En bote.

Muy fácil la receta y está muy bien.

Hola, ¿qué tal? (AMBOS) Hola. ¿Cómo estás?

-Es que, mira, hablando de botes de conserva;

el otro día vi un vídeo de unos rusos y me ha recordado a vosotros.

La verdad que Javier... Un poco ruso, ¿no?

No era tanto porque fueran rusos, si no, por lo que hablaban.

Cómo abrir latas como esta sin abrelatas, ¿cómo lo haríais?

Uf. Uf. Con un cuchillo.

Sí. A veces, en casa he encontrado...

¿Y si no tienes cuchillo? Esta pesa.

Se coge un cuchillo viejo y vas dando, es como lo he hecho.

¿Y si no tienes cuchillo? Estás en la montaña sin cuchillos.

Eso es extremo. Le meto contra una roca.

El cuchillo no sé si es seguro. Os traigo dos métodos seguros,

no sé si fáciles o factibles pero lo intentamos.

Voy a prepararlo y lo probamos. Además, veremos vuestra maña

a ver quién lo abre. (AMBOS) Sí.

(HACEN RUIDO DE FUERZA)

Venga, vamos con eso. Platazo el que vamos a hacer ahora.

¿Qué tenemos aquí?

Fijaos, tenemos las carrilleras de cordero,

hay una parte muy importante:

una vez las compramos las ponemos en agua y hielo,

y las dejamos durante toda la noche para desangrar.

Es importante cambiar el agua de vez en cuando.

En la nevera, siempre en la nevera.

Así lo que hacemos es blanquearlas y que queden mucho más...

Mucho más bonitas, ¿eh? Sueltan la sangre.

Carrillera porque hemos encontrado esto en el mercado,

pero podría ser, perfectamente, cuello de cordero

o cualquier otra parte. Exacto.

O sea, podría ser otra parte.

Y, luego habitualmente, no se encuentra...

Bueno, sí que se encuentran las carrilleras,

pero si no, encargadlas. Vale mucho la pena.

Es muy tierna, muy delicada, muy sabrosa, tiene poca grasa...

Es un productazo. ¿Veis lo que hacemos?

Si tiene un poco de grasa, como esta,

lo que hacemos es sacársela, es opcional, ¿eh?

¿Veis? Es que tiene muy poca.

Lo importante es desangrarlas bien, que no tengan sangren.

Entonces, vamos allá, Sergio. Venga.

¿Qué le vamos a poner? Vamos a poner:

las mollejas, ¡ay...! Estas carrilleras, perdón.

La molleja sería fantástica. Quedaría buenísima.

Para el bote sería increíble.

Escurridlas bien. Te gustaría hacerlo con mollejas.

Sí, la verdad es que sí.

Desde un principio he pensado que con molleja quedaría muy bueno.

Mirad, ponemos las carrilleras.

Ya haremos mollejas. Con esto va bien.

Venga, voy pelando una patata.

Patata que le vamos a poner para darle consistencia,

como se va a cocinar todo ahí dentro.

Carrilleras de cerdo hemos hecho en el programa, ¿eh?

Corta... Sabéis que son más grandes.

Corta en daditos. Le ponemos: patata, zanahoria,

un poquito de apio, pero la parte de aquí arriba.

Ahora lo limpiaremos que le da un toque muy bueno.

Guindilla. El apio va bien para el cordero.

La guindilla le va bien. Hombre, picante tiene que llevar.

Sabéis que nos gusta el picante.

También, lo podéis hacer con otras carnes: conejo, pollo...

Simplemente, esto es el método, luego lo hacéis cómo queráis.

Vamos a poner un poco de piel de limón,

que le va a venir superbién. Sí, un poco para refrescar.

Solo la parte amarilla, el blanco no, que amarga.

Esto le da muy buen aroma.

Con esto, suficiente. Ya nos vendría bien.

O sea, ya es bastante; ponemos aquí y ponemos la patata.

Por cierto, ¿sabéis cuál es el mayor consumidor de patata?

Yo lo sé. Bueno, no lo digas.

¿Aquí, el público?

¿Alguien se atreve a decir algo?

Españoles. «Kartoffel, kartoffel»

Alemania. Alemania, Alemania. Muy bien.

Vale, aquí tenemos el apio.

Lo que decimos, esta parte de arriba,

que es mucho más verde y para cocinar nos va muy bien.

Entonces, quitamos un poco las hojas

y lo que hacemos es cortar en dados.

Ya decimos, esta parte es muy buena para cocinar

y, aparte, es muy bonita, porque fijaos...

Una vez cocinado es precioso y dices: «jolín, es verde de apio».

Es fantástico. Superbueno.

Guindilla. Los detalles.

Bueno, esto es oro rojo picante, dentro de la cocina,

lleva muchos años, sabéis que vino de América

y que se hacen diferentes elaboraciones,

como por ejemplo, el pimentón de La vera.

En China el pimiento lo utilizan, incluso,

para la depresión y para curar.

¿Cómo se llama el ingrediente que hace picante...?

Capsaicina. ¿Alguna otra pregunta?

Podrías esperar a que acabe de hacer la pregunta.

No, no, no puede ser.

Vamos a poner un poco de vinagre de Jerez, que le va muy bien.

Eso es toque Torres total.

Es conservante y saborizante, que le da sabor.

Un pelín, ¿eh? No hace falta mucho. ¿Has puesto pimienta en grano?

No, le voy a poner. Vale.

Unos granos de pimienta va superbién.

Fijaos, es que es muy fácil; podríais poner

cualquier tipo de carne: pechuga de pollo, muslo de pollo...

Yo haría alitas. Conejo...

De pollo. Lo que quieras.

Que tienen hueso.

Granos de pimienta, gotas de... Laurel.

Sí, ve a buscarlo que pongo el caldo.

Entonces, caldo de ave o de cocido. En este caso, era de cocido, ¿eh?

Es el mismo de antes, el que hemos echado a las lentejas.

Bueno, gran producto, también, el laurel.

Ya sabéis que se hacían las coronas de laurel.

En Roma, ¿no? Sí.

Tranquiliza. Muy bien.

A veces, le prendo fuego y se lo pongo en la nariz a Javier.

Respira hondo y se calma un poco. Vale.

Sabéis que, a veces, va acelerado y hay que contenerlo.

No para, no para, no para.

A ver, ahora, lo que hacemos es cerrar, como en el otro.

Imaginación al poder, ¿eh? Aquí están.

Podéis poner más cosas. Hola.

Antes de continuar. Venga.

Breve pausa para probar a abrir estas latas.

Es verdad, lo habíamos dicho.

Me tienes superintrigado. Yo también.

Ahora veréis. Prevención. No lo hemos hecho.

Como veis, tenemos dos latas:

uno probará un método y otro probará otro.

¿Quién empieza? Javier.

Vale, Javier. Tú sin guantes. Sergio.

Sé que te hacen ilusión, pero no pasa nada.

Esto es para mí. Para Sergio.

Empezaremos contigo, Javier. Vale.

Necesitarás una cuchara, que todos tenemos en casa.

Porque ¿quién tiene abrelatas? Casi todo viene con abrefácil.

Pero ¿qué pasa cuando compramos una lata sin abrefácil o se rompe?

Ahora veremos cómo abrirlo sin un abrelatas.

Es hacer mucha presión así: presión, presión, presión...

Hasta que se haga un agujero y seguir hasta que se abra.

Se necesita mucha fuerza, lo veo difícil, pero probemos.

Jolín. Confiamos en ti, ¿eh?

¿De dónde ha salido? De un vídeo de rusos.

Están más fuertes que nosotros. Sí.

Lo veo imposible, vamos. Tú puedes, Javi, confiamos en ti.

A ver, haz presión hacia abajo. Te lo aguanto. Complicado, ¿no?

Bueno, sí... Algo sí, ¿no?

Si voy apretando, apretando, igual...

Igual baja, pero está complicado. Bueno.

Se ve una pequeña erosión. Un poquito.

¿Cómo lo ves? Es casi un brico Torres,

que vamos a hacer después un brico Torres.

Te digo que el ruso tenía una lata de papel o...

Puede ser. Yo la abro, ¿qué hacemos?

De momento, este no funciona. No.

El siguiente es más espectacular porque necesitamos un adoquín

y lo que se tiene que hacer es...

Una que raspe. Frotar, frotar.

Esto lo veo más. Haces así y salta la tapa.

Vamos a por ello. Esto lo veo más.

Ahí, muy bien. A ver qué pasa.

¿A ver? A ver, a ver.

A ver, levanta. Vamos a ver. Ahora presión.

No, esto no va. Esto no, ¿no?

Esto nos demuestra...

¡Bravo! ¡Bravo!

No nos podemos creer todo lo que hay en Internet,

por eso lo probamos nosotros, para que os lo ahorréis.

Así que, nada: abrelatas o abrefácil.

Gracias, Elizabeth. Adiós, chicos.

Este sistema no lo compro.

En Internet se ven, a veces, sistemas que funcionan,

otros que no, estos nos funcionan. Lo digo.

Venga, vamos a poner a cocinar. Exactamente, exactamente.

Estos superplatos

que, decimos, van en bote y se pueden hacer de muchas cosas.

Misma cocción. Ideas al poder.

¿Qué hacemos nosotros en cuanto a la cocción?

Lo primero, poner un trapo debajo de la olla,

un trapo o un papel resistente pero tened en cuenta

que no tenga color, que no sea papel de periódico,

si no, algo más higiénico.

Más que nada, porque con las burbujas

pues se mueve y se podría romper.

Exactamente. Y así evita que se rompa.

Exacto. Ya puedes poner, Javier. Vale.

Ponemos. Ponemos aquí.

Separados. Que no tengan contacto. Que no se toquen.

Para que no haya choque.

Ahora llenaremos un poco más de agua.

Porque tenemos que tener el agua que cubra.

Y siempre desde agua fría.

El trapo, agua fría, botes separados, hora y media.

Que hierva. Nosotros tenemos una tapa.

Y es ir cocinando hasta que lo tengamos.

Luego, una vez lo tenemos cocinado,

es muy importante sacarlos

y dejarlos un rato a temperatura ambiente.

Si los metéis en agua fría, el bote peta.

Porque el contraste de temperatura es muy fuerte.

Y esto es vidrio. Tenemos que dejarlo

a temperatura ambiente y luego a la nevera.

Hoy, nos lo vamos a comer tal y como salga.

Pero lo podríamos poner en la nevera.

Este es un sistema... Ya está.

Que cubra la goma.

El de cocinar así, en un bote de cristal,

del siglo XVIII.

O sea, que imaginaos si hace tiempo que este método existe.

Es increíble. Tú no lo sabías. Sí que lo sabía. Lo sé todo.

Bueno, pues lo dejamos aquí.

Incluso, yo sé que este método pagaron por publicarlo.

En Francia, se pagó por publicarlo un montón de dinero en la época.

¡Jolín! Nos has sorprendido a todos.

Muy bien. Venid con nosotros.

Ahora es Brico Torres de verdad.

Brico Torres de verdad. Ahora sí.

Bueno, vamos allá.

Os vamos a enseñar varias cosas fantásticas.

Estáis preparados porque habrá explosiones, de todo aquí.

Bueno, pero controlado. Todo controlado.

De verdad. Yo, por si acaso, me protejo.

Es importante. Es importante que haya protección.

Si veis que se pone fea la cosa, bueno, corriendo por ahí.

Tú, que estás cerca, póntelas.

Porque tú eres el que va a coger más el tema del fuego.

¿Qué es esto? ¿Qué significa esto?

Diréis: "Esto son latas y tal". Pues no.

Son hornillos caseros.

Exactamente. Un día, estábamos en la montaña

Javier y yo y teníamos que calentar un producto.

Teníamos ahí un producto y no sabíamos cómo calentarlo.

Entonces, vamos a empezar por este. Javier, yo lo explico.

Tenemos una lata. Vamos a hacer un hornillo casero.

Lata de atún. Exacto.

Hacemos un agujero.

Ya veis. Es una lata de atún.

Y hacemos otro agujero para que respire.

Ahí está. Tiene que ser en aceite.

Porque el aceite sabéis que es lo que prende.

Exactamente. Luego, cogemos un poco de papel.

Papel de cocina. Papel normal. Papel, el que tengáis.

Hacemos un churro. Un churro que sería la mecha.

Una mecha. Exactamente. Un churro es la mecha.

¿Por qué me das? ¿Qué pasa? No te hago nada.

Cuando quiere decirme algo, me pegue una patada.

Es muy raro. No te he hecho nada.

Estás emparanoiado. Primero, impregnamos.

Es que tengo miedo porque esto es muy peligroso.

Impregnamos la mecha.

¿Estáis preparados? Enciéndela.

Y con esto, si estamos en la montaña perdidos,

que no tenemos cómo calentar nada...

¿Por qué hemos hecho otro agujero?

Para que respire. Exactamente.

Bueno, sirve de hornillo y también nos sirve de luz.

Estamos en un sitio, se nos ha ido la luz,

no tenemos una vela... ¡Oh!

Un momento. Espera. Es que aguanta muchísimo.

Porque mientras haya aceite, imaginaos,

eso sigue encendido, encendido, encendido.

Otro que no es tan peligroso.

Esto sabéis que es cartón de toda la vida.

Lo que hacemos... Esto ya me lo puedo quitar.

Aquí lo que hacemos es... Una lata vacía.

La lata de atún de toda la vida.

Una lata de conservas. Y esto lo vamos enrollando.

¿Vale? Haciendo un rollo.

Una espiral de cartón.

Y, entonces, lo vamos poniendo aquí.

Y más alrededor, rellenar, rellenar toda la lata.

Y fijaos qué bonito.

Guay. Y ahora lo que hemos hecho, ha sido fundir un poco de cera.

Cubrir por encima bien.

Dejar enfriar. Se ha impregnado.

Y hemos puesto en medio una pequeña mecha.

Entonces, encendemos. Y os digo, aguanta muchísimo.

Da muy buen olor y es fantástico. Qué guay.

Esto queda magnífico. Esta es mía.

Tenemos otra. Tenemos dos latas aquí.

Ya veis que son dos latas de refresco.

Y lo que se hace es poner un poco de alcohol de quemar aquí.

Poner el alcohol de quemar. Tapar.

Hemos hecho unos orificios. Bueno, ya veis aquí

que tiene unos orificios en la parte superior.

Cerramos.

Y una vez que está cerrada, lo que conseguimos es...

Bueno, se ha deformado un poco, pero está bien.

Está bien, Sergio. Encendemos. Y aquí tenemos...

¿Veis? Esto ya chuta ahora. Coge combustión y no veas.

Entonces, encendemos y de aquí sale una llama,

que también podemos hacer un hornillo casero

o luz cuando no la tenemos.

Ahí está. Bueno, ¿qué os parece?

(TODAS) Muy bien. Original, ¿no?

Así, si vais a la montaña y, yo qué sé,

os quedáis allí aislados, pues ya tenemos...

Momento Brico Torres. Ahora nos vamos a esperar

a que estén cocinados los botes.

Ya sabéis. Hora y media,

desde que empieza a hervir el agua. Eso sí.

Y emplatamos. Y ya veréis qué platazos.

(Suena la alarma)

Bueno, aquí lo tenemos.

A ver el resultado. Yo estoy seguro que es espectáculo.

Esto es la leche. ¡Oh!

Hemos cocinado a burbuja pero no muy fuerte.

Que cocine tranquilamente. Una hora y media,

que es lo que habíamos dicho. Y ya lo tenemos.

Ahora esto lo que habría que hacer, es enfriarlo.

O sea, sacarlo del agua, como vamos a hacer ahora.

Pero como nos lo vamos a comer ahora...

Esto habría que enfriarlo a temperatura ambiente.

Que enfriara bien. Bueno, o que estuviera tibio.

Y luego, a la nevera. Nunca en agua con hielo

porque si no, explotaría el vidrio.

Vale. Tú tienes tus lentejas.

Si queremos conservar. Si no, tal cual.

Ahora ya se sirve, se come.

Aquí dentro concentra todo.

Ahora, cuando lo abramos, oiréis el...

Un momento. A ver. Aquí, el público,

que habéis visto estos platos.

¿Se os ocurre alguna receta?

Un cocido. Un cocido podría ser.

Un cocido podría ser perfectamente.

Un puchero. Un puchero también.

Sí, sí. Bueno, pueden ser pescados, carnes, verduras.

Legumbres. Legumbres.

Es que es ilimitado.

Vale. Fijaos que voy a abrir el bote.

El ruido.

(Ruido de expulsión de aire)

Bueno, el mío seguro que lo hace mejor.

No, bueno. Poquito. Ha sido muy poco.

Pero el olor es increíble.

Vamos a emplatar primero el mío, Javi. Espérate. Espera.

Vale. Vamos a hacer aquí. Ya veis qué platazo.

Mira, mira. Es que huele de maravilla.

¡Madre mía! Huele de escándalo.

Yo te voy a poner algo de verde ahí. A ver.

Platazo de lentejas con todo su sabor, con todo el...

Esto es como cocinar...

Esto es una técnica moderna. Como cocinar al vacío.

O sea, que es muy fácil. 2.0.

Esto es modernidad en vuestra cocina.

Y mirad qué pintaza. Además, como la lenteja tiene

una cocción tan suave, no se rompe.

No se rompe la lenteja. Queda entera. Queda súper...

Queda preciosa. Superentera y perfecta.

Brillante. Queda como mantequilla.

Fijaos qué platazo.

¿Os quedáis con las lentejas o con las carrilleras? Yo ya lo sé.

Con las lentejas.

Fijaos esta carrillera fantástica, que está que se deshace.

Porque si lo tocáis, mira, es mantequilla pura.

Y luego, no solo la carrillera, sino también la patata,

la zanahoria. Todo es superdelicado.

Es un estofado.

Es un estofado en bote. También, un rollo minestrone

porque tiene mucha verdura.

Y luego, el caldo queda buenísimo.

Esto es un manjar. Queda como una sopa.

Un lujazo, de verdad. Con el apio también.

¿Cómo está de picante? Lo voy a probar.

Tiene un toque de picante porque está la guindilla.

Mirad la guindilla dónde sale.

Que ya ha dejado todo su aroma.

¡Hum! Pero está domado, eh.

Está bien. Pica, pero no...

Y este es un plato que hay que ponerle caldo.

Porque el caldo de la cocción es buenísimo.

Le voy a preparar tomillo limón.

O salvia también le va. Un poco de salvia, tomillo limón.

Tomillo limón. Venga. Y un poquito de caldo.

Hombre, caldo que lleve.

Venga. Tomillo limón ahí. Esto lo voy a poner aquí al lado.

Y un poquito de aceite de oliva virgen.

Un buen aceite de oliva, ahora sí.

Que le da ese toque de frescor tan bueno.

Aquí tenemos unas superlentejas de bote o en bote.

Más que de bote, en bote.

Y aquí unas carrilleras fantásticas,

con sus verduras. Un guiso espectacular.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Probadlo. Vale la pena. Dadle vuestro toque.

Fijaos qué limpia está la cocina. ¡Adiós!

No hemos hecho nada.

  • Cocina en bote

Torres en la cocina - Cocina en bote

03 abr 2018

Hoy todo sobre las conservas. Aprendemos sobre las conservas caseras y como preparar unas lentejas en bote y unas carrilleras de cordero con verduras.

ver más sobre "Torres en la cocina - Cocina en bote" ver menos sobre "Torres en la cocina - Cocina en bote"
Programas completos (620)

Los últimos 2.049 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios