www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4918423
Para todos los públicos Torres en la cocina - Carrilleras ibéricas con plátano y tiramisú de turrón - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Bienvenidos a "Torres en la cocina",

faltan unas diez horas y media para que termine el año

y traemos dos grandes platos de traca final. Vamos a la cocina.

En algunos países, ya están celebrando el Año Nuevo

y en otros irán haciendo las campanadas.

Lo primero que vamos a hacer son unas carrilleras ibéricas,

que vamos a hacer con "sour cream", ya veréis qué es.

Está buenísima. Y, después, haremos un tiramisú de turrón;

lo vamos a hacer aprovechando los turrones, que está buenísimo

y, ya veréis, fácil de hacer.

Bueno, nos hace mucha ilusión estar aquí,

hoy es el día más importante del año, seguramente;

celebramos el año que viene, o este final de año,

con una fiesta, buena gastronomía y rodeados de familia y de amigos.

Bienvenidos, gracias por venir.

El año que viene que sea muy próspero y que traiga gastronomía.

Ojalá. Y muchas sorpresas.

Tenemos esta carrillera ibérica, podría ser carrillera normal,

la carrillera es el moflete del animal.

Lo que hacemos es quitar este poco de grasa que tiene.

Se la quitáis. ¿Sabéis que en Oceanía hay una isla

que se llama Isla de Navidad? Sí.

Hace poco más de dos horas ya ha sido el fin de año,

o sea, allí ya ha terminado el año. Dependiendo de los países

el horario va cambiando y hay países que...

En Australia es dentro de poco, en Japón...

En Australia es dentro de poco.

Viven cinco mil habitantes al año,

cinco mil habitantes en Isla de Navidad,

pero cuando es final de año se ve que va un montón de gente.

Muchísima; se triplica.

Es el primer sitio donde se celebra el año nuevo.

Tenemos la carrillera, la limpiamos o las pedimos limpias;

seguramente, nuestro carnicero o carnicera de confianza

las limpiará superbién.

Le quitamos la telilla para que tenga menos resistencia.

La carrillera es un producto que necesita cocción, pero, luego,

es mantequilla, se convierte en algo supertierno, muy bueno.

Le ponemos sal, pimienta, la enharinamos y la marcamos.

¿Javier, tú te acuerdas que una vez vivimos dos veces el día 31?

Eso sí, de verdad, eso es real. Cogimos un barco una vez...

Y nos explicaron algo sobre el meridiano de Greenwich.

Pasamos el mar de Bering, entre Japón...

Rusia y Alaska. Entre Rusia y Alaska.

Ahí está el mar de Bering y pasamos durante... Fue muy raro.

Vivimos dos días el día 31.

Sí, sí, muy raro. Porque al cruzar el meridiano...

Alguien entenderá de esto más que nosotros,

porque nosotros íbamos como zombis.

¿Qué es, de día o de noche? No dormías, no sabías qué hacer...

Todos íbamos zombis por ahí, era muy raro.

Bueno... se considera casquería

esta pieza de carne tan fantástica y tan brutal,

y es muy buena al tener mucha gelatina y mucha grasa;

entonces, cuando se cocina es mantequilla, es una cosa...

Y hay que decir que es grasa buena.

De hecho, la carrillera normal es buena, está... todavía más.

Si no la encontráis, la podéis encargar a vuestro

carnicero o carnicera de confianza y, seguro que, os la trae.

La de ternera, también, es muy buena.

Ya lo dijimos cuando vino Mariana, pero alguna vez nos ha tocado

vivir Fin de Año fuera de España y, bueno, es alucinante;

cuando lo vives en un país del trópico es surrealista,

si lo haces con nieve es normal pero no hay que irse muy lejos,

porque en Canarias, por ejemplo, es una hora menos;

o sea, ahí ya lo tenemos aquí al lado.

Hay un montón de tradiciones y cada país tiene la suya:

en Japón es típico comer fideos, mientras más largo es el fideo...

Es verdad, es verdad. Más suerte da, o eso dicen.

En Italia y en Brasil son lentejas. Sí, señor.

No es que solo coman un plato de lentejas, comen más cosas

pero, entre ellas, la lenteja da buena suerte.

Dan buena suerte. Es un plato humilde, pero vendrá de...

Vendrá de muy atrás. ¿Sabes lo de Alemania?

En Alemania comen chucrut. No.

Siempre dejan comida en el plato. Ah, sí, es verdad.

Y quiere decir "abundancia para el año que viene".

Os digo, las campanadas las hemos pasado por ahí algunos años

y lo hemos pasado muy bien, pero como aquí, en ningún sitio:

primero, porque tenemos el mejor producto;

segundo, porque en invierno el Fin de Año

te da frío, abrigarse, reunirse con la familia

en torno a un fuego, en la cocina o donde sea.

Y eso, ya, es perfecto.

Bueno, voy haciendo bresa, ¿vale? Eso, tú ve cortándola.

Estoy cortando zanahoria; un poco de puerro,

que lo he puesto aquí en agua, hacia abajo,

para que me pierda bien la arena, porque la tierra se planta dentro

y es muy difícil sacarla, de esta manera va bajando y sale.

Yo me imagino que, muchos de vosotros o todos,

me imagino a mucha gente, lo visualizo en la cabeza,

me imagino a mucha gente cocinando; a mucha gente preparando para hoy

sus mejores galas; cocinando, porque hay que preparar ahora

para poderse relajar un poco esta noche

y poder compartir con los suyos. O sea, me veo a todos cocinando.

Estos platos son para hoy o para cualquier día,

porque los tienes hechos, y solo tienes que calentar y servir;

eso está muy bien. Con el tema del postre,

solo hay que montarlo y, luego, servirlo.

Nuestro plato fuerte son las carrilleras

y, luego, tenemos el tiramisú; aparte hay gambas, unas ostritas,

un "piquipiqui" de embutido, los típicos langostinos...

Hay un poco de todo, que es lo que nos gusta.

También, tenemos una ensalada, una buena sopa

por si se complica el tema, para el resopón, para después.

Las uvas, evidentemente, las uvas, ¿cómo no?

Hombre, claro. Todos tenemos las uvas en casa.

Ajo entero. Luego hablaremos de las uvas.

Y algo de puerro. ¿Le has dado un golpe?

No, no me has dejado, no me has dado tiempo.

Voy muy rápido. ¿Qué pasa, tienes prisa?

Sé que hay que darse... No te duermas, chaval.

Porque queda poco, pero, tranquilo, Sergio, no te...

No te duermas, que... No te pongas nervioso, sobre todo.

Hoy es un día para ponerse nervioso; lo es.

¿Qué queréis que os diga? Puerro.

Vale, hierbas aromáticas, le podemos poner bolas de pimienta

y "romillo": romero y tomillo.

Aquí le va muy bien la acidez del tomate, dos tomates cortados,

que sean bien maduros, le van muy bien.

Le vamos a dar un toque Torres, que es jengibre.

El jengibre, no sé por qué pero me sabe a Navidad.

Aguanta muchísimo y a Javier ya le hemos enseñado

que hay que tenerlo en casa, que no cuesta nada;

o sea, lo tienes y aguanta mucho. Gracias por enseñarme.

No, tranquilo, gracias a ti... por venir.

Lo ponemos aquí y le dará un toque. Estás bromista hoy.

Es que es un día de fiesta. Le da un toque...

Sabéis que es ligeramente picante pero, sobre todo, es cítrico.

Es muy... mucho cítrico.

También, le vamos a poner piel de limón.

Vamos a pelar un poco.

La piel de limón da mucho frescor y va muy bien en el guiso.

Qué suerte tenemos, Javier, de poder cocinar hoy

porque si fuera festivo, no tocaría.

Tenemos suerte de cocinar cada día. Eso sí, eso sí.

Siempre hay un buen motivo para cocinar para vosotros.

Eso sí, ahí estoy de acuerdo.

Venga, cogemos un poco de jengibre y lo cortamos.

No hay que exagerar, porque es potente pero combina bien.

Ya limpio yo, Javier, tranquilo, no te preocupes.

Empecemos bien el año.

No, todavía no ha acabado.

Le voy a dar un poco de caña al fuego.

Parece que no pero, luego, nos reunimos todos,

acabamos llorando abrazados; el día de hoy es muy emotivo.

Sí. Imagino que como mucho de vosotros.

Aquí tenemos a verdura, tiene que rehogar bien;

ponle alguna bola de pimienta. Sí.

Pimienta en crudo, en grano, le va perfecto.

El fondo es la base y la base es el fondo;

tenemos aquí un fondo, un caldo de cocido

que está espectacular. Si el caldo es bueno, la carrilera es brutal;

la bresa de verduras le dará sabor y, luego, vino tinto.

Siempre lo recordamos, para cocinar es mejor que sea un buen vino,

no hace falta un vino muy caro pero que sea un vino bueno,

porque influye mucho en el sabor. El bueno lo dejamos para la noche.

Pero que no sea malo. Mediano, que sea mediano.

Que sea bueno.

Va a cocinar dos horas, evaporará, aunque veo que todo es demasiado.

Ponle el vino, Javier, por favor.

De verdad... Bueno, va.

Ponemos la carrillera y, ahora, ponemos el caldo.

Exactamente, acomodar; esto es una cama de verduras.

Sabéis que la verdura da sabor, hay que consumir verdura

y, luego, también, lo que hace es hidratar la carrillera.

Vale, ahora, cubrimos con el caldo,

este caldo fantástico.

Yo tenía la tapa por aquí. Este es el primero paso,

poner a cocer las carrilleras. Tenemos tiempo.

Las vamos a dejar dos horas, dos horas y media.

Yo creo que, más bien, dos horas y media, que dos.

Las iremos pinchando y cuando estén cocinadas,

vamos a volver. De momento, aquí hacemos un aperitivo

tranquilamente. Tenemos tiempo. Vamos preparando la fiesta.

Vamos a poner, de momento, a cocer el plátano.

Tenemos unos plátanos aquí.

El "soul cream" es una crema. Bueno, "sour cream".

Es una crema un poquito ácida.

Le vamos a dar un toque de plátano. Ya veréis que es...

Exactamente. El plátano es importante que sea verde.

Hay una... Cuando vamos al mercado,

encontramos varios tipos de plátanos de Canarias, eso sí.

Varios tipos. Y unos son más maduros,

otros son verdes. Esto es una receta para hacer

con el plátano verde. Importante.

Verde. De esta manera, el plátano contiene almidón

y no contiene tanta azúcar. Cuando el plátano es más maduro,

contiene más azúcar y menos almidón.

Nos interesa el almidón y que no sea tan dulce.

Ya entenderéis después por qué. Tiene rollo.

Podría ser más verde. Este está verde,

pero podría ser más verde aún.

Cortamos. Es simplemente un corte.

Cuanto más verde para esto, mejor.

Duro. Y ya se ve. Te lo venden.

15 minutos. Este lo dejamos 15 minutos.

Los retiraremos, los sacaremos del agua y los dejamos enfriar.

Y esto, dos horas y media. O dos horas. Hay que probar.

Hay que ir pinchando y viendo. Que cocine. "Chup, chup".

Ya lo tenemos. Ya están cocinadas. Levanta.

Vale. Levanto. ¡Bien!

Fijaos qué pintaza tiene.

Ya está bien guisada, bien reducida la verdura.

Ha sacado todo lo que tenía que sacar.

Con lo cual, retiramos las carrilleras.

Venga. Lo ponemos aquí. Colamos la salsa.

Y luego ya lacamos. Una nueva de mantequilla.

Y haremos el plátano. Aprieto ahora esto con el dedo...

Y se deshace. Es mantequilla. Con el dedo, eh.

O sea, pura mantequilla.

Este es un plato de aquellos golosos, buenos, ricos,

contundentes para un día como hoy. Es perfecto.

¡Hum! Venga.

Colamos aquí. Esto ahora, lo que queda aquí,

es oro líquido.

Ya sabéis. Hay que apretar bien

con el cucharón,

ya sabéis, para sacar todos los jugos, toda la esencia.

Y ahora esto vamos a ligarlo con un poco de mantequilla

para lacar las carrilleras.

Ya vemos que no sale nada más. Ya está. Hecho.

Una nuez de mantequilla para que ligue bien. Ahí está.

Ya está. Suficiente. Y esto para lavar.

Y ahora, fijaos qué color coge.

E introducimos de nuevo las carrilleras.

Bueno, está reducida. Que lo reduzcamos

con las carrilleras es bueno para poder ir lacando.

Ir hidratando de nuevo las carrilleras.

Ahora reducir y lacar, reducir y lacar. Ese es el tema.

Y ya veréis que va ligando, va cogiendo un rollo tremendo.

Venga. Vamos ahora con la salsa. Venga. Vamos allá. Perfecto.

Esto ya va reduciendo. Fijaos el plátano cómo ha quedado.

El plátano verde que hemos puesto a hervir queda blando,

queda muy tierno. Si lo abrimos, ya veis

que queda totalmente cocinado.

Hidratado. Y con esto vamos a hacer la salsa,

que es una salsa muy buena.

Esta es una salsa que dirías:

¡Ostras! ¿Cómo con el plátano verde hemos podido hacer esto?

Pues magia. Habéis visto que lo hemos puesto

en agua hirviendo 15 minutos

y cuando sube a la superficie, cuando flotan es cuando ya están.

Retirar. Y fijaos cómo quedan. Plátano verde.

¿Qué pasa con este plátano? Que no es tan dulce.

Nos va perfecto para hacer una salsa

que acompañe a la carrillera.

Incluso, lo que nos va a dar, es frescor esta salsa.

Cuando veáis todo lo que le vamos a poner...

Plátano, queso crema,

aceite de oliva.

Y luego ya le pondremos el pepino. Zumo de limón.

Zumo de limón, seguro. Con esto vais a triunfar.

Vuestros comensales, amigos, familiares van a decir:

¡Guau! ¿Esto qué es?

Porque esto marca la diferencia.

Y zumo de limón también. Le pondremos pepino.

Una vez que esté triturado ya, le ponemos el pepino.

Ahí está. Zumo de limón. Bien de piel.

Que eso también da muy buen sabor. ¡Uy!

Esto le da un frescor. Y luego, de verdad,

cuando pruebas esto, dices... Si yo no te digo que esto

lleva plátano, tú no lo sabes.

Ojo al fuego. Pero dices: Algo lleva.

Déjalo que reduzca, Sergio. Tiene que reducir bien la salsa.

Venga. Y vamos lacando poco a poco.

Y yo veo que nos queda un poco espeso.

Pues cogemos un pelín de agua.

Ahí está. No pensaba que me quedaría

porque teniendo el plátano, digo: ¡Ostras!

Ya va reduciendo la salsa. Va cogiendo esta textura

que va napando, lacando la carne, que decimos.

Y esto es fantástico. Vamos a probar.

Igual, le pongo un poco más porque no veas cómo espesa.

Esto sabéis que es el almidón del plátano.

Con esto podríamos hacer una "quenelle" perfecta.

Pues haz "quenelles", que es bien bonito.

Sergio.

Esto es marciano. Esto es increíble.

Nos quedamos sin palabras, de verdad.

Voy a dar ahí. Toma, tú que tienes pinta de buena cocinera.

Pruébalo. Dime qué ves.

¿Qué veo? Bueno, ¿qué sientes? ¿Qué te da?

Es plátano, eh, para la carne.

Parece espuma. Tiene una...

Como si fuera una mousse.

Está brutal. Está increíble.

Está superbuena, de verdad. Acompaña muy bien

porque tiene un punto cítrico.

No la voy a aclarar más. La voy a dejar así.

Me parece perfecta la textura.

Y esto ya lo tenemos. Ya no reduzco más

porque veis que ahora ya laca bien.

Haremos unas "quenelles" aquí.

Vale. ¿Tienes platos, Sergio? No.

Venga, perfecto. Mira este qué bonito. De fiesta.

Ahí está. ¡Uf! Vaya pinta tiene.

Esta salsa la voy a probar. No puedo más.

Bueno, aquí me falta el pepino y el cebollino.

Javi, espera un segundo. Sí.

Voy a cortar un poco de cebollino para la salsa.

Y luego, el pepino. Todo lo que le estamos haciendo,

es darle frescor a la carrillera, que nos lo pide también.

Es un plato contundente, muy bueno.

Es un plato de sabor, pero tenemos que contrarrestar

con productos que nos den frescor.

Qué platazo. ¿Has probado la crema?

No. Voy a probar ahora. Está salvaje.

Está buenísima.

Y buena, eh. Da para hacer algo...

Esto es una combinación diez.

No, no. Es ganadora total.

Y luego, sorprendente.

Es muy sorprendente. Vamos a cortar un poco de plátano.

Ay, de plátano. De pepino. Y mirad la salsa

cómo ya puedo ir haciendo así.

Y veis que va lacando, va quedando brillante.

Eso es cuando la salsa está bien reducida.

Cebollino, que no le puede faltar.

Lo voy a poner aquí,

que va a ser más fácil. Pintaza, eh.

Hoy triunfamos.

Luego, aquí esto será de acompañamiento.

Mirad. Voy a hacer uno.

Y aquí, eso. Vamos a hacer unas "quenelles".

Que no quiere decir...

"Quenelle", que es un nombre francés.

Que no deja de ser, con dos cucharas,

hacer lo que voy a hacer ahora.

¡Hum!

Es que se deshacen. Os digo, de verdad,

es para comer con cuchara.

Y con mucho pan. Y ponemos la chiquitilla esta

también que estaba por ahí.

Ahí está. Pon tú y salseo. Vale.

Fijaos. "Quenelle" es esto, dos cucharas.

Esto refresca muchísimo, de verdad.

Dices: Un puré de patatas. Pues no.

Porque parece un puré de patatas.

Es algo nuevo. Y son sabores que son muy amables,

muy refrescantes.

Muy de Navidad también.

Voy a poner una, dos y una más. Tres.

Platazo. Lo que hacemos es napar bien.

Para celebrar la entrada de año.

Ahí está. Como tiene que ser.

Vaya platazo nos hemos marcado para la primera receta.

Vamos a por el postre, Javier. Tiramisú.

Vamos a hacer un tiramisú de aprovechamiento,

un tiramisú de turrón. Lo vamos a hacer de turrón de yema,

que es el que, normalmente, sobra.

No sé por qué, pero es verdad.

Te comes un trozo y ya no te comes más.

Es el que se queda que no se lo come nadie.

Pues recetón. Ya veréis. Fijaos.

Ponemos así, cortado un poco. Con la mano.

Un poquito de leche y trituramos.

Hacemos una crema. Una crema de turrón.

Ya hemos hecho varias en varios años consecutivos

aprovechando el turrón

para varias recetas. Pon, Sergio.

Y este es verdad. A mí me gustan los turrones,

me gustan mucho. Sobre todo, me gusta el duro.

Me gusta mucho el duro. Y este, que lo encuentro

bastante más dulce... También sobran.

Yo creo que sobran de todos.

Compras, te regalan. Luego, turrón nunca sabes

hasta cuándo comprar. Pero luego sí que es verdad

que tienen más allá de la cuesta de enero.

Igual hacemos algo para enero.

También decir que qué hago con todo lo que me sobró,

pues por ejemplo. Lo tenemos.

Es hacer, mirad que queda...

Una crema. Queda como una crema bien espesa.

Una crema.

Y ahora, recuperamos bien. Y ahora montamos

la crema del tiramisú. Tiene eso una pinta que no veas.

Esto está buenísimo. Ya tiene pinta ahí.

Ahí está, perfecto.

Vale, Javier. Siguiente paso, vamos a blanquear

lo que son las yemas de huevo con el azúcar.

Correcto, ponemos el azúcar.

Y espera, que yo tenía aquí para las claras.

Varilla normal

porque luego, sí que tenemos que montar

un poco de crema de leche y las haremos con el robot

para que sea más rápido,

pero esto es blanquear solo. Por cierto, he puesto un poquito,

la crema de leche en el congelador para que se enfríen bien

y mientras más frías, menos cuesta de montar.

Eso está claro, si no, cuesta un montón.

Venga, Sergio, dale ahí fuerte.

Bueno, sabéis que en Dinamarca, por ejemplo, curiosidades

sobre el Fin de Año, rompen la vajilla.

La vajilla antigua la rompen, van todos a casa de uno

y no la rompen toda, solo un plato o dos,

no sé cuántos, pero yo no querría que vinieran

a mi casa, pero bueno,

si te toca, coges la vajilla antigua y patapam.

Y la rompes. Y en los países escandinavos

comen arenques en escabeche el día de Fin de Años, arenques.

Y en Israel manzana con miel comen.

Bueno, cada uno tiene su... Igual les parece raro

que nosotros comamos uvas,

a nosotros nos parece raro que coman...

En Perú cogen la maleta,

se dan una vuelta a la manzana y vuelven.

Es Venezuela, te equivocas.

Ay, en Venezuela. Eh, es en Venezuela.

No, en Perú es lo del huevo, ponen un huevo debajo de la cama,

no en el colchón, debajo de la cama

y al día siguiente lo abren, sacan la yema y en la yema miran

y ven, no sé, el futuro, ven algo, no sé qué ven.

Pero lo ven. Bueno, blanqueamos bien, azúcar

con las yemas. ¿No lo estaba haciendo bien?

No, porque te paras, no sabes hablar

y trabajar a la vez.

Bueno, como tú, por teléfono es increíble.

No puede caminar por la calle y hablar por teléfono a la vez.

No puede, llegamos tarde.

Javier, no llegamos, no puede.

Ponemos el mascarpone,

mezclamos el mascarpone.

Y esto es una mezcla buenísima y en el congelador está abajo,

Sergio, en el mío y ahora mezclamos.

Mirad qué crema más buena.

Ahí va.

Mezclamos bien.

Crema de leche bien fría

cuanto más fría, mejor, como decíamos.

Crema de leche o nata que es lo mismo, vaya.

Ponemos la varilla y ya montamos.

Aquí, ya veréis que monta antes.

Bien fría, mirad el tiempo que tardamos en montarla,

cuando, normalmente, sabéis que la nata tarda más.

Stop. Suficiente.

Si la montamos mucho y luego la movemos,

se puede cortar, tiene que ser semimontada.

Ahora, ponemos este puré que hicimos

de turrón de yema, lo mezclamos con la nata,

las yemas y el mascarpone

y el azúcar. No pusimos mucha azúcar

porque este turrón es dulce. Sí.

O sea, si queréis ni podéis poner, pero un poquito va bien.

Ahora, mezclamos.

Y ahora, la nata sí que ya hay que airearla un poco.

Es una crema ahí fantástica, mira, con la misma lengua.

Vale, y ahora ya sí la nata.

Toma, con la lengua le damos ahí aire,

aire para que entre, que respire.

Trae aquí. Vale.

Ponemos la nata, fácil, ¿no?

Va, es muy fácil y de aprovechamiento.

Y se puede hacer con turrones, incluso con polvorones.

Con mantecados.

Y ahora ya de abajo a arriba.

Vale, ahora ya lo que tenemos aquí,

hemos hecho un café, un café largo, huy.

Hemos hecho un café normal. Pero un café bien hecho,

un buen café, importante que sea un buen café.

Y lo hemos dejado enfriar un poco.

Ahí está.

Qué bien huele.

Mira, no soy muy cafetero, pero el olor me encanta.

En la web encontraréis trucos y consejos para hacer

un buen café que tiene su truco.

Y luego, aquí tenemos licor de avellana,

buenísimo, con el café. Combina perfectamente.

Y le ponemos... Vale, vale.

Qué pasa.

Le ponemos un poquito.

Bueno, que también estamos en una noche para celebrar.

Vale, aquí tenemos... se llama de muchas maneras.

Melindre, se llama de una manera esto es un melindre

de toda la vida. O bizcocho de soletilla.

Bueno, también. Bizcocho de soletilla, melindro

y lo que hacemos ahora es bañarlo.

Bañarlo, que yo lo bañaría. Bueno, primero, pon una capa...

Pon un poco de la crema.

De la mousse, vaya.

Bien, ya verás. Venga, un poquito.

Esto hay que hacerlo ahora y luego, es un postre

que es para esta noche, lo dejamos enfriar en la nevera

y luego, se compacta y queda con el...

Hay que empaparlo bien, pero meterlo ahí dentro

me parece demasiado. Mételo, mételo.

¿Sí? Claro.

Venga, va, Tú lo metes ahí, es meter y sacar

y ya está. Vale.

Ya está. Venga.

Eso es como queda bien. Ahí, ponemos.

Madre mía.

Eso y luego coges el café y tal así, uf.

Venga, una cremita más, un poquito más.

Ahí está. Venga, ralladura de limón,

espera, que le pondremos ralladura de limón

que le da frescor a este postre.

Ahí está.

Yo creo que pondré más bizcocho, un trozo más.

Bueno... A mí ya me va bien.

Mira, pongo un poquito más.

Eso según el gusto,

pero yo creo que más tenga, mucho mejor.

Además, que se empapa. Eso se hidrata ahí y absorbe.

Venga, Sergio, dale ahí.

Venga, crema, le puse un poco de ralladura de limón.

Pon poca crema, poca, poca.

Cómo que poca crema, métele aquí, estoy por meter

los melindros aquí dentro. Pero es que aquí el melindro

lo que va, mira, voy a poner este ya,

pondré más cantidad porque aquí se notará mucho más el melindro.

Voy a poner cuatro, ahí está, este es un postre

que es fácil de montar, de hacer,

ya veis que no tiene ninguna complicación.

Luego, en terrina, lo podéis hacer en terrina

grande de "plum cake", lo podéis hacer individual.

Individual está bien porque luego tú ya sirves

y cada uno pues se lo come ahí a su antojo.

Vale, ahora, ralladura de limón

que eso va muy bien. Tenemos aquí un poquito de...

Chocolate, chocolate, chocolate. Un poquito por encima.

Y ahora, también tenía un trocito, a ver si se ralla

porque es tan cremoso. Se ralla perfecto.

Sí, mira. Me parece hueva de atún

o algo de eso. Ponemos un poquito y lo tenemos.

Bueno, falta muy poquito, qué nervios, Dios mío.

Cada vez menos, bueno, os enseñamos un truco de uvas.

Fijaos qué hemos hecho, alternativa, hay muchas veces

que o no nos da tiempo o se nos llena la boca

o, bueno, hay gente... Enseñamos una vez lo del clip,

el clip para sacar las pepitas de las uvas.

Hay quien las pela, saca la pepita, bueno,

cada uno tiene su tradición,

compartidla, por favor, compartidla.

Primero, esta es buena porque lo tienes aquí pinchado

y tienes tus 12 uvas aquí, las sacas y te las vas comiendo.

Y esta que es de mayor a menor porque sabéis que al principio

y tiene forma de arbolito y, bueno, vas comiendo

de grande a pequeña porque a medida que pasa

al final acabas con la boca que no asimilas.

Entonces, esto sería otra manera. Luego, otra sería también

las uvas pasas. A mí, yo no lo he visto nunca,

pero se me ocurrió que, a lo mejor, a quien le parezcan mucho las uvas,

es uva, la uva pasa es uva deshidratada,

las coges, te comes 12 uvas o 12 uvas pasas y es lo mismo.

Como sea, pero es bueno mantener la tradición de las uvas

o, por lo menos, a nosotros nos hace gracia que sea uva.

Y pedir un deseo, nosotros lo hacemos y pedimos uno

que llevamos todo el año que ya lo tenemos.

Quedan 10 horas, queda muy poquito para entra el Año Nuevo,

estamos muy felices, aquí tenemos el cotillón a punto.

Claro que sí. Y os deseamos mucha salud,

mucha suerte, una feliz entrada de año

y no dejéis de cocinar nunca.

Siempre hay un buen motivo para cocinar,

os queremos y nos vemos el año que viene.

Feliz año. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Carrilleras ibéricas con plátano y tiramisú de turrón

Torres en la cocina - Carrilleras ibéricas con plátano y tiramisú de turrón

31 dic 2018

Hoy, último día del año, Javier y Sergio preparan unas carrilleras ibéricas muy sorprendentes, con plátano y un tiramisú con turrón de yema.

ver más sobre "Torres en la cocina - Carrilleras ibéricas con plátano y tiramisú de turrón" ver menos sobre "Torres en la cocina - Carrilleras ibéricas con plátano y tiramisú de turrón"
Programas completos (794)
Clips

Los últimos 2.574 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos