www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4909283
Para todos los públicos Torres en la cocina - Capón relleno y tortas de recao - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

¡Bienvenidos a "Torres en la cocina"!

Estamos muy felices porque hoy es Nochebuena y mañana Navidad.

Exactamente. Vamos a hacer dos platos muy navideños y buenos.

Primero haremos un capón relleno fantástico, muy bueno.

Y, después, unas tortas, unas tortas que os van a sorprender

porque son muy fáciles de hacer; se llaman tortas de "recao".

Exactamente. Vamos a empezar con el capón,

vamos a empezar por el relleno, ¿con qué lo vamos a rellenar?

El relleno. Pero antes, Sergio, tenemos que colgar los calcetines.

Es verdad, ya no me acordaba, ya se me olvidaba.

Porque queremos que nos caigan muchas cosas.

Es uno de los días más importantes del año, el día de Nochebuena.

Bienvenidas, bienvenido; porque hoy estamos rodeados

de fantásticas mujeres. Gracias por venir.

Los dejamos aquí y si cae algo, pues... oye.

Podéis, podéis... Algo entrará aquí, ¿no?

Con haber venido vais a disfrutar porque haremos dos grandes platos

y con todos vosotros, también.

Entonces, empezamos con el relleno de...

De este ave tan magnífica y que tiene mucho protagonismo

en Navidad. ¡Vamos a hacerlo!

Sergio, trae la carne picada y un poquito de fuagrás,

que es Navidad y le vamos a poner un poco;

también, tenemos pistachos verdes.

Fijaos, son los pistachos verdes que están limpios.

¿Os acordáis que hicimos una cesta básica de Navidad?

Uno de los productos era el fuagrás.

Con ellos rellenaremos el capón, que sabéis que es un ave adulta,

un ave fascinante para hacer asada, como la vamos a hacer.

Os daremos un truco para que quede muy jugosa pero muy crujiente.

Es espectacular, tenéis que estar atentos porque vale mucho la pena.

Pistachos verdes, los vamos a tostar un poco

porque cogen más potencia, más sabor.

Ahí están. Ahora, vamos a hacer el relleno.

Carne picada; normalmente, nosotros la hacemos

mitad de cerdo y mitad de ternera, que queda más jugosa,

y la vamos a potenciar, de alguna manera,

a darle varios toques muy buenos: uno es el pan con leche,

que no puede faltar, eso es herencia de la abuela.

Eso es toque Torres.

Y, luego, fuagrás, fuagrás fresco. Toque Catalina, vaya.

Sí, total. Compramos un fuagrás en Navidad

y con él hacemos todas las navidades, seguro.

Vamos a cortarlo en dados y a ponerlo

porque la grasa del fuagrás le da un sabor tremendo.

¿Cantaremos un villancico luego? Claro que sí.

Yo tengo aquí la botella típica de anís que se utiliza para...

Cantaremos todos, ¿vale? El público, también.

¿Tú te sabes? Claro, yo me acuerdo de alguno.

Nosotros, cada año, nos reunimos toda la familia esta noche

y comemos, bebemos, cantamos villancicos y...

Y, claro que sí, yo me acuerdo.

¿Cuál vamos a cantar? No lo sé, déjame pensar.

"Esta noche es Nochebuena" Puede ser, puede ser, puede ser.

Bueno, ponemos el fuagrás, bien de fuagrás,

que un día es un día y hay que...

El pan en leche que, sabéis que, le da esponjosidad a la masa.

Lo hacemos con los canelones, lo hacemos con todos los rellenos,

con todos los rellenos que hacemos de carne picada;

el pan en leche lo que hace es darle aire, darle esponjosidad.

Después, vais a ver que de este capón y, además,

con el relleno, come mucha gente, come toda la familia y parte de...

Y parte del extranjero. Exacto, parte de los amigos.

Vale, echamos sal y pimienta,

que no falte, la pimienta es muy buena y da muy buen sabor.

De vez en cuando, movemos ahí los pistachos.

¿Vale? Para que no se quemen.

Si los tenéis tostados no hace falta, ¿eh?

Nosotros no teníamos tostados, por eso lo estamos haciendo.

Exactamente. Tenemos un poquito de calvados.

¡Ooh! Bueno, calvados ya es... Es un licor muy...

Suena como muy... Muy agradable.

Podría ser un brandy o un coñac, perfectamente;

pero tenemos calvados y le va bien.

Esto es un coñac, en realidad, el calvados es un coñac de sidra,

típico del norte de Francia. Sí.

No deja de ser un coñac, pero bueno, de sidra.

Pan en leche bien empapado, luego, lo escurrimos, lo metemos

y nos va a hidratar y a dar una esponjosidad buena.

Ponemos los pistachos;

pasas, que las voy a cortar un poco.

Porque están... Bueno, "pasas", ciruelas, ¿no?

Bueno, ciruelas. Ciruelas pasas.

Exactamente. Ciruela...

Pasa. ¡Ah! "Pasa...". ¿Qué pasa?

No lo pilla, no lo pilla.

Vale, no hemos estado ahí compenetrados.

"Compenetrados". Esos gemelos...

Yo creo que hoy y el día de Fin de Año son los días

más importantes, por lo menos en casa,

donde nos reunimos todos; donde sacamos las mejores galas,

a nivel culinario, digo; y a nivel, también, de vestimenta;

o sea que, lo vamos a celebrar como toca.

Nosotros hemos celebrado más, hablo de pequeños, ¿eh?

Es verdad. Hemos celebrado más el 25

que el Día de Reyes, también, porque...

Y el 24 por la noche, hoy lo hemos celebrado más.

Porque nos daban los juguetes ahí, Papá Noel nos traía los juguetes

porque así teníamos más tiempo de disfrutarlos.

Y no eran dos, era una vez, era la noche del 24 al 25.

Hoy nos dejaban los regalos al lado del árbol

y, bueno, aquello era... Te levantabas por la mañana y...

En Reyes caía algo pero era más pequeño, ¿no?

Ya habíamos disfrutado de los juguetes.

¿Fuagrás le has puesto? Claro, a tope.

Esto da mucho de sí. Lo guardamos y hacemos salsas,

tenemos para hacer un relleno de raviolis,

alguna vez hemos hecho raviolis con fuagrás.

Si no, lo congeláis, lo guardáis y, luego, nos sirve igual.

Vale, vamos con el señor capón.

Fijaos qué bonito está, tiene mucha grasa

y, ahora, lo vamos a trabajar.

Es un pollo adulto. Luego, os vamos a hacer una clase

de cómo trinchar el pollo. Pero eso, después.

Es importante cómo servirlo, cómo trincharlo.

Vamos a hacer una cosa, quitamos las patas

pero dejando un trozo de aquí, ¿vale?

Porque nosotros pensamos que es muy elegante.

Sacamos este de aquí, también.

Fijaos, aquí tiene el puente, que sería este de aquí.

El arco. Eso es, el arco.

Lo que vamos a hacer es sacarlo porque, luego, para trinchar...

Ya lo veréis después. Con cuidado de no romper la piel.

Si no, en la carnicería le decís: "Sácame... el puente que tiene".

Porque a la hora de trinchar es mucho más limpio.

Miradlo bien, aunque es verdad que lo podemos pedir, ¿eh?

Se marca con el cuchillo y se saca con los dedos.

Esto, como está entre la pechuga,

cuando lo vamos a cortar el cuchillo no nos deja

y si lo quitamos podremos sacar la pechuga tranquilamente.

Limpiamente. Esto es muy importante.

Si no, el carnicero lo puede quitar.

Sacamos, un poco, la parte del cuello,

si tiene demasiado cuello, porque luego lo vamos a bridar;

y el espolón, la parte final del ala.

¡Ahí está! Lo tendríamos. Vamos a rellenar.

Si tiene un exceso de grasa, nosotros le quitamos un poco

porque el capón tiene grasa, aunque es buena;

pero si tiene demasiada, se la quitamos.

Venía limpio de vísceras, eso te lo hacen en la carnicería.

Vale, ahora a rellenarlo. Venga.

A rellenarlo a tope, ¿eh?, a rellenarlo bien;

porque todo esto se come, aparte de hidratar la carne

y dejarla más jugosa, luego, se come, también.

Ya veréis que es delicioso.

Al final, es una pelota de carne bien aliñada, bien sazonada,

que, luego, puedes servir aparte y es superbuena.

Bueno, es buenísima. Por eso decíamos que comen

la familia, los amigos, los vecinos...

Y parte del barrio. Yo no me iría muy allá.

Aquí somos muchos, ¿eh? Con el relleno cunde mucho más.

Y hay hambre ya. Vale, vamos a bridar.

Bridamos de una forma sencilla, simplemente, cruzamos las patas

porque, ¿veis?, al cruzarle las patas

coge una forma mucho más elegante.

Ahí, que quede bien bonito.

Y, ahora, le haremos un aceite de hierbas fantástico para aliñarlo

y que quede bien sabroso después. ¡Perfecto!

Desde aquí, simplemente, hacemos así, le damos la vuelta,

ponemos las alas y atamos. Para que las aguante.

Ya está, simplemente. Es muy, muy fácil.

Apretamos bien. Es un ejemplar hermoso, ¿eh?

Sí, sí, está... La verdad es que... da gusto.

Venga, lo tenemos. Ya está.

Así nos queda una forma bonita, preciosa, está fantástico.

Bueno, vamos a hacer este aceite con romero, tomillo...

Incluso, le pondría salvia, que tenemos aquí y le va bien.

Las hierbas le dan un toque fresco, le dan un toque muy bueno.

Las picamos un poquito y si son frescas,

mucho mejor, la verdad. Y perejil.

Siempre son mucho más aromáticas, mucho más buenas.

Sabéis que en cada región de España hay algo típico

que se come el día de Nochebuena.

En Galicia, es el bacalao. Sí.

Sí, sí. Con coliflor. Bacalao con coliflor.

En Asturias: sopa de pescado.

O sea, que hay diferentes sitios donde,

según la comunidad autónoma, se come una cosa u otra.

En Nochebuena digo, eh.

Y luego ya, la tradición familiar la que cada uno tenga.

El capón en Andalucía,

Baleares, Castilla. Bueno, también...

Yo creo que en muchos sitios.

El capón se come en muchos sitios de España.

Vale. Vamos a salpimentar bien.

Ponemos un poquito de sal y pimienta.

Nosotros en casa, ¿qué hacemos? Un aperitivo.

Un aperitivo exceso. Todo el mundo trae algo.

Viene nuestro padre con los langostinos,

nuestra hermana con el cordero, el otro viene con...

Nosotros hacemos, normalmente, una sopa, una sopa de...

De pelota.

De pelota, con pelota de carne, superrica.

Porque luego, en algún momento dado de la noche,

a todos nos entra el hambre y te comes un buen plato de sopa.

Y luego, pica, pica. De todo para picar.

Hierbas. Un poco de aperitivo.

Lo bañamos bien con estas hierbas. Fijaos.

Ponla toda. Ahí está. Vale.

Ponemos así.

Hoy es un día que está todo...

Bueno, yo creo que ya habéis comprado.

Ya habéis comprado, ¿no? Hoy es un día

que ya todo el mundo lo tiene mentalizado,

ya tiene la lista hecha y sabe lo que van a comer.

Atención. Mucha gente en la cocina

preparando. Pero bueno. No perdáis detalle.

Ahora lo ponemos en el horno a 120 grados durante hora y media.

Y ya veréis. Es una cocción lenta que lo va a dejar muy sabroso.

El relleno lo va a dejar más sabroso.

Y luego tendrá otra cocción. Pero eso será después.

Vale. Y yo tengo aquí unas patatas.

Unas patatas que vamos a guisar también.

Vamos a dejarlas preparadas. Exactamente.

¡Uf! Patata primor.

¿Lo tienes? Sí.

Patata primor. Vamos a hacerla con piel y todo.

Están bien lavadas. Cortamos a gajos.

Esta la cortamos a cuartos. Fijaos qué simple.

Y cuando falte... O sea, cuando esté cocido el capón,

Javier, meteremos las patatas.

Antes de subir el horno, le daremos un golpe.

Y con este aceite que nos ha quedado,

aliñaremos las patatas, que es buenísimo.

Están todas las hierbas aquí.

Bien. Ya veis.

Guarnición, patatas y el capón.

Es una receta que necesita tiempo en el horno.

Ahora dejamos el pollo.

Bueno, este capón. Que podría ser un buen pollo

también de corral, eh. Pero el capón lo dejamos

una hora y media tranquilamente a 120 grados

y después ponemos la patata y subimos el horno.

Mirad. Espectacular.

Qué espectáculo de capón. Tremendo.

Os explicamos ahora. Porque ha pasado

una hora y media a 120 grados.

Después hemos subido el horno a 220.

Hemos puesto las patatas debajo y lo hemos dejado 40 minutos más.

Este es el resultado.

Nos queda crujiente. Nos queda buenísimo.

La patata está cocinada con la propia grasa. Cuidado.

Que eso es mantequilla.

Ahora veréis la patata, que queda tan buena como el capón.

Y ahora, lo vamos a poner en la bandeja

porque después lo vamos a trinchar.

Le sacamos la cuerda. Ahí. Importante.

Imaginaos con el relleno lo jugoso que queda.

Y luego, te comes el capón con el relleno

y las patatas, que tienen toda la esencia de la grasa

del foie-gras, del capón.

La cuerda nos ha ayudado a guardar la forma estética,

que quede una forma bonita.

Además, está jugosísimo. ¡Madre mía!

Ya tiene una pinta eso. Y es que huele muy bien.

Quita la rejilla. Vamos a quitarla. Fijaos las patatas,

que está el jugo aquí. Se ha cocinado con la grasa

y el jugo de las patatas. Es como el pollo rustido este

que hemos visto de pequeños,

que le ponían las patatas debajo. Este es el mismo sabor.

Triunfo seguro.

Ahora le voy a poner las patatas alrededor,

que es como lo serviríamos en casa.

Sacarlo así para que vean que es espectacular,

que es precioso. Luego os vamos a enseñar

a trincharlo. Pero, de momento, es cómo se serviría

en el centro de la mesa porque es muy espectacular.

Fijaos. Con la patata, que está...

Está tan buena la patata como el capón, de verdad.

Esto es mantequilla, mantequilla pura.

Ponemos todas las patatas.

Y si está un poco dorada, aún mejor.

Fijaos. Esta que está bien tostada, esto es buenísimo.

Fijaos. Aquí tenemos todo el jugo y la grasa también.

Si vamos con cuidado y ahora quitamos...

Déjame ahí en la sartén. Fijaos.

Quitamos, primero, el aceite.

Que el aceite es un aceite...

El capón tiene una grasa muy buena.

Este capón está bien alimentado.

Realmente, es buenísimo. Lo que queda aquí, este jugo,

esto es oro.

Porque son todos los jugos del asado, del pollo. Fijaos.

¡Toma ya! Bueno.

Esencia. La esencia brutal de los jugos.

Del relleno y del capón.

Y ahora vamos a acompañarlo con una ensalada.

Una ensalada muy fácil, pero que refresca

y acompaña muy bien cualquier carne.

Y, además, haremos la vinagreta con ese jugo.

Si nos queda algo de grasa encima, lo único,

con una cuchara lo que tenéis que hacer,

es quitarle un poco el exceso de grasa

y que os quede simplemente... ¿Dónde has dejado la sartén?

Aquí. Tráela un momento,

que lo enseñamos. Es con una cuchara, desde arriba.

Un poquito de esa grasa, Sergio, yo creo que no pasa nada.

Ahí está. Y está. No seas tan purista.

Vamos a acompañar con la ensalada. Tenemos zanahoria, endibia.

Que la endibia es muy buena porque es amarga.

Tiene ese punto amargo y fresco.

Espinaca. Miniespinaca, que también es muy buena.

Y eso. Sergio, tú vas a hacer una vinagreta, ¿vale?

Para acompañar también.

Bueno, ya sabéis. Lo que encontréis de temporada.

Berros. Ahora nosotros hemos puesto endibias.

Pero podéis encontrar canónigos.

Podéis encontrar hierbas más silvestres que hay ahora.

Lo que encontréis. Si tenéis pelador,

hacerlo así también está muy bien, la zanahoria.

Porque es otra manera de hacer unas tiras.

Voy a hacer una cosa. Nos ha sobrado el aceite de hierbas

que tenemos aquí de pintar el capón.

Le voy a poner un poco de vinagre.

Unas gotas de zumo de limón. Y ya tenemos la vinagreta. Ya está.

Venga. Lánzate con el villancico, Sergio.

Ahora. Yo creo que luego cantamos uno todos.

Espérate. Vamos a emplatar.

Que este se arranca y no hay quien lo pare.

Hay que verlo a Sergio. Ahora voy.

Ahora voy. Ahora voy para allá.

Vale. Plato para el capón. Plato para la ensalada.

Ponemos las endibias.

Bueno, esto no tiene secreto.

Una buena ensalada. Hojas de espinaca.

Vale. Tú ve poniendo, Sergio.

La endibia bien amarilla. Espinaca, la zanahoria.

La vinagreta, que ya la tenemos.

Vale. Ahí está.

Dos. Son dos ensaladas de invierno, además.

La endibia y la espinaca.

Tenemos la zanahoria, que hemos puesto así.

Fijaos que queda más bonita con el rallador.

La vinagreta de hierbas.

¡Toma ya! Así aprovechamos la que teníamos

que nos ha sobrado del pollo.

Con cuatro cosas, hacemos una ensalada que combina muy bien.

¡Toma ya! Ahí está. Aquí tenemos también,

si queréis, algo de espárrago.

Que yo creo que le va muy bien. Opcional.

Venga, va. Ponle un poco, Sergio.

Es muy navideño, espárrago de bote.

Yo siempre en Navidad tengo espárragos de lata.

Con mayonesa, por supuesto.

¿Y qué os parece si trinchamos? Hacemos la clase magistral

de trinchar este capón, que ya veréis que es muy fácil.

Aquí lo tenemos. Lo tendríamos así en la mesa.

Y dices: ¡Guau! ¡Qué bonito!

Y ahora, eso sí, con un cuchillo que corte.

Fijaos que ahora lo tendremos resistencia con la pechuga,

porque empezamos a cortar por aquí.

No tenemos resistencia porque no tenemos

la parte esta que habíamos dicho, el arco.

Porque si no, se nos queda mucha carne ahí.

Fijaos. Está bien un pincho de estos

para poder aguantar. Si no, un tenedor grande.

Sacamos.

Esto es un poco de práctica, pero es muy fácil.

Y sale completamente limpio y sin hueso.

Sale la pechuga por un lado, junto con el muslo.

Y ahora ya, simplemente, cortar un poquito.

Sacamos toda la mitad del capón.

No tiene hueso porque todo el hueso está aquí.

Y ahora cortamos lo que es la pata.

Bueno, vaya pinta tiene. Tremendo. ¡Madre mía!

Le vamos a poner la pata entera.

Esto es una manera. Aquí ya decimos, no tiene hueso.

El único hueso que tiene es el del ala.

Espera. Vamos a poner unas patatas y vamos a poner

un poco de la carne de relleno. Por supuesto.

Espera, Sergio. Yo tengo aquí unas tijeras,

porque eso lo quería enseñar.

Que será lo mejor, eh. Cortar la carcasa.

Está un poco dura, pero no se me resiste.

Y mirad, este relleno es delicioso.

Buah.

Intentemos sacarlo lo más entero posible

porque se ha compactado porque sabéis que la carne

es como si fuera una pelota de carne.

Y ahora, ya sacamos, fijaos, con una cuchara mejor.

Sacamos, es que estoy nervioso.

Es que entra hambre, la verdad.

Oh.

Sacar.

Y ahora, cortar. Si se rompe, evidentemente,

no pasa nada, pero cortamos un trozo.

Es una albóndiga gigante. Mirad qué albóndiga.

Bueno, tiene un sabor esto tremendo.

Esto es la pelota con todos los jugos que os digo.

No sé si está mejor el capón o esta pelota de carne, ¿vale?

Vamos a poner unas patatas. Las patatas.

Ahí está.

Y ya decimos, la pelota, la patata. Y por último, los jugos

para rociarlo bien que tenga ese sabor tan intenso

del pollo, del pollo rustido.

Venga, estupendo, voy a recoger aquí.

Bueno, yo creo que hoy, queridas amigas, hemos cogido

el día porque este capón está delicioso.

Buah.

El villancico lo dejamos para el final,

pero acabaremos cantando. Hoy sí que sí, ya veréis,

vamos ahora con una torta de recado.

Torta de "recao" se llama. Sí, son unas tortas

típicas de Murcia, ya veréis que son unas tortitas

muy interesantes.

Vino Pepa Aniorte al programa y ella nos dio la idea

de las tortas de "recao", conseguimos la receta,

le dimos un toque Torres y aquí las tenéis, ya veréis.

Bueno, algún toque Torres,

pero la base es la tradicional

que eso está muy bien.

Bien, aquí tenemos aceite,

veis, aceite de oliva que vamos a calentar.

Ahí está, en una olla pequeñita. Ponemos ralladura de limón

y ralladura de naranja

dentro con piel más bien. Ponemos una de cada.

Bien, aquí tenemos, vamos infusando el aceite

y calentando el aceite con la ralladura

de piel de naranja y de limón.

Esto ya veis que es muy sencillo.

Esto nos servirá para escaldar la harina.

Esto es, vamos, el...

Ya la palabra escaldar la harina

es interesante, me parece algo bien interesante.

Es un postre diferente, unas galletas diferentes.

Bueno, unas tortas. Ponemos la harina

y lo primero que haremos será escaldar la harina e ir añadiendo

los ingredientes, es superfácil de hacer.

Y luego, el sabor es...

Bueno, muy murciano también. Lo tenemos, sacamos las pieles.

Esa Huerta murciana tan buena.

La cantidad de verduras que hay.

Vale.

Sacamos las pieles y ahora ponemos el aceite caliente

dentro del aceite. Fijaos que... Se escalda, se calienta.

Como está caliente se escalda la harina un poquito.

Ahí está.

Que eso ya es un... Es un toque eso ya.

Un toque diferente, un toque especial.

Venga, ahora la harina de almendra que ponemos aquí

harina de almendra, ralladura de limón, Javier.

Sí, voy a poner piel y un poco de zumo, ¿no?

Le puedes dar un toque. Un poco de zumo le irá muy bien.

Pero poco que la receta no lleva. Sí, poco.

Pero es que le va muy bien. Vale, vale.

Venga, ponemos. Se lo inventa.

Es mi toque, sí, que un poco le va.

Y así aprovechamos también. Anís, anís de toda la vida

del que vamos a tocar con la botella.

Toma ya, le metiste un buen chorrito.

Es que lo lleva todo, bicarbonato.

Ahí, bicarbonato sabéis que lo que hace

es que lo deja más esponjoso, sube un poquito.

Correcto. No es el impulsor, ni mucho menos,

pero hace también. Azúcar.

Ese papel. Es fácil.

Voy a cortar, tenemos naranja escarchada,

pero mirad qué naranja, la hemos comprado.

Qué naranja hemos cogido normalmente, se hacen con azúcar,

o sea, se cuecen dentro de un almíbar,

pues esta no lleva azúcar.

Sí, hombre, es un toque. Un toque, es un poco más amarga

que ya nos gusta ese toque y vamos a cortar daditos pequeños

y las ponemos dentro.

Y eso ya le da un toque fantástico. Y la masa, movemos con la cuchara

hasta que vemos que, realmente, ya no podemos

y entonces con la mano que se amasa muy bien, fijaos.

Es una masa que es muy fácil y muy rápida.

Mezclamos bien todos los ingredientes

y más fácil yo creo que postres más fáciles,

tan fáciles como este hay muy pocos.

Muy sencillo y una receta de una de nuestras invitadas.

Pon ahí. De Pepa, Pepa, un saludo.

Pues sí,

Mezclamos bien la naranja

que eso le dará el toque amargo tan bueno

del confitado y vamos a hacer redondas, más o menos, redondas,

que vamos luego a aplastar,

lo hacemos con la mano perfectamente.

Las hacemos así.

A ver cómo la haces de grande para hacerla igual yo.

Podemos también estirarla y hacer con cortapastas,

pero así queda igual de bien y no necesitamos nada.

Es que ni harina hace falta. No hace falta nada.

Yo pensaba que igual un poco de harina, pero no

porque como tiene la grasa,

tiene el aceite, pues no nos hace falta.

Le vamos a poner almendra y las metemos al horno,

tienen que ir cocinadas y luego, también la cocción

de la galleta más o menos la veis.

Estas las coceremos 20 minutos porque hay que cocinar la harina,

hay que cocinarla bien, pero luego, cuando veáis dorar

la galleta que ya lo está por todas las partes

es que ya está hecha.

Tampoco no tiene mucho secreto. Y luego, ya si hablamos de dulces,

lo más típico creo que son los turrones de Jijona,

en Alicante, que es el postre, creo, por excelencia

de las Navidades. Mazapanes también.

Los mazapanes.

Pero de ahí, mazapanes hay muchos tipos,

según la zona de España tienen su tipo de mazapán.

Luego, si queréis una forma más redondeada, más pequeña,

más grande, eso ya como queráis. Ya te digo, Sergio,

que las mías son impecables, las tuyas no tanto.

Bueno, por qué dices eso si están iguales.

La tuya está...

Pero la mía ha quedado superbién.

Son iguales, Pepa, ¿cuál está mejor?

Venga, perfecto, al horno, 190, 20 minutos.

Exactamente. Ya veréis.

Supergalletas.

Esto, importante, lo que sí necesito, Javier, es una rejilla,

aquí tengo, porque las galletas o lo que pongáis, sobre todo

si es repostería, tiene que ir en medio del horno.

No puede ir abajo porque se quemaría

y si lo ponéis arriba, también. No reparte bien el calor,

de esta manera, uniforme. Exacto.

Venga ahí, 20 minutillos.

Están bien cocinadas, bien hechas, mirad que el borde

está doradito, está preciosa. Crujiente y tiene una pinta,

huele superbién porque el toque del anís

también le da ese aroma característico,

también la naranja que le va muy bien.

Vale, ahora le pondremos un poquito de miel.

Toque de miel. La ponemos así con la mano.

Tortas de conde se le conocen,

hemos investigado, como tortas de conde.

Ahí está, ¿veis? Imagino que le gustarían al conde.

Un poquito de miel, buena miel, para darle ese toque tan...

Y no me extraña porque son unas tortas

que tienen muy buena pinta. Toma ya, qué bonito, qué bien.

Y es muy navideño esto. Sí, muy navideño.

Vamos a cantar un villancico, lo prometido es deuda

porque siempre hay un buen motivo para cocinar.

Vamos allá con el público.

A ver. Venga, ahí, vamos a ver

cómo se nos da esto. Tenemos un coro fantástico.

Sergio, te ha tocado a ti. Venga, va, me parece bien,

es Nochebuena, va. Luego, vamos a cantar

esta noche es Nochebuena y mañana Navidad.

Con mucha alegría desde casa también, el equipo, todo el estudio

feliz Nochebuena. Y nos despedimos

siempre hay un buen motivo para cocinar.

Exactamente. Empezamos.

(CANTAN) #Ande, ande, ande, la marimorena,

ande, ande, ande, que es la Nochebuena.

#Ande, ande, ande, la marimorena,

ande, ande, ande, que es la Nochebuena.

(APLAUDEN)

Feliz Navidad.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capón relleno y tortas de recao

Torres en la cocina - Capón relleno y tortas de recao

24 dic 2018

Para una Nochebuena especial un clásico que llena la mesa de alegría, un capón relleno y además unas tortas de recao, postre ancestral navideño de la región de Murcia hecho a base de almendras

ver más sobre "Torres en la cocina - Capón relleno y tortas de recao" ver menos sobre "Torres en la cocina - Capón relleno y tortas de recao"
Programas completos (794)
Clips

Los últimos 2.574 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios