www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3998744
Para todos los públicos Torres en la cocina - Bogavante y macarrones con salsa de pescado - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos y ovación)

¡Muy buenas a todos! ¡Bienvenidos a "Torres en la cocina"!

Hoy tenemos dos grandes platos, cada uno el suyo.

Hoy espero que no nos hagan cambios ni nada.

Yo me jugaría hasta una copa, no tengo miedo.

Si quieres, yo también. Porque yo tengo un bogavante.

O sea, plato ganador allá donde los haya.

Y me ha nacido la inspiración y lo haré a la gallega,

como si fuera un pulpo a feira. Ya.

¿Qué te parece? Bien. Pero él con un bogavante.

Y yo con un poco de pasta. De vez en cuando...

Y un poco de pescado. De vez en cuando...

Que es congrio. De vez en cuando,

debe haber un homenaje propio, para uno.

Y como hace tiempo que... pues, oye, también...

¿Veis? Ya está acelerado. Una buena... una buena...

Solo hablas tú. Es que es mi plato, eh.

Venga, ¿yo con qué empiezo? Mira, vas a empezar con la patata.

Y es una patata primor, ya sabéis, una patata temprana, primor.

Y, luego, es una gran patata.

Se recoge antes, es una patata... ¡Más... más pe...!

No, así, Sergio. Como la patata a feira.

Vale, eso. Sí, eso. Sí, yo te enseño.

Es una patata muy buena, mantecosa.

Podría ser una patata ratte u otro tipo de patata.

La que cada uno quiera. Tranquilo, Sergio.

Ah, ah, ah, ah... Tranquilo.

Tengo un platazo que no veas.

Estás acelerado. ¿Copa o no copa?

Bueno, vamos allá. Y ya haremos una copa.

¿Te la juegas? Tienes bogavante.

Y yo tengo... ¿Qué quieres decir...?

Congrio. El congrio ya sabéis que...

Pero menos es más. Pues a mí me gusta más el...

o sea, la salsa de congrio. Vale, vamos a hacer una cosa.

Desde arriba, cambiamos la receta.

No, no. Ese rollito... ¿Qué? ¿Qué pasa?

Cambiamos la receta. Me da igual.

Si quieres, la cambiamos. Yo te gano hasta con el congrio.

Vale, vamos a cambiar la receta. Da igual, da igual eso. Ahora no.

Vamos a cambiar la... Ah, ah, ah...

Es que quiere... Claro, de verdad, no soporta ir por detrás.

Y yo lo hago sin esfuerzo, o sea, ¿por qué tengo más copas?

¿Por qué? No lo sé, me da igual. No las quiero.

Te las doy. Vamos a cambiar...

Tienes una más que yo, chaval. Te las regalo.

Tiene solo una más, o sea, que tampoco...

(MEGAFONÍA) Muy bien, Sergio, como has vendido tan bien el plato,

el bogavante lo va a hacer Javier.

Bueno, tampoco puede ser. No, no, muy bien.

No se puede ir así por la vida. Esto va a parecer aquí un...

un... y este era mi plato. Yo ya lo tenía.

La idea de hacer un pulpo a feira, pero con el bogavante, era mía.

No. O sea, que, al final, ¿qué pasa?

Que si gana él con mi receta, ¿gano no? No tiene sentido.

No tiene sentido. Sabes que no es así.

No, es así. Claro que es así.

No es así. Es así. En otra sí, en esta no.

No, sí, tú ya has oído. No, paso. No me da la gana.

Si desobedeces... Que no.

Que me multen, que me cesen. Me da igual.

(RÍE) Pongo la patata a cocer,

pongo una hoja de laurel. Unas bolas de pimienta,

como si hiciéramos el pulpo a feira. Y pongo sal.

Mientras tanto, ¿qué hacemos?

Tengo un bogavante, un bogavante del Mediterráneo.

Sabéis que hay bogavante azul o bogavante rojo...

Americano. Canadiense, americano.

Y, bueno, este es mucho mejor. Hay muy poca diferencia de precio.

Este vale un poquito más. Y, por esa diferencia,

es abismal es sabor, la textura y todo.

el bogavante azul es mucho mejor. Es verdad.

Mucho mejor. Pues lo vamos a poner a cocer

aquí dentro con las patatas, como si fuera...

sabéis que cuando el pulpo, eh... El pulpo...

se hace el pulpo a feira, se hacen las patatas

y se pone el pulpo dentro.

En este caso, haremos las patatas y el bogavante.

¿Cuánto tiempo hay que cocer un bogavante para quien no lo sepa?

Nosotros cocemos cuatro minutos las pinzas...

Ay, cuatro minutos el cuerpo.

Y, luego, le damos dos minutos más, seis minutos, a las pintas.

La pinza siempre tiene un poco más de cocción.

Y te queda rosado por dentro, te queda impecable.

Cuando lo tenemos cocido, agua, hielo y enfriar.

Vamos a hacer una holandesa, pero una con mucho toque Sergio.

¡Ah! Con mucho toque Sergio. Ya veréis.

Esta tiene rollo, eh. Primero, la vamos a montar,

no con mantequilla, sino con aceite de oliva.

Tenemos aquí un baño María,

ya sabéis, agua y, luego, un bol.

Y aquí dentro, porque las yemas hay que cocinarlas.

Hay que cocerlas, pero sin lleguen a cuajar.

Eso es de vital importancia.

que te he pillado. ¿A qué me has pillado?

Te he pillado. ¿Que me has pillado el qué?

Te he pillado.

Vale, venga, vamos allá. Tenemos dos yemas.

Dos yemas de huevo. Tracatrá.

Y, luego, dame un poquito de agua aquí, Javi, por favor.

Entonces, con estas yemas lo que haremos es...

Mira qué suave está. Por favor, dame un poco de agua.

Bueno, para que no... Porque soy una persona amable.

Mira.

Un poco luego de vinagre y estragón le iría de fábula.

Pues creo que tengo. Vale, pues mira.

Tengo estragón. Mirad lo que tengo.

Tengo estragón fresco.

Le va de fábula.

Hay que tener cuidado, ahora el bol estaba muy caliente.

Y se te puede cuajar la yema. Entonces, por eso ahora lo estoy...

Toma, para que vaya cogiendo ahí... O.K.

Uhm, qué bien huele, eh. Vale. Y dame toque Torres.

No, perdón, toque Sergio. Pimentón aquí dentro.

Pimentón de la Vera. Bogavante, pimentón.

Pimentón de la Vera, pimentón ahumado, pimentón rico.

Pimentón que lleva el pulpo. Pam. Primer toque.

Primer toque. Ponle más, hombre, ponle más.

Toque "Towers". No, equilibrio. Javier, equilibrio.

Porque, luego, le pondré por encima.

Vale. Ahora, lo ponemos en agua y hielo

para cortar la cocción.

Pero rápidamente cogemos las pinzas

y las ponemos... Dos minutillos más.

Dos minutos más. La pinza tarda un poco más.

Y aquí ya tengo la cabeza. Que yo voy a ir pelándola.

Bueno, tú, vale.

¿Qué? No, nada.

Que me ayudaras a montar esto, pero...

Venga, va. Primero, montemos la holandesa.

¿Está bien montada la...? ¿Está bien montada la yema?

Está mal montada. Me gusta mal montada.

Me gusta todo mal. Me gusta hacerlo mal porque

tengo el vicio de hacerlo mal. Conocemos tu fama con los huevos.

No sé qué pasa, que... Sí, pues no te lo pierdas,

que casi se hace una tortilla. Porque lo he salvado rápido.

Yo la hubiera montado más. Sí.

Para, para, para.

Ah. Venga, yo le doy, si no...

Yo no le pondría, es que va a quedar muy clara.

Un pelín, no pasa nada. Tranquilo.

Va a quedar muy clara. Oh.

Ya está. Mira, yo solo.

Cogemos las pinzas y las sacamos. También en agua con hielo.

Mientras tanto, las patatas se están cociendo

y se están impregnando de todo... de este...

Porque, al final, aquí lo que estamos haciendo es un fumet

con la patata, laurel, bogavante...

O sea, que... yo una guindilla le hubiera puesto al agua.

Se la voy a meter.

Vale, ya lo tenemos. Yo, incluso, si no hubiera puesto el agua,

tendría más cuerpo y sería mejor, eh. Pero, bueno.

Guindilla.

Vale. Vale, ahora...

Preparo un poquito de limón. Toque importante.

Porque no acaba aquí el tema. No, no, no, no, no, no, no.

Yo todos los sesos que tiene la cabeza.

Mira, segundo toque, importante este toque, eh.

¿Veis? Todo esto son los... los... los... los sesos de...

que tiene todo el coral, que tiene todo el sabor.

Pues cogemos, con una cuchara, y lo metemos aquí.

Vaya, vaya, vaya espectáculo.

Ahí está. Y, de aquí, si pillo también este... también.

¿Veis? Todo esto es del coral de la cabeza.

Bueno, la verdad es que esto, de vez en cuando,

mola darse un homenaje... Un homenaje, oye, está bien.

Y, oye, y tampoco... Os digo, me ha costado..

Eh... Veinti... 23 euros el bogavante.

Como lo voy a preparar comemos los dos.

Vale. Yo digo... yo que ya está, eh.

No te pases. Le pongo un más. No pasa nada.

"No fear. No fear".

Para dos es un poco justo. Bueno, con la patata...

Con la patata no, ya veréis. Con la patata cunde.

Bueno, el cuerpo para pelar. Yo aprieto un poco.

Y, luego, veis que la cocción está impecable, ¿por qué?

Porque está rosado por dentro.

Este bogavante es importante que tenga un toque rosado.

Porque, si está muy cocinado, es echar a perder el producto.

Le voy a poner un poco de lima. Es que le va.

Lo está pidiendo así. ¡Ah!

Además, sabéis que yo soy más cítrico que Javier,

más de cítricos.

Aquí está. Después, las patas.

Que, primero, quitamos una...

una pinza, que sale esta parte dura.

Después, el otro también.

Que sale también, sale solo.

Y, ahora, con la ayuda de un cuchillo, algo,

la parte de atrás de un cuchillo, se marca un poco.

Y, con cuidado, sale entera, eh.

Con un poco de cuidado sale entera y fijaos qué bonita.

Vale. Es fácil de pelar. Los codos también y todo.

Sí, sí, sí. Lo meteremos ahí con la patata.

A ver cómo está la patata. En el tiempo que

estamos haciendo... tiempo real, eh.

En el tiempo que estamos haciendo esto,

yo, si no me equivoco, la patata debería estar cocida en breve.

Entre que Javi... Bueno, es que ya casi está.

Sí, ya te digo, pero bien cocinada. Eso es importante.

Para este plato es importante bien cocinada.

Bueno... ¿Dónde va? ¿Dónde tendría que ir?

Pues ahí tiene que ir. Tiene que ir ahí. Ahora veréis.

Vale. Y ahora lo voy a cortar en rodajas, como si fuera pulpo.

O sea, lo que hacemos es, en vez de pulpo,

el juego con un bogavante.

Vamos a coger, a pescar las patatas,

que tienen todo el sabor, que están bien cocinadas.

Y fijaos, tal cual, eh. ¡Jo, vaya pinta tiene!

Voy a poner debajo un poquito de aceite de oliva.

Ahí está. Vale, voy a cortar bogavante, eh.

Venga, dale. Sal, pimienta.

La verdad es que es un plato fácil de hacer.

Muy fácil, esto no tiene nada. Y sorprendes a...

Pensad como si fuera un... A cualquiera.

Claro, tenéis que pensar como si fuera un pulpo, pero...

con bogavante. Muy gallego, además. Muy de Galicia.

Vale. Lo tengo.

Espectáculo, eh. Brutal.

Vale, sal y pimienta. Este no va.

¿Qué más? Un poquito de... sal.

Venga. Le voy a poner un poco de holandesa debajo.

Ahí ya con las... Con la cuchara así, eh.

Claro, claro, no, hombre.

Y esto le va a dar un rollo brutal.

Vamos poniendo el bogavante. Dame a mí, que pongo también.

Venga, tú ve poniendo el... el... el pimentón.

Sí, es que tengo que poner aceite. Pues, venga, ve cogiendo.

A cuatro manos.

Voy a cortar un poco de cebollino para el bogavante.

Importante, para mí, un poquito de aceite de oliva.

Pimentón de la Vera, de esos buenos, encima.

Espolvoreado, como el pulpo a feira.

Igual, igual. Venga y yo, bueno, y nada más, eh.

Ya... ya lo tenemos.

Hola. ¡Hombre!

¡Ostras, Arantxa! Traigo una cosa para Javier.

¡Oh, oh! Como no quisiste cambiar la receta.

¡Toma ya! Muchas gracias... No ha sido cosa mía.

De verdad, está muy bien, eso es un detalle

que cambia el concepto sobre vosotros que yo tenía.

Ahí lo dejo. Muy bien, bien, estamos empatados.

¿Así, eh? ¿Así va el tema? Vale, vale.

Pues, vale, bien. Vale.

Bogavante a feira. Y el ganador soy yo.

Vosotros decidís.

Vamos a hacer la segunda receta, pero que es con pasta,

una pasta integral y después congrio,

que el congrio sabéis que está bien de precio y es impresionante.

Chicos. ¡Hombre...!

Lo prometido es deuda. Veo que seguís mis consejos.

Siempre vienes del mar. ¿Está lloviendo otra vez?

Hay temporal también. ¿Hay temporal?

Yo veo sol aquí. Veo que seguís mis consejos.

Vais a cocinar congrio. Correcto.

Muy primaveral. Un pescado exquisito de carne.

Sí. La carne es exquisita, delicada.

Eh, es muy mediterráneo,

es semigraso, pescado blanco, pero es semigraso.

Ajá. Por eso tiene tanto sabor.

Pero tiene mucha espina. Es el problema de congrio.

Tiene mucha espina. Pero para caldos,

que es lo que haremos. Perfecto.

Increíble. Os enseñaremos una parte

para que podáis aprovechar la carne.

Una cosa, viendo la batalla que tenéis librada

con el congrio, el bogavante, os explicaré una bonita historia

sobre el congrio y el bogavante. Venga.

Porque son muy amigos. Os explico:

El bogavante es uno de los platos preferidos del pulpo.

Correcto. Sí.

Entonces, es un depredador de bogavantes.

(AMBOS) Y al congrio el gusta el pulpo.

Entonces, viven juntos, los atrae y...

Se protegen. Se protegen.

Oye, qué historia más bonita. Muy bien, no lo sabía. Muy bien.

Vamos a hacer un congrio aquí impresionante.

El bogavante quedó espectacular, estaba muy bien.

Lo he visto. Y nada.

Y a la mar otra vez, ¿no? Claro que sí.

Me vais encargando cositas.

Venga, hombre. Está hecho.

¿Qué haríamos sin el pescadero ilustrado?

No sé quién hará congrio o bogavante.

(Aplausos) Portaos bien.

Gracias. Adiós, amigo.

Bueno, vamos a coger la parte... ¡Qué fenómeno!

Vamos a coger una parte que vamos a utilizar.

Veis qué congrio. Normalmente, hay de todos los tamaños.

Pero la verdad es que este es enorme.

Vale. Vamos a empezar por el principio.

Lo primero que voy a hacer, es poner a cocer.

Tenemos una pasta. Haremos una pasta con salsa de congrio,

que no sé si hemos dicho el plato.

Vamos a hacer con una pasta integral...

Vamos a hacer un plato muy sano, pero con mucho sabor.

Voy a coger la pasta. Agua y sal.

Vamos cociendo la pasta y Javier va con el congrio.

No tiene secreto. Es cocer la pasta.

Es integral, tiene mucho sabor, es muy sana esa pasta.

Está muy bien. Vale, el congrio.

La cabeza no la voy a utilizar.

Se puede utilizar para caldos,

pero a mí me gusta más utilizar lo que es la carne.

Cortamos un poco y rompemos.

Y terminamos de cortar.

Podemos hacerlo en la madera, pero lo voy a hacer aquí.

Os digo. Está la parte de la cola

y la parte de arriba del todo, que es la que vamos a utilizar.

Ahora os explicaremos por qué.

El congrio tiene una espina que no es así. Es así.

Y no hay manera de saber dónde están las espinas.

Toda esta parte es muy difícil de saber.

Pero esta parte de aquí,

que es la parte del estómago,

que voy a coger un trozo.

Esto lo dejo aquí.

Esta parte de aquí también tiene el lomo mucha espina.

Pero esta parte de aquí,

que es la ventresca, no tiene espinas.

Es la única parte que no tiene espinas.

Entonces, está muy bien para...

para recuperar esta carne.

¿Veis? Y luego, esto lo podemos aprovechar para cocinar.

Lo vamos a aprovechar luego como guarnición.

Ya os digo. Es muy buena. Es una carne muy sabrosa.

Una carne que acepta perfectamente lo que vamos a hacer,

que lo vamos a hacer con vino tinto.

Que sabéis que ya hicimos una vez un pescado con vino tinto.

Y os digo, delicioso. Esta parte, impresionante.

La parte de la ventresca no tiene espina.

Toda la otra parte es muy complicada

porque tiene muchas espinas.

Voy cortando verdura en modo de bresa, ya sabéis.

Puerro, zanahoria, cebolla.

Y le voy a poner un poco de hinojo.

Pero podrían ser las verduras que tengáis.

Pero el hinojo le va bien.

Está bien. Y tengo cociendo ya el macarrón.

Y si me veis así, como más modosito,

es que me estoy portando bien, a ver si me dan a mí una copa.

Yo creo que no. No voy a armar guerra.

No voy a hacer nada. Me voy a portar bien.

Lo he visto un poco injusto, pero yo no digo nada.

Yo creo que ya está.

Pues no lo he visto legal, pero bueno.

Bueno, aquí tenemos el congrio. ¿Qué vamos a hacer?

Vamos a enharinarlo. Lo ponemos con un poco de harina.

Porque así, ¿qué conseguimos?

Que el pescado coja más sabor y que a la hora de hacer la salsa,

no se espese más. Nos coja un poco más de cuerpo.

Eso es un toque importante para esta salsa.

Y ahora lo vamos a dorar.

Y yo voy a ir dorando la verdura,

toda la bresa que hemos hecho de verdura.

Un poco de aceite y rehogar, en blanco también.

Porque vamos a hacer un caldo,

un fumet pero con vino tinto, muy potente. Ya veréis.

Salsa fácil y muy diferente.

Porque es muy diferente. Exactamente.

Así ganamos tiempo.

Muy bien. Ya veis.

De momento, le pongo.

Vamos dorando también el congrio.

Ya veis que está cortando grande,

porque como va a ser para salsa,

no hace falta que sea bien cortado ni nada.

Y ya tenemos la parte que no tiene espina. Importante.

Que es muy sabrosa y muy buena.

Además, el congrio tiene un...

No sé si el kilo está a cinco euros o seis euros.

O sea, que está muy bien.

No me hagas la pelota, que te veo.

Si te puedo ayudar en algo más...

Esta es una supersalsa. ¿Qué tenemos aquí?

Esto es una salsa increíble. ¡Increíble!

Sabéis que lo hemos hecho alguna vez.

Recordamos: vino tinto para cocinar.

Es importante cocinar con un buen vino tinto.

No hace falta gastarnos una fortuna, pero que sea bueno.

Y le quitamos la acidez.

Le reducimos un poco y le quitamos la acidez

con un poquito de miel.

Sabéis que no somos partidarios de utilizar azúcar refinado,

sino sustituirlo por miel, que es mucho más sano.

Vale. Veis que coge un poquito de color.

Y qué olor tiene. Tiene un olor a mar impresionante.

Y ahora ya lo vamos a poner

dentro de la olla. Lo vamos poniendo.

Aquí tengo tres más. Esto es vuelta y vuelta.

Sí, ponlo todo. Sí, sí.

El congrio, como está muy bien de precio, seamos generosos.

Porque la base es el fondo y... El fondo es la base.

Muy bien. Yo hoy aquí me porto bien.

Para los de arriba.

Vale. Dentro de la olla.

Vale.

Vino tinto, que lo hemos reducido con la miel.

Ponemos vino tinto... y vino tinto generoso.

Le hemos quitado la acidez.

Y ahora cubrimos con un poquito de agua. No mucho.

Un fumet así yo creo que no lo hemos hecho nunca.

Justo, cubrir. Y este es de libreta, de apuntar.

Que lo tenéis en la web también.

Es una salsa para hacer. ¡Uf!

Queda limpia, con una profundidad, con una acidez, con un buen rollo.

Queda buenísima, eh. Esta... ya veréis.

Vale. Ponemos, nada, un poquito más de agua.

Pero cubrid. ¿Veis que yo aprieto con la cuchara?

Y no hay espacios.

¿Cuánto tiempo aquí? Vale.

Aquí lo dejamos 18 minutos a fuego suave.

Que vaya cocinando. Después, lo colamos.

Y lo ponemos a reducir, que es lo que tenemos aquí.

Exactamente. ¿Y aquí debajo qué hay?

Pues no lo sé. De verdad que no lo sé.

Me acabo de dar cuenta. ¿Veis? Aquí lo tenemos.

Es lo mismo, que ha pasado 18 minutos.

Lo hemos colado y a reducir. Vale, lo pongo detrás.

Exactamente. Los macarrones los voy a sacar ya,

que ya los tengo. Esto lo vamos a encender

para que vaya reduciendo a todo tren.

A tope. Venga. Y yo voy a limpiar,

porque tú no te animas mucho.

Ya. Pero es que estoy... Ahora mismo limpio.

No limpies tú, ya limpio yo.

Vale. Veis cómo lo tengo, eh. Lo tengo bien amaestrado.

Me ha costado. Vale. Enfrío la pasta con agua fría

y le pongo un poquito de aceite.

Ah.

Un poquito de agua fría para enfriarla bien.

Y ya está. La pasta ya la tenemos. Bueno, vamos allá.

Ahora, chalota picada bien fina. ¿Qué tenemos debajo?

¿Qué hay? ¿Qué pasa? ¿Qué hay?

(Redoble de tambores) ¿Se puede abrir o no?

¿Lo habéis visto? Nosotros tampoco.

¿Qué es? Venga, tira. ¡Tachán!

¡Oh! Hombre, va de escándalo.

Muy bien. Hombre, rebozuelos. ¿Lo conocéis?

Seta de primavera también.

Rebozuelo, una seta de primavera buenísima.

Que combina muy bien. Combina muy bien en este plato.

Exactamente. Y vale.

Y ahora, venga, Sergio. Chalota bien fina.

Tú, chalota bien fina. Sí, sí.

Yo voy a cortar parte de la carne del congrio.

Esta parte tan buena, que es de la ventresca.

Y voy a hacerlo en daditos.

No muy grandes, para que nos quede...

para que tenga una cocción rápida.

De verdad.

Cero espinas. Con todo el sabor, puro mar...

Vale. Una nuez de mantequilla... tenemos.

Primero, la chalota a rehogar.

Y lo vamos a hacer con eso, con un poco de mantequilla.

Y le voy a dar caña.

A este plato la mantequilla le va.

También podría ser aceite de oliva.

Si no queremos mantequilla, aceite de oliva.

Toma las setas, que ya están limpias.

Igual, eran las setas primero. No.

Vale. Claro, tienes razón. Vale.

¿De quién es esta receta? Tuya.

¿Quién es mejor? Eh...

Según aquello, yo. Porque eso es tongo total. O sea...

Vale. Lo pongo aquí en medio.

Y la salsa aquí. Hago un cambio, que así lo veremos mejor.

Salsa reduciendo. Y aquí tenemos la chalota.

Sí, dale caña.

Y ahora, ponemos los rebozuelos.

Que es van a dorar aquí.

Estos son muy pequeños, son muy buenos.

Y con la pasta, va a quedar de cine esto.

Si le pones un toque de vinagre al final.

Sí, le voy a poner. La petas.

¡Petadla, petadla! La petas, la petas. Arre, arre.

Un poquito de pimienta, un poquito de sal.

Fijaos qué platazo. Vais a ver ahora.

Es impresionante.

Sí, sí... grandioso. ¿Qué?

Estos platos son buenos. Están muy bien.

Congrio, que es la parte de la ventresca.

Además, es un poco más gelatinosa.

Tiene la piel y es muy buena, la mejor parte.

Vamos a poner un poquito de edamame.

El edamame sabéis que es un toque así verde, diferente.

Y ya puedes traer la pasta, Sergio. Venga.

Ahora, ponemos...

Parte de la salsa que está reduciendo.

Y lo vamos a dejar que ligue todo bien. ¿Vale?

¡Hala!

Fijaos, ¡puro sabor! Queda bien brillante.

¿Le has metido una nuez? Sí, le he puesto.

Ahora dejamos reducir un poco. Voy con los macarras.

Espérate. Para que vayan lacando

y cogiendo sabor. Venga, va.

Están al dente. Sí, hombre. ¿Sí?

Déjate llevar. Algo de brote me vas a ir a buscar.

Sí, sí. Sí, claro. Sí, señor. Sí, chef.

Pon más. Plataco, eh. "Plataquen".

Bueno, ahora, importante, dejar reducir un poquito.

La salsa ya está, esta ya está.

Por eso reducimos bien la salsa,

porque es cuando queda así brillante, cuando coge...

Tenemos unos brotes de shisho en el invernadero.

Esto es opcional, es toque Torres. Pero los teníamos ahí.

Los vamos ya a liquidar porque llevan días.

Están bien, eh.

Este, vamos a... ahí.

Y de aquí le cortamos un poco la peluca.

Y ya está. Y aquí tenemos los brotes.

Y ahí, en el invernadero, se van aguantando.

Los tenemos ahí... ya lo veis, semana tras semana... día tras día.

Porque esto es una luz ultravioleta,

para que dé como el sol.

Que simule el sol.

¡Oh... qué pintaza, Dios mío!

Yo no lo reduciría. Ya está, Sergio.

¡Cómo sufro, de verdad, cómo sufro!

Vale, ya lo tenemos. Para que todo salga bien...

Necesitaría una cuchara. Esta misma. Vale.

Ahora, vamos a emplatar.

¿Veis? Esto es un platazo, platazo.

Además... "Plataquen".

¿Qué te parece, Sergio? Muy bien.

Yo te digo, el bogavante mola, pero este...

No sé yo. Son dos grandes platos.

Vamos a poner todo.

Dos platos que merecen copa por igual.

Vale, ahí va. Venga.

Ponemos unos brotes y ya está. Bueno, pasta integral

con salsa de congrio. Y congrio.

Dos grandes platos, cada uno a su manera.

Y yo, bueno, pues siempre hay... ¡Espera, espera!

¡Ostras! No vale eso, Arancha. Muy bien, muy bien.

Se lo merece el plato. Es verdad. Muy bien.

Hemos ganado los dos.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Os la dedico. Esta es vuestra, para todos los que nos veis.

Un abrazo. Que vaya muy bien. Adiós.

Hasta luego. ¿Quieres probarlo? Y tanto.

Venga, pégale un pincho. Ponte aquí.

A veces me dicen: "A ver si te peleas menos con tu hermano".

Pero si no es una pelea. Esto es así.

Bueno, vamos allá. Ya haremos una copa.

¿Te la juegas? ¿Tú me sigues? ¿Qué?

Ponlo aquí en el plato. Ya sé que no es lo suyo.

Ven, ven aquí. Ayúdame.

No lo digas así. Ayúdame.

Repaso. ¡Venga, plato! ¡Venga!

Como no dramatices, no lo pilla.

Como luego tú no friegas.

Tranquilo. (JADEA)

Tengo un platazo. Estás acelerado.

Muy bien, Sergio. Como has vendido tan bien el plato,

el bogavante lo va a hacer Javier.

No puede ser. No, no, muy bien.

Esto va a parecer aquí...

Y la idea de hacer un pulpo a feira

pero con bogavante, era mía. No es así.

En otras, sí. Pero en esta, no.

O sea, que al final, si gana él con mi receta, ¿gano yo?

Es un manipulador. Ya lo veis.

Para Javier. ¡Oh!

Ya que no has querido cambiar la receta.

¡Toma ya! Muchas gracias... de verdad.

Somos así.

(Aplausos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Bogavante y macarrones con salsa de pescado

Torres en la cocina - Bogavante y macarrones con salsa de pescado

28 abr 2017

Sergio y Javi hoy nos traen dos propuestas sorprendentes. De primero bogavante acompañado con una salsa holandesa y pulpo a feira y para acabar una deliciosa pasta, con salsa de pescado.

ver más sobre "Torres en la cocina - Bogavante y macarrones con salsa de pescado" ver menos sobre "Torres en la cocina - Bogavante y macarrones con salsa de pescado"

Los últimos 1.473 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios