www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4959324
Para todos los públicos Torres en la cocina - Arroz de jabalí y bacalao con coliflor - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos)

Ambientazo hoy en "Torres en la cocina",

bienvenidos, haremos dos platos con productos de temporada,

supertemporada, haremos primero un arroz de caza

con jabalí y mucho toque Torres.

La verdad, está muy bien ese arroz

y después haremos un lomo de bacalao impresionante

con coliflor que combina muy bien bacalao y coliflor.

Ya veis, son dos platos muy diferentes, por un lado

al arroz y por el otro el bacalao, pero son dos productos

de temporada, uno que es el que toco yo muy bien, el arroz

y otro que toco yo también muy bien, pero le dejaré hacer

a Javier que es el bacalao, entonces, vamos a ir combinando.

Vamos a ir haciendo. Yo no digo nada.

Vale, vamos a empezar con el jabalí.

Con la marinada, la marinada del jabalí.

Sabéis que la carne de caza

y estamos en temporada de caza total

tanto de pelo como de pluma, pelo es jabalí, corso, ciervo,

gamo, todo este tipo de animales y plumas son aves.

Aquí tenemos un trozo de jabalí

que si puede ser de la parte de aquí,

es mucho de la paletilla, es mucho mejor porque

no es tan seca como el muslo. Pedid de la parte de la paleta.

Aves sí que hemos tocado mucha ave de caza en el programa,

pero caza mayor, que sería, por ejemplo, jabalí,

no hemos hecho tanto y hoy por eso tocaremos el jabalí

y es un arroz magnífico. Sabéis que el jabalí al ser tan...

Es una carne dura, prieta, la tenemos que dejar marinando

en vino tinto, eso es algo que se lleva muchos años haciendo

y es porque es una manera de que la carne quede tierna.

Yo lo que haré será cortarla

a trocitos y dejarla marinando.

Sí, porque es eso que todas las carnes de caza

son más fibrosas, más duras y así, con el vino,

pues aparte de coger sabor, evidentemente, también se ablandan.

Son animales salvajes, hacen mucho más ejercicio,

están asilvestrados por ahí y eso hace que la carne

sea mucho más dura. Y Lugo el marinado con las verduras

que es un marinado fantástico y luego deja la carne

mucho más sabrosa. Y luego, la protege

contra microorganismos que también el vino, el marinado protege.

Bueno, esto es algo que se hacía antiguamente, ya,

se hacía para conservar la carne y mantenerla durante más tiempo.

Exactamente. A ver, deja que voy a quitar esto.

Y aquí, venga yo voy cortando, vamos a cortar cebolla,

zanahoria, puerro, que no la cortaré toda

porque cebolla más grande, es un cebollón.

Déjame la mitad que la necesitaremos

para hacer el arroz, la necesitamos.

Bueno, vamos allá, ponemos la carne

que la vamos a poner en un bol.

Vamos a poner el vino tinto y el vino tinto no tiene que ser,

siempre lo decimos, no tiene que ser

el mejor vino del mundo, pero tampoco el peor,

tiene que ser un buen vino, un vino medio, alto, si se puede

porque luego, esto también es verdad que le da sabor,

esto al final será la salsa.

Exacto. Entonces, cuanto mejor sea el vino,

mejor será la salsa.

Veis que están las verduras por un lado, la carne por el otro,

el líquido que pongamos y ahora ya hierbas aromáticas.

Correcto, "corresto".

Nosotros somos de caza y en temporada de caza

creo que lo bueno que tienen las estaciones es que en cada una

hay cosas diferentes y ahora hay caza.

¿Sois de caza, os gusta la caza?

Sí, la carne.

La carne. La buena carne.

Esto es carne de la buena. De la buena.

(Risas)

Bien, bien, pues os vais a comer un arroz de llorar de alegría.

Toma hierbas.

Venga, ya lo veis, pondremos enebro.

Que esto es enebro. Que va muy bien para la caza,

con esto se hace, normalmente, bueno, se usa mucho para hacer

la ginebra, algunas bebidas, para la caza.

Es la baya, la baya de enebro.

Venga, una hoja de laurel, unos granitos de pimienta.

Que lo pongo de aquí. Venga.

Del molino.

La pimienta le va muy bien también.

Y ahora, es importante dejar marinando durante 12 horas

lo dejamos toda la noche o hasta mañana, todavía

falta un poco para comer,

pero no pasa nada, lo dejamos hasta mañana

y mañana cogemos, lo ponemos en una olla tal cual

tapada y la cocinamos durante dos horas.

Transcurridas dos horas, que nosotros ya hemos avanzado,

es lo que tenemos aquí que quiero que lo veáis.

Igualmente, ahí faltaría una cosa, Sergio.

El caldo de cocido Sí.

El caldo de cocido, falta el caldo.

Que ahora lo vi ahí,

es el vino tinto y el caldo de cocido.

Esto tal cual, lo filmamos, lo tapamos,

a la nevera 12 horas.

12 o alguna más, ya os digo hasta mañana,

tranquilamente. Luego, lo ponemos en una olla

a cocinar dos horas, dos horas y media,

lo podemos ir probando e ir mirando.

Vale, y aquí ya lo que hacemos es escurrir la carne,

el caldo me lo guardo

porque es con lo que voy a mojar el arroz.

Esto es oro. Ese caldo es excepcional.

De verdad, siempre hablamos de la base y el fondo,

pues si haces un arroz y lo mojas con ese caldo,

es delicioso y la carne...

Una bandeja más pequeña no había, ¿no, Javi?

Separamos lo que son las verduras, la carne la usaremos para el arroz

y las verduras ya están. Le sacamos todo el contenido,

todas las sustancias. Mirad, ahora pongo a calentar

este caldo que es la pura esencia

del vino tinto con el caldo de ave,

con el marinado y con todo el sabor del jabalí.

Ya huele, vamos, estupendamente.

Y tiene una fantástica acidez.

Eso me, vamos, me trae recuerdos. Es de estos arroces

de disfrutar, de caza, de invierno, de cuchara.

¿Veis? Separo la carne de las verduras, las saco todas

porque ya sacamos todo el jugo, toda la esencia.

La cebolla me la quedo. Y queda supertierna la carne.

Claro, ha cocinado tiempo, ha marinado antes y queda...

Y luego tendrá una segunda cocción en el arroz.

Eso ya está tierno, eso es mantequilla.

Lo que vamos a hacer ahora es, mira, ahora por ejemplo, digo:

"Ostras, qué cebolla más grande, es demasiado",

pues haré así, cojo un trozo de cebolla solo,

le doy la vuelta, corto por aquí y hago

mi cebolla cortada pequeñita y el resto la filmo

y la guardo en la nevera.

Y de esta manera tengo cebolla para...

Yo conozco a mucha gente que cocina caza en España

y que le apasiona la caza y los que no, animaos

porque es una carne muy agradecida, muy buena

y en esta época es fantástica. Venga, aquí le pongo.

Le voy a poner un diente, aunque que lleva no,

luego lleva el ajo tierno.

Luego le pondremos el ajo tierno. Sofreímos bien la cebolla,

ahora lo que hay que hacer es un buen sofrito, la base.

Bueno, la base en este caso sería el caldo,

ahora vamos a hacer una segunda base que es el sofrito.

Una marca que decimos nosotros en el argot,

venga, los caliento. Hemos recuperado

un poco más de caldo.

Perfecto, porque nos hará falta que somos muchos hoy.

Aprieto las verduras. No habéis comido, ¿no?

(TODOS) No. Muy bien.

Ponen cara de pena. Diciendo: "No hemos comido".

Pues vais a comer y muy bien además.

Venga, vamos a rehogar la cebolla y tenemos preparado tomate rallado

que vamos a hacer un sofrito del arroz tradicional normal

que es el que nosotros hacemos con toque Torres que es

tomate, cebolla, tomate, pimentón, bueno, cebolla,

pimentón, tomate y le pondremos un poco de azafrán

y luego, le introduciremos toques,

ya veréis, pero, bueno, es sencillo, pero...

Pero o esto ya sería un plato porque aquí pones cuatro patatas

y haces un guiso espectacular de jabalí

que ya sería un plato, o ya nos lanzamos un poco más

y hacemos este arroz de caza o arroz de jabalí

que, bueno, ya es otro nivel, es otro nivel.

Muy bien. Rehogar en blanco,

no hace falta la cebolla rehogarla demasiado.

El caldo está de alucinar, ¿no?

Pimentón dulce, de La Vera. Qué bueno.

Sofreímos, ligeramente, ya sabéis, ojo al pimentón

que no se queme para que no amargue.

Sofreír, ¿veis? Ya está, pam.

Y ahora, secar muy bien el tomate,

eso sí que es muy importante, secar bien el tomate porque

saca los azúcares, se concentra.

Un tomate bien sofrito es la base.

Ahora, sí, dejarlo sufrir ahí, dejar que saque la acidez

y que confite muy bien la cebolla. Porque si queremos nacarar

el grano que sabéis que es sofreír, ligeramente,

alrededor el grano,

no tiene que tener agua, no tiene que tener caldo,

tiene que tener más bien medio graso.

Y el tema de la sal hay que poner sal...

Antes, durante y después.

Pero, sobre todo, antes y durante. Vamos a poner ahora también

un poquito de azafrán, ya lo pongo yo porque si no,

Javier, se le va aquí la mano.

Venga, patapam. Pon un poco más.

No pongo más, no, no quiero más.

Eres muy exagerado con todo.

Le da sabor, le da color. Tú siempre exageras.

Vale. Vamos a sofreírlo bien.

Ya le pongo un poquito de sal ahora en el sofrito

o cuando pones el arroz, da igual.

Porque si no, no lo chupa el arroz. No lo chupa.

Y ahora veis que no hay nada de agua.

Está completamente evaporado.

Para el caldo que hay, vamos a poner...

Dos. Y el de regalo. ¡Vale, vale!

Venga. Ya está. "Nacarar". Cerrar el grano.

Exacto.

Sofreír un poquito. A ver, un cucharón.

Le iremos poniendo. Y ahora ya

vamos mojando con el caldo. Espera.

Yo pondría la carne también.

Ponemos la carne, que no hace falta sofreírla,

que ya está cocida, está tierna. Se deshilacha.

Pero todavía... Aún va a cocinar más aquí.

Y daos cuenta que con la fécula del arroz,

todavía va a quedar más jugosa.

Va a quedar más napada, más lacada.

Dale. Este es un arroz...

Un arroz diez.

Diez, diez. Y alguna hierba más. Yo le metería una rama de romero.

Vale. Ponemos. No es un arroz que ahora haga

falta sufrir, como hacemos

muchas veces con los arroces, sino poner.

Que hierva. Eso sí, le voy a meter un romero aquí.

Porque todo lo que es de caza, todo lo que es de monte,

el romero le va. Ya tiene un olor fantástico.

Probamos de sal.

Lo que pasa es que es mejor, lo que decíamos,

no poner sal ahora, cocinar.

Y luego, más tarde, sí que podemos probar.

Un poquito le he puesto. Por eso.

Ahora no poner sal porque va a reducir.

Y ahora lo dejamos unos 16 minutos.

¿Cómo pinta? Huele de maravilla.

Pues todavía le faltan las alcachofas,

los ajos tiernos y... Eso no lo digo.

No veas qué pintaza tiene. Vaya pinta tiene.

¡Hum! Por eso no había que ponerle sal.

Está perfecto. Coge más potencia.

Vale. Vamos a darle el toque final. Venga.

Le vamos a poner alcachofas salteadas y ajos tiernos.

Que más de temporada los dos no pueden ser.

Exactamente. Ajo tierno, temporada total.

Y alcachofa ahora es cuando está mejor.

He puesto un poquito de agua y limón,

que sabéis que es para que no se oxide.

Que le daremos un poco de agua.

Y vamos a hacer el corazón.

No he puesto nada porque es ajo tierno.

Le voy a dar una salteada rápida.

"Pim, pam". Y lo voy a poner dentro.

Y con la alcachofa, lo mismo.

Vamos a hacer exactamente lo mismo.

Es supertierna. Además, es un arroz

que es bastante... Bueno, aunque es muy sutil.

Es un arroz sutil, pero es cañero de sabor.

O sea, que un poco de verdura. Verdura.

Ya sabéis que nosotros somos de poner verdura

a todo lo que podamos, lo que lo admita.

Y esto te lo pide a gritos.

Te lo pide que... Si tienes unas coles de Bruselas,

que es temporada también; cualquier col,

ajo tierno, que le vamos a poner;

alcachofa también de temporada, todo de temporada;

algún toque de verdura aquí, fantástico.

Venga, métele aquí. Dale ahí.

Además, será un golpe. "Pim, pam".

Que quede un poco al dente porque aquí ya se terminará

de cocinar con el calor que quede, con el calor residual.

Encima vamos a poner... Sabéis que, normalmente,

ponemos siempre perejil o cebollino

o algo de verde. Pero vamos a poner

hierbas aromáticas cortadas, frescor al final.

Y un poquito de ralladura de limón.

Y ya nos queda un arroz que eso es un toque también.

El arroz, que veis que queda

un poco de caldo todavía, lo paro ya.

Lo paro ya. Se va a absorber el caldo que tenga alrededor

y va a quedar seco, perfecto.

Meloso también, ligeramente meloso.

Es bueno estos arroces también que tengan ese punto de melosidad.

Y ahí ya está perfecto. Lo tiene.

Es un arroz de cuchara.

Un arroz de comer en la misma cazuela.

Y no tocarlo mucho. Esto ya, si sois dos personas,

porque esto se lo comen perfectamente dos personas,

uno empieza por un lado y el otro de otro.

Y vas haciendo. Y ya, eh. O tú solo. Yo solo, vaya.

No, que os vamos a dar.

Vale. Ponemos la alcachofa. Ya, con el calor que queda,

se termina de cocinar y queda impecable.

Y, además, si las verduras están un pelín al dente, nos gusta.

Conservan más las vitaminas las verduras.

Cocinar mucho la verdura no es bueno.

Me está entrando un hambre

que no puedo más. Ya te digo.

Yo es que he desayunado poco esta mañana.

Vale. Lo ponemos aquí. Ya está.

Y ahora ponemos las hierbas.

Hemos dicho que romero, tomillo. Hierbas frescas.

Esto le va a dar un toque de montaña total.

Acabamos con un poco de ralladura...

Y unas gotitas de zumo de limón.

Nuestro padre siempre le pone limón.

Le va bien porque realza el sabor. Tres gotitas.

Venga. Un, dos, tres, Vámonos. Ya está.

Superarrozaco. ¡Eh!

¿Qué haces? Ya ves. Me emociono.

De vez en cuando, le mola hacer el Michael Jackson.

Ahora vamos a hacer el bacalao.

Un bacalao impresionante. Y vamos a hacerlo

con otro producto que nos encanta.

La coliflor. Sí, señor.

Para hacer la crema, primero vamos a rehogar cebolla.

Y ahí será la base para hacer esta crema de coliflor,

que va a tener algún toque.

Veréis que va a quedar deliciosa, muy buena.

Qué buena es la coliflor. No sé si en nuestro público

hay alguien a quien no le guste.

Sí. -Está buena.

A todo el mundo le gusta.

Sí. Estupendo.

Luego lo veremos. (RÍEN)

No. Está bien. Es un producto que nos encanta.

Cuánto hemos hablando en este programa de la coliflor.

Y hemos hecho grandes platos de coliflor.

Ahora vamos a hacer otro que combina bien con el bacalao.

Y el bacalao ya veréis que es diferente también.

No es de Bilbao. Solo digo eso.

Además, el bacalao con la coliflor

van muy de la mano.

Son de aquellos productos que casan bien.

Vale. Ponemos cebolla a rehogar.

Antiguamente, la coliflor era muy desconocida.

Fíjate, hoy en día no hay una tienda que no haya coliflor.

En una tienda de frutas y hortalizas, siempre hay coliflor.

Hay que ver que sea turgente, que sea dura.

Y, bueno, que sea prieta. Que sea una buena coliflor.

Corto pequeños los árboles para que termine antes la cocción.

Los pondremos pequeñitos, se pasarán de cocción,

porque para una crema, hay que pasarlos.

Bien. Rehogada la cebolla en blanco. Que no coja color.

Venga. Ponemos la coliflor. Y un poco de patata, Javier.

Cortada pequeña. La patata lo que hace,

es cogernos consistencia, ligar.

Monalisa. Luego hablaremos de los tipos de patata.

Ahora vamos a hacer una monalisa, como la canción.

(CANTA) #Monalisa, monalisa.#

O como el cuadro. Como el cuadro.

¿Cuál es la canción de la monalisa? Ya la he cantado.

Has dicho: "Monalisa, monalisa". Es así la canción.

No tiene más. ¿No te habrás copiado

de "canela, canela"? No, no.

"Canela, canela" es tuya. Está registrada.

(CANTA) #Canela, canela.#

Vamos a mojar con agua mientras Sergio cocina la patata.

No voy a hacer la patata entera, porque no hace falta.

¿Habéis visto cómo la he pelado?

Solo he pelado la parte que voy a utilizar. La otra no.

Y luego ya la corto pequeña también.

Cuanto más pequeña la cortemos, menos tardará la cocción.

Y luego, si queremos conservar el resto de la patata

si la hemos pelado, ya sabéis, pelada en agua,

bien cubierta en agua y aguanta bastante.

Es otra manera de conservarlo.

Pon un poquito de patata. No te pases.

No. Voy a poner ahora. Tiene que ligar.

La fécula de la patata hace que nos ligue.

Lo que no voy a hacer, es tirar patata.

Bueno, pero eso no es todo. Aún hay más.

¿Cómo era eso de los dibujos animados?

Aún hay más, viejo.

No era así. ¿No era así?

¿Lo del Bugs Bunny?

Era: "No se vayan todavía. ¡Aún hay más!"

Eso. Sí. Eso.

Vale. Dejamos cocinar unos 15-20 minutos,

hasta que esté bien cocinado.

Como está cortado pequeño, no va a tardar mucho.

Vamos ahí. Y yo limpiando, limpiando.

Todo el rato limpiando. No paro.

Tenemos cocinada la coliflor con la patata

y la cebolla que ya estaba rehogada.

Yo voy pelando un ajo. Exactamente.

Ahora le vamos a poner dentro del puré un refrito.

Un refrito que os va a encantar.

Voy a quitar un poco de caldo, porque para hacer un puré,

me interesa que no sea muy líquido.

¿Que hace falta? Se lo pongo.

Bueno, refrito o ajada, es como se llama.

Ya sabéis que la verdura siempre... Bueno, no siempre.

Nosotros, siempre que hacemos la verdura,

le damos un salteado, en casa, con ajo.

Y yo le pongo guindilla.

Yo, eh.

Ponemos una nuez de mantequilla.

Un poquito de aceite de oliva,

que le va a dar cremosidad y, aparte, le ayuda a ligar.

Y ahora ya, con túrmix.

Y el caldo con la batidora. Con la batidora. Vamos allá

Bueno, fijaos qué cremoso, qué fino queda.

Evidentemente, la patata ayuda a ligar.

Esto ya es una crema, esto es un plato,

por sí solo es un plato. Un platazo.

Con el refrito sería un plato.

Y, ahora, le vamos a echar el refrito para potenciarlo más.

Vamos a poner el aceite y el ajo para sofreírlo bien;

luego, le daremos un toque de pimentón y vinagre.

El vinagre, sabéis que es un potenciador de sabor.

Le voy a dar caña aquí.

¿Qué os gusta más, el arroz o el bacalao?

(TODOS) El arroz. "El arroz", claro.

Somos arroceros, ¿eh? Qué pregunta.

Venga, ya está. Ponemos el pimentón.

Un poquito más.

Damos una vuelta. "Damos una vuelta"

Ahí está, ya está, suficiente.

Y, ahora, esto... Aquí dentro.

¡Zas! ¡Guau!

Qué maravilla. Puro sabor.

Vamos con el bacalao, un bacalao muy especial.

Ya nos ha cambiado el color y el sabor.

Fijaos qué bacalao fresco.

Es un lomo de bacalao precioso.

Es un bacalao "skrei", es de las islas Lofoten,

que es como se llaman. Exactamente.

Y es un bacalao fantástico, la temporada es ahora

y, bueno, es un producto fresco, de temporada, que es ahora.

Podría ser bacalao fresco normal,

pero queríamos enseñaros esta maravilla de la naturaleza.

Es un bacalao salvaje, ¿eh? Sí.

Es un bacalao que... Buenísimo.

Que nace en el mar de Barents, creo que se llama mar de Barents,

y va hasta Noruega, hasta la isla de Lofoten,

que el nombre tiene narices. Sí, sí.

Toma, ponlo aquí. Superbueno, ¿eh?

Repito: podría ser bacalao fresco o salado, para desalarlo.

Sí, hemos traído este bacalao como curiosidad.

Voy a cortar un lomo, ¿vale? Por eso decía que no era de Bilbao.

Muy bien, Sergio, muy bien.

Vamos a aromatizar el agua. Esto para después.

Vamos a cocer el bacalao al vapor,

sabéis que coge esa textura. Luego veremos si lo marcamos,

todavía no lo tengo claro. Yo no lo marcaría.

Vamos a aromatizar esta agua; le vamos a poner un poco de salvia,

que tengo yo aquí, una salvia peluda.

Se llama peluda por esto, porque... Es aterciopelada.

Tiene el terciopelo aquí y eso nos va a ir bien,

hoja de laurel, un poco de piel de limón.

Vamos a poner sal al agua.

Y ya está, ya lo tenemos, lo ponemos aquí al vapor.

Ya lo puedes poner, Javier.

Pongo aceite para que no se enganche

y ponemos el bacalao con la piel hacia arriba.

Aromatizar el agua está bien porque, luego, se impregna...

Totalmente.

El bacalao de ese aroma y, luego, vamos... queda perfecto;

incluso, un chorrito de vino blanco le va bien.

¡Perfecto! ¡Estupendo!

Vamos a ir con las patatas. Hemos traído unas cuantas,

pero nosotros usaremos la violeta, fijaos en la patata violeta;

voy a cortar una a lo largo para que la veáis.

Es muy bonita. Es preciosa, es violeta.

Por dentro y por fuera. Como su nombre dice.

Al hacer puré o crema, conserva el violeta

pero pierde algo de color, como veréis.

Esta es la patata violeta, pero tenemos varios tipos

que podéis encontrar en el mercado.

Vamos a hacer un repaso. La agria, que es para freír,

normalmente, viene en sacos... Normalmente, ¿eh?

Viene en sacos de telas, pero no siempre, es para freír.

La kennebec es la típica que se usa para todo:

para freír, hervir, purés, cremas...

Es la típica de Galicia, la patata que se usa mucho.

Monalisa, yo creo que su nombre ya lo indica un poco;

es muy lisa, normalmente, está muy limpia...

Una patata bonita, de aspecto atractivo.

Esta va superbién para hervir, hervir o purés, va superbién.

Luego, está la red pontiac, que es este tipo de patata roja,

es muy buena. Es más amarillenta por dentro. Vamos a cortarla.

Es más amarilla que la normal, aunque esta ha salido más blanca,

pero, normalmente, es más amarilla y sirve para...

Yo la veo bastante blanca, ¿eh? Sirve para guisar y para... ¿Eh?

Nada, nada. Vale.

Viene muy bien para hacerlas con pescado,

esas patatas panaderas... También, es muy buena para carnes.

Vale. Vamos a hacer "chips" con la patata violeta,

que quedan muy bien.

Cada vez se encuentran más en el mercado o en grandes superficies,

ya suele haber este tipo de patatas que es muy curiosa.

En el mercado se encuentran fácil. Vamos a cortarlas bien finitas.

Tenemos el aceite caliente. Mirad qué bonitas.

No, es increíble, es preciosa.

Córtalas finitas. Las echamos directamente al aceite.

Es preciosa, es muy bonita, me parece algo increíble.

Están bien lavadas y bien limpias, eso sí,

pero no quitamos la piel.

No quitamos la piel ni las lavamos, simplemente, les pasamos un trapo,

quiero decir, un papel. Ni eso, verás que quedan bien.

Por papel sí, es para secarlas, es un truco Sergio, Javi.

Yo sé que tú no, pero...

Ponlas aquí un momento, ponlas aquí, si es un segundo.

Así salpican menos.

Es un ligero... solo así.

Hay quien las lava y las seca con papel; creo que no es necesario

porque... se le quita el almidón, pero no es necesario para freírlas.

Es una forma de que no se peguen. Sí, no se pegan.

Pero para hacerlas así, la verdad es que va bien,

lo que pasa es que al tirarlas de una en una no se pegan.

Quedan muy bonitas.

El bacalao casi estará, también, vamos a verlo...

Mirad qué bonitas. ¡Oh...! Este bacalao...

Ay, que me quemo. Es deliciosa, muy bueno.

Ahora tenemos la opción de dejar la piel o de quitar la piel.

Yo... Yo no lo marcaría.

Marcarlo no, pero esta piel tiene todo el colágeno,

sabéis que esta piel tiene mucho colágeno.

Hoy va a decidir... Va muy bien para la piel.

el joven público que tenemos. ¿Os gusta con piel o sin piel?

(DICEN SÍ Y NO) ¿Sin piel?

Sin piel. -Con piel.

Que levante la mano "con". Solo dos, los demás sin piel.

Lo vamos a hacer sin piel. Venga, va. Qué pena...

¿Eh?

Bueno, es la democracia, eso es así.

¿Veis? Para quitarle la piel, cogemos de aquí...

Quien manda son los comensales.

¿Veis? Sale, absolutamente, sola.

Guárdame la piel, me la como yo.

Sale sola y nos queda el pescado, fijaos qué delicado;

pones un poco de aceite de oliva, la piel le ha protegido...

Vamos a hacer una cosa, vamos a freír la piel.

Mira las "chips" qué bonitas. Sí, quedan preciosas.

Además, conservan el color. Pensé que perderían más color.

Cuando deja de hacer burbujas es que ya están. Ahí las sacamos.

Mientras Javier emplata, yo hago la piel. Esto ya está.

Venga. El puré con el pimentón.

Simplemente, las escurrimos en papel y les ponemos sal.

Ya está. Mira, tiene el mismo color que el papel.

A ver si nos vamos a comer el papel

pensando que es la patata. A ver si te confundes.

Fijaos qué cosa más bella, lo dejo aquí para que se vea bien.

Ahora, cojo la piel y cuidado, que va a salpicar esto.

No pasa nada, Sergio, no tengas miedo, yo estoy aquí.

En la cocina no hay que tener miedo.

A ver... Por si acaso.

Ahí está, que se vaya haciendo. Yo voy emplatando.

Mira, ya ha saltado uno que iba a mi cara.

¡Pues no! No me pillarás.

Ponemos el puré de base.

Este puré, como decía Sergio, puede ser una crema,

un principal buenísimo; ahora, el bacalao.

Qué pinta tiene, ¿eh? Se ve tan blanco, tan delicado...

Tan delicado, como un libro. Tan bueno.

Ya se empieza a abrir.

Lo ponemos.

Sí, delicado, delicado.

Vamos a poner un poco de aceite de oliva encima.

Y un poco de pimienta, que me pide la pimienta.

Tenemos las "chips". Y le pongo la... escurrimos...

Pon las "chips" y dame el plato para sacar la piel.

Ponlas así, Javi.

Así es bonito, ¿no? Malpuestas. Bueno...

Yo iba a ponerlas bien, pero...

Sin tapar mucho al protagonista que, en este caso, es el bacalao.

La piel ya está, un momento. Algo verde.

Bien crujiente, ponemos la piel.

No me tapes todo el... Déjalo así, déjalo así, déjalo así.

¡Fijaos qué pedazo de arroz con carne de temporada, de jabalí!

Un arroz de jabalí con alcachofas y ajos tiernos.

Y, después, este fantástico bacalao al vapor con puré de coliflor

y las "chips" de patata violeta.

Siempre hay un buen motivo para cocinar,

pero ahora, todavía más, en esta época.

Un fuerte abrazo. Hasta el próximo programa.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Arroz de jabalí y bacalao con coliflor

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Torres en la cocina - Arroz de jabalí y bacalao con coliflor

30 ene 2019

Hoy dos platos contundentes de temporada: un arroz con jabalí que previamente se habrá marinado y un bacalao con crema de coliflor que sorprenderá.

ver más sobre "Torres en la cocina - Arroz de jabalí y bacalao con coliflor " ver menos sobre "Torres en la cocina - Arroz de jabalí y bacalao con coliflor "
Programas completos (794)
Clips

Los últimos 2.574 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Noemí Uriarte

    Queridos amigos, soy su fans #1,los sigo todos los días desde Bolivia, me muero por tener su libro, me harían muy feliz si me envían uno, felicidades tienen un programa maravilloso, no tienen idea como están ayudando a mucha gente a comer sano y rico, los quiero mucho.

    03 feb 2019