www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4891578
Para todos los públicos Torres en la cocina - Arroz de chipirones y churros con chocolate - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Hola y bienvenidos a "Torres en la cocina".

Hoy vamos a hacer un programa dedicado a la lata.

A la conserva, más bien; porque vamos a hacer un arroz

con chipirones en conserva, algo que solemos tener en casa,

y, después, haremos churros con chocolate.

No los hemos hecho nunca en el programa, hicimos de patata,

pero nunca hemos hecho churros... Caseros.

Buenísimos. Churros caseros.

La Navidad ya está cerca y, realmente, le vamos a dedicar

platos que podéis adaptar en los días de fiesta, también.

Hoy viene Javi Barquín y nos va a traer...

Bueno, vamos a reutilizar ideas para Navidad, para estas fiestas.

No sé cómo enfocarlo porque no sabemos qué trae, es sorpresa.

Ya lo veréis. Totalmente.

Primero, vamos a calentar el caldo, cuando hacemos un arroz

es importante poner el caldo caliente

para que el arroz hierva rápido. Pero este caldo lo vamos a tunear.

Exactamente. En este caso, tenemos caldo de pescado,

fumet de pescado. De todas formas, siempre tenemos caldo de verduras

y caldo de ave por ahí, lo congelamos y lo tenemos siempre.

Eso no puede faltar en la nevera pero, en este caso, lo tunearemos.

Le vamos a poner tinta de calamar o tinta de sepia,

que sabéis que es un potenciador de sabor total,

si el fumet ya es bueno, con esto el sabor se multiplica.

También, le vamos a poner carne de ñora,

sabéis que es este pimiento rojo que viene seco

e hidratamos previamente en agua, lo metemos en agua para hidratarlo

sacamos la carne y la ponemos dentro.

La tinta de calamar se puede conseguir de dos maneras:

en la pescadería, porque cuando limpian el calamar

o la sepia tienen tinta, la puedes pedir;

y, también, la venden en bolsas pequeñitas, es lo mismo.

Es muy buena y, como dice Sergio, es un potenciador de sabor.

Lo que haremos es darle este toque

al caldo de pescado, veréis que se pone supernegro.

La ñora es típica del Levante, de toda la zona de Levante,

y que se utiliza mucho, no solo, para los guisos y los arroces,

también, se utiliza mucho para los guisos de pescado.

Luego veréis lo que hemos hecho, porque en casa tenemos...

Siempre hay que tener, nosotros las tenemos, conservas.

Luego, hablaremos de algunos trucos de las conservas.

Sí. El agua de las ñoras, si no tuvierais caldo,

la podríais reutilizar porque tiene la esencia del pimiento;

pero como tenemos fumet, de momento, nada.

Se nos ha quedado la palabra "reutilizar",

desde que viene Javier Barquín todo es reutilizable.

Lo tenemos aquí a la orden del día.

El arroz tiene que tener un buen sofrito,

un sofrito de aquellos lentos y tranquilos.

¿Qué mejor que cebolla, ajo, pimiento rojo y pimiento verde?

¡A tope! Es una manera de consumir verduras

y, aparte, de potenciar, realmente, este arroz.

Es un arroz que, si no tienes mucho tiempo para cocinar

o no has comprado mucho, pero siempre tenemos conservas,

te puede sacar de un apuro.

Pongo dentro el pimiento. Lo vais a ver.

Ahí lo tenemos.

Contadnos qué conservas tenéis vosotros en la despensa

porque es bueno saber qué tenéis, no todas serán iguales.

Nosotros hemos cogido habitas y chipirones en conserva.

Chipirones en conserva en su tinta.

Sí. Pero siempre tenemos bonito, siempre tenemos...

Tenemos lo típico: berberechos, en casa no faltan; mejillones;

aceitunas; encurtidos... Tenemos todo eso.

O sea, las conservas siempre van bien.

Los espárragos están buenísimos para hacer una ensalada,

espárragos blancos en conserva.

Para la hora del vermú del domingo; te levantas, abres tu latita

y tienes tus mejillones o lo que tengas. Es perfecto.

Además, la lata es sana. Sí, sí.

Y te las puedes llevar. Ajá.

Es fácil de llevar porque la lata puede viajar.

Cada vez que hemos ido a... fuera

o cuando estábamos en Brasil, también.

Cada vez que íbamos llevábamos un montón de latas en la maleta

y no te pueden decir nada porque es un producto cerrado.

Te ibas a una playa por ahí perdido que decías: "Qué bien se está".

¿Sabes lo que es estar fuera y abrir una lata de... berberechos

o de mejillones, o de chipirones o de sardinillas?

Qué buena la sardinilla pequeña. Eso es un lujo, vamos.

En España creo que somos... Muy lateros.

De los mejores del mundo en el tema latas.

En conservas, sí, se hacen increíblemente bien.

Vale, rehogamos cebolla...

Bueno, el ajo y, luego, la cebolla,

que sabéis que ese orden me gusta mucho.

Pimiento rojo y pimiento verde, vitamina C, que en este tiempo

ya se nota uno la garganta... Pues, pimiento rojo y verde.

Tiene más vitamina C que la naranja.

Bueno, ¿cómo están nuestros queridos amigos que nos visitan?

Muy bien. ¿Estáis con hambre?

Sí. -Sí, sí.

Bueno, a medida que se vaya haciendo el arroz...

Diréis: "¡Ah!". (GRUÑE) ¡A tope!

¿Tenéis en casa conservas? Sí.

Creo que aquí es típico, ¿qué tenéis?

De todo, lo que comentabas: atún, berberechos...

Para el vermú, sobre todo, que no falte para el vermú.

Eso es importante. Eso está bien, sí.

Los espárragos... La verdad es que bastantes latas.

Tenemos latas para el vermú pero no se utilizan para cocinar

y hoy queríamos hacer cocina con conserva.

Venga, dale caña aquí.

El sofrito tiene que rehogar y, luego, ponemos el arroz.

Lo cortamos pequeño para que nos tarde mucho menos.

Y, ahora, Sergio, pon algo de hierbas.

Vamos a coger un tomillo-limón, que tenemos aquí;

tomillo normal y algo de romero, romero, también.

Si no tenéis hierba frescas, usad la seca; también, vale.

De esas seguro que tenemos.

Fijaos cómo el caldo quede superoscuro,

queda mucho más potente de sabor, y la ñora le dará más delicadeza.

Si mojas el arroz con esto...

¿Dónde tienes el arroz? Aquí.

Sale un arrozaco. Arrozaco, arrozaco.

Trae los chipirones, que están en la estantería.

Vale, aquí los tenemos.

Nosotros ponemos chipirones en su tinta, pero...

Si tenéis otro tipo de conserva le podéis poner otra conserva.

¡Oh... qué bueno! ¡Oh! Los vamos a poner todos.

Eso está buenísimo.

Venga. Aparte, ya los tienes hechos.

Además, esto... Los ponemos enteros.

Mirad qué bonitos y qué buenos.

Vaya pinta tienen. Madre mía... Nos dará una potencia de sabor...

Mirad qué buena pinta tienen. Y el aceitillo que tiene, también.

Madre mía. Qué pintaza.

Venga, ahí están. Madre mía...

Lo pones y a ver quién te dice que es en conserva.

Dices: "Los he hecho yo". Y te dirán: "Vaya nivel, ¿no?".

Bueno, vamos a poner el arroz ya.

La lata le da un toque especial, particular, que es muy bueno.

Como no tenéis mucha hambre no pongo mucho, ¿no?

Sí que tenemos hambre. Sí, sí; echa, echa, echa.

Uno... exacto, dos...

Vamos a hacer un buen platazo, ¿eh? Y un poquito más, de regalo.

Un poco de sal ahora, si no, no coge la sal.

Vamos a explicar algunos trucos para que los tengáis en cuenta

a la hora de escoger o de comprar las conservas.

Una de las cosas que debéis mirar está en los ingredientes,

mirad que los productos sean lo más naturales posible

o que sean, totalmente, naturales, eso es importante.

¿Qué más, Javier?

Que la conserva que compréis, si está en aceite que sea bueno,

si puede ser en aceite de oliva virgen, muchísimo mejor.

Yo creo que eso es importante.

Ni azúcares añadidos ni sales añadidas,

una conserva debe cocinarse con lo que tiene dentro,

al cocinarse en tan poco espacio, ya concentra mucho el sabor.

Por ejemplo; si el chipirón es bueno, tiene sales del mar,

el relleno es de las mismas patitas

y la salsa que lleve debe ser natural.

He nacarado el arroz y, ahora, le pongo el caldo.

También es importante que la lata no esté abollada ni inflada,

tiene que estar perfecta, no puede tener golpes.

Y aunque las latas aguantan bastante tiempo,

porque es una conserva que aguanta mucho tiempo,

que sean de consumo preferente.

Otra cosa que hacemos siempre, al comprar nuevas latas,

es poner las nuevas detrás y las latas más viejas delante.

Lo primero que entra es lo primero que sale,

de esta manera, no se quedan viejas las latas.

La lata es muy sana porque cuando la cocinan

lo hacen a una temperatura muy alta;

después, se hace al vacío y se enfría rápidamente,

y no hay, o sea, no tiene conservantes

y se conserva durante mucho tiempo porque se matan todos los gérmenes.

Este creo que es el arroz número...

200000 que hacemos en el programa, no se acaban las ideas,

lo dejamos que termine de cocinar

y ya pinta... Faltan las habitas

de conserva.

Bueno, está cogiendo una pintaza esto de jugos,

espesa, tiene un olor increíble porque la tinta da mucho sabor,

la verdad, y la conserva. Está perfecto.

Fijaos también que hemos cogido unas habitas

en conserva, ya sabéis que se llaman "babys"

que son pequeñas y estas las pondremos también.

Fuera del fuego porque esa habita ya está cocinada.

Es solo calentar y después el aceite.

Yo las iba a escurrir o no. Escúrrelo para que quede más...

Es aceite de oliva. Sí, pero después

se puede reutilizar para ensaladas, para otro guiso.

Ahí está, suficiente. Este arroz le pega de hierba

un poco de hierbabuena que tenemos aquí

que le va muy bien. Las habitas a la menta

sabéis que es un clásico y con el chipirón

también va perfecto.

Pondré cuatro encima para decorar después.

Esto nos dará frescor y un poco de cebollino también.

Son tan bonitas, tan pequeñas.

Son preciosas, pondré dentro y luego encima unas poquitas

que se va a atemperar, fijaos.

Qué arrozaco, lo dejé un poco al dente

para comerlo a tiempo. Que nos dé tiempo a hacer

los churros que ya los veréis

que esta receta la haréis seguro. Sí, porque es muy sencilla,

a veces, parece que la masa de churro tendría que ser difícil

y no es para nada difícil, es muy fácil.

Y la vamos a tunear también, ya veréis, tiene toque Torres.

Platazo.

Venga, pongo un poco más. Como los que hay en el libro nuevo

que ya está con un apartado solo de arroces.

Buenísimos. Fijaos qué pinta tiene,

ya os lo enseñamos alguna vez, pero para que lo veáis.

Apartado de arroces.

Tradición con toque Torres, ya sabéis que está entre

lo de antes y lo de ahora.

Bueno, esas habitas ahí para decorar.

Ya está, nada más. Y platazo de arroz negro

con chipirones de conserva.

Perfecto, vamos con los churros, haremos unos churros con chocolate,

típico, pero con toque Torres. Con toque, con toque.

Solo hicimos una vez unos churros en el programa

que yo recuerde y era de patata, de patata y el kétchup era,

bueno, como un kétchup casero que hicimos que era el chocolate.

Esto es un homenaje a los churros, a las churrerías que la verdad

es que pasas por allí,

hace un aroma tan bueno, tan especial.

Al frio también. Y haremos unos churros

que no fallan porque, normalmente,

es verdad que probamos muchas masas y algunas fallan, pero esta no.

Porque hemos probado, hemos hecho varias pruebas

y las recetas que teníamos constancia

eran con agua, pero sin huevo, nosotros haremos

una pasta choux, que ahora veréis lo que es

que ya lo hicimos alguna vez en el programa,

hicimos varias pruebas y al final esta es la que mejor nos salió

y dijimos... y la más fácil que encontramos.

Buah, no tiene fallos y es rápida de hacer.

Y luego vendrá nuestro amigo Javi que nos enseñará cosas.

Nuestra sección de reutilizamiento

de los botes, cucharas, de todo.

De cosas que tenemos en casa. Lo hace todo.

Bueno, primero calentamos el agua. Y la mantequilla.

Exactamente. Fácil.

Hasta ahí superfácil.

No tiene secreto.

Ahora, cuando esté caliente vamos, ponemos la harina

tamizada para que se cocine también.

Mejor tamizada porque así no tendremos grumos,

tiene que quedar una masa muy, muy, muy fina.

Vale, Sergio, ahora va poniendo la harina poco a poco

y eso, tamizada para que nos quede bien, bien fino.

Ahí está. Y moviendo.

Si es a dos, más divertido y más fácil.

Mucho más. Y si es a uno,

pues también se puede hacer. Sí.

Se tamiza antes y ya está. Ahí está, evitamos los grumos.

Y ahora, dejar cocinar.

Ahora, tiene que espesar bien.

Dejar cocinar para que la harina se cocine.

Ya veréis qué receta y no falla nunca.

Bien, cocinado, ¿veis? La textura

que es bien espesa.

Correcto, venga, pon aquí.

Y vamos a ponerle, añadimos primero un huevo y después el otro,

esto es un toque también porque, normalmente,

a la de churros no se le pone huevo

y nosotros hicimos una prueba y primero, dora mejor,

queda la masa más fina, queda más rica también

porque enriqueces la masa.

Y, primero, uno cuando esté bien templado y pondremos

el otro, no todo de golpe.

Tranquilamente, no hay prisa, vamos a hacer una masa.

Fijaos la finura de la masa

que es muy fina, muy elegante, muy suave.

Y ahora el toque Torres también que le vamos a dar, el cacahuete.

Masa semilíquida no puede quedar muy mazacote,

muy dura porque si no, al final es como muy...

Cuesta mucho, queda muy duro y esta es perfecta,

lo vais a ver. Luego, ya os digo

estos cacahuetes. Ponle, eh, Sergio,

que eso va a enriquecer la pasta, la masa.

Normalmente, no lleva, pero este toque le va muy bien

de frutos secos. Le puedes poner almendra,

avellana, cacahuetes.

Ahí está, tal cual.

Ponemos dentro y esto le dará un toque

además crujientito y muy bueno. Toma ya.

Toma ahí, lo ponemos todo. Ahora, ponerlo en la manga

y lo dejamos reposar un poquito. Le pondremos un toque,

ya sabéis que nosotros a las masas dulces

un toque de sal, realza el sabor.

Un toque de sal, poquito. Es una masa neutra,

más bien neutra, sí. Vale.

Y ahora ya lo metemos en la barra porque aquí

sí que está bien hacerlo con manga

para que quede un poco la forma de churro.

Y boca rizada, que ya sabéis que es esta de aquí

que es la que se usa para el churro.

Venga, mete aquí, dejamos reposar un poco

porque Javier está a punto de llegar.

Lengua para absorber todo y lo dejamos un poco en la nevera

o abajo, Sergio, que enfriará más.

Hombre, a mí esto es una receta que recuerda a Navidad

que ya queda poquito. También con el frío

apetece mucho hacer algo como esto

y luego darle vuestro toque porque nosotros le haremos

un chocolate a la taza que también lo vamos a especiar.

Pero si tenéis cualquier otra receta

que también sirve y que nos podéis mandar.

Perfecto.

Bueno, le podéis dar vuestro toque también.

Cerramos y dejamos reposar aquí.

No, yo lo dejaría un poco en la nevera si total.

No, no pasa nada si lo haremos ahora, déjalo ahí.

Y mira, Javier, cómo estás. Hola, chicos, qué tal.

Javi. Bueno, ya lo conocéis,

la verdad, nos enseña siempre muchísimas cosas,

sorpresas... Con utensilios que todos

tenemos en casa haces maravillas.

La verdad, las hacéis vosotros ya.

Bueno, es verdad que nosotros... Yo vengo a mandaros.

Nos viene aquí y nos da trabajo. Yo digo que nunca sabemos

qué nos va a preparar y siempre salimos sorprendidos.

El tema es de Navidad, va de Navidad, adelante.

¿Os imagináis algo ya? (AMBOS) No.

Pues venga. Yo veo una servilleta, no.

Una servilleta, velas, tarros, tal y como hicimos

el otro día hoy os enseñaré primero una técnica

y luego, un pequeño proyecto. La técnica se llama "decoupage"

y consiste en pillar una servilleta...

Suena muy francés. Sí, no sé por qué,

si alguien lo sabe, que me lo diga.

Ahora que hay servilletas tan bonitas, cuando voy a casa

de amigos y veo una que me gusta, se la birlo, traje varis ejemplos

y trabajaremos con esta

y haremos "decoupage" sobre una vela.

Esta es muy bonita. A ver qué es "decoupage", ¿pegarlo?

Sería pegarlo con calor

y por eso tengo aquí una vela encendida.

¿Quién lo hace? Yo mismo.

Primero os diré que las servilletas tiene varias capas de celulosa

y nos quedamos solo con la impresa.

Esto es una servilleta normal, corriente de toda la vida.

Normal y corriente. De Navidad.

De las de toda la vida. Y la manera de unirlo

sería calentando una cuchara. Con celo, le pongo un trozo

de celo y lo tenemos Un poco de adhesivo, sí.

¿No va por ahí? Ardería.

O sea, cuchara bien caliente y luego ya ir frotando.

Hazlo y frotascon pequeños movimientos circulares.

Es muy importante... ¿Por qué no lo calientas

directamente por aquí que calentará más? Digo yo.

Si se ensucia después, ensuciará el proyecto.

Amigo. Y el segundo proyecto

serían frascos de vidrios decorados.

Vale. Sería algo así como este que hice.

Yo los frascos de vidrio

al final reutilizas, pero nunca das a basto.

Oye, para llegar no los haré todo,

haré los Papá Noel. Haz uno.

Si te fijas ya se está fundiendo.

Ahora, ahora.

Ole, cómo mola esto. Lo fundes y se integra.

Ostras. Traje un ejemplo de un frasco

al que añadí unas letras, lo pinté y al retirar las letras

queda la reserva de pintura. Aquí, pues con una estrella mismo.

Pégale una estrella en el medio.

Es muy básico este proyecto, lo pueden hacer hasta los niños.

Esto te lo digo que lo haré en casa.

¿Funde? Sí, y lo haré en casa.

Pegamos una estrella. En medio.

Presiona fuerte, que no se levanten las esquinas.

Y será cuestión de ir pintando.

Más fácil, imposible. Ah. Y ahora pinto.

Pinta, pinta. Pinto la estrella.

Bueno, intenta cubrirla, pero no hace falta que la pintes.

Exacto. Eso, eso. Bueno, ya.

¿Y esto es algún tipo de pintura especial?

Es pintura a la tiza, que es multisuperficies.

Es como la que utilizamos el otro día.

Y lo bueno que tiene es que no huelen

y si te manchas, es al agua. ¿Dónde encontramos esto?

En tiendas de manualidades, de bricolaje.

Es una pintura que se encuentra fácilmente.

He hecho un trozo, eh.

¿Lo quito ya? No. Esto no se quita. Se deja así.

La cuestión es que vas forrando y te quedará la vela forrada.

Y cuando va ardiendo, se va consumiendo el papel.

Es muy curioso. Ah, vale, vale.

Lo he pintado un poco a lo tal. No te preocupes.

He traído uno pintado de casa. Menos mal.

Para los tiempos de secado. Vale.

Y simplemente sellar y retirar la estrella.

Retiramos y aquí se verá. Se habrá quedado una zona.

¡Toma ya!

Eh. Está guay, ¿no?

Le podemos meter dentro una velita y nos serviría como portavelas.

Portavelas, para poner cacharros.

El problema es que si ponemos una vela, estará muy al fondo.

Yo aconsejo rellenarlo con un poco de sal o arena,

de lo que tengamos por casa.

Mira cómo queda. Es alucinante, eh. Queda superbién.

Pero yo aquí no veo el papel. Yo tampoco lo veo.

El papel está quedando integrado. Se está fundiendo.

Como aquí. Y queda integrado.

Y el último paso sería abrillantar con un paño,

que es lo que he hecho en estos ejemplos que he traído.

Oye, me gusta mucho este. Me gusta mucho.

Lo voy a hacer. Finalmente, pondríamos aquí

una velita y ya tendríamos

una decoración para la mesa. ¡Oh!

Muy bien. Además, le he añadido una cuerda

para darle un toque más cálido. Exactamente.

Bueno, nosotros hemos traído uno también.

No me digas. Sí. Le hemos dado al coco

y te vamos a sorprender. Lo vemos en nuestro padre,

que tiene, donde tiene la chimenea,

lleno de botellas con luces. Las botellas que vamos llevando

y se vacían, grandes, pues le pone las luces.

Vamos a hacer esta luz navideña

que le da un toque como muy guay, muy de casa.

¿Me estéis quitando el puesto? No, hombre.

Ya que viene Javier, también nosotros

tenemos nuestros truquillos.

Vamos poniendo. Vamos introduciendo las luces.

Y la verdad es que queda precioso. Se puede hacer de colores.

Le habéis puesto pilas. Muy bien. Hombre, lo hemos hecho bien.

Hemos venido aquí a triunfar.

Lo hemos hecho bien. Y luego hemos puesto pegamento

donde tiene las pilas y lo pegamos en la botella.

Le damos la vuelta y nadie lo ve. Lo hemos hecho nosotros.

¿Dónde está el enchufe? Ya tienes otra idea.

Sí, sí. Os la voy a copiar.

Bueno, ponemos así. No. La verdad es que...

Y ahora ya lo ponemos aquí. Se pone detrás.

Esto parece una bomba. Bueno, ya lo dejamos así.

No. Eso ya no lo despegas. Esto lo pones arriba

en el armario y te da un toque. ¡Tachán!

¡Oh! ¿Me la puedo quedar?

Esta es tuya, para ti. Pero yo me quedo con esta.

Y yo me quedo con esta vela. Vale.

Las servilletas para el público. Oye, gracias, Javier.

Hasta la próxima. Nos vemos pronto. Hasta luego.

Bueno, ideas fáciles. ¡Toma ya!

Vamos a seguir con el churro.

Ahora vamos a hacer la salsa de chocolate.

Bueno, un chocolate a la taza. Chocolate de cobertura 70%,

chocolate con leche. Y le vamos a dar el toque Torres.

Que es clavo y canela.

Primero: calentar la leche, evidentemente.

Ahí está. Toma, que la tienes ahí.

Calentamos la leche con canela y clavo.

Es un toque ya. Porque clavo sabéis que da un olor...

un olor fantástico y aroma también, claro.

¿Le pones dos? Sí. Luego lo quitaremos.

Es solo para dar el aroma a especia, a clavo que le va bien.

Y el chocolate y la canela son combinación perfecta.

Y el chocolate y el clavo también. Así lo hemos hecho.

Tiene rollo, eh. Sí, sí.

Te puedes ir llenando de cosas de estas en casa.

Fíjate tú. Parece que lo hayamos comprado. Pues no.

Perfecto. Lo haces a tu manera,

como a ti te guste.

Ahora eso. Calentamos, que se va a calentar rápido.

Y ya coge el toque del clavo de olor y de la canela.

Vale. Aceite bien caliente para los churros.

El churro, ahora cuando lo hagamos, primero aceite caliente

y luego bajar el fuego. Y aceite de girasol hemos puesto

para que no dé sabor a la pasta, a la masa.

Si es muy fuerte, te coge un sabor que no...

que tampoco es bueno. Tiene que ser un aceite neutro.

¿Y por qué chocolate negro y chocolate con leche?

Porque a mucha gente el chocolate solo, la cobertura de chocolate

le parece demasiado fuerte, amargo.

Vamos a combinar. A mí me encanta.

Ya sabéis que nosotros somos de chocolate lo más amargo posible.

Dejamos. Ya está a punto de hervir.

Que hierva, porque si no, luego el chocolate no se funde.

Y luego ya, cuando vaya a hervir, paro el fuego,

o bajo el fuego un poco.

Vale. Ahora voy a sacar... El clavo y la canela.

En casa, si tenéis más tiempo,

dejáis más rato que se haga la infusión.

Lo que pasa es que aquí... Ya sabéis que nosotros...

Venga, Sergio. Pon aquí. Ponemos los chocolates.

Ahí está.

Además, si es un buen chocolate, el éxito está asegurado.

Apetece un chocolate bien caliente siempre,

ahora, sobre todo, en esta época.

Yo estaba mirando los botes. Los vamos a guardar

para la próxima, que seguro que algo nos hace.

Y ahora apetece esos churros calentitos.

Vale.

Qué recuerdos, los churros. Aquí tenemos ya el chocolate.

Que ya paro el fuego porque esto ya está.

Luego hay que mojarlo. Vamos a la masa,

que esto es ahora lo que... Vais a ver qué churros.

Ahora recortamos la parte de arriba

para hacer el churro.

¡Hum! Un chocolate así, qué bueno, eh.

Ahí está. Y ahora ya, Javier, vamos al chocolate.

Venga. ¿Voy cortando yo o no?

Si queremos saber cómo está la masa,

simplemente, tirar un poquito.

Tener un poco de cuidado para no quemarnos, evidentemente.

¡Dale sin miedo ahí! Venga. Será un churro más aireado.

¡Venga, dale, dale! ¡Más largo!

Para. Corta. Otro.

Corta. Corta, corta. ¡Más largo!

¡Más largo! Venga, uno más.

Venga. Y que no se toquen.

Ahí está. Perfecto.

Uno más, ¿no? Vale.

Ves que está el fuego fuerte ahora.

Hay que dejarlo al principio fuerte

y luego ya iremos bajando. Pero al principio, fuerte.

Voy a buscar una espátula

para luego recogerlos. Qué buena pinta.

¡Uy, uy! Qué buenos son los churros.

Con esta masa, poniéndole huevo, lo que notaréis

es que es un churro ligeramente más aireado.

Ya veréis. Hay que freírlo bien

para que quede bien crujiente. Eso sí.

Ahora calma, con su tiempo, que quede crujiente.

Y este lo voy a cortar en dos. Es el secreto. Ahí está.

Ahí. Tampoco te pases de pequeño.

Ya está, ya está.

Este nos ha quedado con forma de churro de verdad.

Auténticos churros. Fijaos. Churros caseros.

Con superchocolate a la taza.

Tradición con toque Torres.

Ahí está. Fijaos qué papel tenemos,

hasta papel de churrero. Puede ser este, que es más moderno,

que es de uso alimentario. O este de aquí.

Cualquiera de los dos. Vamos a poner este,

que es más de toda la vida.

La taza, la taza de siempre es donde vamos a poner el chocolate.

¿Qué? Molan, eh.

Menú completo hoy. Primero el arroz, arrozaco ahí.

Y el postre. Es rápido. Y luego aquí

los superchurros con chocolate a la taza.

Y te metes una fiesta que no veas.

Mira qué bonitos quedan. Preciosos, eh.

Hay que esperar a que estén crujientes.

Churro con toque.

Ya, ¿no? Venga, fuera. Ya está. Sí, sí.

Veréis que queda un poco granulado.

Eso es del fruto seco que le hemos puesto.

Cuando luego te lo comes, potencia el sabor.

Ha quedado uno como un caracolín. Es más potente.

Venga, perfecto. Tienes azúcar moreno por ahí, ¿no?

Sí. Toma. Ponlos aquí.

Ahora azúcar al punto. Yo pondría por encima.

No me pasaría de azúcar.

Solo un poco de azúcar. Hay quien le pone ahí,

los reboza y tal, que están muy buenos,

pero que es bastante... bastante potente.

Ahí, que se vean, que salgan.

Mira.

Así lo pongo. Una jota. Toma ya.

Es mi letra. Sí, sí. Eso lo he hecho yo.

Venga, aquí tenemos, fijaos, los superchurros,

que los vamos a poner aquí con el chocolate.

Churros caseros con toque Torres.

Y aquí, un arrozaco, superarrozaco fácil, bueno.

La conserva nos puede sacar de un buen apuro.

Recetas caseras. Gracias por estar ahí.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Adiós. Hasta el próximo programa.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Arroz de chipirones y churros con chocolate

Torres en la cocina - Arroz de chipirones y churros con chocolate

14 dic 2018

Hoy Javier y Sergio nos sorprenden con un rico arroz de chipirones en su tinta de lata y habas en conserva. Y de postre churros con chocolate con toque Torres. J. Barquin nos trae ideas de reciclaje para decorar en Navidad.

ver más sobre "Torres en la cocina - Arroz de chipirones y churros con chocolate" ver menos sobre "Torres en la cocina - Arroz de chipirones y churros con chocolate"
Programas completos (794)
Clips

Los últimos 2.574 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios