www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4248877
Para todos los públicos Torres en la cocina - Arroz caldoso de rape y tarta de higos - ver ahora
Transcripción completa

tenemos programazo, haremos recetas que dan ganas de bailar.

Y no lo vamos a hacer solo, va a venir un amigo nuestro,

Javier Poty, y cocinaremos con él un arrozaco.

Que está ahí, Poty.

Pero bueno, qué maravilla.

¿Cómo estás, amigo? Qué tal, amigo.

Qué alegría estar aquí con vosotros.

(AMBOS) Bienvenido.

Oye, no sabéis qué ilusión poder estar aquí con vosotros.

El placer es nuestro, ya habéis visto, nos pusimos...

Dijimos: "Hay que cocinar un día

y hay que mezclarlo con ritmo, con el baile".

Y es lo que vamos a hacer, empezaremos por un arroz

impresionante, antes lávate las manos y ponte el delantal

Voy para allá. Lo tienes aquí detrás.

Además, su madre sigue muchísimo el programa.

De verdad, Pepita no se pierde un día el programa.

Qué ilusión mi madre, de verdad, ni lo imagináis.

Perfecto, como todas las madres, muchas madres que sabemos

que estáis ahí, fantástico, que nos veis todos los días

y vamos a hacer un arroz caldoso de rape, pero, el arroz.

Un arrozaco. Arrozaco.

Un arrozaco porque es un arroz espectacular.

Y además, veréis que es fácil, divertido, no tiene mucha

complicación porque es un arroz que bueno... Javier, cebolla, ajo.

¿Tú cómo llevas los arroces?

Pues, mira, estoy casado con una valenciana.

Lo sabemos, lo sabemos. Yo no lo sabía.

Yo lo sabía, yo lo sabía. Y en Valencia se comen arroces

extraordinarios, mi suegro cocina unas paellas espectaculares.

Y luego, sorpresa para mí que lo vais a hacer con rape

que es mi pescado favorito, eso no estaba en guion ni nada.

Que sepáis que es una maravilla. Pues te enseñaremos

a hacer un arroz para tu mujer y para quien quiera hacerlo

que es espectacular. Venga, magnífico.

Tiene toque, tiene truco. Vamos a coger primero

cabeza de ajos, cebolla o chalota, lo haremos con chalota mejor.

Chalota, la chalota, es más pequeñita y más dulce.

Sabes que nosotros tenemos un club que se llama

club de los chaloteros.

Claro, para quien se aficiona a la chalota pues que tenga.

Toma, te doy una puntilla, ve pelando la chalota.

En Cantabria se consume mucho más la cebolla roja.

La roja. Es que es muy buena, es verdad.

Cómo mola tener aquí a dos chavalillos

que van preparando aquí y yo pues mira...

Javier, Javier, que tú lo que tienes que hacer...

Yo controlaré de que esto salga espectacular.

Le pediremos que baile a mi hermano.

Si te quieres reír, dile que baile.

Pero... planta tenéis, estáis muy finos los dos.

Yo de la bici, eso de la bici. Yo también salgo en bici,

es uno de mis deportes favoritos.

Sergio, empieza con la cabeza de ajos.

Vamos a hacer un truco con la cabeza de ajos.

Vamos a ver. Esta es buena, vamos a cortar,

simplemente, la punta.

Dejamos la cabeza de ajos así, la pelamos, bueno quitamos capas.

No mucho, no mucho. Externas un poco.

Para que no se nos quede en el arroz, ¿sabes?

Muy bien. Esto solo le quitamos así

y la dejamos con la raíz.

Es un truco de los buenos. Ya verás porque al final esto

va a ser un truco importante. Tranquilos, que yo estoy aquí

para poner orden, comeréis.

Comeremos.

Oye, cómo huele esto, no pasó nada todavía y cómo huele.

¿Sabes por qué huele bien? Porque lo primero que hicimos

fue un fumet, el caldo de pescado. Vamos a hacer un arroz de rape

y gambas, venías tú y dijimos: "Vamos a quedar bien".

Con una cola de rape y gambas y lo primero que hicimos

fue pedir en la pescadería

que nos diera la cabeza y otra cabeza.

Hemos cogido algo de pescado

de morralla, de roca que se llama. Sí, sí.

Y hemos hecho un fumet que lo tenéis en la web

y si no, sabéis que es verdura, las espinas de pescado,

rehogar, ligeramente, en blanco las espinas, agua,

que aquí cubrimos un poco más porque necesitamos hacerlo

caldoso, necesitamos caldo. Hemos hecho cantidad de arroces,

pero caldoso creo que no. Es uno de mis favoritos,

a ver si os saldrá bueno.

25 minutos cociendo y ya tenemos el fumet.

Ahora, el ajo y vamos a poner la chalota o cebolla,

yo la chalota vamos a poner.

¿La chalota es más dulce que la cebolla, la nuestra?

Sí, es un poco más dulce. Esto se usa mucho en Francia

y, sobre todo, viene de la cocina asiática la chalota.

Se usa mucho para los wok,

los salteados y todo el tema.

Oye, está bien, está bien que...

Cómo le dais. Ahí está, es práctica esto.

Esto sí. ¿Cómo llevas tú lo del cuchillo?

Pues, hombre, no es fácil manejar, estáis así, ponéis así las...

Raca, raca... Como bailar, tampoco es fácil.

Javier, el azafrán que tenemos ahí detrás.

Vamos a ponerle tomate, tomate triturado

que el tomate lo hemos triturado y colado

que no tiene piel. Primero... el pimentón.

Oye, ¿os puedo preguntar algo? Claro.

Lo del azafrán, ¿hay peligro que se queme? Eso lo escuché

que en la cocina... ¿El pimentón? Sí.

Perdón, el pimentón, no el azafrán. El pimentón lo ponemos,

fíjate qué vamos a hacer, y es buena pregunta

porque sí que se quema y si se quema... amarga.

Luego el arroz amarga. Entonces, ahora es sofreír nada,

ligeramente, tostar porque como es tan finito

se tuesta muy rápido y en seguida el tomate para cortar la cocción.

He venido a aprender, haré lo que pueda.

Nosotros también... del baile, vaya.

Bueno, ahora, importante, dejar sofreír bien.

Tenemos el fondo es la base

y la base es el fondo.

Nosotros siempre decimos eso porque tenemos un buen fumet

y luego haremos un buen sofrito, importante.

¿Cómo aprendiste a bailar o por qué?

Yo lo tenía clarísimo.

Claro, no, clarísimo.

Yo estaba en la mili en un cuerpo especial

de los paracaidistas y yo sabía que quería ser bailarín

Ahí empezaste. Ahí es cuando aticé al asunto.

Sí, es más, hablé un día por teléfono con mi madre

desde las famosas cabinas

y había una cola de militares por la tarde y cada uno contaba

y todos: "Date prisa" y yo con la boca pequeña:

"Mamá, quiero ser bailarín".

Porque mi madre dijo que montaron una escuela de ballet

en Torrelavega y dije: "Apúntame, en cuanto

me licencie voy para allá". Ahí comienza mi andadura.

Lo tenía clarísimo. Nosotros encontramos, Poty,

unas imágenes de cuando empezaste a bailar.

De la primera... ¿Te acuerdas la primera vez

que saliste en la tele bailando? Sí, en "Aplauso".

"Aplauso", sí. Mítico programa de TVE.

José Luis Uribarri, José Luis Frade, también,

Pues, mira, vamos a verlo.

Miguel Bosé, tiempo, minuto y medio, colocaos, situación.

(Música)

19 años tengo yo ahí.

19, recién licenciado de la mili y mira.

Espigado, parecía un arañón.

Una tarántula, que barbaridad.

Pero qué guay. La verdad es que tienes ahí

un movimiento de caderas que no veas.

(RÍE) Estabas ahí...

A tope. Es un poco como lo de la cocina,

el movimiento que aquí hay. Creo que te mueves

Lo intuyo. Pero porque me gusta muchísimo,

ya os digo, vengo encantado,

cuando me lo dijeron digo: "Vengo feliz".

Sofrito lo tenemos, ya veis que ha reducido

el agua del tomate, ya empieza esa burbuja

pequeña que nos dice que ya está el sofrito hecho.

Javier, azafrán. Azafrán, mi madre lo usa para todo.

Es que es muy bueno, hacen falta casi 200 000 flores

para sacar un kilo de azafrán.

Y somos los reyes del azafrán en este país.

Sergio diría, Sergio pondría dos, dos hebras.

Bueno, es que el azafrán cunde mucho y es caro.

Hay que poner azafrán. Pon azafrán.

Vamos a andar con miserias aquí en TVE.

Sergio es don miserias.

Te lo digo. No, porque el azafrán con poco

hace mucho y si le pone demasiado luego predomina mucho el sabor.

Le pongo un poquito... Sin miseria, qué maravilla

el azafrán, es espectacular el sabor que da.

Se nota que no pagáis vosotros, vamos a poner el arroz.

Arroz bomba porque nos aguanta bien la cocción

y bomba es porque se abomba después por eso ese nombre.

Ahora sofreímos un poco, nacarar el arroz,

lo de nacarar el arroz

viene de nácar, de la concha de nácar

porque coge como esa película

de grasa, bueno, pues sirve para...

Oye, mira, ha desaparecido todo el tomate.

Este arroz, ¿cuánto es?

¿Una ración, dos raciones, cuánto arroz?

Aquí hay para los tres. ¿Con eso comemos los tres?

Sí, claro. Tenéis poca hambre o qué.

¿Tienen poco hambre los Torres? -Nosotros también.

He pillado la indirecta.

Quédate a comer con nosotros, Poty.

Ha quedado de lujo el chaval, muy bien, Sergio.

Un premio, luego hablamos con él.

Que no, que ya sabéis que yo... Ahí un poco... Sergio.

Es que lo quiero que se haga concentrado,

que salga bueno. Ahora se llama concentrado.

Qué barbaridad. Un poco de sal.

Antes, durante y después, cómo sois, como sois, de verdad.

Y ahora lo que vamos a hacer es, Javier.

Mojarlo. Mojar, mojar.

Ahora, este qué pasa, es un arroz caldoso,

normalmente, cuando hacemos,

porque hemos hecho muchos arroces y de varias maneras.

Normalmente, ponemos un poco de caldo

y dejamos reducir, al ser un arroz caldoso

ponemos de principio todo el caldo.

Y si luego hiciera falta más, pues le ponemos más.

Y ahora ya que tenemos el arroz, vamos a otro lado, a otro apartado.

¿Voy contigo? Sí.

Ahora voy para allá.

De... Bueno, diferentes usos del arroz.

Diferentes usos porque sirve para cocinar

y para otras cosas también, por ejemplo,

por ejemplo, vamos a empezar con el clásico.

Sabéis que hay esas maderas para poner los cuchillos.

¿No tenemos?

Pues nos sirve también y es muy bonito.

Mira qué original.

Después, que tenemos una botella sucia, este es muy bueno,

tenemos una botella sucia

y no sabemos cómo limpiarla en el interior.

Esto me interesa. Pues pones arroz.

Un buen puñado de arroz.

Un poco de agua y jabón

y entonces ya lo que haces es

mover, mover muy bien. Buenísimo.

¿Sabes? Sacas el agua y queda superlimpia.

Mira, yo soy coleccionista de vinagres, el vinagre me fascina,

me parece que es un producto extraordinario

y muchas veces, mancha mucho las botellas,

pues es el remedio idóneo

para que te quede inmaculada la botella.

Toma ya. Ya está, pero aún hay más.

Después, para el aceite saber si está caliente o no,

pues, a veces, le ponemos el grano.

Para una fritura cuando vemos que ya...

Cuando se infla el arroz, no lo sabía.

Ves que se infla, queda como arroz inflado,

entonces está caliente el aceite. Buenísimo.

Y después el otro que es brutal y que, seguramente,

muchos de vosotros habéis hecho es que

se cae el móvil. ¿En dónde?

En el agua. ¿En qué agua?

En la playa, en la piscina O...

O... a saber. Se suele caer 500 000 veces.

Bolsillo de atrás, raca, al agua. Ah, en el baño, sí, señor.

Ah, pues dilo, dilo, que parece que...

O ahí se cae y entonces ya cogemos la bolsa,

metemos el móvil y funciona, os lo prometo que funciona.

Lo hemos hecho y funciona.

Porque absorbe toda la humedad.

Otro día haremos más ideas con el arroz.

Venga, perfecto. Esto es pura magia, macho.

Bueno, pues ahora dejamos aquí cocinando el arroz.

Vale, vamos a esperar que se cocine y verás qué truco le vamos a dar

con el ajo y con todo lo que falta.

El ajo que le has metido, la cabeza entera de ajos.

Ya verás, ya. Pues venga, qué gusto, ay,

qué bien, qué bien, qué bien.

ya tenemos cocinado el arroz.

Bueno, ya está, voy a sacar. Le faltan tres, cuatro minutillos.

Nada, un tris, voy a sacar la cabeza de ajos

que habíamos dicho que íbamos a hacer algo con ella.

Toma, Javier, y entre los dos vosotros montad un alioli

y yo me encargo de ir cortando la cola de rape,

que tenemos una cola de rape. Sergio, una cosita, no escatimes,

mira qué cola tienes. La voy a poner toda, ya lo pillé.

Que te veo yo que... La pongo toda, toda.

Vale, ahora vamos a sacar la carne

y tú vas a montar el alioli más que nada por si se corta

así no quedo mal.

Ah, ¿se puede cortar? Sí.

Se puede cortar. Pues me dais miedo.

Si se corta, se te corta a ti que no pasaría nada.

Como soy el invitado... (AMBOS) Exactamente.

Ves que sale bien. Mira qué maestría, mira.

Los dientes de ajo, aparte ahora están cocinados

Están blanditos. Están más suaves, exactamente.

Hacemos un alioli para ligar este arroz,

ponerlo al final. Yo el rape lo pongo ya.

Vale, perfecto, mira. A ver.

Ponemos los ajos.

¿La cabeza entera? Entera, entera.

Aquí... yo no soy como Sergio.

No, ya os he pillado ya sé quién es uno y otro

por el tema este. Yo le doy.

Menos mal que hay gente que me apoya y que sabe que...

Un huevo entero. Déjame romperlo a mí.

Es verdad. ¿Va directo aquí?

Sí. ¿Entero?

Entero. Lo vas a montar tú.

¿Sí? Bueno. Vale.

Eso dice mucho, eso dice mucho. Vamos allá, con chulerías, no.

Bueno, con... con soltura.

Vale, echo un chorro de aceite.

Antes de seguir, pongo el rape. Echa el rape ahí, yo voy...

dime cuánta cantidad para que esto no se me corte.

Espera, voy a quitar ya..

¿Hay que quitar esto? Sí, vamos a darle sin miserias.

Qué cosas, lo que son dos hermanos y...

Sí. Bien.

Ahora, un poquito de sal y pimienta.

Venga, cuánto de pimienta. Eso tú mismo.

¿Al gusto, no? Sí.

Eso... Ahí, un poquito.

Ahí está, perfecto. Ha caído poquito.

Hay que reponer aquí semilla de pimienta.

Y aquí tenemos, esto qué es. Toma, tengo aquí.

¿Esto es sal? ¿Cuánto al tinglado?

Ay. Ahí está.

¿Sí o no? Eres amante del vinagre, ¿no?

Mucho. Pues ponemos una gota.

¿Vinagre de manzana, sidra? Vale.

Es de manzana de sidra. Una gota.

Y ahora yo te recomiendo. El próximo día vuelvo.

Opcional. Plantar el túrmix abajo

y no moverlo, o sea, darle al...

Sí, venga, pues vamos a ver. ¿Está aquí arriba, no?

Abajo. No hacer la filigrana

de subir y bajar. De momento, no.

Vale, para que no se me corte.

Ya lo tiene.

Ya está. Oye, veo que las salsa te sale bien, pero bailando,

¿te sale igual la salsa?

Macho, Sergio, la duda ofende.

Yo pregunto. ¿Lo preguntas en serio?

Claro, en serio. Pero si soy un experto en salsa.

En merengues. En todo lo que...

Pues báilate una salsa. ¿Con Javier?

No. Con alguien del público.

¿Hay alguien que se anime a bailar una salsa?

Vamos. Saca a alguien tú.

Me da miedo. Claro. Estamos contigo.

¿Quién se anima? -Yo, venga.

¡Vamos a bailar!

¿Cómo te llamas? Carmen.

¡Venga, Carmen! Vamos allá. Ese público.

¿Hemos bailado salsa en alguna ocasión?

-En alguna. -¿Un poquito? Mira. Está sonando.

(Música salsa) ¡Prevenidos!

Mírame a los ojos. Vamos. -Sí.

Pasa.

¡Muy bien, Carmen! Pasa. ¡Pom, pam!

¡Pom! De nuevo. ¡Pom, pom! Mira qué final, Carmen.

A ver, a ver, a ver. ¿Has venido sola o con tu novio?

-Con mi hijo. ¡Bravo!

(Aplausos)

¡Bravo, bravo!

Muy bien, Carmen. Gracias.

Es que la salsa es un baile de achuche.

Un aplauso para Poti. Un aplauso.

(Aplausos) Bueno, bueno.

A vosotros, a vosotros. Tenemos el arroz a punto.

Vamos a poner las gambas. Os acordáis que hemos puesto

el rape un poco antes, porque tiene otro punto de cocción.

Pruébalo. A ver cómo está. Y le daremos el toque final.

Todavía no hemos terminado.

Le damos el toque y ya... A emplatar.

Y ya emplatamos. Voy a cortar perejil.

La gamba la pongo en el último momento,

porque con el calor, casi se cocina. Es poco.

¿Cómo está? Está bueno. ¡Madre!

No le hemos dado el toque final.

Cuando se lo demos ya... Venga, Sergio.

Que hay hambre. Venga, va.

Ahora, lo que hacemos, es coger fuera del fuego.

Importante, para que no se corte.

Vamos a mantecar este arroz. ¿Con qué?

Con el superalioli que ha hecho aquí nuestro amigo Poti.

Ese es el tiempo para un alioli. ¿No lleva más acción?

No lleva más. Voy a emplatar. Lo tenemos.

Fijaos. He puesto el alioli, estos ajos. Bueno, este alioli.

Podríamos decir alioli o no sé muy bien.

Como lo hemos puesto al final... Madre mía.

Las gambas están como muy crudas. Al final.

Es que si no, se seca y ya queda...

Mejor, ponerlo en el último momento.

Y es caldoso. Le da el punto ahí.

¿El plato es para mí? El plato es para ti.

No te vuelvas loco. Poquito.

Venga. Perejil picado.

Opcional, eh. Qué maravilla.

Arrozaco con baile incluido.

Tenemos el arroz. Perfecto. Superarrozaco.

Vamos con el postre. Unos higos, Javier.

Vale. Higos. ¿Higos?

Vamos a hacer la tarta de higos.

Una tarta de higos espectacular. Sé que te gustan mucho.

Bueno, es que habéis dado en el clavo.

El rape, espectacular. El pescado que más me gusta.

Ahora, los higos. Soy consumidor de higos.

En mermelada, soy un fanático. Buenísimo.

¿No será una cámara oculta? Qué va.

De verdad que lo vamos a hacer. Lo pregunto.

Primero, me vas a ayudar a encamisar el molde.

Venga. Vamos allá.

¿Qué es encamisar? Encamisar yo te digo lo que es.

Tenemos un molde, un molde normal.

Pues un molde de tarta.

Entonces, yo ahora te lo pongo aquí.

Y tú ahora, con los dedos, lo que tienes que hacer, es...

Vale. Yo me he lavado las manos antes.

Es importante decirlo. Exactamente.

Si no, te hubiéramos mandado.

Yo ahora lo que hago, es meter. Que quede bien.

Exactamente. Y ayudando a bajarla.

Para que no se estire demasiado y se rompa.

Cuidado, que le haces agujeros.

¿Qué dices? No. Está bien.

No te lo crees ni tú. Que no. Es broma.

¿Eh, Javier? Vamos. De toda la vida.

Ahora pásale el rodillo. El rodillo ahí.

¿Dónde se lo paso? Por encima.

¿Por aquí? Ahí va. A tope.

Y lo cortas, cortas la masa.

Exactamente. Ah, vale. Hombre.

Le quitas el sobrante. El sobrante.

Ya está. Y ya lo tienes. Exactamente.

Ahora, ¿qué hacemos para que no suba la masa?

O pincharlo. Que, normalmente, se coge con tenedor y se pincha.

O nosotros, normalmente, tenemos estas legumbres.

Que puede ser el garbanzo, la judía, el guisante. Lo que sea.

¡Patapam!

Esto siempre lo tenemos para la misma cosa.

Como peso.

Como peso para que no suba la masa. Exacto.

Lo tenemos aquí. Y ahora, lo pongo al horno.

Luego no se comen, eh. No os los comáis.

Quedan duros, quedan cocidos y solo es para esto.

Para jugar a los chinos y para esto.

Al horno. Venga. 15 minutos, 180 grados.

15 minutos, 180 grados. Vale.

Ahora, Poti, vamos a hacer una salsa de vino.

Otra vez la salsa. ¡Ay, Dios mío!

Cuánta salsa hay en esta cocina. La salsa de la vida.

Y vamos a hacer una salsa de vino, ya verás.

Es vino tinto, ¿no? Tú mismo.

Azúcar, vino tinto.

¿A gusto? ¿O cómo va eso? Todo, todo.

Todo, que está pesado. Cantidades en la web.

Magnífico. ¿El vino? ¿Todo? Todo el vino.

Está todo exacto de tema.

Un vino bueno. Corriente, pero bueno.

Un vino rojo. Tinto.

Le ponemos especias. Un trozo de canela.

Qué rica la canela. Dos clavos de olor.

Estos clavos tan maravillosos. Dos, que son muy fuertes.

Y ahora vamos a poner un poco de nuez moscada.

Que eso también le va a dar... Ya tiene toque. Tiene toque.

Hombre, el vino va a coger...

Y ahora lo vamos a hacer a reducir, a evaporar.

A ver. Ahí.

Y lo dejamos reduciendo. Echas poquito, ¿no?

Esa es la medida. Ya está.

Un poquito, porque esta es potente.

Tenemos tartaleta en el horno, vino reduciendo.

Vamos con la crema.

Te va a tocar ahora trabajar el brazo.

Ya verás. Haremos una crema, primero, pastelera.

Pero después la vamos a convertir en un frangipane.

Os vamos a explicar lo que es. Es una crema increíble.

Una crema de las mejores que hemos probado en nuestra vida.

Solo digo eso. La conocemos de hace muchos años.

La nomenclatura de la cocina tiene su gracia.

Es como en el baile. Cada paso tiene un nombre.

Lo primero, leche. Leche entera, leche desnatada.

Cada uno la que quiera. Nosotros, en este caso, entera.

La voy a poner a calentar. Ahí.

Mezcla estos ingredientes. ¿Qué tenemos?

¿Cuál es el orden? Da igual.

Huevos. Yema de huevo.

Yema de huevo. Hemos quitado las claras.

Exactamente. ¿Todo esto de azúcar?

Azúcar moreno. Y toda la harina. Toda la harina.

Y mezclarlo bien. #Devórame otra vez.#

Ahí va. Venga, vamos a ver.

Vamos a hacer una crema pastelera, en principio.

En principio, crema pastelera.

Y después, le vamos a dar un toque fenomenal.

Y tú, con tus proyectos, yo sé que estás en muchas cosas.

Estás que no paras. Estás aquí, en EE.UU.

Estoy ahora en EE.UU. Vuelvo a hacer la edición XIV

de "Mira quién baila". Madre mía.

Voy de presidente del jurado en este año.

Hasta ahora, he sido el director de coreografía.

Y vuelvo a Univisión. Bueno, siempre digo,

eso es un regalo. No os hacéis ni idea.

Claro que sí. Lo veo como un regalo.

Doy gracias todos los días. Y eso. Que dure mucho.

Tengo la leche caliente. Ponemos aquí y mezclamos.

Tú ya puedes mezclar. Ahora, poco a poco.

#Poco a poco.#

Con Will Smith te he visto yo. He trabajado con gente, Sergio,

que no lo podía ni haber soñado.

Vale. Esto lo tenemos. Ahora, lo que voy a hacer...

No retires la varilla, porque vamos a coger,

la vuelvo a poner en la olla, porque ya lo tenemos aquí.

Aprovecho bien todo esto.

Y lo que vamos a hacer, es espesar.

Volver a cocinar. Volver a ponerlo en el fuego.

Como tiene la harina, vamos a hacer una crema.

Vale. Tú y yo cortamos higos. Venga. ¿Cómo los quieres?

Pues mira. Así, a cuartos.

Así. Venga. Déjame.

Bueno, tú mismo. Magnífico.

¿Qué te voy a enseñar? Vas más suelto en la cocina.

Si soy cortador de higos.

Lo que pasa, es que os estoy engañando.

Ya lo veo yo que... Decía: "Yo, cocina..."

Bueno, sí que cocina. Y le gusta y se nota.

Bueno, yo tengo ya la crema pastelera.

Ya veis que ya está espesa. Ya ha espesado.

Qué fruto tan bonito. Y ahora, lo que tenemos que hacer,

mientras vais cortando los higos,

voy a aprovechar el mismo molde...

Ay, el mismo bol que tenía.

Voy a verter esta crema.

Oye, ahora que yo veo esto de cortar,

yo me acuerdo que el otro día

casi te cortan la cabeza en "Pura magia".

Bueno, ese comentario sobrada. (RÍE)

Yo me muero de miedo. Me muero de miedo.

No quería ni recordarlo, Javier.

En "Pura magia", me hicieron... Bueno, ni idea.

Me pusieron una guillotina.

Normalmente, la guillotina va con la cabeza para abajo.

Me dice el mago: "Ponte para arriba".

Y yo, que ve la guillotina...

Visteis que cayó y cortó unas zanahorias

que había debajo. Lo hemos visto ahí.

Bueno, bueno. Es que no miraba.

No quería soltarle la mano al mago.

Es espectacular.

Vale, Sergio. Vamos a retomar un momento.

Hemos hecho la crema pastelera.

Que ya la tenemos aquí. Es esta crema que está espesa.

Y ahora, vamos a hacer el frangipane que decimos.

¿Me puedo comer un cuarto?

Claro. Coges los que quieras.

Pero eso es espectacular.

Y yo otro. Mantequilla pomada.

Ponemos la mantequilla pomada dentro.

Removemos bien.

Amaretto. Amaretto di Saronno.

Exactamente. Licor de almendra amarga.

Y ahora, la harina... ¡Hum!

Cómo huele la almendra amarga. Esta crema, brutal.

Queda espectacular.

Y ahora, ya mezclamos la almendra.

Y ya tenemos el frangipane. Frangipane.

O sea, la crema. Fijaos qué rica

y cuánto fundamento tiene. Exactamente.

Esto ahora, lo que cojo es...

Lo pongo en la nevera y a enfriar. Fílmalo, eh.

Sí, sí. Lo filmo para que no haga película.

Normalmente, suele hacer una película.

Lo voy a filmar y a la nevera.

Y luego, en la nevera va a espesar más,

porque va a coger más consistencia todavía.

Bueno, ahora, toque importante.

Tenemos, fijaos aquí, que está casi casi un caramelo.

Y ahora, vamos a poner los higos.

Nada, 30 segundos. 30 segundos.

Y lo vamos a enfriar también. Vamos a hacerlo.

Ponemos ahí. No nos quememos.

Es impresionante cómo echo los higos en la cazuela.

¿Eh? Este chiquillo no tiene abuela.

30 segundos. El higo a la cazuela.

Importante. Cuidado.

Muévelo con... Mira. Ahora veis.

Pinche, muévelo.

Sí, chef.

Y ahora, lo que hacemos, es caramelizarlos.

Veis que está tan brillante y tan bonito.

Pero nada, muy poco, eh.

Lo único que queremos, es eso, el brillo.

Y ahora, le vamos a cortar la cocción un poco.

Bueno, o en la nevera. En la nevera, una placa estirado.

Nosotros hemos hecho un baño maría invertido.

Tenemos la crema en la nevera,

los higos que vamos a poner a enfriar.

Javier, ya los puedes poner.

Y la tartaleta, que le falta algún minutillo.

Cuando esté ya terminada, la vamos a enfriar también.

Hacemos el montaje y vais a ver qué espectáculo. Quedan sorpresas.

Tenemos... ¡Ay, qué nervios!

Tenemos la crema fría.

La tartaleta, que está cocida y fría. Fijaos qué maravilla.

Ya le hemos quitado. Se notan los agujeritos

del peso de las legumbres. Superchula, superbonita.

Es que la he hecho muy bien. La verdad es que sí.

Lo he hecho muy bien, Javier. Voy a poner la crema en el fondo.

Vamos a ver, Sergio. Mira, mira, mira.

Pruébala. Ya verás. ¿Puedo probarla?

Hombre, claro. Debes.

De verdad que está de llorar de alegría.

¡Jo! Es buena, eh.

Es fácil. Has visto que no tiene gran complicación.

Venga, perfecto. Repartimos bien la crema.

Que esto le da un rollo tremendo.

Si se me olvida la receta, ¿dónde la puedo...?

En la web. ¿Clavada? ¿Como la hemos hecho?

Exactamente. Torresenlacocina.

Vale. Vamos a poner el higo. Venga, ayudadme.

A ver. ¿Cómo lo ponemos? Vamos cogiendo.

Y ahora, vamos poniendo así.

¡Tan, tan, tan!

En mi casa, en Cantabria, somos hosteleros de toda la vida.

¿Ah, sí? Tengo hierbabuena aquí.

Hosteleros de toda la vida. ¿Pero de familia?

Mi padre, mi madre, mis hermanos, todos tenemos

negocios de hostelería. No me digas.

Y hacemos los canapés más ricos de la historia del canapé.

No te puedes hacer una idea. Qué bueno.

Hace muchos años, nos los encargó la Casa Real,

siendo Don Juan Carlos príncipe. Te hablo de hace muchos años.

Y vivimos de eso, de toda la vida.

Eso no lo sabía yo. Los canapés más espectaculares.

Veis que aquí tenemos este jugo fantástico, el vino reducido.

Ese caramelo. Caramelo de vino.

Esto lo vamos a poner encima. ¡Oh! ¡Oh!

¿Qué te apuestas a que me lo llevo para casa?

Vamos. Lo que pasa es que los invitados

no te van a dejar. El público aquí...

El público seguidor de Torres. Vienen a jalar. Difícil.

Venga, hecho. Inténtalo, pero difícil.

Vamos a poner un poco de hierbabuena

para darle el toque de color.

Ahí está. Vamos a poner aquí uno más.

Recién cortadita. Y el último.

Para finalizar. Nos tienes que enseñar tus calcetines,

que sabemos que siempre tienes calcetines diferentes.

Sí. Tenéis una... Me dais un poquito de miedo.

Vaya información que tenéis.

Son muy chulos los que llevas normalmente.

¿Cuál llevas hoy? Hoy llevo estos verdes.

A ver si te hemos pillado. Mira qué chulos.

Unos verdes. Es una llave.

Bueno, siempre llevo unos calcetines de estos,

que la gente dice que son muy extravagantes.

Pero que me encantan.

Te hemos traído unos calcetines. ¿En serio?

Te vamos a regalar unos calcetines.

Gracias, Albert. Esto es de parte

de todo el programa. ¿De verdad?

Exactamente. No me lo puedo creer.

Estos son con toque Torres, eh.

¡Ostras! ¡Una paella! ¡Ay, qué bueno!

(Aplausos) ¡Qué chulada!

Oye, os prometo una cosa. En el primer programa

de "Mira quién baila" en EE.UU., los voy a lucir

y los vais a ver en todos los sitios.

Qué bueno. Vaya detallazo. Espectaculares los calcetines.

Chulísimos. Con paellas. Calcetines Torres.

Toque Torres. Toque Torres.

Siempre hay un buen motivo para cocinar, amigos.

Dos grandes platos. Cocinamos con amigos

y con vosotros. Os queremos.

Gracias. Adiós. Hasta el próximo programa.

Adiós. Nos vamos bailando. ¡Bien!

  • Arroz caldoso de rape y tarta de higos

Torres en la cocina - Arroz caldoso de rape y tarta de higos

05 oct 2017

Con la ayuda de Javier Castillo, Poty, Javier y Sergio cocinan un arroz caldoso de rape como primera elaboración y una tarta de higos, como postre. Elaborarán salsas y también bailarán salsa.

ver más sobre "Torres en la cocina - Arroz caldoso de rape y tarta de higos" ver menos sobre "Torres en la cocina - Arroz caldoso de rape y tarta de higos"
Programas completos (498)
Clips

Los últimos 1.661 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios