www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3277212
Para todos los públicos Torres en la cocina - Huevos - ver ahora
Transcripción completa

¿Cuántos huevos quieres? Dos.

Toma. Yo quiero dos.

Ahí va.

Yo con tres ya me vale.

¿Quién fue primero? Buah, ya sé por dónde vas.

¿El huevo o la gallina? (IRÓNICO) Qué original.

Que no, que quién fue primero en hacer un huevo frito

cuando éramos pequeños.

Me lo dejas a huevo. Fui yo.

Qué va, qué dices, hombre.

El huevo. El huevo.

El huevo.

Bueno, como veníamos diciendo, gran producto, versátil.

Bueno, que da muchísimo juego.

Se pueden hacer ensaladas,

en frío, en caliente, al horno, de mil maneras.

De mil maneras, es verdad. Y encima es barato.

Económico. Esto en este caso hoy huevos de corral.

Yo voy a empezar por hacer una pasta.

Os voy a demostrar que se puede hacer

una pasta fresca en casa en muy poco tiempo

y sobre todo económica.

Y como nos gusta a nosotros. Es verdad, es verdad.

Lo voy a hacer tal como nosotros nos la comemos.

Tal cual. En casa.

Y yo voy a hacer una ensalada con un huevo pochado,

que ya veréis, que también es muy fácil de hacer

y está buenísima.

Pero antes tenemos un invitado que sabe mucho de huevos.

¡César! ¡César!

Que sabe y que nos va a explicar algunas...

¿Qué tal, César? Hola, ¿qué tal?

Bienvenido.

Explícanos cosas sobre el huevo.

Bienvenido. Cuando queráis.

Me preguntáis y yo os explico.

Bueno, ya veo primero que has venido aquí

con unos utensilios que, bueno, explícanos un poco.

Vamos a ver, el huevo, que no son todos iguales,

cada huevo tiene una calidad diferente.

Entonces esto sería para medir el espesor de clara

y nos daría la calidad exacta del huevo en unidades Haugh.

O sea, que cuanto más dura sea...

Más espesa, más espesa. Más espesa.

El medidor de cáscara te da los milímetros:

0.5 mms de cáscara, 0.7.

Que también nos decía

que cuanto más gorda la cáscara, mejor.

Claro. Por las bacterias.

Claro, es menos poroso.

El huevo sabéis que es poroso de por sí.

Sí. Este sería menos,

con lo cual las bacterias entrarían peor.

Y no sólo eso, sino que guardaría mejor

esa cámara de aire que tiene el huevo.

Claro. Podría durar más fresco.

Bueno.

Y esto sería una escala de colores

pues precisamente para el color de la yema.

Pero el color de la yema...

O sea, cuanto más rojo sea o más naranja...

No es mejor. ¿No?

¿Ah, no? No, no, no.

No tiene por qué. Pues ahí me rompes un...

A mí también. Un esquema que yo tenía.

Es igual que lo del huevo

blanco y moreno, que es lo mismo.

Uno blanco y uno moreno es que da igual.

Puede tener más calidad uno blanco que uno moreno.

Y en este caso puede tener un huevo ecológico precisamente

es de yema muy clara.

Yema muy clara y es un huevo muy sano.

Y un huevo de corral puede tener este color, un 15,

pero tampoco tiene por qué ser mejor.

Vaya, no lo sabía. Quien te va a dar la calidad

es el espesor de la clara.

A ver, dinos cómo la gente podría saber que un huevo es...

diferenciar un huevo fresco de uno que no lo es.

Cuando tú lo abres un huevo fresco se queda

como un buñuelo, se queda muy recogido.

Sí, sí. Y con muy poco agua alrededor.

¿Qué nos has traído de huevos?

Yo os he traído para que la gente sepa

cómo va lo de los dígitos, porque está muy perdido.

Entonces el cero sería este que os hablaba ecológico.

El primer dígito antes del...

Sí, es casi ilegible, pero bueno.

Claro, es que son muy pequeños los números.

Aquí sería un uno, que sería el campero.

Estos de aquí. El uno es campero.

Sí, nosotros lo que hemos hecho es poner, y ponemos siempre,

camperos para que el ama de casa o cualquier restaurador

pues no se equivoque. Mejor.

En el ecológico lleva un 0.

Ahí no ponemos nada, la verdad.

Y luego hay otros huevos que no son muy conocidos,

como este que nosotros le ponemos "Libertad",

que son gallinas que están dentro de una nave,

pero que no salen al campo.

Libertad.

Y campero explícame qué quiere decir exactamente.

Pues mira, una gallina campera tiene que tener

cuatro metros cuadrados de campo,

aparte de tener un refugio, una nave en este caso.

O unos chalecitos de madera como también las tenemos.

El ecológico debe tener

ocho metros cuadrados por gallina.

El de suelo no te piden unos metros cuadrados

por ellas, pero sí que estén libres, que no estén en jaula.

O sea, que viven en chalés las gallinas.

No, no, no, y dice que le ponen música clásica.

¿Esto es verdad o no? Sí, sí, es verdad.

¿Sí, de verdad? ¿Vivaldi?

Todo, les gusta todo.

Aquí me había faltado el huevo de jaula,

que sería el número tres.

O sea, para la gente que nos está viendo.

Cero sería ecológico.

Uno sería...

Campero. Campero.

Dos suelo. Que está en semilibertad,

o que está en libertad. Eso es.

Y tres ya sería el... El que está en jaula.

Lo que pasa que bueno, ya sabéis que con la nueva

normativa la gallina tiene muchísimos metros cuadrados

también dentro de la jaula.

¿Y podríamos ver ahí los diferentes colores?

Sí, mira, sobre todo lo vais a ver

entre el campero y el ecológico.

Este tenemos el campero.

Y este sería el ecológico.

Veréis que el ecológico tiene una...

Mirad qué dura es la cáscara. Superdura, sí.

El ecológico veis que es una yema muy blanca, muy clara.

Y además lo que tú dices, ¿no? Lo coloco por aquí.

Y este que es campero ahora veréis que la diferencia...

Fíjate.

Guau, nada que ver, ¿eh? Sí, sí.

Mirad aquí, es que esto es interesante que se vea.

Qué diferencia. Aunque dices que en este caso

por ejemplo entre este y este...

No tiene que hacer diferencia de calidad.

Este podría ser incluso mejor que este.

Sí, claro. Claro.

Y lo que decías, que está completamente dura la clara.

Compacta. Y encima la yema,

que eso es que está muy fresco. Eso es, y la yema puntiaguda.

Porque cuando la yema está muy lisa, el huevo está mal.

El huevo mantiene

sus características durante nueve días.

Nueve días. ¿Dentro o fuera de la nevera?

Lugar fresco y seco.

Lo que pasa es que para encontrar en verano

un lugar fresco y seco, es difícil.

Como no tengas una bodega o algo.

Lo mejor es tenerlo en la nevera.

Gracias, César. Y nada, con estos huevos

vamos a cocinar hoy. Qué lujazo, ¿no?

No, no, superlujo.

Oye, muchas gracias. A vosotros.

Gracias. Venga.

Vamos con esta fantástica ensalada con un huevo...

un huevo como Dios manda.

De corral, que son los que están bien, los buenos.

Esta ensalada. Ingredientes.

Tenemos setas, escarola, cebolla, ajo.

Evidentemente, el huevo.

Trompetas de la vida.

Y cecina. Y cecina.

Para esta ensalada, Sergio,

tú primero vas a saltear esta seta,

la trompeta de la vida, que nosotros le decimos.

En realidad se llama trompeta de la muerte.

Pero nosotros le llamamos de la vida, que...

que es mejor, que mola más el nombre.

Para enseñaros a limpiar.

Normalmente es una seta que es de temporada.

Bueno, hay sobre todo ahora que empiezan ya época de setas,

que estamos en plena temporada.

Trompeta. ¿Cómo se limpia? Esta es muy fácil.

Sí que suele haber en el interior

insectos que se alojan dentro, que viven dentro.

O un poco de tierra aquí en el tallo.

Aquí abajo en el tallo.

Bueno, pues yo corto el tallo, que es lo que tiene la tierra.

Y luego lo que hago es simplemente abrirla

y ponerla en un bol con agua.

Lavarla bien, escurrirla y nada más.

Pero bueno, nosotros le solemos dar 4 o 5 aguas.

Sí. ¿Por qué?

Porque la seta sube, la tierra baja.

Después recogemos la seta, tiramos el agua y otra vez.

4 o 5 veces, porque esta seta es muy buena,

pero tiene muchísima tierra. O sea, que hay que quitársela.

Bueno, aceite de oliva...

nosotros para saltear.

Y nosotros hacemo en este caso la trompeta,

que la vamos a saltear.

Voy a poner un poco de sal y pimienta.

Y no habrías puesto el ajo y la cebolla antes.

No, si lo ponemos fuerte va bien ahora, ¿eh?

Yo lo pongo todo junto.

yo la habría puesto antes, ¿eh? Qué pasa, pues yo no.

(RÍE)

Venga, ponemos ahora...

Ya veréis que se saltea todo bien, no hay problema.

Aquí como va a ser una cocción rápida y corta.

Vale. Sí lo voy a subir un poco más.

Bueno, mientras saltea Sergio con el ajo.

Una punta de ajo, chalota,

como hemos dicho, y la trompeta.

Ahí está, y salteado.

Luego aquí tenemos rebozuelos.

Son preciosos además.

Y también los vamos a acompañar con esta ensalada.

Que aquí tenemos un cazo caliente.

Y paralelamente...

ponemos un poquito de aceite,

un poquito de cebolla.

Vale.

Y los rebozuelos dentro.

Ponemos un poquito de sal.

Y ahora pondremos un poco de pimienta.

Dos setas, a cuatro manos.

Como veis... Trompeta, rebozuelo.

Tanto monta, monta tanto. Hemos puesto primero las setas.

Hemos puesto todo junto. Saltear.

Si no ponemos mucha cantidad, la verdad, es que no pasa nada.

Se va a rehogar todo bien.

Voy a poner un poquito más de aceite.

Y lo que voy a hacer es intentar...

Bueno, pues cocerlas, saltearlas sin que se queme

la chalota ni se queme el ajo.

Pero que quede dorada la trompeta.

Y yo en cuanto la tenga hecha voy a coger un plato

con una servilleta y la voy a sacar.

Ahora como siempre...

Y lo que vamos a hacer es dejar que escurra bien

toda la grasa, todo el aceite.

Y ya tenemos una de las primeras elaboraciones.

Y tenemos estos rebozuelos.

Tampoco me interesa que esté muy muy cocinada,

sino que esté cocinada pero con una cierta textura.

Y ahora para terminar, vinagre.

Vinagre de jerez, un vinagre de Módena.

Esto se lo he dicho yo que lo hiciera así.

Y ya veréis que queda muy bien.

Vale, ponemos un chorrito, no mucho.

Evaporará el vinagre y lo que hacemos es glasear.

Vale.

Dale, dale tú.

Y la dejamos aquí.

Siguiente paso. Sergio, tú vas a cortar

daditos de cecina. Claro.

Y yo me voy a ir con la escarola.

En todo lo que son las ensaladas nosotros

siempre la hacemos en agua y hielo.

¿Por qué? Porque el agua y hielo lo que hace

es dejarla más dura, más crujiente.

Y en este caso... Se rehidrata la lechuga

con el agua bien fresca y te queda impecable.

Cuando tengáis una lechuga de aquellas que está

un poco apagada, mustia; agua, hielo y la dejáis un rato

y ya veréis como se queda impecable.

Vale y en este caso, ¿veis?

El centro que es la parte más blanca y amarga menos.

Y aparte es muy bonita. Visualmente es muy bonita.

Bueno, pues cecina, jamón...

Lo que tengamos que vaya bien, que combine,

que combina con el huevo. Claro, y es opcional.

Exactamente. Totalmente opcional.

Con la espinaca...

A nosotros nos gusta mucho la miniespinaca,

que veis que son como los brotes.

Pero bueno, que aparte de ser supersano,

la espinaca cruda es muy sana, es muy buena de sabor.

Y luego, con el huevo, que se funde con la espinaca,

con la escarola, con las setas,

queda de cine.

También hemos hecho lo mismo.

En agua y hielo, dejarla durante quince minutos

que coja esa fuerza, crujiente.

Veis que es fuerte y que está dura.

Y, entonces, pues nada.

Pues ya tenemos aquí las dos lechugas

preparadas.

Las setas a punto.

El huevo poché. Y yo voy haciendo la vinagreta.

Las setas las voy a poner aquí, ¿vale?

Y así, ya lo tenemos junto. Perfecto.

Si quieres, ¿haces el huevo

o voy con la vinagreta? Ve con la vinagreta

y, luego, voy con el huevo y empezamos a emplatar.

Fijaos que es fácil esta receta.

Ya lo hemos explicado algunas veces y sí que lo seguiremos explicando.

No mezclamos la vinagreta. Nosotros hacemos

una vinagreta que es para ensaladas.

La fórmula que más nos gusta es lima o limón.

Por partes igual, haríamos lima,

una cucharada de soja.

Vinagre de Jerez o vinagre de Módena.

Aceite de oliva, tres cuartas partes.

Bueno, esto ahora Sergio os lo explica, está muy bien.

Pero podéis verlo en la web.

Que ahí damos toda la información y todas las recetas.

Aquí no hay ningún secreto.

Huevo poché, vinagre blanco

Este vinagre blanco, lo que vamos a hacer,

es poner un buen chorro. No mucho,

porque no nos interesa que dé sabor.

Sal.

Y ahora, uno de estos fantásticos huevos.

Mira, voy a poner dos. Por si acaso se me rompe uno.

Y ahora, cuando hierve,

ponemos el huevo.

Que lo podemos romper aparte.

Mira, lo vamos a poner así.

Así en casa habrá menos peligro de que nos podamos quemar.

Pon uno de estos, que es campero.

Y al agua.

Hay dos tipos ahí. Pon este de aquí.

¿Veis? Este está mucho más fresco. Ajá.

Y al agua. Lo que hace es, que el vinagre

hace que la clara envuelva la yema

y queda como... bueno, completamente cubierto.

Ahora lo veréis.

Bien. Fijaos que ya está cogiendo aquí...

Quedan cerrados. Envuelve.

La propia clara envuelve la yema.

No lo puedo tocar aún. Porque si lo saco,

aún está demasiado tierno y se rompería.

Voy empezando con la ensalada. Vale.

Mira. Vamos a ir haciendo el montaje de la ensalada.

Poco a poco, mientras Javier termina.

Pero para cuando termine, yo creo que ya lo tenemos.

Primero.

Plato. El aro. Es un aro que es opcional también,

pero nosotros, en este caso, por estética

le ponemos un aro para

que quede más interesante, más bonito.

Ponemos debajo...

Ponemos la trompeta.

Esta trompeta de la vida.

Ponemos... Tengo aquí la cecina.

Cecina, jamón. Hemos dicho que podía ser opcional.

Mirad el huevo.

Un huevo poché, pochado, quiere decir que es un huevo...

que parece un flan.

¿Por qué? Porque podemos

controlar perfectamente la cocción.

Podríamos hacer un huevo, también,

lo que se llama "al baño maría"

Que por dentro te queda más cremosa la yema.

Pero así es mucho mejor y, prácticamente,

más rápido que un huevo pasado por agua.

La verdad es que sí.

Vale, Javier. Voy con... Javier ya tiene el huevo.

Lo sazonas, lo aliñas. Claro.

Yo tengo aquí el huevo. Y lo que hago es,

que si tiene un poco de barbas, que a veces queda,

recortar un poco y ya está. Ahí está.

Lo dejamos bien pulido, bonito.

Ajá. Vale.

¡Tachán! Aquí tenemos el huevo. Escarola.

La escarola rizada que ha limpiado Javier.

Lo que voy a hacer es, con la vinagreta,

muy poco, aliñar un poco.

Sal y pimienta.

Bueno, montaje, ¿no? Sí, montaje.

Ponemos en el fondo,

de nido, o sea, para acoger al huevo,

lo que vamos a hacer es una cama de escarola

bien aliñada. Debajo tenemos las setas y la cecina.

Subimos un poco por los lados para acomodar bien el huevo.

Perfecto. Esta ensalada es muy fresca,

es muy buena. Bueno, ponemos el huevo,

que le ponemos un poquito de pimienta.

Un poquito de sal.

Y venga.

Hay que ir con cuidado, para que no se rompa.

Pero aguanta bastante bien.

Toma. El huevo. Ahí está.

Espinaca, lo mismo que ha hecho Sergio.

Un poquito de vinagreta.

Y un poquito de sal y pimienta. La sal.

Y yo pimienta.

Y hacemos como si fuera un milhojas.

Ahora, es cuestión de ir tapando ordenadamente el huevo.

Y dándole volumen. Dándole volumen y la forma.

Y tapando el huevo para que no se vea.

Perfecto. Esto por un lado.

Esto es un boletus. Boletus.

Podría ser otro tipo de seta.

Según la temporada o la estación,

hay diferentes tipos. Pero, bueno, que sea buena

consumir en crudo, eso sí.

Hay muchas setas que son muy buenas en crudo.

¿Cómo limpiamos esta seta?

Nosotros no les damos agua a una seta

que se come en crudo, porque absorbe el agua

y no queda tan buena. Si no, un paño húmedo con agua

y frotar.

¿Vale? Frotar, frotar, frotar, hasta quitar toda la tierra.

Pero no mojamos. Es que si no, se llenan

de agua y luego, al cocinarlas, si las comemos

cocinadas o crudas, da igual, claro,

la seta absorbe mucha agua. En este caso, no iría bien.

Bueno, la cortamos fina, en láminas finas.

Veis. Además, es que está dura, está preciosa,

está superbuena.

Y, Sergio, vas poniendo...

¿Cómo se llama? ¿Rebozuelo? Rebozuelo.

Hay una seta que es un espectáculo.

Que hemos intentado encontrar y no hemos podido.

Le faltan... Ya no es que le falten

pocos días. Hay, pero hay días

que sale y días que no. Huevo de rey.

Sí, huevo de rey. La amanita caesarea,

que es extraordinaria también para comer en crudo.

Vamos poniendo la seta encima.

Sí. Ahora ya, sí que, estéticamente, ordenadamente,

yo casi lo haría así, ¿no? No.

¿Tras, tras, tras? No.

Vale. Como quieras. Así.

Es mi ensalada, eh, Sergio. Ya.

No me la boicotees.

Quedaba mejor de la otra manera, pero bueno.

Vamos poniendo alrededor. Pásame la vinagreta.

Sí. Aquí tenemos.

Ya decimos. Bueno, si no hubieran setas,

¿qué podríamos poner?

Que también... Oye, dejadlo con la espinaca.

Ya está tal cual. También, si rompes el huevo

con la espinaca, con las setas que ya tiene abajo,

lo vamos a encontrar perfecto.

Y si no... Eso ya saldría un poco más

de precio, pero si le pones una trufa por encima, ya...

¡Huy, huy, huy! Aquí triunfamos ya.

Ahora, simplemente, aliñar, sazonar

esta seta que ha puesto Javier.

Es importante que todos los sabores

estén... Que todo esté sazonado.

Un poquito de sal y pimiento encima, que no falte.

Le pongo alrededor.

Y ahora, quitamos el aro.

Qué tensión, Dios mío. Qué nervios.

Con mucho cuidado. ¡Tachán!

Y le pongo un poquito de cebollino.

Genial. Pues aquí está esta fantástica

ensalada. Ensalada sorpresa.

Cuando la rompes, explosión de huevo.

Qué aproveche. Próxima receta.

A por ella.

Javier. Bueno, a todos. Hoy, una receta superdivertida,

para hacer con los niños, para hacer la familia,

para hacer solos en casa. Y, encima, buenísima.

Y muy bueno. Bueno, hablamos de huevos,

vamos a hacer una pasta fresca de huevo.

Pero rica en cantidad de yemas

y en calidad.

Los ingredientes. Tenemos los ingredientes.

Fijaos qué fácil. Necesitamos los huevos, harina,

un poco de aceite de oliva y sal.

Luego, aparte, vamos a hacer con queso rallado, parmesano,

un manchego bien seco, un aceite de guindillas,

porque nos gusta un poco picante. Y nada más.

Es que no lleva nada más. No.

Vale. ¿Al ataque? Vamos allá. Venga.

Vale. Yo voy a empezar con los huevos.

De los huevos, solo vamos a coger la yema.

Por eso, es una pasta muy rica de yema de huevo.

Pero nosotros, en este caso,

lo que queremos hacer, es una pasta con yema.

Luego, de color, de sabor y de todo, nos va a quedar...

Para sacar la yema, utilizo las dos cáscaras.

Las abro por la mitad. Y voy pasando la yema

de una cáscara a otra.

¿Vale?

Y entonces... Bien limpia.

Ponlas aquí, si quieres, directamente.

¿Sí? Sí, porque yo no tengo...

Vale. Vamos abriendo. Tú también.

Vamos poniendo aquí. Sobre todo, bien limpia

de cáscara. Os digo. Aquí hemos puesto

300 gramos de harina.

Hemos puesto un poco de aceite de oliva,

una cucharada de aceite de oliva.

Ahí va.

Hemos puesto una punta de sal.

Y luego, ocho yemas de huevo.

Ocho yemas de huevo, que es bastante.

Pero, bueno, es cuando queda rica la pasta y queda...

Unas dos yemas por cada 100 gramos,

dependiendo del tamaño.

Un más.

Esta yema, decían que no tiene nada que ver,

pero es que es muy amarilla. Oye, ¿cuántas llevamos?

¿Cuántas has puesto aquí? Mira. Una, dos,

tres, cuatro, cinco. Vale.

Seis, siete, ocho. Ocho.

Que si no, no nos va a salir bien.

Vale. Una más aquí.

Cuidado con ese volcán,

no le vayas a dar. Por eso.

Bueno, es... Hay dos maneras de hacerlo,

o tipo volcán, como yo he puesto ahora aquí,

o dentro de un bol

con las manos empezar a mezclar,

que quizás lo hemos hecho aquí para que veáis mejor.

Pero normalmente a mí lo del bol me...

Es mejor. Claras, a la nevera.

Exactamente, toma. Para otra preparación.

Esto me lo llevo. La mesa bien seca

porque vamos a tratar con harina.

Y esto vamos a despejar de aquí.

Vale. Y, ahora, lo que hacemos con las manos, simplemente,

hacemos... Esto sería nuestra varilla

y...

Vamos desde dentro hacia fuera

haciendo... Ya veréis cómo el volcán...

Oye, Sergio, ¿tú sabes que...? Vamos juntando la harina.

Hasta la cáscara de huevo sirve.

Yo te voy a... Para. Pero con la cáscara

no se hace nada, Javi. No, no, espera.

Te contaré una historia que no sabes

y creo que poca gente sabe. Se encontraron,

eh, un testamento escrito en una cáscara de huevo.

Y, de verdad, que sirvió. ¿Qué me dices?

¿Cómo sabes tú eso? Pues, mira,

culturilla que tiene uno. Joder...

No lo sabías, ¿eh? No, no, no.

Bueno, esta masa nos puede servir

para hacer pasta, para hacer raviolis,

para hacer...

¿Qué más? Eh, canelones.

Para todo. También podría servir.

Para todo, la verdad es que es fácil

y rápida de hacer. Y la energía que te aporta

es brutal. Es brutal.

Aquí podríamos hacerlo a mano también,

o sea, estirar con un rodillo,

¿eh? Estirar bien, bien fina.

Bien de harina para que no se nos pegue

y, luego, doblar y cortar con un cuchillo.

Lo que pasa es que, realmente, es un trabajo importante

y hoy podemos encontrar máquinas de pasta

que están superbien de precio. Muy baratas.

Y que podemos reutilizar siempre y nos servirá para eso,

para muchas cosas. Hay que dejarla reposar

para que la masa se relaje.

Porque, si no, coge correa que se dice,

tú la estiras y se contrae. La estiras, se contrae.

Entonces, para eso hay que dejarla.

Y la voy a dejar más seca para,

luego, no tener que tenerla tanto rato colgada.

La podemos hacer o con mayor grado de humedad,

que también recetas de pasta hay muchas.

Le podríamos poner leche, le podríamos poner

más cantidad de aceite de oliva. Yo, en este caso,

la hacemos así, ya verás, quedará seca,

la colgamos, dejaremos unos minutos y...

Y cocinamos. Y cocinamos.

La filmamos, un paño húmedo también serviría.

Sí, un paño húmedo también.

Pero mirad la textura, es importante,

que está bien ligada, fina,

está fina.

Bueno, pues ahora hacemos la bola, dejamos reposar y en...

Hombre, por lo menos 30 minutos, ¿eh?

Vale.

Media hora, ¿no? Venga, voy recogiendo esto.

20-30 minutos a la nevera.

Bueno, aquí ya la tenemos. Ha pasado media hora en este caso,

fijaos, ahora está más... Más reposada, está más tranquila.

Y lo que hacemos es cortarla,

cortamos en cuartos, ¿no?

Sí, yo creo que sí.

Y, ahora, lo que vamos a ir haciendo es

pasar por la máquina, aplastarla un poco

y, ahora, empezamos. Esto tiene del uno al seis,

entonces, lo que hacemos es empezar por el uno.

E ir pasando por la máquina.

Ahora lo que tenemos que hacer es secar un poco la pasta.

Lo que voy a hacer es darle unas vueltas,

simplemente plegando para secar un poco la...

El exceso de humedad.

(CARRASPEA) Y, de vez en cuando, un poco de harina

y volvemos a doblar.

Fijaos que tiene que estar húmeda la pasta,

que tiene que estar fácil de pasar.

Vale, hago el último pliegue y ya...

Ahora ya sí que empezaremos a estirar.

Sergio, explica, ahora lo estás pasando por un tamaño.

Ahora lo paso por el número uno, que es el tamaño.

Y cada vez, ¿ves? Yo le voy dando un poco la forma,

la forma para que me salga siempre un rectángulo

para poder meterlo bien en la máquina

y que siempre salga igual.

Y, ahora, a partir de aquí, una vez que ya lo tengo...

¿Veis? Ahora ya lo tengo.

La masa ya está fina,

está bien mezclada.

¿Ves? Se coge esa textura... El tacto.

De cuero, como de... Sí, sí.

Entonces, ahora, lo que hago es ya ir

disminuyendo el grosor

de los rodillos.

Más fino, se va a alargar más. Exactamente.

Y de vez en cuando, eso sí, un poco de harina.

Trae.

Y ya está.

Un poco, no mucha harina. Otro número más.

Y sucesivamente.

Luego, ya, bueno, ya os digo,

es superfácil y, además, divertido.

Esto para hacer en casa.

¿Estáis viendo? Hombre,

podría ser así.

Puede ser más gorda o más fina, a mí me gusta...

No, o ya está bien. Yo creo que está bien.

Pues lo dejamos así, me parece bien.

¿Qué hacemos? Tagliatelli o espaguetis...

Yo haría tagliatelli. Pues, venga, tagliatelli.

Hacemos tagliatelli, a ver si lo vemos desde aquí.

Fijaos qué maravilla.

Bueno, ¿eh? ¡Tachán!

Aquí la tenemos. Qué fácil, ¿eh?

Además, es que es superfácil.

Y, ahora, para que se seque un poco...

Aquí tenemos un tendedero que le llamamos nosotros

y, bueno, pues, simplemente, ponerla aquí a tender.

Para que se seque un poco porque, si no, se pega.

Y, ahora, la pasta interesa que, durante unos minutos,

se seque, quede seca. ¿Que no tenemos...?

Nosotros hemos montado este artilugio,

¿que no tenemos este artilugio? ¿Qué podemos hacer?

Una cuerda, o coger una cuerda de un extremo a otro de un mueble

que tengáis o, si no, yo lo que hacía también

es, con dos ollas, poner dos ollas y una madera.

Y, entonces, ya apoyo la madera en las dos ollas

y, luego, cuelgas ahí la pasta y ya está.

Bueno, y así ahora...

Pasamos así la punta

bien recogida.

Aquí lo bueno también, a veces, es, si tenemos prisa,

nosotros lo hemos hecho muchas veces,

es poner un ventilador cerca

y se va secando. También, cuando está casi seca,

cogemos esta pasta, hacemos un ovillo,

la dejamos en un... en una... En un sitio que respire

por debajo y por encima

y tenemos pasta seca que la podemos guardar

como si fuera pasta seca normal, esa que compramos.

Pero la podemos hacer y guardarla nosotros.

Vale. Una tirada más.

¿Qué has hecho al...? Cinco.

Sí.

Sí, ¿no? Sí, sí, sí, igual.

Espera, ponle un poco de harina porque si no luego...

Importante sí que, luego, para que se seque bien.

Luego, la harina, este exceso de harina

lo perderemos en el agua de la cocción, o sea, que nada.

Vamos ahí. Venga.

Dale.

Voy a hacer una más y yo creo que,

para un playo, ya está bien. Sí, ya nos llega, ya.

Nosotros lo que hacemos es, las dos puntas, los laterales,

los sacamos porque salen, ¿ves? Con estas imperfecciones,

pero el resto lo utilizamos todo.

Y la última.

Bueno, pues casi, prácticamente, ya estaría seca.

Bueno, yo, es que a mí me gusta fresca,

y fresca quiere decir recién hecha.

Yo tengo aquí ya un agua hirviendo.

Siempre probar de sal.

Sí, tiene que tener sal.

Agua y sal. El dilema del aceite,

¿hay que poner aceite, no hay que poner aceite?

Nosotros no ponemos aceite solo agua y sal.

Pues sí, perfecto. Digamos que no le aporta nada

en el agua el aceite,

sí que le aporta después de cocinada.

Bueno, yo tengo aquí la pasta.

Hay que tener prudencia porque ahora esta pasta

tarda muy poco en hacerse,

yo creo que un minuto y medio, dos minutos,

dependiendo del grosor, pero es una pasta fresca esta...

Dos minutos. Yo pondría un poco más.

Venga, pues pon más, pon más, qué susto me has dado.

Tranquilo, tranquilo.

Vale, ahora fuego a tope. Perfecto.

Y ya está. Fuego fuerte.

¿Con qué vamos a hacer la pasta?

Nosotros, como nosotros la comemos,

vamos a escurrir un poco este agua,

pero no vamos a quitar todo el agua que tiene la pasta.

Vamos a dejar un poco de agua y, ahí, vamos a ligar

todos los ingredientes que nos quedan, que sería el queso,

el aceite de guindilla,

que lo hacemos nosotros, es casero.

Cogemos las guindillas, ponemos aceite de oliva

y, luego, el que quiera hierbas, hierbas;

el que quiera ajo, ajo; lo que quieras.

Lo puedes hacer de lo que tú quieras en casa.

¿Veis? Vamos moviendo también.

Esta pasta, vamos, es pura vida.

Brutal. ¿Qué?

Venga, vamos. Vámonos.

Vamos a ir aquí, a la pica. Escurrimos el agua, pero no toda.

Vamos a escurrir parte del agua.

¿Veis? Vamos quitando, quitando, quitando...

Vale, stop.

¿Y veis?

Nos queda un culín de agua ahí en la olla,

ponemos la pasta.

Aquí está el secreto.

Ahora viene el parmesano.

Parmesano o, ya os digo, un queso de aquí, del país.

Adelante, Javi.

Y ahora mover. Aceite de oliva. También,

generosos.

Y, al final un poquito de aceite picante,

porque está diabólico este.

Este pica muchísimo.

Pero, bueno, ya nos gusta un poco alegre también.

Ahí, perfecto. Venga, ya está.

Un poco de pimienta y mover

para que ligue la salsa.

Ahora lo que hacemos es con... Con...

Con el parmesano, el aceite de oliva

y el agua que teníamos en el fondo de la olla,

se liga bien y queda...

Y con el aceite picante queda buenísimo.

¡Fantástico!

No nos podemos olvidar de lo más importante, ¿eh?

Abajo nos queda el jugo,

que ese jugo es delicioso.

El jugo.

Este jugo es lo que le da magia a la pasta.

Y, además, generoso, que haya.

Pues ya está.

Bueno, con esta pasta tan divertida vamos a recuperar

el placer de cocinar en casa. De huevo, Javi, es de huevo.

Claro. Claro, pues de huevo.

¡Pues a probarla! Hasta el próximo programa.

Hasta el próximo.

Y, además,

tengo un hambre atroz. No, y yo también, ¿eh?

Es que es la hora.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Huevos

Torres en la cocina - Huevos

10 sep 2015

Hoy los hermanos Torres realizan dos recetas con el huevo de gallina como protagonista: ensalada de setas y huevo pochado y pasta casera al huevo.

ver más sobre "Torres en la cocina - Huevos" ver menos sobre "Torres en la cocina - Huevos"
Programas completos (794)
Clips

Los últimos 2.574 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. filo

    No funciona el programa dedicado al huevo

    26 oct 2015