Ramón Gener vuelve a televisión con 'This is Art', un programa sobre la historia del arte a través de las emociones. 'This is Art' es un viaje al interior de nosotros mismos, de nuestros sentimientos y de nuestras inquietudes. Las emociones son los que nos caracteriza como seres humanos, y el arte tiene el poder de provocarnos todo tipo de sentimientos y sensaciones. Gracias a él podemos averiguar quienes somos realmente.

Este nuevo programa pretende, principalmente, conmovernos, emocionarnos, aunque también es un programa divulgativo, pensado para todos los públicos. Porque todos somos capaces de desear, amar, odiar, admirar, reír y llorar. A través de la belleza de las formas artísticas nos adentraremos en el engranaje de la naturaleza humana.

Todo artista utiliza el arte para explicar sus emociones. Nos vamos a servir de las emociones para explicar diversas vertientes de la historia del arte. En el transcurso de 24 capítulos de 50 minutos de duración cada uno, y mediante un lenguaje ágil y muy entretenido, recorreremos una serie de temas tan universales como el deseo, el éxtasis, el amor, la inspiración, la soledad, la locura, la fe, el miedo, la tristeza, el dolor, los celos, la esperanza o la vanidad.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5487440
This is art - Éxtasis - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Me encanta la gente; me encanta toda esa maravillosa gente

que es capaz de expresarse a través del arte

para compartir lo más universal: las emociones.

Me encanta inspirarme, rebelarme, enamorarme y llorar

frente a un cuadro, frente a una escultura

o frente a una canción. Me encanta el arte,

porque al contemplarlo, todos, absolutamente todos,

podemos emocionarnos y convertirnos en algo único y distinto,

porque el arte solo existe si hay alguien que lo admira.

Porque en realidad, la obra de arte...

¡eres tú!

Música

Música

Música

En 1912, el doctor alemán Anton Köllisch

buscaba un fármaco anti hemorrágico cuando por casualidad

dio con un componente desconocido hasta entonces.

Sin saberlo estaba abriendo el camino

hacia una de las drogas sintéticas más famosas del mundo: el MDMA,

también conocida como éxtasis. No es un nombre casual.

Se llama así porque entre sus efectos están la euforia,

la felicidad y la paz interior.

Esta pequeña pastilla de MDMA

contiene la perfecta fórmula química del éxtasis;

la esencia de la emoción... más intensa.

Es curioso pensar que antes de la invención del MDMA,

los antiguos ya buscaron en las sustancias estimulantes

un atajo para elevarse a las alturas.

Lo hicieron a través del dios griego Dionisio y de su equivalente romano,

Baco. Dioses de la vendimia y el vino,

inspiradores de la locura ritual y del éxtasis.

Bien, estas fiestas rituales son las famosas bacanales

y Tiziano utilizó este tema para uno de sus cuadros más famosos,

“La bacanal de los andrios”. Fijaos en todo este grupo de gente,

en la isla de Andros, bebiendo en honor al dios Baco.

Tenéis que imaginaros sus músicas,

sus cantos, sus risas, casi sus efluvios corporales.

Mirad, en el centro del cuadro hay una chica con una violeta en el pelo

Es la famosísima Violante, la amante de Tiziano.

Está levantando su copa, pidiendo más vino por favor.

En la parte de abajo hay un trocito de papel;

es el trozo de una partitura...

de un canon cuya letra dice: “Quien bebe y no vuelve a beber

no sabe lo que es beber.”

Pero la figura que destaca más en este cuadro es, sin duda,

aquí en la esquina, esta ninfa que posiblemente sea Ariadna.

Está ya como llevada por el alcohol,

está como en éxtasis absoluto, ¿verdad? Así que...

MDMA, alcohol, es una opción, tal vez la más simple,

la más barata, la más rápida de llegar al éxtasis,

pero a mí hoy me gustaría proponeros una alternativa;

me gustaría proponeros un camino que me parece muchísimo mejor.

En el programa de hoy intentaremos encontrar

la fórmula artística del éxtasis. Intentaremos saber si...

con la pintura, si con la escultura o con la música,

podemos llegar al éxtasis más absoluto.

La ayahuasca es una liana que crece en la selva amazónica.

Su nombre en quechua procede de unir "aya", que significa espíritu,

y "guasca", que significa cuerda.

Es la cuerda de los espíritus que te ayuda a subir

al mundo de los dioses.

Los chamanes usaban la ayahuasca para entrar en éxtasis.

En sus rituales se cubrían la cara con máscaras doradas

que representaban a sus dioses. Magníficas piezas de orfebrería

con las que llegaban a un estado de arrebato, de misticismo;

llegaban al éxtasis.

En las culturas precolombinas utilizaban la soga de los dioses,

la ayahuasca, para ascender al mundo de los inmortales

y convertirse en animales sagrados; jaguares,

murciélagos, serpientes...

Estas máscaras son nuestro punto de inicio,

el lugar donde empezar a buscar... nuestra propia fórmula del éxtasis,

porque tienen una cosa esencial que vamos a necesitar:

su color.

Para los chamanes el éxtasis consistía en ascender

al mundo de los espíritus. La religión cristiana

ha hecho algo muy parecido. Durante siglos llegar al éxtasis místico

significaba entrar en contacto con Dios, con lo divino.

Pero, ¿cómo se representaba esto en el arte?

¿Qué recursos tenían los pintores para señalar a aquellos

que estaban más cerca de lo divino? Dejadme que os lo enseñe.

Hoy, estoy aquí, en la plaza de El Vaticano,

porque vamos a hacer santos.

Encarnación, estoy haciendo santos.

"Sto facendo santi oggi". Ellos son de la televisión española.

¿Quiere ser santo usted también?

Habla en inglés

Santa Eliana. Santa Eliana, me encanta.

Santa Antonella.

Habla en italiano

Habla en inglés

Santa... ¿Heidi? Santa...

Rosa. Ziomara.

Santa Jasmine. Santa Jasmine. Pues aquí están.

Los pintores en la época antigua pintaban aureolas sobre las personas

que estaban más cerca de Dios. Los santos, las Vírgenes,

los apóstoles, los ángeles... Todos llevan aureola.

¿Y qué significa la palabra aureola?

Viene del latín, de aurea, que no significa otra cosa que...

dorado. Durante siglos, en la pintura,

se llegaba al éxtasis a través... del dorado.

Siguiendo la pista del dorado de las aureolas

dejamos atrás El Vaticano y viajamos hasta la isla de Torcello,

en Venecia; un lugar extraordinario.

También los bizantinos utilizaron el dorado para, de algún modo,

crear experiencias místicas en sus templos.

Sus iglesias están siempre forradas con pan de oro,

con mosaicos dorados y vidriados, para aumentar el efecto del reflejo

del que para ellos, era el color de Dios.

Cubriéndolo todo de dorado querían que el visitante

entrara en contacto directo con Dios y experimentara... el éxtasis.

La basílica bizantina del siglo VII santa María Asunta,

en la isla de Torcello, es un perfecto ejemplo de esto.

Música

Hablan en italiano

Hablan en italiano

Música

El dorado de las aureolas

y el dorado de las iglesias bizantinas no son otra cosa

que un intento de representar la luz de Dios.

En el siglo VII, cuando esta iglesia fue construida,

los conocimientos arquitectónicos no permitían construir

grandes ventanas, así que lo cubrían todo de dorado y de brillos,

porque lo que intentaban era... reproducir el efecto de la luz.

En los años 70, Andy Warhol alquiló un loft en Nueva York.

Lo primero que hizo fue cubrir las paredes con papel de plata

y llenarlo de globos plateados. No contó mucho del porqué lo hizo.

Digamos que Warhol era parco en palabras.

Lo que sí sabemos es que le llamó ‘The Factory’,

porque era su fábrica de serigrafías De ahí salieron los famosos

botes de sopa Campbell, las caras de Marilyn,

los billetes de dólar... Warhol se envolvió de brillo

durante toda su vida. Le gustaba el dinero, las joyas,

la gente fuera de lo común... Y si escarbamos en su infancia

quizás encontremos un hilo del que estirar

para entender ese gusto por lo brillante.

Warhol era hijo de inmigrantes eslovacos.

De pequeño vivía en la pobreza y toda su familia pasaba las tardes

y los fines de semana en la iglesia de su barrio, en Pittsburg.

La iglesia a la que iban era la Iglesia bizantina católica.

¿Sabéis lo que significa eso? Warhol se debió pasar la infancia

observando paredes cubiertas de pan de oro y mosaicos,

observando figuras de santos.

Quizá por eso se sentía tan cómodo con las paredes brillantes.

Y quizás por eso un día decidió ponerse una peluca dorada,

casi blanca, en la cabeza.

Quizás más que una peluca, fuera una aureola.

Solo quizás.

Vamos con el siguiente elemento de nuestra fórmula del éxtasis.

Y para encontrarlo tenemos que hablar

del gran pianista canadiense Glenn Gould.

Empezó a tocar el piano muy pequeño. Cuando tenía ocho años

su padre le recortó las patas a una silla para que pudiera tocar

más cómodamente. Recortó ocho centímetros de cada pata.

Glenn Gould usó esa silla no tan solo mientras fue un niño, no,

la siguió utilizando durante toda su carrera.

De hecho, se negaba a tocar en cualquier otra silla

o banqueta de piano. Se la llevaba a sus recitales;

se la llevaba a todas partes.

Glenn Gould era sin duda un tipo especial, un poco excéntrico

Esta silla le daba algo que ninguna otra silla...

podía darle. Al sentarse en ella sus ojos quedaban...

a la altura del teclado, quedaba como conectado visualmente

con las teclas y, hacía otra cosa.

A veces quitaba la tapa del piano. Para él levantarla no era suficiente

Tenía que quitarla. Así.

¿Y sabéis por qué lo hacía?

Porque tocando a esta altura y sin tapa,

veía el interior del piano y, eso le permitía entrar...

en el instrumento mientras tocaba. Se sumergía en la música,

o mejor dicho, se sumergía en Bach.

Porque al final de su carrera solo tocaba piezas de Bach

y, se hizo famoso por su interpretación lenta,

muy lenta, de las variaciones Goldberg.

Variaciones Goldberg

Música

Hablan en inglés

Hablan en inglés

Hablan en inglés

Hablan en inglés

Música de Bach

Música de Bach

Música de Bach

Canción en italiano

Gian Lorenzo Bernini nació en Nápoles,

pero se hizo suya esta ciudad, Roma.

Bernini fue el gran genio de su época, el Barroco.

Fue una súper estrella de la escultura.

Para comprobarlo solo hay que darse un paseo por la ciudad.

Hoy, vamos a la caza de Bernini... en Roma.

Canción en italiano

Todas estas esculturas están hechas de mármol,

pero en manos de Bernini, esta roca es como plastilina.

Era capaz de darle cualquier textura;

era capaz de hacerlo parecer tela, piel, carne...

Bernini consiguió que el mármol hiciera cosas...

que no había hecho nunca.

Música

Habla en italiano

Habla en italiano

Habla en italiano

Con santa Teresa, Bernini hizo mucho más que una escultura.

Era un apasionado del teatro y creó una auténtica escenografía

alrededor de la santa. ¿Y cómo lo hizo?

Pues convirtiendo la capilla donde está situada

en una sala de teatro, con todos los elementos necesarios.

Para empezar nos presenta a los protagonistas:

santa Teresa y el ángel que la visita,

un cupido que la lleva hasta su éxtasis.

Y los representa en plena acción, casi parece que se muevan.

A continuación, Bernini los sitúa en un escenario.

Les eleva, les da profundidad,

les enmarca en medio de unas columnas.

Después crea la escenografía en sí. Detrás de la santa se ven

los rayos dorados que representan la luz de Dios que la ilumina.

Escondida tras el conjunto hay una ventana por la que entra

la luz natural que refuerza los rayos dorados

e ilumina a los protagonistas.

Bernini incluso le pone palcos al conjunto

y así convierte al visitante en un espectador más.

Igual que en el teatro, Bernini se basó en un texto,

una de las poesías que santa Teresa escribió detallando...

uno de sus episodios místicos.

"Vi a mi lado a un ángel que se hallaba a mi izquierda,

en forma humana. El ángel...

era de corta estatura y muy hermoso;

su rostro estaba encendido, como si fuese

uno de los ángeles más altos... que son todo fuego.

Debía ser uno de los que llamamos querubines.

Llevaba en la mano una larga espada de oro,

cuya punta... parecía una llama encendida.

Me parecía que por momentos hundía la espada en mi corazón

y me traspasaba las entrañas y cuando sacaba la espada,

me parecía que las entrañas se me escapaban con ella

y me sentía arder en el más grande amor de Dios.

El dolor era tan intenso, que me hacía gemir;

pero al mismo tiempo, la dulcedumbre de aquella pena excesiva

era tan extraordinaria

que no hubiese yo querido verme libre de ella".

Música al piano

Vamos con el cuarto elemento de la fórmula.

Antes hemos visto cómo el arte usaba el dorado y el plateado

para expresar el éxtasis, pero hubo un pintor que demostró

que el éxtasis no se trata de uno o dos colores en concreto.

Cualquier color puede transportarnos a la plenitud absoluta.

El color puede hacernos llorar de emoción.

Hablamos de Mark Rothko.

A Rothko lo pusieron en el saco de los pintores abstractos,

los que utilizan las formas y colores de manera casi científica.

Pero a él nunca le gustó esta etiqueta,

porque a Rothko no le interesaba estudiar el color en sí mismo

ni las formas en sí mismas; lo que de verdad le interesaba

era expresar los sentimientos humanos a través del color,

a través de las franjas, de los degradados...

y de las capas.

Canción en inglés

Rothko extendía finas capas de pintura, una sobre otra,

sumando color sobre color. Repetía el proceso una y otra vez,

dejando algunas franjas sin cubrir,

permitiendo al espectador ver a través de las distintas capas.

Así estaba dando un efecto de profundidad.

De este modo, también creaba sus características

formas horizontales que flotaban en el cuadro.

Todas estas capas daban además un efecto de movimiento,

como si las formas se acercaran o se alejaran en el espacio.

Rothko pintaba para expresar emociones.

En una ocasión dijo: "Con mi pintura quiero expresar

mis emociones humanas básicas: tragedia,

éxtasis, muerte. La gente que llora ante mis cuadros

tiene la misma experiencia religiosa que yo cuando los pinté."

Buscaba que la persona que estuviera delante de sus cuadros

experimentara una reacción íntima, como si entrara dentro del cuadro,

como si viajara atravesando velos de color.

Para tener esta experiencia de la que Rothko habla,

hay que mirar sus cuadros muy, muy de muy cerca.

Rothko no es el único artista que utiliza el color

para llegar a la emoción. El pintor irlandés Sean Scully,

es otro magnífico ejemplo.

Me encuentro con él en la iglesia de santa Cecilia, en Montserrat,

un lugar especial; una antigua capilla restaurada

que Scully ha llenado con sus obras, convirtiéndola en un espacio mágico.

Las obras de Sean Scully llenan paredes de museos

alrededor del mundo, pero en ningún otro lugar

se pueden contemplar con tanta carga espiritual como aquí

Hablan en inglés

Hablan en inglés

Hablan en inglés

Hablan en inglés

Hablan en inglés

Bien; nuestro viaje hacia el éxtasis casi ha llegado a su fin.

En este viaje hemos intentado encontrar la fórmula del éxtasis

a través del arte, de la pintura, de la arquitectura,

de la literatura, de la música... Quizás algunos de vosotros

habríais incluido otros elementos en la fórmula;

quizás haya otros artistas, otros cuadros, libros o edificios

que os hagan viajar hasta el éxtasis Pero, sea como sea,

de lo que estoy convencido es de que la mejor forma

de llegar a él es siempre... a través del arte.

Nuestra fórmula casi está completa; de hecho solo le falta un elemento,

un elemento muy especial para mí que he querido dejar para el final.

Acompañadme.

Gracias. Hola, maestro.

Hola, qué tal. ¿Cómo estás, Ramón? Buscando el final del programa,

el elemento que he dejado para el final... que es...

Scriabin, “El poema del éxtasis”, de Scriabin,

que es una música que me fascina. ¿Cómo podríamos definir esta música,

que es tan...

no sé, apoteósica, "extasiante"? Yo diría que es una mezcla...

de post romanticismo,

modernismo, tiene mucho de moderna. En la época...

fue una innovación, ¿no? Aún hoy en día,...

las armonías disonantes...

casi a veces duelen al oído, ¿no? Pero duelen porque esta tensión

que crea... al final culmina...

en ese éxtasis. Y el compositor, Scriabin,

utiliza meros recursos, entre ellos el más poderoso es

el del crescendo, el del crescendo, y el del poder,

por ejemplo, de los metales. Esta frase,...

que va construyéndose hasta crear un clímax

mientras el resto de la orquesta apoya con un trémolo

y un crescendo continuo. Pero no solo con el sonido,

sino también con el silencio. Con el silencio.

¿Porque hay un momento de la obra en que hay un silencio total?

¿Lo vamos a escuchar? Hay dos grandes momentos;

que es uno antes del... penúltimo clímax;

y el segundo es al final, que es tan importante como el primero

Muy bien. Yo cuando os escucho estoy siempre fuera,

os estoy viendo desde aquí, escuchando desde aquí...

Pues ¿qué te parece si te invitamos.. Me dejas, ¿no?

...a estar con nosotros? ¿Me puedo poner ahí?,

¿escuchar “El poema del éxtasis” desde dentro?

Por favor. Siéntete y siéntate como en tu casa.

Scriabin consideraba la música lo más evolucionado de las artes.

También creía que el éxtasis es la más evolucionada

de las emociones humanas. El propio Scriabin

escribió un largo poema para acompañar su música.

El poema concluye así: “Soy un momento iluminando la eternidad.

Soy una afirmación. Soy...

el éxtasis”.

El poema del éxtasis

Aleksandr Skriabin

El poema del éxtasis

Aleksandr Skriabin

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

This is art - Éxtasis

19 ene 2020

Programas completos (3)

Los últimos 3 programas de This is art

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios