Testimonio La 2

Testimonio

Domingos a las 10.25 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5452022
Para todos los públicos Testimonio - Sirviendo a todos en Jesús Nazareno - ver ahora
Transcripción completa

Soy Celia Hierro Fontenla

y me gustaría hablaros de mi tía abuela,

la Madre Luisa Sosa Fontenla,

fundadora de la obra de Jesús Nazareno de Nerva.

Nació en 1918 en Nerva, un pueblo minero de la provincia de Huelva,

tras la guerra civil, este pueblo quedó completamente devastado

por la pobreza, la hambruna y la enfermedad,

especialmente la tuberculosis.

Jesús Nazareno se apiadó de este pueblo,

de todo el sufrimiento que había en él,

y fijó sus ojos en una joven de 21 años, Luisa,

y la encargó una misión: le puso en el corazón

que cuidara de los enfermos.

Ella, junto con un grupo de amigas que se le unieron,

se dedicaron a cuidar enfermos en sus casas;

llevándoles toda la ayuda material que les era posible,

y la espiritual en el momento oportuno,

incluso llevando algún sacerdote,

los cuidaban de una manera verdaderamente heroica.

Ella decía: lloraba con los enfermos, sufría con ellos

y, en ocasiones, le pedía al Señor

que le mandara parte de sus sufrimientos,

porque se le partía el corazón verlos sufrir así.

Once años más tarde, el Señor puso sus ojos sobre las ancianas,

porque estas vivían en un completo estado de abandono,

no tenían ningún tipo de ayuda, ni pensión,

y el Señor se le manifiesta a la Madre Luisa Sosa

y le pide que cuide de las ancianas.

Ella, a partir de entonces, se dedicó a cuidarlas, a servirlas,

como viendo en ellas al mismo Jesús Nazareno.

Ella decía que las ancianas son nuestras señoras

y nosotras sus siervas;

a veces les besaba los pies a las ancianas,

era una cosa impresionante verlo.

Decía también que con las ancianas, caridad tierna y compasiva,

dulzura inalterable, y era así tal cual.

Hay una frase que resume muy bien su carisma que es:

"Queremos llevar con la limosna material un poco de consuelo

a las almas atribuladas,

para que éstas, agradecidas, vuelvan sus ojos a Dios,

lo amen y se conviertan".

El lema de la madre Luisa era: al hacer por la caridad.

Un punto muy importante en el carisma de la Madre Luisa,

fue preparar a las ancianas para la muerte,

para ese encuentro definitivo del alma con Dios,

ella decía que necesitaba un ambiente de tranquilidad y de paz

y ella se lo transmitía.

A la Madre Luisa le preocupaba mucho la salvación de las almas,

ella tenía sed por salvar almas,

y por ello, ella ofrecía todos sus sufrimientos y sus dolores,

que fueron muchos, muchísimos, demasiados, diría yo,

por sus numerosas enfermedades,

todo lo ofrecía al Señor, primero por su pecados

y en segundo lugar por la salvación de las almas.

Ella me decía muchas veces, Celia, si el Señor me lo manda

es porque me conviene.

Ella tenía la fuerza yendo tras las huellas de Jesús Nazareno,

viendo cómo se caía y se levantaba semidesnudo,

olvidado y despreciado por todos.

Ella decía tenemos que amar con todo nuestro corazón al Señor.

La Madre Luisa es un testigo actual

de cómo el sufrimiento llevado junto a la cruz de Cristo

nos consuela, nos da fortaleza,

nos da la paz interior que necesitamos,

especialmente, cuando estamos sufriendo,

incluso la alegría.

Termino con unos versos de una poesía que ella le compuso a Jesús Nazareno.

"Nazareno de mi alma vida de la vida mía,

sólo tengo paz y calma si estás a la vera mía."

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sirviendo a todos en Jesús Nazareno

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Testimonio - Sirviendo a todos en Jesús Nazareno

24 nov 2019

Testimonio sobre la Madre Luisa Sosa Fontela, fundadora de la Obra de Jesús Nazareno.

ver más sobre "Testimonio - Sirviendo a todos en Jesús Nazareno" ver menos sobre "Testimonio - Sirviendo a todos en Jesús Nazareno"
Programas completos (563)
Clips

Los últimos 566 programas de Testimonio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios