www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4040283
Para todos los públicos Teleplaneta - 29/05/2017
Transcripción completa

Hola qué tal?

Se acaba el mes de mayo y nos despedimos de él

con una nueva edición de Teleplaneta,

con nuestra habitual dosis de peligros naturales

y con la habitual vuelta al mundo a la caza de esos fenómenos.

Saltaremos de continente en continente para repasar

la actualidad aunque como ya saben no será lo único

que haremos en el programa.

Hay además noticias de ciencia y tecnología, la visita a Twitter

y las temperaturas extremas de la semana,

a lo que tenemos que sumar nuestro reportaje semanal,

en esta ocasión dedicado a los desiertos.

A medida que nos metemos en los meses centrales del año

comenzamos a ver cómo proliferan las olas de calor,

y por ejemplo en Japón ya se han metido de pleno en la primera.

Algunas prefecturas del país ya han visto los termómetros

por encima de los 35º C, como el caso de la prefectura de Gunma,

donde se han alcanzado los 35,3º que es la temperatura más alta

en lo que va de año en el país.

Muchas otras zonas han superado los 33º C,

y prácticamente los 30º se han tocado en todo el país.

Las autoridades se han preparado a conciencia para la llegada

del calor, que en Japón suele venir acompañado

de una importante humedad que hace que la sensación térmica

sea muy elevada, al igual que la deshidratación.

Se ha aconsejado a la población de mayor edad y a los enfermos,

a hidratarse y alejarse de la calle en las horas centrales del día,

en lo que es un aperitivo del siempre caluroso verano

en territorio nipón.

Si en Japón el problema es el calor,

en China lo son las lluvias, tanto en el interior del país

como en las zonas costeras.

En una gran mayoría de casos estas lluvias vienen derivadas

de los monzones que todos los años azotan esta parte del globo,

y que suelen dejar registros en algunos casos escandalosos.

En estos últimos días hemos visto caer hasta 514 litros-m2

en menos de 48 horas en algunas provincias,

lo que obviamente se ha traducido en inundaciones importantes

que han obligado a evacuar a miles de personas,

y que han dejado también miles de viviendas dañadas.

Las lluvias han dejado también deslizamientos de tierra

en numerosas regiones, con miles de personas incomunicadas

a las que se intenta llegar a través de los esfuerzos

del ejército, que como suele ser habitual en estos casos,

ha movilizado a miles de efectivos.

Situación también muy complicada estos días en Hong Kong,

afectada por el paso de varias tormentas que al igual

que en el caso anterior, han provocado inundaciones importantes

y muchos problemas de tráfico, incluyendo aquí al tráfico aéreo,

que se vio afectado durante horas por la intensidad de las tormentas

que cruzaban Hong Kong.

En este caso no se puede decir que esto pille por sorpresa

a sus habitantes, porque el mes que ahora comienza

es el más lluvioso de todo el año, y se registran

solo durante este mes una media de 456 litros-m2,

más de lo que llueve de media en Madrid en todo un año,

con lo que es fácil hacerse a la idea de lo que cae

en Hong Kong, que al cabo del año recoge el doble de agua

que por ejemplo ciudades como Lugo, Coruña o Santander.

Si algo hemos aprendido en este programa, y lo recalcamos siempre,

es que mayo es el mes de los tornados,

pero lo es en Estados Unidos, lo que no podíamos imaginar

es que hoy hablásemos de un tornado en Rumanía, pero la Naturaleza

a veces nos brinda estas sorpresas.

Y así ha sido en la región fronteriza entre Rumanía y Hungría,

donde han sido testigos esta semana de varios tornados

que han pasado de un país a otro dejando importantes daños.

Los habitantes de los lugares afectados han comentado

a los periodistas que se han desplazado a esas regiones

que en el pasado habían visto algún que otro tornado,

pero no de las dimensiones de los de estos días,

que han arrancado cientos de árboles,

y que han dejado daños en algunas viviendas.

Muy cerca de Rumanía, en Hungría, los problemas también han sido

muy importantes en estos días,

llegando a afectar a la capital, Budapest.

Las lluvias y las tormentas eléctricas han dejado

un espectáculo impresionante en los cielos húngaros,

mientras que los transeúntes intentaban refugiarse

y los conductores, más que conducir,

intentaban navegar en las calles de la ciudad.

Los daños han sido importantes en varias poblaciones

donde a las tormentas y la lluvia se ha sumado el granizo,

que ha alcanzado hasta 3 cm. de diámetro,

afectando a cientos de hectáreas de cultivos

que han quedado muy dañados.

Miles de personas se han quedado sin suministro eléctrico

y hay problemas de abastecimiento en algunas aldeas

de zonas de montaña.

Los pronósticos siguen apuntando a más tormentas

durante los próximos días en esta zona de Europa.

Saltamos el Océano Atlántico para irnos hasta los EE.UU.,

donde tenemos que hablar una semana más de tornados.

El mes de mayo se va a cerrar con más de 225 tornados,

o lo que es lo mismo, una media de más de 7 tornados diarios.

En estos últimos días la peor parte se la han llevado

en las dos Carolinas, Tennessee y Missouri.

El peor de todos en cuanto a daños se localizó

en el Condado de Sampsonl, en Carolina del Norte.

Allí los daños han sido muy importantes,

destrozando numerosas viviendas y dejando algunos heridos

de diversa consideración.

Este tornado en concreto recorrió 23 kilómetros, aunque no fue

el mayor de toda la serie de esta semana,

superado ligeramente por otro tornado,

también en Carolina del Norte, que recorrió dos kilómetros más

arrancando cientos de árboles en el condado de Stokes.

Durante estos últimos días hemos estado muy pendientes también

de los incendios forestales, que ya proliferan a medida

que el calor llega al hemisferio norte.

Muy pendientes han estado en la ciudad de San Diego

al conocido como Gate Fire, un incendio que ha consumido

cerca de mil hectáreas y que obligó a las autoridades

a cerrar algunas carreteras y ordenar algunas evacuaciones.

Los bomberos han luchado durante varios días contra las llamas

y finalmente una subida de la humedad en el aire

y una importante bajada de temperaturas permitieron

contenerlo primero y darlo por extinguido posteriormente.

Esta se prevé que sea una temporada difícil

en cuanto a incendios forestales, aunque las lluvias invernales

en California han hecho que la sequía se pueda dar por finalizada,

algo que ayudará sin duda a contener la cifra

de hectáreas quemadas a final del verano.

Resulta muy llamativo pensar que casi un tercio

de la superficie del planeta está dominada por los desiertos.

De entre todos los parajes que se pueden encontrar en el mundo

quizás sean los grandes olvidados, y eso que ellos tienen

una función vital en la regulación del clima,

y que miles de organismos se desarrollan y viven en ellos.

Por eso hoy, nuestro reportaje de la semana vuelve los ojos

a estas regiones tan inhóspitas como fascinantes.

Nuestro planeta está repleto de accidentes geográficos

de gran belleza y de gran influencia en la dinámica global.

Solemos admirarnos ante las grandes cordilleras, los inmensos ríos

que surcan los continentes o los vastos océanos,

únicos en nuestro sistema solar, pero pocas veces

se tienen en cuenta los desiertos,

tan fascinantes como cualquiera de los anteriores.

Y de hecho el mero hecho conceptual del desierto

nos lleva a cometer errores a todos.

Solemos ver a los desiertos como lugares en los que la arena

lo domina todo y las temperaturas pueden llegar a ser infernales,

pero esto es decir solo una media verdad.

Realmente un desierto es un lugar en el que escasean

o no se produce precipitación alguna durante el año,

estableciendo un umbral de unos 25 litros-m2

al cabo de los doce meses.

Pero no hay nada relativo a las temperaturas

al contrario de lo que se suele imaginar.

Casi un 30% de la superficie terrestre se corresponde

con desiertos, y de esa cantidad,

la mitad se computa a desiertos fríos.

Dentro de las zonas desérticas están las regiones polares,

donde la precipitación es realmente escasa y porque prácticamente

toda la humedad queda transformada en hielo, formando extensas capas

en algunos casos de más de 2000 metros de espesor.

Si hay algo que es común a todas estas zonas

son las condiciones extremas para la vida,

tanto en los cálidos como en los fríos.

A pesar de ello, si pudiéramos ver en detalle cada una

de esas regiones de nuestro planeta

veríamos cómo también la vida puede abrirse paso.

Aunque hostiles, también el ser humano ha conseguido establecerse

en regiones desérticas, no siempre con mucho éxito,

aunque últimamente estamos asistiendo a fenómenos

como el de Emiratos Árabes, donde florecen urbes vanguardistas

en un entorno climático en ocasiones casi inhumano.

Desde las zonas desérticas de Australia

a las grandes caravanas de la seda desde el interior de Asia,

el ser humano ha tenido que lidiar con estas barreras geográficas,

que hoy permanecen en muchos casos intactas.

Y entre todos ellos, el Sahara, el gran desierto

de más de 4,5 millones de km2 que abraza a siete países distintos

desde el Mar Rojo hasta el Océano Atlántico,

capaz de influir en las vidas de millones de personas

que viven en su entorno.

Generalmente olvidados para el gran público,

que tiende a pensar que el cambio climático no afecta

a los grandes desiertos del planeta

sin ellos el mundo no sería como lo vemos hoy.

Capaces de influir y regular muchos patrones climáticos,

comienzan a ser estudiados en profundidad para descubrir

con asombro que también ellos, los desiertos,

son vulnerables a la mano del hombre.

  • Teleplaneta - 29/05/2017

Programas completos (253)

Los últimos 256 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios