www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4753249
Para todos los públicos  Teleplaneta 24/09/2018
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?

Bienvenidos a una nueva temporada de Teleplaneta

tras el parón veraniego.

Nuevamente estamos aquí para repasar cada comienzo de semana

los peligros naturales más significativos

de los últimos días.

Obviamente el verano ha traído importantes huracanes y tifones,

erupciones volcánicas en estos últimos días

y tormentas en muchas zonas de Europa y del norte de África.

En nuestro tiempo de reportaje vamos a conocer mejor

la misión Icesat 2,

que fue lanzada hace unos días desde California.

Como siempre tendremos tiempo para otras noticias,

la visita a la red social twitter

y las temperaturas extremas de la semana.

Vamos a comenzar hoy en el sudeste asiático,

porque la temporada de tifones está siendo realmente activa

en esta zona del planeta,

y buena prueba de ello nos la ha dejado Mangkhut,

un supertifón que ha ido dejando un enorme reguero de destrucción

allá por donde ha pasado.

La peor parte se la han llevado en Filipinas,

donde más víctimas ha dejado el tifón,

que llevaba consigo lluvias torrenciales y vientos

que antes de tocar tierra llegaron a alcanzar los 320 km-hora.

Una vez en territorio filipino las mareas fueron devastadoras,

y con las fuertes lluvias

se desencadenaron enormes deslizamientos de tierra

que sepultaron decenas de viviendas.

El recorrido de Mangkhut continuó por el sudeste asiático

hasta llegar a territorio chino

donde dejó también importantes cicatrices en Hong Kong,

con millones de dólares en daños.

Una vez disipado,

el balance de este tifón es el peor en décadas,

con más de 100 fallecidos y unos 1800 millones de dólares en daños.

Otro de los lugares que habitualmente se ven sacudidos

por fenómenos de este tipo lo tenemos en el Atlántico,

concretamente en la costa este de los Estados Unidos.

Si bien en un principio la temporada de huracanes

no estaba siendo nada especial,

en estas últimas semanas el Océano Atlántico

parece haberse convertido en un hervidero de huracanes

y tormentas tropicales.

El más destacado de todos ellos ha sido Florence,

que tras un inicio titubeante

en la cercanía de las costas de Cabo Verde,

se fue desplazando hacia el otro lado del Atlántico

y tomando cada vez más intensidad hasta llegar a categoría 4,

cuando llegó a tener vientos sostenidos de 220 km-hora

a medida que se acercaba a territorio norteamericano,

donde llegó dejando en algunas zonas

más de 1000 litros por metro cuadrado

y provocando gravísimas inundaciones,

que finalmente se han saldado con 28 fallecidos

y más de 38 mil millones de dólares en daños.

Dejamos de momento las tormentas y pasamos a los volcanes,

que siguen generando noticias

en este año realmente activo en este campo.

Vamos en primer lugar hasta México,

donde en estas últimas fechas el Popocatepetl

está mostrando una importante actividad

con numerosas explosiones en su cima

que ha llevado a las autoridades a emitir diversos partes

en los que se solicita a la población

que no se acerquen al volcán por el peligro de caídas de rocas

o por la ocurrencia de flujos piroclásticos,

estableciéndose un perímetro de seguridad de 12 kilómetros.

En muchas poblaciones cercanas el coloso mexicano

se han registrado lluvias de ceniza de diversa intensidad.

El popocatepetl está en alerta amarilla fase 2,

tal y como lo han confirmado desde el centro nacional

de prevención de desastres.

Otro volcán que no descansa mucho es el Piton de la Fournaise,

en la Isla Reunión,

que esta pasada semana entraba en erupción

por cuarta vez en lo que llevamos de año.

Este es uno de los volcanes más activos del mundo

y desde el año 2004 ha entrado en erupción más de 40 veces.

El volcán no tiene poblaciones en las cercanías,

con lo que se convierte en un espectáculo que disfrutar

cada vez que entra en erupción,

si bien es cierto que sus erupciones son en general

de muy corta duración.

El Piton de la Fournaise se caracteriza

por sus erupciones de bajo índice de explosividad

en las que dominan las lavas fluidas

que surgen de fisuras abiertas en alguno de sus flancos,

dejando un precioso escenario como el que vemos.

Volvemos a hablar de mal tiempo, y ahora para ello nos desplazamos

hasta Nigeria, que ha visto en este mes de septiembre

las peores inundaciones en años en este país africano.

Los caudales del río Niger y el Benue

no han podido contenerse en sus cauces,

siendo estos los principales causantes de las inundaciones

que se han ido registrando en estas semanas

y que se han cebado sobre todo con las zonas más rurales del país.

Miles de personas han tenido que ser desplazadas

a otras regiones más seguras ante el avance de las aguas

en las zonas ribereñas,

y que podrían persistir en los próximos días

en un país que todos los años ve como las inundaciones

toman protagonismo, debido en gran medida

a la pésima gestión urbanística de las ciudades y pueblos afectados.

Hemos escuchado este verano que el mes de agosto había sido

el mes de agosto más tormentos desde comienzo de siglo,

con miles de rayos cayendo por todo el territorio nacional.

Esta tendencia se ha contagiado a la zona del Magreb

y particularmente a Marruecos y Túnez.

En territorio marroquí las tormentas han sido severas

con importantes inundaciones en diversas ciudades

e incluso fuertes granizadas en algunas zonas de montaña.

Los bomberos han tenido que salir a realizar decenas de actuaciones

para atender garajes y locales inundados,

mientras que las ramblas generalmente secas

han rebosado de agua en estos días de lluvias torrenciales,

que parece que podrían repetirse en el norte africano

en las próximas fechas.

La observación continua de los cambios

que se producen en nuestro planeta son una tarea diaria

que ha evolucionado en las últimas décadas de forma sorprendente.

De la recolección de datos en el campo

y su interpretación sobre un papel,

hemos pasado a la observación desde el espacio

con métodos más exactos

de los que podríamos utilizar nosotros mismos aquí abajo.

Es el caso de la puesta en órbita de uno de los proyectos

más ambiciosos de los últimos años, el Ice Sat 2.

El pasado día 15 partía de la base de Vanderbergh, en California,

el cohete que iba a poner en órbita este satélite

que se espera esté tomando datos de forma continua

durante los próximos tres años, aunque tiene combustible

para los próximos siete en caso que la misión quiera continuarse.

A bordo de este satélite, un sólo instrumento,

de los más complejos que se hayan puesto en órbita

en el campo de la observación de la Tierra

y que nos mirará desde una altura de 496 km sobre nuestras cabezas.

Un sistema de altímetro láser que desde el espacio medirá

el espesor de las masas heladas para hacer un mejor balance

de sus características, así como de la cubierta vegetal,

e incluso dará medidas extras de la topografía de las ciudades,

lagos o reservorios de agua.

Este sistema de láser, basado en la tecnología LIDAR

mide el tiempo que tardan en llegar a la superficie terrestre

un grupo de fotones y en regresar al propio satélite.

A partir de ahí un complejo sistema de ordenadores

procesarán esa información,

pero mejor dejar que los técnicos de la NASA nos lo expliquen.

Todo comienza con el láser que sale y va al doble espejo,

donde se curva noventa grados para dirigirse hacia el polarizador

y el resto de la estructura.

Aquí el láser se dirige a dos direcciones diferentes,

una de ellas a través del periscopio

para hacerlo llegar al punto de agrupación,

que es básicamente el lugar

del que saldrá el láser hacia la tierra

para medir la capa de hielo

y posteriormente regresar al satélite.

Esto es lo que utilizarán los científicos

para poder hacer sus cálculos del tiempo

que han tardado los fotones en ir y volver.

Otro de los puntos claves es el receptor,

sin el cual sería imposible agrupar los fotones

que regresan desde la Tierra y que son conducidos desde allí

hasta el instrumental que hará los complejos cálculos de este equipo.

Para el sistema de recepción lo más importante es el telescopio,

que en este caso como vemos aquí tiene un diámetro de 0,8 metros

en el espejo primario.

Este espejo primario es el que recoge y refleja los fotones

que llegan gracias a su curvatura.

Así es como funciona, recoge esos fotones

y gracias a su curvatura los agrupa

para enviarlos al espejo secundario,

que está al final de esta torre,

y lo que hace el espejo secundario es llevar los fotones

a través de esta columna a la trasera del telescopio,

donde están los detectores.

El telescopio está hecho de Berilio,

que es un material con cualidades únicas

y que le hacen perfecto para este trabajo.

El peso total del telescopio es de únicamente 22 kilos.

Pero cómo se realiza la medida de tiempo

en el viaje de ida y vuelta de los fotones?

Tener una precisión extrema es fundamental

para poder garantizar el éxito de la misión

y poder conocer con exactitud el balance de masas

de las zonas heladas de nuestro planeta.

Calcular el tiempo de viaje de los fotones

es básicamente como calcular el tiempo de un vuelo

en el que el recorrido sería desde el satélite

a la superficie del hielo y vuelta otra vez al satélite

en paquetes de información separados,

los de salida y los de llegada.

Todo comienza cuando miles de millones de fotones

llegan al punto de agrupación del láser,

y es ahí cuando nuestro tiempo de cálculo comienza.

El satélite nos manda un mensaje

con su posición exacta cada segundo,

con lo que desde allí calculamos el punto preciso de la superficie,

primero con una estimación a la que le damos

lo que denominamos un rango de ventana

y poco a poco ajustando hasta llegar al cálculo final.

Esta nueva misión del programa de observación terrestre de la NASA

vuelve a demostrar el compromiso constante con el conocimiento

de nuestro planeta,

y pone en valor el papel de la tecnología

en nuestro mundo diario,

en el que el planeta se ve cada vez más castigado

por la acción de un ser humano que no debe cejar en el empeño

de desentrañar todos los misterios

que aún guarda nuestro sistema natural.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta 24/09/2018

Programas completos (330)

Los últimos 333 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos