www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4072256
Para todos los públicos Teleplaneta - 19/06/2017
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?

Bienvenidos como cada comienzo de semana a Teleplaneta,

en un programa que hoy viene muy marcado

por el terrible incendio forestal que este fin de semana

ha provocado una auténtica catástrofe en Portugal

y del que daremos cumplida cuenta aquí.

Esta tragedia ha eclipsado a algunas otras noticias

que ocuparán nuestro tiempo de televisión

pero a las que también vamos a dedicar tiempo,

como los enormes problemas de deslizamientos de tierra

en Bangladesh, la segunda tormenta tropical del año en México,

el terremoto que sacudió Grecia o los tornados en EEUU y la nieve,

que ahora parece que se instala en California a pesar del verano.

No nos olvidaremos de otras noticias como siempre,

de la visita a Twitter

o de las temperaturas extremas de la semana,

que otra vez vuelven a ser realmente increíbles.

Hoy vamos a arrancar en Bangladesh,

ya que el incendio de Portugal va a ocupar el reportaje de hoy,

y porque también allí se ha vivido esta semana una difícil situación

por culpa de los deslizamientos de tierra.

La peor parte se la han llevado en la remota región de Rangamati,

donde al menos 136 personas habrían perdido la vida.

Las lluvias monzónicas están siendo especialmente violentas

en estos días, e incluso en la capital Dhaka,

se han recogido 222 litros por metro cuadrado.

Esto habría sido el detonante de estos deslizamientos de tierra,

en una zona según comentan

muy vulnerable a este tipo de fenómenos.

Además de los deslizamientos,

ha habido inundaciones muy importantes en zonas llanas,

lo que ha complicado aún más las labores de rescate

en esta zona de Bangladesh,

donde el acceso ya de por sí suele ser muy complicado.

Las lluvias continuarán en los próximos días,

lo que no permite vislumbrar una pronta vuelta a la normalidad.

Seguimos en Asia porque como saben también allí

la temporada de tifones está en pleno desarrollo,

y así ha sido esta semana,

cuando la zona sur de China se ha visto alcanzada por Merbok,

que aunque no tenía una gran intensidad,

sí que dejó algunos daños de consideración,

sobre todo en mobiliario urbano.

Las rachas de viento alcanzaron los 90 kilómetros por hora,

mientras que en algunas zonas se recogieron

más de 150 litros por metro cuadrado de lluvia.

Este tifón ha afectado con especial énfasis

a los aeropuertos de esa zona,

con decenas de vuelos cancelados por las rachas de viento,

siendo el mayor número en Shenzen, ciudad costera del sur chino.

También se han producido cancelaciones en el de Hong Kong,

y como no podía ser de otra forma,

la actividad pesquera quedó suspendida

en esta parte del planeta,

con cientos de barcos amarrados en los puertos

y sin poder salir a aguas abiertas.

Dejamos Asia por hoy en nuestras noticias,

y vamos hasta Europa,

donde esta semana, dentro de la sección de terremotos

tenemos que hablar de Grecia,

y concretamente de la isla de Lesbos,

donde un seísmo de magnitud 6,3 se dejó sentir

en buena parte del Mediterráneo.

Este terremoto fue bastante superficial,

ya que el hipocentro se localizó a unos 9 km de profundidad,

y tan sólo a 15 kilómetros al sur de la población de Plomarion,

de unos 3500 habitantes, y a la postre la que más sufrió

las consecuencias de este temblor de tierra.

Otra zona bastante afectada fue la ciudad de Mytilini,

donde también se produjeron daños, en una época del año

en la que esta zona de Grecia está llena de turistas,

sobre todo procedentes del Reino Unido.

Desde que se produjo el temblor principal,

cientos de réplicas han sacudido la zona,

la más importante localizada el pasado sábado,

y que alcanzó la magnitud 5, aunque no dejó daños.

Cruzamos el océano y vamos ya a los Estados Unidos

donde tenemos un par de noticias que comentar hoy.

La primera de ellas nos lleva a mirar con esperanza a California,

estado afectado en los últimos años por la peor sequía

de la que se tenían datos en la zona,

y que ahora, tras una tormenta en las zonas de montaña del estado

la semana pasada,

presenta un aspecto digno del más crudo invierno.

La cantidad de nieve en las sierras californianas

es un 180% mayor de la media para esta época del año,

y en algunos puntos ese porcentaje es aún mayor.

El dato que más llama la atención es de Alpine Meadows,

cerca del lago Tahoe,

que acumula esta semana más de siete metros de nieve.

Estas nevadas terminarán por cerrar el ciclo de sequía,

que ya se ve en datos.

El año pasado por estas fechas el 84% de suelo californiano

estaba en situación de sequía extrema,

mientras que hoy sólo hay un 8%, y en situación de sequía ligera.

El mes de junio sigue deparando espectaculares tormentas

a lo largo y ancho del globo,

y se ceban especialmente con los Estados Unidos,

donde estas son las verdaderas protagonistas meteorológicas

de la semana.

Y con ellas, los tornados.

Más de 80 se han registrado en lo que llevamos de mes,

elevando el total de la temporada a unos 880,

una de las cifras más altas de las últimas temporadas.

Estos se han dejado ver en múltiples estados,

pero han proliferando en Wisconsin, Wyoming

y las dos Dakotas, donde han dejado daños de consideración

en algunos casos.

El mayor de todos ellos recorrió nada menos que 63 kilómetros,

mientras que el de mayor diámetro tenía nada menos que 730 metros.

Afortunadamente ninguno de ellos

ha alcanzado una intensidad muy elevada en la escala Fujita,

siendo los mayores de grado 2.

La noticia de la semana,

y probablemente una de las que llevamos de año sin duda,

nos lleva a Portugal.

Allí este fin de semana se desataba

uno de los incendios forestales más trágicos del mundo

en los últimos años,

por razones que involucran a numerosos factores meteorológicos.

Hoy vamos a repasar todas las imágenes

que nos deja esta verdadera tragedia en tierras portuguesas.

Los incendios forestales son un peligro natural recurrente

en esta época del año,

y con una violencia e intensidad cada vez mayor.

Lo hemos venido observando en este programa

desde que comenzó su andadura,

y ahora, una tragedia sin precedentes

en nuestro país vecino, Portugal,

vuelve a recordarnos el drama de los incendios

y sus implicaciones, en este caso,

y por desgracia, no solo ambientales.

Una situación meteorológica excepcional, con temperaturas

que han superado holgadamente los 40º

en muchas zonas de la península ibérica,

y un balance hídrico muy deficiente

en estos primeros meses del año ponían el caldo de cultivo

para sufrir importantes incendios.

Pero a última hora, un factor que no por esperado

lo hacía menos peligroso se sumó a este cocktail,

las tormentas secas.

En este tipo de tormentas, la precipitación suele evaporarse

antes de llegar al suelo por falta de humedad en el ambiente,

pero los rayos siguen llegando a tierra.

Los expertos y autoridades portuguesas

ya han atribuido el origen del incendio a la caída de rayos,

aún tildan de inexplicable la rápida propagación del mismo,

aunque uniendo cabos las causas parecen cada vez más claras.

Las tormentas, que comenzaron a desatarse

a media mañana del sábado

dejaron una cantidad de rayos realmente sorprendente.

Miles fueron captados por los detectores

en el sector central de la península,

en una franja que cruzaba la misma de Oeste a Este.

Algunos de esos rayos habrían iniciado el fuego,

y a partir de ahí una combinación de altísimas temperaturas

de más de 35º, una humedad muy baja y sobre todo,

los fuertes vientos que se desarrollaron

por el diferencial térmico hicieron el resto.

Sólo así se puede explicar que el incendio atrapase

a decenas de vehículos que se encontraban en zonas boscosas

cercanas a localidad de Pedrógao,

y que no tuvieran ninguna opción de escapar

de un auténtico infierno.

Quizás a todo ello haya que sumar además el terrible balance hídrico

que llevamos en lo que va de 2017 en la Península Ibérica,

que hace que la vegetación se convierta

en un verdadero combustible para los incendios forestales.

De las dimensiones del incendio,

obviamente eclipsadas por las víctimas,

da clara cuenta el hecho de que más de 800 bomberos

y 250 vehículos estuvieran intentando contenerlo

en los cuatro frentes que presentaba.

Tendrán que pasar todavía algunos días

hasta que el incendio quede totalmente extinguido,

y se pueda hacer un balance más sosegado de esta tragedia,

la peor en el planeta

desde los devastadores incendios del Black Saturday

en Australia en 2009,

y el peor en la Península Ibérica desde que se tiene datos.

  • Teleplaneta - 19/06/2017

Programas completos (248)

Los últimos 251 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios