www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4638608
Para todos los públicos  Teleplaneta - 18/06/2018
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?

Traspasamos el ecuador del año y en esta última semana

siguen dominando las tormentas en Europa,

mientras que en regiones como Asia los tifones toman el protagonismo.

La llegada del calor comienza a dejar

los primeros incendios forestales de contaminación

y en las últimos horas hemos conocido ese terremoto

en la ciudad de Osaka en Japón que ha dejado algunas víctimas.

En nuestro tiempo de reportaje volvemos a mirar al Kilauea,

donde contaremos las novedades de nuestra visita al volcán hawaiano

y como siempre habrá tiempo

para el resto de secciones habituales del programa.

Seguimos en el viejo continente acuciados por las fuertes tormentas

que se están reproduciendo en numerosos países

y que están dejando importantes inundaciones

en zonas por ejemplo de Alemania, donde en algunos puntos

se llegaron a recoger hasta 80 litros por metro cuadrado

en una sola hora,

lo que ha generado importantes inundaciones,

y que por momentos fueron acompañadas de intensas granizadas.

Hay graves daños materiales en numerosas regiones,

y los cuerpos de emergencias han tenido que trabajar

durante varios días en tareas de desescombro,

sobre todo debido a la acumulación de ramas y árboles caídos.

Las previsiones apuntan a que las temperaturas

seguirán altas en estos días,

lo que podría desembocar en nuevas tormentas.

Vamos ahora hasta Escandinavia, que en estas últimas semanas

está haciendo frente a fenómenos naturales

más típicos del Sur de Europa que de esas latitudes.

Tras las olas de calor del último mes

le llega el turno ahora a los incendios forestales,

que han llegado a amenazar

a zonas periféricas de la capital, Estocolmo.

Las altas temperaturas totalmente inusuales

y los fuertes vientos han alimentado unas llamas

a las que se han enfrentado hasta 150 bomberos,

que al final han sido asistidos por diversos hidroaviones

para intentar atajar el fuego.

También en la zona central del país

otras brigadas luchan contra las llamas en una zona de bosque denso,

donde las llamas son empujadas también por los fuertes vientos,

complicando la situación por lo inaccesible

de algunos puntos donde se concentra el fuego.

También el fuego sigue presente en los Estados Unidos,

y sigue haciéndolo en el estado de California.

Le ha tocado esta semana el turno a la ciudad de Los Ángeles,

y más concretamente al famoso barrio de Beverly Hills,

donde las llamas se han acercado demasiado

a algunas de las mansiones allí presentes,

en una zona que ya hace unos meses

sufrió el paso de otro de los enormes incendios

que asolaron miles de hectáreas.

Más de 250 bomberos han luchado contra este fuego,

que no es el único que arde en la zona.

Al menos otra decena de incendios proliferan en el estado,

el peor de ellos amenazando a un centenar de casas

en la zona de Benedict Canyon,

donde cientos de bomberos luchan en condiciones muy difíciles.

La llegada de los primeros huracanes de la temporada

empiezan a dejar su huella en algunos países.

En la costa pacífica de México se estuvo dejando ver Bud,

el segundo huracán del año en esta región,

y que dejó lluvias torrenciales en los estados del pacífico.

Los estados de Jalisco y Guerrero

han sido los más castigados por las precipitaciones,

donde numerosas carreteras han sido cortadas y donde

en algunos puntos el agua llegó a superar el metro de profundidad.

El servicio ferroviario tuvo que ser interrumpido

porque muchas de las estaciones y muchos tramos de vía

quedaron sumergidos por las crecidas.

Durante la semana la situación se ha ido normalizando

y finalmente las incidencias quedaron resueltas

a la espera de la siguiente tormenta tropical de la semana.

Cerramos la primera parte con la noticia del terremoto

de esta madrugada en Japón, que ha alcanzado la magnitud 6,1

y que se ha localizado muy cerca de la ciudad de Osaka,

la segunda del país, en una zona que no es muy habitual

en la sismicidad nipona.

Con un hipocentro localizado a 13 km de profundidad,

no tuvo magnitud suficiente para generar una alerta de tsunami,

pero sí para provocar importantes daños

en algunas poblaciones hasta el punto de provocar víctimas.

Desde el momento del seísmo se han producido diversas réplicas

que han sido ampliamente sentidas por la población.

Miles de personas están sin suministro eléctrico

y el servicio del Shinkanzen, el famoso tren bala,

ha tenido que ser interrumpido para poder revisar las vías

y comprobar que todo está en orden.

Hace un par de semanas tuvimos la suerte de ser testigos

en primera persona de la erupción del volcán Kilauea, en Hawaii.

En mes y medio de proceso eruptivo,

las cifras que empieza a dejar la llamada fisura número 8

son sencillamente impresionantes.

Nosotros hemos estado con distintos protagonistas

involucrados en la vigilancia y control de la erupción,

y hoy se lo contamos en nuestro reportaje.

Desde el pasado comienzo de mayo, la nueva fase eruptiva del Kilauea

tiene centrada la atención de los amantes de los volcanes,

y en particular de este coloso hawaiiano.

Tras un mes y medio,

la erupción continua con una intensidad sorprendente

tras haber arrasado varias zonas pobladas

en las que ha engullido más de 500 casas

y sigue aún ganando terreno al mar.

Las 24 fisuras abiertas el pasado día 3 de mayo

han ido dando paso a una situación más estable

en la que ha tomado un protagonismo relevante la fisura número 8,

de donde sale gran cantidad de lava sin descanso.

Desde esa fisura número 8, lavas muy fluidas

y a gran velocidad han ido engullendo

cuanto encontraban a su paso, destruyendo más de 500 viviendas

en la peor erupción en un siglo del volcán.

El paisaje del Kilauea ha cambiado drásticamente.

Sus dos lagos de lava son ahora dos grandes fosos vacíos

que ofrecen una imagen estremecedora

y en donde se suceden los terremotos sin descanso

en medio de importantes colapsos de la estructura y cenizas

que cubren las carreteras de acceso.

Ladera abajo, la localidad de Pahoa intenta hacer vida normal

como el último bastión antes de entrar en territorio de exclusión,

la tierra que la diosa Pele ha reclamado para sí

con una violencia que hacía décadas no se recordaba en esta isla.

Cruzar el último check point es una puerta a otra dimensión,

y adentrarse en Leilani Estates

es la única forma de poder poner en contexto

el enorme poder de la naturaleza que allí se desata,

entre nubes de gases tóxicos, lluvias de piroclastos constantes

y decenas de coladas de lava que transforman el entorno.

La Guardia Nacional vela por la seguridad

de los pocos que allí entran, en una labor minuciosa

que logra a la vez proporcionar confianza y evitar pasos en falso

que pongan en peligro la integridad de nadie.

El mayor Jeff Hickman lleva la voz cantante

en la zona prohibida.

"Hemos sido solicitados como una asistencia al condado de Hawaii

para establecer controles en las carreteras,

rondas de patrulla en las zonas afectadas,

para asistir y acompañar a los medios de comunicación,

para comprobar la calidad del aire y a medida que la erupción

se ha ido haciendo más grande hemos mejorado."

La fisura número 8 sigue activa desde el comienzo de la erupción,

emitiendo material sin descanso y gases nocivos a la atmósfera.

Las coladas de lava han recorrido casi 13 kilómetros

hasta la costa donde la lucha entre el magma y el agua

se transforma en un despliegue natural grandioso.

El dióxido de azufre impregna una tercera parte de esta isla,

creando condiciones difíciles y graves episodios de lluvia ácida

debido a las lluvias presentes.

Mientras, el personal del observatorio

de los volcanes de Hawaii se vuelca con los medios

para dar los datos más exactos posibles,

en jornadas maratonianas ya no sólo de campo,

sino también ante los ciudadanos.

"Tenemos un grupo de gente haciendo medidas intentando estimar

el volumen de lava que sale en esta erupción.

Están distribuidos en diversos puntos trabajando

y por lo que sabemos más o menos todos coinciden en las cifras.

Estaríamos hablando

de varios cientos de metros cúbicos por segundo,

que es mucho más que las erupciones recientes

que ha tenido hasta ahora el volcán,

que estaban en el orden de 4 o 5 metros cúbicos por segundo,

con lo que estamos hablando de una gran cantidad de lava.

Pero hay una incertidumbre importante porque hay parámetros

que realmente desconocemos, como por ejemplo

la profundidad del canal de lava,

o cuánto del espacio de ese canal de lava

está ocupado por burbujas de gas o por la propia lava,

con lo que son estimaciones más que certidumbres".

A día de hoy la erupción continua en el rift este del Kilauea,

el pulso entre el fuego y el agua sigue en el océano,

y las imágenes de las coladas de lava

descendiendo desde la ya histórica fisura 8 dan la vuelta al mundo

demostrando una vez más que pocos espectáculos

son a la vez tan bellos y tan sobrecogedores

como una erupción volcánica.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta - 18/06/2018

Programas completos (293)

Los últimos 296 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos