www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5410466
Para todos los públicos  Teleplaneta - 14/10/2019
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?

Bienvenidos una semana más a Teleplaneta,

donde saben como siempre repasamos los fenómenos naturales

más destacados de los últimos días.

En esta semana la que comparten protagonismo el tifón Hagibis

e incendios forestales en California y Australia.

Como siempre habrá tiempo para otras noticias

y otros campos de la ciencia, visitaremos twitter y terminaremos

con las temperaturas extremas de la semana.

En cuanto al reportaje,

aprovechando la llegada de Hagibis a Japón

hablaremos de los tifones en el pacífico noroccidental.

Comenzamos con la que sin duda ha sido la noticia de la semana,

el paso del supertifón Hagibis por Japón,

que le ha convertido en el peor de estos fenómenos

en pasar por este territorio en décadas.

Hagibis tocó tierra tras haber perdido un poco de intensidad,

pero aún así fue capaz de dejar

un importante reguero de destrucción

por el centro y el norte del país.

Hasta el momento se habla de casi 40 fallecidos

y una decena de desaparecidos,

muchos de ellos arrastrados por el agua

en las espectaculares crecidas que han provocado

las lluvias torrenciales.

En algunas localidades el agua ha llegado a alcanzar

los segundos pisos de muchas viviendas.

Casi 400,000 hogares se han quedado sin suministro eléctrico

y se calcula que otros 15,000 no tienen agua,

lo que complica aún más la situación.

Los deslizamientos de terreno también han sido numerosos

y tras el paso de Hagibis queda empezar la reconstrucción

y el recuento de daños que sin duda serán históricos.

El recorrido del tifón hagibis ha sido bastante largo

tras su nacimiento como onda tropical

cerca de las islas Marshall el pasado 2 de octubre.

Tras su rápida intensificación, islas como Guam o las Marianas

recibieron varias alertas

al encontrarse en el camino de Hagibis

y se produjeron diversas evacuaciones,

sobre todo en zonas costeras,

donde se esperaban espectaculares crecidas de la marea

debido a la intensidad del tifón.

Además, las autoridades realizaron rápidas labores de limpieza

de cauces y líneas de costa antes de la llegada de Hagibis,

así como múltiples trabajos

para asegurar diversas infraestructuras.

La parte más intensa del tifón

la sufrieron en las islas del norte de Guam,

afortunadamente deshabitadas, donde el viento alcanzó

rachas de 260 kilómetros por hora.

El final del invierno en el hemisferio sur trae consigo

la aparición de diversos fenómenos naturales a Australia,

y con ellos los temidos incendios forestales,

cada vez más duraderos y de mayor tamaño.

Y no se han hecho esperar.

Sólo durante este fin de semana han ardido más de 80,000 hectáreas

en diferentes zonas del país, con más de doscientos focos

a los que prestar atención por parte de los bomberos.

Lo peor de todo es que algunos de estos incendios

han dejado víctimas en el este del país,

en el estado de Nueva Gales del Sur,

sumido en una dramática sequía que está intensificando

la violencia de los incendios.

Las autoridades y los expertos hablan

de la peor época sin lluvias

de la que se tiene memoria, pronosticando también

una difícil primavera y un peor verano en este país,

con daños irreparables en agricultura

y a muchas poblaciones que se encuentran

en el camino de las llamas.

El drama de los incendios no es solo exclusivo de Australia

en estos últimos días, ya que el estado de California

vuelve a revivir la pesadilla del fuego en muchos condados.

Ya hemos comentado en numerosas ocasiones

cómo los incendios forestales en este estado norteamericano

se han convertido en un fenómeno que no depende de las estaciones,

con lo que durante todo el año se lucha contra las llamas.

El más importante de todos cuantos hay activos ahora mismo

se localiza en el condado de Los Ángeles,

y arde sin control en la zona de Saddleridge,

un gran incendio que a esta hora está apenas contenido en un 50%

y que ha quemado ya más de 3500 hectáreas.

Unas 40 estructuras han sido pasto de las llamas,

incluyendo unas 30 viviendas

mientras que mil bomberos luchan contra el fuego.

Además, dos personas habrían perdido la vida

en otro incendio en el sur del estado.

Para acabar esta primera parte de noticias nos vamos hasta Paraguay,

que ha vivido el último año con el corazón en vilo

por las espectaculares y cíclicas inundaciones

que han azotado al país, y que según los expertos

son cada vez más intensas debido a factores ambientales

y a la mano del hombre, por la intensa deforestación

en zonas del país.

Durante la pasada semana el nivel del Río Paraguay ha descendido

a su nivel más bajo del año,

1,57 metros tras haber alcanzado los 7,58 en su momento álgido,

a menos de medio metro de la cota de catástrofe meteorológica.

Miles de familias están pudiendo regresar a casa

gracias a la bajada de nivel,

aunque aún hay unas dos mil familias

que permanecen todavía en refugios temporales

a la espera del retroceso definitivo de las aguas

y poder así regresar a sus hogares.

La llegada de Hagibis a Japón vuelve a poner de manifiesto

la vulnerabilidad del ser humano ante los tifones.

Generados en la zona noroccidental del Pacífico,

son más prolíficos que los huracanes del Atlántico,

y en muchas ocasiones más intensos que estos.

El impacto de Hagibis en territorio japonés

nos sirve como introducción perfecta

para dedicar nuestro reportaje a los tifones.

Al igual que en el Océano Atlántico

el verano y el otoño vienen marcados

por la temporada de huracanes, la región occidental del Pacífico

también sufre el embate de grandes ciclones tropicales,

que en este caso se denominan tifones,

y que presentan sus propias particularidades

respecto a los huracanes.

Una de las primeras particularidades de estos ciclones

es su periodo de ocurrencia.

Si bien proliferan de forma notable entre agosto y octubre,

los tifones pueden formarse sin ningún problema

en cualquier época del año.

Otra característica que suele apuntarse a los tifones

es su proliferación, dando así la sensación

de que se generan muchos al cabo del año.

Esto no deja de ser cierto,

ya que estadísticamente se ha comprobado

que casi un tercio de los ciclones tropicales

que aparecen en el planeta lo hacen en forma de tifón

en esta región del Pacífico.

En cuanto a su génesis, no es distinta a la que da lugar

a los huracanes en el Atlántico,

con los que comparten muchas características,

algunas de ellas bien conocidas por todos.

Inestabilidad atmosférica,

aguas oceánicas con temperaturas superiores a los 26,5 grados

y alta humedad en niveles bajos y medios de la atmósfera.

Esta alta incidencia de tifones redunda en su intensidad.

Si uno acude a las tablas

con los registros de ciclones más intensos en nuestro planeta,

se podría comprobar que muchos de ellos son tifones

generados en el Pacífico noroccidental.

A la intensidad hay que sumar un tercer factor

que ya no es dependiente del tifón en sí,

pero que hace de ellos un fenómeno natural

devastador para el ser humano, que no es otro que las regiones

amenazadas por sus trayectorias.

Territorios como Japón, Filipinas, China, Taiwán

reúnen a cientos de millones de personas

que se ven amenazados en ocasiones por tifones monstruosos

capaces de generar auténticas tragedias,

dejando cicatrices de difícil cura.

Si hablamos de récords, es difícil destacar

porque hay muchos tifones que comparten cifras similares,

pero a lo largo de los años de emisión de este programa

el recuerdo del tifón Haiyan en Filipinas no puede olvidarse.

Tocando tierra en noviembre de 2013,

se convirtió en el tifón con mayores velocidades jamás medidas,

con vientos sostenidos de 315kmm/h

y que dejó un rastro de destrucción masivo,

con más de 6500 víctimas

y daños por más de 3000 millones de dólares en el país.

En estos días varios tifones pululan

por el Pacífico noroccidental, entre ellos Hagibis,

que alcanzó la categoría de súper tifón

con vientos cercanos a los 300km/h

dejando graves daños en Japón, donde ha dejado también

varios récords, otro tifón más

en una larga lista que no tiene fin,

y que seguirá alimentada en la región del planeta

con mayor actividad ciclónica.

Pues como siempre las temperaturas

nos sirven para poner el punto y final al programa de hoy.

Regresamos dentro de una semana

pero ya saben que nos pueden volver a ver

en la web de esta casa, Rtve a la carta

y seguirnos en twitter, en ¡rtveteleplaneta

Les esperamos dentro de siete días,

con más naturaleza, ciencia y tecnología.

Hasta la semana que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta - 14/10/2019

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter
Programas completos (337)

Los últimos 340 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos