www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4631911
Para todos los públicos  Teleplaneta - 11/06/2018
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?

Estamos ya de regreso en el estudio de Teleplaneta

tras nuestro periplo en el Kilauea

para seguir contando los fenómenos naturales

que se distribuye alrededor del mundo.

Hoy nuevamente miraremos al volcán hawaiano

en la que ya es su peor erupción en un siglo,

y miraremos también a las espectaculares tormentas

que se han producido por toda Europa en los últimos días.

Habrá tiempo para más noticias de otros campos de la ciencia,

y en nuestro reportaje hablaremos

de la erupción del volcán de Fuego, en Guatemala,

que sigue dejando ríos de tinta, tendremos nuestra visita a twitter

y las temperaturas extremas de la semana.

Comenzamos en Hawaii y seguimos allí

pendientes de la erupción del Kilauea

que esta semana ha dado una vuelta de tuerca más.

La zona de Kapoho Bay ya es historia

después de que durante estos días las inmensas coladas de lava

que salen de la fisura 8 hayan llegado a este lugar

tras recorrer más de 12 kilómetros de distancia.

La lava sigue llegando en grandes cantidades

y son ya más de 500 las casas que han sido engullidas por el magma,

que ahora entra al océano pacífico en tres puntos diferentes.

Se ha cumplido ya un mes desde el comienzo de esta erupción

y son más de 110 millones de metros cúbicos

los que han sido emitidos desde las 24 bocas que se han abierto,

de las cuales la ya nombrada fisura número 8 es la más activa.

A poco que llega el calor al estado de California

se desatan los incendios forestales

en esta zona de los EE.UU.

Y es que tal y como han comentado durante esta semana

voces autorizadas en la materia,

ya se puede considerar que cualquier época

es temporada de incendios en territorio californiano.

Estos días lo han visto muy de cerca

en la zona de Santa Clarita,

donde se han ordenado decenas de evacuaciones

por la proximidad del fuego a zonas pobladas.

La misma situación se vive en otros incendios,

como los que afectan

a los condados de Glenn, Tehama o San Benito,

que entre todos ellos han resultado

con más de 1500 hectáreas calcinadas.

Algunos, como el de Glenn apenas están controlados al 35%,

lo que elevará la cifra de hectáreas consumidas por el fuego.

Nos meternos en territorio europeo

porque ha sido una semana de fuertes tormentas

que han dejado importantes daños en numerosos países.

Quizás la situación más delicada

se vive a orillas del Danubio en Hungría, a su paso por Budapest.

El río se ha desbordado en varios puntos a su paso

por la ciudad como resultado de las fuertes tormentas

en una primavera atípica en cuanto a precipitaciones,

ya que según los expertos está siendo excesivamente húmeda.

Las previsiones apuntan a que durante el día de hoy

el nivel del río haya alcanzado los 8,95 m, 30 cm más

que en las inundaciones de 2006,

y peligrosamente cerca de la marca de los 9,35 metros,

que es el punto de rebose

de las protecciones del centro de la ciudad.

Siete mil soldados han sido desplegados,

así como varios miles de voluntarios

que luchan no sólo contra el río

sino también contra las fuertes granizadas.

Otro país que está siendo batido por las fuertes tormentas

es Bulgaria,

donde en al menos 10 regiones han tenido que elevar las alertas

por la gran cantidad de agua caída.

Estas lluvias llegan en medio de altas temperaturas

que llegan en algunos puntos a los 33 grados

lo que favorece el desarrollo de este tipo de fenómenos.

El noroeste del país es el más afectado

con avisos de acumulación de precipitación de hasta 30 l/m2.

Al igual que en el caso húngaro, se ha movilizado al ejército

para acceder a las zonas más remotas

donde algunas aldeas han quedado aisladas

por las crecidas de los ríos

y por algunos desprendimientos en laderas de montañas.

Más tormentas ahora en Francia, donde numerosas regiones

han sido también alcanzadas por las fuertes tormentas

que se han distribuido por el viejo continente.

El sur del país es el más afectado

y en este caso hay que hablar de víctimas,

alcanzadas por las riadas

y las crecidas de numerosos ríos y barrancos.

Las autoridades y los expertos de Meteo France ya habían avisado

que la situación era muy compleja

y que las tormentas como al final ha sido

podrían haber desarrollado gran violencia.

En algunas regiones han llegado a caer más de 40 l/m2

en apenas un par de horas,

con lo que hacía imposible para el suelo

poder absorber semejante cantidad de agua.

Esto ha provocado crecidas súbitas y fuertes riadas

que han causado daños millonarios,

mientras que se mira de reojo al pronóstico del tiempo,

que anuncia más tormentas para los próximos días.

No dejamos de hablar de tormentas

porque otro de los países afectados durante estos días

ha sido Polonia,

que ha visto como el caos se apoderaba de multitud de ciudades.

Aunque la peor parte se la llevaron

como en el caso de Francia en el sur del país,

más de 4000 bomberos se han implicado

en las tareas de limpieza

a lo largo y ancho del territorio polaco,

donde también han intervenido hasta 800 unidades móviles.

Más de 100 edificios han sufrido daños severos,

450 locales han resultado inundados

e incluso la gran cantidad de rayos caída

ha provocado cinco incendios en diferentes puntos del país

que afortunadamente fueron controlados

sin demasiada dificultad.

Los daños se cuentan por millones y se ha pedido al gobierno

que declare zona catastrófica a los puntos más afectados

por esta secuencia de tormentas.

Cambiamos radicalmente de protagonista.

Hemos oído mucho en este programa la palabra sequía,

y es cierto que en una mayoría de veces lo hacemos mirando a África,

pero hoy lo hacemos hablando de Dinamarca.

En este país el pasado mes de mayo fue el más seco

de los últimos 130 años,

y parece que el futuro a corto plazo no mejora la situación.

El mes pasado de media cayeron en el país 11 l/m2,

una cifra muy lejos de los registros habituales.

Valga el caso de la ciudad de Horsens,

donde han caído 2 l/m2 en todo el mes,

cuando la media histórica es de 46.

La preocupación crece ante las previsiones de que el tiempo

permanezca estable durante este mes, lo que llevaría al país

a una situación de sequía nunca vista antes.

En la escala de sequía del país, que va de 1 a 10,

ya se ha alcanzado el nivel 7.

La erupción del volcán de Fuego es sin duda una de las tragedias

de mayor calado en lo que llevamos de año

en lo que a fenómenos naturales se refiere,

y por lo que parece a priori,

no sólo habría que echar la culpa a la montaña.

La alta cifra de víctimas está provocando

una gran polémica en el país ante lo que parece un grave problema

de falta de información a la población

sobre las capacidades destructivas del volcán de Fuego.

En lo que llevamos de año

los volcanes están tomando un importante protagonismo

en cuanto a peligros naturales se refiere.

Son ya varias las erupciones

que han tenido minutos en las noticias de todo el mundo,

aunque por desgracia una de ellas se ha convertido

en una de las más mortíferas de los últimos años,

la del volcán de Fuego, en Guatemala.

Este país centroamericano tiene algunos de los volcanes

más bellos de mundo,

pero que también se han caracterizado

por su historial violento y explosivo,

que ha dejado algunos de los peores desastres

en la historia de la volcanología,

como la erupción de Santa María o las posteriores de Santiaguito.

Ahora le ha tocado el turno al volcán de Fuego,

alrededor del cual y en un radio de apenas 35 km

se sitúan 1,7 millones de personas.

Con una gran explosividad en su registro histórico

el pasado día 3 entró en erupción provocando una auténtica tragedia

que por lo que se ha podido ver hasta ahora

no sólo hay que poner en el debe del volcán.

Con una explosión inicial que generó una columna de cenizas

de 15 km de altura, rápidamente se produjo la transición

a los temibles flujos piroclásticos,

que descendieron vertiginosamente por las laderas del volcán

afectando sobre todo a las poblaciones de El Rodeo,

Las Lajas y Escuintla todas ellas en el flanco sur.

Los primero informes hablan de la total desaparición

del pueblo de San Miguel Los Lotes,

enterrada bajo una imponente masa de lodo.

Porque otro de los grandes problemas durante esta erupción

ha sido la presencia de lluvias torrenciales

que generaron importantes flujos de lodo,

de infausto recuerdo tras la erupción del Nevado del Ruiz.

Las imágenes que han llegado de la zona

han dado la vuelta al mundo,

pero también ha elevado muchas incógnitas

que obligatoriamente habrá que responder con el tiempo.

El número de víctimas no es definitivo,

pero ya se habla de unas doscientas.

Las dudas surgen ahora en torno a la vigilancia volcánica

y tanto o más importante, al nivel de conocimiento de la población

de los peligros volcánicos en las zonas en donde residían.

Es incomprensible ver

cómo ante la llegada de los flujos piroclásticos

la gente no sólo no huyó, sino que en algunos casos

permaneció grabando con sus teléfonos móviles

como si estos fueran inocuos.

O cómo ante la presencia de lluvias torrenciales

y la inmensa caída de cenizas las poblaciones cercanas a ríos

o barrancos no comenzaron evacuaciones inmediatas

ante la certeza de que se iban a producir lahares.

La tragedia del volcán de Fuego

vuelve a poner sobre la mesa diversas cuestiones

que todo aquel que vive en regiones volcánicamente activas

debe tener muy presente.

¿Sabemos lo que significa vivir sobre un territorio volcánico?

¿Conocemos los distintos peligros volcánicos

y cómo reducir el riesgo al que nos enfrentamos?

Preguntas que para cientos de personas

una vez más llegarán tarde de nuevo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta - 11/06/2018

Programas completos (293)

Los últimos 296 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos