www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5054199
Para todos los públicos  Teleplaneta - 11/03/2019
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?.

Estamos de regreso una semana más en Teleplaneta para hacer

un repaso de las noticias más destacadas de los últimos días

en el mundo en lo que se refiere a peligros naturales,

y que siguen teniendo al invierno como protogonista.

También hablaremos de tornados y avalanchas de nieve

en nuestro tiempo de reportaje sin olvidarnos como cada semana

de otras noticias de ciencia, la visita a twitter

y las temperaturas extremas de la semana.

Una semana más tenemos que seguir pendientes de los EE.UU.

por diferentes fenómenos naturales

y vamos a comenzar hablando de nuevo de tornados.

Aún intentan recuperarse y volver a la normalidad

en las zonas afectadas de Alabama y Georgia

tras el paso de un descomunal tornado de intensidad 4

en la escala Fujita y que como ya dijimos la semana pasada

dejaba 23 muertos y 97 heridos.

Los daños y la intensidad del mismo le convierten

en el más dañino desde el tornado de Moore, en 2013,

y el primero en alcanzar intensidad 4 desde abril de 2017.

Los tornados han continuado apareciendo durante la semana

en diferentes estados del medio oeste

y dejan ya el total para 2019 en 85, cifra que a buen seguro

aumentará en las próximas semanas a medida que nos acercamos

a los momentos más activos de la temporada.

No dejamos los EE.UU. porque el país sigue siendo afectado

como decíamos por múltiples fenómenos meteorólogicos.

Nos movemos ahora hasta el noreste del país,

donde una fuerte borrasca ha dejado tormentas

bastante intensas que sobre todo han afectado al área de Boston.

Allí varias localidades han decidido suspender

las actividades escolares ante la intensidad de las nevadas

para evitar así males mayores y tras ver

cómo decenas de carreteras quedaban intransitables

por la cantidad de nieve caída.

Multitud de coches han quedado atrapados ralentizando el tráfico

en los accesos a la ciudad, que además de la nieve

ha visto estos días caer las temperaturas hasta los -10ºC.

Miles de personas han tenido que salir pala en mano

a las calles para limpiar los accesos a las casas,

aunque el ayuntamiento ha advertido contra una tradición en esta zona,

que es la de colocar sillas o cajas en las zonas limpias

para que otros vecinos no se aprovechen

y aparquen allí sus coches.

La temporada invernal sigue dejando gran cantidad de nieve

en muchos estados del oeste americano,

y uno de los más afectados en estos últimos días

ha sido Colorado.

La gran cantidad de nieve caída ha provocado

un importante incremento en el número de aludes de nieve,

que se han prodigado en estos últimos días.

Algunos de ellos han alcanzado dimensiones realmente importantes,

llegando incluso a afectar a varias carreteras interestatales

que han tenido que ser cerradas al tráfico.

En algunos de estos aludes la masa de nieve ha llegado a alcanzar

a varios vehículos que se desplazaban en ese momento

por las vías sin que afortunadamente haya que lamentar

daños personales.

Otro país donde el invierno suele mostrar su cara más fría es Turquía

Con su gran tamaño y su posición geográfica, el país otomano

es capaz de tener zonas en las que la temperatura es casi primaveral

y otras donde la nieve no desaparece en toda la estación.

Estos días hemos visto una curiosa imagen en la ciudad de Eleskirt,

en la zona oriental turca, y que nos muestra la nieve

cayendo desde un tejado de una casa de la localidad.

No ha habido que lamentar heridos pero desde luego

deja una curiosa imagen que nos recuerda los peligros

de la nieve acumulada incluso en zonas urbanas como esta.

Vamos a terminar la sección de noticias en Italia,

con la sorprendente situación del Río Po, el más largo de Italia

que sufre una importante sequía.

fluvial son los típicos del mes de agosto,

alcanzando en algunos puntos un caudal prácticamente nulo.

La ausencia de precipitaciones en condiciones han provocado

que la situación sea declarada como crítica.

Una primavera adelantada y la necesidad de riego

de las zonas de cultivo ha diezmado el nivel del río

que en muchos puntos está incluso por debajo del cero hídrico,

punto en el que no se puede extraer agua para irrigar campos.

Los expertos equiparan esta situación con la vivida en 2007,

que en aquel entonces dejó miles de millones de euros

en daños a la agricultura local.

La llegada de la primavera suele coincidir también

con el comienzo de la temporada de tornados en los Estados Unidos.

Aunque estos pueden producirse casi todo el año,

se concentran en estos meses, y además, en un alto porcentaje,

en la misma zona, un corredor que se mueve

de norte a sur del país en la zona del medio oeste

y que se conoce como el pasillo de los tornados

Este año la temporada de tornados en los Estados Unidos ha comenzado

de la peor forma posible, con una potente serie

en los estados de Alabama y Georgia que han dejado

un importante número de víctimas y que nos recuerda

que son estos fenómenos meteorológicos un peligro natural

en zonas concretas de ese país.

Los tornados pueden producirse en casi cualquier lugar

y en cualquier época del año, pero cuando se echa la vista atrás

y se realiza una búsqueda de los más importantes,

se cae rápidamente en la cuenta de que suelen producirse

en un grupo de estados muy concreto.

Y es que existe una región en los Estados Unidos

conocida como el Tornado Áley donde se concentran

los que alcanzan mayores intensidades,

generalmente aquellos que superan el nivel 3 en la escala Fujita,

y que abarca desde Texas al sur a Minessotta en el norte.

No es una demarcación oficial, e incluso existe

otro pequeño rincón conocido como Dixie Áley,

que incluiría a la zona conlindante con el Mississippi.

Lo cierto es que es en estas dos regiones

donde se concentran los tornados, y no lo hacen por casualidad.

Ahí se produce un importante choque de masas de aire

que llegan desde regiones muy diversas

y que tienen características muy particulares.

Ese mix de aires frío del norte con la humedad proveniente

del golfo de México y la adición de aire seco

desde las zonas áridas del país es el que provoca que sobre todo

entre abril y septiembre los tornados se adueñen de estas zonas.

Por lo pronto en lo que llevamos de año son ya 80 los tornados

que se han reportado en esta región que dejan 24 víctimas,

cuando en todo el año 2018 sólo se produjeron 10,

la cifra más baja de la que se tenía registro.

En cuanto a la intensidad, el peor de todos ha sido

el de esta pasada semana en Lee County, Alabama,

que tras recorrer la cifra record de 110 kilómetros

y un diámetro de 1500 metros, ha sido finalmente catalogado

como EF4, un nuevo monstruo meteorológico generado

en el corredor de los tornados norteamericano.

Estos días hemos visto también gran cantidad de aludes

en muchos puntos de montaña.

Las fuertes nevadas o la subida de las temperaturas

son algunas de las causas que están detrás de estas avalanchas

que en ocasiones pueden ser de dimensiones colosales

e incluso alcanzar velocidades superiores a los 300 kmh.

A medida que el calendario va avanzando hacia la primavera,

muchas zonas de montaña de nuestro planeta vuelven su vista

hacia sus cumbres nevadas con el convencimiento

de que un peligro natural acecha de forma persistente

durante estas semanas,

y que más pronto que tarde acaban haciendo acto de presencia.

Son los aludes de nieve.

En estas últimas fechas hemos visto infinidad de vídeos

en los que se observan decenas de aludes de nieve

en diferentes cordilleras de nuestro planeta,

ninguna está libre de sufrirlos, porque al fin y al cabo

su dinámica sigue una serie de principios físicos

muy bien determinados.

Y aunque a pesar de que al ver las imágenes de estas avalanchas

pensemos que son todas iguales,

la realidad es que hay tipos muy diferentes,

ya no sólo obviamente por su tamaño,

pero sí por su estructura y dinámica.

El incremento de temperaturas,

el deshielo parcial de la capa de nieve

y los cambios estructurales de la capa de nieve

están detrás de muchos aludes, pero un gran número también

están provocados durante grandes nevadas

debido a la sobrecarga de nieve en las cimas y laderas.

Los más habituales en medios de comunicación

son los aludes de nieve polvo, que tienen potencial para recorrer

enormes distancias y mover miles de toneladas de material

generando daños inmensos y amenazando las vidas

de quienes se encuentran en las cercanías.

Uno de los datos más desconocidos por el público en general

es la velocidad que puede llegar a alcanzar un alud de nieve,

que si llega a encontrarse con condiciones favorables

pueden llegar a superar los 300 kmh.

Existen numerosas escalas para medir los aludes de nieve

en función del territorio en el que nos encontremos ,

y así están la europea, quizás la más utilizada

y la norteamericana, ambas bastante similares

aunque la europea es más comprensible

y con dimensiones mejor establecidas.

Aunque la mayoría de los aludes no recorren

más que unas decenas de metros, en algunos casos

pueden llegar a alcanzar el nivel máximo en la escala europea, el 4,

con distancias superiores a los 1000 metros recorridos,

y volúmenes de más de 10.000 metros cúbicos de nieve,

lo que hace de estos espectaculares fenómenos

uno de los peligros naturales más temidos en la montaña.

Pues como siempre las temperaturas nos sirven para poner

el punto y final al programa de hoy.

Regresamos dentro de una semana pero ya saben

que nos pueden volver a ver en la web de esta casa,

Rtve a la carta y seguirnos en twitter, en ¡rtveteleplaneta.

Les esperamos dentro de 7 días, con muchas más cosas,

ciencia y tecnología. Hasta la semana que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta - 11/03/2019

Programas completos (312)

Los últimos 315 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos